Reseña: Los Crímenes de la Academia, de Louis Bayard

La nueva oferta de Louis Bayard es un tour literario por la novela detectivesca victoriana, esta vez con el joven Edgar Allan Poe como asistente de detective. ¿Os suena? Sí, sí, Los Crímenes de la Academia que reeditará en breve Roca Editorial es la novela en la que se basará la próxima gran película de Netflix protagonizada por Christian Bale, Harry Melling y el gran Robert Duval. Pelotazo, pelotazo de novela del ya distinguido Louis Bayard, escritor de notables obras con dones para los diálogos y la imaginación tal como declaró en su día la maestra Joyce Carol Oates.

Con una trama brillante y absorbente, desde muy pronto el lector notará que Bayard se divierte mucho con su prosa mientras Poe y el ex-agente de policía de Nueva York, Gus Landor, resuelven dos espeluznantes asesinatos en West Point allá por 1830. Pues el señor Landor habiéndose retirado al norte del estado por su salud, ahora es llamado informalmente al servicio para investigar la muerte del cadete Leroy Fry, encontrado ahorcado y con el corazón extirpado quirúrgicamente… La discreción es la palabra, en estos casos, por lo que, al necesitar un hombre de dentro del cuerpo como ayudante para que estas informaciones no cundan el pánico ni amarilleen la prensa; Landor recluta al cadete Edgar Alan Poe para recopilar información, ya que está seguro que Fry fue asesinado y mutilado por uno de sus compañeros… Y es que Landor y Poe encuentran evidencia de un sacrificio satánico en la escena del crimen. Y poco después, otro cadete es encontrado colgado y sin corazón, y esta vez también castrado. Con una deducción clásica al estilo de los sabios, Landor reduce el campo de sospechosos a Artemus Marquis, un carismático estudiante de último año cuyo padre resulta ser el cirujano residente de West Point.

Y hasta ahí puedo leer.

Leyendo (devorando) esta genial novela que es Los Crímenes de la Academia (The Pale Blue Eye… Mmmm…), uno se imagina que gran parte del disfrute de Bayard provino de la creación de un conjunto de eventos que más tarde influirían en toda la escritura de Poe. No sé si me entendéis. Trabajando hacia atrás, inventando inspiración para sus poemas y cuentos, del hombre que no mucho después fue conocido como el Rey del Terror literario, Louis Bayard ficcionaliza ricamente el corto período de tiempo que Poe estuvo en dicha academia. Y en última instancia, las razones detrás de su expulsión en menos de un año. El objetivo, la idea, la inspiración era contar un caso distinguido de aquel tiempo que estuvo el excéntrico poeta durante su breve estancia en West Point y ajustar los hechos a un caso real muy similar ocurrido en aquellos años.

Con algunos adornos, le ha quedado de maravilla. Podría decir incluso que Poe probablemente podría aplaudir este «rescate» de aquel suceso. Después de este triunfazo de novela que fue con su publicación en USA, los lectores norteamericanos y muchos de por aquí, quedamos expectantes por ver en quién pondría su mirada Bayard para su próxima novela. Y no tardó mucho más en volver a dar espectáculo.

Dos cosas. Primero decir que tras la lectura de Los Crímenes de la Academia, el lector puede querer comenzar de nuevo desde el principio. Incita a eso.

Y segundo. Esta nueva edición se publica en nuestro país el 15 de septiembre. Ya tardaban en llevar a la pantalla esta maravillosa trama.

No se la pierdan.

Reseña: Sangre Helada, de Robert Bryndza

Sangre Helada es la quinta entrega de la serie Erika Foster, una de las mejores series de detectives femeninas que existen. Es un libro que se puede leer de forma independiente, aun así te aconsejo leer los otros de la saga conociendo más a fondo a los personajes.

Erika Foster, su amiga Kate Moss y su equipo han regresado, y es genial tenerlos de vuelta en Lewisham, Londres. Bueno, no todos, Peterson, sigue recuperándose del disparo… Esta vez nos enfrentamos a un asunto espeluznante. La pesadilla arrancará con la localización en el Támesis de un maletín que contiene un cadáver descuartizado. Al poco tiempo encontrarán otro, con similar «modus operandi». ¿Se hallan ante un asesino en serie? Obviamente, ambos están vinculados y nuestra detective quiere el caso… pero un asunto de drogas amenaza con quedárselo Narcóticos. Justo cuando la detective comienza a avanzar en la investigación, es objetivo de un violento ataque. Obligada a recuperarse en casa, sacará fuerzas de donde no quedan para seguir pistas… Y todo da un giro aún más retorcido cuando descubren que las hijas gemelas de un compañero de trabajo de Erika, el comandante Marsh, se encuentran bajo un terrible peligro. El tiempo corre en su contra.

