Reseña: Diario Felino de Junji Ito. Yon y Mû

Al igual que con una buena peli de Terror, con cada nuevo título de Junji Ito a disfrutar, uno se sienta en su sofá de lectura favorito expectante a lo que le puedan contar. Entonces… a ver…, ¿un amante de los perros que de repente vive con dos gatos? ¿Qué podría salir mal? ¿Y cómo de guay suena esto si encima el protagonista se llama Junji y se parece tela-telita a nuestro amado y querido autor y tiene toda la pinta de ser una historia autobiográfica?

Un puntazo, ¿no? Junji y su prometida acaban de comprar una casa nueva, pero todo disfrute de la novedad se va al traste cuando ella trae dos gatos a vivir con ellos. Y con uno de los cuales, según todos los informes mostrados, parece estar maldito. Junji aprende rápidamente que los gatos tienen sus propias peculiaridades, algunas bastante lindas y otras… dios de mi vida, no tanto. Empieza el odio-amor o amor-odio, una fase de transformación o de maldición reptante en la que entrar fácilmente y de cuyo poder parecen contar sobradamente estos gatos.

Fue divertidísimo leer esta historia del maestro nipón. Una historia más que se basa en las experiencias reales de Junji Ito, lo que lo hace bastante cómico. Su obra de arte estilo manga de Terror aumenta las ganas que tenía de leer esta historia que diría incluso se la puedes contar como anécdota a un amigo o amiga. Son tramas donde puedes ver claramente que estos temas realmente le sucedieron al autor y entonces empatizas aún más con la situación. Para un amante del género de Terror que también brinda cuando una de esas historias se mezclan con el humor y está bien hecho ese sándwich, estos relatos tienen muchísimo valor a la hora de llevárselo a la cómicteca.

Soy amante de los perros pero siempre tuve curiosidad por tener en casa a uno de estos seres felinos que dicen que viven entre dos mundos casi al cien por cien de sus días. No me dejan en casa (aún) pero todo se andará… no obstante, conozco gente. Y esa gente me cuenta cosas de estos seres, para mí, más tenebrosos que mimosos. Van a lo suyo. Y sé que si has vivido con gatos durante un período de tiempo, rápidamente te das cuenta de que en ciertos momentos tienen comportamientos espeluznantes y que pueden ver cosas que tú no. Y que otros animales como los perros, como mucho, sienten.

Pero no ven.

Me encantó que en esta edición que publica ECC Ediciones se incluyen páginas centrales con imágenes a color reales de los protagonistas Yon y Mû. Siempre es genial ver a personajes en la vida real. Eso me encanta en todos los formatos: films, libros y cómics. Y creo que a todo el mundo gusta. Mi única queja fue la sensación de nerviosismo entre capítulos. Parecen cortados porque sí. ¿Por qué tiene que haber tantos capítulos en una historia tan corta? ¿Estaba impuesto? ¿Fue la historia publicada en pequeñas partes en alguna edición periodística? No conseguí encontrar información sobre esto. Diez historias diferentes, diez entradas de diario diferentes, el flujo constante sin paradas tiene mucho más sentido.

Pero que duda cabe que lo recomiendo mucho a poco que te haya interesado esta reseña. Para los amantes de los gatos indispensable, aunque quizás a partir de aquí dudéis algo más de su comportamiento. Quizás los miréis de otra forma después de la lectura de este diario. Y ya entonces sólo podáis mostrar una buena carcajada… terrorífica.

Reseña: Sensor, de Junji Ito

No sé pienso, eh…, ¿sería justo decir que Junji Ito es el mayor creador de manga de Terror de todos los tiempos? Responsable de tramas escalofriantes como Uzumaki, Gyo y Tomie por nombrar algunas, más toda una colección de relatos, antologías indispensables muchas, la mayoría aún disponibles en librerías de la mano de ECC Ediciones en nuestro país. Para el fan del género de Terror, por supuesto, es indispensable hacerse con toda su obra pero, ¿para quién más? Pues mira, lo voy a decir. Por ejemplo, para el que busque un tipo de manga diferente, para quien busque historias originales, impensables muchas, guiones y dibujos que rara vez se te irán de la cabeza y que regresarán en momentos concretos. El poder de las buenas historias de Terror. ¿Para el aficionado a cualquier tipo de lectura que enganche desde la primera página? También. Archi-mega-indispensab… Bueno, lo dejo ya.

