Reseña: Nunca, de Ken Follet

Cuando terminé de leer Nunca, la última novedad en librerías de Ken Follett, me recliné en mi silla en silencio y escuché mi respiración durante unos segundos. Necesitaba procesar y ordenar algunas emociones después de terminar una gran historia que culmina con uno de los finales más poderosos, abruptos y dramáticos que jamás he leído. Mi siguiente pensamiento fue que el editor, Penguin Random House, y en nuestro país más precisamente Plaza & Janés debería enviar una copia a todos los líderes y dirigentes políticos influyentes de este planeta que se nos va. Todo, como un servicio público y tal vez agregar en el envío a algunos periodistas influyentes de noticiarios nacionales en ciertos países. A los mejores considerados de cada país. Y deberías leerlo tú también, porque es amor al cuboy miedo elevado a la máxima potencia. Por que Nunca es más creíble y premonitoria que otras muchas novelas que satirizan el tema de cómo podría comenzar una guerra nuclear al estilo de los terribles años 60 del pasado siglo. Follett actualiza el tema para estos nuestros años, tiempos locos y complejos que estamos viviendo donde la catástrofes parecen venir una detrás de otra como si el fin de la humanidad no estuviera tan lejos como pensamos. Y es que Nunca asusta. En una breve introducción, Follett cuenta algo sobre la inspiración que le llevó a escribir esta novela: «Cuando estaba investigando para La Caída de los Gigantes, me sorprendió darme cuenta de que la Primera Guerra Mundial era una guerra que nadie quería. Ningún líder europeo de ninguna de las partes tenía la intención de que sucediera. Pero Emperadores y primeros ministros, uno por uno, tomaron decisiones, decisiones lógicas y moderadas, cada una de las cuales nos acercó un pequeño paso más al conflicto más terrible que el mundo terminó por conocer. Llegué a creer que todo fue un trágico accidente. Y me preguntaba: ¿podría volver a pasar eso?».

Es el miedo de siempre. ¿Volverá a ocurrir algo tan terrible? Aprender de la historia y tal. Pero hay un peligro en esto. Los novelistas con sus trabajos de investigación pueden caer en pontificar, en lugar de contar historias. Pero vais a ver que Nunca, nunca aboga por la predicación. Su mensaje tiene poder en ubicarse orgánicamente dentro de una historia convincente que se mueve desde el desierto del Sáhara hasta Corea del Norte y las salas de congreso de USA, así como llevarnos al interior del león dormido que es China. Pensad en una novela como La Suma de Todos los Miedos, de Tom Clancy, casándose con el estilo épico que Follett es capaz de aportar siempre a su trabajo.

Pauline Green es la presidenta de Estados Unidos. «Toda catástrofe comienza con un pequeño problema que no se soluciona», dice en una cita que resume lo que vendrá. En Nunca, los primeros hilos se desenredan en la nación africana del Chad, seguidos por el terrorismo que se esconde en los paisajes desérticos, las luchas en el frente y unos apoteósicos reformistas del gobierno chino que la quieren liar. Se suma en otra parte del globo el hambre en Corea del Norte. Se utiliza un dron estadounidense robado para destruir la frágil paz entre Chad y Sudán y la mayoría de los ciudadanos estadounidense aunque no saben situar a Chad en un mapa, de repente tienen que prestar atención cuando ese dron vincula a USA con la muerte de ciudadanos chinos en el norte de África. La historia se desarrolla a través de personajes memorables como Abdul, un agente de la CIA que arriesga su vida para luchar contra el terrorismo africano mientras se hace pasar por un refugiado que trafica con personas. Decisiones complicadas por su afecto por Kiah, una refugiada en el mismo viaje peligroso, que tiene un hijo. Luego está Tamara, una agente de nivel inferior en la embajada de USA que no para de luchar contra sus superiores y las políticas miopes en sus heroicos esfuerzos por mantener el peligro contenido. Y finalmente, Follett se centra en la política y las prioridades chinas a través de los ojos de Chang Kai, director de una agencia secreta china, que está casado con una actriz popular y sigue presionando por la moderación para evitar el holocausto. Gente queriendo salvar vidas. Para ejemplos recientes, podríamos mirar la invasión de Irak o la guerra en Vietnam, para ver que las naciones fuertes, las consideradas como primeras potencias mundiales, terminan por sentirse avergonzadas de lo que hacen «por el bien de la humanidad». Esto y no otra cosa fue el germen, la base, para que estallara a principios del siglo pasasdo la denominada Gran Guerra o Primera Guerra Mundial que tuvo bastantes más muertos que la Segunda y de eso poco se habla. Solo que esta vez, Follet lleva este juego al nuevo milenio donde las armas nucleares casi que se pueden comprar por internet.

Si has leído hasta aquí, probablemente sepas que Ken Follett es uno de los más importantes autores de thriller. Está entre los primeros a nivel mundial. Es autor de más de treinta libros con casi doscientos millones de ventas de sus libros que van desde el clásico thriller de espías El Ojo de la Aguja hasta sus más célebres novelas de ambientación medieval que comenzaron con la genial Los Pilares de la Tierra. Ahora, a sus 72 años, nos ha regalado un libro que podría ser quizás el más importante. Que la gente con poder lo lea, más temprano que tarde, será una buena noticia.

Reseña: La Comunidad, de Helene Flood

La Comunidad es un thriller psicológico capaz de mantener al lector con el corazón en un puño. Helene Flodd nos introducirá en el misterio de un crimen envuelto en secretos y sospechas. El escenario será Kastanjesvingen, vecindario alejado de la ruidosa ciudad de Oslo, en el que no debería ocurrir nada terrible. Allí en una finca de cuatro pisos acaba de mudarse Rikke junto a su esposo Asmund y sus dos hijos. Ese lugar de ladrillos y paredes guardará con su silencio lo que sus habitantes no dicen. La tranquilidad termina cuando el cadáver de Jørgen, uno de los vecinos, es hallado muerto en su propio apartamento. Las primeras sospechas señalaban un suicidio, pero fue un asesinato y la seguridad en la que vivían llegó a su fin.