Por si no conocéis la serie, nuestra protagonista principal es Erika Foster. Ella se gana a cualquier lector, todo lo que hace para salir de las situaciones más desesperantes es una clara muestra de su valor y fortaleza personal. Es una buena detective, a veces, es verdad que sientes que la mala suerte la persigue, y curiosamente es lo que la hace creíble y humana. Es valiente y hará lo que haga falta por resolver sus casos, aunque este le sea difícl de entender. Sus problemas personales ponen un deje de tristeza de vez en cuando. Y luego está esa relación con Peterson que no se termina de consolidar.

El autor Robert Bryndza logra sacar al lector de su zona de confort con esos cuerpos descuartizados en las maletas. No escatima en detalles. Leeremos una novela ágil y trepidante, con capítulos cortos que ayudan al desarrollo veloz de la trama. Nos involucramos en una muy buena investigación enlazando la actualidad con capítulos alternos de la vida de los asesinos. En algunas partes, el lector las conoce desde el punto de vista de uno de ellos, haciendo que la lectura se vuelva por momentos terriblemente espantosa. Sí hay más de un asesino y lo interesante es que Bryndza nos los enseñará.  ¿Le quita esto emoción a la trama? Para nada.

Una novela de suspense criminal repleta de dramas en la que hay que destacar los excelentes análisis forenses y los detalles del mundo del tráfico de drogas que nos dejó el autor. Tendremos buenas vueltas de tuerca en las que también conoceremos cosas de la vida personal de nuestra protagonista, de su hermana y su vida allá en Eslovaquia. Yo, que he leído los anteriores, puedo aseguraros que esta historia es la más fuerte de seguir, la más sangrienta, este autor sabe cómo desgarrarte leyendo, mejora en cada nueva entrega, juega con la sensibilidad del lector con sus emociones llevándolo a pasar páginas en las que de pronto se verá con unas escenas terribles y difíciles de digerir. El personaje de Nina es… ya lo veréis, en cambio el del psicópata Max, terrible, sin piedad…, enamorarse de un asesino conlleva un alto precio… Demasiado alto.

Historia cruda de fondo oscuro, crímenes, secuestro, asesinos capaces de atraparte… hasta un desenlace simplemente brutal. Robert Bryndza nuevamente se superó.

Reseña: HYDE, de Craig Russell

Hyde es el capitán de la policía de Edimburgo y está profundamente preocupado por su pasado y su tiempo como soldado en la India. También sufre de una forma rara una epilepsia que le provoca alucinaciones y episodios que lo sacan del mundo real. Estos episodios seguidos de la pérdida de tiempo y memoria de los hechos que le precedieron hacen que se preocupe por su estado de ánimo y las cosas de las que es capaz. Mientras lucha contra extrañas visiones, se encuentra de pronto en el lugar de un espantoso asesinato en el que le acomete un inquietante grito de Banshee… Pero a medida que investiga el asesinato, salen a la superficie más y más cosas impactantes y se revelan secretos que deberían haber permanecido ocultos; sociedades secretas, rituales celtas, la resurrección del diácono, los perros del infierno… Aumenta la intensidad de la historia y nos agarra hasta el final. Mas, ¿puede Hyde detener al asesino antes de que vuelva a atacar o se encontrará cara a cara con el monstruo que se esconde dentro de sí mismo? Edward Hyde tiene un don extraño y una maldición.

HYDE es uno de los grandes títulos que se marca Roca Editorial para este final de año. De hecho, llega perfecto para disfrutar en época de Halloween, sin duda, el mejor momento para disfrutar de esta obra que atrapa tanto. Un thriller que se agarra al Terror como un niño pequeño se agarra a su padre ante el miedo. Craig Russell dándolo todo una vez más. Una historia de estilo procedimental policial que sigue al capitán Hyde, que investiga un asesinato inusual que se asemeja a la triple muerte famosa de los cuentos celtas, la historia es una versión intrigante del Dr. Jekyll y Mr.  Hyde que todos conocemos y que habla sobre la naturaleza del hombre. El Bien y el Mal. La eterna dualidad del Universo, además, con el detallito de contener un párrafo de Robert Louis Stevenson como Prólogo y Epílogo que siempre gusta encontrar.

