Reseña: En lo más Profundo del Sur, de John Connolly

Categorizada en varios medios como «…posiblemente la mejor novela criminal escrita en 2020…», por fin, llega a este lado del charco The Dirty South, la última novela de John Connolly publicada en nuestra país gracias a la editorial que siempre nos trae sus obras como es Tusquets Editores.

Traducida como En lo más profundo del sur, tenemos un nuevo movimiento inteligente del dublinés afincado en Maine, el que es para mí, el maestro del thriller cargado en exceso de temas sobrenaturales, denominado así para todos aquellos que insisten en decir que el señor Connolly no escribe Terror.

En lo más profundo del sur es, en definitiva, una nueva aventura para su héroe por excelencia como es el detective Charlie Parker, la que sería la novela de este personaje número dieciocho (ahí es nada). Y para todos aquellos que acaban de soltar un chiflido, de esos que echan para atrás, decirles lo que otros ya sabrán. Cada novela se disfruta por separado como una novela diferente aunque si que es verdad que ganan más si estás al tanto de ciertas cositas con ciertos personajes recurrentes del mundo creado por el autor. ¿Una serie centrada en un mismo personaje, una serie de casos tan largo que…? Nada, nada, avisar ya que En lo más profundo del sur tiene una entrada terriblemente fácil para nuevos lectores, así como una muy buena que ayuda a recordar a los fans que llevan mucho tiempo sin saber nada de Parker, como quedaron las cosas. Es revelador cuando aparece en escena Parker por primera vez leyendo Educación de un hombre errante, de Louis L´Amour. Por si no lo sabéis, un autor tremendamente popular de westerns geniales como The Tall Stranger, The Broken Gun, El Cañón Oscuro, entre otros. Títulos que cualquiera de ellos podría servir como título alternativo para este libro, por cierto. Porque para mí, eso es En lo más profundo del sur; un western, donde un tipo misterioso cabalga hasta la ciudad y se ve envuelto en unos asesinatos casi sin querer-queriendo.

El otro punto de referencia podrían ser las novelas independientes de Jack Reacher, de Lee Child. El snob puede burlarse de esa idea, pero pretendo que sea un gran elogio. ¿Intentas escribir la misma historia una y otra vez y hacer que sea entretenida siempre? Decidme cuantos autores consiguen eso con un mismo personaje. Arthur Conan Doyle y poco más. En lo más profundo del sur nos traslada al año 1997. Parker ha perdido recientemente a su esposa e hija en un crimen verdaderamente horrendo, que todo aquel que haya leído la primera novela (Todo lo que muere) conocerá. Parker ha dejado la policía de Nueva York y casi que camina a la deriva, dando tumbos, a la vez que investiga y está atento a los informes de delitos similares para poder rastrear al perpetrador que acaba de robarle para siempre a su familia… Para poder encontrarlo y estrozarlo. En una de ellas, aterriza en Cargill, Arkansas, atraído por la noticia de muerte de tres jóvenes negras, que las autoridades consideran un caso, a priori, accidental. Al más puro estilo clásico y gracias a su experiencia, Parker, después de una recepción inicialmente gélida y que acaba por llevarle al otro lado de las rejas, termina siendo designado para ayudar a los responsables de la ley local. Y eso que desafortunadamente existe la posibilidad de una gran afluencia de efecto corporativista en la zona que puede echar a perder la persecución del asesino en activo. Por lo que Charlie se encontrará con una roca dura bastante difícil de excavar.

Lo que mola de En lo más profundo del sur es que al igual que en la primera novela de la serie, a Parker le importa un carajo todo y su único objetivo es la venganza. No le importa lo que los demás puedan pensar, ni los medios para llevar a cabo su tarea, va a arrasar. Y otro punto que me encantó es como un lugar como el lago local casi que se convierte en un personaje más, uno sobrenatural, un lugar en el que cuando cae la noche, el entorno parece tragarse algo más que la luz…

Connolly demuestra también que no necesita sus elementos sobrenaturales habituales, por muy entretenidos que sean, para impulsar la narrativa. Hace tiempo que muestra sus dotes de maestro al mundo lector. Con nada consigue que te enganches a la historia y lo que me duele (como compañero escritor) es que parece que lo hace con una tremenda facilidad. Así que aquí ando, rezando una oración silenciosa al fantasma de Conan Doyle, para que Connolly no se canse nunca de sus personaje.

Otra novela chula de Charlie Parker.

