Crónicas Literarias

Reseña: El Wendigo y Otros Relatos Extraños y Macabros, de Algernon Blackwood


La editorial Valdemar en su colección Gótica ha reunido en este volumen una selección de los mejores relatos de Blackwood; veintitrés historias extraídas de nueve diferentes colecciones publicadas entre 1906 y 1921. Hombre de espíritu inquieto y aventurero, lo que más destacaría de él es, la fuerza que conseguía en sus relatos, cosa que tiene muchísimo que ver con el hecho de haber sido un gran viajero. Recorrió mucho lográndose empapar de todos los ambientes que conoció, de una manera en la que muy poca gente lo logra. Dedicó parte de su vida a escribir sobre el mundo sobrenatural. Su interés por lo oculto le llevo hasta el The Ghost Club, donde se dedicaban a investigar fenómenos paranormales. Un autor al que según vayamos leyendo entenderemos que intentaba buscar más el asombro del lector que provocarle miedo. Tiene una capacidad inusual para introducirte dentro de una tensión psicológica durante la lectura. La severidad de su configuración se lee con una belleza minimalista. Terrible y encantador, es un artesano de las palabras. Todos sus relatos son joyas que han sobrepasado el propio tiempo. El libro comienza con una de ellas, La casa vacía, una historia clásica de casa encantada y fantasmas, donde una tía y su sobrino en plan caza-fantasmas intentarán pasar una noche en una casa con reputación de embrujada. Cuando ambos ponen sus pies dentro de ese lugar, tía Julia le relatara la historia de un crimen. ¿Estáis preparados para conocerla?

Una isla encantada, Un caso de oídas, Cumplió su promesa…, son más cortos y certeros. Hasta llegar a mitad del libro que os encontraréis con El que escucha y Los sauces. El primero es donde a través de un diario sabremos de un escritor solitario y sonámbulo, la obsesión de que un misterioso personaje aguarda en su apartamento. Del segundo, según dijo el gran H.P. Lovecraft, vais a leer el mejor cuento de terror de la literatura inglesa. Un narrador y su compañero de origen sueco se encuentran navegando en una canoa en aguas del Danubio, descendiendo hacia el mar Negro. Todo parece tranquilo hasta que unas aguas bravas les hacen acampar en una pequeña isla rodeada de sauces. Una amenaza antigua rasgará su canoa…

Más abajo después de leer maravillas como El baile de la muerte, La víspera de la fiesta de mayo y El cuento de fantasmas de la mujer, llegaremos al relato que da título al libro, El Wendigo. Un relato oscuro, emocionante, una de las primeras historias que escribió, una historia que parte del misterio que esconde sigue todavía influyendo en muchos escritores de horror. Escrita en 1910, nos da una lección narrativa dentro de lo que es una novela corta. Con una simpleza que asombra, es capaz de crear una atmósfera incómoda. En el extremo norte del hemisferio de América, entre la frontera con Canadá, son profundos los bosques que permanecen sin explorar. Indomables, son el hogar de osos, lobos y cosas mucho peores. El Wendigo, es uno de los más terroríficos. Deambula por la oscuridad, en bosques helados en busca de hombres perdidos. Lo hueles, ese olor a muerte, de la carne en descomposición contaminando el olor a pino de prístina. Lugares solitarios con poca humanidad. Sólo una criatura tan implacable podría sobrevivir y prosperar allí. Este es el Wendigo. Le seguirán otros relatos: El embrujo del mar, El incendio del páramo, El hechizo de la nieve… y más. Todos ellos increíbles de leer.

Hay libros que son un verdadero placer. Esta antología es además una joya única e inolvidable.

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.