Crónicas Literarias

Reseña: El Morador, de Daria Pietrzak


Esta es una historia de brujas antiguas y nuevas, de maldiciones heredadas, de seres demoníacos más viejos que el propio tiempo. Ésta es la historia de tres familias unidas por un mismo ser morador. Una narración que una vez leída arraigará hasta las propias raíces del alma quedándose para siempre. Por que, aunque los eventos que vais a leer son ficción y la mente intentará convencernos de ello, algo en vuestras huellas ancestrales insiste en que puede ser cierto. Demasiados milenios calentándose alrededor de un fuego mientras escuchaban hablar de demonios: ahora nuestro ADN no puede hacer otra cosa que temblar ante estos hechos monstruosos que nos traen el recuerdo de terrores mitológicos que sólo duermen esperando ser despertados.

Es la historia de una granja sobre la colina entre campos limitando con el bosque, como podría ser cualquier otra, construida sobre una base de esperanza y amor. Hasta allí regresa Lis, a esa casa de su infancia tras la muerte de su abuela Clara. Ella recuerda las vacaciones de verano que pasó junto a su hermano. La tranquilidad terminará pronto cuando empiece a sentir cierta perturbación y crea ver la sombra de un ser. En sus manos acabará el diario de Clara revelando una historia siniestra que no sólo cuenta la participación de su propia abuela con un ser malvado, sino que narra la historia de los antiguos residentes de esta granja. Muchas vidas han sido perseguidas por dicho ente demoníaco que posee, bebe y se alimenta de sus víctimas.

El conocimiento es poder, y ella se apresura a terminar el diario para comprender este Mal que ha perseguido a tres generaciones de mujeres. Brujas, montañas encantadas, seres malignos y las maldiciones generacionales se despliegan a medida que pasamos las páginas, cada una de las cuales va llevándonos al terror más profundo, cuando los gritos se transforman en locura. Daria Pietrzak usa una prosa poética en su escritura, nos maravillamos con palabras bonitas que llevan tanto terror escondido en ellas. Nuestros ojos buscarán ahí en esa sombra, pero sólo hallaremos el mismo horror que sintieron las protagonistas que lo tuvieron junto a ellas. Esas flores de diente de león que cubren toda la tierra, ese don de mezclar belleza y lo sobrenatural al mismo tiempo; una voz que trae el viento al caer la tarde. ¿La oyes? Como no oírla sí traspasa el papel.

Qué placer leer a esta autora. Locura, sangre, suicidios, enterramiento, gritos y deseos cuyo precio a pagar es demasiado alto. Los lectores de terror soñamos con estos libros, siempre esperando a un autor que sepa traernos de vuelta a encender otra luz a ese cuarto de lectura que nos parece de repente más oscuro. Por el libro que acabo de leer nos gustaría ser eternos y no perdernos ninguno. A veces, hay deseos que se convierten en una maldición al igual que en la historia. Dije que eran tres familias, mentí también es de Daniel, su tragedia hará que deseemos olvidarlo todo, regresar a esa paz que teníamos antes de abrir esta novela.

Es difícil recomendar un gran libro de terror. Pueden creerte o no. Yo he leído miles y sé que estas historias necesitan un autor especial. Aquí y ahora llega Daria, no perdáis la oportunidad de leerla, no se sabe cuándo volveremos a encender las luces a medianoche cuando vayamos a por un simple vaso de agua.

Lo aplaudo.

Categorías

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.