Reseña: Tren Bala, de Kotaro Isaka

En Tren Bala he encontrado un libro que me deleitó a la vieja usanza. Mi amor de toda la vida por los libros, las películas y la cultura que ahora se denomina friki, pero que no es otra que querer divertirse en mundos que no son éste, la emoción de mi infancia por la cultura pop de mala reputación, las novelas de Terror, de «hardy boys», casi cualquier tipo de cómic… Abrieron mi imaginación. Y la desarrrollaron de modo exponencial. Pero aunque mis estándares han subido a medida que han pasado los años (ya uno exige cierto nivel en la obra que tiene delante), eso no quita que cada vez que voy al cine, me pongo frente a un buen cómic o cojo una novela que se presenta como diferente… Esa emoción adolescente (quizás, intrinseca), me gobierna de nuevo y me posee. Un subidón, que se dice ahora. Y eso es lo que fui sintiendo con cada página de Tren Bala, de Kotaro Isaka, que recién publica Destino en nuestro país y que os juro que casi ni me habia dado cuenta que hay peli en ciernes de Brad Pitt y Sandra Bullock. De hecho, el trailer ya está internet.

Este thriller del exitoso escritor japonés es una trama que hace honor a su título. Impulsado por una premisa seductora y explosiva, es una novela rápida, letal y divertida, como no había leido en los últimos años. Tren Bala es, sobre todo, una historia oscura e ingeniosa de cinco asesinos en un mismo tren. Ese, a groso modo, sería su resumen más minimalista. Peo es fácil ver por qué grandes productores y actores se fijaron en este guión para llevarlo al cine. Te estás imaginando la historia como una película en todo momento. Es una enérgica y frenética trama que recuerda al mejor cine policíaco, con múltiples puntos de vista que van y vienen en el tiempo, para brindarnos una historia sólidamente entretenida y sorprendentemente inteligente. Al contrario de lo que dice la sinopsis, diría que nuestro primer asesino es Kimura, que sube a bordo del tren-bala que se dirige desde Tokio a su destino final en Morioka, a más de tres horas de distancia. Tiene la intención de encontrar y castigar al adolescente que empujó a su hijo Wataru al vacío desde las alturas. El conocido como El Príncipe es un sociópata de cuidado que con solo catorce años, su comprensión de la naturaleza humana es mucho mayor de lo que debería a su edad. Pero existen otros asesinos que también suben al tren y que son tan profundos o tortuosos como éste. Aunque no cabe ninguna duda que el principal atractivo se lo lleva El Príncipe. Aunque Mandarina, amante de la literatura, es otra que tal anda y está casi al mismo nivel de espectacularidad.

Mandarina, sin embargo, a menudo se preocupa de cuidar a su compañero Limón, cuyo don para la violencia es casi tan fuerte como su obsesión por un personaje histórico que… Y si sus intentos de entablar una conversación pueden ser frustrantes, trabajan bien juntos la mayor parte del tiempo. Y ahora tienen la tarea «fácil» de escoltar a casa al hijo del jefe de un grupo mafioso que acaban de rescatar de un secuestro.

Para mí el quinto asesino es Nanao, también conocido como Mariquita (Ladybug), cuya mala suerte es legendaria en los círculos criminales. Su jefa de servicios, María, lo ha contratado para hacer lo que debería ser el trabajo más simple y menos violento de todos en el tren. Robar una maleta y bajarse en Tokio. Pero la desgracia le impide abandonar el tren, parada tras parada, mientras él y los otros asesinos aprenden poco a poco que sus misiones están todas entrelazadas.

Brillante. Una novela que se lee en un suspiro por la gloriosa acción que consigue. Las muchas capas retorcidas del misterio y violencia son un viaje totalmente emocionante cuando los cinco asesinos intentan burlar, manipular y escapar unos de otros. O mientras intentan frenéticamente comunicarse, o a veces evitar comunicarse, con amigos y enemigos fuera del tren. Diálogos ágiles como pocos y cada uno de los personajes bien definidos, con perspectivas e ideas muy diferentes. Uno de los momentazos es, cuando María intenta ayudar a Nanao a averiguar por teléfono qué hacer con un cadáver inesperado…

Novela súper recomendable.

Thriller de urgencia para disfrutar este verano.

Reseña: La Ladrona de Huesos, de Manel Loureiro

La Ladrona de Huesos es el nuevo thriller de Manel Loureiro cuyo escenario principal será el último tramo del Camino de Santiago, que vosotros seguiréis tras los pasos de Laura, protagonista de esta novela. La ruta de los peregrinos hasta llegar a la catedral de Santiago será el corazón en esta trama que enlazará desaparición con crímenes, aventuras, espías, robos imposibles y muchos misterios. Nuestro autor nos invita a recorrer el Camino de una forma totalmente novedosa y original, nunca vista antes. Muchos lectores que conozcan el paisaje y el ambiente sentirán que están en otro sitio completamente distinto, lleno de enigmas y peligros.

