Reseña: Lynx, de Serge Perrotin y Alexandre Eremine

En un futuro muy lejano, el hombre ha colonizado una gran cantidad de planetas, muchos de los cuales han sido asolados por las necesidades de los grandes conglomerados industriales. Para prevenir este tipo de desastres ecológicos, se creó LYNX. Los agentes de esta empresa se dirigen desde el planeta Ter3, en el sistema Bayer (cualquier referencia a una gran multinacional actual en el campo farmacéutico y en el campo de los productos fitosanitarios sólo es pura «casualidad»), donde uno de los agentes llamado Bor de la Roque, el mejor agente del DIPCE (Departamento Interplanetario de Prevención de Catástrofes Ecológicas), es un hombre experimentado y convocado urgentemente por su superior, el comandante Ward. Pero Bor no está de buen humor. Su investigación sobre el planeta Helis estaba a punto de concluir, implicando a la empresa Techlys. Se ve privado de las investigaciones a favor del agente Tervel, un agente notoriamente incapaz y corrupto. ¿El motivo del retiro de su destino? Bor, que ya no quiere un compañero de equipo desde la trágica muerte de su hija y esposa, y se ve obligado a buscar un nuevo compañero.

Comienza así la trama con su nueva compañera de equipo, una jovencita de carácter fuerte, inexperta y más testaruda que tonta que además exige trabajar con un joven de su edad, alguien «divertido» y atlético, un buen compañero y no de esos patanes que siempre hay que ayudar en caso de peligro. Porque… ¡Annet Pyriev no es una cualquiera! Es hija de Pyriev, el magnate de los medios de comunicación…, y una de las principales contribuyentes a los beneficios de la agencia que da trabajo a Bor. Y, por supuesto, tiene intereses en la empresa Techlys que Bor pretende derribar.

Vivimos una gran época para el fan del cómic. Muchos niños de los 70-80-90 ya estamos en edad adulta, somos más críticos con todo y la media del país dice que podemos normalmente permitirnos el lujo de leer lo que queremos. Ya le hemos dado la vuelta al jamón. Pero si nos referimos al maravilloso mundo del cómic europeo (comentaba lo de antes porque raro era el niño que en aquellas décadas podía pagarse un título procedente de la BD), encontramos que buenos dibujantes y guionistas son casi legión. El nivel es muy alto. Y eso se refleja muy bien en un cómic o miniserie como Lynx. En este caso concretamente, el ruso Alexandre Eremine es a la vez diseñador y colorista, dos tareas que asume de forma brillante. Y en cuanto al guion, tenemos una trama de aventuras mezclada con políticas de empresa que engancha. Raro de ver. Aparte del trasfondo de ciencia ficción clásica que se nos presenta con surcadores del espacio exterior. Eso siempre mola y es culpa de Serge Perrotin, el cual crea una construcción hermosa, compleja, con múltiples preguntas sujetas a otras tantas investigaciones en cada uno de los tres ábumes que se recogen en este genial tomo que recién publica Yermo Ediciones.

Mola de Lynx que deja las puertas abiertas a futuras aventuras, que por mi parte espero con impaciencia. Mola también de Lynx que trata muy bien los problemas ecológicos y de forma inteligente. Tenemos un nuevo título para amantes de la ciencia ficción clásica, la ecología y el thriller. Y para los que además gustan de tener un buen cómic europeo entre manos, Lynx debería interesaros.

Reseña: Saltonautas, de Hao Jingfang

Cuando llega a nuestro país la publicación de una historia original dentro de los tres grandes géneros…, ahí estoy yo. Me constaba que Saltonautas, de Hao Hinjfang, era eso y mucho más. Además de ser el nuevo libro de la autora ganadora del prestigioso Premio Hugo con su anterior novela Folding Beijing. Por lo que imagino que ya sabéis que NOVA es el sello editorial donde tenéis que poner el ojo mes a mes para comprobar que llegan obras curiosas y de calidad como la que os reseño hoy. Un apasionante thriller de ciencia ficción en el que tres improbables aliados intentan una misión desesperada de primer contacto con una misteriosa raza alienígena antes de que mentes más militaristas puedan tomar el asunto en sus propias manos.