Lo que me encantó de HYDE es que está impregnada de ese Terror de folclore clásico que tanto mola. A base de leyendas crea un entorno atmosférico tan inquietante como fascinante. Una historia que dejando migajas por el camino, se llena de elementos que forman un todo al final. ¡¡Y qué final!! Estuve tan metido en la historia desde que la empecé que me llegué a obsesionar con los mitos celtas y cuentos escoceses tanto que he pillado algunos compendios por ahí para ver de dónde sale tanto elemento sobrenatural en esa tierra. Y no me refiero a mi amiga Banshee, por supuesto; ser que conozco sus habilidades hace tiempo. Pero HYDE es espeluznante, inquietante y escalofriante en ciertos momentos. No tenía a Russell por un buen autor de Terror.

En HYDE, la historia es un poco más pesada al principio. El ritmo es más lento y se toma tiempo para establecer los diferentes puntos de la trama y preparar las diferentes revelaciones. Como escritor, os diré que esto se hace adrede para que todo se asiente en la mente del lector como se debe. Aunque algunos arriesgan tanto que el lector no aguanta. Pero no es el caso. La lucha por la salud mental y el trastorno de personalidad sí que tiene su atractivo. Y llega a dar miedo de verdad, por la idea simple de que todos estamos a un paso de la locura. Sin embargo, llegamos a saber qué pasa exactamente por la mente de Hyde y esto está terriblemente bien logrado.

Un libro que además cuenta con personajes fascinantes, con los que si das con la esencia de cada uno y su comportamiento, hallarás la mejor manera de darle la vuelta a la historia y complementarla con su poderoso final.

Que para nada es lo que esperaba.

HYDE es una historia de Terror que sumerge en un mundo interesante. Los elementos paranormales y el folclore son súper molones, insisto. El entorno atmosférico y la ominosa nube oscura que se cierne alrededor del personaje principal proporciona el telón de fondo perfecto para el estilo gótico de la historia. Había visto otras veces críticas asombrosas de obras de este autor, pero no sé porqué nunca le eché demasiado cuenta. Por norma general, suelo huir de escritores de bestsellers (excepto de mi Tito King). Y ahora tengo la emoción de querer leer más libros de Craig Russell. Va directamente a mi lista de autores “perseguidos”.

Aunque miedo me da pensar que HYDE su única buena novela buena de Terror.

Reseña: Los Sonámbulos, de Chuck Wendig

Siempre es un atractivo leer tanto a un nominado, como a un ganador a los Premios Bram Stoker. El más preciado premio del género de Terror que se dan en USA y que son un referente en el mundo entero. Sin embargo, se me juntan varias cosas con Chuck Wendig, autor prolífico (polifriki, lo llamaría yo) que ha hecho cantidad de cosas para diversos temas. De hecho, yo lo conocí como autor de novelas del universo expandido de Star Wars. Pero llevo tiempo escuchando recomendaciones sobre Wanderers (Los Sonámbulos), y aprovechando que Roca Editorial la acaba de publicar en español, ¿quién se va a perder dicha oportunidad? Y más cuando muchos categorizan a Los Sonámbulos como su obra maestra. Y es que estamos ante una historia colosal que ocupa una franja de espacio literario entre lo distópico, la ciencia ficción y los acontecimientos actuales. Diría, una sinfonía de elementos narrativos que chocan con un trasfondo muy real. Una historia que impacta pese a las similitudes con obras como The Stand (¡El eterno King siempre!), pero digo más. Este libro es Apocalipsis y La Hora Final juntos. Sazonado con algo techno de Johnny Mnemonic. Una temática centrada en algo muy dificil de explicar sin spoilers. La mitad del tiempo, no tenía idea de adónde diablos iba la historia pero de pronto click, me hackea el cerebro la trama y entiendo lo que Wendig quiere contar. Además, el ritmo de la narración es un desafío. Los Sonámbulos es un tochal, un libro-ladrillo, como yo los llamo yo, pero un cuento cuyas páginas arden, se esfuman rápidamente y te mantienen la mirada perdida. Cada capítulo, bien escrito, pero en lugar de galopar cuentan detalles que se resumen muy bien al final. Aunque hasta la mitad de la novela aproximadamente no se acelera todo.

