Crónicas Literarias

Reseña: Thorgal. Segundo Integral, de J. Van Hamme y G. Rosinski


Tras los anuncios constantes del coleccionable, aún me lo siguen preguntando y sigo respondiendo lo mismo: la mejor edición actual en la que vais a encontrar esta maravilla del cómic como es Thorgal, son los integrales recopilatorios que está publicando Norma Editorial. Es la mejor edición, sin duda, y a la larga -pero no en mucho tiempo-, también la más económica y maravillosamente guapa a los ojos ideada para cualquier cómicteca que se precie. Y es que Thorgal es esa obra indispensable del noveno arte que por una razón u otra siempre dejé escapar. Una vez quise y no pude, otra, por circunstancias de la vida, leí el primero y no pude continuarlo… O me dije que era mejor seguir leyéndolo en serio, en otro momento, una historia tras otra o estaría poniéndolo todo en el asador para que me defraudara. Y no quería. Así que digamos que no era el momento. Pero es curioso como el subconsciente de muchos de nosotros, retiene. Y parece quedarse activo para estar a la que salta con ciertas cosas cuando se ponen a huevo. De ese modo pude hacerme con el primer volumen de estas geniales ediciones integrales que está poniendo en el candelero la siempre recomendable Norma Editorial. Ahora es el momento. En especial, de relataros como el segundo integral es igual o más bueno que el primero. Por los menos en sensaciones, no he parado de asentir casi con cada historia, un integral maravilloso, sinceramente.

Este segundo volumen de la esperada colección integral de Thorgal, la gran obra maestra de Van Hamme y Rosinski que lleva décadas fascinando a lectores de todo el mundo; una edición definitiva acompañada de extensos dosieres finales repletos de arte inédito; contiene los álbumes correspondientes del #5 al #8 de la serie. Comienza con Más Allá de las Sombras, considerado por el fan acérrimo como una de las mejores historias que vais encontrar, donde por mi parte diría que no se debe descartar ninguna secuencia, ya que cada página contiene su propia dosis de emoción. La inventiva del escenario es inmensa, oscura, lenta, incluso deprimente para encerrarte en lo que se cuenta. El dúo Thorgal-Shania se vuelve conmovedor. Un viaje a la tierra de las sombras de Thorgal para salvar a su esposa moribunda. Ir donde ningún mortal ha llegado. Pero, ¿hay que pagar el precio reclamado por las fuerzas del Mal de las que depende el destino de Aaricia? Un álbum que se puede leer de forma independiente. Muy emotiva. Alucinaréis. Y voy a dejar esto claro ya sin ánimo de extenderme mucho en una cosa que es bastante clara: el dibujo de Rosinski aquí se vuelve inconmensurablemente bueno. A nivel de lienzo para los mejores museos de la ilustración casi cada viñeta.

Le sigue La Caída de Brek Zarith. Este álbum cierra por completo la historia comenzada dos tomos atrás. Thorgal esta vez toma el pelaje de la bestia, y finalmente listo para recuperar a Aaricia con la ayuda de los vikingos, se lanza. Pero ella guarda un secreto que jamás podría imaginar Thorgal, y él intentará derribar el sórdido reino de Brek Zarith, donde existe un personaje de una maldad inusitada.

El Hijo de las Estrellas es por excelencia, el álbum del origen de Thorgal. Interesante historia para entender su misterio, muy buen guión que produce de manera agradable y diferente a los demás, tres tramas en sí mismas. No diré más.

Otra gran historia es Alinoé, el álbum que cierra el volumen. Considerada como una de las mejores historias de Terror (sí, de Terror) que puedes encontrar en Thorgal. Diría que muy buen escenario sin Thorgal (o casi), donde se revela parcialmente los poderes de Jolan (un verdadero descendiente de las estrellas). Alinoé es cautivadora de principio a fin y nos sumerge en una atmósfera aterradora, donde este niño resulta tener un instinto asesino terrible.

En fin, deciros que Thorgal vio la luz por primera vez en la edición belga del semanario Tintín, de marzo de 1977. Bendito año. Dicen que fue un debut discreto, pero de esas veces que una historia llega al gran público como una pequeña bola de nieve que empieza a crecer y crecer a menudo que desciende por el camino de la publicación. Una maravilla. Ya tardas en ponerte con ella si aún no la conoces de primera mano.

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.