La narrativa del primer contacto de Hao Jingfang está elaborada a partir de una combinación experta de ciencia, historia china, mitología y filosofía. En esencia, hay una exploración, una inventiva de cuestiones que han surgido a lo largo de sus escritos: desde la desigualdad social hasta la naturaleza misma y el propósito de la existencia humana. La ambiciosa historia de Jingfang se desarrolla en un futuro no muy lejano, en el que la Tierra está dominada por dos potencias, la Liga del Pacífico y la Alianza Atlántica. Los centros urbanos están supervisados por la IA, la tecnología accesible y cotidiana de los viajes espaciales ha avanzado a pasos agigantados, pero la pobreza abunda y las dos facciones controladoras han estado en un estado de guerra casi continua durante más de veinte años. Una sucesión de eventos aparentemente aleatorios, quizás predestinados, que termina por reunir a la arqueóloga Yun Fan, al astrónomo Jiang Liu y al investigador militar Qi Fei, quienes se unen para rastrear la fuente de señales que pueden indicar una nave extraterrestre cercana… Así que tras una serie de desventuras, el trío abandona su base en China y se aventura en el espacio junto con el relajado piloto convertido en jefe, Chiang Tian.

¿Qué ocurre? Pues que a pesar de la competencia inicial entre Jiang Liu y Qi Fei por la atención de Yun Fan, la autora no prepara realmente el escenario para el tema de los romances aquí. Está mucho más concentrada en las posibilidades de un encuentro de mentes entre personas cuyas creencias parecen totalmente incompatibles. Hao Jingfang explota hábilmente la rivalidad entre Qi Fei y Jiang Liu para abrir un diálogo con aspectos de la filosofía china a la vez que se mencionan escritores de CF. Y al igual que Yun Fan, Jiang Liu está intrigado por las oportunidades que podría brindarle un encuentro con una especie alienígena. Pero los sentimientos de Qi Fei hacen eco de la hipótesis del bosque oscuro del autor Cixin Liu en su serie de El problema de los tres cuerpos… Para Qi Fei, las formas de vida alienígenas son inevitablemente hostiles, enemigos que acechan en las sombras esperando para atacar. Para Qi Fei, el único alienígena bueno es el alienígena muerto, pensamiento que se guía en parte por su entrenamiento militar y en parte por su visión personal de los sistemas de creencias chinos, incluido el confucianismo. En muchos sentidos, Jiang Liu parece lo opuesto a Qi Fei: está fascinado por el mohismo, enseñanzas morales que enfatizan el altruismo y el respeto mutuo. Esto se conecta con una experiencia pasada traumática que Jiang Liu presenta a través del famoso libro Los que abandonan Omelas, de Ursula K. Le Guin.

Es difícil hablar mucho más de la historia de Hao Jingfang sin revelar demasiado. Me encantó la idea de Yun Fan de que los extraterrestres que vienen están conectados con el desarrollo de la civilización china y la forma en que se desarrolló a medida que se desarrolla la trama. Disfruté las referencias a la CF de Cixin Liu con un toque de la Solaris, de Stanislaw Lem. Saltonautas peca de un final un poco apresurado, o no sé si es que me lo estaba pasando muy bien mientras lo terminaba… Me gustó su optimismo general; en términos de ciencia ficción, tiene un espíritu más cercano al utopismo de las primeras historia de Star Trek que a otra cosa.

Creo que esto sigue.

Reseña: Cyberpunk 2077. Big City Dreams, de Sztybor y Andrade

Continuamos devorando por aquí estos tomitos de la saga que tan buenos resultados están dando. En anteriores reseñas ya hice el alegado de ser un gran admirador de los cómics de Cyberpunk 2077 de Dark Horse, así como de venir enganchado a esta temática desde aquel juego de rol de los 90. He estado hambriento de contenido Cyberpunk durante la última década y Cyberpunk 2077 me está dando grandes momentos. Hasta al punto de tener la intención de escribir algún relato o novela corta con esta inspiración…, yo que juré que no volvería escribir ciencia ficción en la vida después de varios intentos desastrosos. Pero saliendo de mi egocentrismo, tengo que decir que el matrimonio Dark Horse/Cyberpunk/Panini Cómics es un trío liberal perfecto en sensaciones; porque Dark Horse es una de las pocas compañías que creo que realmente puede capturar esa actitud oscura y valiente y a Panini solo me queda agradecer el traer estas geniales ediciones por aquí. Con un estilo artístico que representa muy bien el universo futurista que representa.

