Reseña: 100% Marvel HC Los Vengadores. La Visión y la Bruja Escarlata, de Bill Mantlo, Rick Leonardi, Steve Englehart y Don Heck

 Los Vengadores: La Visión y la Bruja Escarlata, tomito que recoge el Giant-Size Avengers #4 USA ,además de la serie mencionada Vision and the Scarlet Witch #1-#4 USA.

En la aventura elegida para abrir el ejemplar, Bruja Escarlata es atrapada y encarcelada por el todopoderoso Dormammu. No sabemos si La Visión podrá hacer algo, pero lo intenta. El sintezoide perteneciente a Los Vengadores viaja a la Dimensión Oscura para salvar a la mujer que ama. Pero, ¿puede La Visión, una creación de la ciencia, luchar contra el místico más poderoso de Marvel? ¿La Visión y Bruja Escarlata contra Umar y el infernal Dormammu? Una aventura curiosa para demostrarnos el amor existente entre estos dos.

Y para ver como llevan su relación, le siguen los cuatro numeritos a los que antes hacía referencia. Comienza la primera serie en solitario de Vizh y Wanda, un cuarteto de historias con una sola dirección que comienza de forma atrapante. Un cuento casi de Terror, en el último día de octubre con un malvado hechicero druida, tres niños en peligro, una aventura donde la magia oscura tiene mucho que decir; que me ha encantado. Sobre todo, porque no conocía nada de nada de esta aventura. No sabía que existían historias así. ¿Así cómo? Pues con estos dos como pareja, a lo suyo, aislados de tanto superhéroe y villanos que se obcecan en acabar con el mundo. Pero ya sabemos que para cierta gente con poderes es dificilísimo alejarse de eso, ¿no?

Habiendo dejado a Los Vengadores, La Visión y la Bruja Escarlata se han mudado a un vecindario residencial tranquilo de Nueva Jersey para -intentar- ser personas normales. Es Halloween y Vision sorprende a un trío de niños que piden Truco o Trato cuando pasa su mano por la bolsa de caramelos… Poco después, Vizh y Wanda entran en casa y sorprendentemente encuentran a Jarvis arreglando el lugar para ellos. Jarvis también les da un libro que el Capitán América encontró y resulta ser un tomo repleto de runas druidas, que invisible, el tomo mágico emite una luz verde que convierte a los tres niños en un trío monstruoso que invaden la casa para llevarse a Wanda. Vision lucha contra ellos pero el más fuerte atraviesa a Vision causándole un dolor insoportable. Samhain, encarnación eterna de Halloween, surge del libro, y ahora libre en el mundo nuevamente, se enfrenta a Wanda y a La Vision. Y así empieza la aventura.

Una serie de la que quiero más, por que sé que hay más. A Panini Cómics ruego para más tomitos de estos que siguen la serie clásica de la pareja. Si la serie de TV dejó hype, ya no os digo este cómic. Es una gozada volver a sentir lo que fuimos con estas historias de magia y superhéroes que en muy pocos cómics Marvel se podían encontrar. Doctor Extraño y poco más. Bill Mantlo en todo su esplendor. Cómics de principios de los 80 que a tantos niños de entonces nos engancharon. Con escenas más románticas de los que uno suele encontrar en un tebeo Marvel de la época. Además: es el especial donde tuvo lugar la boda de la pareja. Por lo que sé, que si has leido hasta aquí, lo vas a pillar.

Y lo sabes.

Reseña: 100% Marvel HC. Aniquilación. Plaga, de Rosenberg, Abnett, Ramírez, García y VVAA

La tercera entrega de la saga de Aniquilación ya está aquí, en formato recopilatorio, una miniserie que…, o mejor dicho una saga que comprende a varios superhéroes y que se recoge en un solo volumen en tapa dura de la mano de Panini Cómics. Marvel solo dio luz verde a seis one-shots y qué decir más que, hombre, qué vergüenza. ¡Esto da para mucho más! ¡Me acaban de dejar con la miel en los labios! Un coitus-interruptus en toda regla, sobre todo, al saber que no hay más de esta maravilla, más que disfrutar de esta mini-odisea cósmica. Eso si, se necesita algo de equipaje para comprender completamente este 100% Marvel HC Aniquilación: Plaga. Es  fácil. Teniendo algo presente las dos últimas epopeyas de Aniquilación, de Dan Abnett, que prácticamente engendraron la versión moderna del universo cósmico de Marvel, así como no os vendría mal haber leído El Imperativo Thanos (que presentó el Cancerverse) y también Silver Surfer: Black, para que tu cerebro haga click al cien por cien. Tener conciencia de los pasos que siguen Nova y El Vigía. Ya os dejo claro que no es un cómic para principiantes.

Disfruté mucho más de lo que pensaba. No me malinterpretéis, quería disfrutarlo, ya que presentaba algunos de mis personajes favoritos de todos los tiempos, pero esperaba que fuera la habitual y mediocre aventura que se obtiene cuando varios equipos creativos hacen un capítulo cada uno, con historias cruzadas. Con esto en mente, me sorprendió gratamente lo coherente que era todo y como Aniquilación: Plaga en su conjunto, no era uno de esos cómics que se te olvidan diez minutos después de haberlo terminado. Fue muy divertido ver a Los Vengadores escapando del Cancerverse una vez más y siendo liderados por un viejo amigo-enemigo. Y es que todo depende de Nova, Los 4 Fantásticos, Bill Rayos Beta y Estela Plateada (lo siento, Marvel-Disney a mí no me vas a cambiar los nombres que van en mi corazón). Y un montón de héroes intentando detenerlos, donde uno podría no salir bien parado.