Una mañana del 3 de junio, en la pequeña ciudad de Maker’s Bell, Pensilvania, Shana se para junto a la cama de su hermana pequeña y piensa: «Nessie se escapó de nuevo». Nessie se escapaba a menudo, y como Shana era la hermana mayor y protectora de Nessie, era un problema. Sin embargo, Nessie salió de la granja en mitad de la noche sin nada más que un vestido. Lo que Shana no sabía en ese momento, pero aprende rápidamente, es que Nessie es sonámbula. O como se la conocerá más tarde, una caminante. Nessie ha comenzado una larga caminata y nada puede detenerla. Shana no se queda atrás. A medida que pasan los días, el grupo de caminantes crece. Si vas a darte un paseo por el campo, te tropezarás con este tipo de gente, jóvenes o mayores, todos caminan con determinación. Y hay gente que se dedicará a recoger a estos caminantes para que no se hagan daño…, pero mientras los sonámbulos caminan, la opinión del mundo está dividida sobre qué tipo de criatura se han vuelto esas personas. ¿Hay algún tipo de tema extraterrestre de por medio? ¿Son experimentos científicos o portadores de enfermedades? Sean lo que sean, el lado de derecha de la política estadounidense, Kreel, siente que hay algo impío en ellos. ¡Deberían detenerlos! Y el gobierno no hace nada. Además, mientras los caminantes hacen su larga marcha, el mundo se ve sacudido por una pandemia.

Un tipo de gripe que se propaga rápidamente, que mata sin piedad y vuelve loca a la gente.

Estamos ante una novela coral donde todos los personajes son protagonistas y nadie es verdaderamente un héroe. Todos los personajes se desarrollan y cambian. Y debido a que la narrativa se cuenta desde muchos puntos de vista, puedes tener una idea de lo que piensa o sufre cada uno/a. Todos están lidiando con el mundo que se derrumba a su alrededor. Los disturbios políticos y el deseo desesperado de proteger a los caminantes, muchos de ellos, familia, deja mucho que desear. En segundo lugar, hay personajes muy bien escritos y descritos. Te gustarán algunos tanto que querrás que vivan, sobrevivan y a veces no lo harán. Y esos otros que odias, tal vez quieras que sufran un poco. Hay buenas personas como Benji, Aram y Pete, pero quizás estos no siempre tengan la razón. Realmente, Wendig hace una cosa muy bien. No traza líneas. Nadie es realmente bueno ni realmente malo. Wendig presenta muy bien un mundo lleno de grises. La vida real donde nadie se ve a sí mismo como un villano. Además, Chuck Wendig no es nada amable con los que sufren el sonambulismo. Ahí lo dejo.

Lo más importante de todo es que hay esperanza en Los Sonámbulos. Ante tiempos desesperados, qué podría ser más aterrador que una pandemia para la que no hay esperanza. No la vi a través de las malas hierbas de algunas partes de la historia pero sí en los detalles. Además, llegué a decirme: ¡Dame algo a lo que aferrarme Wendig!

Los Sonámbulos comienza lento (¿Es una moda como con las series de TV?), y una buena parte de sus ochocientas páginas transcurren antes de que lleguen los gritos y las muertes. Pero poco tiempo después de empezar, el peligro al que se enfrentan los personajes se infiltró en mi cerebro y el libro amenazó con apoderarse de mi vida porque no podía dejar de leerlo. Una historia de colapso sistémico que parece que podría ser una nueva advertencia de lo que nos espera en esta década que empieza.

Quedáis advertidos.

Reseña: Los Adictos, de Paolo Roversi

Los Adictos tiene un comienzo convincente con una psiquiatra inglesa que mediante un innovador método curó a un magnate ruso de su adicción. Ahora éste desea que ella gestione una de las varias clínicas de vanguardia. Concretamente, la ubicada en Puglia (Italia), antigua casa de campo restaurada donde los pacientes tendrán que trabajar el campo, cocinar… En ese entorno gótico clásico llegarán siete candidatos seleccionados con diferentes adicciones. Lo que debería ser el comienzo de unas curas se transformará en una horrible pesadilla cuando todos y cada uno comiencen a desaparecer…

Contada en tercera persona, Paolo Roversi nos conducirá a dos historias diferentes; la de la clínica y un terrible asesinato acontecido en un bosque alemán unos veinte años antes. Más tarde, sabremos qué le une a la trama actual. Las adicciones serán el tema destacado planteando diferentes tipos de adicción. Desde la pornografía, el móvil, internet o las drogas. Una historia bien escrita de ritmo rápido dejando la suficiente angustia narrativa.