Nuestra autora se integra en la vida diaria de los personajes para dar forma a su historia en un ambiente urbano. La narración se encuentra estructurada a partir de Rikke, protagonista y narradora. Iremos conociendo todos los detalles por sus pensamientos, veremos a través de sus ojos. Ella, a raíz de ese crimen, comprobará que los que viven a su alrededor no son como pensaba, esconden secretos, pero nosotros también sospecharemos que Rikke oculta algo… Con su voz, el lector seguirá sus reflexiones, verdades suyas y de los otros inquilinos, lo cual nos llevará a preguntarnos: ¿Cuánto hay de autenticidad en sus palabras? ¿Podría estar simplemente representando su papel de buena vecina? Esta es una novela tranquila, lenta, la autora se alejó de la acción y de escenarios manchados de sangre, aunque sentiremos angustia ante esos pasos que resuenan en la vivienda de arriba como algo siniestro. ¿Ellos son asesinos? Y es que esos tabiques que los separan… ¿Cuántas conversaciones habrán escuchado?

La Comunidad es lo que se conoce como una domesti-noir, que funciona mientras nos grita que forma parte de la naturaleza humana guardar secretos. También es parte de la naturaleza humana sufrir. Exteriormente, todos profesan que la honestidad es la mejor política y, sin embargo, estas son las palabras de los mentirosos intentando convencerse unos a otros de lo contrario. Ya sea que mientan para salvar la cara socialmente, para parecer mejores de lo que son u ocultar algo más siniestro. Lo que provoca que parezcan culpables. La autora maneja los diversos perfiles psicológicos en esta comunidad con facilidad, haciendo un seguimiento de cuán involucrados están cada uno de ellos en el oscuro asesinato. Flood no sólo mueve la mentira y sus efectos en todos los vecinos con destreza, sino que nos presenta a cada uno de nosotros una realidad más grande: hay un alto precio por esconder de la verdad. No hay, y esto se lo agradezco enormemente, violencia gratuita contra la mujer, apartándose de los estereotipos femeninos, siempre mostrándolas débiles y objeto de violencia, no encontraréis ninguna mujer victimizada. Aquí vais a leer una trama donde se explora la cotidianidad de un grupo de personas, lo que conlleva tener secretos y las consecuencias de estos.

Un disfrute para el lector que creerá estar acercándose al desenlace para luego darse cuenta de lo equivocado que estaba. Helene Flood no tiene prisa e irá introduciendo hechos con el fin de distraer. Tendremos un verdadero reto ante estos personajes que no son lo que parecen. Deberemos explorar lo que callan y lo que nos oculta la propia autora. Magnífica novela que nos enseña lo oscuro que llevamos dentro e intentamos ocultar. ¿En quién puede confiar Rikke cuando incluso se miente a sí misma?

Me ha encantado.

Reseña: Maestras del Engaño. Estafadoras, Timadoras y Embaucadoras de la Historia, de Tori Telfer

No es tanto como con Stanislaw Lem sencillamente porque la obra de esta mujer aún no es tan prolífica, pero Editorial Impedimenta parece haber puesto el ojo en todo lo que Tori Telfer hace. Y eso es bien. Nosotros ya disfrutamos de su trabajo en Damas Asesinas (https://www.cronicasliterarias.es/?p=2794), se puede decir que ya la “conocemos”. Al menos, conocemos de qué pie cojea, como se suele decir. Lo que importa es que mientras podamos vamos a leer y reseñar todo lo que llegue de ella por estos lares. Es muy fácil: sus inquietudes son las mías, y puede que las mismas de muchos de vosotros. Aboga por el terror psicológico, ese que está tan cerca del ser humano que probablemente sea el que más miedo da. Lo provoca él mismo. Él y no otro es el culpable. Él, y en este caso, ellas, son las maestras del mal. Y ahora Tori Telfer se ha centrado en contarnos toda una serie de casos con las Maestras del Engaño como protagonistas. El Mal que ellas también llevan dentro.

La autora y periodista Tori Telfer parece estar especializándose en escribir sobre delincuencia femenina. En una columna para Jezabel, analizó a las asesinas en serie más famosas de la historia. De esa columna nació el genial libro que os he mencionado antes. Pero por lo que he podido saber Telfer hace muchas otras cosas; presenta un podcast llamado «Criminal Broads», por ejemplo. Y ahora por fin en nuestro país se edita su libro Maestras del Engaño: Estafadoras, Timadoras, y Embaucadoras de la Historia; un libro que se publicó por primera vez este 2021 y que Impedimenta rauda y veloz trae ya con una notable traducción de Mariano Peyrou, y lo pone en librerías. Este libro se centra principalmente en estafadoras no violentas, aunque os puedo decir que nuestro Código Penal no contempla dicho delito como violento, en USA parece ser que sí. Siendo más concretos, el delito de estafa consiste en engañar a otro con ánimo de lucro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno. Es decir, la estafa es un delito que consiste en provocar engaño a otra persona, a la que se causa, con ánimo de lucro, un perjuicio patrimonial. Un tipo de delito que se encuentra regulado en el Título XIII, Capítulo VI, Sección 1, llamados Delitos contra el Patrimonio y el Orden Socio-Económico de nuestro C. P. Perdonad, si me he puesto pedante. Pero este tema me toca muy de cerca y he aprovechado para vacilaros para que veáis que de esto sé un poquito… jajaj. Pero bromas aparte, es importante saber la definición concreta de Estafa para disfrutar Maestras del Engaño (tengo un joven cuñado que además usa la palabra casi para quejarse de casi cualquier cosa y… me pone de los nervios).