Como os decía antes, Aniquilación: Plaga es una miniserie de seis one-shots, cuatro que enfocan diferentes personajes y un Alpha y Omega, que cuentan una historia coherente sobre el regreso del Cancerverse y la amenaza que su nuevo líder representa para la Zona Negativa. Los caminos que enlazan los seis números son sorprendentemente cohesivos, y aunque cada uno de esos one-shots se enfocan obviamente desde la perspectiva de sus respectivos personajes principales, mientras estás inmerso en la historia, percibes que todo apunta a una conclusión impactante. Cada historia se alimenta a su manera de la trama principal que se contaba en la miniserie original de Aniquilación (a groso modo: una épica guerra contra Annihilus donde héroes morirán, villanos y superhéroes formarán imposibles alianzas, imperios caerán y el elemento cósmico del Universo Marvel nunca volverá a ser el mismo).

El arte es un poco confuso, con la mayoría de los talentos de segundo nivel de Marvel en exhibición aquí. Incluidos Junan Ramírez, Manuel García, Paul Davidson, Alberto Albuquerque, Ibraim Roberson y Diego Olortegui. Sin embargo, cinco de los seis números tienen un alto potencial atractivo. Se puede decir que casi todos ellos dan la talla.

Aniquilación dejó un legado al que pocos eventos Marvel actuales pueden acercarse. De hecho, para mí es el único evento cósmico actual a recomendar junto a las Secret Wars (el integral reciente de Marvel Now! es una maravilla: https://www.cronicasliterarias.es/?p=3195). Y aunque Aniquilación: Plaga no es tan bueno como la trama original, es una sucesora valiosa que enorgullece el nombre de la saga. Por eso, al ser Aniquilación un título que evoca sentimientos fuertes, muchos estamos a la espera de una nueva edición de esa joyita que fue y es Aniquilación, la odisea cósmica principal. Merece una edición actualizada, mejor, y si Panini Cómics nos deleita con un mega integral que contenga todas las demás referencias…, sería la leche. Puro Mithril, como decimos por aquí.

Aniquilación: Plaga es casi como una trama alternativa a todo lo que sucedía en su acontecimiento madre. Podría ser fácilmente otro evento épico, de hecho, apuesto a que ese era el plan desde el principio. Pero con la ola constante de eventos épicos de Marvel que se han publicado últimamente, supongo que tenían miedo a que Plaga no funcionara. Así que solo idearon esta vista previa de lo que podría haber sido. Y me enoja (como dirían mis hermanos mexicanos) que eventos tan chulos como los que se inician en Aniquilación: Plaga nunca reciban la atención que merece. Era la oportunidad perfecta para establecer a El Vigía (Sentry) como villano importante. De todos modos, es lo que es y nunca debéis renunciar a leer algo aún sabiendo que se os quedará corto. El placer, aunque sea breve, no deja de ser placer. Y nunca se podrá decir que Aniquilación: Plaga no es divertido de leer, con gráficos potentes y coloridos, un cómic que con que cumplas una experiencia previa, disfrutarás de lo lindo.

Reseña: La Cosa. El Caso de la Corona Serpiente, de Mark Gruenwald, Ralph Macchio George Pérez y VVAA

Así por lo bajini, Panini Cómics ha ido publicando meses atrás, aventuras de La Cosa en solitario, que en mi opinión es como más mola toparse con este tipo rocoso y testarudo. Como más se disfruta de su personalidad. Una serie de tomitos la mar de disfrutables donde ver hacer de las suyas en más de un Marvel Two-In-One con otros superhéroes Marvel. Algunos, de poderosa categoría. En el que os traigo hoy precisamente, con Los Vengadores, Doctor Extraño, Spiderman y Quasar, nos lleva a disfrutar de varias, pero en especial de una mítica aventura de los 70s, como fue El Caso de la Corona Serpiente.

Este 100% Marvel HC contiene en realidad dos arcos argumentales. El que comprende desde el Marvel Two-in-One #61 al #63, y un par de númeritos sueltos más para un ratejo de cinco o diez minutos que tengáis libre. Buen contenido que aporta buenos ratos y disfrutables sentadas de sofá. En la primera aventura, nos topamos con la noticia y extracción, de una extraña vaina o cocoon enorme, encontrado en el East River. Un capullo que parece ser el Enclave creado tiempo atrás por Adam Warlock. Pero esta vez, es una mujer la que emerge, y se dirige en forma de flecha contra Alicia Masters, teniendo que intervenir La Cosa, por supuesto. Pero esa “emergida” es tan poderosa que La Cosa apenas ve por donde le vienen las tortas. La susodicha es Paragon, la segunda criatura que creó el Enclave. Ella ha evolucionado para convertirse en la compañera de Adam Warlock… Starhawk aparece para ayudar a La Cosa, pero ese ser (bello y rubio) es tan poderoso que es muy dificil que no consiga lo que desea. ¿Y qué quiere?

