Crónicas Literarias

Reseña: La Bruja de Ravensworth, de George Brewer


Traducida por primera vez al español, vais a leer una pieza perfecta de la literatura gótica donde los poderes infernales y el drama se entrelazan en una desenfrenada danza macabra. Dentro de una maravillosa traducción, sientes al propio autor vivo en la obra. Es increíble el lenguaje tan puro dándole fluidez a la historia como se hacía antiguamente en los cuentos de hadas. Un libro sencillamente sobrecogedor, pues no falta ni un sólo detalle del género gótico.

Comienza en una ambientación romántica de la boda entre el ambicioso y malvado barón de La Braunch con la cándida lady Bertha. El castillo donde se celebra la boda nos traerá a la memoria el misterioso Castillo de Otranto. Durante el banquete hará presencia Ann Ramsay conocida por el sobrenombre de la horrible bruja de Ravensworth, pronunciando una maldición contra la esposa del barón. Aquí es donde la historia toma un giro inesperado; en lugar de ayudar a su asustada mujer, el barón muestra una naturaleza atroz tan terrible al igual que la de la bruja mala. La sigue a su cabaña en el bosque tratando de convencerla que le diera poder, títulos y fortuna. Y uniéndose tan horribles villanos, todo lo terrible se torna real: secuestros, engaños, muertes… El barón comenzará su camino hacia el Infierno.

Bosques tenebrosos e impenetrables, castillos en ruinas que se iluminan de noche, pasadizos, una torrecilla encantada, paisajes sombríos, demonios…, pero nada dará tantos escalofríos como la propia bruja Ann Ramsay. George Brewer creó en ella al arquetipo clásico de la bruja, pelo blanco, encorvada, intensamente fea, nariz ganchuda, un solo diente, murmurando, blasfemando, una risa histérica removiendo ese caldero con trozos de carne ¿tal vez de niños? Tan horrible que los campesinos dudaban que fuera humana. La descripción que hizo el autor de la bruja es fresca, auténtica, no estamos ante una simple historia para entretener a niños. Este es un cuento para adultos que aman lo sobrenatural, esa parte cerrando el pacto con el maligno es algo espeluznante o las impresionantes apariciones de espectros.

Además, el drama se irá apoderando de cada capítulo, nuevos personajes fascinantes irán apareciendo aportando más incertidumbre. El autor aprovecha su conocimiento teatral, adaptándolos a esta narración, dejándonos impresionantes escenas de lo oculto. El horror junto al folclore logra mantenernos enganchados a la lectura. Traiciones, engaños, apuñalamientos, venenos, suntuosos banquetes, infidelidades, si no fuera por la presencia de la bruja que aparece siempre de forma inesperada, creeremos estar en cualquier obra de William Shakespeare. Los años pasarán, aunque las angustias seguirán siendo las mismas para el barón.

Una historia que nos advierte que el oro no da la felicidad. Una historia donde la belleza o la fealdad no son sinónimos de bondad o maldad. Una historia que nos dice, cuidado con lo que deseas. Una historia con un final inesperado, por que tanto miedo le tenía yo, que no me percaté de que la bruja guardaba un oscuro secreto.

Siempre es un placer leer estas bellas lecturas que va publicando Ediciones Siruela.

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.