Reseña: Marvel Limited Edition. Spiderman. Capítulo Uno, de John Byrne

Nadie dice NO a volver a los buenos tiempos, a los buenos cómics y nadie debería evitar a John Byrne en tiempos muy prolongados. Pero lo que tiene delito en mí es que no recordaba que el maestro Byrne hubiera tenido una época con el trepamuros. Que existía y ahora en novedades está en un Marvel Limited Edition un volumen que recopilada la serie de doce números llamada Capítulo Uno donde el consagrado guionista e ilustrador le dio “tratamiento” a nuestro querido vecino Spiderman.

Su visión del personaje.

Así que, como no aprovechar el momento, la publicación de esta genial novedad que se marcan Panini Cómics y SD Distribuciones con su colección de indispensables cómics clásicos los ya tan conocidos Marvel Limited Edition. Es el momento, sin duda, de degustar la miniserie que se llamó Capítulo Uno (Chapter One), del Spiderman, de John Byrne, que se publicó entre 1998 y 1999. Doce entregas, más un número aleatorio #0 -intercalado-, una Renovación de la Telarañas (como bien titula en su articulo inicial Eduardo de Salazar), que nos lleva a los primeros días de Spiderman tal como el maestro decide reescribirlos y los reinventa. Pues la serie esplende y está cien por cien impulsada con inspiración gracias a la mente y pluma de la superestrella de la industria John Byrne, quien proporciona guión y lápices además.

Una publicación que roza los dos miles pero de las pocas series que se podrían ubicar por apariencia y estilo en los benditos años 80. Byrne incluso parece preferir una re-imaginación clásica de una historia icónica del origen de un superhéroe, muy parecido a lo que hizo con el Superman ochentero. Aunque sinceramente con El Hombre de Acero lo hizo bastante mejor. Y eso que Byrne siempre gusta, tiene un nivel muy alto pese a no estar en su top. Es más, Capítulo Uno, en el momento en que se publicó, muchos lo catalogaron y declararon como nuevo «canon» para Spiderman. No obstante, la gente se fue dando cuenta que era una designación hecha un poco a la ligera cuando los poderosos de La Casa de las Ideas se dieron cuenta que era una estupidez cambiar los eventos del Amazing Fantasy #15, al menos, en la forma en que Byrne lo cambia aquí.

Eso si, permitid que aclare que como fan incondicional de todo lo que hace o hizo este señor, honestamente, este MLE hay que tenerlo a poco que seas fan de Spidey. Es diferente. Y al ser uno de los personajes de los que más guiones se publican (Spiderman, Los Vengadores, Batman, Superman…) la palabra “diferente” debería sonaros a “refrescante”. Y apetecible. Cierto es que el medio está lleno de reinicios, de vuelta a los orígenes…, pero al igual que Frank Miller hizo con Daredevil en El Hombre Sin Miedo, Byrne también aporta aquí su ingenio magistral para “retocar” mitología y el resultado neto es cuanto menos digno de leer. Tenéis que quedaros con lo que os dije antes. Hablamos de una serie por la que llegaron a plantearse en un momento dado ponerla como canon.

Eso no es moco de pavo.

Dichos cambios incluyen el momento icónico de la «picadura de araña», que se cambió de «adolescente mordido por una araña radiactiva» a «adolescente es atrapado en una explosión radiactiva y es mordido por araña». Como guinda al pastel, Otto Octavius está presente durante esta explosión y ese es el momento en que adquiere sus superpoderes. Un coctel curioso, ¿no? Pero vincular a Peter y a Otto más estrechamente es una idea con una enorme cantidad de potencial (como lo atestigua la serie Superior Spider-Man), que los dos obtengan sus poderes forjados en el mismo momento exacto ya casi que los une para siempre. Y este es solo uno de los muchos casos en los que Byrne tocará la fibra a los más puristas. ¿Más? Momentos como estos: Anna Watson le da la noticia a Peter sobre la muerte del tío Ben en lugar de un policía al azar, o el Duende Verde es el cerebro tras algunos de los primeros villanos de Spidey. Ideas que en realidad dan la sensación de estar leyendo un What if…?, pero uno de los molones. Aun así, en cuanto a los puristas que no quieren que se les toque nada-nadita-nada, os contaré bajito que hay más momentos sarcásticos que terribles. Por ejemplo, Byrne intenta modernizar el origen haciendo que los estudiantes de secundaria hablen de ir a ver un concierto de los Rolling Stones.

Cosas así.

Digno de ver. Leer. Tener.