La premisa de Big City Dreams es que Tasha y Mirek son un par de aspirantes a Edgerunners (contrabandistas de hardware), dos jóvenes chatarreros que merodean por las calles de Night City, los cuales se entregan a todo tipo de fiestas y neurodanzas. Uno de ellos aspira a convertirse en el gánster más infame de la ciudad, mientras que el otro ansía algo más temas como el amor, la esperanza, la sencillez. Tasha es de esas personas idas de olla que suele disparar su arma al azar mientras que Mirek le ríe las gracias y le apoya a pesar de que, bueno, no es psicóticamente violento. Pero todo esto cambia cuando Mirek se encuentra probando una danza cerebral (realidad virtual, para los que no sois fans de Cyberpunk) y experimenta la vida de un padre y esposo en una granja en las afueras de Night City. ¿Una premisa simple? En realidad, agradezco a los guionistas por haber ideado algo que jamás esperaba ver en un cómic de una ambientación como esta. Es un tema que resonaba bastante en el videojuego: ¿Deseas una vida tranquila o morir en el resplandor de la gloria?

Por otro lado, no estoy seguro de que Tasha sea lo suficientemente inteligente como para darse cuenta de que va a morir o que a alguien más eso le importe. Es de esas personas que ellas, y sólo ellas, eligen su propio destino. Ella cree que es una floreciente leyenda de Night City que matará para llegar a la cima y Mirek, por el contrario, está asombrado ante la posibilidad de que exista una vida tranquila. Y quiero experimentar eso en la vida de un granjero y hombre de familia, lejos de la violencia y la muerte.

Big City Dreams me gusta porque es una historia diferente que contiene más profundidad de la que pensaba. Tasha no tiene la educación, el temperamento ni las habilidades para alcanzar sus objetivos, pero tiene un orgullo sociópata inmerecido que le dice que matar chooms al azar en la calle de alguna manera la hará famosa. Mirek no tiene otros amigos ni seres queridos (no estoy seguro de si Tasha es su novia o no), por lo que simplemente está dispuesto a aceptarlo. La pregunta que te hace el cómic es clara: ¿De verdad eres feliz dentro de una relación tóxica?

Reseña: Cazadores de Savia, de Genefort y Ristorcelli

Cazadores de Savia es lectura agradable en cualquier caso. Y es que Los Humanos siguen explorando e ilustrando el universo de las novelas de Laurent Genefort, un autor que no conozco muy bien (hasta ahora sólo he leído la adaptación de Le Sang des immortels), pero es cierto que Ristorcelli hace algo bueno con su historia, se toma su tiempo para desarrollar la trama, a lo largo de más de cien páginas, y eso nos permite recrearnos entre bastantes páginas contemplativas hasta que intercala con fuertes tensiones la historia. Una que se desarrolla a ritmo sugerente pero nunca aburrido. Estas fueron las sensaciones que me quedaron tras leer este álbum de cómic europeo que Yermo Ediciones recién publica en nuestro país.

La acción se desarrolla en un planeta extraño y desconocido, en el que conviven (¡más o menos bien!) diversos pueblos humanoides y especies de animales tan exóticas como amenazantes (aunque el bestiario no es realmente lo importante aquí). Nos trasladamos a un planeta fantástico donde toda la vida se concentra en una enorme cubierta vegetal, los humanos viven en enormes árboles (encontramos lo mismo en otro contexto, en una Tierra post-apocalíptica) en Arbomundo. Un lugar que parece estar en decadencia cuando un grupo de humanos (de un pueblo enemigo) se embarcan en una búsqueda para descubrir la fuente del avance del Mal que están sufriendo y que pretende amenazar a toda raza viviente.

Porque las gigantescas ramas de Arbomundo albergan un grupo de clanes.  Y uno de ellos son los cazadores de savia. Y Pierig ha sido capturado por este clan guerrero. Se comprende que sus dotes como zahorí son el tema candente aquí. Sus virtudes son necesarias.