Sensor está categorizada en muchos sitios como la historia más aterrador de Junji Ito. Este título vuelve a estar disponible en librerías gracias a las ediciones Flexibook (más grandes, de tapa semidura y más llevaderas que las anteriores) que ECC Ediciones está publicando. Un título indispensable del maestro nipón al que hay que echarle un ojo sí o sí. Un nuevo lanzamiento en el que también podrían reparar los seguidores de Lovecraft y toda su mitología de horror cósmico. Jugadores de rol incluidos. Uno de los mejores aspectos del trabajo de Junji Ito es el nivel de detalle que pone en su arte, creando algunos de los monstruos más espantosos que se han visto en cualquier medio. Sí, cualquier medio (podéis ver la adaptación de Uzumaki que echaron en Cartoon Network para confirmarlo  o de Tomie en Hulu); películas y guiones de lo sobrenatural brindando con lo paranormal por excelencia. Bastantes obras buenas en su haber. Definitivamente algo en lo que destaca el mangaka gracias a la cantidad de historias que publica de forma regular. Y cuando no es trabajo propio es colaborando con dibujo o aportaciones al guión de otros escritores. Porque Junji Ito es como la niña de La Señal:

NO PUEDE PARAR

Sensor es una de las últimas obras maestras de larga extensión de Junji Ito. Me ha encantado. Es otra de esas obras que aportan luz y oscuridad a la misma vez. Con un tema inspirador que puede inspirar a otros muchos escritores por lo que se cuenta. Kyôko Byakuya pasea sola por el pie de la montaña Sengoku. ¿Se ha perdido o algo la ha atraído hacia allá? De repente, aparece un hombre extraño que le dice que la estaba esperando y la invita a su pueblo. Al llegar, la mujer contempla la visión asombrosa de una aldea donde todo brilla como el oro. Por la noche, mientras observa el cielo con los aldeanos, una infinidad de objetos cae como la lluvia. Este será el primero de una sucesión de incidentes aterradores que empezarán a ocurrir… El mundo entero pronto estará a merced de la belleza y del poder de la misteriosa mujer. ¿Y quién es Kyôko Byakuya?

Aunque los pilares de Ito son personajes como Uzumaki o Tomie, hay docenas, si no cientos de historias que el mangaka ha creado a lo largo de los años y que ya representan al mejor manga de Terror de todos los tiempos. Lo ha revolucionado. Ha creado títulos que con el paso de los años que se convertirán en clásicos atemporales, pues atemporales son sus historias. Desde hace tiempo, muchos ya pedíamos su salgto al cine como guiuonista para una buena peli de Terror y parece que Netflix ya tiene trabajos planteados con él. No cabe duda que como guionista lo petará en una Hollywood hace años sin ideas. ¿Cuál es la historia más aterradora que has leído de Ito?, me preguntaron una vez. No supe contestar. No supe quedarme con una. Tiene de todos los ámbitos, de todos los tipos, sus relatos por lo corto, quizás son los que más impactan; aunque también muchos no aprovechan una idea que más desarrollada ganaría muchísimo. Sensor es una de las que destaco de las desarrolladas. Tiene ese no-sé-qué diferente que atrapa a cual estilo de autor clásico de terror inglés (Blackwood, Machen, Círculo de Lovecraft…), con una historia sencilla te lleva a un Más Allá, demasiado cercano.

Cuenta aquí Junji Ito que el manga Muma no Kikō (El Cuaderno de Viaje del Súcubo, nombre original de Sensor), se publicó en la revista de la editorial Asahi Shinbunsha y fue serializado en Nemuki +. Ahora ve la luz de nuevo en nuestro país. La oportunidad de sentir miedo, la oportunidad de trasladarse a tan terrorífico lugar, de nuevo a un paso.