Reseña: 100% Marvel HC. Universo Veneno, de Cullen Bunn, Iban Coello y Matt Yackey

Dicen que tienes Veneno en la piel… ¿Soy el único que después de los años sigue haciendo el chistecito? Probablemente. Pero es que cada vez que disfruto o vuelvo a hablar de uno de los recomendables arcos que se están publicando del personaje, casi que termino haciéndome el gracioso. En definitiva, es eso, se están publicando todos y cada uno de los mejores arcos del personaje y yo estoy intentando traer (intentando haceros ver) que es un antihéroe muy disfrutable. Sobre todo, en sus cuatro o cinco arcos argumentales cerrados que están viendo la luz en estos 100% Marvel HC. Donde uno de estas puntas de lanza es Universo Veneno, de Cullen Bunn (autor con experiencia en simbiontes y sucesor de Rick Remender en la serie regular en la que Flash Thompson encarnaba al Agente Veneno), e Iban Coello, uno de los ilustradores de moda en la Casa de las Ideas, paisano nuestro además. que reside en la siempre maravillosa Barcelona.

El Venomverse fue una miniserie de cinco numeritos que se publicó a finales de 2017 y que la crítica USA estuvo partida en dos en sus comentarios. Os dije en una ocasión que yo no seguí a Veneno en sus aventuras independientes nunca pero lo redescubrí, un poco antes de la película, donde movido por la curiosidad me pregunté por qué demonios sabía tan poco de este personaje. Y como supuse que Panini Cómics sacaría lo mejor de él aprovechando el tirón del film -cosa que se jodió en parte por la pandemia, pero que dicha editorial con garbo continuó con su plan de publicación-, se aplaude. Y agradecemos muchos fans coleccionistas de constante búsqueda de cositas inencontrables, que así se haga.

Retomando, Universo Veneno es una trama muy de CF que hay que leer a poco que te guste el personaje. Crea un entorno que engancha, y aunque hayáis estado fuera de los cómics de Marvel “por un tiempo”, como me dijo un compañero de curro el otro día; sí que se puede leer y disfrutar deduciendo que Peter Parker anda cerca… ¿La historia? El villano Jack O’Lantern está sobrevolando Nueva York en busca de Venom hasta que este aparece y le da pal´pelo. Sosteniendo al villano de cabeza en llamas desde un balcón, Venom se sorprende al escucharlo suplicar piedad, sin embargo, le contesta: «Eres un carnicero, Jack… un asesino en serie… un asesino de pura cepa…». Y luego salta sobre su cuerpo y lo destroza (si alguien aún no sabes de lo que es capaz Veneno, esto es una muestra). Atestiguado por unos adolescentes, Veneno les dice que ese tipo obtuvo lo que se merecía y de repente, no se siente bien y su cuerpo se deforma e implosiona. Dejando a los chavales alucinados.

El sentido de la justicia de Veneno (que lo tiene) lo transporta a un universo donde los Venoms, criaturas blancas que consumen un simbionte y a su anfitrión para adquirir sus poderes, matan todo lo que pueden. Nuestro Venom ha sido convocado a este universo por otros héroes de Marvel, junto con simbiontes, para luchar contra estos seres y destruirlos. Con esto y poco más, tenemos lío. Una trama que tiene urgencia en sí misma en un entorno post-apocalíptico. Cuanto más revela la serie sobre los «Venenos», más se me parecían al agobio de la interminable marabunda que nos increpa en el Aliens, de Ridley Scott. Y con un resultado final muy parecido, simplemente rediseñado para adaptarse a un mundo que nadie quiere que exista. Y con una revelación de la mente maestra secreta tras los Venenos que os va a dejar el culo torcido. La guinda a una historia que, sin ese giro de tuerca, no sé si me hubiese gustado tanto.

Pero el arte de Universo Veneno es lo potente. Su atractivo de venta. Iban Coello aporta una calidad dinámica y caricaturesca, una que resulta muy útil cuando Venom intercambia golpes con nuevos enemigos. El movimiento esplende aquí. Un trabajo nítido, a veces, en ángulos extremos que aumentan la intensidad de la batalla. Con la ayuda del colorista Matt Yackey. Pero esto si tengo que decirlo, Universo Veneno es el tipo de historia divertida, sin mucha profundidad, muy en el molde de un cómic Marvel de los 80. Y no sé si eso le puede gustar a la chavalería actual.

Reseña: Marvel Saga. Aniquilación, de Keith Giffen, Andrea Di Vito y Laura Villari

Por fin está disponible el que sería el eje central de la saga Aniquilación. Panini Cómics acaba de colocar en librerías especializadas la miniserie de seis números que cuenta como arco troncal del evento que nos tiene a muchos en vilo. El tema que quema que os he venido contando en Prólogo (https://www.cronicasliterarias.es/?p=3741), Nova/Estela Plateada (https://www.cronicasliterarias.es/?p=4449) y SuperSkrull/Ronan (https://www.cronicasliterarias.es/?p=4573).

