Reseña: Sergio Aragonés Destruye DC

Para aquellos que no conocen aún (dioses, irían muy tarde) a Sergio Aragonés. Es ese señor famoso y dibujante conocido por su trabajo en la clásica revista satírica y norteamericana Mad Magazine en sus inicios, aquel que llegaba a dibujar y hacer viñetas hasta en los márgenes, pero posteriormente conocido por sus homenajes y cameos a cómics clásicos siempre rodeado de sarcasmo y buen humor. Pero también famoso por su popular obra Groo que no es otra cosa que un homenaje humorístico de Conan El Bárbaro y todo lo que rodeaba a esta obra marvelita. Por el amor de dios, ¡¡qué alguien saque un INTEGRAL de esta obra YA!!

Sergio Aragonés destruye DC, sin embargo, es la introducción de Sergio al mundo de los superhéroes DC, y permitidme que diga: una excelente introducción. Sergio Aragonés destruye DC se puede encontrar ya en el catálogo de ECC Ediciones. Como siempre un volumen dibujado con el estilo característico del señor Aragonés asi como un tomo repleto de excelente sentido del humor. Uno por uno, Aragonés se burla de todos los héroes clásicos de la alineación DC empezando por el más grande como es Superman y llegando al menos conocido por estos lares como es Detective Marciano. Al mismo tiempo, crea un gran riff con las historias más famosas consideradas crossover, aquellas tan famosas aún de moda en estos días entre los verdaderos fans, ya sabéis, la referente DC como es y fue Crisis en Tierras Infinitas. Benditos los años 80 siempre.

Con estilo clásico, Aragonés también se incluye a sí mismo en la historia, como si estuviera creando la historia al mismo tiempo que nosotros, los lectores, la leemos. Todo es muy divertido, y Aragonés incluso interviene activamente para enfrentarse al último villano extraído de la clásica hisoria DCíta.

Hay que tener en cuenta que este título fue escrito y dibujado originalmente a mediados de los 90. Y aunque la mayor parte del humor es atemporal e incluso las bromas sobre los cómics de los 90 siguen siendo pertinentes para los cómics de hoy en día; insisto en que hay que tener en cuenta el tema de que es un cómic que se disfrutará, sobre todo, por aquel que vivió aquellos años de gloria comiquera.

Un cómic muy ligero que saca como mínimo una sonrisa. Primero, Superman. historia de origen, y Superman salvando a un niño destruyendo su capa en el proceso. Y luego Hawkman llora porque un terrible villano viene a destruirlos. Luego, la historia de Batman: Origen (¡otra vez!) y Batman castigando a un criminal al azar para obtener información sobre un justiciero disfrazado de… que castiga a los criminales. El caso es que Gordon lo envía contra el Joker, y Superman y Hawkman vienen a solicitar su ayuda también. ¿Wonder Woman luchando contra algo peor que una invasión de bárbaros o dioses? Sí, contra una sentencia del Tribunal Supremo que dictamina que no es constitucional prohibir la entrada a la isla por motivos de sexo…

Y cosas así.

Aragonés tiene un don y en obras como ésta esplende.

Sergio Aragonés destruye DC ganó el Premio Eisner a la mejor obra humorística y es una muestra imprescindible del talento y del don para la sátira de este popular dibujante.

Hay que leerla por lo menos una vez en la vida.

Reseña: DCSos. Esperanza en el Fin del Mundo, de Tom Taylor y VVAA

Hace no mucho me dijo un colega comiquero: “Si bien todavía desearía que fuera una pieza impactantemente transformadora del canon DC Universe, el evento DCSos, que podría pasar perfectamente por un Elseworlds; ha sido una lectura súper agradable. A lo que contesté que uno nunca debe dudar de la capacidad de Tom Taylor ya que hace unos eventos muy chulos. No obstante, esta mini-conversación que tuvimos vía chat allende los mares me abrió más aún el apetito a la hora de ponerme con el tomito recopilatorio que hace nada publicó por estos lares ECC Ediciones, el cual, recopila lo que sigue. Pues el tomo al que hacía referencia mi amigo ya lo leí y reseñé en su día (https://www.cronicasliterarias.es/?p=3987) y me parecía obvio que lo hubiera flipado. Por lo que Esperanza en el Fin del Mundo es el que ahora toca. Una nueva miniserie genialmente recopilada que aunque vio la luz a finales de agosto en nuestro país, lo tenía pendiente de leer y ya os digo que lo retomé con ganas tras la conversación con mi colega con el que trato bastantes temas DC y con los que nos flipamos mutuamente a veces.

