Crónicas Literarias

Reseña: El Bosque Maldito, de John McCray


Empezar diciendo que este libro se editó cinco años atrás en México y yo lo compré de segunda mano. Ciento treinta y cinco páginas en letra grande que se leen de una sentada. Difícil de conseguir, hace de él uno de esos libros buscados en el mundo friki del Terror. Ahora, ¿es un buen libro? ¿Vale la pena su búsqueda? Por calidad escrita no. Esa es la verdad. Narrado muy simple, dando la sensación de que McCray quiso abarcar demasiados temas sin llegar a desarrollarlos y sin darle forma definitiva a la historia, entiendes que dentro del fondo de lo paranormal se esconde una denuncia social. Pero todo el conjunto en vez de tomar fuerza va debilitándose. ¿Y la base de la historia? Eso ya es otra cosa. Aquí tenemos el típico caso de un autor que tuvo una buena idea pero no supo plasmarla bien luego en papel. Sus primeras páginas son muy buenas. Logra dejarte intrigado. El monstruo informe, esa masa tumefacta de pelos pestilentes y llenos de sangre, cuyos rasgos más aterradores en un principio no se describen; cosa que se agradece teniendo nosotros que imaginarlos. Un bosque sombrío que tomará vida con la llegada de la noche, un juego de matar y devorar gente…

El Bosque Maldito nos introducirá en un lugar de muertes sangrientas, de personas intuyendo que no pueden escapar de las garras de esa pesadilla, vamos a seguir un rastro de intriga, narcos, acción y mucha tierra empapada en sangre. El autor comienza con una historia de asesinatos aterradores inusuales. Tal como describe la forma en que son perseguidas sus víctimas, te hace imaginar una especie de Wendigo. Los lectores tardaremos en conocer los pormenores o la identidad de «eso» que los está matando. Por lo que seguimos con entusiasmo los pequeños detalles mientras el oficial de policía Martínez trabaja para exponernos una explicación ante los cuerpos desmembrados y violados. Mientras busca desentrañar el misterio y se tambalea tomando decisiones que nos parecerán bastante irracionales, tendremos poco conocimiento de la mente asesina. Así que durante varios capítulos sólo podemos seguir los pensamientos interesantes del oficial de policía buscando la verdad.

Asesinatos intensos, John McCray reúne todos los horrores de la muerte en una colección de los sentidos que abruman, con vísceras fuera del cuerpo o trozos de carne adheridas al follaje del bosque. Son esos momentos los que llenarán esta narración de misterio y horror, pero las palabras no terminan de acompañar, no te deja pegado al sofá de lectura. Y es una lástima por que la versión novela corta de este libro, podría haber sido un verdadero libro de culto dentro del género de Terror.

Sin duda, lo mejor es el giro escabroso que tomará todo cuando se acompaña el tema de un inquietante experimento científico que nos recuerda unos pasajes de la famosa novela La Isla del Doctor Moreau, del gran H. G. Wells.

Con un final tan inquietante que casi podría decir que le queda bien a la rareza del libro.

En definitiva, más buscado por ejemplar curioso que por calidad literaria.

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.