Las estafadoras famosas incluidas en este volumen son Jeanne de Valois-Saint-Rémy, la legendaria ladrona francesa que fue parcialmente responsable de iniciar la Revolución Francesa y derribar a Maria Antonieta. Pero (cosa molona) el libro también se centra en espiritistas, aquellas muchas mujeres que sacaron provecho (y siguen a día de hoy) produciendo trucos fraudulentos en los que se escucha a los muertos a través del conjuro, el ectoplasma o esas cartas de los chinos donde parece estar todo-todito-todo nuestro futuro escrito. ¿Un ejemplo? Jude Devereau, el famoso novelista que perdió millones de dólares con la supuesta astróloga Joyce Michael, también se incluye.

Me he saltado un poco el índice y he ido directamente a la parte que más me gustó. Pero es bueno que sepáis que Maestras del Engaño se divide en tres partes. Y tras Las Celebridades (1756-1791) y Las Visionarias (1848-hasta Hoy), Telfer aporta un tremendo tema con casos sobre Las Fabulistas (1918- hasta Hoy); aquellas féminas que aprovecharon y aprovechan los eventos más horribles de la historia como el 11-S o el tiroteo en el club nocturno Pulse para ganar dinero y sacar todas las migajas pudientes de cada catástrofe o hecho delictivo. Muy potente este apartado. De hecho, es la parte que tiene más páginas del libro.

Como buena periodista y escritora que es -pronto te das cuenta lo bien que se expresa-, Tori empieza el volumen con una genial introducción (El Encanto) y lo cierra con una conclusión (Estafadoras); donde certifica que todas estas mujeres tuvieron éxito en sus respectivos fraudes porque la presencia y la entrada de primeras, en definitiva, es su principal don. En el primer cruce, fueron percibidas como personas agradables. Esa simpatía tiene que ser base de mármol para la confianza para cometer sus crímenes. Es el único pilar que las sostiene. Y nos brinda la sensación de saber que no son malas, en realidad, son encantadoras, interesantes e inteligentes. Y entonces, ¿quién quiere vivir en un mundo sin Estafadoras? «Que pasen, que pasen, a ver que nos cuentan», termina.

¿Nos está estafando ahora la autora? Para nada. Creo que es la única persona sincera y agradable de este libro.

Reseña: Zardo, de Tiziano Sclavi y Emiliano Mammucari

Tiziano Sclavi (Dylan Dog) y Emiliano Mammucari (Orphelins), dos grandes autores italianos reconocidos del cómic europeo, se juntan para obra impactante como Zardo. Uno de los nuevos títulos (el más reciente creo) que Panini Cómics en su conjunción con el sello italiano Sergio Bonelli Editore rescata para poner en librerías en nuestro país. Un cómic que lleva al desastre, a un día de desastres donde la Ley de Murphy triunfa para con una sola persona. Un lugar donde todos habrán tenido un mal día, donde una cadena de acontecimientos lleva progresivamente al agravamiento de la situación e inevitablemente todo se vuelve cada vez más complicado de superar. Sí friends, aquí en Zardo todo es una locura. Y a esa conjura de desgracias sumadle un toque «noir» muy bien llevado. Es como esas espirales de horror de las que han hablado más de un filósofo en donde llegas a un punto como ser racional que, o te enfrías, lo piensas y consigues parar, o todos los sucesos te arrastran hacia abajo y la cuesta aumenta su pendiente cada vez más. Qué ocurre? Que la mayoría de las veces, lo horrible no se puede parar.

Zardo es la «nueva» historia de Sclavi, el padre de Dylan Dog, que sabe preparar desayunos con horrores y meriendas de novela negra. Parece suficiente como sinónimo de calidad, ¿no? Pues sí, unas cuantas páginas son suficientes para llegar al corazón de la historia, unas cuantas viñetas de Mammucari para quedar encantado con un argumento digno de film (que de hecho existe). Como os decía, impactado aún por lo que sucede, y asombrado por cómo la situación se precipita cada vez más. Incluso cuando piensas que puede haber un momento de respiro, cuando piensas que «peor no se puede ir» aquí está la sorpresa, la evolución exasperada, grotesca que también puede hacerte sonreír tanto si es brillante como plausible. Así defino lo contado en Zardo. ¿Pero qué cuenta este cómic? Federico, el protagonista de esta historia, se ve arrastrado a una pesadilla que parece no tener fin, en una noche donde el sol parece no querer salir nunca. En esta negra historia de Tiziano Sclavi caes en el abismo en el que se ve desbordado el protagonista, que intenta esconder un cadáver, ocultando las pruebas que parecen acusar de asesinato a Francesca, su nuevo amor que le tiene loco no, lo siguiente. Pero Francesca tiene algunos problemas que parecen surgir de unos extraños comportamientos, y el tontolaba y fascinado Federico nunca logra decirle que no a las locuras de su nuevo amore. Sin embargo, el protagonista también es presionado por un violento detective privado que ha visto toda la escena y está dispuesto a chantajear a Federico para conseguir ¡¿dinero?!

Como decía mi abuela, aquí el que no corre, vuela.

Una trama convincente para una historia dibujada por una de las puntas de lanza de Sergio Bonelli Editore como es el gran Emiliano Mammucari. Aunque los colores son distribuidos por Luca Saponti y se disponen de forma muy ambiental para un guión del que Sclavi cuenta que lo tenía escrito hace treinta años, que era una “guión enterrado» y finalmente, tras pensarlo mucho, consiguió darle un giro de tuerca para tener una buena opción de publicación dentro del noveno arte. Y ese giro ya os digo que se nota cuál es. Un condimento final para una pieza que queda genial en un solo cómic. Porque si no lo sabéis la convincente historia de Zardo está inspirada en la novela escrita por el propio Sclavi titulada Nerón, publicada allá por 1992. Una historia que se hizo popular ya que el director Giancarlo Soldi le dio vida en la película homónima protagonizada por Sergio Castellitto, Chiara Caselli, Luis Molteni y Hugo Pratt. No obstante, el cómic retoma un nuevo guión, cambiando solo el título, el apellido del protagonista y haciendo una reescritura de mesa para la ocasión.