Reseña: Las Caprichosas Maldiciones de Sôichi, de Junji Ito

Sôichi es ese niño repelente y terrorífico con el que nadie quiere toparse en una noche de tormenta… Qué digo en una noche lúgubre, ese ser al que una vez conoces, no vuelves a querer ver en tu vida. Sôichi es ese joven de aspecto tenebroso causante de accidentes, de males, tan oscuro todo lo que le rodea, que no sabes si es sólo una personita con afán de elaborar maldades o realmente es un demonio en la Tierra. ¿Por qué? Por que Sôichi no tiene amigos, es demasiado ególatra y antisocial y prácticamente lo aborrece todo y a todos. Incluso su propia familia le cae mal. Por esa razón lanza maldiciones a toda persona que se le cruza, eso sin contar que es un niño que “saborea” clavos y entierra muñecos en el bosque y pone trampas vudú para matar a culpables e inocentes por igual. Y si no está claro que ha sido él, todos los dedos le señalan. ¿Te hará dudar de su inocencia? Cuando le conozcas, para nada.

Junji Ito es ese maestro creador de historias de Terror que uno no se cansa de alabar. O mejor dicho, desde que lees su primera historia, le amarás por siempre a poco que te guste este género. Qué decir a estas alturas en las que uno ya ha leído decenas y decenas de sus historias y nunca me canso de disfrutar. Y todo gracias a ECC Ediciones y la gran recopilación de sus obras que está haciendo. Títulos y grandes antologías de relatos de Terror del maestro nipón que casi cada mes ven la luz entre las novedades. Y es que a mitades de 2022 que estamos, las obras de Junji Ito tienen un gran peso dentro del género de Terror. Veréis films, mangas, cómics, animes e incluso videojuegos en los que se le hace referencia a su trabajo. Solo os comentaré una noticia para que veáis hasta que punto Ito ya es un grande del género; hace unos años, cuando hubo la polémica de que el nuevo videojuego Silent Hills sería cancelado, el mismísimo Guillermo del Toro publicó en su twitter que Junji Ito iba a ser uno de los involucrados en el arte del nuevo proyecto. Esto generó tal expectación que todo dio un vuelco de la noche a la mañana y tema comenzó a tener tal popularidad que el juego salió adelante sin ningún problema.

Respecto a la obra: ¡Cualquier precaución es poca si Sôichi está cerca! Totalmente de acuerdo con este anuncio que aparece en el tomo recopilatorio de historias que publica ECC Ediciones en una magnífica edición llevadera denominada Flexibook. Desde la playita estos días, os puedo confesar que he devorado unas cuantas tramas en las que el niño este hace de las suyas… No estoy muy seguro de ello porque no he encontrado datos pero que este chulo volumen llamado Las caprichosas maldiciones de Sôichi corresponde o contiene casi en su totalidad lo que se pudo ver en el anime Junji Ito Collection; todo apunta a que sí. De igual modo, estamos ante un medio donde el ilustrador y guionista evoca algunas de las imágenes de terror más espeluznantes de los últimos 30 años en diversas historias de manga, que incluyen a sus obras cumbre como son Uzumaki y Tomie. O Gyo, que para mí es un guión que recuerda a las mejores obras de Stephen King.

Las caprichosas maldiciones de Sôichi es un volumen de relatos de Terror centrados en un mismo personaje. En un mismo Mal. ¿Y qué hay más apetecible que eso en esta época del año? ¿Qué hay más apetecible que eso SIEMPRE? ¿Manga de Terror de Junji Ito? ¿Sándwich mixto calentito? Un volumen como Las caprichosas maldiciones de Sôichi es como ir al cine a ver lo que uno quiere, con la persona que quieres y dónde tiempo y astros se han alineado para que todo funcione a las mil maravillas. El Mal haciendo de las suyas y yo sonriendo, pasándomelo bien, disfrutando de cada una de las escenas. Apariciones que marcan. El manga de Terror es casi siempre espeluznante. Pero Ito consigue lo que otros no. Increpar. Y parece que lo hace fácilmente. Además de que sus mangas apenas recuerdan a este formato; son como cuentos, relatos, rumores de algo sobrenatural que alguien te pudiera contar en el trabajo o en el parque una tarde en la que sol no existe o se marcha… Historias que se quedan en tu mente, en tu subconsciente por días y con un arte que son, en definitiva, fotos, imágenes casi reales de lo paranormal. ¿Un niño que usa vudú para atormentar a los compañeros de clase que no le gustan? Es incluso atractivo.

