Crónicas Literarias

Reseña: Ocho Fantasmas Ingleses, de VVAA


No creo que exista en la tierra un lugar con más apariciones y lugares encantados que Inglaterra. Ocho novelistas británicos contemporáneos permanecieron dentro de lugares históricos conocidos por sus leyendas. La idea era sumergirse en el espíritu de estos tesoros nacionales y dejar que el pasado se filtrara en sus escritos. Pasar tiempo a solas en esas atmósferas oscuras les permitió canalizar estas apariencias en su trabajo.

Las historias son frescas e imaginativas, aunque las raíces están impregnadas de antigüedad. Historias de ahora, modernas, que en sí no llegan a causar pesadillas, pero llevan la esencia fantasmal en sus palabras. No vamos a leer nada que nos impacte, ni siquiera hay violencia, son relatos que evocan sentimientos, recuerdos o fe. Más que asustar a los protagonistas, desean comunicarse con ellos, castigarlos o incluso amarlos. Ocho relatos ubicados en la mansión jacobea de Audley, el fuerte romano de Housesteads, los castillos de Dover, Kenilworth, Pendennis y Carlisle, el palacio de Eltham y un búnker de la guerra fría situado en York.

Elizabeth era una de las contratadas para restaurar un tétrico retablo en la mansión jacobea. Decían que estaba maldito. El panel genera una extraña sensación siniestra que se irá apoderando de la protagonista. El segundo relato nos traslada al siglo XVIII, al castillo de Carlisle. Lanyard es un fiscal al que todos temen y éste debe ajusticiar a unos prisioneros por rebelión. Una historia espeluznante con un mono que le da un toque macabro. Por otro lado, una mujer viajando a una realidad alternativa dentro de un búnker, un vigilante de seguridad que trabaja de noche en un castillo empieza a sentir una extraña presencia, una actriz de teatro norteamericana viajará hasta el castillo de Dover para meterse en el papel de Ofelia en la obra de Hamlet que interpretará. No fue una buena idea… El fuerte romano de Housesteads y su legendario muro será lo que visitará una familia esperando que la fuerza mística que impregna ese sitio les ayude en sus problemas. Y más. Dos mujeres han elegido el castillo de Pendennis para casarse. No saben que en dicho lugar habitan unos fantasmas a los que les une el amor y la tragedia. Y el último, La señora Charbury en Eltham, mi favorito. La Sra. Charbury regresa al palacio de Eltham para revivir la noche en que desapareció su hermana pequeña. La niña contaba que veía un hombre con una capa marrón a los pies de su cama.

Historias de aparecidos que se han adaptado al paso del tiempo y continúan tocando nuestras vidas. Sutiles fantasmas que se alojan en nuestra imaginación y echan raíces. Se aferran tenazmente, como un árbol al borde del acantilado. Se niegan a caerse. Permanecen, encaramados susurrando al viento. Porque saben que nunca dejaremos de buscarlos en los relatos. El libro cierra con un magnifico ensayo de los lugares encantados que han dado vida a estas historias.

Me ha encantado, lo recomiendo mucho.

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.