Pero entonces, ¿quién es Zardo y cómo terminará su historia? Un historia que impacta. En mi opinión, todo un acierto que Sclavi haya decidido darle vida nueva a esta vieja criatura suya para con el mundo del cómic.

Reseña: HYDE, de Craig Russell

Hyde es el capitán de la policía de Edimburgo y está profundamente preocupado por su pasado y su tiempo como soldado en la India. También sufre de una forma rara una epilepsia que le provoca alucinaciones y episodios que lo sacan del mundo real. Estos episodios seguidos de la pérdida de tiempo y memoria de los hechos que le precedieron hacen que se preocupe por su estado de ánimo y las cosas de las que es capaz. Mientras lucha contra extrañas visiones, se encuentra de pronto en el lugar de un espantoso asesinato en el que le acomete un inquietante grito de Banshee… Pero a medida que investiga el asesinato, salen a la superficie más y más cosas impactantes y se revelan secretos que deberían haber permanecido ocultos; sociedades secretas, rituales celtas, la resurrección del diácono, los perros del infierno… Aumenta la intensidad de la historia y nos agarra hasta el final. Mas, ¿puede Hyde detener al asesino antes de que vuelva a atacar o se encontrará cara a cara con el monstruo que se esconde dentro de sí mismo? Edward Hyde tiene un don extraño y una maldición.

HYDE es uno de los grandes títulos que se marca Roca Editorial para este final de año. De hecho, llega perfecto para disfrutar en época de Halloween, sin duda, el mejor momento para disfrutar de esta obra que atrapa tanto. Un thriller que se agarra al Terror como un niño pequeño se agarra a su padre ante el miedo. Craig Russell dándolo todo una vez más. Una historia de estilo procedimental policial que sigue al capitán Hyde, que investiga un asesinato inusual que se asemeja a la triple muerte famosa de los cuentos celtas, la historia es una versión intrigante del Dr. Jekyll y Mr.  Hyde que todos conocemos y que habla sobre la naturaleza del hombre. El Bien y el Mal. La eterna dualidad del Universo, además, con el detallito de contener un párrafo de Robert Louis Stevenson como Prólogo y Epílogo que siempre gusta encontrar.

Lo que me encantó de HYDE es que está impregnada de ese Terror de folclore clásico que tanto mola. A base de leyendas crea un entorno atmosférico tan inquietante como fascinante. Una historia que dejando migajas por el camino, se llena de elementos que forman un todo al final. ¡¡Y qué final!! Estuve tan metido en la historia desde que la empecé que me llegué a obsesionar con los mitos celtas y cuentos escoceses tanto que he pillado algunos compendios por ahí para ver de dónde sale tanto elemento sobrenatural en esa tierra. Y no me refiero a mi amiga Banshee, por supuesto; ser que conozco sus habilidades hace tiempo. Pero HYDE es espeluznante, inquietante y escalofriante en ciertos momentos. No tenía a Russell por un buen autor de Terror.

En HYDE, la historia es un poco más pesada al principio. El ritmo es más lento y se toma tiempo para establecer los diferentes puntos de la trama y preparar las diferentes revelaciones. Como escritor, os diré que esto se hace adrede para que todo se asiente en la mente del lector como se debe. Aunque algunos arriesgan tanto que el lector no aguanta. Pero no es el caso. La lucha por la salud mental y el trastorno de personalidad sí que tiene su atractivo. Y llega a dar miedo de verdad, por la idea simple de que todos estamos a un paso de la locura. Sin embargo, llegamos a saber qué pasa exactamente por la mente de Hyde y esto está terriblemente bien logrado.

Un libro que además cuenta con personajes fascinantes, con los que si das con la esencia de cada uno y su comportamiento, hallarás la mejor manera de darle la vuelta a la historia y complementarla con su poderoso final.

Que para nada es lo que esperaba.

HYDE es una historia de Terror que sumerge en un mundo interesante. Los elementos paranormales y el folclore son súper molones, insisto. El entorno atmosférico y la ominosa nube oscura que se cierne alrededor del personaje principal proporciona el telón de fondo perfecto para el estilo gótico de la historia. Había visto otras veces críticas asombrosas de obras de este autor, pero no sé porqué nunca le eché demasiado cuenta. Por norma general, suelo huir de escritores de bestsellers (excepto de mi Tito King). Y ahora tengo la emoción de querer leer más libros de Craig Russell. Va directamente a mi lista de autores “perseguidos”.

Aunque miedo me da pensar que HYDE su única buena novela buena de Terror.

Reseña: Billy Summers, de Stephen King

Una tradición es, en todos los años que llevo haciendo reseñas, el hablaros de un libro del Tito King para Halloween. Que menos que tratar un libro del maestro ese que tanto ha hecho por el Terror desde que tengo uso de razón. Entre sus libros podemos encontrar una extensa cantidad de obras con los más diversos temas. Ensayo, Fantasía, Ciencia Ficción, Novela Contemporánea o incluso de costumbres. Más géneros fuera del producto estrella como es el Terror. Sin embargo, analicéis la novela que analicéis, rara es la historia en la que el horror no está presente. A veces, más visible, otras menos, escondido tras una madre cuyo hijo se pierde y parece que han abusado de él, un hombre negro inocente que va a la silla eléctrica o unos chicos en la playa que ven como se acaba del mundo… El Terror siempre está. Porque la vida es así, a poco que te levantes de la cama cada día, el Terror yace escondido esperando. Está no solo en esas canicas que oyes todas las noches en el piso de arriba donde supuestamente no vive nadie, también está en cruzar la carretera de lunes a viernes con tus hijos para ir al cole o en abrirle la puerta a alguien que piensa que es un vendedor a puerta fría… En esto, en todo esto, Stephen King nos ha hecho ver que tenemos el Terror a un paso. Y es el mejor exponiéndolo.

