Reseña: Blade Runner 2039. Luv, Mike Johnson, Brown y Guinaldo

Después de la impresionante y llena de acción de Blade Runner 2029, volvemos al entorno distópico fundamental con Blade Runner 2039 y, para ser honesto, al leerlo te sientes como si nunca te hubieras ido. Gran parte de la culpa la tiene el equipo creativo original que sigue tras el volante de esta nave. De este mundo-universo donde se están realizando grandes historias de CF basadas en la genial franquicia que partió parcialmente de la novela de Philip K. Dick, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, de 1968. Que a día de hoy, no todo el mundo lo sabe. Un futuro totalmente centrado en los replicantes. A los que se emplea en trabajos peligrosos y como esclavos en las colonias del Mundo Exterior. Y fabricados por Tyrell Corporation para ser «más humanos que los humanos». Luv nos lleva diez años más adelante hacia la distopía que se desmoronaba hasta que cambió. Aunque poco ha mejorado para los habitantes del futuro Los Ángeles, especialmente para los replicantes, los Blade Runners son una fuerza completamente organizada en este momento, y su miembro más nuevo es, de hecho, una replicante: una cazadora fría, calculadora y brutalmente eficiente llamada Luv creada y diseñada para acabar con los de su propia especie.

Cuentan que hace veinte años, la ex-Blade Runner Aahna “Ash” Ashina ayudó a una joven y su madre replicante a escapar de las garras de su sádico padre, el magnate de las finanzas, Alexander Selwyn. Ahora, Cleo Selwyn ha regresado a Los Ángeles desde Arcadia, la colonia del Mundo Exterior, para buscar a su madre, Isobel, que quizá haya sido secuestrada por Niander Wallace…

El «primer ángel» Luv de Niander Wallace (que caza al Oficial K en la película Blade Runner 2049), aparece en esta nueva miniserie donde la premisa y el personaje principal resultan familiares para los amantes de esta saga. El Blade Runner, el estilo visual y la estructura de la historia se perciben como un cómic, una historia, una trama totalmente de la franquicia lo que me pareció genial. Se parece mucho a un nuevo capítulo de la historia anterior, que a su vez se siente como parte de un todo más grande que se ha estado construyendo durante los últimos años. En definitiva, la expansión de este universo que es súper inspirador. Además de ampliar la metatrama.

Blade Runner 2039 es otra exploración emocionante de uno de los escenarios más geniales en la historia de la cultura pop. Luv tiene un primer número fascinante. Un cómic que provocó tras leerlo que me pusiera rápidamente (y, por supuesto, en 4K), la genial película dirigida por Ridley Scott, estrenada en 1982. Uno de los universos fílmicos más inspiradores y recomendables a los que nos ha llevado el mundo del cine.

Reseña: E.P. Jacobs. El Soñador de Apocalipsis, de Rivière y Wurm

No hay mucho que añadir a lo que dijo MacKott. Una biografía de Edgar P. Jacobs al estilo Edgar P. Jacobs sería un gran éxito sin lugar a dudas. Todo esto es muy sencillo. Conozco algo de la vida de este maestro creador y siempre he pensado que menudo se ha pasado por alto su lado oscuro. Aparte de «Van Melk» y una rápida mención de los Funkens, se han olvidado ciertas alusiones que hizo en su vida. La ruptura con Hergé ya hace bastante que se mencionó y también se ha medio-olvidado el choque que tuvo con Martin, pero a los que hemos investigado su vida solo nos ha podido llegar información indirecta. Y ahora para entender bien estos «descuidos», nos llega por parte de Norma Editorial una buena biografía de este señor en formato cómic de la mano de François Rivière y Philippe Wurm. Un trabajo sencillamente precioso, agradable de leer, un gran volumen que hay que tener si eres fan del cómic europeo. Una biografía de Jacobs que fue lanzada en 2021 y que llamó rápidamente la atención de todos los grandes lectores de la BD. Sin embargo, este que está aquí, prefirió esperar un poco, y los días-meses-años pasaron y ahora que llega a nuestro idioma ni por asomo iba a dejarla pasar.

Como indica su título, este cómic fue guionizado por François Rivière, ya conocido por su trabajo sobre Jacobs. Relata la vida (a veces ligeramente reelaborada según los autores) del célebre creador de la famosísima Blake & Mortimer. Por lo tanto, en el volumen seguiremos a lo largo de varios capítulos, la vida de Jacobs desde principios de 1930 donde apuntaba alto su sueño de convertirse en cantante de ópera (de ahí su apodo «Barítono del noveno arte») hasta su muerte en 1987.

