Reseña: El Asombroso Spiderman. Las Tiras de Prensa (1981-1982), de Stan Lee, Larry Lieber y Fred Kida

Una de las grandes publicaciones que Panini Cómics está recuperando son Las Tiras de Prensa de Spiderman. Sí, las tiras de prensa. Un formato en el que trepamuros también tuvo cabida y que quizás muchos aficionados no sabían ni que existían. Y si lo sabían seguro que jamás pensaron (como yo) que alguna editorial las cogiera todas-todas, las agrupara por años y creara unos poderosos integrales en formato panorámico que son pura delicia.

Quiero recordar que el primer gran éxito de ventas del personaje tras su humilde debut en el Amazing Fantasy #15 USA en 1962, fue, sin duda, este formato donde terminó despuntando a nivel de ventas. Tiras diarias que se lanzaron por primera vez en el bendito año de 1977 y fueron un éxito de seguimiento durante los 80. Hay que tener en cuenta también quiénes estaban detrás de estas geniales historias; Stan Lee y John Romita, en un principio, los autores que más fuerza le han dado al arácnido. Para mí, uno de los mejores tandems de las historia del noveno arte. Aunque en esta colección también participaron otros autores que se hicieron grandes años después. Y muy importante, mantienen el nivel. Ofreciendo una nueva apariencia, pero aventuras del trepamuros tan emocionantes como siempre. Y con amores y desamores, y con pibónes como chicas de las que… ¡no tenía ni idea!

Y más de lo conocido: ¿El Doctor Octopus y la tía May llegarán a ser pareja? ¡No si Peter Parker puede evitarlo! Y en este integral en especial que abarca los años 1981-1982 es donde hace debut Mary Jane, donde entra en escena, aunque un posible primer tonteo de ligoteo se verá interrumpido por ese hombre misterior conocido como ¡El Asesino! Pero hay más. A medida que la campaña para Presidente se va calentando, el millonario Thurston Thruwell nos muestra de lo que es capaz pues sabe donde deambulan las criaturas que… (¿os suena?) Uff… El enfrentamiento de Spiderman contra Doc Ock. Pero también Spidey yendo a Latveria justo a tiempo para que el Doctor Muerte y su poderosa nave sea capturada, entorno donde curiosamente habitan los monstruos que hay que evitar que vengan a nuestro mundo. Y esto es solo el comienzo de muchas aventuras que se pueden disfrutar en este nuevo integral de Tiras Diarias de El Asombroso Spiderman donde podréis encontrar una edición en tapa dura de Bruce Canwell, un volumen con más de setecientos cómics secuenciales -que se dice pronto-, la edición definitiva de los mejores cómics de Spiderman como icono del mundo del cómic.

El Asombroso Spiderman: Las Tiras de Prensa es una colección de volúmenes integrales que recopilan los primeros diez años de estas tiras de cómics con un tratamiento de lujo. Planchas dominicales, ora a color, ora en blanco y negro. Historias que se publicaron en diarios de todo el mundo y que en USA vieron la luz originalmente el 3 de enero de 1977. Una colección que llegó a contener tal cantidad de historias que terminó siendo publicada por The Library of American Comics. Y tuvo muchos intentos de ser recopilada pero solo lo consiguieron ellos.

Los volúmenes se anunciaron por primera vez en la Comic-Con de Nueva York de 2014. Y la gente alucinó. ¿Quién no querría tener dicha colección en casa? Pues solo por eso no se me ocurre un mejor Spiderman para el que recomendar su compra como colección completa. Una obra para disfrutar leyendo en tramos breves de tiempo, o largos, la decisión es nuestra. Pero una forma para nunca dejar de lado a Peter Parker, a su alter-ego y todas y cada una de las aventuras en las que se sumerge. Nunca dejarlo de lado, porque no sé si os pasa como a mí, que “necesito saber de él” cada poco. Como ese viejo amigo que has dejado de verlo pero que por una cosa o por otra, de vez en cuando, te preocupas por saber como le va.

Si tuviera que quedarme solo con una colección del trepamuros, sin duda, sería ésta. Maravillosa colección.

Reseña: Marvel Gold. Los Vengadores. ¡Nefaria Supremo!, de Jim Shooter, John Byrne, George Pérez, David Michelinie y VVAA