Billy Summers acaba de publicarse en nuestro país. Llega un octubre más de felicidad con una obra del Tito King con la que disfrutar. Aquel del que dicen que va de capa caída… cosa que no se lo cree ni el que lo dice. Pues anda que no están llegando en los últimos años grandes historias con ese bendito manto del maestro de que todo lo que escribe termina en peli o serie de TV. Bien, pues Billy Summers es lo que se denomina un thriller criminal. Con un personaje principal que es un sicario con conciencia, que detalla la lenta preparación de lo que será su último trabajo. Para ello, como alguien que se toma en serio lo que hace y es meticuloso por el bien de sus pelotas; se enreda durante semanas en una comunidad de vecinos mientras espera a que llegue su objetivo. Para ello, construye dos identidades alternativas para sí mismo: una vida de portada para dar a sus vecinos y a su cliente potencialmente peligroso, y un tercer alias secreto para emergencias que nadie más debe conocer. Y un cuarto, supongo, ya que cuando sabemos de sus pensamientos vemos que en privado es mucho más inteligente que el simple matón al que el mafioso cree haber contratado…

Además, Billy descubre que también tiene tiempo para escribir sus memorias (esta parte me encanta), donde se nos revela su pasado como joven problemático y francotirador del ejército norteamericano en Irak. En algunas reseñas, he visto quejas de este tramo de la narrativa y no lo niego, puede que no guste a ciertos lectores. Es como cuando los hombres nos ponemos en algunas reuniones a contar batallitas de la «mili» y las que no la hicieron terminan por aburrirse. Quizás por eso me encantó, tengo más años que un bosque, hice la odiada por muchos «mili» y encima fui militar un tiempo. Pero a mis amigos y amigas a los que esto no les interese, quizás sí les guste saber que esta parte del libro tiene mucho y estrictamente relacionado con otra novela de King llamada 22/11/63. Ahí lo dejo.

El resto de la novela tiene un desarrollo bastante inorgánico y con sorpresas de guión que yo por lo menos no esperaba. Porque no es una trama que crezca de forma gradual básica como se suele hacer. Y esto quizás sea otro tema que saque a la gente de narración, sobre todo, a los que no son muy de los últimos libros de King. Tiene giros como traer a una señora a mitad de novela a la vida del protagonista. Literalmente, una mujer a la que unos hombres violan en grupo y la tiran a una cuneta. Una chica que nos cuenta su vida… y una chica que en última instancia, se enamora de su salvador. Pues Billy la cuida hasta que recupera la salud, y tiene que ocultar repetidamente su erección mientras rastrea a sus agresores para vengarse. Más tarde, nuestro “héroe” y su improbable compinche hacen plan para infiltrarse en la casa del hombre que hay que matar para acabar con esta vida de mata-vidas que lleva Billy. La jubilación a un paso.

Como narrador de historias King continúa demostrando el talento en bruto que sigue siendo pese a su edad. Escribirá él, alguien escribirá lo que dicta, tiene a cantidad de esclavos haciéndolo en una habitación a base de agua y pan… Lo que quieran decir. Para mí siempre será un autor querido y amado como persona. Con una carrera de época, un superventas que ha tapado tantas bocas en USA y en el mundo, que han terminado por aceptarlo. De hecho, me parece un crimen que no se le reconozca a un escritor así el Premio Nobel de Literatura al que estaba propuesto este año. De traca que se lo den a una autor que tiene tres libros en el mercado y casi ninguno publicado en español. El segundo idioma más hablado del mundo.

Billy Summers es cierto que comienza con mucha fuerza y luego se achanta. Se desvía en algunas subtramas que no serán del gusto de todos/as. Pero como historia general, se disfruta como peli de género thriller que es. Con un final bastante bien logrado como para querer seguir y seguir a poco que queden veinte páginas. La historias nuevas de King serán mejores o peores, engancharán más o menos, a sus más de setenta años, de vez en cuando, salta una joyita de nuestro género favorito como es Después (https://www.cronicasliterarias.es/?p=5361). Ya solo por eso siempre hay que darle una oportunidad a todo lo que llega. Como mínimo son historias que dan un nivel alto. Cosa que pocos autores consiguen.

Eternamente agradecido a la labor del maestro. Aquí un Lector Constante.

Reseña: Lois Lane. Enemiga del Pueblo, de Greg Rucka, Mike Perkins y VVAA

Lois Lane es un personaje secundario al que algunos guionistas de cómics de los 80 ya le empezaron a dar un carácter particular, un identidad concreta y una forma de ver las cosas que tendía al profesionalismo por encima de todo. Estamos hablando de la compañera tanto profesional como sentimental del ser más fuerte y más poderoso del planeta. Por lo que es lógico que alguien intentara que ese personaje evolucionara más allá, dejando atrás aquello tan antiguo de compañera florero. Insisto, Lois Lane siempre ha estado ligada al legado de Superman con su interés amoroso y la mayoría de las veces el público en general ha pensado en ella como una damisela en apuros a rescatar por el Hijo de Krypton. Sin embargo, a pesar de no tener superpoderes propios, es uno de los personajes más centrados y duros del Universo DC a través de su perseverante periodismo y su búsqueda de la verdad. De todo esto ha debido ser muy consciente siempre el guionista Greg Rucka pues se centró en ese aspecto para crear doce numeritos de una serie llamada Lois Lane: Enemiga del Pueblo que ahora ECC Ediciones publica en un sendo integral. Donde todo comienza con la morenaza en peligro después de investigar algunas conspiraciones burocráticas de muy alto nivel.