Siendo yo un apasionado de este autor y de su famosa serie (https://www.cronicasliterarias.es/?p=4321), debo decir que realmente no esperaba decepcionarme. También puedo deciros que ya estaba encantado desde las primeras páginas. Es como darle chuches a un niño. Rara vez decepcionarás. El dibujo es de una precisión y belleza impresionantes. Creo que el ilustrador Philippe Wurm quiso rendir homenaje al maestro inspirándose en esta minuciosidad que caracterizó a Jacobs, y lo consiguió. Desde el museo del cincuentenario hasta el mercado del barrio de Marolles, pasando por el Palacio Real suntuosamente diseñado, recorreremos las mejores vistas.

Cuentan que el tándem de autores llevaba trabajando en la biografía siete años. ¡Desde 2014! Quizás por eso apenas se siente rigidez en los personajes, de hecho, salen todos muy reconocibles. Nos encontraremos con Hergé, Franquin, Duchâteau, Martin, Van Melkebeke (un amigo de Jacobs que le ayudó en casi todos sus escenarios), o incluso Leblanc, el director de ediciones lombardas. Toda una serie de personajes reales que tuvieron un papel importante en la vida de Jacobs y que son perfectamente identificables y dan buen pie a una buena lectura.

Esta versión en color consta de tonos aterciopelados, reforzados por el uso de verde oscuro, gris, negro o beige. Las escenas nocturnas tienen especial éxito, sobre todo cuando los autores optan por retratar los miedos y pensamientos de Jacobs. Me moló que el diseñador aportara sus propios comentarios en algunas páginas. Sin embargo, a través de la lectura nos damos cuenta de que Jacobs tuvo una vida difícil, en particular, debido a la censura de sus álbumes, su divorcio o la muerte de su esposa. Estos datos resultan muy interesantes para comprender antes a la persona que a el personaje en el que se convirtió el creador de geniales obras como El rayo U y La flecha ardiente (https://www.cronicasliterarias.es/?p=13856). En definitiva, recomendable lectura para cualquier fan de Jacobs, que, nos guste o no, fue uno de los pilares del cómic incluso mientras vivía. Algo raro y digno de estudio a día de hoy.

Reseña: Frankenstein. Nuevo Mundo, de Mignola, Sniegoski, Golden y VVAA

Diablos, me encanta que el monstruo de Frankenstein se amplíe como personaje y pensé en intentarlo alguna vez. ¿Salió algo bueno? El tiempo lo dirá. Ahí lo tengo en un cajón. Sin embargo, en el proceso de lectura interminable en el que llevo embarcado desde que tengo uso de razón, tengo que rendirme a cuando lo intenta alguien que lo hace tan bien y aplaudo sin rencores… (sin rencores, jaja).

El Mignolaverso tiene mucho potencial en casi, que digo casi, en todo lo que se publica. Grandes autores empujando del mismo carro cuyas riendas lleva el maestro creador Mike Mignola.

La historia de Murk. Hay mucho aquí que desempaquetar para un comienzo que se preveía monumental. Al final de Hellboy, todo terminaba en lo que parecía ser un mundo nuevo. Un punto y a parte. Mientras que el pasado quedó enterrado profundamente, ahora parece inevitable que las existencias se mezclan. A medida que surja un nuevo mal, los héroes se levantarán para luchar contra él. Esto hay que tenerlo claro. Pues no me di cuenta de lo confundido que me dejó el final de la saga Hellboy hasta que esta historia (¡Sí, este cómic!) me mostró las consecuencias, dejando en claro cómo se desarrollaron los diferentes eventos de Ragna Rok para crear la nueva tierra, dándome una apreciación mejorada de lo que había ocurrido.

El mundo es tan extraño y maravilloso…

Nos vamos a la Tierra Hueca en la que la humanidad sobrevivió tras el Ragna Rok, y donde la precoz Lilja está recibiendo visiones de una nueva oscuridad que aflora en la superficie. Lilja es esa chica que desafía a los ancianos y despierta al eterno oráculo, antaño conocido como Frankenstein, para investigar las advertencias y quizás explorar el nuevo mundo de arriba. Frankenstein: Nuevo Mundo es la historia que parece una continuación de Hell on Earth pero no lo es. Nos lleva a un tiempo más posterior. Lo que significa que la Tierra ya fue destruida hace mucho tiempo y una nueva civilización de monstruos se pasea por el exterior como si les perteneciera. Ahora, un puñado de supervivientes humanos, además de Frankenstein, piensan asomar la cabeza.

