Reseña: Elia, de Carmen Moreno

Sabes que estás leyendo unos hermosos poemas cuando estos logran transportarte a momentos de tu vida, a sensaciones familiares, a recuerdos de tus anhelos, de tus sueños, de tu esperanza e incluso de luchas que creías olvidadas. Los escritores crean poesía porque es la mejor manera de decir una verdad mientras la mantienen en secreto. Al usar la metáfora, podemos admitir emociones profundas y poderosas sin exponernos. Es una manera de probar las aguas antes de saltar. Nuestra autora toca la cruda autenticidad de la naturaleza humana.

Elia es un poemario escrito por Carmen Moreno. Ella creó una obra que resalta la verdad sobre la maternidad. Muestra la realidad de cómo se sienten las dudas, las alegrías, el temor, el dolor del corazón… pero al mismo tiempo es una celebración y un homenaje. Aquí los lectores pueden echar un vistazo a la relación íntima entre una madre y una hija. A medida que la hija crecía, también lo hacía la colección, creando una hermandad literaria. Una de carne y otra de papel, ambas nacidas de la misma madre poeta.

Lo que quiero es inventarme

Un mundo en el que no corras

Si no es para jugar.

Lo que quiero es que no tengas miedo

Cuando lo tuve yo cuando nadie

Me protegía de las sombras

A los pies de la cama.

(…)

Lo que quiero, en el fondo

Es que crezcas como yo lo hice.

La obra arranca con un bello prólogo escrito por Cristina Fallarás. Le seguirán maravillosos versos libres repartidos en tres partes tituladas: El inicio de la historia, Elia como viento verde y Lejos de ser madre. En total, son casi cuarenta poemas, donde una madre busca preservar los recuerdos no solo en imágenes y momentos, sino en los matices del lenguaje. Carmen sabía que una instantánea no podía capturar los pensamientos, el estado de ánimo y la atmósfera de un momento dado, por eso lo captó de esta manera. La fotografía esconde secretos, nos olvidamos de lo que realmente estaba sucediendo en ese momento. En cambio, un poema lo captura todo. Nuestra autora al ser madre entendió que la conexión entre madre e hija es eterna. Existe fuera de los parámetros de las relaciones humanas típicas. La anciana, la joven y la madre están presentes en todas las mujeres independientemente de su edad. Entre madre e hija, todas estas facetas interactúan de una manera única e íntima entre ellas. En esta colección, el lector tiene el privilegio de vislumbrar esto. Así que recomendarlo se queda corto. Carmen Moreno logra con sus palabras hacer sentir a las madres y padres que han criado o se encuentran criando a sus hijos que ese es el trabajo más hermoso de la historia de la humanidad.

Reseña: La Soledad de los Pájaros, de Sandra Becerril

En La Soledad de los Pájaros estamos ante un relato de horror que hunde sus entrañas en los recuerdos de un pasado que ni siquiera es pasado porque sigue más vivo que nunca, jugando con las mentes y volviendo una y otra vez para atormentar y torturar. Dicen que cuanto más alto vuela un pájaro, más solo se siente… Nuestra protagonista principal es Agni una joven y bella actriz que se despierta en su cama descubriendo su propio cadáver asesinado meses antes. Ahora se encuentra en el limbo, y junto a su vecino también muerto, van a hallar a quién los mató. ¿Son obra del mismo criminal? Agni tiene sus sospechas, duda entre su representante, su amante o un fan. Ambos, como almas en pena, buscando pistas redescubrirán el auténtico monstruo que vive dentro del ser humano. Todo ello mientras la muerte los persigue…

Una muy buena historia que impacta en el lector al ser narrada desde el punto de vista de una mujer ya muerta. Un relato repleto de imaginación y decadencia moribunda. Morboso y maravilloso. No sabe lo que le ocurrió y nosotros tampoco, lo descubriremos todo junto a ella, esos destellos de la memoria nos encogerán el corazón. La atmósfera que usó para arropar la narración su autora Sandra Becerril es inmejorable, movió a los personajes y sus acciones dentro de un clima emocional en el cual el lector se adentra con angustia. No es fácil engancharse en la lectura cuando desde el comienzo su protagonista se encuentra muerta, pero Sandra supo crear el suficiente misterio, desearás saber quién fue su asesino y para ello envolvió la trama de hechos reales, temas fuertes donde no faltará la violencia de género. Pero no los coloca por encima ni de relleno, no, ella profundiza con el fin de vernos reflejados.