La historia sigue a Lois después de su regreso al centro del meollo donde se conecta a la continuidad de Superman y Action Comics, de Brian Michael Bendis. Está inmersa en la investigación de algunas conspiraciones provenientes del Gobierno, y al poco, empieza a ver su vida amenazada por distintos frentes. Para seguir, necesita y tiene la ayuda de la famosa detective Renee Montoya (personaje famoso que sale en varias historias DC, personaje que fue creado por Bruce Timm, Paul Dini y Mitch Brian para Batman: The Animated Series, personaje detective del Departamento de Policía de Gotham City y por tanto, la podemos encontrar en la maravillosa Gotham Central) con la que la señorita Lane intentará evadir la muerte en más de una ocasión. Greg Rucka tiene una buena sapiencia sobre Lois Lane. Nos la muestra como persona capaz, atrevida, dedicada e inteligente para muchos detalles en calidad de reportera principal del Daily Planet. Pero mola como la expone como personaje multidisciplinar. No sólo es participante en la historia; es jugadora prominente y polivalente, y con eso y con las tramas que se van sucediendo, rápidamente como lector percibes que el potencial se centra exclusivamente en Lois, ya que investiga temas importantes que pueden hacer que un todopoderoso país caiga.

Rucka con ello nos hace saber que estamos ante una trama actual.

Los personajes y los casos que persigue Lois son intrigantes y muestran lo poderosa que es con solo un lápiz y papel. Pero el enfoque en la historia cambia un par de veces hasta el punto en que no estás completamente seguro sobre lo que se está investigando. ¿Es algo relacionado con las políticas y la corrupción dentro de USA y otros gobiernos del mundo tienen mucho que ver en lo mal que va el mundo y todo es una trama de género negro que abarca más allá del Universo DC? Rucka intenta utilizar ambos aspectos y la combinación de estos dos ramales. Y los encaja. Aunque habría sido mejor si Enemiga del Pueblo hubiera girado un poco más hacia la realidad en el último número… Ya me entenderéis. No obstante, se tocan bastantes temas interesantes aquí. Rucka lo hace genialmente bien al juntar dos mujeres en potencia como son Lane y Montoya. Son ideales como compañeras, se podría hacer una serie solo con ellas como compañeras de fatigas. Lois y Renee tienen una química muy agradable entre sí, una divertida asociación de ida y vuelta en la que dos chicas tan diferentes tienen diversas formas de operar. Es divertido ver cómo trabajan juntas y crecen en asociación. Y Rucka (que ya trató a Renee en otras series) sabe colocar al personaje con facilidad y la pone en medio de las intrigas políticas que tanto le gustan, para las escenas de acción. Sobre todo, es la encargada de viajar a otras partes del mundo en nombre de Lois. Además Rucka, hace referencia y rescata algunos argumentos de otras de sus obras como Chechmate (Jaque Mate), lo que convierte a todo lo que sucede en Lois Lane: Enemiga del Pueblo en una “cena con amigos “. Y funciona muy bien. Aunque la introducción de personajes de Checkmate puede hacer que se pierdan algunos nuevos lectores…

El dibujo de Mike Perkins (La Cosa del Pantano: Cuentos de la Ciénaga) está como siempre genial. Personajes emotivos y en las pocas escenas de acción encontramos coreografías emocionantes. Incluso los escenarios contienen muchos detalles, desde la desordenada habitación de hotel de Lois hasta los sórdidos callejones y tejados en los que se esconde Question (alias Renee montoya). Perkins evoca el sentimiento de intrépido thriller político o cine negro de forma genial, ayudado con los colores de Paul Mounts, Gabe Eltaeb y Andy Troy.

Los fans de Lois Lane y Question probablemente la disfrutarán. Pero diría que para curiosos y gente que busca un thriller dentro del Universo DC (casi sin estarlo), para ellos está hecho este Lois Lane: Enemiga del Pueblo.

Reseña: Confesiones, de Kanae Minato

Confesiones se adentra en los oscuros recovecos de las mentes adolescentes. ¿Qué hay? Un mundo realmente aterrador. Con un trabajo que me recuerda mucho a lo que hace el autor japonés Keigo Higashino, Kanae Minato crea en Confesiones uno de los mejores thrillers que he leído en mucho tiempo. Cada capítulo tiene una perspectiva en segunda persona de un evento en particular y eso me encanta. De hecho, así está escrita mi última novela publicada. Pero Confesiones profundiza mucho más en esa atmósfera opresiva que mantiene al lector preocupado hasta el final. Y este su punto fuerte. No rehuye la violencia, incluso cuando estamos hablando de menores.

Como se puede adivinar por el título, Confesiones se centra en la premisa de expiar los pecados. ¿Pero aquí todos encontrarán expiación? Sí, les guste o no. La historia se centra en una maestra, Yuko Moriguchi, cuya hija Manami fue encontrada ahogada en la piscina de la escuela. Pero el último día del trimestre, decide hablar con los alumnos de su clase: Manami no se ahogó por accidente y sé que los culpables son algunos de los que tengo delante... Y sin nombrarlos, pero dando pistas significativas de que sabe quiénes son, la señorita Moriguchi desencadena una serie de eventos que cambiará la vida de todos.

