Crónicas Literarias

Reseña: Subsolar, de Emilio Bueso


Subsolar es la tercera entrega de la trilogía Los Ojos Bizcos del Sol, una saga donde se junta la Fantasía y la Ciencia Ficción. Al igual que los dos anteriores volúmenes, Transcrepuscular y Antisolar, la voz de la historia la llevará de nuevo el Alguacil. Sería bueno que hubierais leído los otros dos ejemplares, pero si por alguna razón te dio por empezar por Subsolar sin saberlo, hay pequeños resúmenes y comentarios para que no te pierdas quiénes son los personajes y de dónde vienen.

Empiezo.

La historia que vais a leer es cuando el Alguacil, el Trapo, Winng Meling, la Regidora y un grupo de aventureros que los acompañan, reunirán a habitantes de diferentes pueblos para enfrentarse a la Gran Colonia y poder decidir así el destino del Círculo Crepuscular. Lo primero que sorprenderá es que la colonia del hemisferio Subsolar es occidental. Las casas son de ladrillo y el ambiente es muy parecido al de un western, pero en vez de apaches tienen una plaga de horribles y gigantescas langostas. El dueño de la tasca habla al estilo mejicano, la verdad que le da un toque divertido. Pero será entre las imágenes tremendas que nos deja Emilio Bueso cuando te pones a pensar. Vale, hay bichos gigantes, pero se juntan armas antiguas y alta tecnología, es como si la humanidad hubiera evolucionado a la vez que convive con su pasado. No sé cómo explicarlo, pero creo que un buen ejemplo sería Japón donde conviven tecnología y tradición. Así es el mundo por el que se mueven estos personajes. Una maravillosa historia que parece sacada después de tomarse uno un LSD: caravana de escorpiones, una alfombra voladora, surcar corrientes freáticas, dunas salpicadas por cristales de sol, volcanes apagados, una ciudad avispero o la ciudad de las siete montañas que esconde mil colores y aromas; todo eso y más nace de la increíble imaginación del autor. Quedaréis deslumbrados por esas maravillas, a la vez que seguiréis unos diálogos tremendamente realistas, algunos serios y otros salpicados de humor. Vamos, Bueso cien por cien. Personajes nuevos que os encantarán y golpes para dar, recibir y exportar.

Ahí se abrirán cuestiones planteadas, preguntas que, sin embargo, darán una nueva reflexión y una gran animación al libro. Dependemos mucho de nuestra supervivencia como especie, e igualmente, la vida simbiótica como en el caso del ganado o las bacterias en nuestro intestino, también dependen de nosotros. En la sociedad, dependemos unos de otros, cada individuo cumple su función para que la sociedad siga progresando. Pero, ¿dónde termina eso? ¿Cuándo un individuo deja de ser singular y se convierte en un engranaje? ¿Puede llevar esto a la perdida de la humanidad tal como la conocemos? El lector tendrá mucho que pensar en Subsolar, y eso digan lo que digan, siempre es buena señal en un libro.

Pero si algo es Subsolar, es el final de la saga y ahí es donde estaréis diciendo, vale dinos, ¿se cierra bien? ¿Es lo que esperábamos? ¿Se le fue la pinza? Bueno, tendremos la batalla final juntándose hombres contra horribles bichos. Aunque la base es una guerra tal y como la conocemos, de verdades, mentiras, sueños rotos y los puñeteros traidores que siempre están ahí; es curioso que sin entrar en grandes detalles entiendes lo que ocurre en diferentes bandos. Os tocará adentraros en ese universo para saber el desenlace. Y lo mejor es el modo en que lo describió en tan pocas páginas, dejándolo perfecto, no es un resumen, es el arte de saber escribir, ni más ni menos.

No siempre se sabe terminar una saga de historias a satisfacción del lector. Magnífica hasta la última página. Ahora Trapo sabe la verdad. ¿Quieres saberla tú también? A veces la libertad también consiste en ser libre uno mismo. Sólo eso. ¿Qué en España no se escriben grandes cosas?

Anda ya.

Categorías

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.