Crónicas Literarias

Reseña: La Red de Alice, de Kate Quinn


Año 1947. La joven americana Charlie St. Clair embarazada, soltera, huyendo de su familia, nos narra en primera persona su llegada hasta la casa de Eve Gardier en Londres. Eve, borracha, sin ilusiones, sufriendo terribles pesadillas sin querer saber nada del mundo en un principio, se niega a ayudarla. Ella en 1915 fue una espía que trabajaba en una organización clandestina conocida como La Red de Alice. Pero ese rechazo dará un giro inesperado cuando Charlie pronuncie un nombre. En ese momento no sólo deseará ayudar sino que también buscará quién traicionó y destruyó esa red de mujeres espías que salvaba a miles de soldados de la muerte.

Entre heroísmo, amor y suspense estamos ante una apasionante novela basada en la historia real de Alice Dubois que dirigió un equipo de espionaje en Lille durante la Primera Guerra Mundial. Nos adentraremos en la vida de dos mujeres con una fuerte personalidad. Sus historias paralelas son muy diferentes, aunque la más cautivadora será, sin ninguna duda, la de Eve. Sabremos de agentes secretas femeninas que se mueven en la Gran Guerra entre el enemigo sin que éstos se den cuenta. Será su vida, repleta de momentos, lo que hará que vayáis pasando páginas y páginas queriendo saber más. Allí descifrando mensajes, bebiendo whisky, soltando toda clase de tacos y maldiciones. Momentos apasionados y peligrosos dentro de una aventura histórica. La otra historia, más tranquila, narrada en primera persona por la chica americana, unirá a ambas para buscar a una prima de Charlie que desapareció después del final de la Segunda Guerra Mundial, en la Francia ocupada de los nazis. Esta parte es más romántica en medio de un viaje hacia el país galo. Los éxitos y fracasos moverán unos personajes que no han logrado olvidar un amargo pasado…

Una lectura poderosa de espías y dramas bellamente escrita. No es una novela de entretener, es un libro fascinante que mezcla momentos históricos con suspense, donde la autora pese a las más de quinientas páginas ni aburre, ni cansa. Es increíble sumergirte en el mundo del espionaje con todos los riesgos que asumían para llegar a la información. A veces, con un fondo de tristeza, la autora nos enseña el coraje y la fortaleza de que estaban hechas esas mujeres. Mientras vamos leyendo, las piezas del rompecabezas se irán uniendo entre las dos guerras mundiales. Unos personajes tan increíblemente vivos y llenos de instantes que no podréis evitar reíros en algunas escenas que para mí ya son inolvidables, y en otras os romperán el corazón.

Kate Quinn logro llevarnos al terror y a la fatalidad de unas espías en la guerra, haciéndonos seguir a través del personaje de Eve todos los sacrificios y peligros que vivieron. Lo hizo de forma extraordinaria. Hay libros que son sólo para ciertos lectores por sus gustos literarios. Este libro estoy convencida de que os gustará a todos, porque entre sus páginas en cierta forma, nos encontramos cada uno de nosotros. ¿A quién no le encantaría salvar vidas, quién no desea saber la verdad, pero sobre todo, quién no odia a los malditos traidores? «Hay dos tipos de flores cuando se trata de mujeres», dijo Eve. «Una se siente segura en un florero hermoso, la otra sobrevive en cualquier condición, incluso en el mal». ¿Tú cuál serias?

Un final que unirá ambas historias con un final memorable.

Categorías

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.