Dije anteriormente que arranca con una desaparición y esta será la de Carlos, novio de Laura. Estaban juntos en un albergue de lo alto de Pedrafita do Cebreiro, la puerta de entrada a Galicia por el Camino Francés. Ella recibirá una llamada advirtiéndole que si desea verlo de nuevo con vida deberá robar algo muy extraordinario que se encuentra dentro de la Catedral de Santiago. Aquí será cuando el lector tomará conciencia de que debe ser alguien especial para darle tal misión. Pero las cosas no van a ser fáciles, Loureiro lo complicó creando una protagonista sin memoria por culpa de un atentado. Pero, ¿quién es ella en realidad?

No solo tendrá que robar para salvar una vida, también deberá seguir las huellas de su pasado de sus recuerdos… Será este un verdadero viaje a lo inesperado, en el que nosotros estaremos siempre a su lado donde acechan las sombras de hechos perturbadores. Porque nos adentraremos en un thriller frenético, oscuro, con personajes que intentan superar traumas de sus vidas pasadas. El Camino de Santiago, con todo su misterio e impenitente esplendor será la locación que más destaque en la novela, aunque también Galicia jugará un papel muy importante y funcionará con su densidad vegetal y sus pueblos boscosos, como un excelente contrapunto con Santiago, ciudad con una historia riquísima e  inconmensurable. Pero esta novela es mucho más y es que esa búsqueda a contrarreloj de Laura nos hará conocer la antigua Unión Soviética y con ello un terrible plan que se puso en marcha en el pasado. El lugar llamado «El Nido» os va a quitar el sueño… Enigmática forma en que el autor unió el Este de Europa con la espiritualidad del Xacobeo.

Madrid, México, Moscú, Loureiro dejó unos detalles de esos lugares magníficos, la capacidad narrativa es tan majestuosa que estoy por decir que esta es, sin duda, su mejor novela hasta ahora. Usa la tensión para atrapar al lector hilando pasado y presente dejando grandes revelaciones y giros inesperados sin abandonar en ningún momento el misterio que todo lo envuelve. Manel maneja el suspense como nadie, esto hay que decirlo y resaltarlo. Nos pondrá por delante un relato lleno de contradicciones, donde nada es lo que parece. Y según vaya regresando su memoria y se acerque a la capital gallega, los acontecimientos se desarrollarán con varios personajes jugando al despiste, por eso, no creas todo lo que leas, no des muchas cosas por ciertas. Amigos, enemigos, momentos que quedarán en vuestra memoria para siempre como lo que sucederá en la torre Berenguela… Pero, ¿logrará su objetivo? ¿Se reconciliará con ella misma? No olvidemos que la estrella de este apasionante thriller es el símbolo que fue a robar. Puede que sean auténticos o no, pero eso no importa, porque es la fe lo que los hace poderosos.

Extraordinaria, todavía noto el corazón acelerado tras cerrar el libro. Una pieza magnífica más que nos regala este maestro de la narrativa española actual.

Reseña: El Mentalista, de Camilla Läckberg y Henrik Fexeus

El Mentalista es el comienzo de la extraordinaria trilogía de crímenes de la famosa autora Camilla Läckberg y el mentalista Henrik Fexeus, de Suecia. ¿Qué clase de asesino es capaz de acabar con la vida de una mujer encerrándola en un ataúd y atravesándola con múltiples espadas? La agente Mina Dambrini forma parte de una élite de oficiales de policía que se ocupan de desentrañar crímenes que nadie más puede. Ella es hábil y diestra en sus tareas, fóbica e insistente, callada y no muy apegada a sus compañeros, socializa poco y tiene sus reservas. Encontrándose en un punto muerto en la investigación, e intentando también mantener a los medios fuera, Mina acudirá por ayuda a Vincent Walder, un conocido mentalista. Cuando aparece otro cadáver, Vincent decodificara un código que indica una cuenta regresiva… El tiempo se les acaba y deben detenerlo si no quieren encontrarse con más víctimas. Pronto se dará una relación personal entre Mina y Vincent, dos personas en verdad muy distintas… Pero como bien sabemos, los extremos siempre se atraen. Además, Vincent parece estar conectado de alguna manera al caso, y también arrastra un sórdido pasado…

Läckberg vuelve al ruedo con el género que le dio fama. Esta es la primera vez que escribe un libro a cuatro manos, con un colaborador. No cualquier colaborador, sino con el espiritista más famoso de Suecia. De manera tal, que por un lado tendremos la clásica prosa de suspense, cibercrimen y psicología criminal de Läckberg, con la de Fexeus, que pone toda su experiencia en el mundo de la magia y los misterios arcanos para el personaje de Vincent, que en definitiva es un trasunto del propio escritor. Con ambos autores siendo unos especialistas más que probados en el campo de la literatura, la trama negra y realista está asegurada. Su lenguaje es simple pero elegante.