Su búsqueda, su rescate, el viaje, quizás sea una lucha contra algo que no es otra cosa que un enemigo común al que tendrán que unirse todos para poder vencer. ¿He visto una historia antes sobre un pueblo que vive en armonía en un árbol gigante? Avatar, de James Cameron. ¿Se parecen? Muy poco. Se explora un “ramal” diferente de dicha base argumental. Una enfermedad incurable que afecta al árbol creando desolación con ramas muertas y una expedición de rescate para encontrar una solución. La escena inicial sobre la masacre del pueblo de nuestro héroe Pierig por parte de otra tribu es muy potente.

Un cómic, un one-shot, un álbum para disfrutar de una sentada que si te mola, ten cuidado, porque puede que ames las buenas historias de fantasía y ciencia ficción.

Reseña: Las Huellas del Sol, de Walter Tevis

Conocí una vez un señor muy lector que no paraba de recomendarme libros de Walter Tevis. Le dí a algunos como The Hustler… pero uno que tiene mil gustos, le perdió un poco la pista y no leí nada más de este autor (que recuerde). Tened en cuenta que también eran libros en inglés porque en nuestro país poco había por entonces. Ahora tampoco es que haya mucho donde elegir pero que duda cabe que eso da pie a que si se publica algo de un autor tan bien considerado, no tengamos excusa para no ir corriendo a por lo que se publicó. Porque Walter Tevis es un autor que en sus novelas predijo muy bien lo que sucedería en las sociedades actuales del primer mundo a día de hoy, con una escritura genial. Por eso, la siempre interesante editorial Impedimenta, que nos trae joyitas del fantástico de vez en cuando, acaba de publicar Las huellas del sol. Un título que hará las delicias de muchos fans de la CF clásica e inspiradora de la mejor época de este autor.

En Las huellas del sol, el personaje principal cuenta la historia durante la primera mitad de la novela, y es en gran parte, el mismo protagonista solo en un planeta distante. Luego regresa a la Tierra e intenta ordenar su vida y ayudar en todo lo que puede al entorno. Al igual que en The man who fell to Earth, el prota lidia además con problemas políticos que le impiden hacer lo que se propone. Un tema común para Tevis y que retrata de todas-todas lo que podemos ver en muchos ámbitos a día de hoy. Bien vale la pena leerlo.

Tenemos una Tierra del siglo XXI pobre en energía. Todo lo que Ben Belsen tiene que hacer para hacer realidad su sueño de encontrar combustible barato en el espacio exterior es adquirir una nave espacial y una tripulación, escapar del planeta, localizar el combustible y regresar. Premisa básica y siempre atractiva. Pero tenemos un libro bien escrito que nos lleva a otras muchas cosas. Y una excelente capacidad para profundizar en los personajes, primera parte lenta, muy reflexiva, autoanálisis del protagonista, y de ahí nos vamos a una segunda parte más dinámica y divertida. Reflexiones sobre la sociedad (muy parecida a la de ahora), y más. La discusión sobre el carbón, la energía solar, la eólica y, por supuesto, la nuclear. Insisto, parece escrita a día de hoy. Una historia sencilla que te hace pensar en los problemas de energía que vendrán y que tenemos sobre la chorla en estos momentos. Una sociedad que poco a poco va decayendo porque ya no tiene recursos energéticos. Una reflexión: “Nosotros vivimos bien pero, ¿otros tendrán que morir por eso?».

Aparte, Las huellas del sol en muchos momentos retrata la crisis de la mediana edad. Cosa que entrelaza con una advertencia ecológica. Ciertas ideas son tontacas pero abruman las cosas buenas durante tramos cosa que en otros libros no se suelen explicar. Es una de las razones por las que este libro no recuerda a su otra obra Sinsonte (https://impedimenta.es/producto/sinsonte). No obstante, en realidad, estamos ante una historia que es una última afirmación triste.

Os diré algo. El señor del que os hablaba al principio de la reseña ya murió, pero decía de Las huellas del sol era la peor novela de Tevis…, pero bendita peor novela. Bastante mejor que otros cientos libros leídos de CF. Y estoy con él en que no es una obra maestra pero aporta cosas tremendas para mí: es una pieza importante en la bibliografía del autor, fue su último trabajo (despedida) y engancha como casi cualquier novela clásica del género.

Una buena oportunidad.

