Reseña: La Mujer del Apartamento, de Minetarō Mochizuki

Minetarō Mochizuki no es un cualquiera. Es un mangaka de los grandes al nivel del maestro Katsuhiro Otomo con una trayectoria de buenos trabajos con obrazas como la multipremiada Dragon Head (1994-1999), Maiwai (2002-2008), Isle of Dogs (2018) o esta misma que hoy os reseño La Mujer del Apartamento (1993). ECC Ediciones ha tenido a bien rescatar esta última entre sus novedades. Y es que a pesar de su enorme trayectoria nipona, son pocos los títulos de Mochizuki que se han traducido al español. Aunque ECC ya trajo su Chiisakobee en varios números e Isla de Perros –dos reediciones que ansío de este autor-, insisto, estamos ante un autor ganador del premio a la excelencia en la 4ª Edición del Premio Cultural Tezuka Osamu y premio en la 21ª Edición del Premio de Manga Kōdansha por su obra Dragon Head. Estamos hablando de uno de los grandes. Y además, hoy tratamos el género de Terror.

Me gusta el manga de Terror y también las leyendas urbanas japonesas con sus muchos fantasmas. Lo que me asusta es saber quién no puede caer ante tal atractivo. La Mujer del Apartamento aguanta enormemente bien como trama de horror hasta el final. Mochizuki sabe cómo crear una atmósfera terrorífica no sólo con la historia, también con el dibujo y su composición. La mujer misteriosa es realmente fea (de hecho, la mayoría de los personajes lo son) y el misterio que la rodea y por qué actúa de este modo es algo que me ha llegado a apasionar. Y, por supuesto, inspirar para escribir algo así por mi cuenta en no mucho tiempo. En resumen, si alguien toca obstinadamente el timbre de tu vecino de al lado, ¡no intervengas! ¡No salgas! ¡No mires… bajo ningún concepto! ¿Y la mirilla? ¡Por Dios! ¿Qué da más miedo que mirar por la mirilla en plena noche a ese lugar tan desolado en la oscuridad como es el descansillo de la planta de un bloque de vecinos? Encontrar una cara ovalada de aspecto espeluznante…, una mujer difusa con impermeable a lo Sé lo que hicisteis el último verano…, el horror…, esperando que, por Dios, no nos haya visto.

¿Por qué sabemos que pueden vernos?

No creo que podáis dormir bien o estar tranquilos solos en casa durante un tiempo tras la lectura de La Mujer del Apartamento. Seguirá molestándote y aparecerá cuando menos lo esperes. Te preguntarás si en el fondo sólo fue una lectura o si dicha maldición ha pasado a ti al estilo The Ring. (Aún no puedo quitármela de la cabeza y para colmo esta reseña me temo que alargará el desapego). Pero, ¿cómo explicar esta venganza? Para no spoilear, mejor no contar ni mu. Porque veis…, ya se me escapó algo.

Una tarde, cuando está tranquilo en casa, Hiroshi escucha un golpe en la puerta de su vecino, aparentemente nadie abre y el tamborileo continúa. Hiroshi se arriesga a mirar en el pasillo para averiguar quién está haciendo ese ruido, una mala idea porque la señora que llama a la puerta de su vecino se fijará en él… A partir de ahora esa mujer llamada Sachiko lo perseguirá obsesivamente. ¿Pero quién es y qué quiere?

Lo que no dejo de preguntarme una y otra vez es porqué demonios Minetarō Mochizuki no escribió más historias de Terror.

Mmm…, esperad, esperad, ¿y si lo ha hecho y no lo sé? ¡A investigar!

Reseña: Cuerpos Extraños, de Shintaro Kago

Siguiendo al hilo de la reseña de ayer, me pedía el cuerpo más manga de Terror y decidí dar un pasito más. Y claro, un pasito más a la locura terrorífica que propone Junji Ito, ese honor, se le da a otro mangaka de moda en el género como es Shintaro Kago. Mangaka que tiene obras tan grotescas algunas que el vello de punta es lo menos que te va a provocar.

El autor de Demencia 21 vuelve a ser publicado en Ponent Mon con una antología denominada Cuerpos Extraños, una recopilación de relatos que ya sabéis lo que nos pone a los amantes del Terror una buena antología de un autor cuya obra se encuentra englobada dentro de lo que se ha dado en llamar género Ero-Guro (mezcla de los términos erótico y grotesco). Un estilo que goza de gusto en revistas de mangas para adultos como Manga Erotics, Cotton Comics o Garo. Publicaciones donde fue todo un referente otro que tal anda como es Hiroshi Hirata.