En los primeros capítulos conoceremos la trama secundaria. Luego, se detendrá en esa parte regresando a la clínica sabiendo de cada uno de los siete enfermos. Eso tal vez os hará sentir que va algo lento el misterio, y en cierta forma es verdad, se vuelve plana la narración. Aunque el querer averiguar lo que va ocurriendo os mantendrá pasando páginas como locos, sobre todo, los extraños métodos que usa la psiquiatra intentando curarlos. Personajes poco definidos que conoceremos por sus dependencias. Todo ocurre muy deprisa. En tan solo cinco días de internamiento empezarán las desapariciones. Me recordó mucho a las novelas de Agatha Christie, esas que están todos reunidos y de repente van desapareciendo personajes de los cuales no se sabe qué les ocurrió hasta que los encuentran.

La repentina tormenta que los aísla dará más tensión a la trama. Según van quedando menos, podemos ir sospechando o no. No lo deja tan fácil el autor.

La novela, así como la idea que la envuelve es verdaderamente fascinante. Alguien tira de los hilos de unas personas transformadas en simples marionetas. Podríamos cuestionar algunos métodos que usarán la psiquiatra Stark y su enigmático enfermero Dennis, pero esto es una novela de ficción que busca entretener al lector a la vez que profundiza en las debilidades humanas. Casi que mejor no cuestionar nada. Por que realmente está bien hilado. A mí me convenció.

Thriller adictivo que mueve un siniestro juego que alguien ideó. Pero, ¿qué le motivó a ello? Una vez más entenderemos que no existe mayor monstruo que el ser humano.

Lo recomiendo.

Reseña: El Ángel Negro, de John Verdon

El Ángel Negro es una novela de misterio policíaco donde regresa el ex-detective con un nuevo caso de la serie Dave Gurney. Nuestro autor John Verdon nos volvió a dejar una trama inteligente repleta de personajes bien definidos y crímenes que suelen tener consecuencias sociales. No sé si conoceréis al detective Dave, es una especie de un Sherlock Holmes moderno, persiguiendo detalles por pequeños que sean, quedaréis asombrados por su perseverancia llevando el asunto hasta el final. Nunca se rinde. Todos los misterios en que se ha visto envuelto han sido complejos, aunque este nuevo contiene un suspense que desafía la realidad. Los hechos tienen lugar en Larchfield, pequeña localidad rural al norte de Nueva York. La historia comienza cuando un viejo amigo le pide al detective, retirado de la policía de Nueva York, que le ayude a investigar la muerte de un miembro importante de la ciudad: el poderoso millonario Angus Russell, en su mansión de Harrow Hill.

Dave no tiene ni idea del desafío que se le presenta. Según lees las descripciones que va narrando Dave del lugar, te niegas a pensar que en un valle de praderas color esmeralda, lagos de aguas cristalinas rodeado de sauces, pueda llegar instalarse el Mal. Aunque la verdad que el asesino es bastante fácil de encontrar, ya que el ADN y el motivo están claros; Billy Tate, un conocido criminal metido en asuntos de brujería con un gran resentimiento contra Angus, dejó pruebas por toda la escena del crimen. El caso debería haber sido cerrado, si no fuera por que Billy Tate encontró su final el día anterior cuando se cayó del techo de una iglesia… Ahora llega lo terrorífico, una cámara de seguridad de la funeraria grabó como rompía el ataúd desde dentro saliendo por sus propias piernas perdiéndose entre la oscuridad.