¿Acaso la literatura no bebe de la realidad social? Personajes con sus luces y sus sombras, auténticos como la vida misma. Nos estremecerá ante la horrible visión de ver a otros muertos o peor todavía, al monstruo que come almas y la señala con su dedo. Escenas fuertes de sexo incluso de masoquismo, que no molestan porque se integraron dentro de lo que es la vida o memoria de los personajes. No fueron puestos a golpe de martillo. La rabia de contemplar la vida en aquellos que conocieron, correr, huir de la sombra que los persigue, ¿es la muerte o algo peor? Ubicada en México, hábitat de la autora, sentiremos las vibraciones, olores y energías de las calles y callejones mexicanos. Viviremos la idiosincrasia de su gente y los terrores ocultos que acechan en cada esquina. Junto a dos muertos, entenderemos lo que es la auténtica soledad. Apenas tienen recuerdos del pasado y no hay ningún futuro. Viven en un presente perpetuo. Ven lo que les rodea, tocando con sus manos a las personas pueden averiguar acontecimientos de sus vidas y esto les ayudará en su búsqueda. Nuestra escritora les dio la libertad que trae consigo la muerte, no están atados a nadie ni a nada, deambulan en busca de respuestas.

No es una narración lineal, hay recuerdos que los hacen enfrentarse a su pasado, se cuestionan su vida, en esos momentos la letra cambiará de tamaño para ser diferenciada de la narración principal. Cada suceso estará ligado a uno de esos recuerdos. Me pareció una forma magnífica de construir la novela. Hacía tiempo que no leía nada de un autor mexicano, ese léxico de su país fue para mí un extra maravilloso en la lectura. Su prosa se siente poética, Richard Christian Matheson, llegó a decir que la escritura de Sandra es una lluvia brillante que cae mística, del cielo.

Entre letras de canciones de Guns N’ Roses, estaremos a su lado en la búsqueda del asesino. Rabia, dolor y ganas de matar, ya no volveremos a ver a los muertos de la misma forma. Su manera de buscar venganza nos hará temblar. Una historia que parecía tranquila y poco a poco se vuelve terrorífica. Nos haremos preguntas y buscaremos el misterio que esconde la verdad. El giro de vuelta que le dio al final es simplemente bestial.

Reseña: La Mujer del Porvenir, de Concepción Arenal

La Mujer del Porvenir fue escrita por Concepción Arenal en el año 1869. Este hermoso ejemplar, editado por Cazador de Ratas Editorial, es de tamaño bolsillo y acompañando al texto van cinco bellas ilustraciones a página completa a todo color menos la última que es en blanco y negro. Abre y cierra el volumen la imagen de la propia autora. Ciento treinta y tres páginas que se dividen en dos tratados: “La mujer del porvenir” (1869) y “La mujer de su casa” (1883).

Ante todo, recordaros que Concepción Arenal pertenece a un tiempo en que la escritura era de un estilo rebuscado haciendo con ello que el lector actual perciba la lectura un tanto pesada. Además, esta mujer fue una de las grandes intelectuales de su siglo así que todavía sentiremos su narración más árida. Pero La Mujer del Porvenir es un ensayo intenso y esclarecido sobre la emancipación de la mujer y su mañana en la sociedad moderna. Escrito en la España del siglo XIX, este texto destaca por su espíritu revolucionario, donde la autora defendió la autonomía femenina. Un grito ante lo que fue la desigualdad sexual en un momento en que las mujeres españolas todavía no tenían derecho a votar, incluso eran vistas inferiores intelectualmente. Al carecer de autonomía jurídica, estaban obligadas a depender primero del padre y luego del marido. Ser soltera no era entonces una opción de vida. Nos recordará la Constitución Española de 1869 cuando proclamó la igualdad ante la ley, aboliendo los privilegios de clase, aunque se seguían manteniendo los de sexo.