Una de las cosas que más me pide el cuerpo de vez en cuando es meterme por vena unos buenos cómics de superhéroes. Lo he dicho una y mil veces, como persona que fue niño en los 80s, para mí el mejor cómic de pijameo se hizo en esa época. Y no porque fuera la “mía”, sino porque de todos es conocida que en aquella década se escribieron las más grandes series, sagas y macro-eventos. Un 97% eran calidad de la buena. Jim Shooter, John Byrne, George Pérez y David Michelinie en estado de gracia, mostrando su don al noveno arte. Y otros muchos autores. Entonces sabías que casi cualquier cómic, casi cualquier colección con la que te pusieras, te iba a gustar. Y ahora, cuarenta años después, cuando cierto es que también existe una enorme calidad actual, para colmo Panini Cómics está a tope publicando en formato integral muchos de los grandes títulos ochenteros. En sus diversas colecciones, unos verdaderos «must-have» que nadie debería perderse. (Warning: como leas algunas de estas obras quedarás enganchado/a y querrás tenerlos todos). Ejemplo: los Marvel Gold. Tochales que recogen grandes sagas o eventos que pueden parecer caros pero que voluminosidad y calidad interior es obvio que pagas con gusto. Además de ser títulos que a uno/a les enorgullece ver coleccionado en su cómicteca. No es cosa de unos pocos. No tengo dedos en la mano para contar la de fotos que he visto en redes sociales con estanterías de IKEA a reventar con todos los Marvel Gold publicados hasta ahora. Universos en los que perderse. Y el último publicado y el último que he devorado es el que se anuncia como La Saga que Nunca Esperaste Ver… Y cierto es. Pensé que nunca tendría la oportunidad de tener recogida en mis manos toda la trama de ¡Nefaria Supremo! Un Retorno a la Grandeza, como bien titula el artículo introductorio del siempre interesante Raimon Fonseca. En esta reseña, os comentaré algunos números (este volumen tiene más de treinta entre serie regular de The Avengers, Anuales y Marvels Two-in-One) para que veáis la potencia de algunas historias. Eso si, recordad, que estos años los propios guionistas de Marvel e ilustradores brindaban mucho por la buena Ciencia Ficción.

Marvel Gold: ¡Nefaria Supremo! Abre con ¡Ataque a Traición!, donde Wonder Man es el centro de atención desde el principio, ya que Los Vengadores consultan con Tony Stark (quienes por esta época no sabían que su alter-ego era Iron Man) y un técnico de la empresa STARK llamada Alice para investigar una nueva forma de energía iónica. Alice afirma que Simon no murió como todos creían (en números anteriores), sino que entró en estado latente de metamorfosis; como una oruga en su crisálida antes de emerger como mariposa. La Bestia intenta hablar, decir lo que cree que ocurre, pero el resto del grupo lo interrumpen repetidamente. Sintiéndose ignorado, se marcha en silencio. Por la calle, La Bestia no se da cuenta de que una figura siniestra pasa a su lado en un Rolls Royce. Esta persona se dirige a un almacén del puerto donde se topa con un trabajador levantando enormes embarcaciones con sus propias manos. La figura identifica al trabajador como el supervillano Power Man, que insiste en que ha dejado atrás su vida de maldades. Es entonces cuando el visitante misterioso se revela como el Conde Nefaria, el cual le hace una oferta que no puede rechazar…

Y entorno a este megavillano y sus maquinaciones malévolas van a ir casi todos los números. Pese a que aún no ha tenido vida fílmica en la MCU, el Conde Nefaria es uno de los villanos más importantes a los que se han enfrentado Los Vengadores. Un supervillano creado por Stan Lee y Don Heck que aparece por primera vez en el The Avengers #13, de 1965. Luchino Nefaria era un rico aristócrata italiano que tenía enormes ansias de poder y riqueza lo que le llevó a unirse a la organización criminal Maggia (un sindicato del crimen internacional, un clan mafioso que contrata supervillanos y científicos majaretas para que trabajen para ellos). Un sindicato donde el Conde Nefaria y su hija Madame Máscara llegarían a ser líderes absolutos. Oí decir una vez que se cree que se le puso este nombre a la organización criminal (Maggia) para no ofender a la Mafia real ya que se dice que la distribución de cómics de entonces estaba controlada por dichos grupos italo-americanos. Uff…

Sin embargo, vais a ver aquí como Los Vengadores desbaratan muchos de los planes locos de Nefaria, lo que se convierte en un asunto personal para el italiano que los odiará de por vida. Nefaria era un humano normal hasta que se sometió a un proceso desarrollado y perfeccionado por uno de los ayudantes del Barón Heinrich Zemo, el Doctor Kenneth Sturdy, quien le garantizó y proporcionó los poderes combinados de los villanos Láser Viviente (proyección de energía), Power Man y (fuerza) y Torbellino (velocidad), pero multiplicados por cien. Por todo ello, Nefaria es uno de los humanos conocidos con mayor fuerza física del Universo Marvel. Llegó a derribar un edificio de cuarenta pisos sin apenas esfuerzo, resistió a un ataque de Wonder Man sin parpadear, luchó sin descanso contra un enfurecido Thor y salió indemne de los golpes a los que le sometió el Dios del Trueno con el martillo Mjolnir. Un ser que incluso resiste ataques simultáneos de múltiples Vengadores y se los toma a risa. Pero su cuerpo envejece rápidamente y él y sus secuaces buscan hacer algo con eso.

En este Marvel Gold encontraremos La Trilogía de Nefaria, La Saga de Korvac, Noches de Wundagore y muchas más aventuras.

Disfrute a cascoporro.