Keith Giffen reanuda su sentimiento militar tras este macro-evento y diría que intensifica diez veces más lo vivido. Si los lectores pensaban que Nova y sus batallones no tenían esperanzas de sobrevivir después de la batalla enorme que se acaba de dar, los fans van a tener la sensación de que la guerra terminó antes de que la serie realmente comenzara. Giffen establece una atmósfera oscura, una comida junto al fuego a altas horas de la noche y la calma antes de la tormenta que se confunde con cualquier batalla conocida. Lo clava en ambientación. Pues ha caído un imperio (un comienzo espectacular si empiezas por aquí), dos héroes han muerto e individualmente, Silver Surfer, SuperSkrull, Ronan y Nova ya se han enfrentado a partes iguales contra la devastadora Ola de Aniquilación. Y hasta la fecha no han conseguido ganar ni una de las batallas. Con esa máxima que invitar a unirte a tus enemigos contra un Mal mayor, así como la poca gente que queda con fuerzas para lucha en el Universo, la única opción es no morir en el intento.

Lectores constantes: antes de súper recomendaros (otra vez) esta saga, permítanme ponerlos al día. Annihilus lanzó un medio para atravesar la Zona Negativa y entrar en nuestro universo a través de lo que se llamó originalmente The Crunch. Una fuerza que entra arrasando, erradicando varios mundos Skrull, así como Xandar, como ya sabéis, el hogar de los Nova Corps. Muchos han huido y se han unido para generar una fuerza militar universal con el fin de evitar que la Ola de Aniquilación se abra paso a través de nuestro universo. Pero la historia comienza cuando los lectores se dan cuenta de que Richard Rider (Nova) ha asumido el cargo de comandante de toda esta flota universal, mientras que Peter Quill (que ya no va como Starlord), se ha convertido en el segundo al mando. Otros personajes invitados que parecen querer ayudar son Gamora, Drax y varios ex-Heraldos de Galactus. El objetivo general de este tomo que como dije corresponde a la miniserie de seis números que ejerce como eje troncal de toda la serie, forman el esqueleto de la odisea. Sienta las bases de lo horrible que está el panorama y las circunstancias actuales, además de dejar al lector con un suspense de narices casi con cada número. En pocos guiones he sentido tan de cerca que todo está perdido.

El mejor tomo donde encontrar como Keith Giffen intensifica el tema bélico en la saga. Más que un cómic, en ocasiones, cambiando ciertos detalles, vais a tener la sensación de estar viendo un documental o film de la Segunda Guerra Mundial. Los eventos de cómic actuales normalmente muestran a tus grandes superhéroes luchando contra el enemigo por sí mismos. Sin embargo, Giffen adopta el enfoque de revelar el ataque de la Ola de Aniquilación y magnifica los medios casi imposibles de éxito. Giffen muestra la Ola, el horror y, en última instancia, eleva este evento por la magnitud interminable en lugar de mirar solo un arma individual o cósmica superpoderosa. A decir verdad, un aspecto de la narrativa refrescante y genuinamente más realista. Giffen quiere que los lectores sepan que Annihilus está ganando por masividad. No arrincona a los héroes. A esta Ola no le importa la vida o la muerte. A lo banzai, son de naturaleza suicida. Y que le pregunten al ejercito estadounidense del Pacífico de 1941 si se puede luchar contra eso… Y con una vuelta de tuerca muy chula, una tendencia insecto-usual (creo que entendéis la idea); reproducir, avanzar, conquistar y morir. Un viaje “agradable”.

Súbete ahora que estás a tiempo.

Reseña: 100 % Marvel HC. Longshot, de Ann Nocenti, Arthur Adams While Portacio y VVAA

La joyita rescatada por Panini Cómics para este mes que ya se fue (aunque salió hace unos días) fue, sin duda, el 100% Marvel HC Longshot. La obra con la que despuntó de forma independiente Ann Nocenti. Bueno, independiente, independiente… Un héroe diferente, aunque mutante, el más afortunado del (de los) Universos, como siempre se le anunció. Un chico sin pasado, en mundos paralelos, un tipo amnésico que huye por su vida, ponerse a salvo de varios monstruos. Recuerdo esta miniserie cuando apareció en kioscos. Era otra de esas que coleccionaba un amigo. Pero en aquel momento en el que todo el mundo buscaba coleccionar una serie diferente a los demás -ora por tener algo único, ora con la idea de poder prestarnos entre amigos títulos no repetidos- en aquel momento que tanto hype mutante existía en nuestro país, yo no la leí. No me atraía. Dejemoslo ahí. Pero sabía que era una miniserie que tenía que molar, que tenía ese toque aventura en solitario a lo Han Solo, y sólo por eso algún día leería.

Han pasado más de treinta años.