Kago en sus historias, trata temas extremos persiguiendo el desarrollo de su propia voz más allá de los límites, pero con sus reglas y principios, agrega pequeñas piezas de extrañeza, autorreflexión, experimentación con formas y colores en viajes visuales. Bastantes idas de olla o aluciones bajo inspiración trippy. Pero eso es sólo si no eres capaz de visionar más allá de lo que quiere transmitir. Su arte con tintes de terror y satíricos, con colores vivos y tonos muy oscuros, ponen un fuerte énfasis en los temas de la sociedad y trata temas como la angustia interior que en algún momento de nuestras vidas vivimos con la perdida de alguien, el pensamiento del cúando y dónde nos llegará la muerte, el pesar en el que no queremos pensar pero del que nos es inevitable evadirnos.

¿Los relatos? Tal como cuenta la editorial: en su mundo, las pantallas táctiles pueden volar la cabeza de las personas, los pandas son una plaga carnívora y los rascacielos de Tokio vuelan al espacio… Pero, ¿sabéis qué trata realmente este Ibutsu Konnyuu: Kago Shintarou Takako Tanpen-shuu? Un breve resumen de las tramas sería decir que la pieza central de cualquier manga es su elenco de personajes. el mismo que atrae a la audiencia. Y Cuerpos Extraños es una antología de “personajes”. En esta colección, los cuentos compiten en ingenio en situaciones tan divertidas como absurdas: seres invasores, cavidades que albergan a vecinos pendencieros, paramédicos traviesos; insisto en que Cuerpos Extraños nos brinda una galería de personajes e historias hilarantes donde lo grotesco es llevado al extremo. Pues Shintaro Kago parece desplegar su arte gráfico a favor de una narración sin tiempos muertos. Las ideas más disparatadas se declinan en relatos guiados por una lógica bastante perversa que puede resultar unos pinchitos sabrosos de Terror para lectores que se precien y que para nada sean sensibles a este tipo de humor, no negro, negrísimo.

Sed conscientes que estamos ante un mangaka que es un maestro en la forma de jugar con los códigos estereotipados de los cómics. Un autor que recibió el premio en el Festival del Manga de Barcelona en 2013. Y que aunque en mi opinión sus historias son una montaña rusa de emociones, las que valen la pena, valen MUY MUCHO la pena; por lo diferente, por lo original, por la experiencia que es siempre leer alguna historia de Shintaro Kago. Sus creaciones psicodélicas nunca pasan desapercibidas.

Reseña: Diario Felino de Junji Ito. Yon y Mû

Al igual que con una buena peli de Terror, con cada nuevo título de Junji Ito a disfrutar, uno se sienta en su sofá de lectura favorito expectante a lo que le puedan contar. Entonces… a ver…, ¿un amante de los perros que de repente vive con dos gatos? ¿Qué podría salir mal? ¿Y cómo de guay suena esto si encima el protagonista se llama Junji y se parece tela-telita a nuestro amado y querido autor y tiene toda la pinta de ser una historia autobiográfica?

Un puntazo, ¿no? Junji y su prometida acaban de comprar una casa nueva, pero todo disfrute de la novedad se va al traste cuando ella trae dos gatos a vivir con ellos. Y con uno de los cuales, según todos los informes mostrados, parece estar maldito. Junji aprende rápidamente que los gatos tienen sus propias peculiaridades, algunas bastante lindas y otras… dios de mi vida, no tanto. Empieza el odio-amor o amor-odio, una fase de transformación o de maldición reptante en la que entrar fácilmente y de cuyo poder parecen contar sobradamente estos gatos.

Fue divertidísimo leer esta historia del maestro nipón. Una historia más que se basa en las experiencias reales de Junji Ito, lo que lo hace bastante cómico. Su obra de arte estilo manga de Terror aumenta las ganas que tenía de leer esta historia que diría incluso se la puedes contar como anécdota a un amigo o amiga. Son tramas donde puedes ver claramente que estos temas realmente le sucedieron al autor y entonces empatizas aún más con la situación. Para un amante del género de Terror que también brinda cuando una de esas historias se mezclan con el humor y está bien hecho ese sándwich, estos relatos tienen muchísimo valor a la hora de llevárselo a la cómicteca.

Soy amante de los perros pero siempre tuve curiosidad por tener en casa a uno de estos seres felinos que dicen que viven entre dos mundos casi al cien por cien de sus días. No me dejan en casa (aún) pero todo se andará… no obstante, conozco gente. Y esa gente me cuenta cosas de estos seres, para mí, más tenebrosos que mimosos. Van a lo suyo. Y sé que si has vivido con gatos durante un período de tiempo, rápidamente te das cuenta de que en ciertos momentos tienen comportamientos espeluznantes y que pueden ver cosas que tú no. Y que otros animales como los perros, como mucho, sienten.