Reseña: El Muerto Enfermo de Amor, de Junji Ito

¿Qué decir de Junji Ito que no se haya dicho ya? ¿Qué alabanzas quedan y qué recomendaciones más insistentes para el amante de las historias de Terror hay de decirle que ya tarda en hacerse con todas-toditas-todas sus obras? El enfermo muerto de amor es el nuevo titulo del maestro nipón al que deberíais echar un ojo. Bueno, no nuevo, pero ECC Ediciones acaba de sacar el titulo en una edición flexibook que me parece de lo más maravillosa, en especial, por sensaciones ya sea con su tacto durante la lectura o su visonado para deleite orgulloso una vez puesto en la cómicteca.

Una historia donde Junji Ito regresa para relatar la historia del misterioso chico del cruce, quien atiende la petición de chicas que esperan de él una predicción. Una historia muy Stephen King, muy King de los años buenos. Y una nueva oportunidad para pillar esta joyita de relato que tantas veces he recomendado de palabra. Pues El enfermo muerto de amor entretiene, interesa lo que cuenta, increpa tu tranquilidad y da ideas. Que es lo que yo siempre le exijo a una obra de Terror. Y que recuerde de alguna forma a los grandes autores clásicos.

El enfermo muerto de amor puede ser uno de los relatos más largos escrito y dibujado por Junji Ito. Me refiero a «relato», eh… Consta de cuatro capítulos aunque lo chulo de esta edición es que se aporta un capítulo extra (El chico guapo vestido de blanco) con el que ya si que te quedas con el culo torcido. Y empezamos con una muy buena primera mitad de la trama que se hace extraña y estrechamente entretejida comparable a las buenas historias de miedo tipo Twilight Zone. Ya para la segunda parte de la trama hay más sangre y tripas al estilo gore, una combinación un poco desafortunada pero que ejemplifica a las buenas pelis de Terror. Al principio, nos centramos en un pueblo con una extraña costumbre local, la de pedir a los extraños en una esquina de la calle que te digan tu fortuna, en función de lo primero que les venga a la mente y después de escuchar lo que quieras decirles. El problema es que algunos de los que buscan fortuna han comenzado a suicidarse. Y muchos de ellos supuestamente se han encontrado con ese mismo «extraño de la esquina», un joven que nadie parece conocer. Una vez que combinas eso con la historia de fondo de algunos de los personajes, una mujer extrañamente obsesionada que quiere fortuna y consejos pero duda de todos, y la culpa infantil de un personaje central ahora adolescente; todas las historias empiezan a conjuntarse en una masa tremenda de horror con habitantes de un pueblo en debacle (y esta parte es la que recuerda bastante a los primeros libros de Stephen King). Solo los suicidios sangrientos traicionan el toque de Junji Ito, ya que le gusta incluir muertes espantosas. Pero en fin, son seres con un toque extraño y espeluznante, cuya locura una vez le permitieron cruzar desde el Otro Lado a la vida tal como la conocemos. Y su obsesión por los vivos está en marcha. Así que a sufrir toca.

Aunque los pilares de Ito son obras como Uzumaki o Tomie, hay decenas, si no cientos de historias que el mangaka ha creado a lo largo de los años y que ya representan al mejor manga de Terror de todos los tiempos. Lo ha revolucionado y las publicaciones de ECC Ediciones en nuestro país nos han encadilado a muchos. ¿Cuál es la historia más aterradora que has leído de Ito?, me preguntaron una vez. No supe contestar. No supe quedarme con una.

Reseña: El Umbral de lo Siniestro, de Junji Ito

Hacer recomendaciones de lectura para Halloween y no tener en cuenta a Junji Ito es como hacer una fiesta e invitar a todo el mundo a agua. Cero sentido. Junji Ito es el culmen de los relatos cortos de Terror desde hace ya algunos años. El maestro que todo el mundo debería leer…, pero no solo de manga, sino de libros, cómic o todo lo que lleve letras. A poco que ames el Terror, indispensable leer sus obras. Y es que Junji Ito no necesita mucha presentación, aunque siempre estoy feliz de poder hablar sobre él. Por que eso significa que hay un nuevo titulo suyo entre las novedades.