Hablando en plata, seguir a Mignola es difícil y para ciertos comiqueros jóvenes, caro. Pero puede ser el autor del noveno arte al que más merezca la pena seguir en todo en lo que ande metido, en todo lo que aparezca su nombre, todos y cada uno de los títulos del Mignolaverso. Empezando por Hellboy, la A.I.D.P., luego Infierno en la Tierra y los derivados como Abe Sapien, Rasputin… Iros a la web de Norma Editorial y fliparéis con la cantidad de títulos que promueven como nadie la buena fantasía oscura. Siento vacilaros diciendo que hasta el momento he leído todo-todito-todo lo que se ha publicado excepto el último integral de A.I.D.P. que se ha publicado este mes. Por lo que creo que tengo criterio suficiente para recomendar con el corazón estas maravillas que llegan cada cierto tiempo del maestro.

Asomad la cabeza.

Reseña: Dune. Las Aguas de Kanly, de Brian Herbert, Kevin J. Anderson y Mortarino

La novela original de Dune del fallecido Frank Herbert es una de las obras literarias más famosas del género de Ciencia Ficción. Una de las más atrapantes y bien escritas, diría yo. Pero de acuerdo con el legado de Herbert, su hijo Brian Herbert y el novelista Kevin J. Anderson han ampliado los límites del mito de Dune a través de su reciente colaboración con BOOM! Studios, centrándose en las secuelas de la legendaria Batalla de Arrakis. Y Norma Editorial están trayendo todas estas obritas que son toda una delicia para el lector que disfrutó de las novelas y más aún de la reciente peli (en poco tiempo en plural) del siempre genial Denis Villeneuve.

Dune: Las aguas de Kanly relata la terrorífica noche en la que los Harkonnen utilizaron sus fuerzas de élite para quemar la Casa Atreides hasta los cimientos. Incluso después de un año, Gurney Halleck recuerda esa noche tan clara como el día, cuando las espadas chocaron y las cañoneras bombardearon desde arriba, convirtiendo todo el patio del palacio en un cementerio en llamas. Pero Halleck, ahora contrabandista, y su banda de leales a Atreides trabajan junto a Staban Tuek mientras esperan el momento oportuno para vengarse de los Harkonnen. Halleck necesita servir «kanly» al único hombre al que quiere ver bajo una gran losa, que había hecho de su vida un infierno desde que era niño. Lo llaman La Bestia Rabban.

Un poeta guerrero, las melodías de Gurney Halleck han sido tristes últimamente, lamentando la pérdida de su Casa y aún más la pérdida de su alumno y heredero aparente, Paul Atreides. El cómic que hoy os reseño comienza con una nota melancólica, abriendo lentamente las cortinas de un pasado tumultuoso para pintar una visión sombría del presente. Aunque Halleck ya no es un hombre de prestigio político, esos rangos de poder no significan nada para un hombre que ha vivido sus años de formación en fosos de esclavos y ha visto cómo le arrebataban a su familia. Y puede que la casa Atreides haya sido aniquilada, pero nunca será olvidada. O encontrarán la muerte y su sacrificio será en vano, o la venganza será lo más dulce que han comido nunca.

La historia le da al protagonista una historia de fondo trágica, golpeando duramente al lector con algunos momentos horrendos de su historia. La trama me gusta porque serpentea a través de una narrativa llena de exposición. A pesar de su mala reputación de asesinos y miseria, el planeta Arrakis tiene una cultura multifacética y profundamente arraigada, todo lo cual se defiende bastante bien en Las aguas de Kanly. El artista Francesco Mortarino le da al cómic una apariencia de anime usando un trabajo limpio a lápiz e intensos primeros planos de rostros expresivos, lo que se suma a la narración dramática. No lo esperaba. Mortarino da vida, con el color de Raúl Angulo, a la adaptación al cómic que Brian Herbert y Kevin J. Anderson han llevado a cabo del relato corto que ellos mismos escribieron. Las aguas de Kanly prepara muy bien desde el principio el escenario para un viaje en el que se revela mucho sobre la política y el status-quo del planeta desértico de Arrakis y la historia ayuda a desarrollar el personaje de Gurney Halleck, uno de los varios personajes secundarios de la mitología de Dune pero en cuyo pasado merece la pena indagar. Cómic que muchos necesitábamos. Saber más de un personaje que gusta y enamora siempre es bien. Los primeros años de vida de Halleck, brindando un trasfondo emocional al rudo y duro soldado que también muestra su espíritu de supervivencia incluso en los momentos más oscuros. Un volumen necesario.