Sucesos e intrigas cósmicas que han llegado a la Tierra con un fin. Una especie de historia extraña, interesante, donde mola la idea de seres extraterrestres que roban planetas. Como muchas de las historias de Gruenwald, lo reunido en estos tres Marvel Two-in-One, trata de dar sentido a ramales argumentativos que surgieron en las gloriosas Secret Wars. Eventos que quedaron sin resolver. Como curiosidad, debéis saber que en otros cómics, Paragon puede aparecer como Ella, y también aquí hacen su primera aparición en el Universo Marvel, los Beyonders. Una raza misteriosa de seres omnipotentes de otra dimensión, para quienes el Multiverso es simplemente una placa de Petri para realizar experimentos. Una raza que casi cuarenta años después tendrían un papel importante en Los Vengadores, de Hickman.

La historia que da nombre al tomo, El Caso de la Corona Serpiente (Marvel Two-In-One #64-#67), es otra cosa. Aunque con los grandes: Mark Gruenwald, Ralph Macchio, Steven Grant y George Pérez…, dándolo todo. Y es que la carrera de Gruenwald y Ralph Macchio en los Marvel Two-In-One, pueden ser de las obras más olvidadas pese a su calidad. Ellos realmente entendieron la caracterización de ciertos personajes, y con eso quiero decir que se sumergían tanto en la personalidad de La Cosa, que de verdad funcionaba. Muchos fans confunden la caracterización, con páginas interminables de conversación durante un desayuno donde un personaje abre su corazón. No. Son aventuras en las que se ve de qué pie cojea cada uno, cómo un personaje actúa con cerebro o con su propia alma en mano, cuando se tuercen las cosas. Cuando «la cosa» se pone fea…, nunca mejor dicho.

El Caso de la Corona Serpiente es una de las aventuras más excitantes que se escribieron en los 70. La Corona Serpiente era un antiguo artilugio, místico, muy apreciado por una variedad de villanos en Marvel durante dicha década. Posee la capacidad de conectar universos alternativos e incluso que el usuario controle a ciertas personas. Causó problemas considerables a Los Vengadores, donde tras una enorme batalla cayó finalmente al fondo del mar. Aquí la estrella invitada es la Bruja Escarlata. La trama está organizada y converge en el Proyecto Pegasus, donde la influencia maligna del amuleto hace estragos. Con Bruja Escarlata, Doctor Extraño, Quasar y Spider-Man alrededor, ¿qué guión no es estimulante y divertido?

Argumentos poderosos que aguantan bien el paso del tiempo. Nostalgia a flor de piel.

Reseña: 100% Marvel HC. Veneno. El Hambre/Fauces y Garras, de Kaminski, Hama, Halsted y St. Pierre

Otro buen tomito con el que disfrutar viendo a esta aberración alienígena. Veneno: El Hambre / Fauces y Garras es el 100% Marvel HC que recientemente se ha publicado para todos aquellos que nos hemos enamorado de sus historias o arcos argumentales. Así, recopiladas de dos en dos y en tapa dura, gracias a la constancia de Panini Cómics con este antihéroe. Y con el aliciente que muchos esperábamos volver a leer: ¡Veneno contra Lobezno!

El Hambre (The Hunger) es la primera miniserie de cuatro números que trae el volumen, donde el simbionte (o El Otro, como se le conoce aquí) tiene necesidad de «cerebrear» y abandona a Brock cuando ya no puede soportar esta adicción. Una idea muy chula pues el simbionte, cada vez que deja a su anfitrión, quiere o termina uniéndose con alguien o algo más. Hubo muchas oportunidades para que esto sucediera a lo largo de sus otras historias, pero esta vez el guionista toma el camino correcto y deja que el simbionte piense por sí mismo: ¡Felicitaciones Len Kaminski! Brock realmente es un buen tipo. Esto es probablemente donde mucha gente pierde interés en las aventuras de Veneno, y no lo entiendo. ¿Por qué Brock tiene que ser un tipo malvado? Venom debido a la idea de “comer cerebros” va saltando por ahí y Brock, desde el principio, resistiéndose para encontrar una cura. Pero, “gracias a Mac”, eventualmente terminamos de nuevo con un monstruo simbionte que arranca brazos y come cerebros como quién degusta un helado. ¿Y el simbionte cayendo en brazos de Brock y abrazándolo como a un cachorro?

¡Momentazo!

Una sólida historia de relación entre el simbionte y Eddie. Pero la cuestión es: ¿El simbionte puede morir por comer cerebros? Si el traje no engulle la materia gris, ¿morderá todo lo demás? ¿Se convertirá en un caníbal enloquecido?

Fauces y Garras (Tooth and Claws) son tres numeritos de una historia que es pura acción. Veneno y Lobezno, Venom y Wolverine, dos potencias letales, lanzados a una aventura interdimensional involuntaria de esas con trasfondo Alien (la peli) pero con estilo tergiversado. ¡En el espacio seguirás escuchando gritos! Pero antes, Criamalvas absorbe a Veneno para acercarse a Logan, pero su plan le sale mal y todo acaba en una refriega en la que Logan y Veneno quieren cazarle. Aunque de vez en cuando se enfrentan y la nave del Fago anda de por medio con individuos que tienen mucho que ver e interesados en que todo esto suceda.