Capítulos cortos en los que la autora arremete contra unos estudios realizados por fisiólogos en los que señalaban a la mujer no sólo inferior respecto a la fuerza bruta, sino también se investiga sí su dependencia social es consecuencia de su inferioridad fisiológica, llegándose a decir que el cerebro de la mujer estaba menos desarrollado… Concepción Arenal nos deja aquí un análisis histórico de lo que entonces era una realidad, el modo en que eran tratadas las mujeres en diferentes ocasiones y en la propia sociedad. Nos habla, entre otros muchos asuntos, sobre los hábitos machistas y discriminadores y cómo se veían con tanta naturalidad que pensaban que era un derecho, algo establecido con fuerza de ley. Nos dice que lo que ella pretendía era romper con los estereotipos sexuales, pero, por prudencia, no hasta parecer revolucionaria y poner en alerta a aquéllos a los que iba dirigido. Más que nada para no provocar rechazo por tanto cambio de un golpe. Y aun siendo temas tan importantes, lo que destaca por encima de estos tratados, es la necesidad de la educación ya que la mujer entonces no tenía acceso a ella, prohibiéndole la entrada en la universidad.

El segundo tratado lo escribió varios años después. Regresando a los temas que tocó en el primero, pero evaluándolo por el paso de los años.

Estamos ante una lectura muy amena de una mujer sabia y valiente con una forma de pensar muy avanzada para su tiempo, que reclamaba justicia para la mujer de ese siglo, exigiendo trabajo digno y educación. Un magnífico librito que te hace reflexionar asó como ver cómo hemos evolucionado hasta la actualidad.

Imprescindible en cualquier biblioteca personal.

Reseña: Lissy, de Luca D´Andrea

Esta es la historia de una mujer que huye, un marido clamando venganza, de un sicario tan guapo que parece un actor, de un hombre de las montañas que sigue viviendo al estilo tirolés y de Lissy que siempre tiene hambre… Érase una vez cierto autor llamado Luca D’Andrea que escribió un thriller existencial tremendamente oscuro ambientado en los Alpes. Creó una granja casi perdida, rodeada de nieve que esconde secretos inconfesables, de miedos que nos regresan a lo antiguo y familiar. Esas montañas, ese lugar aislado donde el tiempo pertenece a las estrellas, serán coprotagonistas de la novela, allí transcurrirá la mayor parte de la historia y también allí vive Lissy, ella tiene nombre de princesa.

La huida de nuestra protagonista principal Marlene comenzará en el invierno de 1974, pero muchos años antes, en lo que fue la Segunda Guerra Mundial, conoceremos al hombre del que está huyendo, su marido Herr Wegener. Sabremos de su miserable infancia trabajando con los nazis, ¿la maldad nace o se hace? ¿Cómo un niño descalzo en la nieve acabó siendo un criminal? Entenderemos que lo peor no es el miedo, ni siquiera el dolor… es la espera. Narración que nos enseña los diferentes matices que se esconden bajo la palabra maldad. Novela inquietante construida con precisión en la que el entorno participa tanto en la historia como en los personajes. Una fusión de fantasía negra y suspense, donde los cuentos de hadas se mezclan agregando un giro brillante que el lector no esperará. Es una estela moderna a través del miedo y la locura, pero siempre con tono retorcido y oscuro. Hay muertes, sangre, dedos cortados, puñaladas a la femoral, kobolds, susurros de dinero que comentan los ratones en las paredes, el cuento de Hansel y Gretel, la obligación de proteger a Klaus y pan de jengibre. El autor rinde homenaje muy hábilmente a los viejos cuentos de hadas, ilustrando cómo siguen siendo metáforas atemporales de la vida. Desde las brujas malvadas hasta los jóvenes inocentes, existe una línea delicada, bellamente mezclada entre los arquetipos y las personas reales, de carne y hueso.

Aquí la locura será el destino de uno de sus personajes y curiosamente esa misma locura se convertirá en un faro de luz para otro. Mientras tanto la dulce y pequeña Lissy come en un bol de plata. En aquellas montañas cubiertas de nieve se encuentra escondida Marlene con el hombre montañés Simón Keller después que él la rescatara de un accidente. Los días se acortan demasiado y esa oscuridad hace sentir la cabaña casi ilusoria. Las llamas del fuego les invitan a narrar sus historias. Pero Simón no será tan sincero y se callará sobre lo que oculta en su sótano, incluso en el interior de su cabeza. Oh no, amigo lector, ahora me toca a mi ser honesta, no es Lissy su mayor secreto… Y sí todavía sigue teniendo mucha hambre, crac, crac…

Capítulos cortos y aun así hay mucho escrito, dentro de su prosa bella, el autor se las ingenió para dejar unos personajes inolvidables con sus historias de fondo que logran aumentar la tensión de la trama y siempre acompañándolos de la cultura de aquellas montañas imperturbables, escenario tan hermoso como claustrofóbico. Folclore, curaciones místicas, búsqueda, una pocilga de cerdos terroríficos. Una obra de suspense pavorosa e insana que transita los terrenos de la demencia y la salvación. Una lectura que asusta porque sin darte cuenta, lentamente, vas sintiendo empatía por un asesino. De tan extraña que es la novela, es extraordinaria.