Longshot en su huida encuentra un portal dimensional y entra. Los demás lo siguen pero, a diferencia de él, quedan atrapados en una especie de limbo intermedio. El joven termina en Nueva York, donde salva la vida de una mujer con su suerte antinatural. Huyendo de la policía, se hace amigo de un “superviviente” llamado Eliot. Al leer en el periódico sobre un secuestro, el joven y Eliot visitan a la madre del niño y el extraño «lee» una nota que dejaron los secuestradores, que lleva a Eliot y Hester a un extraño sitio donde los monstruos que lo habían seguido ahora tienen intención de sacrificar al niño para crear el camino de regreso a su dimensión. Usando su suerte, el extraño salva al niño, aprendiendo en el camino que su suerte depende de la pureza de ciertos motivos. Ahí es donde entra en escena la pequeña criatura que lo ayuda aunque pertenece al mundo de los demonios. Antes de acabar, Eliot bautiza al chico como Longshot. Y el joven se marcha con la criatura, sin estar muy seguro si puede confiar en ella…

Con un inicio espectacular, ¡en la primera grapa!, muy propio de los mejores años comiqueros de la historia, los benditos 80, por supuesto; ya estamos inmersos en el/los universo/s que Nocenti propone. Aunque creo que en realidad fue Bill Anderson quien escribió el primer número. Me informé y se ve que el problema es que se anticipó a un número de Marvel Age, y hubo algunas alteraciones en el diálogo antes de que saliera el Longshot #1. Una serie de donde partió la pandilla de niños mutantes luego denominada como «la Bratpack» en un New Mutants Annual. Incluso he leído que el ilustrador Arthur Adams (que aquí está soberbio) nombró a Neal Adams como una de sus principales influencias para la serie.Y es que sólo os he contado lo que ocurre en el primer número. En una grapa. En un número de seis que son los que comprenden esta primera serie que se creó para dar a conocer al mundo al mutante Longshot. Seis números que obviamente vienen en este 100% Marvel HC que algo más que indispensable para todos aquellos que degustan de miniseries independientes pero muy importantes dentro de la Casa de las Ideas. Un tomo que trae además cantidad de extras como portadas, bocetos y “la Biblia” creada por Ann Nocenti como base para el personaje.

Una maravilla.

Y han tenido que pasar más de treinta años para que flipara con esta lectura. Para que de gracias a Panini Cómics por haberla rescatado. Y es que Longshot se convirtió en un título increíblemente candente muy rápido. Gustó mucho y todo el mundo la recomendaba así como la ponía por las nubes. Quizás eso hizo que muchos nos alejáramos. Fue donde Arthur Adams se convirtió además en ídolo de muchos que aún no le habían prestado atención. De hecho, se prometió una cabecera, una serie ilimitada del personaja pero nunca sucedió. ¿Veis? Esta es otra prueba de que esa sensación que muchos humanos tenemos de huir de las modas es, en la mayoría de los casos, mala para uno/a mismo/a. Como se decía en el film Jóvenes Ocultos (Lost Boys) sobre el arroz: «Millones de chinos no pueden estar equivocados».

Reseña: 100% Marvel HC Los Vengadores. La Visión y la Bruja Escarlata, de Bill Mantlo, Rick Leonardi, Steve Englehart y Don Heck

 Los Vengadores: La Visión y la Bruja Escarlata, tomito que recoge el Giant-Size Avengers #4 USA ,además de la serie mencionada Vision and the Scarlet Witch #1-#4 USA.

En la aventura elegida para abrir el ejemplar, Bruja Escarlata es atrapada y encarcelada por el todopoderoso Dormammu. No sabemos si La Visión podrá hacer algo, pero lo intenta. El sintezoide perteneciente a Los Vengadores viaja a la Dimensión Oscura para salvar a la mujer que ama. Pero, ¿puede La Visión, una creación de la ciencia, luchar contra el místico más poderoso de Marvel? ¿La Visión y Bruja Escarlata contra Umar y el infernal Dormammu? Una aventura curiosa para demostrarnos el amor existente entre estos dos.

Y para ver como llevan su relación, le siguen los cuatro numeritos a los que antes hacía referencia. Comienza la primera serie en solitario de Vizh y Wanda, un cuarteto de historias con una sola dirección que comienza de forma atrapante. Un cuento casi de Terror, en el último día de octubre con un malvado hechicero druida, tres niños en peligro, una aventura donde la magia oscura tiene mucho que decir; que me ha encantado. Sobre todo, porque no conocía nada de nada de esta aventura. No sabía que existían historias así. ¿Así cómo? Pues con estos dos como pareja, a lo suyo, aislados de tanto superhéroe y villanos que se obcecan en acabar con el mundo. Pero ya sabemos que para cierta gente con poderes es dificilísimo alejarse de eso, ¿no?