Siempre con la silueta de Estocolmo de fondo, sabremos de un asesino en serie que usa trucos de magia para matar, tendremos varios escenarios de crímenes, uno de ellos será un mercado de flores. La novela tiene un alto componente de ilusionismo y magia. Todo esto irá aderezado con enigmas, suspense y sorpresas repentinas que harán que el lector se quede pegado a las páginas, desesperado por saber cómo continúa el relato. La narración tratará sobre los recovecos de la existencia y los héroes anónimos. Y aquí es donde hallaremos alguna pizca de humor, para aliviar un poco la sordidez de la trama, cargada de misterios y crímenes. Tendremos cuotas de violencia, buen terror, escenas duras de digerir, ya que los autores se recrean reproduciendo hechos luctuosos en detalle, sin guardarse nada, trasvasando al papel los sentimientos de las víctimas y manchando las páginas de la novela con su sangre. También hay dramas familiares e incluso algún momento de romance.

Es una novela multifacética, más allá de los dos protagonistas principales, otros miembros del equipo policial también colaboran en el caso, engrandeciendo la historia con sus asuntos personales, todos los personajes aportan algo. Setecientas páginas que dan para mucho. El lector pasará nervios, y a medida que se acerca el final le embargará una sensación fuerte de ansiedad. Y es que esta es claramente la intención de los autores. No nos dejarán en paz hasta que no conozcamos cuál es el último truco que se oculta en la oscuridad. ¿Quién es el asesino? Yo no lo averigüé, porque desenlace, aunque sea una trilogía vamos a tener, quedaos tranquilos. Buscaros un lugar apacible, aquí hay una buena historia que leer.

Reseña: El Misterio Religioso, de Grant Morrison y Jon J. Muth

Hallan muerto al actor que interpretaba a Dios en la obra religiosa del pueblo. Una de esas representaciones que se hacen en pueblecitos fervorosos de la religión cristiana. Pero ahora tras el asesinato, esta aldea en decadencia se llena de miedo y todos comienzan a sospechar de quiénes les rodean. ¿Estamos ante un impresionante thriller psicológico que brota de la mano del maestro Grant Morrison? Está claro.

Un mini-cómic que se devora en nada y que como aperitivo para viaje en tren o metro, cafelito en terraza o similiar, deja muy buen sabor de boca. Por que además está muy bien hecho que todos los personajes de esta obra buscan de algún modo juicio o redención. Pero ninguno más que el detective, un hombre desconcertado y confundido, más interesado en ver la escena desde arriba que diseccionar el crimen hasta dejarlo irreconocible.

Y siempre intentando resolver el misterio antes de que su pasado lo alcance. Busca descubrir el secreto de ambos. La redención del pueblo y la suya propia.

Estamos ante una de esas historias que son tan chulas que se nos quedan cortas. El ritmo es rápido y tienes la sensación cuando la acabas, que más que leer un cómic, ese amigo o amiga que se ha sentado contigo a tomarse un cafelito en la terraza, te acaba de contar una historia que ha calado en tu alma. Una historia que sucedió de verdad. Una trama oscura y profunda muy al estilo de las que puede contar un domingo por la noche Iker Jímenez en su programa Cuarto Milenio. Pero aquí con mucho más potencial psicológico gracias a las ilustraciones de Jon J. Muth que te meten en la trama cual sueño onírico y febril.

No obstante, si en El Misterio Religioso esperas una lectura fácil, con una resolución simple, olvídalo. Morrison escribe una historia abierta de capas sobre capas respecto al significado. Evocador y cinematográfica. Insisto, bastante onírica.

El Misterio Religioso es de esas historias que te la cuentan y empiezas a darle vueltas al coco. Bien escrita y bellamente ilustrada, no se puede dar más por menos.

¿De verdad creéis que el Diablo es siempre el culpable de nuestros males?

Reseña: Dios en una Esquina, de Ignacio Cid Hermoso

Dios en una esquina es una historia compleja, una trama que se desenvuelve en varios arcos temporales distintos, incluso en mundos que no son lo que debieran… La política, la teología y la ciencia construyen un tapiz de proporciones gigantescas. Todo lo que sucede aquí es extraño. Año 2016. Un avión que no debería estar ahí, un aparato de Iberia cuya identificación no corresponde con ningún vuelo comercial, Nico Dubois, agente del CNI regresa de su misión en China para ver a su hijo que despertó del coma… Pero este mundo no es al que pertenece. Mientras tanto, España es gobernada por una dictadura de ultraizquierda y un grupo terrorista quiere acabar con el poder de la Iglesia. Todo se asemeja a la realidad pero es distinto… muy distinto. En esta historia conoceremos a su protagonista principal Nico Dubois. Otra trama dará un salto en el tiempo. Año 1989. Florin Ardelean es un astrofísico rumano que investiga en Bucarest, su amor es la dulce Ozana. Se dedica a observar los confines de la galaxia en busca de respuestas, pero todo se complica cuando el pueblo se levanta contra la dictadura comunista. Nuevo salto temporal. Año 1933. Stephan Schultz, filósofo austriaco, emigra de su país ante el auge del nacionalsocialismo. En Japón se enamorará de un científico que está a punto de cambiar el mundo para siempre… ¿Y estas son las historias que vais a ir leyendo? Pues no, también El libro de Nico, una especie de diario en el que se nos narra su infancia, su vida… Ahí empezaremos a entender algunas cosas suyas. Pues El libro de Nico abarca varios capítulos y diferentes épocas. Entraremos más adelante en una narración de terror cuya protagonista es una bruja y… Auténtica lectura de horror que tanto nos gusta a los lectores de este género. Entre medio de esta torre de Babel leeremos artículos de ciencia o la vida de Lizza que solo quería ser una gran bailarina…

