Reseña: Moriremos por Fuego Amigo, de Juan Manuel Santiago

Juan Manuel Santiago nos introduce en lo brillante y lo oscuro del mundo fandom. Para ello, usará mucha documentación y momentos que él mismo vivió. Viajaremos a la última década del pasado siglo y primera del actual a través de estas quinientas páginas. Testimonios autobiográficos, listados de doscientos relatos de los 90 que marcaron aquella época, destacará cuatro relatos de Ciencia Ficción que despuntaron por entonces, junto a otros cinco de autoras. Reseñas, entrevistas a Sergio Parra y Javier Negrete, reflexiones sobre relatos, prólogos casi completos, un listado de recomendaciones; uf, increíble, incluso textos de conferencias. Todo para contarnos qué dio la Fantasía, Terror y Ciencia Ficción en algunos autores españoles ya olvidados junto a otros intentando no serlo. Escritores que se hicieron hueco en publicaciones que quedaron en el recuerdo destacando Artifex o Paura. Páginas donde supimos de la calidad de escritores que todavía siguen en nuestras memorias: Santiago Eximeno, Nuria C. Botey, David Jasso…

¿Cómo empezó? Para responder esta simple pregunta nuestro autor con un lenguaje muy particular y a veces descarado, nos adentrará en lo que fueron las convenciones, revistas y fanzines de entonces. Comenta la revista Hélice. Fue una revista de estudios y crítica seria de literatura de Ciencia Ficción con un enfoque casi docente. También sabremos de la revista Nueva Dimensión. Formaba parte de una colección de libros-revistas que supuso la introducción en España de gran material, llegando a ser la primera toma de contacto de muchos aficionados con la CF. Incluso una sección de correo y eventos que supuso el germen del fandom.

Dará un repaso a la AEFCFT (Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror). Aquí sólo tenemos que ver las luchas internas que hemos conocido actuales, el tiempo pasa, pero como dicen los soldados, al final las guerras siempre son por el mismo motivo. Recordará el comienzo de Cyberdark. Un foro de fichas de libros aportadas por los aficionados. Y cómo murió de éxito, porque los servidores no podían alojar tanta información. Se reconvirtió a librería de ventas en la red. Sabremos de un foro puro y duro de aficionados, con concursos, retos y quedadas, llamado Sedice. Y como no, la gran ausente que sigue doliendo que no esté, Nocte (Asociación Española de Escritores de Terror), donde durante un tiempo los autores de Terror más importantes del país, se dieron cita.

Y más y más mucho más como reflexiones hacia libros o saber sobre el gran evento anual llamado Hispacón.

De verdad, nos dejó un trabajo grandioso. Te quedas con la sensación de que esa época, aún con sus sombras, fue maravillosa. ¿Qué es el fandom? ¿Qué provoca una guerra-fandom? Juan Manuel Santiago nos lo cuenta.

Reseña: Tony Takitany, de Haruki Murakami

Vais a leer un maravilloso relato increíblemente ilustrado por Ignasi Font. Escarbamos y peleamos por cosas que no tienen importancia mientras las que son importantes se nos escapan. Haruki Murakami nos dejará una brecha abierta con su narración. Intenta detenernos de vez en cuando en la lectura para que vivamos la quietud del vacío al que nos va acomodando. Antes de conocer a Tony Takitany sabremos de su padre, un japonés trompetista de jazz. Ambos viven una vida muy solitaria. Sin ellos saberlo tienen más en común de lo que creían. Pero la soledad de Tony terminará cuando se enamore de una chica amante de los vestidos.

Una historia que le da un nuevo sentido a la soledad. Contada de una forma simple, apenas necesita cien páginas. Fue directo y no alargó por alargar dejando en pocas palabras imágenes y sentimientos muy fuertes, que se quedarán retenidos durante mucho tiempo en nuestra cabeza. No hay ningún misterio, ni sorpresas, nos habla de ese vacío interior, esa melancolía a la que se podría poner remedio, pero por el motivo que sea muchas veces nos amarramos a ella. Tony, cuando se enamora, se da cuenta de la opresiva que era esa soledad en la que vivía anclado. Pero toda relación amorosa lleva un peligro y aquí comenzará un drama psicológico. Murakami mueve a sus personajes en ese estado de ensoñación tan característico suyo. En cierta forma nos mantendrá engañados, haciéndonos creer que no pasa nada, igual en los siguientes capítulos todo cambia y nosotros lo creemos. Seguiremos leyendo esperanzados porque nos está narrando dentro de una escritura realista lo absurdo de la vida, y la vida da muchas vueltas. Pero pronto sospecharemos que esto no acabará como teníamos pensado, por una tristeza de fondo que no termina de marcharse.

¿Qué nos amarra a la vida? Haruki Murakami va más allá y nos recuerda que nacemos solos y acabamos muriendo solos. Aunque pongamos a otras personas a nuestro alrededor, estas pueden marcharse bien voluntariamente o por una tragedia. ¿Y qué nos queda entonces? ¿Poner a otra en su lugar? ¿Vivir de recuerdos? Nuestro autor opta por otra salida más dura, más cruel, pero si nos detenemos fríamente a pensarlo podría ser la mejor opción. Las pertenencias son simplemente cosas, lastres que dejamos a nuestro paso, nunca seremos de nuevo nosotros, aunque allí hayamos dejado nuestra huella u olor.

El célebre escritor japonés nos invita a reflexionar que hay personas que simplemente están predestinadas a vivir solas y aunque otros vivamos en pareja, en el fondo seguimos viviendo en soledad ya que nadie nos va a conocer realmente como somos, ni nosotros a ellos. Podemos dormir en la misma cama, disfrutar de las mismas cosas, tener los mismos miedos, pero por la noche, cuando soñamos, somos nuevamente individuales. Con apenas diálogo narra una historia triste de soledad y la falta de afecto en la sociedad actual.

Leer a los maestros siempre es un placer. Leer a Murakami debería ser una obligación.