Habiendo dejado a Los Vengadores, La Visión y la Bruja Escarlata se han mudado a un vecindario residencial tranquilo de Nueva Jersey para -intentar- ser personas normales. Es Halloween y Vision sorprende a un trío de niños que piden Truco o Trato cuando pasa su mano por la bolsa de caramelos… Poco después, Vizh y Wanda entran en casa y sorprendentemente encuentran a Jarvis arreglando el lugar para ellos. Jarvis también les da un libro que el Capitán América encontró y resulta ser un tomo repleto de runas druidas, que invisible, el tomo mágico emite una luz verde que convierte a los tres niños en un trío monstruoso que invaden la casa para llevarse a Wanda. Vision lucha contra ellos pero el más fuerte atraviesa a Vision causándole un dolor insoportable. Samhain, encarnación eterna de Halloween, surge del libro, y ahora libre en el mundo nuevamente, se enfrenta a Wanda y a La Vision. Y así empieza la aventura.

Una serie de la que quiero más, por que sé que hay más. A Panini Cómics ruego para más tomitos de estos que siguen la serie clásica de la pareja. Si la serie de TV dejó hype, ya no os digo este cómic. Es una gozada volver a sentir lo que fuimos con estas historias de magia y superhéroes que en muy pocos cómics Marvel se podían encontrar. Doctor Extraño y poco más. Bill Mantlo en todo su esplendor. Cómics de principios de los 80 que a tantos niños de entonces nos engancharon. Con escenas más románticas de los que uno suele encontrar en un tebeo Marvel de la época. Además: es el especial donde tuvo lugar la boda de la pareja. Por lo que sé, que si has leido hasta aquí, lo vas a pillar.

Y lo sabes.

Reseña: Marvel Limited Edition. Marvel Two-in-One. Mi Amada… ¡Mi Asesina!, de VVAA

Otro puntal de lanza de Panini Cómics es la asociación con SD Distribuciones para publicar cada mes un Marvel Edition Limited, a cual más interesante. Lugar donde obviamente se recuperan grandes joyitas de cómic clásico, tomos que algunos se agotan casi antes de salir. En ellos, de vez en cuando, aparecen los Marvel Two-in-One que tan buenos momentos de lectura nos dieron a algunos en nuestra infancia y aún dan. Una serie regular de cómics que fue publicada por Marvel Cómics entre enero de 1974 y junio de 1983, historias no solo protagonizadas por Ben Grimm/The Thing/La Cosa, sino el lugar donde correr las mejores aventuras que se pueden leer del personaje con diferencia. Mismo lugar donde encontrarlo al rudo pedregoso haciendo equipo con héroes y villanos (a veces, al mismo tiempo) para detener a un enemigo mayor y común.

Mola que se tenga en cuenta el contenido y que se abra este MLE denominado Mi Amada… ¡Mi Asesina! con el Fantastic Four Annual #11, una aventura de las chulas donde Reed Richards, Susan Storm y Namor, así como Johnny Storm, el Capitán América y Bucky batallando con un montón de soldados nazis, laboratorios secretos y enfrentándose al villano (que muy pronto se pondrá de moda, ya veréis) el temible Barón Zemo. Así como los dos primeros Marvel Two-in-One de la historia donde digamos que nace esta idea de poner aventuras aparte de este poderoso superhéroe que dice frases míticas como, ¡He sido el único e inigualable The Thing demasiado tiempo para ahora dejar que un montón de estiércol me robe la gloria! O su maravillosa: ¡Es la hora de las tortas! Como dice un colega marvelita que tengo de toda la vida: «De un huerto donde están Bill Mantlo, Ron Wilson, Roy Thomas, John y Sal Buscema, Marv Wolfman, Jim Starlin y Jim Shooter; no puede salir nada malo».

Marvel Two-In-One: Mi Amada… ¡Mi Asesina!, es un volumen que se disfruta de peh-a-pah, añado, porque además hay que indicar que continua la serie que abre en el MLE que se publicó en agosto, el Marvel Two-in-One: Grita Monstruo. Aquí se continúa desde el original Marvel Two-in-One #20 llegándose hasta el #36 y añadiéndose alguno más de otra serie para completar tramas. Detalles que se agradecen. Un inicio que nos traslada a 1942 cuando una gigantesca nave nazi con forma de esvástica ataca edificios en la ciudad de Nueva York y La Cosa saca pecho para evitar daños a la ciudad más bonita del mundo… Apoteósico número. De los pocos y curiosos números donde disfrutar de The Thing en forma humana y con un curioso traje creado por Reed Richards como exoesqueleto, pese a que Galactus…

Acción y acción. Aventuras que nos ponían el vello de punta cuando las leíamos por primera vez, y creo que esa es la verdadera fuerza y atractivo para comprar/pillar estos Marvel Limited Edition que acaban de ver la luz; ediciones limitadas algunas inencontrables al poco de publicarse. Con Ben Grimm recorriendo mundo; Londres, Cabo Cañaveral, el Triángulo de las Bermudas… e incluso enfrentándose a cosas muy locas como un Tyranosaurus-Rex en un pantano lleno de inmensos brontosaurus. Pero también hacen aparición grandes personajes como Los Invasores, La Legión de la Libertad, Thor, Puño de Hierro, Nick Furia, Spiderwoman, Deathlok o la famosa aventura (muy buscada) en la que Ben Grimm se encontró por primera y única vez con Doc Savage. Una joyita. Además, de aparecer una de las legendarias batallas finales de todos los superhéroes contra el tan de moda, Thanos.