Reseña: La Comunidad, de Helene Flood

La Comunidad es un thriller psicológico capaz de mantener al lector con el corazón en un puño. Helene Flodd nos introducirá en el misterio de un crimen envuelto en secretos y sospechas. El escenario será Kastanjesvingen, vecindario alejado de la ruidosa ciudad de Oslo, en el que no debería ocurrir nada terrible. Allí en una finca de cuatro pisos acaba de mudarse Rikke junto a su esposo Asmund y sus dos hijos. Ese lugar de ladrillos y paredes guardará con su silencio lo que sus habitantes no dicen. La tranquilidad termina cuando el cadáver de Jørgen, uno de los vecinos, es hallado muerto en su propio apartamento. Las primeras sospechas señalaban un suicidio, pero fue un asesinato y la seguridad en la que vivían llegó a su fin.

Nuestra autora se integra en la vida diaria de los personajes para dar forma a su historia en un ambiente urbano. La narración se encuentra estructurada a partir de Rikke, protagonista y narradora. Iremos conociendo todos los detalles por sus pensamientos, veremos a través de sus ojos. Ella, a raíz de ese crimen, comprobará que los que viven a su alrededor no son como pensaba, esconden secretos, pero nosotros también sospecharemos que Rikke oculta algo… Con su voz, el lector seguirá sus reflexiones, verdades suyas y de los otros inquilinos, lo cual nos llevará a preguntarnos: ¿Cuánto hay de autenticidad en sus palabras? ¿Podría estar simplemente representando su papel de buena vecina? Esta es una novela tranquila, lenta, la autora se alejó de la acción y de escenarios manchados de sangre, aunque sentiremos angustia ante esos pasos que resuenan en la vivienda de arriba como algo siniestro. ¿Ellos son asesinos? Y es que esos tabiques que los separan… ¿Cuántas conversaciones habrán escuchado?

La Comunidad es lo que se conoce como una domesti-noir, que funciona mientras nos grita que forma parte de la naturaleza humana guardar secretos. También es parte de la naturaleza humana sufrir. Exteriormente, todos profesan que la honestidad es la mejor política y, sin embargo, estas son las palabras de los mentirosos intentando convencerse unos a otros de lo contrario. Ya sea que mientan para salvar la cara socialmente, para parecer mejores de lo que son u ocultar algo más siniestro. Lo que provoca que parezcan culpables. La autora maneja los diversos perfiles psicológicos en esta comunidad con facilidad, haciendo un seguimiento de cuán involucrados están cada uno de ellos en el oscuro asesinato. Flood no sólo mueve la mentira y sus efectos en todos los vecinos con destreza, sino que nos presenta a cada uno de nosotros una realidad más grande: hay un alto precio por esconder de la verdad. No hay, y esto se lo agradezco enormemente, violencia gratuita contra la mujer, apartándose de los estereotipos femeninos, siempre mostrándolas débiles y objeto de violencia, no encontraréis ninguna mujer victimizada. Aquí vais a leer una trama donde se explora la cotidianidad de un grupo de personas, lo que conlleva tener secretos y las consecuencias de estos.

Un disfrute para el lector que creerá estar acercándose al desenlace para luego darse cuenta de lo equivocado que estaba. Helene Flood no tiene prisa e irá introduciendo hechos con el fin de distraer. Tendremos un verdadero reto ante estos personajes que no son lo que parecen. Deberemos explorar lo que callan y lo que nos oculta la propia autora. Magnífica novela que nos enseña lo oscuro que llevamos dentro e intentamos ocultar. ¿En quién puede confiar Rikke cuando incluso se miente a sí misma?

Me ha encantado.