¿Pero qué clase de novela es ésta? Estamos ante un thriller, de eso no hay dudas, hay espías, existen misterios a desentrañar mezclados con surrealismo; lo que sucede es que es un enorme ejercicio metaficcional. Hay ecos de Asimov y de David Lynch. El combo no puede resultar más desarticulador, sin embargo, ante la sorpresa del lector todo termina resultando muy bien cohesionado. Dividido en dos partes en que las historias irán evolucionando. Y es que a veces nos encontramos con novelas envueltas con capas y más capas de esas narraciones que prosiguen hasta hacer un todo con la trama principal. Y es este el caso de la nueva obra de Ignacio Cid, donde nos lleva ante todo un universo, un mapa de relatos ambientados en diferentes épocas de la Historia, pasando por la Segunda Guerra Mundial o las dictaduras comunistas en Europa del Este o Asia.

Este es un ejercicio de experimentación literaria en el que se conectan diarios personales, documentos históricos y temas universales como la religión, políticos e ideológicos como el desastre de Chernóbil o el avance del comunismo. También hay científicos como el estudio de la física cuántica que supondrá el centro neurálgico de esta obra tan inusual. Y digo inusual porque nos sacará totalmente de los lugares comunes a los que estamos acostumbrados. Nos llevará desde la propia Chernóbil, a vivir un thriller de espías que también es un relato de ciencia ficción clásico, con disquisiciones filosóficas sobre si existe un Dios, o cuál es el sentido de la vida.

Nuestro autor ha compuesto una novela ácida y cáustica, que nos hará replantearnos y dudar de todo. Un libro repleto de verdades, de ficción, de miedos, de vidas… Una novela diferente que desborda calidad.

Reseña: Reckless, de Ed Brubaker y Sean Phillips

La obra por la que el tándem Brubaker/Phillips probablemente sea la serie Criminal. Y es maravillosa a poco que te haces con ella. La asociación de Brubaker y Phillips se ha convertido en uno de los grandes elementos básicos a tener en formato cómic. En particular, los que aman la temática criminal (nunca mejor dicho). Lo que deriva a la tan de moda a día de hoy, la famosa novela negra. Novela policiaca, de investigación, de crímenes…, todo llevado a cómic de acción y thriller por estos señores. ¡Una buena peli!, que se dice. La alquimia invisible de las palabras de Brubaker y el arte de Phillips se han convertido prácticamente en referente de este género dentro del noveno arte. Una historia realista pero impulsada personalmente de hombres malos (bueno, en su mayoría hombres) que intentan hacer cosas buenas pero fallan en un grado u otro. ¿O es que los hombres buenos se ven impulsados a hacer cosas malas? También se pone mucho el ojo en esto. Pero cuando analizas los titulos que estos autores han creado juntos, encontrarás sobre todo, eso, combinación de buenas y malas personas cuyos planes rara vez salen bien. ¿Objetivo? Ya sabéis como somos los estadounidenses: dólares por doquier y un poquito de amor…

En Reckless, han pasado diez años desde que Ethan salió de la vida de Rainy cuando ella misteriosamente aparece de nuevo otra vez. Ambos formaban parte de una célula terrorista hippie de la era de los 70 cuyos planes se vieron truncados por una explosión que destrozó dicha célula y casi mata a Ethan y todo lo que llevaba detrás. Sus secretos. Ahora, el tipo se dedica a ver películas antiguas en un cine destartalado que posee. Tal vez, esperando a la próxima persona que necesite el tipo de ayuda que la policía o incluso el FBI no puede proporcionar. Entonces, cuando Rainy se acerca a través de los canales pertinentes, Ethan no puede evitar verse envuelto en los problemas de un amor perdido…. porque, como dijo el poeta, el amor cuando no mata, muere.