Pero no ven.

Me encantó que en esta edición que publica ECC Ediciones se incluyen páginas centrales con imágenes a color reales de los protagonistas Yon y Mû. Siempre es genial ver a personajes en la vida real. Eso me encanta en todos los formatos: films, libros y cómics. Y creo que a todo el mundo gusta. Mi única queja fue la sensación de nerviosismo entre capítulos. Parecen cortados porque sí. ¿Por qué tiene que haber tantos capítulos en una historia tan corta? ¿Estaba impuesto? ¿Fue la historia publicada en pequeñas partes en alguna edición periodística? No conseguí encontrar información sobre esto. Diez historias diferentes, diez entradas de diario diferentes, el flujo constante sin paradas tiene mucho más sentido.

Pero que duda cabe que lo recomiendo mucho a poco que te haya interesado esta reseña. Para los amantes de los gatos indispensable, aunque quizás a partir de aquí dudéis algo más de su comportamiento. Quizás los miréis de otra forma después de la lectura de este diario. Y ya entonces sólo podáis mostrar una buena carcajada… terrorífica.

Reseña: Sensor, de Junji Ito

No sé pienso, eh…, ¿sería justo decir que Junji Ito es el mayor creador de manga de Terror de todos los tiempos? Responsable de tramas escalofriantes como Uzumaki, Gyo y Tomie por nombrar algunas, más toda una colección de relatos, antologías indispensables muchas, la mayoría aún disponibles en librerías de la mano de ECC Ediciones en nuestro país. Para el fan del género de Terror, por supuesto, es indispensable hacerse con toda su obra pero, ¿para quién más? Pues mira, lo voy a decir. Por ejemplo, para el que busque un tipo de manga diferente, para quien busque historias originales, impensables muchas, guiones y dibujos que rara vez se te irán de la cabeza y que regresarán en momentos concretos. El poder de las buenas historias de Terror. ¿Para el aficionado a cualquier tipo de lectura que enganche desde la primera página? También. Archi-mega-indispensab… Bueno, lo dejo ya.

Sensor está categorizada en muchos sitios como la historia más aterrador de Junji Ito. Este título vuelve a estar disponible en librerías gracias a las ediciones Flexibook (más grandes, de tapa semidura y más llevaderas que las anteriores) que ECC Ediciones está publicando. Un título indispensable del maestro nipón al que hay que echarle un ojo sí o sí. Un nuevo lanzamiento en el que también podrían reparar los seguidores de Lovecraft y toda su mitología de horror cósmico. Jugadores de rol incluidos. Uno de los mejores aspectos del trabajo de Junji Ito es el nivel de detalle que pone en su arte, creando algunos de los monstruos más espantosos que se han visto en cualquier medio. Sí, cualquier medio (podéis ver la adaptación de Uzumaki que echaron en Cartoon Network para confirmarlo  o de Tomie en Hulu); películas y guiones de lo sobrenatural brindando con lo paranormal por excelencia. Bastantes obras buenas en su haber. Definitivamente algo en lo que destaca el mangaka gracias a la cantidad de historias que publica de forma regular. Y cuando no es trabajo propio es colaborando con dibujo o aportaciones al guión de otros escritores. Porque Junji Ito es como la niña de La Señal:

NO PUEDE PARAR

Sensor es una de las últimas obras maestras de larga extensión de Junji Ito. Me ha encantado. Es otra de esas obras que aportan luz y oscuridad a la misma vez. Con un tema inspirador que puede inspirar a otros muchos escritores por lo que se cuenta. Kyôko Byakuya pasea sola por el pie de la montaña Sengoku. ¿Se ha perdido o algo la ha atraído hacia allá? De repente, aparece un hombre extraño que le dice que la estaba esperando y la invita a su pueblo. Al llegar, la mujer contempla la visión asombrosa de una aldea donde todo brilla como el oro. Por la noche, mientras observa el cielo con los aldeanos, una infinidad de objetos cae como la lluvia. Este será el primero de una sucesión de incidentes aterradores que empezarán a ocurrir… El mundo entero pronto estará a merced de la belleza y del poder de la misteriosa mujer. ¿Y quién es Kyôko Byakuya?