Reseña: La Conspiración Médici, de Barbara Frale

Estamos ante una novela que aborda el episodio más fascinante del Renacimiento.

El caso (sin resolver) del asesinato de Giuliano de Médici.

¿Qué mejor lectura se puede conseguir actualmente un tanto vedada de grandes obras, que un policial negro, negrísimo pero anclado en la fascinante época del Renacimiento? Pues esta que tienes en tus manos, osado y desprevenido lector, es una novela en la que abundan los crímenes, la intriga palaciega y la conspiración como arma política para la obtención de poder. Con la ambientación de novela negra viajamos al pasado, a lo que se conoció bajo el nombre de “Conspiración de los Pazzi”, un veintiséis de abril de 1478.

Ya en las primeras páginas sabemos que el golpe de estado fracasó y que los conspiradores tuvieron su merecido. ¿Entonces? Ah, amigo lector, tenemos un asesinato que esconde un auténtico misterio pero que deja una pregunta en el aire: Si era Lorenzo de Médici quién gobernaba, ¿por qué asesinaron a su hermano Giuliano con tanta ira? La trama se desarrolla en la legendaria Florencia de los Médici y de Lorenzo de Médici (El Magnífico), gran mecenas de las Artes y las Ciencias. Trata también de su enfrentamiento con la infame familia Pazzi, históricos rivales de los Médici. Esta trepidante narrativa nos sitúa en la conjura en la que la familia Pazzi quiso deshacerse para siempre de los Médici y así hacerse con el control político y financiero de Florencia.

Barbara Frale recrea una ambientación magnífica de la Italia renacentista.

Y cuando digo magnífica no escatimo en elogios. Ella es una historiadora de renombre, paleógrafa y experta en la Edad Media y el Renacimiento. Usa un lenguaje vivo, un cóctel de referencias de todo tipo, que logra situar al lector de manera cuasi cinematográfica en la Florencia del Quattrocento. Los personajes reales, el ambiente artístico, la cultura, la arquitectura florentina, todo se logra palpar de manera sensual a través de páginas vibrantes y cargadas de historia, donde no falta su buena dosis de intriga. La acción está rodada desde distintos planos, y hablamos de rodada y no escrita porque logramos observar los acontecimientos como si estuviéramos presentes, viendo el accionar de los conspiradores y de las víctimas.

Una historia que no se detiene, siempre ocurre algo en ese escenario de pasión, traición, familia, muerte, poder y venganza. Encontraremos exquisitos los cameos de Simonetta Vespucci, que murió también un veintiséis de abril, pero dos años antes. ¿Casualidad con la fecha del crimen de Giuliano? Sandro Botticelli también saldrá a escena, su efímera presencia destapará algún secreto junto al gran historiador Angelo Poliziano; figuras relevantes y fundamentales del arte y cultura de la época. Ambos son claves en las revelaciones que se guardan entre las páginas de esta bella novela. Lectura de tintes afrodisíacos, por su belleza y su carga de terrible suspense que logra erizar la piel. De la que pedimos más y más.

El regusto final del libro es uno que determina las sensaciones potentes que han quedado tras la lectura. En la política siempre aflora el lado más oscuro del carácter humano. Ese capaz de las peores iniquidades con tal de obtener poder o riquezas. Que queréis más que os diga, me ha encantado.

Reseña: Pug Actually. Cupido por Sorpresa, de Matt Dunn

Pug Actually es ante todo una carta de amor hacia las mascotas. A los perros, concretamente. Pone el énfasis en la relación e interacciones que se generan entre un humano y su perro, haciendo el autor gala de un conocimiento preciso del comportamiento del más noble compañero de los humanos. Una historia que funciona a varios niveles narrativos y tiene influencias de las viejas fábulas protagonizadas por animales antropomórficos, en cómics y cartoons con animales protagonistas que también se suelen ver en peliculas.

Sabemos que los perros son conocidos como el mejor amigo del hombre, pero Doug, nuestro chucho protagonista, es el mejor amigo de las mujeres, específicamente de una llamada Julie que tiene treinta y cinco años. Ella lo rescató de una perrera y le dio una vida llena de amor. Una chica que es románticamente torpe con muchos complejos… Para colmo, su novio es un hombre casado, ¿y qué otra opción tiene ella? Temiendo vivir como solterona, soporta esta relación poco afectiva. Pero Doug ve la solución perfecta en Tom, un veterinario recientemente divorciado y para que dicha relación llegue a buen puerto, Doug deberá vencer los incontables obstáculos con los que se irá encontrando: dejándonos momentos inolvidables.