Durante los últimos diez años, se ha convertido en uno de los creadores de manga más populares a nivel internacional, y se ha convertido en éxito incluso entre personas que no leen manga. ¿Lo mejor? Que cualquiera de los títulos que ya existen en librerías especializadas, la extensa cantidad de obras que ECC Ediciones ya ha traído a nuestro país, cualquier de ellos te vale para empezar a disfrutar de este autor. Crea historias súper digeribles, cercanas, y lo mejor, muy dignas de aquel cine de Terror japonés que tanto impactó al mundo con films como The Ring, Dark Water, La Maldición, El Grito o El Ojo. Terror del bueno porque son historias tan simples y mundanas que a cualquiera de nosotros nos podrían ocurrir. Dicho esto, uno de los creadores más apreciados de todo el panorama de la cultura pop japonesa vuelve a dar un paso al frente con esta antología. Que por cierto, cuenta con relatos más largos de lo que es normal en el autor y eso provoca que esplendan. Tienen más consistencia y se desarrollan cositas que otras veces no. Siempre lo digo, a ver lo que tarda Hollywood en en darse cuenta de lo maravilloso que es este genio.

Genkai Chitai aproximadamente traducido como El Umbral de los Siniestro es una especie de área de descanso donde ocurren cosas a lo Twilight Zone. Lugar donde comienzan a ocurrir hechos extraños en la vida diaria de los transeúntes. Este tomito explora esas perturbaciones creadas por estas rarezas temporales donde obviamente el potencial de Junji Ito va a llenarnos la cabeza a diferentes indulgencias espeluznantes. Provocando que miremos en lugares de nuestra casa donde antes no habíamos mirado con esta obra formada por cuatro relatos terroríficos, historias sobre muertos muy vivos, espectros, voces del Más Allá y la incertidumbre que muchas veces tenemos entre la vigilia y el sueño.

La cuesta de las plañideras nos habla de una pareja que se va de escapada a la sierra y al pasar por un pueblo se topan con un lugar donde aún quedan plañideras. ¿Qué? Esas señoras contratadas para llorar en los entierros que ya normalmente no se ven. Un encuentro que se volverá contra ellos para siempre…

La Madona nos lleva a saber de una de una chica que entra en un internado religioso donde los profesores son como mínimo misteriosos de ocultar un Mal que nadie piensa. La atmósfera opresiva del colegio que Ito crea aquí es maravillosa.

La corriente espectral de Aokigahara habla de una de esas muchas parejas que van a suicidarse a la falda del monte Fuji. Pero en esta ocasión descubren una cueva.

Cierra el tomito El Duermevela. Que cuenta el caso de varios asesinatos que se están dando en el que las víctimas aparecen acuchilladas y cubiertos con una parca. Muy a lo Aaron Boone en Razas de Noche, el protagonista cada vez que se despierta, tiene ligeros recuerdos de dichos asesinatos y llegar a pensar que él es el asesino. Historia con un tremendo desenlace.

ECC Ediciones sigue trayéndonos (¡Y qué no pare!) el mejor Terror en formato manga. Un nuevo recopilatorio del maestro que no sólo no-debe faltar en cualquier biblioteca de Terror que se precie, tampoco en cualquier fiesta donde Halloween sea el motivo de la reunión. Asombro, desasosiego, terror… Otro indispensable.

Reseña: Lo Mejor de Junji Ito (Best of Best)

A estas alturas es de sobras conocido que Junji Ito es el mejor autor de relatos cortos de Terror del momento. Correcto. Estamos hablando de un mangaka, de un autor de manga cuyas publicaciones e historias solo se pueden encontrar en este formato. Pero probad a leer algunas de sus historias cortas y veréis; si amáis las buenas e impactantes historias de Terror, las que calan, las que quedan dentro, las que uno/a comenta cuando algo extraño sucede a su alrededor y de pronto le sale un «Ostras, eso es como en aquella historia de Junji Ito…». Si todo esto que digo te mola y te hace vibrar, una buena oportunidad de conseguir más caviar es hacerte con el volumen que publica ECC Ediciones denominado Lo Mejor de Junji Ito. Estamos de hablando de un nuevo tomo súper llevadero, que recoge nada más y nada menos que diez terroríficos relatos, entre ellos, la escalofriante La Silla Humana, que no es otra cosa que la traslación de un cuento del formidable Edogawa Ranpo, que Ito ha adaptado al formato manga.