Aunque los pilares de Ito son personajes como Uzumaki o Tomie, hay docenas, si no cientos de historias que el mangaka ha creado a lo largo de los años y que ya representan al mejor manga de Terror de todos los tiempos. Lo ha revolucionado. Ha creado títulos que con el paso de los años que se convertirán en clásicos atemporales, pues atemporales son sus historias. Desde hace tiempo, muchos ya pedíamos su salgto al cine como guiuonista para una buena peli de Terror y parece que Netflix ya tiene trabajos planteados con él. No cabe duda que como guionista lo petará en una Hollywood hace años sin ideas. ¿Cuál es la historia más aterradora que has leído de Ito?, me preguntaron una vez. No supe contestar. No supe quedarme con una. Tiene de todos los ámbitos, de todos los tipos, sus relatos por lo corto, quizás son los que más impactan; aunque también muchos no aprovechan una idea que más desarrollada ganaría muchísimo. Sensor es una de las que destaco de las desarrolladas. Tiene ese no-sé-qué diferente que atrapa a cual estilo de autor clásico de terror inglés (Blackwood, Machen, Círculo de Lovecraft…), con una historia sencilla te lleva a un Más Allá, demasiado cercano.

Cuenta aquí Junji Ito que el manga Muma no Kikō (El Cuaderno de Viaje del Súcubo, nombre original de Sensor), se publicó en la revista de la editorial Asahi Shinbunsha y fue serializado en Nemuki +. Ahora ve la luz de nuevo en nuestro país. La oportunidad de sentir miedo, la oportunidad de trasladarse a tan terrorífico lugar, de nuevo a un paso.

Reseña: La Época de Botchan Vol. 1, de Jiro Taniguchi y Natsuo Sekigawa

Nunca había escuchado el nombre de Natsume. Pero a Sôseki sí que lo conocía de la Era Meiji y, vamos…, conocerlo…, lo conocí en parte gracias a la película El último samurái, donde Tom Cruise es el héroe americano por excelencia. Sin embargo, me recomendación desde ya es ir algo documentado a mangas como La época de Botchan porque ahora que lo he vivido me consta que así se alcanzaría el disfrute máximo de esta nueva obra que recién publica Ponent Mon. Pese a todo, estamos ante un manga muy bien documento, y una cosa lleva a la otra. Se puede incluso decir que este manga es verdaderamente una tesis histórica, o al menos una biografía real, precisa y bien documentada de un escritor en concreto, en un momento dado de su vida y en un entorno real y en parte sacado del trabajo de diseño que el gran Jiro Taniguchi tuvo que elaborar. Porque mi amado Taniguchi aquí tiene un dibujo realmente excelente que, de hecho, encuentro muy occidental, tanto en su estilo como en sus trazos. Se refleja bastante bien en La época de Botchan, su eterno amor por el cómic europeo. Lo que aporta facilidad para disfrutar de todas-todas la lectura así como el placer que todos buscamos a la hora de leer un manga.

Taniguchi y Sekikawa lograron llevarme a una época de la que sé poco y me gustaría saber más. Con gran cantidad de figuras históricas de las que no sabía nada y anécdotas reales y bien definidas que me habrían parecido desagradables si no supiéramos de la Era con la que estamos tratando. Porque La época de Botchan es un manga histórico, lleno de referencias y personajes famosos (famosos al menos para aquellos que están muy interesados en la literatura y la política de principios del siglo XX en Japón). Por lo tanto, está muy, muy lejos de una historia de aventuras que podría cautivar al lector medio. Es un manga serio, muy trabajado a nivel de documentación, capaz de fascinar al aficionado a la Historia de países orientales (de ahí el consejo de compra). La época de Botchan es un manga que se disfruta sólo si esto último te fascina…, o si te haces preguntas existenciales sobre la literatura y cómo se crea y, sobre todo, si te gustaría conocer al gran Natsume Sōseki (1867-1916), de primera mano.

Natsume Sōseki (seudónimo literario de Natsume Kinnosuke) fue un escritor japonés y profesor de literatura inglesa. Sus obras más conocidas son las novelas Soy un gato, Botchan (¿os suena?) y Kokoro. Sōseki nació en el seno de una familia de funcionarios públicos, descendiente de una familia de samuráis en decadencia. En 1884 se matriculó para cursar Arquitectura en la Universidad Imperial de Tokio a instancias de su familia, aunque acabó estudiando Literatura Inglesa. En 1886 conoció y trabó amistad con el poeta Masaoka Shiki, que lo inició en el arte de la composición de haikus, momento en el que adoptó el seudónimo de Sōseki, que en chino significa “terco”.

En La época de Botchan encontramos placer sabiendo sobre la vida de este señor. Placer por el trabajo de Taniguchi y el período Meiji, que es verdaderamente fascinante. Una mezcla del Japón tradicional y Occidente moderno. Para aquellos que estén un poco interesados en la sociedad japonesa y su historia, este manga es una mina de información que, en mi opinión, justifica su recomendación lectora.

