Crónicas Literarias

Reseña: Las 5 Tierras. Volumen 1, de Lewelyn, Jêrome Lereculey y Dimitris Martinos


El poderoso atractivo de una portada muchas veces vale para engancharte a querer saber qué hay detrás. ¿El anzuelo? Hablamos de cómics. Es obvio que el dibujo sea lo primero que nos interese de una obra. Después, está que seas amante del cómic europeo o no, sabiendo a ciencia cierta que todo lo que procede de centro del viejo continente rebosa calidad. ¿Y qué puedo decir de Las 5 Tierras esta nueva serie que publica Yermo Ediciones por volúmenes? Lo mas fácil sería decir que estamos ante otra obra de fantasía medieval llena de giros inesperados que se ha alzado en nada hacia lo más alto de las mejores series francobelgas del momento. Y que su primer volumen ya está aquí. Es lo que tiene el éxito. Y es que en series o mejor dicho argumentos de este tipo, la comparación con Juego de Tronos es inevitable. Y digo yo: como si Canción de Hielo y Fuego hubiese innovado en la Fantasía con el tema central de sucesión al trono y todas las familias o casas dándose de ostias por él. Cuando lo primero a decir es, que ni siquiera eso es un arco argumental fantástico; está en nuestra historia vieja europea desde el medievo. O si alargamos un poco el brazo, desde que el ser humano se separó por clanes que mostraban respeto y obediencia a otro clan superior que los gobernaba a todos. No obstante, el temita atrae. En especial, las intrigas, situaciones, los apuñalamientos por la espalda (literales o no) que se dan las diferentes familias por alcanzar el poder. Ese salseo, bien llevado, nos pone burrísimos a los lectores. Por eso, Las 5 Tierras es otro plato muy disfrutable. Y en formato cómic y con un dibujazo tremendo de Jêrome Lereculey, mi recomendación va a resultar dedundante.

Las 5 Tierras es uno de los pocos cómics que me ha marcado con fuerza, que ha reavivado las brasas que quedaban en mí. Un guión muy “a lo Juego de Tronos«, muy “a lo tragedia griega”. Pero no penséis que no se presenta más complejidad a la historia. Obviamente, una serie coral con cantidad de personajes entre los que es difícil identificar un héroe principal. Pero sí, como suele ocurrir, hay uno (o dos) que ves que van jugar un papel importante con el tiempo, pero no es crítica, al contrario, porque esta complejidad nos permite sumergirnos de lleno en este mundo donde todos defienden sus intereses lo mejor que pueden utilizando la violencia, la mentira, la traición, el amor y/o la amistad.

A lo largo de las páginas de estos dos primeros capítulos (Con todas mis fuerzas y Alguien vivo), entendemos que nadie es realmente blanco, y que todos están tratando de sobrevivir en este mundo despiadado. Debo admitir, sin embargo, que aprecié mucho a la «Sombra del Rey» por su rectitud, inteligencia y ligera insolencia. El joven Hirus también me impresionó con su “previsión” en sus primeras decisiones… Pero es uno de esos personajes del que no te fías, al que nunca le pedirías que te trajera un vaso de agua.

Me ha molado. Me ha molado mucho. El diseño de Jêrome Lereculey es impresionante. Refleja a la perfección los sentimientos de los protagonistas en escenarios espléndidos. No deja que tengas dificultad en reconocer a los diferentes héroes y distinguir claramente las especies animales a las que pertenecen. ¿Cómo logra dar caracteres diferentes a todos estos tigres y hacer que los veas diferentes fuera de su apariencia animal? Lo flipo. Aquí hay una historia coral que me alegró descubrir. Asistimos a la accidentada sucesión del reino de Angleon, intercalada con traiciones, complots, asesinatos e historias de amor.

Seguimos varias tramas paralelas (preveo que bastantes más en posteriores álbumes) que al final se cruzan en un momento o en otro. Destacar como con apenas cuatro datos, ya estamos metidos en un universo y su tradición. Se siente fácilmente que hay un duro pasado que lastra a ciertos personajes y mola ver que el territorio es vasto en todos los sentidos y aunque no se cuenta aún todo lo ocurrido en el archipiélago de Angleon, llegará. En cuanto abrimos el cómic, nos topamos con un portentoso mapa de las enormes cinco tierras. Queda mucho por saber.

Y ya estás enganchado. Molando mucho el hecho de que la historia es apasionante y comprensible a pesar de la cantidad de personajes y tramas simultáneas y que el dibujazo tremendo destacando el nivel de humanismo creado para cada personaje y el corte de cada viñeta que da muy bien el paso de una secuencia a otra. Pero como todas las obras que abarcan tanto, tiene sus puntos débiles. Aunque en mi caso es más dolor de hype que otra cosa. Por ejemplo, al principio, se nos presentan diferentes pueblos que lamentablemente (o por el momento) no vuelves a saber de ellos. Y QUIERO saber más de ellos. También hubiera sido interesante en una obra así, una tabla resumen al principio o al final del volumen aclarando a modo de guía quién es quién, aunque por el momento no hace falta pero que es cosa que gusta a los cortos de memoria. Muy recurrido esto en obras/trilogías de literatura fantástica. No obstante, novedad imprescindible.

Las 5 Tierras es mi cómic-hype del momento.

Categorías

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.