Reseña: Auschwitz, de Pascal Croci

Puedo decir sin miedo a equivocarme que este álbum se realizó con el único objetivo de concienciar a las nuevas generaciones sobre el deber de RECORDAR. Efectivamente, no podemos decir que leamos Auschwitz con el objetivo de divertirnos, porque leer una historia que muestre el horror que vivieron los deportados en el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau, no es la mejor manera de pasar un buen rato. Si hablamos del tema moral, obviamente. Porque leer siempre es bien. Pero insisto: este trabajo fue realizado para que no olvidemos esa parte de la historia y las millones de víctimas del nazismo en todos los sentidos. Pascal Croci, ilustrador y guionista, de este álbum que publica en nuestro país Norma Editorial, hizo todo lo posible para mostrarnos la vida cotidiana del más famoso de los campos de exterminio y desafortunadamente (o afortunadamente) logra mostrarnos lo atroz y horrible que pudo ser pasar por allí.

El cómic nos lleva a conocer la historia de una pareja yugoslava que sobrevivió al infierno de Auschwitz y, sobre todo, nos muestra lo que soportó esta pareja, así como muchas otras atrocidades que sufrieron los deportados que pasaron por dicho lugar. No nos divertimos leyendo pero, sobre todo, aprendemos que el objetivo de los deportados era únicamente sobrevivir día tras día. En mi opinión, este cómic es ante todo un documental sobre el campo de Auschwitz y le daría todos los premios que se le pudieran dar a un cómic así. Porque además no es ficción al completo. Croci se inspiró en testimonios de supervivientes para mezclar ficción con realidad. Lo que depara un volumen interesante que además aporta y explica la génesis así como la correspondencia con determinados testigos.

El dibujo de Pascal Croci capta todo el horror de la vida en estos infiernos. El blanco y negro es sublime y el dibujo de los rostros logra expresar todo el sufrimiento que vivieron aquellos presos. Cuentan los que vivieron en aquellos tormentos que llegó un momento en el que todas las expresiones humanas parecían iguales y por tanto empezó a ser difícil reconocer a las personas. De hecho, en esta lucha diaria por la supervivencia no es sorprendente que personalidades y, sin duda, sus rostros, se fusionaran. ¿No es un esqueleto siempre similar a otro?

He leído por ahí que este cómic se hizo famoso por ser el único que cuenta bien los hechos ocurridos en la ex-Yugoslavia. Los invito a profundizar en ciertos testimonios de la época que les permitirán conocer las motivaciones de algunos de los beligerantes y verán que estuvieron muy unidas estas dos guerras pese a los años de diferencia entre ellas.

El diseño es particular pero sigue siendo muy exitoso. El blanco y negro no hace más que reforzar el horror que nos transmiten la mayoría de las páginas. Este estilo de dibujo se utiliza con el único objetivo de impactar, por supuesto, pero también para mostrarnos que no había nada hermoso en esos agujeros malditos. Estamos ante un cómic de la BD pero no tenemos un dibujo bonito sino más bien duro, serio y en perfecta sintonía con la historia. Hecho adrede. El objetivo principal de Pascal Croci es sorprender al lector con la horrible realidad histórica, y aunque creáis que a uno/a ya no le va a sorprende nada…, recomiendo leerlo porque logró hacerme entender que uno de los infiernos que se han podido conocer en este mundo es, sin duda, Auschwitz.

Una de mis profesiones frustradas, una de las que me llevaré a la tumba, es la de profesor de Historia. Auschwitz, de Pascal Croci, es el tipo de trabajo que hubiera incluido en un plan de estudios.

Reseña: Barbanegra, de Jean-Yves Delitte

Jean-Yves Delitte, alias Stom, es escritor, diseñador y colorista de cómics. Arquitecto y diseñador de formación, dio sus primeros pasos en la revista Tintín en 1984. Pero, sobre todo, os hablo de este genial autor polifacético porque en el momento en que entra en vereda en 2006 en la primera historia de su famosa y prestigiosa serie de barcos…, ya es un no parar en este tema y mola ver como se especializa en la temática marítima. En 2009, volvió a publicar dos cómics relacionados con su pasión por el mar y los viejos aparejos (Hermione), que mezclaba hábilmente hechos históricos e imaginarios en el contexto de la guerra de Independencia de los Estados Americanos. Algo muy parecido a lo que ha hecho en Barbanegra. Autor y coordinador de la colección Grandes Batallas Navales, álbumes geniales que también nos está trayendo Norma Editorial, obritas que cuentan con la colaboración del Museo Nacional de la Marina, una increíble y magnífica serie apoyada por la Academia de Ciencias del Mar y que recibió el Premio BD en 2019. Es más, de hecho, Jean-Yves Delitte es pintor oficial de la marina belga.

