Reseña: Vida de un Idiota y Otras Confesiones, de Akutagawa Ryūnosuke

Este ejemplar contiene siete relatos puestos en el orden cronológico en que fueron escritos y por ese orden los iré comentando. Deciros que los tres últimos fueron publicados póstumamente; casi todo lo que vais a leer está cargado de un alto contenido autobiográfico, donde nos percataremos del estado psicológico del autor en cada momento y su obsesión por la muerte. Para Akutagawa Ryūnosuke, incluso el brillo del día era una sombra sobre su alegría. Perseguido por la demencia de su madre, no podía olvidar el fantasma de la locura que se posaba en su hombro, siempre susurrando. A pesar de esto, o tal vez debido a ello, Akutagawa sufría por la belleza. Le daba vida con sus palabras, convirtiéndose casi sin quererlo, en uno de los escritores japoneses más respetados de su tiempo. Pero estas distinciones no le llenaban un corazón que ya tenía roto. En lo último que dejó escrito, intentó alcanzar las alturas que sólo él podía ver. Derramó su alma en su última obra, esta que hoy os traigo, Vida de un Idiota y Otras Confesiones.

En esta breve colección de autobiografía y testamento, hay un rayo de esperanza con el relato titulado Las mandarinas, donde nos cuenta el encuentro casual con una niña en un viaje en tren, de la que siente rechazo. Todo cambiará cuando ella enseñe unas simples mandarinas, por que dicen que cuando uno ve la luz, uno sabe lo que es la verdadera oscuridad. El caso de Ryūnosuke Akutagawa, que tenía el don de la visión para reconocer la belleza. Su gran tristeza es que nunca pudo apreciar la suya propia…

En Extractos de la agenda de Yasukichi, leeremos lo que fue su vida dando clases de inglés en la Escuela Naval de Yokosuka. Sabremos de personajes que iban o trabajaban en esa escuela, de algún sufrimiento que le tocó vivir. Al borde del mar, es una extraña historia de fantasmas. Registro de defunciones, en solo una frase nos lo dice todo: «Mi madre estaba loca». Seguiremos su drama más personal, la muerte de sus padres y su hermana mayor. Engranajes, cuenta que nada parece ayudarle a un hombre atormentado, que sufre alucinaciones, lo más seguro por la medicación que tomaba y que hasta la luz del sol se le hacía insoportable. Su frase final es tremenda.

En los dos últimos Vida de un idiota… y Extractos de la agenda de Yasukichi, se recogen sus estados de ánimo y sus pensamientos. Una vida interior destrozada que le acabaría llevando a la tragedia.

Fragmentos poéticos y filosóficos dentro de un libro muy íntimo que se lee con tranquilidad. Una autobiografía dura, entrañable, de un hombre que rogaba su propia muerte. Satori Ediciones trajo las últimas palabras escritas de este autor, una despedida de un escritor increíble.