Reckless continúa esta exploración de la naturaleza del hombre de a pie como es Ethan; un antiguo agente del FBI, que pasa por la vida ya sin apenas fuerzas. Emociones cero. Sabe que alguna vez vivió una vida intensa llena de sobresaltos y alcanzó el zenit de la pasión y el morbo. Pero aquel atentado destrozó muchas cosas en su vida. En especial, la relación con la chica que más quería. Eso lo marcó para siempre. Y si encuentra alguna alegría, es en su antiguo cine, viendo viejas películas de Robert Mitchum. No obstante, Rainy ha vuelto. Sabe que debería sentir algo por su antiguo amor, pero actúa más por obligación con quienes alguna vez fueron…

Ed Brubaker y Sean Phillips haciendo lo que mejor saben hacer. Buscando un cierre para los personajes y un nuevo comienzo para un amor nunca cerrado. Una de las grandes cosas que separan este cómic de Criminal es que gran parte de la acción y el drama ocurren bajo el brillante sol de California. El anterior trabajo fue llevado a cabo de noche o fuera de la luz del día. Como si los personajes temieran estar expuestos al sol o a todo. Reckless es un referente de lo que se cuenta en cuestión de luces y sombras. Phillips y su colorista Jacob Phillips crean un lienzo de amplios horizontes, sin todas las sombras pesadas que ocultan a los personajes y sus motivaciones. Los trazos del señor Phillips se sienten súper realistas y no tan claustrofóbicos u opresivos como en su trabajo anterior.

En definitiva, una historia de tomo único que se disfruta hasta la última página. Genial Panini Cómics y su sello Evolution trayendo títulos de este tandem de autores que siempre son garantía de buen rato lector.

Reseña: Serena, de Anne-Coraline Pandolfo, Terkel Risbjerg y Ron Rash

He aquí un álbum que desarrolla una extraña historia, en torno a una mujer tan fuerte como enigmática (e inquietante), con además una relación igualmente extraña entre esta mujer (Serena) y su marido. Una historia que agradecí que no se me entregara “todas las llaves” de la mansión argumental que propone, quedando cierto misterio, misterio acentuado por la presencia del alma maldita de Serena. Una señora que realiza sus bajas obras y por tanto la mirada (especie de jorobado manco ante la tez lívida y rostro dañado) signo de la presencia diabólica que es. Además, ¿no es el pelo rojo de Serena la marca del diablo como pensaban muchos en la Edad Media?

El hecho de que la historia transcurra en USA durante la Gran Depresión de los años 30, con sus desgracias laborales y costumbristas (lo vemos aquí con estos pobres trabajadores arriesgando sus vidas para ganar unos míseros) refuerza el lado oscuro de la historia. Por lo tanto, Serena está habitada por una ambición fría, que la hace rechazar todo lo que pueda interponerse en su camino, y yendo hasta el final, ya sea para hacer borrón y cuenta nueva en torno a su marido, sus inversiones en tierras (ver deforestación frenética, que va de la mano mano con la acumulación de muertes que cada vez parecen menos naturales); y si al principio esta chica trabajadora fascina y atrae, rápidamente perdemos la empatía que sentimos y aparece resaltando su lado más oscuro cautivando al lector de un modo pocas veces visto en un cómic.

La frialdad con que se presenta (incluso con su marido) da la impresión de que lleva una máscara. Serena es una especie de personaje de teatro antiguo, carácter enigmático y enfermizo, Serena destila a su alrededor un veneno que actúa con mayor o menor rapidez pero que termina funcionando. Como lectores vais a tomar gradualmente conciencia de su efecto y no solo en el ambiente inquieto que deja durante la lectura sino en la trama que termina por ser un historia súper interesante hasta el final.

Una adaptación de una novela de Ron Rash (no conocía a este autor y no puedo decir si supera o no la inspiración original), pero un álbum que conserva la profundidad psicológica que muchas veces se pierde en la transición de novela a cómic. Estoy seguro sin haber leido la novela. Tenemos un escenario oscuro y triste, solo iluminado por el cabello rojo de Serena. Una trama que se extiende sobre las llanuras del Lejano Oeste, en medio de la tala constante de árboles, en pleno apogeo cuando todo era barato excepto para el pobre o el indígena despojado de su tierra.

Inquietante obra, con la que se cierra la garganta en más de una ocasión. Lo simple pero efectivo de su dibujo me encanta. Nueva joyita de la BD publicada en nuestro país por Ponent Mon.