Una adorable historia escrita desde el punto de vista de un perro. La prosa brilla con humor y honestidad. Un libro que es casi tan bueno como abrazar a un mejor amigo peludo. Una lectura encantadora, entretenida y bien hecha, donde Doug nos enseñará lo divertido que es entrometerse en la vida de un humano, especialmente cuando se trata de un romance. Matt Dunn resalta las cualidades humanas de Doug para demostrar lo que realmente significa la amistad y lo vital que es. Nuestro autor nos grita que, aunque sabemos de la importancia de creer en nosotros mismos, esto no es fácil. Es un rasgo de la humanidad convertirnos en nuestros propios peores enemigos, tal vez por eso convivimos tanto con los perros. Quizás, cuando nos vemos reflejados en su mirada amorosa, nos convertimos en quienes creen que somos.

Deciros que tan pronto comencé a leer sobre el mundo de Doug y Julie, quedé absorta. Leí todo el libro de una sola vez. Nuestro perro narrador es simplemente admirable, en verdad, sus payasadas os mantendrán pasando páginas y sacando más de una sonrisa. La lealtad y el amor incondicional emanan de Doug como el amigo perfecto. A medida que avanzan en la relación, forman un equipo, una verdadera asociación, un rescate mutuo. He escuchado a personas decir que sienten que sus mascotas pueden comunicarse con ellos. En este libro, Doug realmente se comunica con el lector, pero es la magnífica narración de Matt lo que le da vida. Se introduce en cómo podría pensar un perro y lo comparte con nosotros.

Y es algo hermoso.

La gran magia del libro es la de llevar a cabo una inversión de valores. ¿El perro actúa como un humano o es al revés? ¿Quién aprende más de quién? Su lectura me dejó un bonito sentimiento. Un sentimiento de esperanza que se quedó conmigo cuando terminé la historia.

Reseña: Frankenstein, o el Moderno Prometeo, de Mary Shelley

Ante todo, comentar que esta edición de Frankenstein, o El Moderno Prometeo, editada por la editorial Valdemar en su colección gótica, se completa con un documentado estudio preliminar sobre Mary Shelley y la gestación de Frankenstein, a cargo de Antonio José Navarro.

¿Qué tiene para contarnos ese Prometeo arrancado de la inexistencia, venido de las negras profundidades de la muerte por obra y gracia de uno de los primeros Mad Doctors de la historia literaria? Nos trae la buena nueva de los avances científicos y de todo un campo sin explorar de la medicina. A ello tenemos que sumarle el gótico de época que todo lo impregnaba con su sentimiento de negra oscuridad. Una novela canónica surgida de una noche de tormenta y de una reunión de imprescindibles del fantástico del siglo XVIII.

Mary Shelley era un perfecto producto de su tiempo, una mujer muy culta casada con un laureado poeta cuyos intereses basculaban entre los avances científicos de aquellos años y el arte. Siempre se dijo que el texto fue escrito a cuatro manos junto a su marido pero este lo negó siempre y atribuyó todo el mérito a Mary. La novela tiene una estructura novedosa para la época, ya que comienza contándonos los hechos por el final. Nuestro atormentado científico, Víctor Frankenstein, nos cuenta desde un barco encallado en el lejano polo Norte, quién es y cómo llegó a serlo, y qué misteriosos asuntos lo han llevado hasta los confines del mundo. El motor de la aventura se pone en marcha. Así, iremos conociendo entre flashbacks, la existencia idílica de este hombre, hijo de una familia acaudalada desde que era un estudiante y su pasión por la ciencia y el enigma de la vida y la muerte.

Todo está narrado con una prosa concisa y elegante, como si se tratara de una autobiografía, y es que hay mucho de los sueños y anhelos de Mary Shelley en su propio personaje principal. Posiblemente mirando la novela con los ojos de la actualidad podríamos inferir que el Prometeo que rompe sus cadenas no es el monstruo sino más bien la propia autora… Esos sueños y anhelos del joven científico derivarán en una pesadilla cuando Víctor juegue a ser Dios y cree vida en la muerte, y de aquí en más conoceremos de primera mano los sentimientos del «hijo» creado, que resulta a todas luces ser un monstruo cuya sola visión provoca el horror y el rechazo más abyecto.