Taniguchi y Sekikawa nos regalan aquí un fresco histórico de Japón a través de uno de sus autores emblemáticos. Es bello, sensible y poético, todo lo que engloba a este manga.

Reseña: Las Caprichosas Maldiciones de Sôichi, de Junji Ito

Sôichi es ese niño repelente y terrorífico con el que nadie quiere toparse en una noche de tormenta… Qué digo en una noche lúgubre, ese ser al que una vez conoces, no vuelves a querer ver en tu vida. Sôichi es ese joven de aspecto tenebroso causante de accidentes, de males, tan oscuro todo lo que le rodea, que no sabes si es sólo una personita con afán de elaborar maldades o realmente es un demonio en la Tierra. ¿Por qué? Por que Sôichi no tiene amigos, es demasiado ególatra y antisocial y prácticamente lo aborrece todo y a todos. Incluso su propia familia le cae mal. Por esa razón lanza maldiciones a toda persona que se le cruza, eso sin contar que es un niño que “saborea” clavos y entierra muñecos en el bosque y pone trampas vudú para matar a culpables e inocentes por igual. Y si no está claro que ha sido él, todos los dedos le señalan. ¿Te hará dudar de su inocencia? Cuando le conozcas, para nada.

Junji Ito es ese maestro creador de historias de Terror que uno no se cansa de alabar. O mejor dicho, desde que lees su primera historia, le amarás por siempre a poco que te guste este género. Qué decir a estas alturas en las que uno ya ha leído decenas y decenas de sus historias y nunca me canso de disfrutar. Y todo gracias a ECC Ediciones y la gran recopilación de sus obras que está haciendo. Títulos y grandes antologías de relatos de Terror del maestro nipón que casi cada mes ven la luz entre las novedades. Y es que a mitades de 2022 que estamos, las obras de Junji Ito tienen un gran peso dentro del género de Terror. Veréis films, mangas, cómics, animes e incluso videojuegos en los que se le hace referencia a su trabajo. Solo os comentaré una noticia para que veáis hasta que punto Ito ya es un grande del género; hace unos años, cuando hubo la polémica de que el nuevo videojuego Silent Hills sería cancelado, el mismísimo Guillermo del Toro publicó en su twitter que Junji Ito iba a ser uno de los involucrados en el arte del nuevo proyecto. Esto generó tal expectación que todo dio un vuelco de la noche a la mañana y tema comenzó a tener tal popularidad que el juego salió adelante sin ningún problema.

Respecto a la obra: ¡Cualquier precaución es poca si Sôichi está cerca! Totalmente de acuerdo con este anuncio que aparece en el tomo recopilatorio de historias que publica ECC Ediciones en una magnífica edición llevadera denominada Flexibook. Desde la playita estos días, os puedo confesar que he devorado unas cuantas tramas en las que el niño este hace de las suyas… No estoy muy seguro de ello porque no he encontrado datos pero que este chulo volumen llamado Las caprichosas maldiciones de Sôichi corresponde o contiene casi en su totalidad lo que se pudo ver en el anime Junji Ito Collection; todo apunta a que sí. De igual modo, estamos ante un medio donde el ilustrador y guionista evoca algunas de las imágenes de terror más espeluznantes de los últimos 30 años en diversas historias de manga, que incluyen a sus obras cumbre como son Uzumaki y Tomie. O Gyo, que para mí es un guión que recuerda a las mejores obras de Stephen King.

Las caprichosas maldiciones de Sôichi es un volumen de relatos de Terror centrados en un mismo personaje. En un mismo Mal. ¿Y qué hay más apetecible que eso en esta época del año? ¿Qué hay más apetecible que eso SIEMPRE? ¿Manga de Terror de Junji Ito? ¿Sándwich mixto calentito? Un volumen como Las caprichosas maldiciones de Sôichi es como ir al cine a ver lo que uno quiere, con la persona que quieres y dónde tiempo y astros se han alineado para que todo funcione a las mil maravillas. El Mal haciendo de las suyas y yo sonriendo, pasándomelo bien, disfrutando de cada una de las escenas. Apariciones que marcan. El manga de Terror es casi siempre espeluznante. Pero Ito consigue lo que otros no. Increpar. Y parece que lo hace fácilmente. Además de que sus mangas apenas recuerdan a este formato; son como cuentos, relatos, rumores de algo sobrenatural que alguien te pudiera contar en el trabajo o en el parque una tarde en la que sol no existe o se marcha… Historias que se quedan en tu mente, en tu subconsciente por días y con un arte que son, en definitiva, fotos, imágenes casi reales de lo paranormal. ¿Un niño que usa vudú para atormentar a los compañeros de clase que no le gustan? Es incluso atractivo.