Diez historias. Aunque doy por seguro que vais a querer más. Y que incluso si sabéis de qué estamos hablando, tendréis vuestras preferidas y otras del autor que no están aquí. Porque ECC Ediciones ya ha publicado bastantes cositas de este maestro del género. Sus mejores obras tanto en larga como en corta extensión. Responsable de tramas escalofriantes como Uzumaki, Gyo, Sensor (https://www.cronicasliterarias.es/?p=3130) y Tomie por nombrar algunos. Mas toda una colección de relatos chulos como fue Fragmentos del Mal (https://www.cronicasliterarias.es/?p=977) o Relatos Fantasmagóricos de las Montañas (https://www.cronicasliterarias.es/?p=2434) y/o sus participaciones solo como dibujante para otros mangakas que también abogan por el Terror. Antologías en mi opinión indispensables, la mayoría aún disponibles en librerías.   Pero ahora tenemos nueva antología. Un nuevo titulo del maestro nipón al que deberíais echar un ojo y en el que es indispensable reparar si te gusta Lovecraft y toda su mitología de horror cósmico. Jugadores de rol y de mesa incluidos lo pasarán bien con Ito. Pues uno de los mejores aspectos de su trabajo es el nivel de detalle que pone en su arte. Creando algunos de los monstruos más espantosos que se han visto en cualquier medio y seres fantasmales que quedan «dentro”. En tu imaginación, en la mía…

¿Y qué hay más disfrutable que un volumen de relatos que se “disfruta” rápidamente, en cualquier lugar y es súper apetecible para esta época del año en la que sol empieza a irse antes y el vientecillo frío hace presencia en calles vacías al atardecer? Una selección de historias –fechadas entre 1997 y 2018– que tratan ese placer malsano que es leer el buen Terror. Una buena recopilación pese a que, como ya digo, existen otras muchas historias de este hombre que impactan como pocas cosas leídas. Con cuentos que retuercen el alma como es el comienzo del tomo con Cien Millones de Solitarios, donde un chico paseando a su perro se topa con un macabro escenario en el parque, historia que recuerda al film gore The Human Centipede. Lo mismo ocurre con El Misterio de la falla de Amigara, que provoca pesadillas o, sobre todo, la grotesca La Lamedora, una historia muy de Ito pero que siempre impone. Por comentar los tres cuentos que de momento se me han quedado «dentro”. A ver hasta cuando… Como decía, Lo Mejor de Junji Ito también incluye La Silla Humana, de Rampo, un autor que me encanta y cuya historia puedo decir que es una de mis preferidas junto a la que curiosamente también se añade del maestro, la sorprendente Un Amor que no es de este Mundo. Obras, algunas rescatadas del folclore nipón, otras nacidas del entorno, de un autor y crítico japonés que siempre abogó por el misterio. Recordad que Edogawa Ranpo era un tremendo admirador de Edgar Allan Poe. De hecho, su seudónimo es una traducción del nombre de Poe al japo.

Por otro lado, la historia autobiográfica El maestro Umezu y yo era una de las historias que más ganas tenía de disfrutar. En la que Ito nos habla del mangaka más influyente del Terror y de los temas siniestros que le rodeaban. Además de otra maravilla como es De cómo el profesor Kirida fue poseído que también es traslación de un cuento literario de Robert Smythe Hichens, favorito de Alfred Hitchcock, y que he recomendado más de una vez a los que me pedían leer una historia de posesiones diferente.

Pero hay más. Son diez. Fantasmas, espectros de chicas (indispensables) que vienen a ti con un propósito, asesinos sin miramientos cuyas almas han pasado a formar parte del Maligno… Es como ir al cine a ver lo que uno quiere, con la persona que quieres y donde los astros se han alineado para que todo funcione a las mil maravillas y vibres en el sillón, de lectura, en este caso. Que si estás solo mires donde antes no había mirado. Que si estás acompañado, te alegres por ello. Que oigas ruidos o repares en los que antes no fijabas tu atención. Yo, con Ito, lo he vuelto a sentir.