Ahí tenemos a nuestro detective con la mosca tras de la oreja. No es nada normal que estas cosas ocurran, pero el tipo tocaba las artes ocultas y ante esas circunstancias temblamos. Algunos otros asuntos tampoco cuadran. El miedo rompe la paz de Larchfield cuando el muerto viviente comienza a desatar una ola de histeria en la ciudad a medida que va degollando a más vecinos. Nosotros, junto al detective, empezaremos a sospechar que toda esta locura tiene un propósito ¿Pero cuál? Sangre que desaparece del cuerpo de una las víctimas, ¿con qué propósito? En los asesinatos no vamos a estar, sabremos que hay un nuevo muerto a la vez que el detective. No son crímenes descritos de forma horrible, simplemente pequeños detalles de la manera en que murieron. Diálogos hay muchos, se debe interrogar, ahí entre esas palabras se encuentra el corazón de la historia, la llave para llegar a la trama. Nos adentramos en una red de relaciones enfermizas, resentimientos entrecortados y desagradables luchas de poder. Mentiras que llevan a otras mentiras, que esconden una verdad espeluznante. Al conocer los mismos hechos que Dave, seguiremos juntos las pocas pistas que vayan saliendo. Es todo un desafío para el lector.

Lo he disfrutado mucho. A medida que avanza la trama y vayamos sabiendo más del pasado de los habitantes iremos entendiendo. Los vecinos cargan armas, hay brujas, satánicos, cazadores de zombis y ese asesino de ultratumba…,  lo peor está por llegar. Traer la paz a ese bonito lugar, no va a ser fácil. Dave debe resolver uno de los sucesos más inquietantes a los que se haya visto expuesto hasta ahora.

Una pasada. Lo recomiendo mucho. El mejor de la saga, sin ninguna duda.

Reseña: Último Suspiro, de Robert Bryndza

Estamos ante otro de los títulos de la serie de Erika Foster. Como todos los demás libros, se puede leer de forma independiente. Cada uno son casos diferentes. Aunque si decidís leerlos en orden, es verdad que la capa individual de ellos hace que entendáis mejor el desarrollo del personaje principal, la detective Erika Foster. Pero ya os digo, aparte de animaros a saber de la saga, esta historia la vais a disfrutar por sí misma.

Una trama oscura, maligna, donde regresa la detective Erika para resolver unos crímenes de un asesino en serie. Sabremos del cuerpo de una chica joven dentro de un contenedor de basura, ha sido torturada salvajemente antes de morir, pero por lo visto no es la única; en el pasado, otra chica fue asesinada en las mismas circunstancias. Se usó la misma tortura. Pero mientras Erika y su equipo investigan el suceso, será secuestrada una tercera. Hay que buscar al sádico antes que utilice ese cuerpo para destrozarlo de nuevo…

Con un prólogo bestial, donde solo leyendo esas pocas páginas vais a estar enganchados. El asesino es espeluznante, sonríe ante su obra, espanta con la mano las moscas de la muerte, sentiréis en ese momento que vais a leer algo muy bueno. Robert Bryndza se tomó su tiempo dando vida a los personajes. Si sólo trabajara en la acción, el libro no tendría alma. Si sólo fueran personajes, sería plano. En cambio, combina los dos elementos para crear una historia que pone los pelos de punta. Él no se basa sólo en la acción para llevar la historia, lo equilibra con momentos empáticos entre sus protagonistas. Colocándolos luego en una situación en la que experimentamos un miedo genuino, auténtico, porque los ha hecho reales para nosotros. Eso sí, podría decir que tal vez tomó un riesgo creativo al desviarse de su fórmula exitosa que utilizó en los otros libros, pues aquí sacude al lector en una trama más arriesgada y le funcionó. Bryndza no sacrifica nada en su calidad de trabajo, el repentino giro que dará todo es una verdadera delicia.

¿La parte más interesante? Vamos a conocer al asesino pero eso no le va a quitar ni un poco de misterio a la trama, es todo un placer estar en su mente, saber qué pasos da. Recordad, las primeras muertes fueron amables. Descubrimos los detalles de mano del forense que nos mantenía en una distancia segura. Para la tercera víctima no tenemos tanta suerte, estaremos ahí. Experimentamos cada corte del bisturí a medida que la carne se separa del hueso y el grito se separa del alma…

Una maravilla, es lo que es, repleto de tensión, el corazón en un puño. Cuatrocientas y pico páginas en dos días, con eso ya digo más que suficiente. Aunque nos encontramos cara a cara con el horror, aquí hay un pacto entre el lector, el autor y la protagonista. Es un menage emocionante lleno de placeres inesperados y miedos. Así que no olvidéis que por internet se esconden asesinos dispuestos a utilizar su arma blanca. Quedar por la red en busca de una cita, en esta novela se convierte en la noche perfecta para ser su próxima víctima.