Reseña: Mamás, de Yeong-shin ma

Un cómic, un manga, un manhwa que reivindica lo que es ser de verdad una mamá de mediana edad es Mamás, de Yeong-shin ma. Un tomito, una historia, un volumen la mar de interesante que acaba de ser publicado por Ponent Mon en nuestro país. Tres madres en la cincuentena no soportan más la carga de sus parejas ni los trabajos serviles de jefes controladores que las atosigan. Lee Soyeon se divorció hace años de un marido ludópata y está en otra relación pero igualmente agotadora; Myeong-ok tiene una aventura con un hombre más joven…; Yeonjeong tiene en el punto de mira a un conocido del gimnasio pues tiene un marido con disfunción eréctil. Aburridas de los coqueteos convencionales, son personas que empiezan a sentirse libres de abrazar por fin aventuras «escandalosas» y empiezan a luchar contra los contratiempos del destino. Una notable historia que ilumina los anhelos y deseos de cuatro mujeres de mediana edad «invisibles».

¿Cómo es ser una mujer de mediana edad y no morir en el intento? Lee Soyeon es una mujer divorciada de unos cincuenta años que trabaja como limpiadora en un edificio de apartamentos de Seúl. Su vida no es fácil. Sus jefes son malos, y su hijo treintañero, que aún vive en casa, es un derrochador que nunca mueve un dedo para ayudarla. Pero lo más doloroso de todo es que su novio, Jongseok, es otro perdedor irresponsable y le reveló recientemente que durante los últimos tres años la había estado engañando. Y, sin embargo, no importa cuánto lo intente, no puede dejarlo. En la cama por la noche, el teléfono de Soyeon yace a su lado como un ataúd en miniatura, un portador nocturno de malas noticias a cuyos pitidos, mensajes y alertas sigue siendo cruelmente adicta, por cierto. Pero, ¿existe alguna luz al fondo del túnel?

Sus amigas Myeong-ok y Yeonjeong tienen vidas amorosas casi tan complicadas como la suya y hay solidaridad al hablar con ellas (y les gusta charlas entre quejas). Y el carácter al final tiende al optimismo incluso en los momentos más sombríos. Por ejemplo, a Yeonsun le encanta salir a bailar tarde, divertirse con un hombre tras otro y burlarse de todos ellos. Por que los hombres de mediana edad también son unos inútiles; tan torpes, tan elegantes, tan inconscientes… Y se divierten de algún modo fingiendo ser diez años más jóvenes de lo que son. Es un viejo juego suyo ese de persuadir «tontos» para que paguen las cuentas del bar… La perspectiva de la soledad puede ser algo macabro para el (o la que está) sumergido en ella. ¿Y qué harían unas mujeres asi sin tenerse las unas a las otras?, se preguntan mientras se dirigen a casa, pero le brindan tanto la liberación como la dignidad que anhelan. ¿Están vivas, ¿no? Y donde hay vida, hay esperanza.

Yeonsun y compañía son las estrellas o estrelladas de Mamás, una novela gráfica de Yeong-shin ma que se publicó en su Corea natal en 2015. Es un cómic, un manga, un manhwa tan notable como triste y alegre al final. Si sabes encontrar el trasfondo, las menciones a la vida, a la evocación del paso del tiempo a la que se refiere, te gustará. La idea es sentirse como un hermoso y rico huevo a punto freír aunque te viertan sobre una sartén vieja. Mamás es la primera novela gráfica del autor y apareció en las mejores listas de 2020, ganando el Premio Harvey 2021 y ha sido nominada a varios premios.

Reseña: El Muerto Enfermo de Amor, de Junji Ito

¿Qué decir de Junji Ito que no se haya dicho ya? ¿Qué alabanzas quedan y qué recomendaciones más insistentes para el amante de las historias de Terror hay de decirle que ya tarda en hacerse con todas-toditas-todas sus obras? El enfermo muerto de amor es el nuevo titulo del maestro nipón al que deberíais echar un ojo. Bueno, no nuevo, pero ECC Ediciones acaba de sacar el titulo en una edición flexibook que me parece de lo más maravillosa, en especial, por sensaciones ya sea con su tacto durante la lectura o su visonado para deleite orgulloso una vez puesto en la cómicteca.