Con un tema que me atrae siempre mogollón y que no dudo que a vosotros también, a poco que sepáis que Esperanza en el Fin del Mundo no es otra cosa que una amplía epopeya de superhéroes y zombis, ya estáis enganchados. Un Universo DC infestado de estos come-cerebros que tanto nos atraen a algunos cuando están dentro de historias bien hechas. El popular cómic de zombis de DC es DCSos y su spin-off (publicado originalmente en 2020 (plena pandemia)) es Esperanza en el Fin del Mundo. Un spin-off pero una historia que dista de la historia madre en el sentido de que cuenta una trama faltante en el cómic original. Y donde directamente nos vamos a los eventos comentados y derivados que tuvieron lugar en el DCeased #5, cuya historia se completaría con ese “salto de tiempo” de la serie original. ¿Y qué ofrece una mayor perspectiva de las luchas que enfrentan héroes como Superman, Wonder Woman, Detective Marciano, Stephanie Brown, Wally West y Jimmy Olsen? Pues todos y cada uno lidiando con un mundo devastado por una plaga de zombis por culpa de la Anti-Vida. ¿El qué? La Ecuación de la Anti-Vida ha infectado a más de mil millones de personas en la Tierra; héroes y villanos han caído, al igual que naciones enteras. Tras la destrucción de Metropolis, Superman y Wonder Woman lideran un plan cuyo objetivo es contener la marea infecciosa y proteger a los supervivientes. Sin embargo, el Ejército de la Anti-Vida ya ha iniciado su marcha… y está corrompiendo y destruyendo todo lo que encuentra a su paso.

Contaron los autores en entrevistas que aunque Esperanza en el Fin del Mundo es un spin-off de la serie original, en realidad, lo que hace es sentar las bases para la próxima serie secuela DCeased 2. Por lo que he visto, una segunda parte que trata sobre una nueva generación de héroes que se levantan para reemplazar a los viejos devastados por los zombis. Eah, toma spoiler, eso me pasa por leer entrevistas y comentarlas. Pero aun asi, loquitos por leerlo, ¿no? La evolución de personajes jóvenes como Jon Kent, Stephanie Brown y Damian Wayne me interesan mucho en esta historia, la verdad.

A modo curioso decir que Esperanza en el Fin del Mundo es, en realidad, el segundo spin-off de DCeased. DC concluyó ya en DCeased: The Unkillables, una serie limitada que exploraba los eventos del cómic original desde la perspectiva de tipos más desagradables como Deathstroke y Red Hood. Maldita sea, es que todas las tramas relacionadas con DCsos me atraen una barbaridad. No dudéis que me haré con ellas y las reseñaré porque se prometen joyitas de cómic con temática zombie y eso en mi persona es jamón en la puerta de un muerto de hambre. Un MUERTO con HAMBRE.

Reseña: Daytripper, de Fábio Moon y Gabriel Bá

Daytripper es de esos cómics que me atrajo con una simple portada pero también por todo lo que había detrás. Pero, ¿qué hay detrás de este cómic recién publicado por ECC Ediciones? Aparte de un volumen en tapa dura que recoge los diez numeritos de una miniserie denominada así, pero que sin duda se disfruta como una novela gráfica al completo; un nuevo titulo de los hermanos Fábio Moon y Gabriel Bá, ganadores del Premio Eisner, que sigo desde mi lectura de Dos Hermanos (https://www.cronicasliterarias.es/?p=5145) que tan impactado me dejó. Sin embargo, no llega a tierras hispanas ni la mitad de las obras que quisiera de estos dos señores que ya tienen un nombre dentro del mundo del cómic internacional. Y es que estamos ante uno de los cómics más profundos y mejor escritos de todos los que me he podido encontrar en todo este 2022. Uno que impacta. Cliché, lo sé, pero con unos autores que toman cada uno de los grandes momentos del personaje principal para hacerte reflexionar en cosas que aunque ya has pensado en ellas alguna vez, no dejan de ser impactantes para los que pensamos en el porqué estamos aquí en esta vida que nos ha tocado vivir.

Y el final de cada capítulo te deja con el culo torcido.

Daytripper cuenta una historia mágica, misteriosa y conmovedora sobre la vida misma: un viaje inquietantemente lírico que utiliza los momentos de tranquilidad para provocar que te hagas todas «esas» preguntas. Conoceremos a Brás de Oliva Domingos. El hijo de un escritor brasileño de fama mundial que pasa sus días escribiendo los obituarios de otras personas y sus noches soñando en convertirse en un autor de éxito escribiendo el final de las historias de otras personas mientras que la suya apenas ha comenzado. ¿Cómo? El día que comience su viaje se dará cuenta y ese día comienza de verdad a los 21 años cuando conoce a la chica de sus sueños. ¿O fue a los 11 cuando dio su primer beso? ¿Fue más tarde quizás cuando nació su primer hijo? ¿O aquella vez que de verdad sintió que había encontrado su voz como escritor? Cada día en la vida de Brás es como una página de un libro. Cada día revela las personas y las cosas que lo han hecho ser quien es: su madre y su padre, su hijo y su mejor amigo, su primer amor y el amor de su vida. Y como todas las grandes historias, cada día tiene un giro que uno nunca espera. Pero las preguntas son: ¿qué pasaría si pensaras en la vida como una serie de momentos profundos intercalados con relleno? ¿Cómo vivirías tu vida entonces? ¿Buscarías los momentos? ¿O esperarías a que te sucedieran aún sabiendo lo bueno o malo que te va a pasar? La muerte es una parte muy importante de la vida, y tienes que morir, para que sepas que viviste.