Vais a quedar con ganas de más. Sorprendidos, y melancólicos muchos, como me sentí yo al recordar algunas de estas tramas que el insulso de mi cerebro creía haber olvidado. Mi esperanza es que en que en algún momento en el futuro cercano aparezca otro nuevo MLE que aporte más. Otro nuevo tomo que complete la colección. No es difícil. Insisto, verdaderas joyitas del pijameo que nos encandilaron entonces donde algunos números mantienen muy bien el paso de los años. Y los que no, si te los tomas como el visionado de una peli resultona de serie Z (a lo Sharknado, por ejemplo), los disfrutarás de lo lindo. En definitiva, un Marvel Limited Edition que vale su peso en oro por el contenido clásico incluido que rebosa nostalgia por los cuatro costados.

Reseña: Sam Wilson/Capitán América. Capitán Anti-América, de Nick Spencer, Daniel Acuña, Mark Bagley, Jesús Saiz y VVAA

Este es el cómic que debéis leer si os gustó o, en tiempo real, os está molando la serie de Falcon y el Soldado de Invierno que está emitiendo Disney +. Esta es la serie a la que hace referencia, de algún modo, historias que se disfrutan tras la serie de TV, y sobre todo, post-serie visualizada. Este tochal es el bueno y no otros que he visto comentar por ahí. Por que Sam Wilson: Capitán América parte de la idea que nos dejó a todos con el culo torcido, sobre todo, a los que no leen cómics y vieron en el final de Los Vengadores: Endgame, a un Capitán América viejo, cansado de todo, dejando su puesto libre y escudo a unos sorprendidos Falcon (Sam Wilson) y Bucky. Pero cuando Steve Rogers hace esta declaración, sus ojos están puestos en su viejo socio Falcon para sustituirlo. Y Sam no es Steve. Duda. Y la opinión pública no está de su lado y el destino lo colocará en una de las situaciones más complejas que haya vivido jamás. En especial, todo empieza en el apacible pueblecito de Pleasant Hill donde está a punto de estallar una crisis como ninguna otra…

Así comienza, y esto dice la sinopsis de Sam Wilson: Capitán Anti-América, el tremendo integral de esta miniserie que Panini Cómics acaba de publicar este mes. Que me corrijo a mi mismo, no incluye una miniserie sino dos: Este no es mi Capitán América y Punto Muerto, las dos que comprenden la idea central que marcan la serie como una de las mejores series Marvel que se pueden leer actualmente. Aparte de unos one-shots, por grandes autores, que también aportan su granito de arena al final. Donde encontrar a Sam Wilson como el centinela que promueve la libertad y el orden. Entregado el escudo por el propio Steve Rogers, el ex-Falcon se une a su nuevo socio Nómada para hacer frente a amenazas que incluyen al temible Scarecrow, Batroc y la recién ascendente y nueva H.Y.D.R.A., liderada por el Baron Zemo (villano que en breve se va a poner muy de moda). Pero ponerse en las botas de Steve no es fácil y Sam pronto lo sufrirá en sus propias carnes. Pronto se verá inmerso en problemas con su nuevo compañero así como con S.H.I.E.L.D. Además, los Hijos de la Serpiente, el Doctor Malus, ¡y el nuevo Halcón! Y un grupo en el que se presentan Spiderman y Los Inhumanos; con todo, Sam Wilson intentará encabezar los titulares que siempre dieron vida al poderoso y súper conocido Capi.

Punto Muerto (o Avengers Standoff: Welcome to Pleasant Hill) es quizás el eje central más interesante de este integral. Cuenta algo nuevo, o mejor dicho, una historia que se separa bastante de la serie de TV y aporta una trama de superhéroes ya con Sam como Capitán América completamente independiente (cuando lo leáis me entenderéis). Además de ser refrescante poder sumergirse en un nuevo arco Marvel sin saber casi nada sobre la historia o los personajes involucrados. Y es curioso como Marvel guardó en su día silencio con respecto a los detalles de Assault on Pleasant Hill. Quizás, por que se revelaba argumento posible para un film, o por algo que jamás sabremos. Solo comentaron (en mayo de 2016) que Pleasant Hill se trataba de una ciudad misteriosa cuyos secretos provocarían un conflicto divisivo entre Los Vengadores y S.H.I.E.L.D. Y en Punto Muerto se arroja toda luz posible sobre ello. Ahí lo dejo.

¿El misterio? En la línea de The Prisoner o Twin Peaks.

