Crónicas Literarias

Reseña: Díptico. Grotesque/Surrealiste, de Ignacio Cid Hermoso


Antes de empezar la reseña deciros que este libro de relatos es una edición limitada y numerada de 150 ejemplares. Incluye catorce increíbles láminas pegadas a mano, ilustraciones realizadas por Verónica Leonetti y el prólogo es del escritor Darío Vilas. Catorce láminas, catorce relatos y dos portadas con su título correspondiente. Vaya por delante la calidad escrita que es inmejorable, en un libro maravilloso.

Díptico: Grotesque, son siete relatos, uno para cada día de la semana. Libro ya editado pero descatalogado muy difícil de encontrar, ahora tenéis la oportunidad de conseguirlo. Terror puro y dulce es lo que encontrarás aquí. Como una droga intensa hay euforia y dolor mezclados entre sí. Un viaje trenzado narrado en siete partes en un libro que va dirigido a cada una de nuestras pesadillas, miedos e inhibiciones, una experiencia visceral. En estos relatos el autor tiene una forma de llegar al subconsciente del lector sacando lo que nos hace sentir incómodos. No es una molestia leve, al igual que el uso de calcetines, no coinciden. Este es un tipo de malestar que se esconde en un nivel atómico, asomándose entre moléculas, invisible en los recovecos de la mente. De algún modo Ignacio Cid Hermoso considera que está en todos nosotros, aunque no deja de ser entretenido por las reacciones involuntarias que provoca. Es esa pesadilla destilada, una textura de Terror. Mi favorita Pierdes tu lugar cuenta como alguien al despertar, se toca la cara y en vez de ojos tiene cuencas vacías. Para mí fue brutal con todo lo que continua. Más allá del surrealismo, es terrorífica.

La damos la vuelta al libro, segunda portada. Díptico: Surrealiste, son otros siete relatos por que siete son los pecados capitales. La narración es como ir a través de una versión para adultos del espejo de Alicia. Es ridículo y surrealista y a veces vívidamente horrible. El Terror da un cambio para convertirse en hermoso. Nada es lo que parece. Una lectura que no es para aquellos que quieren un pequeño susto que pueden esconder luego en el estante. Aquí se interactúa con el lector de una manera íntima, miedos para encontrar y volver a definirlos. Relatos para aquellos lectores a los que les gusta ver nuevas perspectivas. Lo suficientemente valientes para que no les incomode la verdad, incluso cuando se incrimina. Mi favorita de esta tanda, Demasiado lleno para el postre. Pecado capital gula. Comida, asesino en serie, una extraña lluvia que no cesa, un embarazo, un cojín, un jefe…

Un libro en el cual sentiremos la melancolía entre sus páginas donde el escritor vierte una mirada crítica sobre nuestra sociedad resaltando la decadencia. Incluso la maternidad y la paternidad los pone bajo escrutinio. Para que lo entendáis mejor, estos cortos reflejan el mundo hacia nosotros. Es mirar en un espejo para ver a Medusa. Si no la miramos directamente a los ojos, podemos mirar con seguridad pero si no…

Todo lo que vais a leer es increíble, destaqué dos relatos no por ser los mejores, sino por ser las que más me impactaron. Por que, en realidad, cada relato es un espejo macabro, sexual, hermoso y desagradable. Aplaudo y aplaudo.

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.