Una aventura tan oscura como onírica, que consigue engancharte hasta el final para saber qué extraña subtrama esconde.

Un volumen este Veneno: El Hambre / Fauces y Garras, contenedor de dos miniseries muy de coleccionista. Interesantes, diferentes y tétricas en muchos momentos. El rintintín, el sarcasmo y el rentoy entre Lobezno y Veneno ha sido lo más entretenido de leer en mucho tiempo. Además, ambas historias parecen estar editadas en consonancia. Primero, la más contemplativa y en segundo lugar: acción, puños, arañazos y golpes tremendos que echarían a dormir a un elefante.

Veneno, como todo villano me es atractivo. ¿Por? Especialmente, porque a muy pocos de Marvel se le puede ver la maldad, la verdadera maldad, con la que un villano así actuaría. Creo que esto debe ser una cláusula en el contrato a la hora de escribir a Venom en la Casa de las Ideas, por que todo guionista lo tiene en cuenta. Pero sin duda mi débil excusa para continuar leyendo sus mejores historias, sus mejores arcos argumentales es que Panini Cómics está sacando todo-todito-todo del personaje y de forma genialmente recopilada. He vuelto a disfrutar con Eddie Brock y sus maldades. En ambos guiones, a cual más diferente, actualmente, muy orgulloso de ver estas ediciones en mi colección.

Reseña: 100% Marvel HC. Viuda Negra. Las Cosas que Dicen de Ella, de Richard K. Morgan, Bill Sienkiewicz y Sean Phillips

En esa eterna espera que tenemos muchos del film en solitario de Viuda Negra, algunos nos contentamos con esta serie de tomos-joyita que Panini Cómics está publicando. Esos que pretendían ser publicados al compás del estreno en cines, otra cosa más que el maldito virus nos ha quitado. En fin, entiendo muy bien que los planteamientos editoriales sigan su curso, pues al menos eso tenemos muchos para deleitarnos de lo mejor de lo mejor de cada personaje.

Las Cosas que Dicen de Ella fue el regreso a los cómics de Richard K. Morgan para una nueva miniserie de Viuda Negra. Una idea, una aventura, con bastantes cosas que comparar y contrastar con sus anteriores propuestas. Tiene un inicio que encaja directamente con la primera serie creada por el autor, y respecto al argumento, algunos pueden estar un poco confundidos sobre porqué el violador lisiado de la serie anterior quiere venganza. Otros, experimentamos poca confusión y tocamos el violín mientras nos deleitamos con los sucesos que se van dando… Pues Morgan pone en movimiento la idea de que las acciones de Black Widow en su anterior aventura, trajo consecuencias. Y si bien nadie en un sentido puramente escapista puede realmente culparla de sus actos, cada una de las contingencias parece presagiar un apocalípsis masivo en la vida de Viuda Negra. Y si todo esto lo consigues relacionar de algún modo con su desaparición en la MCU (Marvel Cinematic Universe), pues que todo cobra mucho sentido, friend.

Viuda Negra: Las Cosas que Dicen de Ella incorpora la política del mundo real y su entorno, a ese tipo de comic de género negro con espías que tan de moda pusiera Ed Brubaker en su día. Viuda Negra marcha de Miami a Cuba, y aquí se nos informa sobre la propagación desenfrenada del SIDA en la nación isleña y lo que los superhéroes pretenden hacer al respecto. Pero los planes de Ylena y Natasha aportan una mirada más realista y original sobre el crimen organizado e insinúan amablemente quién es ese tipo que se vuelve a mostrar como archienemigo. El apoyo de Nick Furia a la Viuda le «gana» una visita a la Casa Blanca, donde su opuesto más bizarro está a cargo de la Contratación Corporativa en nombre de un monstruo del conglomerado político Bush/Cheney. No obstante, como siempre, la actitud de Furia parece contrastar con sus acciones, así que todo es cuestión de apostar si terminará ayudando a Natasha o no.

La portada de este tomo recientemente publicado que recopila los seis números de la miniserie descrita, sugiere que Daredevil jugará un papel importante en el tema. Pero…, bueno…, mejor eso no lo cuento. Lo que sí diré es que, especialmente, Nick Furia e Ylena sufrirán de lo lindo en esta misión y con bastantes consecuencias. Aunque muchos se quejaron de que Furia fue poco heroico en la última serie, y que siempre usa Natasha para beneficiar su agenda; en general, yo sí que puedo sentir sus apariciones muy positivas, y casi definitivas, a veces. Ccada vez que asoma esa cabecita con parche… Además, lo imagino siempre, trabajando entre bastidores. ¿Hay que recordar que Nick Furia es astuto pero que por encima de todo sigue siendo la cabeza visible de SHIELD?