En Barbanegra, Delitte se atreve con un personaje histórico y fantástico. De renombre. El mítico pirata tantas veces nombrado, un personaje que el maestro autor de aventuras Daniel Defoe reconstruyó en una genial biografía a partir de los datos que recabó del único superviviente de su tripulación.

Fue en las primeras décadas del siglo XVIII cuando Defoe viajó de prisión en prisión para entrevistar a delincuentes marinos. A sus ojos, una fuente invaluable de información para sus escritos. En diciembre de 1721, en la humedad de las cárceles londinenses de Marshalsea, un hombre proclama su inocencia al tiempo que afirma que sí, efectivamente se codeó con el infame Edward Teach, más conocido como Barbanegra. Pero fue víctima, no cómplice, de uno de los piratas más terroríficos de la historia. ¿Y es esto cierto? Tendréis que descubrirlo por vosotros mismos.

Pensé que haría un pequeño descubrimiento con este volumen y no me he equivocado. Es tremendamente absorbente lo que cuenta Jean-Yves Delitte. Y cómo lo cuenta. En el guion, encontré la inspiración que esperaba en una historia de piratas, de las que ya he dicho más de una vez que no me suelen gustar. Pero por las que lucho por encontrar siempre alguna molona. Por otro lado, tengo que decir que no es un álbum por encontrarse por primera vez con Jean-Yves Delitte. Su estilo no es tan fino como en otros títulos en los que impresiona fácilmente. Me impresiona esto. Por que, especialmente, es un autor que ilustra maravillosamente bien. No sé si es que aquí intenta cambiar de tercio, probar cosas… no vi muy finos a los personajes (a veces, es un poco difícil diferenciarlos). En el tema vestuario y especialmente en los barcos lo clava. Eso si. Ahí está claro que no iba a fallar. Sentimos su pasión por los aparejos antiguos, las páginas dobles están más que logradas…, y en cuanto a la historia, creo que es lo que mejor se lleva en esta serie que originalmente se publicó en dos álbumes.

Tiene épica y extravagancia a partes iguales que creo que son dos pilares por los que se deben brindar siempre en un cuento de piratas.

Reseña: Stranger Things. Especial Vacaciones, de Moreci, Hristov y VVAA

Cuando algo ha molado tanto en nuestras vidas, está bien que de algún modo nunca se acabe. Con este pensamiento como máxima acudo siempre a la lectura de los cómics de Stranger Things. Chulos ejemplares que gracias a Norma Editorial tenemos en nuestro país. Y esta vez una edición que contiene tres historias diferentes, en tres diferentes épocas del año. Pero con el nexo común -como siempre- de que todas están basadas en esas épocas de vacaciones que tanto disfrutan los niños… y los no tan niños.

Es la noche de Halloween en Hawkins, Indiana, y Will, Mike, Lucas y Dustin se reúnen en el Castillo Byers para comer dulces y asustarse unos a otros con una historia de terror. ¿La historia? Un momento. Y es que cuando Lucas fracasa estrepitosamente en asustar a sus amigos, Will coge el mando y empieza a hablar sobre el devorador de niños que una vez visitó el pueblo…

Un aventura de Michael Moreci que cuenta aquí una historia brillante y hace un uso inteligente de todos los personajes. Y muy buenas ilustraciones de Todor Hristov que ayuda a cuadrar una brillante trama que tiene lugar una semana antes de los acontecimientos que vimos en la primera temporada de Stranger Things. El artista hace un trabajo fantástico al capturar las imágenes de los cuatro niños tal como se veían en aquel entonces. También me encantó el uso inteligente de la sombra durante los momentos en que los niños están sentados alrededor de la fogata. También logra un uso inteligente de la luz y la sombra durante los momentos ambientados dentro de la Biblioteca, lo que proporciona una sensación real de peligro. Mola. Me hubiera encantado leerla el pasado Halloween.