Fábio Moon y Gabriel Bá exploran estas ideas en una espectacular y hermosa novela gráfica al completo como es este tomo de Daytripper. Con una narración in tempo muy similar a lo que proponía en Saga, el gran Brian K. Vaughn, una vez más, estamos ante un título súper recomendable de este par de hermanos. Concisa, divertida, conmovedora e historia muy adulta. Y excelente escritura y diseño. Lo tiene todo. Cada relato redescubre las muchas variedades de la vida cotidiana en una teatro sobre vivir al máximo cada instante porque uno puede morir en cualquier momento. ¿Recordáis lo que sentimos al ver los cinco primeros minutos del film UP de Pixar? Pues en ese sentido, ¿vale?

Reseña: 52 Vol.1, de Geoff Johns, Grant Morrison, Greg Rucka y Mark Waid

Sentarse a leer de una atacada todo lo que se pueda de 52 en uno o solo dos días (al final fueron cuatro o cinco), tratar casi toda la serie como un todo, no os equivoquéis al respecto: solo desde el punto de vista de la producción, 52 es una de las series DC más audaces y ambiciosas jamás intentadas. Y casi me resultaría imposible analizar o incluso apreciar este trabajo sin tener en cuenta los procesos creativos y de producción tras ella. Porque lo primero es lo primero, DC logró publicar los 52 números semanales sin demora, y solo por eso merecen una gigantesca ronda de aplausos. Cada semana durante el último año, nosotros, los fans, podíamos contar con el hecho de que la última entrega nos estaría esperando en nuestras tiendas de cómics locales todos los miércoles, y es difícil minimizar el papel que jugó la rapidez de esta serie para ser convertida en una de las más esperadas de DC.

¿Título más vendido? Al menos, en USA, uno de ellos. Con otra serie semanal, creo que es seguro decir que DC inventó una nueva forma de contar historias en cómics en formato serie. Una que los fans, los verdaderos, a los que nos gusta esto de verdad, nos comemos como pipas. Llámenlo reinventar la rueda, innovación ingeniosa o lo que quieran: la disposición de DC para abordar una nueva forma tan atrevida y desafiante fue una bocanada de aire fresco en una industria que ha demostrado una y otra vez que se hunde en la auto-complacencia y se conforma con la seguridad de fórmulas ya probadas.

52 logró un éxito tan increíble, en especial, en una serie donde no hacen ninguna aparición significativa ni Superman, ni Batman, ni Wonder Woman; los personajes más icónicos y reconocibles de la compañía. Y eso es un tremendo logro. Y antes de sumergirme en mi análisis de estos 52 problemas, permítanme decir que seguir este proyecto durante los últimos días así, de forma integral, como lo acaba de traer por estos lares ECC Ediciones, ha sido un viaje increíble. Y claro que hubo algunos parches irregulares donde la historia parecía estancada y los números individuales no se satisfacían por sí solos, pero con cada avance, llegas a una parte donde se alcanza la misma sensación de emoción y anticipación a la que uno sentía en sus años mozos cuando se enfrentaba a una potente saga semi-cósmica.

Lo que comenzó como un intento de llenar el vacío creado por el salto, y después de todos los argumentos “intentados” en las cabeceras principales de DC, explicar algunos de esos cambios masivos en el status-quo rápidamente se convirtió en algo completamente diferente, incluso si el equipo de redacción de 52 no pudo encontrarse a si mismo y tuvieron que abandonar por completo esa declaración de misión cuando les quedó claro que la historia se había transformado en una bestia completamente diferente. Por lo tanto, pequeños detalles como la campaña de Oliver Queen/Green Arrow para con el alcalde y la búsqueda de Bruce Wayne para «encontrarse a sí mismo» casi que no le vinieron muy bien a la serie, ralentizando considerablemente el ritmo de la historia o eje principal. Pero lo admita DC o no, la transformación de Aquaman en un ermitaño submarino barbudo tuvo algo que ver con el alboroto de Black Adam contra los héroes del mundo.

Como escritor que me considero desde casi que tengo uso de razón, sé que una trama de las gordas debe contener una historia principal, un arco narrativo de gran alcance que vincule todo el trabajo, y 52 ciertamente no empezó teniéndola a ojos del público raso. Pero algunos nos dimos cuenta que había algo (siempre algo más) detrás. Lo más parecido a esto fue la historia de Black Adam, que logró unir varias tramas secundarias, pero concluyó en el número #50 y no tuvo absolutamente nada que ver con la conclusión general de la serie. Entonces todo empieza a cambiar. Y teniendo en mano un volumen como el que os reseño hoy, lo veréis rápidamente sin tener que cambiar de serie o esperar más tiempo. El caso es que está disponible este innovador cómic semanal de DC que cuenta la historia de un año entero faltante en el Universo DC. Y lo hace en tiempo real. Los catastróficos acontecimientos de Crisis Infinita que han privado al mundo de Superman, Batman y Wonder Woman, sus principales iconos, y ahora la pregunta es: ¿Quién nos protegerá en sus ausencias?

