Crónicas Literarias

Reseña: Carne y Hueso, de Santiago Eximeno


Carne y Hueso ganó el primer premio de novela corta de El Proceso. En alguna ocasión me han preguntado que era para mí un buen libro, es fácil, respondo, aquél que pasa el tiempo y no lo olvidas. Carne y Hueso, de Santiago Eximeno, es uno de esos libros. Una historia especial casi diría yo, una obra literaria que se quedará en vuestra mente mucho después. Una novela corta magistral que expone claramente un mensaje de fondo. Seremos testigos de una distopía alucinante donde lo orgánico atraviesa incluso las estructuras y nos habla de la enfermedad como un estado que contamina todo a su alrededor.

Carne y Hueso, intensa y dura de leer, removiéndote por dentro cuando logras entender hasta dónde te lleva esa podredumbre de carne, esa decadencia en la cual habitan la mayoría de los personajes. No adorna ni entra en disquisiciones aburridas, es una escritura realista y natural.

Comienza en la vivienda de nuestro protagonista Salomo y su mujer Marucha, cuando la pared del baño enferma de un horrible tumor. Los explícitos detalles de esos apartamentos vivos de piel, corazón y sistema circulatorio con esas escaleras repletas de arterias y venas palpitando es memorable. Llegas a visualizarlo. En esa zona habitan aquellos que trabajan para mantener el sistema, no lo saben, pero están tan enfermos como sus propias viviendas.

En el lado de hueso, viven los ricos, ellos no arrastran ese olor a carne pútrida. Es ahí cuando empiezas a entender que el autor esconde algo muy profundo. Por que, aunque parezca que Santiago usó una analogía gastronómica para narrarnos una distopía en la que unos se sirven de otros, al igual que ocurre en el nuestro, nada es lo que parece. Confirmando lo peor de nuestra esencia como especie.

Narrado en dos partes, Carne y Hueso, pero ambas son una misma, comparten el mismo fondo social, la misma crítica, la misma tragedia de lo que es la vida y la muerte. Una historia actual, muy de tiempos de pandemia, que nos muestra la domesticación del ser humano, y lo fácil que resulta llevar a cabo tal proceso utilizando un universo provocador como aliciente ante la pérdida de la propia humanidad. La derrota y lo peor, la aceptación. Ese pensamiento tan nuestro de “podría ser peor” haciendo que no solo no avancemos, más bien, que no dejemos avanzar a los que vendrán después. Mezcla el autoritarismo con ciertas medidas políticas, obtienes la mejor herramienta de control social.

Lectura intensa que encoge el corazón cuando entras en su mundo. Ese trabajo de fantoche, la resignación a no aspirar a algo mejor, la derrota, ¿vale la pena una vida así? Luego, conoceremos también a los que viven en un lugar llamado El Borde. ¿Quiénes son? Santiago Eximeno escribió algo muy pero que muy bueno combinando, distopía, miedo y el peor terror de todos, cuando el hombre es un lobo para el hombre.

Categorías

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.