Nada va a ser igual para ellos, estén implicados o no. Comienza así el terror psicológico más opresivo, entra en juego el estilo de escritura de Minato, el paseo entre los pensamientos de ciertos profesores, un estudiante dentro de su clase y luego, la visión completa de la situación de los asesinos. Cada nuevo capítulo casi que va a hacer que cambies lo que pensabas anteriormente. Lo que estaba comprometido hasta la escena final. Y es cierto que por momentos como lector, vas teniendo cada vez más claro que va a haber un giro, pero luego te golpea otro y luego otro. Cada uno de los personajes de Confesiones tiene sus propios motivos y opiniones sobre la situación. Hecho bien representado que los vuelve muy reales. Además, lo que eligen hacer en dichas situaciones es completamente individual para cada personaje. Hay una especie de libre albedrío muy bien diseñado, aparte de que son personajes muy creíbles como estudiantes del día a día en Escuela Secundaria.

También es cierto que el asesino principal ocasionalmente entra en clichés, pero hay suficiente sustancia para adaptarse a él y no molestan ciertos actos ya que es obvio que muchos harían lo mismo en su situación.

Las preguntas, en definitiva, son: ¿Qué justicia es suficiente para un asesino? Aquí se juega con el dilema moral del castigo. ¿Moriguchi debería denunciar a los estudiantes responsables de la muerte de su pequeña? ¿Se equivoca al buscar venganza contra ellos? Leyendo el libro y encontrando diferentes perspectivas sobre el punto principal de la trama, os vais a indignar. Y muy mucho si tenéis hijos. Y está curioso saber y conocer el uso que hace Minato del sistema de justicia japonés y como encaja impecablemente con el dilema de la novela. La discrepancia de que hasta qué punto un menor está libre de cualquiera de sus actos.

Nocturna Ediciones recién publica Confesiones, de Kanae Minato, con la traducción de Rumi Sato. Kanae Minato nació en Innoshima, Hiroshima, y tras dedicarse a la enseñanza en la asignatura japonesa de Economía Doméstica, publicó esta su primera novela en 2008. Un título que vendió más de tres millones de ejemplares en Japón, ganó premios y fue nominada al reconocido Shirley Jackson. Su adaptación cinematográfica, dirigida por Tetsuya Nakashima, representó a Japón en los Oscar. O sea, que tenéis peli de este impactante thriller. Pero son pocas más de doscientas páginas que se devoran en nada…

Dicen que después de leer esta novela, nunca volverás a ver del mismo modo una clase. Tengo una hermana profesora y puedo decir que no solo los padres tienen la culpa de cómo son o serán sus hijos. Miles de circunstancias o momentos concretos de su vida, influirán. El papel de la madre/profesora quizás sea uno de los más difíciles de llevar porque muchos de ellos, después de lo que sufren en el trabajo, se hace obvio que no quieran intentar serlo. Y no he visto el film pero lo veré. Dudo mucho que con referencias tanto a Dostoyevsky como a Camus, quienes escribieron novelas sobre los recovecos más profundos del comportamiento humano; dudo, que el film tenga el mismo final que la novela. No hay nada peor que un niño en sus actos horribles de crueldad. Un pequeño ser que aún no razona al cien por cien y que no se para a pensar en las secuelas de sus actos. Lo que encima los vuelve impunes ante la justicia.

Tema delicado.

Aunque depende del bando en el que estés, por supuesto.

Reseña: Ghost Money, de Dominique Bertail y Thierry Smolderen

Empezaré por lo fácil: Ghost Money es uno de los mejores thrillers políticos y de acción que he leído en los últimos tiempos. El escenario es simplemente plausible. Tiene lo indispensable a tener para una historia creíble. Su argumento se basa en algunas teorías de conspiración bastante clásicas pero también otras que muy pocos conocen, si nunca indagaron un poco en el tema. ¿Por ejemplo? En Ghost Money estamos rastreando el cofre de guerra de Bin Laden y las travesuras de expertos sin escrúpulos y ex-militares. Por decirlo coloquialmente, todo lo que rondó USA tras pillar a ese tipo que le dio tantos dolores de cabeza. Pero hay más. Aquí tenemos personajes icónicos: entre bribones inmundos, intrigantes señores, primerizos con problemas y gente notoria desquiciada, también hay mujeres jóvenes atractivas y enigmáticas, genios de la informática y de la medicina. Nuestra puerta de entrada a este universo estará asegurada por un personaje de apariencia ordinaria: una mujer joven que, en principio, no estaba preparada para lo que se le viene encima. Una trama clásica pero siempre efectiva. Por otro lado, en este serial el suspense está bien equilibrado y los autores tienen la virtud de darnos suficientes pistas para que el ritmo no decaiga cuando toca. Y para que nos demos cuenta de que algo anda mal… Cuando menos te lo esperas, se viene todo lo gordo.

Pero vamos a centrarnos. ¿Cuál es la idea? En Ghost Money todo nace en Londres, en noviembre de 2028. Durante un atentado, una exótica desconocida salva a Lindsey y esta quedada prendada de ella. Esa desconocida es Chamza, una multimillonaria que vive de incógnito en su jet orbital (echadle un ojo a la portada). Poco después, una serie de sucesos en todo el mundo, llevan a recordar a los momentos previos al terrible atentado del 11-S en Nueva York en 2001. Todo lleva a pensar que el servicio secreto USA está en añerta y que algo gordo se está gestando. Pero Lindsey no puede dejar de pensar en su “amiga”, la cual, por cierto, es estrechamente vigilada por los norteamericanos ya que se han encontrado indicios de financiación de actos terroristas por su parte.