Lo aplaudo.

Reseña: La Belleza del Mal, de Annie Ward

Pocas veces recomiendo un libro al principio de mi reseña. Estaba tan convencida que sería un thriller más de tantos que…, ¡qué malos son los prejuicios! ¡Qué alegría comprobar mi equivocación! A nuestra protagonista, Maddie, le asustan muchas cosas, algunas de ellas: cuando su hijo llora, los hospitales, los lagos o cuando su marido se enfada. Sus miedos me ponían nerviosa haciéndome sentir cierta intranquilidad en cada página. Pero todo comienza con una extraña llamada a la policía. En una casa bonita de esas que desde fuera rebosa paz y tranquilidad, y que está situada en un pequeño pueblo llamado Meadowlark (Kansas), en ella, un agente que se horroriza ante la cantidad de sangre que hay en el suelo y salpica los muebles. ¿A quién pertenece? Ese será el misterio principal de varios hilos a seguir tales como un matrimonio, un niño pequeño y una amistad de aquellas que no somos capaces de romper. ¿Quién engaña a quién?

Contada mayormente por la propia Maddie, nos llevará a diferentes escenarios. Países como Bulgaria y Macedonia donde conoció a su gran amiga Joanna y a su actual marido Ian. La autora hace un tremendo trabajo narrativo en esta parte contándonos las vidas de cada personaje, buscando la mayor realidad posible. Le pone voz a cada uno de ellos, y aunque no somos capaces de escucharlos más que en nuestra imaginación lectora, nos asustan, nos intimidan, los sentimos vivos. Puede que algunos detalles sobren o no aporten nada al misterio, pero recomiendo leerlo despacio, con calma, pues en ellos se encuentra la llave para abrir esta escalofriante caja de pandora.

Estamos ante una trama que puede ser un tratado sobre la amistad y a la vez enlazar emociones psicológicas. Profunda y oscura, explora el tema del abuso. Bien escrita, la autora sabe sostener a sus personajes ricamente desarrollados mientras mantiene el suspense. Deseos, engaños y obsesiones enfermizas, todo bien equilibrado, nos preguntamos en qué momento algo hermoso se convierte en maligno. Contada desde diferentes puntos de vista, con saltos en el tiempo, leeremos pensamientos de sus protagonistas, mensajes escritos que nunca se enviaron, trozos que nos removerán por dentro y entenderemos la importancia de escribir algo y borrarlo luego ante la duda. ¿Qué hubiera podido cambiar si al final hubiese sido leído por su destinatario?

Mentiras, lagunas mentales en busca de la realidad, son pequeñas minucias que nos va dejando su autora para que seamos capaces de ver las manos mientras tantean el crimen perfecto. Personalidades fuertes, inseguras, moviéndose entre realidad y delirio, provoca ansiedad reconocer ese lado oscuro nuestro que creemos controlar o incluso esconder. Casi cuatrocientas páginas para averiguar qué ocurrió en esa casa, pues hay personas que se pasan la vida planeando, hay personas a las que amamos demasiado.

Una novela demasiado real.

Reseña: La Doble Esposa, de Alafair Burke

Antes de nada, deciros, qué no os engañe la portada, ni el título, aquí hay una novela increíble. Angela y Jason Powell son un matrimonio que gracias al trabajo de él viven de forma acomodada. Hasta que un día una joven becaria lo denuncia por acoso y otra llamada Kerry Lynch aprovecha esa denuncia para poner otra de violación sobre su persona. La vida de ese matrimonio se tambalea cuando Kerry desaparece de forma sospechosa y Ángela debe testificar a favor de Janson, dándole una coartada. ¿Hasta dónde llega la lealtad de una mujer por salvar la reputación de su marido?

Alafair Burke se las arregla para armar un thriller legal junto a un drama doméstico. Al ser graduada en Derecho y Fiscal retirada conoce de sobra los entresijos judiciales y nos mueve dentro de esta historia con maestría. Nos adentra en un tema tan actual como es el acoso sexual en el trabajo, la intromisión de los medios de comunicación y el sistema judicial manejando la situación. Por que dentro de un enfoque de múltiples facetas, Burke nos muestra las sorprendentes verdades detrás de nuestras suposiciones, y hace que te cuestiones tus propios prejuicios.