Una historia donde Junji Ito regresa para relatar la historia del misterioso chico del cruce, quien atiende la petición de chicas que esperan de él una predicción. Una historia muy Stephen King, muy King de los años buenos. Y una nueva oportunidad para pillar esta joyita de relato que tantas veces he recomendado de palabra. Pues El enfermo muerto de amor entretiene, interesa lo que cuenta, increpa tu tranquilidad y da ideas. Que es lo que yo siempre le exijo a una obra de Terror. Y que recuerde de alguna forma a los grandes autores clásicos.

El enfermo muerto de amor puede ser uno de los relatos más largos escrito y dibujado por Junji Ito. Me refiero a «relato», eh… Consta de cuatro capítulos aunque lo chulo de esta edición es que se aporta un capítulo extra (El chico guapo vestido de blanco) con el que ya si que te quedas con el culo torcido. Y empezamos con una muy buena primera mitad de la trama que se hace extraña y estrechamente entretejida comparable a las buenas historias de miedo tipo Twilight Zone. Ya para la segunda parte de la trama hay más sangre y tripas al estilo gore, una combinación un poco desafortunada pero que ejemplifica a las buenas pelis de Terror. Al principio, nos centramos en un pueblo con una extraña costumbre local, la de pedir a los extraños en una esquina de la calle que te digan tu fortuna, en función de lo primero que les venga a la mente y después de escuchar lo que quieras decirles. El problema es que algunos de los que buscan fortuna han comenzado a suicidarse. Y muchos de ellos supuestamente se han encontrado con ese mismo «extraño de la esquina», un joven que nadie parece conocer. Una vez que combinas eso con la historia de fondo de algunos de los personajes, una mujer extrañamente obsesionada que quiere fortuna y consejos pero duda de todos, y la culpa infantil de un personaje central ahora adolescente; todas las historias empiezan a conjuntarse en una masa tremenda de horror con habitantes de un pueblo en debacle (y esta parte es la que recuerda bastante a los primeros libros de Stephen King). Solo los suicidios sangrientos traicionan el toque de Junji Ito, ya que le gusta incluir muertes espantosas. Pero en fin, son seres con un toque extraño y espeluznante, cuya locura una vez le permitieron cruzar desde el Otro Lado a la vida tal como la conocemos. Y su obsesión por los vivos está en marcha. Así que a sufrir toca.

Aunque los pilares de Ito son obras como Uzumaki o Tomie, hay decenas, si no cientos de historias que el mangaka ha creado a lo largo de los años y que ya representan al mejor manga de Terror de todos los tiempos. Lo ha revolucionado y las publicaciones de ECC Ediciones en nuestro país nos han encadilado a muchos. ¿Cuál es la historia más aterradora que has leído de Ito?, me preguntaron una vez. No supe contestar. No supe quedarme con una.

Reseña: Anamorfosis, de Shintaro Kago

Tirando de lo que me corre por las venas, abro el año con la reseña de una antología de Terror. ¿En formato manga? No importa. Las palabras «Antología» y «Terror» me ponen el ánimo a tope. Ya me conocéis. Imaginaos, si van unidas. Por eso da igual el formato, incluso fílmico, lo disfruto mogollón. Después ya solo queda que las historias sean buenas. Y para ello, en formato manga, está claro que hay que recurrir actualmente a las obras de Junji Ito; a todas esas que está publicando ECC Ediciones en nuestro país. No obstante, tampoco hay que olvidarse de Shintaro Kago, otro mangaka muy de renombre en el país del Sol Naciente, y que poco a poco, ECC también está publicando obritas de este hombre por estos lares. Y curiosamente, algunas en las que hizo tándem con el tan recomendado Junji Ito.

Anamorfosis son diez relatos. Pero uno central que “maneja” a los otros nueve. Todos publicados en su día en la revista para adultos Ubu Mode. Casi nada. Como os decía, la historia central se divide en capítulos, pero con un giro final “divertido”. No es la explosión habitual de violencia y sexo que suele meter Kago en sus historias, en este caso, juega con esa perspectiva de forma muy especial. Y entre medio de todo eso, un montón de one-shots: Sagiri Tengai: detective bishôjo es una historia de detectives de chicas al estilo Nancy Drew. Es decir, NO es para niños. NO es para niños…, y quizás tampoco para muy recomendable para ciertos adultos. La chica de la lluvia habla de como tener una nube de lluvia sobre tu cabeza constantemente. Algo no muy útil pero algún científico pervertido quizás encuentra que sí lo sea. Detallitos es fascinante. Y no cuento más. Los hikikomoris cuenta lo que sucede cuando todo el mundo en una ciudad se queda encerrado. Objetos Perdidos me recordó a un episodio de Seinfeld en el que dejaron caer un caramelo de menta dentro de un paciente abierto en canal. Lo mismo, pero mucho más aterrador. Vidas previas es la interpretación más divertida de la reencarnación que jamás he leído. Servicios agresivos da un nuevo significado al nominativo “vendedor a puerta fría». El consejo que da Permutaciones no se debe pensar demasiado, haz lo que se dice y risa sin fin. Y La modificación es un capítulo ideal para la Twilight Zone de los años 50 que tanto molaba…, y paro de contar.