Otros detalles que me llevaron a apasionarme por esta serie durante la lectura fue la evolución o el funcionamiento de ciertos personajes, en particular, la joven Lindsey. Que de una mujercita emocional de la buena sociedad británica se convierte en una especie de líder de comando. Y adopta esa mirada fría que hay que tener para ello. Este cómic que contó de cinco álbumes y que ahora por fin publica Norma Editorial en un solo integral, después de una larga espera de publicaciones en el país vecino, tiene escenas muy chulas como la de los chinos pilotando una especie de robot destructivo que lleva a pensar en las mejores pelis de CF; tema que se siente cercano porque según estamos viendo en nuestra evolución actual, así podrían ser nuestras futuras guerras. En ciertos momentos, la representación gráfica de Thierry Smolderen tiene ese toque semi-manga o semi-anime, mejor dicho, del renderizado, que no me acaba de gustar dentro del cómic europeo. Lo bueno es que en ciertos momentos cambia de tercio y casi que no te das cuenta porque aquí lo que prima es la historia por encima de todo.

El guión que Dominique Bertail establece mucho el atractivo de esta serie anti-políticamente correcta. Encaja perfectamente con ese tono de nueva mirada al espionaje y geopolítica. A pesar de las portadas no muy pegadizas para el tema, Ghost Money es una trama muy digna para el amante de las conspiraciones. Es un thriller político-financiero muy tortuoso (el dinero de Al Qaeda está en el corazón de la trama) que mezcla temas cercanos a lo que vemos en las novelas de Robert Ludlum, por ejemplo, con su ciclo de Jason Bourne. Y todas estas tramas de teorías conspirativas donde el papel de USA y en particular, de la CIA, es como poco, turbio. Sumando el tema del espionaje tecnológico avanzado, que no sé a ustedes, pero a mí cada vez me asusta más, porque pueden hacer desaparecer a una persona en segundos. Y solo tu familia te recordará.

O ni siquiera eso.

Peliculón hecho cómic.

Reseña: Donde Haya Tinieblas, de Manuel Ríos San Martín

Leer Donde Haya Tinieblas es adentrarse en un thriller policíaco que deja muy buen sabor de boca. Karolina Mederev es una modelo rusa de diecisiete años a la que le falta el ombligo. ¿Es importante este último dato? Ya se verá, según avancemos, que desaparecerá en Madrid y aparecerá muerta en una iglesia de Extremadura…

Estamos ante una novela moderna, actual, que se mueve en el mundo de las redes sociales. El autor afirma que no somos conscientes de toda la información personal que exponemos en la red. Quiénes somos, dónde vivimos, nuestros amigos, nuestra rutina… Ella dio demasiados datos. Pero los inspectores serán el corazón de la historia, y no podrían ser más diferentes. Por un lado, tenemos a Martínez, cincuentón, casado con hijos, anticuado, caótico, algo machista, te sacará más de una sonrisa con sus ironías. Su compañera, Pieldelobo, joven, guapa, feminista… Dos policías que te generan la duda de si lograrán entenderse para poder trabajar en equipo en las tres líneas de investigación que se manejan. Vais a disfrutar tanto de sus investigaciones como de sus vidas. No obstante, la primera hipótesis señala una red de prostitución de lujo, fiestas, menores de edad y cierta finca enigmática. La segunda apunta a un seguidor obsesionado con las fotos eróticas que la modelo subía a su cuenta de Instagram. En cambio, la tercera línea es mucho más tenebrosa, al rodearse de imágenes bíblicas y simbología religiosa, arrastrando a estos dos policías a través de una España diferente, llena de lugares misteriosos y sagrados que, a simple vista, asemejan ser tranquilos. Pero nada más lejos de la realidad.

Todo se complica cuando aparecen dos nuevos cadáveres, uno en un monasterio de Huesca y el otro en un santuario de Guipúzcoa. Pero entonces quién: ¿Los rusos? ¿Aquel fan obsesivo? ¿Un fanático religioso? Una espléndida novela que se mueve entre el perdón y la venganza. Repleta de conflictos y contrastes, muy bien estructurada en capítulos breves de mucha intensidad narrativa. Utilizando además la añeja técnica de los escritores de folletín, que al final de cada capítulo dejaban al lector con las expectativas muy altas y unas enormes ansias por seguir leyendo lo que vendría a continuación.

Donde Haya Tinieblas es tremendamente atractiva, trama de buen ritmo y magníficos diálogos. Donde asoman asuntos de intolerancia o la dicotomía entre el pecado y la belleza, con parte de la historia bíblica. Aunque lo que en verdad atrapa al lector es que, siendo una trama de asesino en serie en tiempos «modernos», también toca temas clásicos. Ese siempre siniestro mundo religioso y su arte. Temblamos ante un criminal que disfruta asesinando, trasladando esos cuerpos sin vida a lugares religiosos de diferentes Comunidades. Cada crimen lleva consigo un peso alegórico. Otros personajes a destacar son: el asistente personal de la modelo, la pareja de Karolina, la madre de la chica, Enrique Castejón, el inspector friki que investigará dentro del mundo digital, un sacerdote y un Guardia Civil fanático religioso. Casi nada.

Asesinatos rituales desconcertantes, narrado en primera persona por el inspector Martínez, que nos irá transmitiendo todos sus turbios pensamientos. Nuestro autor, Manuel Ríos, hizo una excelente mezcla, uniendo tragedias personales, religión y mafias, usando un lenguaje ágil, agradable y sazonado de buen humor, en el que destacan fases de la trama bien ajustadas, acompañadas de excelentes giros y buena documentación de los templos que aparecen en la novela. Aunque tal vez con demasiadas descripciones. Pero aparte de eso, se agradece la atención al detalle. No pasaremos por alto el claro mensaje de intolerancia o el acoso al que se ven sometidas las mujeres en el mundo de la moda.

La historia no da respiro. Entremezclando aventura y cultura nos conduce por sus atmósferas de forma lineal y directa. Complicándose, cada vez más, pero logrando mantener el listón alto, teniendo al lector en ascuas hasta el final y sin adivinar cuál es el enigma que envuelve el misterio. Pues solo quien asume la culpa merece el perdón.

Un libro que merece mucho la pena leer.