Crónicas Literarias

Reseña: Cazafantasmas. Responden a la Llamada, de Kelly Thompson, Coryn Howell y Valentina Pinto


Suele pasar que quiero más. Después de quedarme un buen regustillo con un film o serie, si el tema se prorroga en formato cómic, me suele interesar. Tanto como si es antes, después o posibles spin-offs que puedan surgir. Me interesan. La idea es fácil: no sería la primera vez que me topo con ideas comiqueras que igualan o superan el nivel del guión original. Es cuestión de confianza. No segundas partes, pero sí historias alternativas o caminos que atraviesen un bosque, montaña o lago, antes de llegar a Roma. Me mola y le doy una oportunidad. Por que nunca se sabe. Me está sucediendo, por ejemplo, con los cómics de Strangers Things que está publicando Norma Editorial que están súper molones. Y obviamente, también con este TPB de Cazafantasmas que publica Fandogamia Editorial y que os reseño hoy.

Pero hay más, por que no es ningún secreto que soy partidario de adquirir todo lo que puedo de Kelly Thompson. Una gran guionista que tiene ideas muy buenas. Aunque, sobre todo, es conocida por ser co-creadora junto a la artista Sophie Campbell del cómic de las famosas Jem y Los Hologramas, una reinvención moderna de la serie de TV animada de los años 80. No obstante, yo la conocí y me enamoré de su trabajo en la Kate Bishop: Ojo de Halcón, de Marvel; con la que fue nominada al Eisner con el artista Leonardo Romero. Y bueno, qué decir de su Capitana Marvel con Carmen Carnero y la colorista Tamra Bonvillain que nos dejó a muchos con la boca abierta. A pesar de tener bastantes trabajos en el pijameo como A-Force, Vengadores de la Costa Oeste, The Girl Who Would Be King, Jessica Jones y Mr and Mrs X, entre otros; también tiene cositas muy interesantes fuera del género superheroico.

Cazafantasmas: Acuden a la Llamada, por ejemplo.

Sabía que esta obra sería un “palomiteo”. Un buen rato de lectura en la piscina, una comedia en toda regla, y Thompson no me decepcionó. Es una miniserie de cinco números recopilada que no solo muestra el encanto de la película de 2016 (súper graciosa, con la que pasas un buen rato aunque sé que muchos no se atreven a darle una oportunidad). Yo soy el primero que no quiero que me toquen mis Cazafantasmas originales. Como niño de los 80, la defiendo a muerte, sin embargo, surgió darle un visionado a ésta y os aviso que tiene momentos muy buenos de risa-terror. Hacía años que no veía a mi mujer reírse tanto con una comedia que promueve el horror sobrenatural. Pero Kelly Thompson agrega al cómic su propio estilo. Este grupo de chicas luchando nuevamente para mantener a la ciudad de Nueva York alejada de una infestación de fantasmas y poltergeists que agobian en la madrugada, sí. Pero después de capturar una aparición rutinaria de Clase-3 en una casona de piedra rojiza, las cosas empeoran. Ahora Erin, Patty, Holtzman y Abby se enfrentan al propio Boogeyman (Hombre del Saco, El Coco…) de Nueva York. Un ser considerado de Clase-7, tan poderoso que parece no querer irse hasta darle un buen bocado a la Gran Manzana. Y ahora viene lo bueno: descubrir que la casa de piedra rojiza perteneció a un tal Doctor Kruger, que realizó experimentos poco éticos, eso mola.

No es sorprendente, no, que un ser maligno quiera causar estragos en la bendita ciudad que nunca duerme, ¿no? Bueno, en este caso Las Cazafantasmas obtienen un asiento de primera fila en una presentación repetida de sus mayores miedos, y todo les sobrevuela con una horrenda amplificación sobrenatural. Su enemigo más reciente parece ser capaz de incapacitar a cualquiera con el que se encuentre al hacerlos revivir su mayor trauma. Su miedo más irracional. ¿Y a qué le tienen miedo estas señoritas? Jajaj…, no digo más.

Schreckgespenst y su dominio sobre la manipulación del miedo, un espectro enormemente poderoso que llevará al borde de la locura a nuestras Cazafantasmas, si es que no lo estaban ya…

Kelly Thompson realmente comprende a estos personajes y lo que funciona y no funciona en la película, lo retoca. El elemento Terror está bien elaborado con énfasis en generar sustos. El humor también se siente mucho más acertado con Holtzmann y Kevin proporcionando algunos momentos cómicos excelentes. Además, de contar con una Corin Howell dibujando al equipo de forma tan chula que siempre recuerdan a los personajes reales. O sea, un cómic recomendable lo mires por donde lo mires.

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.