Geoff Johns, Grant Morrison, Greg Rucka y Mark Waid dándolo todo. Un primer volumen que reúne los primeros veintiséis números de la serie original. Un tomo que incita a más. A querer mucho más.

Reseña: La Mujer del Apartamento, de Minetarō Mochizuki

Minetarō Mochizuki no es un cualquiera. Es un mangaka de los grandes al nivel del maestro Katsuhiro Otomo con una trayectoria de buenos trabajos con obrazas como la multipremiada Dragon Head (1994-1999), Maiwai (2002-2008), Isle of Dogs (2018) o esta misma que hoy os reseño La Mujer del Apartamento (1993). ECC Ediciones ha tenido a bien rescatar esta última entre sus novedades. Y es que a pesar de su enorme trayectoria nipona, son pocos los títulos de Mochizuki que se han traducido al español. Aunque ECC ya trajo su Chiisakobee en varios números e Isla de Perros –dos reediciones que ansío de este autor-, insisto, estamos ante un autor ganador del premio a la excelencia en la 4ª Edición del Premio Cultural Tezuka Osamu y premio en la 21ª Edición del Premio de Manga Kōdansha por su obra Dragon Head. Estamos hablando de uno de los grandes. Y además, hoy tratamos el género de Terror.

Me gusta el manga de Terror y también las leyendas urbanas japonesas con sus muchos fantasmas. Lo que me asusta es saber quién no puede caer ante tal atractivo. La Mujer del Apartamento aguanta enormemente bien como trama de horror hasta el final. Mochizuki sabe cómo crear una atmósfera terrorífica no sólo con la historia, también con el dibujo y su composición. La mujer misteriosa es realmente fea (de hecho, la mayoría de los personajes lo son) y el misterio que la rodea y por qué actúa de este modo es algo que me ha llegado a apasionar. Y, por supuesto, inspirar para escribir algo así por mi cuenta en no mucho tiempo. En resumen, si alguien toca obstinadamente el timbre de tu vecino de al lado, ¡no intervengas! ¡No salgas! ¡No mires… bajo ningún concepto! ¿Y la mirilla? ¡Por Dios! ¿Qué da más miedo que mirar por la mirilla en plena noche a ese lugar tan desolado en la oscuridad como es el descansillo de la planta de un bloque de vecinos? Encontrar una cara ovalada de aspecto espeluznante…, una mujer difusa con impermeable a lo Sé lo que hicisteis el último verano…, el horror…, esperando que, por Dios, no nos haya visto.

¿Por qué sabemos que pueden vernos?

No creo que podáis dormir bien o estar tranquilos solos en casa durante un tiempo tras la lectura de La Mujer del Apartamento. Seguirá molestándote y aparecerá cuando menos lo esperes. Te preguntarás si en el fondo sólo fue una lectura o si dicha maldición ha pasado a ti al estilo The Ring. (Aún no puedo quitármela de la cabeza y para colmo esta reseña me temo que alargará el desapego). Pero, ¿cómo explicar esta venganza? Para no spoilear, mejor no contar ni mu. Porque veis…, ya se me escapó algo.

Una tarde, cuando está tranquilo en casa, Hiroshi escucha un golpe en la puerta de su vecino, aparentemente nadie abre y el tamborileo continúa. Hiroshi se arriesga a mirar en el pasillo para averiguar quién está haciendo ese ruido, una mala idea porque la señora que llama a la puerta de su vecino se fijará en él… A partir de ahora esa mujer llamada Sachiko lo perseguirá obsesivamente. ¿Pero quién es y qué quiere?

Lo que no dejo de preguntarme una y otra vez es porqué demonios Minetarō Mochizuki no escribió más historias de Terror.

Mmm…, esperad, esperad, ¿y si lo ha hecho y no lo sé? ¡A investigar!

Reseña: Murder Falcon, de Daniel Warren Johnson

Del creador de Extremity y otras obras nominadas a los Eisner llega Murder Falcon… Con esto y su heavy-portada el atractivo lo tiene. También saber que este tomaco que recién publica ECC Ediciones recopila los números del #1 al #8 de la serie más el one-shot Those Days que, en realidad, era el número #3 publicado en Skybound X. Pero vamos a contar que es realmente Murder Falcon porque entiendo que muchos comiqueros o la mayoría de vosotros puede que no conozca nada o casi nada de Daniel Warren Johnson.