La autora va creando una combinación de suspense con un poco de investigación policial. Tendremos a un hombre denunciado por acoso y violación y entonces, ¿cuánto vale la palabra de una mujer? Aquí lo podremos comprobar. Es ahora cuando os estaréis preguntando, ¿pero sólo de esto va la novela? Pues no, conté la sinopsis del libro, pero bajo ella se esconde una historia más intrincada, mucho más oscura. Con un comienzo un poco lento aunque de construcción inteligente usando una escritura sencilla pero poderosa, nos va metiendo en un viaje psicológico que nos cautiva seduciéndonos con un misterio y un juego que pondrá a prueba nuestra inteligencia. Y había tantos indicios apuntando a un mismo lugar que no vi el verdadero Terror. En realidad hay dos historias, ambas van juntas y a la vez separadas. No os toméis la molestia de buscar la verdad. La trama se encuentra en manos de su narradora. Pocas veces he visto un control tan absoluto de la propia obra…

Un thriller retorcido contado desde la perspectiva de Ángela que esconde demasiados secretos, dueña de la otra historia que no desea que veamos. También de la detective Corinne Duncan, que investigará el caso. Podría decir que es una novela feminista donde las mujeres llevan todo el peso. Esta es una gran historia que muestra lo poco que sabemos sobre nuestros cónyuges a la vez que un estudio fascinante sobre cómo funcionan la ley y el sistema legal. ¿Es en verdad su marido un violador?, ¿Hizo desaparecer a una de las mujeres que lo denunciaban?  ¿Quién es en realidad Ángela? Mejor todavía: ¿Está ayudando como parece a su marido? O acaso…

Qué manera de terminar una novela. Por favor, qué final. Sólo decir que debéis leerla sí o sí.

Reseña: Los Peces solo Flotan Muertos, de José Luis Caballero

Hacía tiempo que no leía una novela negra tan pura. Un thriller de corte clásico contado en primera persona por un inspector de policía bebedor de whisky, amante del jazz, del fútbol, perdiéndose detrás de cualquier hermoso cuerpo de mujer. Poco a poco iremos sabiendo de su pasado, entendiendo su peculiar personalidad. Una historia ficticia que transcurre en la Barcelona de principios de los 70s. En cambio, el escenario de la trama es real, ubicada en el Real Club Náutico de dicha ciudad donde entonces se hacían las pruebas de vela para la olimpiada de Múnich del 72.

En ese club aparecerá flotando en sus aguas un cadáver. El joven pertenece a la burguesía catalana. Será Cristóbal Molina el encargado del caso y Marta Esteller, una de las primeras juezas en esa época, la que llevará la investigación al tiempo que pide respeto en un mundo hasta ahora dominado por hombres. Todo se complica al estar participando en esa regata el barco Fortuna del príncipe Juan Carlos. El hecho que haya alguien de la realeza entorpecerá la investigación, no desean que el príncipe se le relacione con el caso. Pero tenemos un inspector de los de antes al que no le falla el olfato y quiere respuestas buscándolas donde sea. Por que la verdad nunca se encuentra en lo que le cuentan, siempre se mantiene oculta.

Otras formas de llevar un caso de supuesto asesinato a la antigua usanza a base de patear calles. Una ambientación de diez. Las maravillosas palabras escritas por José Luis Caballero traen de vuelta esa Barcelona de 1970: el olor a alcohol, cigarrillos y el sudor se impregnan en las páginas. El lector puede sentir la humedad opresiva, los pubs de moda, jazz o explorar los callejones del barrio chino. Respiraremos la atmósfera de entonces todavía franquista, los abusos policiales o la manipulación para que no se sepa la verdad. Los diálogos son extraordinarios; me fascinó cuando Cristóbal pide interrogar el entorno de la víctima y les dicen que aparte de amigos y familia investiguen a sus putas. Hay trozos sublimes.

Un clásico sobre el sórdido submundo de la delincuencia juntándose con el espionaje oculto, en el que no faltará corrupción, intrigas, prostitución, política y sexo. La variedad y número de personajes es asombrosa. El autor les da vida dentro de una narrativa que es auténtico arte. Ellos llevan su propia carga personal, aunque logran mantener el misterio. Cada uno llega a ser parte esencial del rompecabezas de esta historia. Hasta que, cerrando el libro, leeremos la tragedia de Múnich…

Me ha encantado.