Crónicas Literarias

Reseña: La Chica de la Carta, de Emily Gunnis


Todo comenzó con una carta conmovedora. Una chica encerrada contra su voluntad, un misterio por resolver. Vais a leer una historia fascinante y desgarradora que se mueve entre el pasado y el presente.

1956. Una chica joven llamada Ivy Jenkins se queda embarazada sin estar casada. Sus padres, avergonzados, la envían a St. Margaret, una institución llevada por monjas (este detalle ya me puso en alerta que iba a leer un auténtico drama). Aquello, no me atrevo a ponerle nombre de casa, es un sitio oscuro, lóbrego, para madres solteras. El bebe de Ivy será adoptado en contra de su voluntad y ella, en fin, os lo dejo para que lo sepáis vosotros mismos…

2017. Bastantes años después, Samantha Harper, una periodista, encuentra en manos de su abuela una carta que le conmueve profundamente. La misiva es de una joven madre que ruega la saquen de St. Margaret, antes de que sea demasiado tarde. Sesenta años después, Samantha quiere descubrir qué pasó en realidad en lo que parece una trágica historia relacionada con una serie de inexplicables muertes alrededor de esa chica que escribió la carta y su hijo. Pero ese lugar está a punto de ser demolido.

¿Logrará la periodista saber la verdad? ¿Por qué tenía su abuela esa carta?

Verdad, historia y ficción se combinan a la perfección en esta increíble novela de Emily Gunnis. Las cartas son una prueba desgarradora de que a veces lo que se consideraba caridad por parte de las monjas, no lo era. No importaba si era venganza por sus propios úteros vacíos o para ocultar sus propios pecados. Muchas vidas fueron destrozadas en nombre de la penitencia y el pecado. Si sólo fuera ficción… Pero la historia muestra que el aspecto más aterrador se basa en la realidad, creando una lectura desgarradora. Una lectura cargada de tantas emociones que es prácticamente imposible separar la ficción, de los hechos verídicos.

La autora une al lector tan estrechamente el destino y las cartas de Ivy, que nada quedará libre hasta la última página. Con un manejo magistral de un tema muy delicado y tabú; la sensibilidad que ha demostrado la autora con sus palabras es admirable a la vez que mueve una historia repleta de capas con personajes que destacan en sus caracteres complejos. Lidiando con un dolor y una ira demasiado real. La pérdida que experimentan, resuena con la misma pérdida a la que todos nos hemos enfrentado en alguna ocasión. Emily aprovecha la naturaleza humana que todos compartimos y extrae la esencia de una madre que ha perdido a su hijo.

Intenso sufrimiento captado en varias páginas.

Esas muertes inexplicables que rodean a la mujer y su hijo, la periodista intentando descubrir ese misterio apenas unas horas antes de ser demolido el edificio, novela que se lee con tensión. Lectura de puro sufrimiento que no puedes dejar de leer. Aunque el estigma y la crueldad a lo que fueron sometidas esas madres solteras es terrible, son las palabras de Emily Gunnis lo que mantendrá al lector agarrado al libro.

Sobresaliente su prosa. Una gran novela de esas que se quedan en tu memoria demasiado tiempo.

Categorías

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.