Y es que en la apertura de este cómic, un Kaiju ataca una ciudad, una furgoneta se apresura a llegar a la escena y un tío de pelo largo y guitarra salta del volante para salvar el día. ¿Qué más cosas pueden darte un subidón así al comienzo de una lectura? No necesitamos armas militares ni vestimentas metaleras, en Murder Falcon, el héroe (cuyo nombre es Jake) comienza a rockear, creando un rayo azul con su riff de guitarra, del cual emerge un hombre-pollo musculoso y sin camisa y, posteriormente, usa un brazo biónico para luchar contra el Kaiju sin olvidarse de emplear kung-fu para someterlo… Todo esto está en las primeras cinco páginas de la propuesta que hace Daniel Warren Johnson, que se podría sentir como una canción de Tenacious D en formato secuencial gráfico. Al igual que The D, el cómic de Johnson abraza alegremente la cultura del heavy metal, amándola tanto y con tanta seriedad que se convierte en una deliciosa parodia autoconsciente de su material original.

Daniel Warren Johnson, el creador, escritor y artista de este cómic se ve que parió en esta serie todo lo que ama. Y eso esplende. Es como alguien que te habla de sus hobbies con todo el afán del mundo, y aunque son cosas que nunca te llamaron la atención, ahora te sientes contagiado. Murder Falcon tiene todo lo que este hombre ama. Hace referencias constantes al heavy metal, camionetas viejas, cerveza, barrotes para reventar cabezas y… algo que no voy a contar. Murder Falcon, un hombre halcón gigante y rudo con un brazo robótico, llega para derrotar al monstruo, pero está impulsado por la guitarra de Jake, lo que lo obliga a abrazar este talento suyo y casi a depender de él siempre que pueda. Murf es un enviado del Heavy que tiene por objetivo destruir todo Mal, pero no puede hacerlo sin que Jake desencadene esa tormenta que desata al tocar. A fin de impedir la conquista de la Tierra, Jake tendrá que lograr que su grupo, Brooticus, vuelva a unirse. No obstante… ¿bastará eso para dar con un riff capaz de sacudir al planeta entero?

Ahora en serio, esto no lo hemos visto antes. En lugar de ser solo una historia de Metal contra el Mal, esta historia tiene carácter y corazón. Johnson escribe la historia para que realmente descubramos quién es Jake antes de que comience a triturar a casi todo lo que se mueve. Y me pasó. Amaba el personaje antes de que empezara lo gordo. Y eso hizo que el resto del argumento fuera más gustoso de leer. La historia te sumergirá en su mundo emocionante y entretenido y disfrutarás cada minuto. Esta es la historia que necesitamos en el mundo ahora mismo. La apertura ya os he dicho que es épica pero en pocas palabras, en realidad, creo que imita a un tema heavy en la misma forma que comienza ya desde el principio con todos los instrumentos a tope… incluido ese grito rompe-cristales.

Murder Falcon es un cómic de acción y, por supuesto, va vestido de camiseta negra con diseños fantásticos incluidos. Y por si esto fuera poco, los detalles. En la página seis, la historia se convierte en algo mucho más profundo. Nos lleva junto al protagonista a tiempos más tranquilos donde encontramos a Jake apagado y abatido, y pronto tendremos la clara sensación de que está de luto y que la depresión por haber perdido a alguien en un suceso trágico está a un paso. No sabemos exactamente qué o quién de principio (las pistas llegarán), pero vemos que casi todos en su vida se ven obligados a detenerse y preguntar cómo está. Una potente dicotomía: rock de cornball de heavy metal versus drama desgarrador.

A veces necesito evitar que mi cerebro me estrese y reducir la velocidad para disfrutar de algunos medios fáciles y divertidos. Hay muchas cosas que no funcionan para mí en esos momentos, como cómics que son demasiado complicados de seguir, libros-ladrillo, series de TV de comienzo denso (que, en realidad, y por experiencia, sé que si cuentan de muchos capítulos resultarán siendo buenas) o películas de acción que, sin embargo, son poco atractivas para mí en ese momento. Murder Falcon es un soplo de aire fresco, increíblemente divertido y absolutamente delicioso.

Reseña: DC Icons. Batman. El Hombre Murciélago, de José Luis García López y VVAA

Los amantes del buen cómic ochentero, el mejor, el mejor de lo mejor, sabrán que están de enhorabuena si se hacen con joyitas recopilatorias de la obra José Luis García López, en este caso, con el orejas picudas en la época dorada de DC. Qué no la Edad de Oro, ¿eh? Con nombre y apellidos muy comunes, pero con un don para el noveno arte nada habitual, el señor García López es y fue un maestro español que triunfó al otro lado del charco en la potente DC de los 70-80. Aun nacido en Pontevedra, pronto emigró a Argentina junto a su familia y a mediados de la década de los setenta se trasladó a nuestra amada Nueva York, donde todavía vive y sigue dibujando cómics y realiza arte promocional, principalmente para DC. Como bien indica ECC Ediciones, por sus talentosas manos han pasado los grandes iconos de la editorial, como Batman, Wonder Woman y el Hombre de Acero. Destacando las historias recopiladas en Grandes Autores de Superman: José Luis García-López- Superman contra el Mundo o Superman y los mejores superhéroes del mundo; dos tomos súper indispensables y de buena calidad como este que os reseño hoy.

