Crónicas Literarias

Reseña: La Música de los Prodigios, de Costa Alcalá


Año 1590. El libro comienza con unas pocas páginas del cuaderno de William Browne. Sabremos en su lectura que él formaba parte de una expedición que fundaría la colonia Roanoke,  en la cual tras su llegada sólo hallaron ruinas y huesos. Gracias a ese diario tendremos constancia de las dificultades que padecieron en esa isla de prodigios y monstruos donde una extraña música puede convertirse en la salvación de aquella comunidad. Lo que ellos no sabían es que ese poder no puede dominarse…

Año 1725. Edenton (Virginia) hasta ese sitio llegará Olive Woodcombe una joven de diecisiete años, proveniente de Europa, para contraer un matrimonio concertado por su padre. Allí los colonos intentan sobrevivir entre monstruos y nativos americanos a los que les van quitando las tierras. Hester, su hermana lleva siete años viviendo en ese lugar como esposa del fiscal de la inquisición, una institución que persigue a los prodigios por herejía. Ella, en cambio, busca aquella antigua melodía esperando poder traer con ella una vida mejor para su colonia…

Nos encontramos ante una maravillosa novela de aventuras y magia situada en las colonias británicas del S. XVIII donde está muy presente el despojo de tierras y tesoros a los nativos. Una ucronía sobre la conquista de América por parte de los ingleses en la cual bestias y monstruos existen bajo el nombre de Prodigios, lo que en Europa eran meras leyendas, allí son realidad. Criaturas fantásticas como los comehombres, serpientes cornudas, Bakwas (a los que no les deben aceptar la comida que les ofrecen) o el Wendigo (espíritu caníbal del invierno), entre otros. En este libro se cuenta una descripción precisa del primer colonialismo a través de un grupo agradable de personajes con los que es fácil identificarse. La magia y el amor se atenúan con el dolor y la violencia para crear una narrativa auténtica. Dentro de esta historia ficticia, el mensaje central sobre los males de la opresión es abrumador. Una escritura con diferentes voces ya que va cambiando el narrador en cada capítulo. A medida que el lector recorre las páginas, el destino de los personajes se vive con intensidad. Cada protagonista se siente de carne y hueso porque su autora Costa Alcalá nos dejó una historia viva llena de detalles y matices; más allá de las dos hermanas, hay otros protagonistas iguales o más interesantes, todos ellos implicados en los asuntos de los nativos y los Prodigios. Destacar entre ellos a Hernán de Urrea, un preso que nos contará su pasado, y Maai, una joven indígena con el don de encontrar cosas.

Los eventos son maravillosos y horribles. Desde plagas y bestias temibles hasta magia impresionante, todo tendrá un efecto profundo y duradero. Las ilustraciones de Inma Moya realzan las poderosas imágenes del entorno y las criaturas que lo pueblan. Vais a leer una increíble aventura donde los monstruos y las leyendas son una realidad. Pero el contexto histórico nos grita que los monstruos no siempre son bestias armadas con garras y colmillos, también son hombres codiciosos. Una ambientación inmejorable tanto de los asentamientos como de la selva. Acción y traiciones, magia y seres fantásticos crean un mundo asombroso y a veces aterrador, porque los prodigios pueden pedirse, pero nunca saben que consecuencias traerán.

Mezcla de historia y magia, las guerras de nativos y colonos nos recuerdan una verdad no siempre contada en los libros de texto. Os animo a adentraros en este universo inolvidable.

Categorías

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.