Para muchas familias, el último mes del año está repleto de ofertas especiales navideñas. Historias divertidas y ligeras de la temporada que van desde romances concisos, dibujos animados stop-motion o los cuentos clásicos de siempre. Pero si forman parte de un programa establecido, estos especiales tienden a ser episodios independientes, oportunidades para que los personajes principales se diviertan un poco sin alterar el status-quo. En esta historia navideña, Chris Roberson crea un encantador entorno navideño para nuestros queridos personajes. Pero no demasiado dulce. Donde aprovechan algunos para enseñarle a Once qué significa realmente la Navidad. ¿Qué ocurre? Que las tensiones aumentan cuando Dustin jura que vio algo acechando en el bosque.

Con el último relato nos vamos al veranito, época del año que es, sin duda, punta de lanza en el tema vacaciones. Julio de 1985, justo cuando la cuarta temporada de la serie llega a su explosivo final. En caso de que lo hayas olvidado, la cuarta temporada fue la «temporada de centros comerciales», mi favorita, por cierto. Si necesitabas este recordatorio, probablemente, no tengas problemas. Pero si todavía estás aturdido por la acción ininterrumpida y las muertes en los episodios lanzados anteriormente, este cierre de cómic puede saciar tu sed. Un poco. Porque evitando a los personajes principales, este número se centra en los agentes de policía de Hawkins, Calvin Powell y Phil Callahan, quienes asumen sus responsabilidades de proteger y servir con bastante libertad. No es que sean malos policías. Simplemente no tienen ni idea. Y sus formas de trabajo también deja mucho que desear. Una pareja que normalmente se pierden la acción real de la serie de TV y aquí se encuentran con un Billy Hargrove trastornado, patrullan una protesta contra el alcalde Larry Kline y están cerca del centro comercial Starcourt durante la batalla climática de la temporada antes mencionada. Una historia donde solo los fans acérrimos se percataran de la cantidad de referencias que tiene.

El Especial Vacaciones va directo a la colección.

Reseña: Blacksad. Todo Cae. Segunda Parte, de Canales y Guarnido

La espera de cada nueva historia de Blacksad, de cada nuevo álbum, podría ser comparable de algún modo a aquello que cuentan cuando en el puerto de Nueva York la gente esperaba en muchedumbre la llegada de las novelas Charles Dickens. Todo un cúmulo de lectores ansiosos por leer una nueva obra de lo que es considerado -y algún día se considerará nacionalmente en este país- como uno de los mejores cómics o personajes creados por autores patrios. Que no todo es cachondeo y humor en los cómics de los maestros españoles. ¿Qué al otro lado de los Pirineos ya se alaba de esta forma? Pues lo de siempre, el país de pandereta en el que vivimos. A lo que vamos, la segunda parte de un título que ha tardado tanto en llegar que, obviamente, uno ha recurrido al tomo anterior para poder entrar de cabeza en la trama y no perderse el más mínimo detalle. Eso si, se lee en nada porque el jamón de cinco jotas dura poco en el plato.

La anhelada conclusión de Todo cae. Otra historia que nos recuerda porqué esta serie es considerada el mejor noir del noveno arte. El ansiado cómic del detective antropomórfico más famoso del mundo vuelve. Suele pasar con Blacksad que con cada historia, quedas con la miel en los labios como osito que pide más y más. Pues imaginaos si ya íbamos sabiendo que Todo cae era solo la primera parte (https://www.cronicasliterarias.es/?p=7568).

Muy a los cine clásico de los 50, muy a lo novela negra de Raymond Chandler o novela policíaca de Dashiell Hammett (que es donde se mueve como gato entre madejas, la esencia de este personaje), John Blacksad recibe el encargo de proteger al líder del sindicato de trabajadores del metro. Ese personaje amenazado por la mafia de las comadrejas. Pero su investigación desafiará a los poderes políticos y empresariales que rigen los destinos de la ciudad, y estos no dudarán en aplastar cualquier obstáculo que pueda alterar sus planes. John llevará entonces una investigación que resultará particularmente delicada… Llena de sorpresas. Así comenzábamos con Todo cae. Pero ahora Iris Allen ya no existe y Alma ha regresado. Para John Blacksad, las cosas se complicaron particularmente con el arresto de Weekly. Así que toca volver a encarrilar esta historia porque el regreso de Alma Mayer ha puesto patas arriba la vida de John Blacksad, reviviendo un amor que este creía olvidado. Además, Alma está relacionada con el asesinato de Iris, del que Weekly es el principal sospechoso. No obstante, todo lleva o apunta al poderoso magnate Lewis Solomon, que está levantando un puente inmenso, un puente edificado sobre los huesos de varios muertos de la ciudad… Un “maestro” constructor de Nueva York, la viva imagen de que tras las constructoras y los ayuntamientos se maneja bastante dinero negro por detrás.