La novela tiene sus altibajos pero Shelley se las arregla para llevarla a buen puerto, consiguiendo por momentos que empaticemos con esa criatura que es un marginado, un extraño y que, en definitiva, somos nosotros los lectores. Por que más que asustar por lo sobrenatural, la novela asusta por los crímenes del monstruo o porque dicho ser es tratado como tal por su propio creador y por las personas en sí, seres humanos a los que se les presupone una capacidad de raciocinio y ser civilizados.

Más adelante el cine se encargaría de contar mil y una historias distintas tomando estos personajes.

Pero quedémonos con este estremecedor relato narrado por esta ávida joven inglesa que concibió en una tierra extraña, una historia moral que siglos después se convirtió en una obra épica y clásica de la literatura gótica. Con la inevitable lucha entre el bien y el mal y la decisión de juzgar a quién encarna cada una de estas cosas.

Shelley hábilmente las deja en tus manos, lector.

Reseña: Zothique. El Último Continente, de Clark Ashton Smith

Existen escritores que sólo pueden tener llegada a un nicho muy peculiar y exclusivo de lectores. Lectores con gustos que van mucho más allá de las convenciones de la palabra escrita con el mero pretexto de entretener o contar historias. Esos lectores aspiran a un tipo de escritos que puedan sumergirlos en realidades que logren poseer una sustancia tangible que se adhiera a las neuronas y las lleve de paseo por mundos que no han de ser descritos por alguien que no sea partícipe de esa extraña cofradía de selectos.

Clark Ashton Smith fue uno de esos profetas, que supo elaborar oscuras taumaturgias al unir vocablos de antigua y misteriosa resonancia semántica. Supo ser un hechicero que tejía conjuros en forma de relatos, y esos relatos, al llegar al iniciado lector, se convertían en fórmulas mágicas capaces de transmutar la misma realidad cotidiana. Y esos son los efectos que uno encuentra al leer los relatos de Zothique, ese oscuro, decadente y crepuscular continente, ubicado en imprecisos tiempos y lugares, y condenado a desvanecerse sepultado en las calientes arenas del desierto de Tasuun.

Nuestro autor se exhibe en estos relatos como el más consumado orfebre de la literatura fantástica moderna, capaz de elevar a lugares prodigiosos e inalcanzables para otros la más desatada y febril imaginería. Un artista inefable que logra retorcer a gusto todos los tópicos preexistentes del género y pulverizarlos con una puesta en escena arrebatadora, arrolladora y poética, no exenta de una cierta afectación que no desvirtúa, sino que resalta aún más el efecto de sus historias. En esta bella edición en tapa dura que sacó Editorial Valdemar en su colección Gótica, encontrareis dieciséis relatos cortos ambientados en el mundo imaginario de Zothique, de los cuales debo destacar la maravillosa traducción que hizo Marta Lila Murillo.

Aquí encontrareis desde amantes zombies que bucean en mares de aguas del color del ébano, seres monstruosos entregados a la lujuria, magos y reyes decadentes entregados a las más repugnantes perversiones, lamias voluptuosas, quimeras, pájaros antropomórficos, astrólogos en busca de su destino… Sabremos de lugares más allá de los límites de la tierra en los cuales la luz del sol se ha oscurecido, sí, allí la magia más oscura y la brujería han reaparecido… Todo eso y más, muchísimo más, encontrará todo aquel que decida abrir estás páginas y beberlas como un licor narcótico y voluptuoso, porque todos los relatos conforman la más extraordinaria mitología de un mundo destinado a morir y que vive sus últimos días en un letargo que tiene mucho de sepulcral y mortuorio.

Y luego de beberlas y recibir el impacto inaudito de la prosa musical y quirúrgica, sólo podrá prosternarse ante el infame maestro de la alquimia literaria, el supremo constructor de ignominias. Maestro del mismísimo Lovecraft, quien por cierto le tenía en muy alta estima artística.

Zothique, más que una joya, es un libro, una antología que ya pasó al estatus de LEYENDA. Simplemente deciros que he reseñado el que es para mí es el mejor libro que he leído en mi vida. ¿Conocéis esa encuesta sobre cuál sería el libro que te llevarías a una isla desierta?