Sam Wilson debería haber sido el Capitán América por mucho más tiempo del que le dieron. El hecho de que su mandato duró solo lo suficiente para dos grandes obras en solitario (las denominadas Colecciones Completas) es un hecho asombroso tras ver lo bien que funciona.

¿Qué tenemos? Potencial de narración fantástica, magnífico Sam Wilson como Capi, las ilustraciones de varios dibujantes potentes donde destaco a los patrios Daniel Acuña y Jesús Saiz (que será el futuro dibujante de la serie del Capitán América, y no me extraña); un argumento social y político muy a tener en cuenta y todo en un magnífico Marvel Now! Deluxe que nadie debería perderse ahora que está tan de moda el personaje.

Otra perspectiva.

Reseña: Marvel Saga. Aniquilación 3. SuperSkrull / Ronan, de Javier Grillo-Marxuach, Greg Titus, Simon Furman, Jorge Lucas y VVAA

Aquí estoy de nuevo. Con la mejor odisea cósmica en cómic para mí, tras El Guantelete del Infinito. Una vez más, continuo explicándoos que si de verdad os molan los eventos cósmicos donde todos los superhéroes (o un 90%) están implicados, no deberíais dejar pasar esta oportunidad de publicación que está realizando Panini Cómics con Marvel Saga: Aniquilación. A groso modo, las amenazas cósmicas funcionan mejor cuando son inmensas, casi más allá de la comprensión, los héroes cósmicos (muy importante poder volar o tener medios para surcar el espacio) funcionan mejor cuando solo pueden comprender el Mal contra el que están luchando. Y poder atacar o defender cuando es mejor. Pero estoy percibiendo que dentro del contexto más amplio del evento, mi amado Silver Surfer es una mirada poderosa a todo lo que va ocurriendo y lucha como un héroe -casi siempre “forever-alone”-, contra un Mal cada vez más poderoso e incomprensible al que se enfrenta desde muy dentro de su alma. Quiero decir: el siguiente paso a leer, donde perderse y sumergirse tras Aniquilación: Prólogo y Aniquilación: Nova / Estela Plateada (https://www.cronicasliterarias.es/?p=4449) es Aniquilación: SuperSkrull / Ronan, donde obviamente se incluyen ambas miniseries de cuatro números cada una. Un número de ejemplares, en mi opinión, perfecto para contar ni poco ni mucho, de lo que le ocurre a cada personaje, antes de lo gordo.

El SuperSkrull (Kl’rt) no es un personaje nuevo ni mucho menos. Fue creado por Stan Lee y Jack Kirby y apareció por primera vez en el Fantastic Four #18, de 1963. Un personaje que sigue vigente (y dando por saco) desde entonces. Y me gustó mucho la definición que escuché una vez sobre él: «Es el villano que nos gusta odiar». Pero esta vez, ¿de qué lado estará? Otra definición del personaje que me moló se la oí al editor Andy Schmidt que dijo: «El SuperSkrull es casi siempre un villano y lo amamos por ello». Bien, para cuando Annihilus reúne un ejército, al SuperSkrull no le queda otra que hacerse cargo (para defender su imperio) de la Ola de Aniquilación. Sin embargo, quedan cuestiones: ¿Por qué Annihilus termina por abandonar la Zona Negativa y quién tiene lo que hay que tener para unirse a su ejército? Otro punto de vista, otro suceso aledaño, a la tormenta que se viene. Javier Grillo-Marxuach (guionista de la famosa serie de TV, Lost), y el artista Greg Titus son los encargados de trasladarnos a un nuevo viaje cósmico en cuatro números que conducen directamente a la trama central de Aniquilación, que llega en nada. El caos se viene desde todos los ángulos. Y cuando llegue la ola de destrucción, nuestro protagonista intentará por todos los medios que el Imperio Skrull siga en pie.

Difícil. Muy difícil.

Partiendo de las ondas de choque ocurridas en Aniquilación: Prólogo (https://www.cronicasliterarias.es/?p=3741), el juez, jurado y verdugo de los Kree es impulsado a su propia miniserie en Aniquilación: Ronan. Pues cuando es eliminado de su rango de Acusador, Ronan se propone limpiar su nombre. Pero es más fácil decirlo que hacerlo con la Ola de Aniquilación abriéndose paso a través del universo, arrasando. No obstante, cuando el Acusador se presenta, es mejor que el resto de los personajes cósmicos de Marvel estén en guardia porque Ronan no se detendrá ante nada para volver a unirse a las filas de los Kree. Aunque el enjambre de hordas acaba de aparecer a espuertas por que Glorian (el aprendiz exiliado del Modelador de Mundos) crea vida y…, se presenta, nada más y nada menos, que Gamora.