Anamorfosis es manga de terror puro y gore, en ocasiones. Es Shintaro Kago, en esencia. La primera mitad del tomo presenta un juego de detectives de terror retorcido y enfermizo que lleva al lector a adivinar muchas cosas sobre la historia. La segunda mitad se compone de one-shots de diferentes tramas dentro del género de terror. Estamos ante una curiosa forma de presentar una antología. Es un concepto interesante. Se invita a la gente a jugar un juego. En el interior, los llevan a una escena de crimen modelo, el sitio exacto a cómo estaba todo cuando murieron las víctimas. El espíritu de éstas es convocado y el invitado debe sobrevivir cuarenta y ocho horas dentro del set. Aquellos que lo logren se repartirán un premio de sesenta millones de yenes.

Por supuesto, hay trampa.

Los one-shots le dan el potencial que le falta a la historia base. Volumen raro, espeluznante y divertidísimo, al mismo tiempo. Bizarramente atractivo como siempre.

Reseña: Pesadilla Antes de Navidad, de Tim Burton y Jun Asuka

Si Pesadilla antes de Navidad se publicara o se convirtiera en cómic o manga algún día, nunca debisteis dudar que éste que os escribe se iba a hacer con él. Me encanta la película y volver a tener la experiencia de vivir dicha aventura en formato papel, de tenerlo en mis manos y en mi cómicteca, era un deseo ya pensado en su día. Y ahora se ha hecho realidad con la publicación y adaptación de la obra gracias a la mangaka Jun Asuka. Obra que llega a nuestras librerías gracias a Planeta Cómic.

Un manga que además se mantiene fiel a la historia, lo que hizo muy llevadera la lectura y se hace buenísima para gente que quiera disfrutarla en cualquier lugar fuera de tanto trajín y tanta canción y fanfarria constante. No obstante, aunque la historia es clara, puedo imaginarme a alguien que nunca vio la película no entendiendo muy bien la historia. Por lo que recomiendo este ejemplar, sobre todo, a fans de la historia de Tim Burton, fans de las historias de Navidad y Terror, fans de los buenos mangas. Fuera de eso, y sabiendo que las canciones de la película son una parte importante de la película, en este trajín, algunas de esas baladas regresan a tu cabeza en el momento adecuado. Eso está muy conseguido. Así nunca escapamos del todo de lo que es en esencia Pesadilla antes de Navidad.

La obra de Tim Burton adaptada a formato manga por Jun Asuka es un ejemplar lleno de hermosas ilustraciones. De eso no cabe duda. Nos sumergiremos en la historia de Jack Skellington, el Rey Calabaza, el gobernante de Halloween Town y maestro de todas las cosas espeluznantes y las más espeluznantes también. Ahora está cansado de su vida en las sombras y anhela algo nuevo. Cuando accidentalmente se encuentra en Christmas Town, decide que esta es la oportunidad perfecta para probar suerte durante sus nuevas vacaciones. Está convencido de que hará que el mundo grite «Navidad Aterradora». Con la joven muñeca de retazos Sally tratando de disuadirlo y el malvado Oogie Boogie esperando entre bastidores para apoderarse de Halloween Town en ausencia de Jack, será mejor que se apresure si quiere poner en marcha su plan para el 25 de Diciembre… Día en el que más de uno se va a quedar con el culo torcido.

El arte es definitivamente lo mejor y el motivo por el que casi tengo enmarcado este manga. La textura, los detalles y una portada tremendamente chula… Dibujos que incitan a colorearlos.

Mi escena favorita es:

Y risas por doquier.

¿Algo negativo? Se hace bastante corto. Y es cierto que al tener el volumen en mano, dudé que estuviera todo. Me preocupaba que se hubiese dejado fuera gran parte de la trama. Sin embargo, está muy logrado. Y el arco principal de la historia se respeta de manera muy decente. Aunque quizás no se entienda tan bien si no has visto la peli recientemente.

Me gustó que el guiño a las canciones de la película estuvieran en una “fuente” ideal.

Lectura divertida, ideal como regalo, por supuesto, a todo fan de la película, de Tim Bruton y toda buena historia de Navidad.

Una aventura que arrastra a un divertimento seguro.