Reseña: Cyberpunk 2077. Where´s Johnny?, de Bartosz Sztybor, Milonogiannis y Titov

Un mes más y una nueva aventura en el universo de Cyberpunk que disfrutar gracias a Panini Cómics. Una serie de títulos que he advertido varias veces que no me iba a perder. Where´s Johnny ha sido el último tomito disfrutado, una historia escrita por Bartosz Sztybor (Fading Memories, The Sirens de Jim Henson), con el dibujo de Giannis Milonogiannis (Prophet, Ronin Island, Old City Blues, G.I.Joe) y colores de Roman Titov (Angel). Un nuevo pulp noir de ciencia ficción basado en en el videojuego de éxito así como en los relatos del famoso juego de rol ochentero Cyberpunk 2020.

Where´s Johnny (¿Dónde está Johnny?) nos lleva a saber del periodista anticorporativo Lyle Thompson, que también sale algo en Love Like Fire y Never Fade Away, por cierto. Uno de los personajes característicos de Cyberpunk 2013 y Cyberpunk 2020 y que aquí encontramos como un fracasado que persigue historias que a nadie le importan en una época en la que el periodismo está muerto, incluso cuando es periodismo sensacionalista. Una trama común de esas de género negro, pero de las que uno nunca espera ver dentro de un universo como el que promueve Cyberpunk. Y eso que está considerada en foros como una de las mejores de la franquicia CDPR, y toca la patata por el hecho de que sucedió justo después del bombardeo nuclear de Night City.

Un periodista empedernido empeñado en acabar con las corporaciones corruptas de Night City y con una verdadera oportunidad de hacerlo. El periodista borracho, cínico y testarudo Thompson está trabajando arduamente para despertar a la población: mantener los ojos y oídos cerrados ante la inmundicia y la corrupción de Night City administrada por corporaciones es una elección y va a volar en pedazos sus desviaciones autoprescritas. Alguien ha hecho saltar por los aires la sede de la megacorporación Arasaka y se rumorea que ha sido el infame Johnny Silverhand. En las calles se rumorea que está muerto y que su cuerpo permanece al pie de cierta torre nuclear. Hay que encontrar el cuerpo. ¿Pero está muerto o son sólo rumores? Las calles de Night City al rojo vivo.

Me gusta mucho la ambientación Cyberpunk. La he disfrutado desde sus inicios en mi juventud con partidas de rol en los años 90. Por supuesto, leí novelas de William Gibson. Y me ha ido encantando todo lo que he ido encontrando después. He dicho varias veces que estos títulos no me los pensaba perder porque cada aventura aporta algo diferente dentro de un universo futurista que mola tela. Where´s Johnny? es otra historia corta y única sobre un periodista que es contratado cuando Johnny hizo estallar la torre Arasaka y posteriormente recibe el encargo de investigar dónde está su cuerpo. El problema de estos one-shot es que el desarrollo del personaje debe ser apresurado, los autores no tiene mucha opción, y son tramas realmente interesantes. Es el único problema que le veo pero por lo demás genial todo. Mola tener una ciudad y que me cuenten historias (diferentes) sobre sus ciudadanos.

Cada aventura, cada cómic, es «un día en la vida de un ciudadano de Night City».

Where’s Johnny? nos lleva a saber un poco del mundo de Night City donde aunque una persona te contrate para hacer un trabajo, eso no significa que esté trabajando para otro a su vez. Y las corporaciones tienen en sus manos todo el poder. Difícil escapar de su intromisión. El periodista de esta historia emprende un viaje para hacer un trabajo y en el camino se resigna al hecho de que las corporaciones siempre estarán involucradas de alguna forma y, a veces, sólo a veces, sus objetivos pueden alinearse. Si eres fan acérrimo de Cyberpunk, esta serie es para ti. Si no, en mi opinión, debes probar con algún titulo (no lleva mucho tiempo hacerlo), y así sabrás si estos cómics son tan indispensables para ti como para mi.

Reseña: El Caracol en la Pendiente, de Boris y Arkady Strugatsky

El caracol en la pendiente de los hermanos Strugatsky, si bien fue escrito a finales de los años 60 del pasado siglo, no se llegó a publicar hasta 1988. Como la Administración de la que se habla en el libro es un revoltijo extraño y sin sentido del que Kafka estaría orgulloso, no es difícil imaginar que las autoridades soviéticas al conocer de la historia rápidamente darían cuenta de esta critica/indagación sobre ellos y «actuarían». De ahí su retraso en ver la luz.