Reseña: Noviembre, de Matt Fraction, Elsa Charretier y Matt Hollingsworth

El otro día os hablaba de Matt Fraction y lo genial que era que se trajeran a nuestro pais nuevas obras de este tan recomendable guionista (https://www.cronicasliterarias.es/?p=7927). Bien, pues ECC Ediciones parece haber escuchado mis ruegos (y el de muchos) y a finales de noviembre publicó otra joyita independiente del autor, fuera del mundo del pijameo. Pero esto tampoco es cuestión de tirarse flores de forma gratuita, es obvio, que teniendo en cuenta la popularidad de Matt Fraction en estos momentos en USA, su nueva novela gráfica Noviembre -que muchos teníamos fuera del radar-, sea una grandísima noticia de publicación para demostrar quién es y cómo se las gasta este guionista de renombre que… ¡Tiene mi edad! Bueno, tranquilo, tranquilo, que con la edad que tenemos ya es normal que ocurra… Pero esto no significa otra cosa que, los lectores que se atrevan con Noviembre, se van a llevar una agradable sorpresa con una historia «noir», tan atractiva como impactante.

Creada por Fraction y la dibujante Elsa Charretier junto al colorista Matt Hollingsworth, Noviembre es un thriller que relata las vidas entrelazadas de tres mujeres en los suburbios. Un curioso juego, un tejemaneje, como yo suelo decir, sobre tres mujeres que descubrirán como sus vidas están vinculadas a un misterioso hombre que parece ser la causa de todos sus males. Una genial trama dividida en cuatro grandes capítulos, que a su vez se dividen en cuatro subcapítulos todos menos el último. Además, todo cerrado en tres epílogos que dejaran a más de uno con el culo torcido, por su capacidad de abrir la historia a un sinfín de posibilidades futuras. Pero una obra cuidadosamente dividida en sectores de trama que siguen a este extraño hombre y tres mujeres a través de una narrativa interconectada en la que los cuatro juegan un papel fundamental. Y para muestra un botón: El primer capítulo se llama La chica en la azotea y es en el que empieza la historia con el mismo nombre, y donde este señor se encuentra con una mujer llamada Dee que le hace una oferta para lo que pide muy poco que hacer pero paga muy bien. Sin embargo, el tema se va de madre. La pistola en el charco, destaca a una mujer con mala suerte que intenta hacer lo correcto y es rápidamente castigada por ello. El motivo de la emergencia, cuenta la historia de Kowalski, un operador del 911 (Servicio de Emergencias telefónico en USA) que siente que algo va mal tras una llamada. Y el subcapítulo llamado El ladrón está protagonizado por el hombre que le hizo la oferta a Dee y vuelve al caso justo cuando ve en el suceso una oportunidad para… Cuatro mini-historias dentro de una gran trama que abren un argumento de forma intrigante. Pero ideas que parecen incompletas, ya que dedican la mayor parte de las páginas a preparar la trama para lo que está por venir. ¿Lo bueno y tremendo de esto? La forma en la que ha sido publicada de forma integral para que “lo que está por venir” esté tan solo a un salto de página. así que podemos seguir disfrutando leyendo los desarrollos de este thriller que recuerda a las mejores historias de Dashiell Hammett, si se me permite el halago. ¿Después? Personajes que quieren salirse de un proyecto criminal, el misterio tras las dos mujeres y como empiezan a sentirse plenamente realizadas con algo en lo que jamás hubieran pensado. Cada capítulo tiene lugar en un entorno distinto, lo que le da a la ilustradora una libertad tremenda para con los planos y viñetas. Todo muy reforzado para un ambiente de paletas de colores corto de tonos pastel que marca Hollingsworth. ¿Se pretendía que esto fuera así para que nuestra atención se centrara únicamente en el punto fuerte de este cómic como es la trama? Diría que sí. De ahí el poderío del cine negro en blanco y negro, valga la redundancia.

Noviembre muestra a Fraction en su mejor momento, cuando cuenta historias íntimas sobre personajes en circunstancias extremas. El tono recuerda a uno de sus últimos cómics independientes, uno excelente también de tema criminal que fue ilustrado por Kieron Dwyer y que se publicó en 2003 en USA como es Last of the Independents. Espero que nos lo traigan pronto. Pues Fraction entiende los personajes mejor que casi cualquier guionista de cómics actual. Se mete en ellos de forma muy personal y los elementos de ficción tienden a distraer la atención de sus adorables y simpáticos protagonistas para después soltarles algo impactante en plena cara. Suma también en Noviembre que el diseño de Elsa Charretier para este tipo de historias es genial. Viñetas que son un homenaje al cine negro, el mejor que se hizo sobre este género en la década pasada de los 50.

Un excelente equipo creativo para un viaje difícil de olvidar.

