Crónicas Literarias

Reseña: Asilo Arkham. Año Uno, de Dennis O’Neil, Jesús Saiz, Paul Dini, Devin Grayson, Mark Buckingham, Kieron Dwyer y VVAA


Asilo Arkham: Año Uno puede ser perfectamente el integral mas completo e ideal en cuanto a calidad/precio que podéis encontrar actualmente entre las novedades de ECC Cómics. Tal como se anuncia -y creo que es una forma genial de describirlo-, relata los orígenes de los principales antagonistas del Caballero Oscuro en un volumen irrepetible. Maestros del cómic como Dennis O’Neil, Jesús Saiz, Paul Dini, Devin Grayson, Mark Buckingham o Kieron Dwyer, están detrás. No es moco de pavo, ni un refrito, como está tan de moda decir a las primeras de cambio. Algunos títulos sobresalen en el desarrollo de personajes; otros en el desarrollo de lugares o entornos, “ambientación”, una palabra muy rolera que inspira; pero lo que esta claro es que el Universo DC es tremendamente rico en personajes, su entorno o ambientación se define de manera más significativa en términos de personajes, pero cuando ciertos autores se ponen a desarrollar lugares y personajes de forma seria, lo petan. Y un volumen donde esto esplende es Asilo Arkham: Año Uno.

El Asilo Arkham, hogar de muchos de los villanos de Batman cuando no andan en sus fechorías libremente…

Al igual que Miller se paró a pensar un día que un personaje como Batman necesitaba un reinicio (Batman: Año Uno) -en realidad, algo más especial que un reinicio-, es decir, una mini saga donde se narra el primer año en que dicho personaje comienza a desarrollarse como “ese” personaje. No fue sino una forma chula de contarnos algo muy interesante en formato breve. Esa era su columna vertebral. Por eso es obvio que después de tal éxito vinieran muchos «años uno»; unos mejores y otros peores, las como son. Pero de los cuales -este que anda por aquí-, decidió un día leerlos todos.

Abre el tomo con Two Face: Year One, dos numeritos que preveía que no me iban a gustar, ya que, el origen de ese personaje se manejó de brillante en la peli y decidí quedarme con eso, casi que no deseaba saber nada más. Si no del todo, encontré un argumento aquí que hace un esfuerzo valiente por sustituirlo y gustará a muchos por que, en realidad, lo supera. Mark Sable no ignora las historias anteriores, y no solo reconoce El Largo Halloween, sino que los asesinatos de Holiday son parte integral de la historia.

Una forma brillante de empezar el tomo.

A raíz de Death and the Maidens, Batman recibió una carta póstuma de Ra’s al Ghul que relataba que los Pozos de Lázaro eran una fuerza de la naturaleza, y que al destruirlos, Batman había alterado el equilibrio natural. ¿Un ejemplo? Llos muertos comienzan a levantarse en Gotham, y pronto será invadido por zombies. Un segundo nivel de la carta de Ra le da a Batman una serie de pistas para descubrir cómo crear un Pozo de Lazaro, y después… Descubrí que la historia era mucho más fácil si la imaginaba como una película. ¡Por qué de aquí saldría un peliculón!

No hay duda de que esta historia (Year One: Batman/Ra’s al Ghul) está relacionada también con Batman Begins, y no es otra cosa que un modo diferente de ver porque los productores se asustaron al enterarse que Ra’s, estaba, en los cómics, muerto. Francamente, me sorprendió y también ver que no sugería la resurrección de Ra.

Una espinita ha salido de mi corazón, por fin. En más de una, he contado que del único villano del oreja picudas que no había leido hasta ahora una historia que me hubiera entusiasmado era de El Espantapájaros. Dibujado por Sean Murphy (ya empezamos bien) encontré en Year One: Batman/Scarecrow, a un bien maquetado Dr. Jonathan Crane, uno de los villanos más antiguos de Batman, que es exactamente lo que parece: un tipo flaco, vestido como un espantapájaros que corre por ahí aterrorizando a la gente con armas convencionales o su marca registrada, la toxina del miedo. Clásico, puro e ilustrado de forma contemporánea. Un cómic en dos partes publicado por DC en 2005. Esencialmente, un recuento de la historia de su origen. Magnifico. Sencillo y gustoso de leer. Un camino de venganza contra aquellos que le han hecho daño anteriormente mientras vislumbramos su infancia.

Y así podría seguir casi eternamente describiéndoos el tomo en el que los más duros villanos del Caballero Oscuro, también tuvieron su primer año como tal, entre desesperación, lágrimas y dolor. Pero también locura, desazón, incomprensión y tristeza. Asilo Arkham: Año Uno relata los orígenes de los principales antagonistas del Caballero Oscuro en un volumen irrepetible, que cuenta con grandes autores, y mucha tristeza por estar al otro lado. Ese en que la vida te clava puñales por la espalda, cuando solo necesitas caricias.

Artísticamente, este volumen es una pasada.

Una obra diferente en muchos sentidos.

¡Felices Fiestas!

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.