Por lo que me toca, El caracol en la pendiente puede ser uno de los libros más surrealistas que he leído en mucho tiempo. Aún con el rumiar posterior a la lectura, me es difícil sacar conclusiones definitivas sobre lo que he leído. Pero esto no quita que cualquier lector del fantástico (o no) deba tirar de esta novedad que publica Hermida Editores en nuestro país, si va en busca de un buen título que aporte buenas sensaciones lectoras. Lo que buscamos, en definitiva, ya que te gastas los dineros. La historia sigue a dos protagonistas separados que nunca… El primero es Cándido, que es un piloto que se estrelló en el Bosque (con B mayúscula) y está tratando de encontrar la salida. El segundo es Peretz, que está atrapado en la Administración creada para investigar el Bosque. Que tampoco parece poder irse. Cándido se encuentra en el mundo del Bosque, donde la gente vive en pequeñas aldeas y necesita estar constantemente atenta a los peligros que vienen de ese lugar: seres, criaturas que te queman si los tocas, una vegetación agresiva que lo invade todo si se les das media posibilidad o un extraño gas violeta. Y más cositas extrañas que salen de allí. La gente de los pueblos hablan sin cesar, repitiéndose constantemente y divagando sobre chuminadas. Parecen sentir que esto es necesario y correcto, refiriéndose a Cándido como «Hombre Silencioso» porque no hace tal cosa o si la está haciendo mal. Cándido sabe que no está en el Bosque desde siempre y quiere irse, pero le resulta extremadamente difícil aferrarse a esa idea. Se dice a sí mismo que se irá pasado mañana, pero todos los días sigue diciendo que es pasado mañana, es decir, el día nunca llega. Le resulta difícil pensar y recordar su vida anterior. Se da cuenta de que las otras personas con las que interactúa tienen el mismo problema y por eso divagan sobre chuminadas. La gente del Bosque puede vivir y prosperar con lo que el Bosque les proporciona. En un momento dado, dicen que la ropa que usan ha sido cultivada, y no pueden entender por qué la ropa de Cándido no crece cuando la cortan y la plantan… No pueden entender nada y a veces lo quieren entender todo.

Una profunda alegoría.

Y Peretz se ve atrapado en una farsa absurda en la Administración, organización que supuestamente sigue la investigación de ese extraño Bosque y todo lo que sucede dentro de él. Y todos en la Administración, excepto Peretz, reciben instrucciones por teléfono. Lo que le hace suponer que corre peligro.

Una tremenda metáfora.

Como podéis ver, no terminaréis El caracol en la pendiente esperando comprenderlo. Pero a poco que tengáis una edad y cierto conocimiento general de cómo funcionan (o han funcionado) ciertos estados dictatoriales del viejo continente, vais a entender todas y cada una de las indirectas que lanzan aquí los hermanos Strugatsky.

Una gran lectura, debido a su rareza y puro absurdo, de esos libros que te preguntas por qué demonios molan si apenas entiendes casi nada de lo que sucedió.

Reseña: Blade Runner 2039. Luv, Mike Johnson, Brown y Guinaldo

Después de la impresionante y llena de acción de Blade Runner 2029, volvemos al entorno distópico fundamental con Blade Runner 2039 y, para ser honesto, al leerlo te sientes como si nunca te hubieras ido. Gran parte de la culpa la tiene el equipo creativo original que sigue tras el volante de esta nave. De este mundo-universo donde se están realizando grandes historias de CF basadas en la genial franquicia que partió parcialmente de la novela de Philip K. Dick, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, de 1968. Que a día de hoy, no todo el mundo lo sabe. Un futuro totalmente centrado en los replicantes. A los que se emplea en trabajos peligrosos y como esclavos en las colonias del Mundo Exterior. Y fabricados por Tyrell Corporation para ser «más humanos que los humanos». Luv nos lleva diez años más adelante hacia la distopía que se desmoronaba hasta que cambió. Aunque poco ha mejorado para los habitantes del futuro Los Ángeles, especialmente para los replicantes, los Blade Runners son una fuerza completamente organizada en este momento, y su miembro más nuevo es, de hecho, una replicante: una cazadora fría, calculadora y brutalmente eficiente llamada Luv creada y diseñada para acabar con los de su propia especie.

