Crónicas Literarias

Reseña: Un Poco de Odio, de Joe Abercrombie


Para aquellos que tienen la trilogía de La Primera Ley, de Joe Abercrombie, en alta estima como yo, les encantará saber que el libro que hoy os reseño es el comienzo de una nueva serie ambientada en ese mismo mundo. De hecho, algunos de los personajes principales de Un Poco de Odio son los niños u otros miembros de la familia de personajes de La Primera Ley. Para más chuladas, el escenario también es muy familiar, y la acción tiene lugar algunos años después de los turbulentos eventos de la primera serie. Todo esto hace una maravillosa transición y extensión de ese arco argumental en particular que a muchos nos encantó, y a otros tantos que también escribimos, nos inspiró. Y ahora, este joven maestro inglés en auge apellidado Abercrombie nos ofrece algo nuevo para masticar.

Bienvenidos de nuevo a Angland y sus territorios circundantes, donde mucho ha cambiado en los últimos treinta años y sin embargo, en algunos casos, mucho no ha cambiado. La Unión aún lucha por mantener la estabilidad en una tierra donde los merodeadores y los ejércitos enemigos acechan alrededor de forma continua deseando aquellos tenues dominios. También siguen existiendo esos mordaces dobles tratos que no ayudan para nada al reino. Esta es una tierra donde el poder habla y la mejor manera de ganar poder es eliminando a tus enemigos (preferiblemente usando métodos poco hábiles si es necesario). Al igual que con la serie anterior, existen amenazas para La Unión desde fuera de sus fronteras, lo único diferente son los líderes que ahora han tomado el relevo. La población se ha vuelto con los años amargada y descontenta, sobre todo, a medida que los refugiados huyen de otras tierras para inundar el territorio de la Unión en busca de un alivio de la corrupción y la brutalidad de indecentes gobernantes. En última instancia, la amalgama de refugiados causa una situación insostenible a medida que se arrastra el resentimiento extremo y las culturas muy dispares se ven obligadas a una situación en la que compiten por los recursos ya limitados, proporcionados por un gobierno indiferente que solo se preocupa por su propia codicia y poder. Para colmo, La Unión se enfrenta a una posible invasión a medida que un ejército crece en el norte. Hay una guerra en ciernes. ¿Puede prevalecer la Unión cuando las fuerzas tanto de fuera como de dentro de sus filas se está muriendo lentamente? ¿O va a resultar que las últimas décadas de relativa paz al final causarán daños graves y ahora apenas están preparados para ese ataque que está a punto de desatarse?

Un Poco de Odio tiene toda la violencia, la brutalidad, la construcción del mundo y el humor ingenioso que hemos llegado a esperar del Señor de Grimdark, Joe Abercrombie. Estoy evitando spoilers aquí para aquellos que no han leído la trilogía de La Primera Ley, pero si aún no la habéis leído, ¿qué os pasa? Lo que diré es que para aquellos que pueden haber tenido miedo de que Abercrombie se estuviera ablandando después de lanzar una serie YA hace unos años, tengan la seguridad de que este original escritor ha vuelto y mejor que nunca. Lo que encontré especialmente gratificante en Un Poco de Odio es la forma en que se nos permite volver a conectarnos con algunos personajes familiares a través de sus descendientes. Por ejemplo, está Savine dan Glokta, hija de mi personaje favorito de la serie, el torturador e inquisidor Sand dan Glokta. Savine tiene toda la astucia e ingenio de su padre, pero con una tenacidad y astucia propias que la convierten en una adversaria muy digna para aquellos que lo intenten. Luego está Rikke, hija de Sabueso, el amigo de Logen Nuevededos. Rikke tiene la capacidad de ver el futuro a través de un don llamado El Largo Ojo. Lo que ve en sus últimas visiones es realmente horrible, y podría tener implicaciones, o mejor dicho, muchas papeletas de que realmente suceda en un futuro cercano.

Estos personajes más una multitud de otros realmente componen la fuerza de esta historia. No hace mucho que Joe Abercrombie se convirtió en uno de mis escritores “actuales” favoritos. En especial, por su forma de escribir diálogos increíbles que súper enganchan a la lectura. En Un Poco de Odio lo vuelve a demostrar. Estar en plena forma. Diálogos brillantes y personajes que se desarrollan de manera sorprendente. Me ha encantado haber podido visitar de nuevo este mundo. Sumergirme en un libro maravilloso que apenas explora viejos terrenos, sino que se expande en la historia pasada para darnos una historia completamente nueva y atractiva para disfrutar.

Solo una nota rápida, si te preguntas si puedes saltar directamente a este libro sin leer su trilogía de La Primera Ley, diría que sí y no. Sí, es una historia totalmente autónoma y puedes leer absolutamente este libro y disfrutarlo por sus propios méritos. Sin embargo, si realmente deseas obtener la mejor experiencia de lectura, antes «debes pasar” por La Primera Ley.

Y te encantará de todas-todas.

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.