Viuda Negra: Las Cosas que Dicen de Ella ofrece una buena intriga y revela profundos fundamentos filosóficos de sus acciones, pero en gran parte, como sugiere el título, el tema gira en torno a Natasha Romanov y lo que la reconcome por dentro. Algo que no necesariamente se ve pero que si te fijas bien, detectas que es una persona que vive en el ojo de una vorágine. Un tomo genial, que se devora en nada, donde además te topas con la leyenda del cómic Bill Sienkiewicz uniéndose al gran Sean Phillips, ganador del premio Eisner, para un dibujo magnífico, que son lienzos en formato viñeta.

No me atrevería a decir que es una continuación de Hogar, Dulce Hogar, pero si tienes esa obra reciente en la cabeza, entenderás muchas pero que muchas cositas. Y, por supuesto, indispensable para ti esta historia, si te mola Viuda Negra.

Reseña: 100% Marvel HC. Veneno. Y Entonces Llegó una Araña/La Presa, de Hama, St. Pierre, Zircher, Rouleau y Calafiore

El otro día os lo comentaba respecto a Panini Cómics y su constante trabajo de traernos todas las obras de un personaje en el mejor formato actual. Lo decía sobre Viuda Negra pero es que con Veneno llevan largo tiempo haciéndolo, y desde que viera la luz su film, tiempo después siguen llegando las mejores sagas de este maligno ente alienígena. ¿Pero que yo encantado, eh? Que muy obvio es que me he aficionado a este ser y ver la maldad que acapara y de lo que es capaz. Por que es Veneno contra Spider-Man una vez más, sí… ¿Pero qué Spider-Man si el que conocemos está de vacaciones? ¿Acaso os suena un tal Ben Reilly?

Veneno: Y Entonces Llegó una Araña es la primera de dos sagas que comprende este genial 100% Marvel HC. Donde de primeras nos topamos con lo que más mola, Spider-Man contra Venom dándose leña mutuamente. Y como dice la sinopsis, como si fuera la primera vez, ya que Parker no está y le sustiuye un tal Ben Reilly, a quién tenemos como un web-slinger muy diferente. Mas, como Venom sigue siendo buscado y la ex-esposa de Eddie Brock, Anne Weying, está de por medio, renace una rivalidad mortal. Una lucha, una serie de escaramuzas que se convertirán en una guerra de locura y de enorme calibre.

La segunda miniserie que incluye el tomo es La Presa. Tres numeritos que vieron la luz en 1996 pero que gozan de una tremenda acción. Además, hacía mucho que los fans esperábamos poder tenerla reeditada, por lo que se agradece su inclusión aquí. Pues después de la invasión en El Planeta de los Simbiontes, un alienígena devorador de simbiontes conocido como Xenófago (-fago: que come…) llega a la Tierra para cazar a los seres restantes que quedaron atrás. Y por una cosa o por otra, Veneno termina siendo culpado de los brutales asesinatos de Xenófago, y no solo termina siendo perseguido por la policía sino también por este devora-alienígenas. Lo obvio se hace evidente, y el terror se acerca un poco más. ¡El cerebro de Eddie corre peligro de ser devorado! Dos perseguidores para un Venom que intentará sobrevivir a estos dos perseguidores implacables, pues aquí la policía también se las trae. Con una persecución a través del metro maravillosa, maravillosa, maravillosa.

Lo mío con Venom siempre fue un interés semi-amoroso. Como todo villano me es atractivo, pero Veneno tiene eso que muy pocos malos-malutos de Marvel tienen; se presenta con la maldad de la mano y la aplica al segundo. Pocas veces da lugar a conversaciones banales, y eso mola. Si traes muerte, ¿por qué esperar y hablar sobre ella? Pero sin duda mi débil excusa para continuar leyendo sus mejores historias, sus mejores arcos argumentales es que Panini Cómics está editando lo mejor del personaje y a saber cuando volverá a estar todo esto disponible otra vez. Desde el tremendo arte de Ron Lim hasta muchos otros que se atrevieron con el personaje y no lo hicieron nada mal. Obras como Matanza Desencadenado, Redención, Noches de Venganza, Protector Letal, Guerra de Simbiontes…, todas ellas ya disponibles y muchas, dos por el precio de una.

Ya no me sorprende nada estar pasándomelo tan bien con este villano. Y tenerlo todo-todito-todo de él en mi cómicteca es todo un gozo.

En vosotros está poneros o no, con el mejor cómic de aventuras.

Reseña: 100% Marvel HC. Viuda Negra. Hogar, Dulce Hogar, de Richard K. Morgan, Bill Sienkiewicz y Goran Parlov

A estas alturas de año y si no hubiéramos pasado lo que hemos pasado (que sigue pasando), ya hubiéramos podido disfrutar del estreno del film de Viuda Negra en solitario. Pero sigue esperando para estrenarse con todos los lujos. Y como suele ocurrir, Panini Cómics, nuestra editorial Marvel, ya nos tenía preparados toda una serie de títulos sobre la espía rusa para poder disfrutar de lo mejor que se ha escrito y dibujado sobre ella. Es por eso que nos parece genial que Panini haya decidido seguir adelante con su ritmo de publicación, por que sinceramente, esa vuelta a la normalidad, quizás ya nunca vuelva a ser tan normal… Valga la redundancia. En definitiva, que como hemos venido a este mundo a disfrutar, pues seguimos adelante. ¿Y cómo? Pues leyendo, evadiéndonos y recomendando lo mejor que pasa por nuestras manos/ojos/mente. Y uno de esos tesoritos es Viuda Negra: Hogar, Dulce Hogar. Seis numeritos que se marcó Rickard K. Morgan junto a Bill Sienkiewicz y el siempre recomendable Goran Parlov. Miniserie que se publicó dentro de la marca Marvel Knights y que, groso modo, explora el pasado de Nathasha.