Cuentan que hace veinte años, la ex-Blade Runner Aahna “Ash” Ashina ayudó a una joven y su madre replicante a escapar de las garras de su sádico padre, el magnate de las finanzas, Alexander Selwyn. Ahora, Cleo Selwyn ha regresado a Los Ángeles desde Arcadia, la colonia del Mundo Exterior, para buscar a su madre, Isobel, que quizá haya sido secuestrada por Niander Wallace…

El «primer ángel» Luv de Niander Wallace (que caza al Oficial K en la película Blade Runner 2049), aparece en esta nueva miniserie donde la premisa y el personaje principal resultan familiares para los amantes de esta saga. El Blade Runner, el estilo visual y la estructura de la historia se perciben como un cómic, una historia, una trama totalmente de la franquicia lo que me pareció genial. Se parece mucho a un nuevo capítulo de la historia anterior, que a su vez se siente como parte de un todo más grande que se ha estado construyendo durante los últimos años. En definitiva, la expansión de este universo que es súper inspirador. Además de ampliar la metatrama.

Blade Runner 2039 es otra exploración emocionante de uno de los escenarios más geniales en la historia de la cultura pop. Luv tiene un primer número fascinante. Un cómic que provocó tras leerlo que me pusiera rápidamente (y, por supuesto, en 4K), la genial película dirigida por Ridley Scott, estrenada en 1982. Uno de los universos fílmicos más inspiradores y recomendables a los que nos ha llevado el mundo del cine.

Reseña: CyberPunk 2077. Your Voice, de Aleksandra Motyka y Danijel Žeželj

He leído otros títulos de la serie Cyberpunk 2077 lanzada por Dark Horse Comics que en nuestro país está trayendo Panini Cómics. Y definitivamente tengo mi favorito. Your Voice tiene una narrativa quebrada y fragmentada como han dicho algunos por ahí. Es cierto. Sin embargo, un conocedor del grandísimo juego de rol Cyberpunk 2020 y sus otras iteraciones como Cyberpunk RED o el videojuego Cyberpunk 2077 podrán reconocer personajes icónicos y referencias en este TPB así como dignificar muchos de los comportamientos encontrados en los demás mas-media que pueden dejar con el culo torcido cuando los ves por primera vez.

Lo que más me llamó la atención de Your Voice fueron sus impresionantes dibujos. He leído varios cómics que se hacen llamar punks, pero este es uno de los pocos, junto con el manga Ghost in the Shell, que logran aportar un arte gráfico, agresivo (PUNK) e increíblemente hermoso. Los inquietantes dibujos de Danijel Žeželj. Aparte, definitivamente, una de las historias más controvertidas, pero al mismo tiempo una de las más atmosféricas que he leído de este universo. Inmediatamente me llamó la atención el hecho de que los eventos no tuvieran lugar en 2077, sino mucho antes, concretamente en 2023… Sí, en 2023. Y como dicen los entendidos, el cómic se acerca mucho más a un juego de rol que a su versión en vídeojuego. Pero, en realidad, esto no es lo más importante. Eso si, si solo conoces el videojuego, quizás este cómic no te guste.

En Your Voice vamos a saber de una persona que durante su turno de trabajo, se ve inmiscuido en un altercado entre una misteriosa mujer y la banda Maelstrom. Cuando la mujer intenta escapar, le da un chip. Para poder dar con ella y acceder a los datos, él inicia una aventura violenta que lo llevará por los mekka más sórdidos de la ciudad y los páramos más peligrosos, donde se encontrará con un nuevo cliente astuto, unos cyberpunks tarados y el infame Johnny Silverhand. Una locura de escapada por determinar. Una miniserie escrita por Aleksandra Motyka, guionista de The Witcher.

Gracias a los dibujos caóticos de Daniel Želj y el color violento de Krzysztof Ostrowski se llega a comprender que es imposible imaginar una mejor manera de transmitir toda la esencia urbana y decadente de una ciudad futurista como a la que siempre nos llevó el juego de rol Cyberpunk. Si comparas Your Voice con You have my word (https://www.cronicasliterarias.es/?p=4545) o Trauma Tim (https://www.cronicasliterarias.es/?p=12277), entonces sí que verás Your Voice como una historia rota y menos dinámica. Pero no menos emocionante, os lo aseguro. El guion, de hecho, sirve sólo como guía para el artista, quien asume por completo la función del narrador. El componente visual es tan expresivo que mi subconsciente inmediatamente intentó ponerme una banda sonora que se adaptara a la atmósfera y la narrativa. La esencia del punk: expresiva, caótica, loca, pero increíblemente seductora e impactante, algo así a lo que suena de fondo cuando Trinity se encuentra por primera vez con Neo. ¡The Prodigy!

