Crónicas Literarias

Reseña: Marte Verde, de Kim Stanley Robinson


El primer volumen de la trilogía denominado Marte Rojo culminó con un punto de inflexión en 2061, asentados en el planeta e intentando ganar la suficiente autonomía para no querer responder a la Tierra, o a las corporativas visiones de Marte desde la Tierra, mejor dicho. Ahora todo un poco más calmado, pero dos fuerzas opuestas pues las Corporaciones Transnacionales siguen empeñadas en explotar y controlar el planeta rojo, y aquellas que quieren seguir un camino marciano independiente, todavía están en conflicto con tanto mandato. Un malestar ferviente que se extiende por gran parte del paisaje grana. No obstante, los poderosos de la Tierra mantienen el control, y hay una gran oposición en Marte que va a dar mucho… que hablar. Por no decirlo de otra forma mas ordinaria.

La Trilogía Marciana comprende los títulos Marte Rojo, Marte Verde y Marte Azul. La editorial Minotauro, y en especial la colección Minotauro Esenciales, recupera esta obra magna del escritor Kim Stanley Robinson (Antártida, Tiempos de Arroz y Sal, El sueño de Galileo, 2312…), una obra que toca aspectos muy diversos. Yendo más allá de la simple acción y entrando en temas de política, economía, psicología y, por supuesto, ciencia y tecnología, tenemos una trama interesante e innovadora como pocas de las novelas actuales de Ciencia Ficción. Por que además trata un tema que tenemos “aquí al lado”. Se centra en una hipotética colonización de Marte por el ser humano que comienza en 2026 y que abrirá guerras de todos los colores entre las potencias de la Tierra, pero también dará paso a un foco diferente y que nadie espera, los Primeros Cien, la primera expedición que llega para quedarse en el planeta. Y con la cura milagrosa de la longevidad que el señor Robinson proponía en el anterior volumen, en Marte Verde continuamos sabiendo de los Primeros Cien, los que quedan activos, porque algunos quedaron eliminados para dejar un grupo central manejable (convenientemente extendido también), para permitir que la acción nunca decaiga).

Pero ha pasado suficiente tiempo para que una primera generación de nacidos en Marte también juegue un papel importante. Y uno de ellos, Nirgal, se convierte en uno de los personajes principales. Otro personaje nuevo muy molón es Art Randolph; un terrícola que es enviado como representante de Praxis, una de las Transnacionales más notorias que ahora dominan la economía y la política mundial. Una mente más abierta que las demás, ansiosa por trabajar junto con los marcianos en lugar de simplemente reclamarles recursos por doquier. Con Nirgal y Art, Kim Stanley Robinson nos presenta y describe de manera efectiva la vida y las condiciones en Marte a través de otros ojos: la mirada del niño que crece allí y que apenas sabe de qué va todo esto, y la del recién llegado que nunca antes ha estado en el planeta rojo. La situación en la Tierra es terrible. Con una guerra mundial en 2061 que consolida el poder Corporativo Transnacional (y en última instancia metanacional). Los ricos reciben el tratamiento de longevidad descubierto, pero muchos de los pobres no. «Mortales”, se les llama. Uff. Un tema de división y potente conflicto entre pobres y ricos. De hecho, podría deciros que Marte Verde trata tanto del continuo colapso de la Tierra como de la alternativa marciana. El colapso de una parte de la Antártida eleva el nivel del mar en seis metros en todo el mundo, lo que requiere evacuaciones masivas de zonas costeras. Mientras, se realizan esfuerzos para «terraformar» Marte. La Tierra misma experimentando cambios físicos drásticos que la hunden y las potencias no hacen nada por salvar a Madre Tierra.

Aparte de las posibilidades técnicas de formar un planeta según los deseos de uno, las preocupaciones y a lo que da interés Kim Stanley Robinson en la Trilogía Marciana, siguen siendo las teorías económicas y políticas. Parece particularmente plausible, pero con algo más de novela de aventuras esta obra ganaría muchísimo. Quizás ocurra en Marte Azul. Aun asi, es otra de las novelas de Robinson que goza del poder de atracción y abstracción con una historia que gusta e interesa con poco que sepas de ella. Pues Marte es el edén. La oportunidad de comenzar de nuevo, la ambición, la independencia, una colonia que reivindica la separación de sociedades que están de vuelta desde hace años…

Marte Verde cubre un período relativamente largo, de una revolución en 2061 hasta la siguiente 2127, lo que permite tanto un cambio físico significativo en Marte como una cierta extensión de la historia que en mi caso leí en nada. Con un ritmo bastante bueno, la novela sigue una variedad de personajes y en esta novela vivimos juntos a ellos una buena combinación de pequeñas situaciones curiosas. Pero debe leerse como parte de una historia más grande. Debe leerse como parte de la trilogía y no de forma independiente.

Segunda parte de una de las mejores trilogías de Ciencia Ficción que se pueden leer ahora mismo. Galardonada con los premios Nebula y Hugo, una obra que se podría decir que está a un paso de cumplirse.

Categorías

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.