Decir tengo, que el dibujo de esta última miniserie es realmente extraño. Muy no sé… ¿Cómic europeo? ¿Serie animada? Se hace raro. Aunque nada tiene tanto poder como para alejarme de la tremenda tensión de los enormes sucesos que se nos vienen encima. En breve.

Reseña: Morbius. El Vampiro Viviente, de Richard Elson, Joseph Keatinge y VVAA

Leí que Morbius no tenía exactamente un número de seguidores dentro del mundo del cómic. Sobre todo, en solitario. No es el tipo de personaje que esperarías como para ser protagonista de una cabecera. Pero de un tiempo a esta parte se podría haber dicho lo mismo sobre Ojo de Halcón, por ejemplo, y mirad lo que resultó. Pero ni Morbius es tan buen personaje como Ojo de Halcón, ni es tan conocido. Está claro. Pero creedme que en cuanto a características chulas tampoco se queda atrás. Si analizas al vampiro cuenta con una serie de guiones cuanto menos curiosos, una estructura divertida y una caracterización interesante. No es compra obligada, pero si estás buscando una nueva serie donde profundizar, o mejor dicho, un personaje del que conoces poco y quieres saber a dónde lleva; una muy buena opción es Morbius: El Vampiro Viviente, este Marvel Omnibus que Panini Cómics acaba de publicar, uno, de varias aventuras famosas y en ediciones geniales, que la editorial va sacando cada poco ahora que la peli se viene.

Joe Keatinge escribe estos nueve números que comprenden la miniserie El hombre llamado Morbius. Serie que vio la luz en USA en 2012, un argumento que se podría describir con una sola frase: «Un tipo con una horrible enfermedad que intenta encontrar su lugar en el mundo». No es un cuento de vampiros quejumbroso y emotivo. No. Es DOLOR, bien representado en un ser que quién sabe si un día pudieras ser tú o yo. Con un diálogo lleno de fragmentos evocadores, agudo y una narración (¡En un cómic!) aún mejor. Con una escena en particular que me impactó: una escena en la que un hombre le da consejos a Morbius sobre dónde alojarse en Nueva York y… No obstante, en algún lugar dentro del doctor Michael Morbius hay un buen hombre que solo necesita una segunda oportunidad. Mas, ahora, después de escapar de todo, pasa desesperadamente los días, huyendo y desesperado por sofocar sus tendencias vampíricas. Pero, ¿será capaz de resistir el canto de sirena de la dulce y roja sangre o Spider-Man lo meterá directamente a la cárcel? ¿Su redención resultará peor que su pecado? Mientras Morbius intenta mantenerse fuera del radar, surge una nueva amenaza y quieren a Morbius muerto. La cuestión es, si después de incitar a una guerra de pandillas, Morbius podrá proteger a sus nuevos colegas de sus antiguos amigos.

Un tema que me llamó mucho la atención -y perdonadme, de Morbius soy algo más que un novato lector-, fue el primer número que abre la serie, donde Morbius, en sus propias palabras, dice que murió dos veces aunque solo se le ve herido. Hasta el punto que una persona normal estaría muerta, sí, pero herido. Y entonces menciona otra vez que es un hombre muerto y un vampiro muerto a la vez, así que seguramente no existe o… O algo así. No lo entendí muy bien. Por si alguien quiere aclararmelo. En fin, quizás os estoy estropeando el buen concepto del personaje que se deja el leer bastante bien en este tomo. La clave es que tenemos a Michael Morbius, que sufre de una rara enfermedad en la sangre y, ¿qué hace un ser vivo constantemente? Sobrevive. Y mientras intenta curarse a sí mismo, este pobre más vampiro es. Tiene algunas de las desventajas además de la sensibilidad a la luz solar (aunque no se quema) pero la sed de sangre es infernal en su interior.

Lo bueno de esta miniserie es que, a pesar del universo de superhéroes, Morbius no es un héroe y cuando intenta hacer el bien, tiende a empeorar las cosas. Ya os digo que cada vez me gusta más el personaje y que una parte de mí le tenía ganas después de devorar sus aventuras en Vampire Tales, el magnífico Marvel Limited Edition que publicó Panini junto a SD; donde Morbius se enfrentó a un culto demoníaco y había un elemento y ambiente sobrenatural que molaba tela. Sin embargo, al trasladar la historia a lo mundano, a lo actual, esta historia que se marca Keatinge (¿con la ayuda de Dan Slott?) nos lleva a una trama de “fin del mundo” pero centrada en una ciudad pequeña y más entrañable, si cabe. Este enfoque me encantó.

Spiderman, más de una vez, al igual que algunos de los supervillanos más famosos del trepamuros, aparecen dando por saco al prota junto con su sufrimiento. Incluso hay una especie de cameo con el clásico grupo Legión de Monstruos al final. El grupo que le vimos unirse por primera vez para investigar la aparición de un extraño ser llamado Semilla Estelar.

Un cómic que se completa con un arte de mi gusto.