Por eso no ocultaré mi alegría al decir que Your Voice es sumamente canónica. Otro título para la saca de esta genial colección que algún día espero ver en un portentoso integral de estos que están de moda ahora.

Reseña: Dune. Las Aguas de Kanly, de Brian Herbert, Kevin J. Anderson y Mortarino

La novela original de Dune del fallecido Frank Herbert es una de las obras literarias más famosas del género de Ciencia Ficción. Una de las más atrapantes y bien escritas, diría yo. Pero de acuerdo con el legado de Herbert, su hijo Brian Herbert y el novelista Kevin J. Anderson han ampliado los límites del mito de Dune a través de su reciente colaboración con BOOM! Studios, centrándose en las secuelas de la legendaria Batalla de Arrakis. Y Norma Editorial están trayendo todas estas obritas que son toda una delicia para el lector que disfrutó de las novelas y más aún de la reciente peli (en poco tiempo en plural) del siempre genial Denis Villeneuve.

Dune: Las aguas de Kanly relata la terrorífica noche en la que los Harkonnen utilizaron sus fuerzas de élite para quemar la Casa Atreides hasta los cimientos. Incluso después de un año, Gurney Halleck recuerda esa noche tan clara como el día, cuando las espadas chocaron y las cañoneras bombardearon desde arriba, convirtiendo todo el patio del palacio en un cementerio en llamas. Pero Halleck, ahora contrabandista, y su banda de leales a Atreides trabajan junto a Staban Tuek mientras esperan el momento oportuno para vengarse de los Harkonnen. Halleck necesita servir «kanly» al único hombre al que quiere ver bajo una gran losa, que había hecho de su vida un infierno desde que era niño. Lo llaman La Bestia Rabban.

Un poeta guerrero, las melodías de Gurney Halleck han sido tristes últimamente, lamentando la pérdida de su Casa y aún más la pérdida de su alumno y heredero aparente, Paul Atreides. El cómic que hoy os reseño comienza con una nota melancólica, abriendo lentamente las cortinas de un pasado tumultuoso para pintar una visión sombría del presente. Aunque Halleck ya no es un hombre de prestigio político, esos rangos de poder no significan nada para un hombre que ha vivido sus años de formación en fosos de esclavos y ha visto cómo le arrebataban a su familia. Y puede que la casa Atreides haya sido aniquilada, pero nunca será olvidada. O encontrarán la muerte y su sacrificio será en vano, o la venganza será lo más dulce que han comido nunca.

La historia le da al protagonista una historia de fondo trágica, golpeando duramente al lector con algunos momentos horrendos de su historia. La trama me gusta porque serpentea a través de una narrativa llena de exposición. A pesar de su mala reputación de asesinos y miseria, el planeta Arrakis tiene una cultura multifacética y profundamente arraigada, todo lo cual se defiende bastante bien en Las aguas de Kanly. El artista Francesco Mortarino le da al cómic una apariencia de anime usando un trabajo limpio a lápiz e intensos primeros planos de rostros expresivos, lo que se suma a la narración dramática. No lo esperaba. Mortarino da vida, con el color de Raúl Angulo, a la adaptación al cómic que Brian Herbert y Kevin J. Anderson han llevado a cabo del relato corto que ellos mismos escribieron. Las aguas de Kanly prepara muy bien desde el principio el escenario para un viaje en el que se revela mucho sobre la política y el status-quo del planeta desértico de Arrakis y la historia ayuda a desarrollar el personaje de Gurney Halleck, uno de los varios personajes secundarios de la mitología de Dune pero en cuyo pasado merece la pena indagar. Cómic que muchos necesitábamos. Saber más de un personaje que gusta y enamora siempre es bien. Los primeros años de vida de Halleck, brindando un trasfondo emocional al rudo y duro soldado que también muestra su espíritu de supervivencia incluso en los momentos más oscuros. Un volumen necesario.