Todos los códigos de los viejos thrillers norteamericanos de los 50 están aquí. Desde una América zoomorfa que lucha por gestionar sus contradicciones a través de la masa animal de una ciudad en plena construcción, hasta la ambigüedad de una policía canina que come en todos los cuencos y hasta el cinismo de pájaros de alto vuelo que quieren gobernar la ciudad. Clásica en sus ingredientes, sutil en su narración y magistral tanto en su ilustración como en su colorido, esta obra final de Blacksad traduce toda la diversidad humana a través de un zoomorfismo más grande que la vida y cultiva su singularidad siguiendo al privado felino reacio a hacer concesiones. Sin contar esos seres tan delicados, frágiles y sexys como Alma…

¿Algo más? Blacksad es una obra con la que sus autores han tocado el cielo. Es todo muy simple, en realidad. pero una trama tan simple y tan bien cuidada como una novela de Dashiell Hammett. Y con unos dibujazos de la ostia. Estamos ante ooootra historia que uno/a tiene que degustar por sí mismo con una buena taza de té o café cerca y en un buen sofá para solitarios. Esos que somos todos cuando leemos. Para un último álbum, muy difícil hacerlo mejor.

Reseña: La Vieja Guardia, de Greg Rucka, Leandro Fernández y VVAA

Últimamente pasa mucho que, como los guionistas de Hollywood llevan años cortitos de ideas, se decidió tirar hacia el maravilloso y grandilocuente mundo de los cómics donde hay ideas a cascoporro para adaptar. A diestro y siniestro, y buenas, a poco que busques bien. Pero no solo para cine también para las famosas series de TV de las diferentes plataformas a las que muchos andamos enganchados cada poco. E insisto en decir que se está tirando mucho de cómic porque hay calidad. Lo demuestra el cómic que reseñé ayer y lo demuestra el que os traigo hoy: La Vieja Guardia, del ganador de un Eisner Greg Rucka (Lazarus, Black Magick, Wonder Woman…) y el dibujante aclamado por la crítica Leandro Fernández (The Discipline, Deadpool, Pushisher: MAX) que formaron tándem para este cómic que se centra en esos viejos soldados que nunca mueren… Y no es una metáfora.

Ser inmortal y capaz de absorber el daño puede convertirte en un muy buen soldado. ¿El mejor? En La Vieja Guardia los personajes no se presentan al comienzo de cada historia y es muy difícil saber de qué elenco se trata la historia, pero todo se va resolviendo a su tiempo con un aspecto bastante diferente según el período de tiempo que trate. Pero sí, sí, no era un comentario más, los personajes principales de esta serie son inmortales, y sus acciones se combinan con la violencia con la que participan en ciertas batallas a las que acuden. Tenemos la historia de dos mujeres y tres hombres que no pueden morir… o casi. Sus nombres son Andy, Nicky, Joe, Booker y Nile. Son soldados, y su guerra nunca acaba. Han estado en todos los lugares, lo han visto todo y han luchado en prácticamente todos los conflictos hasta día de hoy. Durante siglos, han mantenido su existencia oculta, sin quedarse nunca demasiado tiempo en un mismo lugar, siempre en movimiento, de misión a misión. Pero todo cambiará cuando empiecen a darse hechos que no esperan, los propios secretos de cada uno de estos seres, La Luz que provocará que se desequilibre un equipo que parecía imbatible.

Y así llegamos a una antología de relatos, dos de ellos escritos por Rucka y el resto por un grupo de guionistas de diferente calibre. Dos historias están dibujadas por el artista original, Leandro Fernández, cada dos historias por otro artista. Y la mayoría de las tramas son realmente entretenidas, no maravillas, pero acción y hechos que gustan de leer por lo que proponen. Básicamente, se hace que uno de estos inmortales aparezca en algún lugar, en algún momento, los malutos intentan matar de alguna forma al inmortal (a veces lo consiguen), pero este resucita y los destroza. Me encantaron especialmente dos historias, una de Brian Michael Bendis y otra de Vita Ayala. Hicieron algo interesante con este montaje, algo que no está directamente relacionado con la violencia. Y Cómo hacer un pueblo fantasma, de Matt Fraction o Un alma vieja, de Jason Aaron, son tramas terriblemente buenas. Como veis, autores consagrados por un tubo. El caso es que Greg Rucka y Leandro Fernández invitan a otros veintiún escritores y artistas a jugar con los juguetes en una caja de arena llamada La Vieja Guardia. Y en mayor medida, todos hacen un buen trabajo. Para mí las mejores tramas se encuentran a mitad del primer ejemplar, más que nada, porque ya conoces qué son y cómo actúan y es cuando verdaderamente empiezas a disfrutar de la saga. Mi única queja podría ser que hay demasiado Booker y muy pocos Nicky y Joe…

