Reseña: Dios en una Esquina, de Ignacio Cid Hermoso

Dios en una esquina es una historia compleja, una trama que se desenvuelve en varios arcos temporales distintos, incluso en mundos que no son lo que debieran… La política, la teología y la ciencia construyen un tapiz de proporciones gigantescas. Todo lo que sucede aquí es extraño. Año 2016. Un avión que no debería estar ahí, un aparato de Iberia cuya identificación no corresponde con ningún vuelo comercial, Nico Dubois, agente del CNI regresa de su misión en China para ver a su hijo que despertó del coma… Pero este mundo no es al que pertenece. Mientras tanto, España es gobernada por una dictadura de ultraizquierda y un grupo terrorista quiere acabar con el poder de la Iglesia. Todo se asemeja a la realidad pero es distinto… muy distinto. En esta historia conoceremos a su protagonista principal Nico Dubois. Otra trama dará un salto en el tiempo. Año 1989. Florin Ardelean es un astrofísico rumano que investiga en Bucarest, su amor es la dulce Ozana. Se dedica a observar los confines de la galaxia en busca de respuestas, pero todo se complica cuando el pueblo se levanta contra la dictadura comunista. Nuevo salto temporal. Año 1933. Stephan Schultz, filósofo austriaco, emigra de su país ante el auge del nacionalsocialismo. En Japón se enamorará de un científico que está a punto de cambiar el mundo para siempre… ¿Y estas son las historias que vais a ir leyendo? Pues no, también El libro de Nico, una especie de diario en el que se nos narra su infancia, su vida… Ahí empezaremos a entender algunas cosas suyas. Pues El libro de Nico abarca varios capítulos y diferentes épocas. Entraremos más adelante en una narración de terror cuya protagonista es una bruja y… Auténtica lectura de horror que tanto nos gusta a los lectores de este género. Entre medio de esta torre de Babel leeremos artículos de ciencia o la vida de Lizza que solo quería ser una gran bailarina…

¿Pero qué clase de novela es ésta? Estamos ante un thriller, de eso no hay dudas, hay espías, existen misterios a desentrañar mezclados con surrealismo; lo que sucede es que es un enorme ejercicio metaficcional. Hay ecos de Asimov y de David Lynch. El combo no puede resultar más desarticulador, sin embargo, ante la sorpresa del lector todo termina resultando muy bien cohesionado. Dividido en dos partes en que las historias irán evolucionando. Y es que a veces nos encontramos con novelas envueltas con capas y más capas de esas narraciones que prosiguen hasta hacer un todo con la trama principal. Y es este el caso de la nueva obra de Ignacio Cid, donde nos lleva ante todo un universo, un mapa de relatos ambientados en diferentes épocas de la Historia, pasando por la Segunda Guerra Mundial o las dictaduras comunistas en Europa del Este o Asia.

Este es un ejercicio de experimentación literaria en el que se conectan diarios personales, documentos históricos y temas universales como la religión, políticos e ideológicos como el desastre de Chernóbil o el avance del comunismo. También hay científicos como el estudio de la física cuántica que supondrá el centro neurálgico de esta obra tan inusual. Y digo inusual porque nos sacará totalmente de los lugares comunes a los que estamos acostumbrados. Nos llevará desde la propia Chernóbil, a vivir un thriller de espías que también es un relato de ciencia ficción clásico, con disquisiciones filosóficas sobre si existe un Dios, o cuál es el sentido de la vida.

Nuestro autor ha compuesto una novela ácida y cáustica, que nos hará replantearnos y dudar de todo. Un libro repleto de verdades, de ficción, de miedos, de vidas… Una novela diferente que desborda calidad.