Reseña: Nunca, de Ken Follet

Cuando terminé de leer Nunca, la última novedad en librerías de Ken Follett, me recliné en mi silla en silencio y escuché mi respiración durante unos segundos. Necesitaba procesar y ordenar algunas emociones después de terminar una gran historia que culmina con uno de los finales más poderosos, abruptos y dramáticos que jamás he leído. Mi siguiente pensamiento fue que el editor, Penguin Random House, y en nuestro país más precisamente Plaza & Janés debería enviar una copia a todos los líderes y dirigentes políticos influyentes de este planeta que se nos va. Todo, como un servicio público y tal vez agregar en el envío a algunos periodistas influyentes de noticiarios nacionales en ciertos países. A los mejores considerados de cada país. Y deberías leerlo tú también, porque es amor al cuboy miedo elevado a la máxima potencia. Por que Nunca es más creíble y premonitoria que otras muchas novelas que satirizan el tema de cómo podría comenzar una guerra nuclear al estilo de los terribles años 60 del pasado siglo. Follett actualiza el tema para estos nuestros años, tiempos locos y complejos que estamos viviendo donde la catástrofes parecen venir una detrás de otra como si el fin de la humanidad no estuviera tan lejos como pensamos. Y es que Nunca asusta. En una breve introducción, Follett cuenta algo sobre la inspiración que le llevó a escribir esta novela: «Cuando estaba investigando para La Caída de los Gigantes, me sorprendió darme cuenta de que la Primera Guerra Mundial era una guerra que nadie quería. Ningún líder europeo de ninguna de las partes tenía la intención de que sucediera. Pero Emperadores y primeros ministros, uno por uno, tomaron decisiones, decisiones lógicas y moderadas, cada una de las cuales nos acercó un pequeño paso más al conflicto más terrible que el mundo terminó por conocer. Llegué a creer que todo fue un trágico accidente. Y me preguntaba: ¿podría volver a pasar eso?».

Es el miedo de siempre. ¿Volverá a ocurrir algo tan terrible? Aprender de la historia y tal. Pero hay un peligro en esto. Los novelistas con sus trabajos de investigación pueden caer en pontificar, en lugar de contar historias. Pero vais a ver que Nunca, nunca aboga por la predicación. Su mensaje tiene poder en ubicarse orgánicamente dentro de una historia convincente que se mueve desde el desierto del Sáhara hasta Corea del Norte y las salas de congreso de USA, así como llevarnos al interior del león dormido que es China. Pensad en una novela como La Suma de Todos los Miedos, de Tom Clancy, casándose con el estilo épico que Follett es capaz de aportar siempre a su trabajo.

Pauline Green es la presidenta de Estados Unidos. «Toda catástrofe comienza con un pequeño problema que no se soluciona», dice en una cita que resume lo que vendrá. En Nunca, los primeros hilos se desenredan en la nación africana del Chad, seguidos por el terrorismo que se esconde en los paisajes desérticos, las luchas en el frente y unos apoteósicos reformistas del gobierno chino que la quieren liar. Se suma en otra parte del globo el hambre en Corea del Norte. Se utiliza un dron estadounidense robado para destruir la frágil paz entre Chad y Sudán y la mayoría de los ciudadanos estadounidense aunque no saben situar a Chad en un mapa, de repente tienen que prestar atención cuando ese dron vincula a USA con la muerte de ciudadanos chinos en el norte de África. La historia se desarrolla a través de personajes memorables como Abdul, un agente de la CIA que arriesga su vida para luchar contra el terrorismo africano mientras se hace pasar por un refugiado que trafica con personas. Decisiones complicadas por su afecto por Kiah, una refugiada en el mismo viaje peligroso, que tiene un hijo. Luego está Tamara, una agente de nivel inferior en la embajada de USA que no para de luchar contra sus superiores y las políticas miopes en sus heroicos esfuerzos por mantener el peligro contenido. Y finalmente, Follett se centra en la política y las prioridades chinas a través de los ojos de Chang Kai, director de una agencia secreta china, que está casado con una actriz popular y sigue presionando por la moderación para evitar el holocausto. Gente queriendo salvar vidas. Para ejemplos recientes, podríamos mirar la invasión de Irak o la guerra en Vietnam, para ver que las naciones fuertes, las consideradas como primeras potencias mundiales, terminan por sentirse avergonzadas de lo que hacen «por el bien de la humanidad». Esto y no otra cosa fue el germen, la base, para que estallara a principios del siglo pasasdo la denominada Gran Guerra o Primera Guerra Mundial que tuvo bastantes más muertos que la Segunda y de eso poco se habla. Solo que esta vez, Follet lleva este juego al nuevo milenio donde las armas nucleares casi que se pueden comprar por internet.

Si has leído hasta aquí, probablemente sepas que Ken Follett es uno de los más importantes autores de thriller. Está entre los primeros a nivel mundial. Es autor de más de treinta libros con casi doscientos millones de ventas de sus libros que van desde el clásico thriller de espías El Ojo de la Aguja hasta sus más célebres novelas de ambientación medieval que comenzaron con la genial Los Pilares de la Tierra. Ahora, a sus 72 años, nos ha regalado un libro que podría ser quizás el más importante. Que la gente con poder lo lea, más temprano que tarde, será una buena noticia.