El aclamado novelista de Ciencia Ficción, Richard K. Morgan (Altered Carbon, Broken Angels) y la leyenda Bill Sienkiewicz (Elektra: Asesina, Los Nuevos Mutantes, Stray Toasters) nos adentran en esos viejos fantasmas, pero también nuevas revelaciones de la Viuda Negra original (Natasha Romanov) en este guión duro, digno de novela negra. La agente de infiltración más mortífera del Universo Marvel finalmente salió del juego de espías, y no está pidiendo mucho, solo una vida normal en la abstracción. Pero un intento de asesinato repentino proporciona una dura prueba de realidad, y la ex-agente soviética decide rastrear lo que parece ser una serie de asesinatos internacionales que la llevarán de nuevo a la tierra que la vio nacer. Por que, no importa lo que hagas, el pasado siempre termina por alcanzarte. Y con la ayuda de un agente retirado de S.H.I.E.L.D. que investiga el asesinato de una mujer y hace un descubrimiento sorprendente, Natasha se pone en marcha.

Un tomo único que recopila esta miniserie súper thriller que se ubica dentro de los 100% Marvel HC. Nuevas revelaciones acerca del origen de Viuda Negra, la más mortal agente secreta del Universo Marvel que aunque se creía fuera del negocio del espionaje, y lo único que deseaba era llevar una vida normal, volver su Rusia natal, a ese lugar que ya apenas reconoce; la cambiará de por vida. Si bien es un tema relajado, Viuda Negra: Hogar, Dulce Hogar es un tomo que vale su tiempo y precio, por la intriga que implica. Esta obra se ubicaría justo va tras ese momento al que Natasha sobrevive después del evento de El Guantelete del Infinito, donde varias de «sus hermanas» son aniquiladas. Es entonces cuando Natasha descubre secretos que fueron bloqueados en su mente, recuerdos que era mejor no ser recordados.

Richard K. Morgan no es ese raro escritor que prueba con los cómics a ver qué sale. Morgan es lo suficientemente inteligente como para mantenerse dentro de los límites establecidos y trabaja “dentro de las leyes” de la Viuda Negra. Por eso los que se atrevan con esta obra encontrarán una lectura desafiante y gratificante. Lo mejor de todo es que las sugerencias de Morgan explican bastante bien ciertas cosas y aunque apenas conozcas al personaje, te enterarás de mucho. Especialmente, cómo la Viuda Negra siempre pudo seguir el ritmo de héroes como el Capitán América y Spider-Man.

Además, es un autor que saber que Marvel tiene muchos antihéroes, pero que Natasha Romanov, en realidad, nunca fue uno de ellos. Cómic muy recomendable.

Reseña: 100% Marvel HC. Rondador Nocturno, de Dave Cockrum

Llamadme raro pero para mí, uno de los personajes más atractivos que han terminado por componer el universo Marvel siempre ha sido Rondador Nocturno. Con un par de sencillas reglas, y en una noche de inspiración de Dave Cockrum, se creó un personaje carismático, gracioso y original. Pícaro con el tiempo y con un poder aparentemente sencillo pero súper poderoso. Lo cuenta muy bien el editor Marvel Julián M. Clemente en una pequeña introducción al principio de este 100% Marvel HC Rondador Nocturno que recién publica Panini Cómics. Una buenísima recopilación de sus aventuras en solitario, una buenísima aportación a ese vacío que teníamos muchos en el corazón por la falta de obras donde aparece este magnífico personaje.

Como mutante, Kurt Wagner tiene la capacidad de teleportarse hasta una distancia máxima de unos tres kilómetros, además de una agilidad sobrehumana y diversas mutaciones en su aspecto físico como dientes ligeramente desarrollados, piel de color azul, tres dedos de gran tamaño en las manos, cola plenamente funcional acabada en un apéndice triangular en punta de flecha, ojos amarillos de demonio… En sus apariciones es representado como un personaje miedoso pero práctico, bromista, respetuoso y aficionado a los libros y películas de capa y espada. Un personaje que con cada historia aporta matices. Un ejemplo es que pese a ser perseguido por gente asustada que lo tilda de maligno y diablo por su aspecto, Kurt Wagner es católico. Y algunas cosas más que llegaron con el tiempo sobre su origen son: que resulta ser hijo biológico de Mystique y del demonio Azazel, y en su pueblo, Mystique fue perseguida y tuvo que lanzar al niño al río para salvarlo. Del que fue recogido por unos gitanos y pasó a formar parte de un circo ambulante. Tiempo después, la famosa escena del profesor Charles Xavier salvándolo de una turba enfurecida, para reclutarlo en la nueva Patrulla-X…

100% Marvel HC Rondador Nocturno, de Dave Cockrum, recoge las aventuras independientes (o con más protagonismo) donde aparece el personaje. Un viaje a otra dimensión (Enseñame el Camino a Casa…) donde junto a otros X-Men, es arrastrado a un antiguo reino de mujeres que quieren adorarlo como Dios o Rey, aunque el Desvanecedor hará de las suyas… Una oda a las historias de Fantasía veréis en El Cuento de Hadas de Kitty. Y como colofón la muy esperada por mí,, miniserie de cuatro numeritos de Rondador Nocturno, que se publicó en los gloriosos años 1985 y 1986, y donde el artista de circo Kurt todavía alberga sueños de aventuras épicas. Sueños que se hacen realidad cuando intenta rescatar al dragón de Kitty Pryde, y es enviado a una dimensión de piratas voladores, brujería y mucho saqueo.