Este es el mío.

Reseña: Donde Haya Tinieblas, de Manuel Ríos San Martín

Leer Donde Haya Tinieblas es adentrarse en un thriller policíaco que deja muy buen sabor de boca. Karolina Mederev es una modelo rusa de diecisiete años a la que le falta el ombligo. ¿Es importante este último dato? Ya se verá, según avancemos, que desaparecerá en Madrid y aparecerá muerta en una iglesia de Extremadura…

Estamos ante una novela moderna, actual, que se mueve en el mundo de las redes sociales. El autor afirma que no somos conscientes de toda la información personal que exponemos en la red. Quiénes somos, dónde vivimos, nuestros amigos, nuestra rutina… Ella dio demasiados datos. Pero los inspectores serán el corazón de la historia, y no podrían ser más diferentes. Por un lado, tenemos a Martínez, cincuentón, casado con hijos, anticuado, caótico, algo machista, te sacará más de una sonrisa con sus ironías. Su compañera, Pieldelobo, joven, guapa, feminista… Dos policías que te generan la duda de si lograrán entenderse para poder trabajar en equipo en las tres líneas de investigación que se manejan. Vais a disfrutar tanto de sus investigaciones como de sus vidas. No obstante, la primera hipótesis señala una red de prostitución de lujo, fiestas, menores de edad y cierta finca enigmática. La segunda apunta a un seguidor obsesionado con las fotos eróticas que la modelo subía a su cuenta de Instagram. En cambio, la tercera línea es mucho más tenebrosa, al rodearse de imágenes bíblicas y simbología religiosa, arrastrando a estos dos policías a través de una España diferente, llena de lugares misteriosos y sagrados que, a simple vista, asemejan ser tranquilos. Pero nada más lejos de la realidad.

Todo se complica cuando aparecen dos nuevos cadáveres, uno en un monasterio de Huesca y el otro en un santuario de Guipúzcoa. Pero entonces quién: ¿Los rusos? ¿Aquel fan obsesivo? ¿Un fanático religioso? Una espléndida novela que se mueve entre el perdón y la venganza. Repleta de conflictos y contrastes, muy bien estructurada en capítulos breves de mucha intensidad narrativa. Utilizando además la añeja técnica de los escritores de folletín, que al final de cada capítulo dejaban al lector con las expectativas muy altas y unas enormes ansias por seguir leyendo lo que vendría a continuación.

Donde Haya Tinieblas es tremendamente atractiva, trama de buen ritmo y magníficos diálogos. Donde asoman asuntos de intolerancia o la dicotomía entre el pecado y la belleza, con parte de la historia bíblica. Aunque lo que en verdad atrapa al lector es que, siendo una trama de asesino en serie en tiempos «modernos», también toca temas clásicos. Ese siempre siniestro mundo religioso y su arte. Temblamos ante un criminal que disfruta asesinando, trasladando esos cuerpos sin vida a lugares religiosos de diferentes Comunidades. Cada crimen lleva consigo un peso alegórico. Otros personajes a destacar son: el asistente personal de la modelo, la pareja de Karolina, la madre de la chica, Enrique Castejón, el inspector friki que investigará dentro del mundo digital, un sacerdote y un Guardia Civil fanático religioso. Casi nada.

Asesinatos rituales desconcertantes, narrado en primera persona por el inspector Martínez, que nos irá transmitiendo todos sus turbios pensamientos. Nuestro autor, Manuel Ríos, hizo una excelente mezcla, uniendo tragedias personales, religión y mafias, usando un lenguaje ágil, agradable y sazonado de buen humor, en el que destacan fases de la trama bien ajustadas, acompañadas de excelentes giros y buena documentación de los templos que aparecen en la novela. Aunque tal vez con demasiadas descripciones. Pero aparte de eso, se agradece la atención al detalle. No pasaremos por alto el claro mensaje de intolerancia o el acoso al que se ven sometidas las mujeres en el mundo de la moda.

La historia no da respiro. Entremezclando aventura y cultura nos conduce por sus atmósferas de forma lineal y directa. Complicándose, cada vez más, pero logrando mantener el listón alto, teniendo al lector en ascuas hasta el final y sin adivinar cuál es el enigma que envuelve el misterio. Pues solo quien asume la culpa merece el perdón.

Un libro que merece mucho la pena leer.