Comenzaré diciendo que ya sólo por tener un one-shot como fue El Corazón del Vampiro, número que estuve años buscando para mi colección como amante del género de Terror en todas sus formas… Ya sólo por eso, este tomo era indispensable para mí. Una historia donde Alfred y Bruce están a millas de distancia de la civilización cuando su automóvil se calienta misteriosamente y acuden a pedir ayuda a casa cercana abandonada que tiene todas las ventanas tapiadas. Buscando agua para el radiador (¡Años 80!), en el interior descubren un ataúd y un candil muy antiguo que Bruce rompe accidentalmente. Al separarse para continuar con la búsqueda, son atacados por un vampiro. Gustav Decobra sale del ataúd y ataca a Bruce, quien se pone en modo Batman rápidamente y…

Tenéis que haceros con esta joyita.

Y más, obviamente, bastantes números más en un volumen de casi quinientas páginas que vale su peso en oro. Encontraréis aventuras donde Superman y Batman investigan la muerte de tres mafiosos y cuando se dan cuenta se topan con un complot para asesinar a todos los criminales de la Tierra. Pero no es una trama muy loca, todo lo contrario, molona a mil cuando te enteras que el cerebro criminal de este plan es un viajero del tiempo llamado Robespierre Two, que quiere evitar un futuro catastrófico destruyendo a las peores lacras de la humanidad. Y más. Bruce Wayne y/o Superman siendo testigos de horribles tramas como la de que muchos de los superhéroes de la Tierra están siendo sustituidos por clones. Y… ¿todo indica a qué los culpables es una oculta tribu africana? Giro tras giro. Wonder Woman destruye un misil guiado a Londres. El Dr. Psycho usa su poder mental sobre el sargento Rock, ¡y Rock apunta su arma a la Mujer Maravilla! Un jefe pandillero amante del wrestling entrena a dos luchadores profesionales y los instruye en movimientos capaces de evitar todos los golpes que Batman es capaz de dar después de haberlo estudiado a fondo. Y cómo no, one-shots que eran un disparo al corazón, de fuerza poderosa para el atractivo en kioscos como ¡El verdadero Batman será el siguiente en morir!, donde en una recaudación de fondos de una fiesta de disfraces, un hombre vestido como Batman muere en los brazos de Bruce Wayne; se le quita la capucha y se le identifica como el teniente Bucky Dunlop. Las palabras EL VERDADERO BATMAN SERÁ EL SIGUIENTE EN MORIR ha sido tatuado en su frente. Gordon está allí y ordena a todos los asistentes, incluido Bruce, que se aparten pues sabe algo que nadie sabe y…

Con una grandiosa carrera detrás, José Luis García López es todo un referente en el mundo de los superhéroes. No conocerlo, a poco que ames el pijameo, se puede considerar delito. Se encargó del apartado gráfico de grandes títulos como Jonah Hex, Hercules Unbound y Deadman, entre otras muchas. Desarrolló la serie limitada de ciencia ficción Twilight junto a Howard Chaykin, una maravilla que espero que se recupere pronto en nuestra querida tierra de conejos.

También colaboró en las cabeceras Batman Confidential, Universo DC: Legados, y participó en las antologías Wednesday Comics y Batman: Black and White. Pero más. Bastantes más. Un autor del que te enamoras fácilmente y que marcó el estilo de la Casa DC a finales de los 70 principios de los 80. Y eso no es moco de pavo.

Reseña: Diario Felino de Junji Ito. Yon y Mû

Al igual que con una buena peli de Terror, con cada nuevo título de Junji Ito a disfrutar, uno se sienta en su sofá de lectura favorito expectante a lo que le puedan contar. Entonces… a ver…, ¿un amante de los perros que de repente vive con dos gatos? ¿Qué podría salir mal? ¿Y cómo de guay suena esto si encima el protagonista se llama Junji y se parece tela-telita a nuestro amado y querido autor y tiene toda la pinta de ser una historia autobiográfica?

Un puntazo, ¿no? Junji y su prometida acaban de comprar una casa nueva, pero todo disfrute de la novedad se va al traste cuando ella trae dos gatos a vivir con ellos. Y con uno de los cuales, según todos los informes mostrados, parece estar maldito. Junji aprende rápidamente que los gatos tienen sus propias peculiaridades, algunas bastante lindas y otras… dios de mi vida, no tanto. Empieza el odio-amor o amor-odio, una fase de transformación o de maldición reptante en la que entrar fácilmente y de cuyo poder parecen contar sobradamente estos gatos.