Rondador Nocturno curiosamente tuvo sus inicios para la Legión de Superhéroes que ahora navega en costas de DC Cómics. Sin embargo, editores con poca visión de futuro de entonces lo desecharon “por gracioso” (¡Dios!). Nightcrawler fue entonces esa espinita que Cockrum siempre llevó dentro hasta que surgió la oportunidad de dibujar en Marvel junto al maestro Len Wein, un señor más abierto de miras, que mostró interés por los bocetos guardados en el cajón de Dave Cockrum. Se ponía en marcha así, aquel legendario casting de superhéroes para la nueva Patrulla-X. Y surgió la oportunidad de introducir a Rondador Nocturno junto a Tormenta, además de unos creados en conjunto Ave de Trueno y Coloso.

¿Resultado? Brillante. Por que fuera de que aquella Patrulla-X fuera la más exitosa creada con el brillante aporte de Chris Claremont, por supuesto, una buena parte de nosotros tuvo la oportunidad de conocer y empezar a amar a un personaje considerado a día de hoy casi de culto.

Sólo le veo una cosa mala en su haber: a día de hoy, nadie (y digo nadie) ha sabido caracterizarlo bien para la gran pantalla. Un personaje tan singular, de esos pocos que parecen nacidos para ser representados solo en su formato original. No le hace bien salirse de la viñeta. Y me da que es imposible.

Reseña: 100% Marvel HC. Lobezno. El Fin, de Paul Jenkins y Claudio Castellini

Una de las pocas historias Marvel centrada en los últimos días de sus personajes es Lobezno: El Fin. Una miniserie de seis números que recopila en un 100% Marvel HC, Panini Cómics. Y que vio la luz la semana pasada en librerías. Esta vez parece que sí, el final de Lobezno ha llegado. O al menos parece que su inmortalidad regenerativa le empieza a pasar factura… Y es que Lobezno: El Fine se publicó en USA a lo largo de todo el año 2004 y es esencialmente una plataforma para escribir el final de un personaje popular, por no decir el que más tras Spidey en la Casa de las Ideas. Donde además se consigue un clímax que, como lectores, nunca veríamos normalmente, gracias a la inmortalidad y la atemporalidad (y no olvidemos el valor comercial) de lo que podemos encontrar normalmente en un cómic de superhéroes. Un mundo futuro, distópico, si queréis, que les da a los creadores una licencia artística, libre de cualquier carga sobre la continuidad. Es por eso que mola pues, ¿qué mejor autor para hacer esto que Paul Jenkins, escritor de la popular serie del Garras llamada Origen? Esa que definía los primeros capítulos de la vida de Wolverine, y aunque algunos de los toques agregados aquí a Lobezno son predecibles: una melena de canas, un marco ligeramente marchito y la sensación de que sus reflejos y habilidades físicas se están ralentizando; no obstante, ver a Lobezno en esta faceta, ver que por fin, de verdad, está envejeciendo, mola. Por que además Jenkins mete otros añadidos (esperados pero necesarios), como son la naturaleza solitaria de Lobezno escondiéndose en el bosque como un ermitaño, su paranoia y frustración por que aún se le niega el conocimiento de su pasado. Sazonada con la siempre moralidad rondadora de Dientes de Sable en sus últimos años de su vida, que no dejan de ser enfoques interesantes y que aportan cierta frescura familiar.

El arte de Claudio Castellini aporta cierta modernidad. Los que me conocéis, sabéis que soy muy de dibujantes clásicos, de formato y viñetas de antaño en lo que se refiere al mundo Marvel. Así que cuando a un abuelete como yo le toca definir a un ilustrador que llega a trabajar en obras posteriores a los dos-miles, sólo desea que sea lo suficientemente sólido, y que al menos consiga capturar la atmósfera de lo que se cuenta. Siendo consciente que Castellini no es nuevo en esto, por supuesto, y que fui gran seguidor de él en su día con su Nathan Never. Pero sabiéndolo de antemano, sí que le pedía que en este caso Lobezno: El Fin, recordara de algún modo a lo visto en Origen, por que ambas obras están muy relacionadas. Bien, pues tengo que decir que Castellini lo consigue. Algunos disparos en la caza de ciervos o ese doloroso ¡Snikt!, de tener que empujar físicamente sus garras hacia atrás… Un buen toque, o doloroso guiño añadido muy aquel momento doloroso para todos con Spiderman en el puente…

