Crónicas Literarias

Reseña: Mundo Mutante, de Richard Corben y Jason Strnad


Quizás por lo estrambótico, quizás por sus originales diseños tan realistas, los dibujos de Richard Corben marcaron a toda una generación de lectores de cómics entre los que me encuentro. Para el insensato, Richard Corben es uno de los creadores de narrativa gráfica más influyentes y talentosos de USA. Un animador, ilustrador, editor y dibujante que comenzó a navegar por la tumultuosa ola de mezcla de contraculturas independientes de los 60´s y 70´s del siglo pasado. Un autor portentoso que se convirtió en fuerza internacional en la narración pictórica aportando la originalidad de la suya propia. Estilo y visión inconfundibles. Muy conocido por su dominio del aerógrafo y su estilización anatómica cautivadora y excesiva, todo expresado en una predilección infame por el horror deliciosamente malvado y oscuramente cómico. Además del erotismo seductor que impregna sus cuentos de Terror, Fantasía y Ciencia Ficción. En ese orden. Por que sí, friends, Corben manejaba los tres grandes géneros con absoluta maestría. Aunque la mayoría de nosotros llegamos a él por el camino del miedo. Del buen Terror de las grandes revistas como Creepy, Eerie, Vampirella o 1984. Toda una serie de relatos de Terror que en USA publicaba Warren Publishing y que aquí fueron adoptados por mi adorada y extinta editorial Toutain. Donde Richard Corben era referente. Y digo “manejaba” por que es uno de los grandes maestros consagrados que nos dejó en el maldito año 2020 que acabamos de dejar atrás. Hace poco más de un mes de su fallecimiento…

Casi como un homenaje (¡Continuad, por favor!), ECC Ediciones ha tenido a bien rescatar una de las obras fundamentales en la bibliografía del maestro del cómic de Terror. La maravillosa Mundo Mutante, una obra que marcó mis escritos en mi adolescencia, y una que puede hacer más de treinta años que no leo; por supuesto, no contaba con ella en mi colección. Así que vuelve a estar disponible esta obra que nadie debería dejar pasar. Una edición quizás definitiva, además de supervisada por sus autores que incluye sus introducciones originales y un artículo exclusivo firmado por el reputado colorista (¡Y amigo mío por Facebook!), el gran José Villarrubia.

Aquí, la revista 1984 comenzó a serializar Mundo Mutante. Pero la obra es de 1982. Una historia diferente con la que Jan Strnad y Richard Corben nos transportaron a un mundo post-apocalíptico víctima del momento. Y es que los mundos post-apocalípticos ocupan un lugar destacado en el catálogo de Corben. De hecho, el lado más suave del Armageddon aparece en gran medida en esta colección estridente y subversivamente oscura del artista y su colaborador inseparable por un tiempo, Jan Strnad. La historia recopilada aquí se serializó originalmente en la revista norteamericana Heavy Metal, que es donde a mi me cautivó por primera vez. Esta edición que os reseño hoy, restaura los contextos e intención, originales.

¿Y qué cuenta? Los divertidísimos horrores comienzan con una especie de prólogo que presenta al Nuevo Mundo destrozado y a su superviviente más comprensivo: un tonto de tez poderosa pero intelectualmente desafiante apodado Dimento. En los escombros resplandecientes de la civilización, el hambre está en todas partes y casi todo lo que queda con vida quiere comerse a todo lo demás. Pero cuando Dimento ataca al caballo de una hermosa mujer, ella lo convence de que conoce un lugar maravilloso con cantidad de comida disponible. Y ese y otros anhelos, despiertan el corazón simplista y jovial de Dimento. En agradecimiento por su paciencia, la rolliza Julie promete enseñarle donde se encuentra el paraíso-manjar de huevos gigantes. Pero durante el trayecto se toparán con los viejos y mezquinos matones mutantes Zug, Dimlit y Weasel que los acecharán y le robarán la comida. A partir de aquí, toda una serie de sucesos empiezan a desencadenar una bola de nieve de luchas mutantes, destrucción y violencia, al que el coloso con apariencia de niño, le va a cambiar la existencia.

Sacerdotes, guerreros, bandidos deformados, merodeadores, una “princesa” en apuros… Se abre las puertas a un infierno donde lo tecnológico y los genetistas insensibles también tienen cabida. Y todo por hacer algo con los últimos hijos de la humanidad que en detrimento llevan a personificarse en un ejército de monstruos.

Explosivamente violenta, mordaz, cargada de fatalidad, erotismo y brutalmente divertida, esta saga seminal captura perfectamente el tono de los tiempos cuando fue escrita. Los últimos días de la política de la Guerra Fría y esa idea en mente de muchos de Destrucción Mutua Asegurada, por culpa de cabezas nucleares a la espera de ser activadas. Los tensos diálogos de Strnad lo ejemplifican en varias ocasiones (“¡Bombardearnos y acabar con esto de una vez!).

Un cuento de CF mordaz, diferente, que todo buen lector de cómics debería conocer.

Categorías

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.