Fue divertidísimo leer esta historia del maestro nipón. Una historia más que se basa en las experiencias reales de Junji Ito, lo que lo hace bastante cómico. Su obra de arte estilo manga de Terror aumenta las ganas que tenía de leer esta historia que diría incluso se la puedes contar como anécdota a un amigo o amiga. Son tramas donde puedes ver claramente que estos temas realmente le sucedieron al autor y entonces empatizas aún más con la situación. Para un amante del género de Terror que también brinda cuando una de esas historias se mezclan con el humor y está bien hecho ese sándwich, estos relatos tienen muchísimo valor a la hora de llevárselo a la cómicteca.

Soy amante de los perros pero siempre tuve curiosidad por tener en casa a uno de estos seres felinos que dicen que viven entre dos mundos casi al cien por cien de sus días. No me dejan en casa (aún) pero todo se andará… no obstante, conozco gente. Y esa gente me cuenta cosas de estos seres, para mí, más tenebrosos que mimosos. Van a lo suyo. Y sé que si has vivido con gatos durante un período de tiempo, rápidamente te das cuenta de que en ciertos momentos tienen comportamientos espeluznantes y que pueden ver cosas que tú no. Y que otros animales como los perros, como mucho, sienten.

Pero no ven.

Me encantó que en esta edición que publica ECC Ediciones se incluyen páginas centrales con imágenes a color reales de los protagonistas Yon y Mû. Siempre es genial ver a personajes en la vida real. Eso me encanta en todos los formatos: films, libros y cómics. Y creo que a todo el mundo gusta. Mi única queja fue la sensación de nerviosismo entre capítulos. Parecen cortados porque sí. ¿Por qué tiene que haber tantos capítulos en una historia tan corta? ¿Estaba impuesto? ¿Fue la historia publicada en pequeñas partes en alguna edición periodística? No conseguí encontrar información sobre esto. Diez historias diferentes, diez entradas de diario diferentes, el flujo constante sin paradas tiene mucho más sentido.

Pero que duda cabe que lo recomiendo mucho a poco que te haya interesado esta reseña. Para los amantes de los gatos indispensable, aunque quizás a partir de aquí dudéis algo más de su comportamiento. Quizás los miréis de otra forma después de la lectura de este diario. Y ya entonces sólo podáis mostrar una buena carcajada… terrorífica.

Reseña: Flash. Porvenir, de Scott Lobdell y Brett Boothe

Una saga empieza se puede leer en este Flash: Porvenir. El guionista Scott Lobdell y el dibujante Brett Booth recogen el testigo de la miniserie Héroes en Crisis para mostrarnos las consecuencias de los gravísimos acontecimientos que provocó la desesperación de un héroe que no se había aclimatado a una vida sin sus seres queridos. Esto lo indica la sinopsis editorial pero es enteramente así. Su nombre es Wally West, y era el hombre vivo más rápido… hasta que se reescribió el Multiverso sin él ni su familia. Aunque Wally regresó e intentó que funcionara, el daño ya estaba hecho pues, después de una terrible tragedia… ¿puede este Flash encontrar la redención en un cosmos por el que ha luchado tan duro para destruirlo?

El Multiverso Oscuro se hace grande. El Dark Multiverse comienza cuando Tempus Fuginaut (o A Tempus Fuginaut, no tengo muy claro su nombre real completo) se horroriza al encontrar una marea de oscuridad que amenaza con romper las realidades dominantes y sumergir a todo el mundo del Universo DC en una oscuridad perpetua. En un acto de desesperación, busca a un ser que pueda detener y reinterpretar esa marea de masa crítica que avanza mientras a nosotros se nos cuenta que Wally West, atrapado en una celda de la prisión de Blackgate, y con sus poderes de súper velocidad debilitados, empieza a sentir como su mente comienza a acelerarse de modo alarmante. Vemos un flashback de su tiempo en Sanctuary, incluido un vínculo con Roy «Arsenal» Harper, quien murió debido a su pérdida de control de sus poderes. Peor aún, sus peores enemigos están en Blackgate encarcelados con él. Lo que lleva a encuentros desagradables cada vez que se encuentran por los diferentes habitáculos de la penitenciaria. Incluyendo los intentos constantes de ser asesinado en su celda. Pero aparece el Fuginaut para darle la oportunidad de su vida. Lo teletransporta, desbloquea sus poderes dormidos y lo arroja al Multiverso aterrizando nada más y nada menos que en Tierra-23.