Con una premisa básica en la que se dice que los mejores momentos de Logan quedaron atrás, y en la que ahora sufre por haber visto como sus amigos morían mientras él permanecía a salvo gracias a sus poderes regenerativos; todo apunta a que es ahora de un nuevo viaje. Encontrar respuestas a esas preguntas sobre su odiosa y extensa existencia. Y aunque la historia tiene algunos giros y vueltas, establece o deja claro que los eventos de Origen desempeñan un papel relativamente importante aquí. La confusión de Logan sobre los descubrimientos realizados en esta trama, sobre todo, y su implacable paranoia con respecto al proyecto Arma-X que se construyó en su cuerpo. Es entonces que, después de décadas de aislamiento, Logan el mutante conocido como Wolverine, se encuentra tras su gran enemigo. Una organización clandestina del gobierno que continua maltratando almas en pos de sus estudios. Lobezno, por tanto, decide de una vez por todas, desvelar donde arraiga esa maldición que muchos verían como una bendición. Una búsqueda pospuesta demasiado tiempo…

Puedo decir sin miedo alguno que me ha gustado más El Fin que Old Man Logan. Más atractiva y creíble, una miniserie súper interesante donde ver a un Lobezno en declive, obcecado en crias malvas.

Reseña: 100% Marvel HC. Marvel Team-Up, de Chris Claremont y John Byrne

Puedo asegurar que una de las muchas solicitudes que se le han hecho a Panini Cómics en los últimos años, ha sido la recuperación de los famosos Team-Up con los que tanto disfrutábamos de pequeños. ¿Cómo diablos no iba a ser atractivo para un fan de los superhéroes encontrarse una miniserie en la que su héroe favorito vivía una aventura -con enjundia- con otro potente superhéroe que bien pudiera ser el favorito de tu mejor amigo, de tu padre, hermano o hermana, o incluso del niño que no soportabas? O cómo normalmente me pasaba, un aventura de mi personaje favorito junto a otro que también lo era. Aunque yo siempre fui más de villanos Marvel…

Encontrarlos juntos, en definitiva, sufriendo, luchando contra un portentoso villano o incluso (esto era lo más común), enfrentándose entre ellos mismos. Ambos héroes pero con diferentes modos de ver la justicia, en dicho relato. O incluso a veces, a partir de estas miniseries, se creaban discrepancias que bien pudiera marcar la relación de ambos para toda la vida.

Los Marvel Team-Up representaban una formidable imagen de la Marvel de la época, con los personajes clásicos de la factoría entremezclándose con las revolucionarias creaciones de entonces. A groso modo, esto es un Marvel Team-Up en toda su esencia. Bueno friends, supongo que os habéis enterado que desde hace ya unos meses, y al fin en formato Omnigold, Panini Cómics está poniendo en el candelero esta legendaria colección de los años setenta en que Spider-Man compartía cartel con otros. Sí, el glorioso trepamuros en su mejor época y con autores, ya hoy grandes maestros del noveno arte como Chris Claremont, John Byrne.

Y es que este Spiderman: Marvel Team-Up podría ser de todos los de la época, la serie más molona. Una colección que -pese a que en la portada de este que os reseño hoy aparezca junto Thor-, en casi cada número la aventura le llevaba a toparse, ora con un superhéroe, ora con un villano diferente. En el fondo, lo que ya hemos contado. Te aseguras y sabes que vas a ir pillártelo sí o sí por que esto es caña de la buena. Lo que no te quita a nadie es, personajes grandiosos en combates e incertidumbres a tutiplén. O a cascoporro. Y para muestra un tomo.

Spiderman: Marvel Team-Up, de Chris Claremont y mi amado John Byrne, comienza en el Marvel Team-Up #59, de 1977 (precioso año) y la colección nos lleva hasta el #70, incluyendo además el #75 y #79 de la legendaria serie. Un compendio con muy variadas aventuras donde Spidey formará equipo, o trío, con más “insectos” como Chaqueta Amarilla o La Avispa contra el villano termodinámico Equinox dando por saco. O echándole una mano a la Antorcha Humana después de que el Súper-Skrull casi destroce al pretencioso chico ígneo. Con un puñado de los mejores héroes de Nueva York (Los 4 Fantásticos o Tigra) intentando detener al alienígena. Pero más. Bastante más. Carol Danvers como Miss Marvel y Spider-Man descubriendo la fuente de poder del Súper-Skrull, en una de esas tramas de espacio exterior que tanto me gustan. O Serpiente de Acero dejando una tarjeta de presentación a Iron Fist…, con Peter Parker tras el mensaje. O Puño de Hierro fuera de combate y dependiendo del trepamuros y de las Hijas del Dragón el eliminar a dicho sujeto en una aventura de artes marciales puras como jamás vi participar al arácnido.

Y Spidey encontrándose con el Capitán Britania por primera vez y dándose de ostias, en la primera vez que el personaje aparecía en un cómic norteamericano, por cierto). Y Kraven El Cazador atrapando a Tigra y utilizándola como cebo para una escaramuza. ¡O incluso una batalla contra el mismísimo Hombre-Cosa! En definitiva, maravilla tras maravilla. Divertimento puro. Cómics de los buenos, bien recopiladitos en tomos que uno puede llevar de aquí para allá para disfrute continuo.