El hecho de que las historias sean dibujadas por diferentes artistas plantea el eterno problema de siempre. Unos gustarán más que otros. Pero recordad que el dibujo en un cómic tiene el poder de hacer que ya solo te encante la historia por el visionado. Aquí os pasará eso. ¿Qué ocurre? Pues que dado el talento de primer nivel que trabaja siempre Greg Rucka, esta serie se ha criticado por no aportar nada nuevo. Ese es el problema inherente que le persigue siempre a los grandes autores o artistas. La gente les espera siempre éxitos tras éxitos y ese poder muy pocos lo tienen. Difícil como que te toque la Lotería de Navidad… o ahí-ahí. Pero las sombras no son tan densas cuando te adentras en ellas.

Reseña: Valerian. Allí donde nacen las historias, de Pierre Christin y Virginie Augustin

Este álbum pertenece a la colección Valerian visto por…, y fue el gran Pierre Christin (Orwell, Leyendas de hoy) quien lo elaboró junto a la gran dibujante Virginie Augustin para ofrecer una visión fresca y renovada de una de las series míticas de la BD francobelga. Pero lo que hicieron es más una continuación de la mítica serie aunque solo fuera en un solo álbum. Y es que habiéndonos dejado Mézières, muchos nos vimos huérfanos de este maravilloso universo creado que a muchos nos trasladó a aventuras interestelares donde conocimos mundos, razas y otras galaxias infinitas. Un macro-universo que fue uno de los gérmenes para que naciera Star Wars, dicho por el propio George Lucas.

En cualquier caso, los fans de la serie principal no estarán demasiado desorientados con este nuevo principio. Allí donde nacen las historias es fácil de leer y disfrutar. Una lectura agradable con un reparto bastante heterogéneo. Lo dicho, es más bien una continuidad de sus aventuras, hasta el punto que incluso nos preguntamos si no será así. Entonces, ¿cómo transmitir ese sentimiento (al menos personal) de que este álbum realmente vale la pena? Me limitaré a lo que pensé en cuanto lo cerré. Bastante logrado, coherente y fluido.

Fue uno de mis placeres culpables el redescubrir este universo, universo de universos, tenemos en Allí donde nacen las historias una especie de reinicio, por lo que es positivo y al mismo tiempo decepción pensar el porqué no se siguió con ello. Pierre Christin retoma su universo donde lo dejaron hace más de una década. Nuestros héroes, ahora adolescentes y amnésicos, viven una vida pacífica en la Tierra y bajo la tutela del tío Albert. Por supuesto, se invita discretamente a vivir una aventura casi personal. Me gustaron mucho todos los pasajes de la Tierra en este viaje a Georgia y un poco menos el cosmos presentado por no estar más desarrollado los sistemas anexos. Pero sí que me encantó el tono que sirve de intriga en torno a la industria del entretenimiento cósmico. Descubrí que el guionista presionó demasiado para denunciar nuestro sistema industrial actual. La historia se centra en los Delfos, una raza de inteligencias artificiales, capaz de crear argumentos novedosos. Por desgracia, la fuente de su creatividad se está agotando. Se trata de un raro metaloide que solo se encontraba en grandes cantidades en la Tierra a principios del siglo XXI. En este viaje al pasado, los Delfos tropezarán con una jovencita pareja de agentes espacio-temporales… Pero está la historia de fondo. Encontramos algunos personajes que aparecen en otros álbumes: la schnafleur, los chicos de la industria del cine y algunos jefes de los Círculos de Poder…

No me iré sin decir que el dibujo de Virginie Augustin fue realmente lo que me abrió el apetito. Un dibujo encantador que ya he podido apreciar en otras series y con estilos ligeramente diferentes, lo que sorprende cantidad. El dibujo de esta señora es encantador, fino, elegante y detallado, nuestros jóvenes héroes molan en apariencia bajo su pincel.

Quiero descubrir nuevos héroes del espacio, otros, pero siempre que intento eso, recuerdo y me digo, dios mío, pero si Valerian me da todo lo que necesito. Qué bueno es.