Como alguien que defendió en su momento Héroes en Crisis (https://www.cronicasliterarias.es/?p=2307); comprendí que era una trama superficial, confusa y complicada. Sí que tenía detallitos a tener muy en cuenta, los mismos que de algún modo se podrían aclarar en este Flash: Porvenir. También hay que tener en cuenta que soy alguien que siente afecto por Wally West por ser el Flash más maltratado de todos los que conozco. Por eso me enfrenté a Porvenir con la mente abierta y disfruté bastante de este tomo de ECC Ediciones que recopila los seis numeritos de Flash Forward más el one-shot Generation Zero: Gods Among Us Special Edition #1 USA (Epílogo) que de algún modo hace referencia al Dark Universe. La primera aparición de Wally es una toma superior, mirando hacia abajo a su habitación, lo que realmente resalta las extremidades alargadas y arácnidas del estilo característico que es marca registrada del dibujo de Booth. Por el contrario, Murmur, que está diseñado para ser largo, delgado y desconcertante, se ve casi exactamente igual que The Flash, e incluso personajes secundarios como Linda Park aparece con el cuello delgado de preadolescente. El dibujo es raruno, sí. Pero la secuencia del Multiverso Oscuro funciona un poco mejor e incluso me moló el diseño del Fuginaut con ese físico extraño de manos y cabeza agrandadas.

¿La historia? Ya os digo que la disfruté. No intenta pasar por alto la tragedia ocurrida en Héroes en Crisis, y aunque la situación de Wally no es la mejor, hay un cambio de paradigma muy logrado que empieza a emerger desde el mismo momento en que aparece en escena Linda Park (un duplicado de la esposa cuya pérdida alimentó su ruptura).

Pero una cosa que quede clara.

Esto no es una historia de redención.

Reseña: Robin y Batman, de Jeff Lemire y Dustin Nguyen

Soy de esos que nunca le gustó el Robin clásico. Pero también el mismo que cada vez que ve una obrita que me puede reconciliar con él, lo intenta. Siempre dije que tiene que haber un autor, un guionista, a las malas únicamente un dibujante, que me satisfaga con las aventuras de lo que se supone un Robin clásico como tal. Las evoluciones del personaje sí que me gustaron la mayoría y hay por ahí aventuras maravillosas sobre ellos que he leído. Y os tengo qué decir que el día ha llegado. El primer cómic que he disfrutado a tope con un Robin clásico como referencia es este que hoy os reseño: Robin y Batman, de Jeff Lemire y Dustin Nguyen. Con sólo cambiar una cosita de la historia primordial, lo que me ha gustado esta mini novela gráfica.

El guionista Jeff Lemire y el dibujante Dustin Nguyen nos traen este conmovedor relato sobre los inicios del primer Chico Maravilla en un volumen que recopila íntegra la miniserie original Robin & Batman. El cómic que recomendaría leer como origen del personaje. A groso modo, Dick Grayson ha venido recientemente a vivir con Bruce Wayne y está entrenando con él. Bruce siente que ese chico tiene demasiado rencor por el asesinato de sus padres (le recuerda a alguien) y no está listo para estar en el campo de batalla luchando contra el crimen con tanto odio dentro. Dick Grayson tiene una vida nueva. Ha presenciado el asesinato de sus padres y, ahora, está a cargo de Bruce Wayne. Pero el millonario no es un hombre normal. Es Batman, el héroe de Gotham City, y Dick está llamado a convertirse en su ayudante en la lucha contra el crimen. El joven Robin va a empezar un viaje repleto de personajes siniestros como Killer Croc, de prodigios como la Liga de la Justicia y de amigos como Alfred Pennyworth o los futuros Jóvenes Titanes. Pese a todo, esencialmente, la historia trata de los sentimientos de Dick y de cómo tiene que adaptarse a su nueva vida con el señor Wayne.

Aunque hay muchas versiones de la historia en las que Dick vive con Bruce Wayne y se entrena para convertirse en Robin, esta es una de las versiones menos convencionales de esa historia. Bruce no es tan amable con Dick como lo han retratado otros autores, los dibujos animados o los tebeos antiguos. Y luego están All-Star Batman y Robin, de Frank Miller que ufff… He leido reseña norteamericanas que se centran especialmente en comparar la versión de Frank Miller con la de Lemire y sacarle bastantes más pros que contras a esta última. Y también entiendo porqué a algunos fans no les gusta esta versión de Bruce Wayne. Pero en mi caso no me importó porque se nos está hablando, sobre todo, del personaje-persona Dick Grayson.

También me gustó que el villano de la historia fuese Killer Croc y que desarrollara un poco su origen en este cómic. Es un ser que está conectado con el pasado de Dick Grayson antes de que se convirtiera en Robin, ya que Killer Croc tiene vínculos con Haly’s Circus (en esta historia, por supuesto). Mola esa relación creada por Lemire. Tiene una motivación interesante.

¿Las ilustraciones? Pues qué os voy a decir del crack Dustin Nguyen. Agradables, excelentes, recrean la acción de forma maravillosa cuando toca y captura muy bien las emociones de Dick Grayson. Me encanta la estética y la paleta de colores usada para la ocasión.

Buena historia, personajes y construcción del mundo. ¿Bruce es demasiado malvado y se siente fuera de lugar? Quizás es que a algunos no les gusta ver la realidad. Imaginen a una persona que ha sufrido en la vida todo lo que ha sufrido Bruce. A ver si va de sonriente y bonachón por la vida.