Reseña: Aniquilación Conquista. Prólogo, de Dan Abnett, Scott Lanning, Perkins, Gage y Lilly

Sin perderme nada del gran evento que es Aniquilación, enorme saga-evento que Panini Cómics continua publicando en estos geniales volúmenes en tapa dura tan asequibles; entro ahora en el siguiente tramo de arcos argumentales, la denominada Aniquilación Conquista. ¿Dónde? Por el Prólogo como todo buen inicio. La Aniquilación original reunió una pandilla de personajes cósmicos Marvel de los que puedo decir que pocos fans casuales sentían amor. Pero Aniquilación goza de ese don de las grandes tramas que no se hacen (en general) con personajes archiconocidos y terminan enganchando y gustando más de lo que se espera. Y en el transcurso de unos veintitantos números logra revitalizar el amor por los eventos Marvel que tantos nos gustaban a todos en los 80. Por eso, a nadie le sorprendió que se anunciara una secuela poco después. Y ahora, una vez más, la galaxia está en peligro por una amenaza casi insondable, y una banda heterogénea de héroes y antihéroes se han unido para luchar contra ella. A eso vamos en Aniquilación Conquista.

Durante los últimos tres meses hemos sido testigos del ascenso y casi caída del último miembro restante de los Nova Corps. Hemos visto a Quasar enfrentarse a su destino y buscar al supuesto salvador de la raza Kree. El misterioso Espectro (Wraith) tuvo la batalla más dura de todas, la de ganarse la aceptación de un grupo escéptico (de lectores también). Y si ganó esa batalla depende completamente de ti. Y luego está esa aventura con árboles parlantes, mapaches y explosiones masivas… jajaj. En definitiva, como os habéis dado cuenta no voy a spoilear la saga central a la que estáis tardando en acceder si no sabéis nada. Ahora es el momento de Aniquilación Conquista, que se parece bastante en sus inicios a su “madre” pero con unos giros argumentales que la hacen muy atractiva. Esos quiebros que junto a un genial diseño y grandes momentos, vuelven a aportar una historia épica. Eso si, os lo aclaro ya, si bien este arco entretiene a varios niveles, no deja la misma impresión duradera que deja su antecesora.

Empecemos por lo bueno. De alguna manera los escritores Dan Abnett y Andy Lanning lograron tejer una historia que logra ser accesible para nuevos lectores sin alienar demasiado a los fans que han estado siguiendo esta trama de que Panini Cómics la editara de nuevo. No puedo culpar exactamente a los lectores ocasionales por no querer invertir en cuatro miniseries diferentes que conducen a otra miniserie, pero es bien, haberlas leído. Se pueden disfrutar con independencia…, pero no es lo mismo. Y cada una a su tiempo, o mejor dicho, en orden cronológico tal como las está publicando la editorial marvelita por excelencia en nuestro país. Por supuesto, siempre habrá ciertos problemas al saltar a la mitad de una historia, y los nuevos se preguntarán quién es tal o cual o por qué Quasar anda con un dragón parlante. Pero en general, se mantiene firme y se entiende. Abnett y Lanning también logran establecer un tono adecuadamente oscuro y siniestro en esta serie. Al igual que con la Aniquilación original, el precio de la guerra se siente en cada viñeta. A pesar de que estamos leyendo sobre personajes divinos que patean asteroides como balones de fútbol, las batallas se desarrollan de una manera brutal y muy de guerrilla. Es «otra» guerra. El tandem, en realidad, hace un mejor trabajo comunicando la amplitud y el alcance de la batalla antes que cualquiera de sus vínculos anteriores. Hasta ahora, había descartado a Phalanx como una amenaza lamentable para cuando se enfrenta a Annihilus y sus fuerzas. Pero no hace falta decir que ahora todo es diferente. Es como cuando veías a un enemigo súper poderoso en Bola de Dragón y después aparecía en lontananza otro aún más fuerte, de mirada poderosa, que lo dejaba en bragas.

Esa es la sensación.

Ahora pasemos a lo no tan bueno. Me entristece decir que Conquista probablemente nunca estará a la altura de su predecesora desde un punto de vista puramente visual. Andrea Di Vito es un ilustrador algo difícil de seguir visualmente y Tom Raney no sería exactamente mi primera opción como ayudante gráfico a una posible segunda parte como es ésta. ¿El estilo de Di Vito era adecuado para una epopeya intergaláctica? Pudiera serlo pero a mí, en ciertos momentos, me satura. No sé, esto es como todo a mi no me gusta y a ti a lo mejor te encanta. Sin problema, los lectores de cómics no somos robots de una misma opinión y ahí está el encanto de lo friki. Sin embargo, ocurre que Aniquilación Conquista: Prólogo es un inicio decente que requiere un acto de fe basado en el pedigrí, o mejor dicho, pone en tela de juicio el pensar a qué nivel te gustó Aniquilación. Para mí, por el momento, es satisfactoria y, por supuesto, quiero saber más.

Reseña: Veneno vs Matanza, de Peter Milligan y Clayton Crain

No es ningún secreto que a mis años Venom (Veneno) se está convirtiendo en mi personaje favorito de Spiderman. Realmente no tengo ningún tipo de base racional para esto… O quizás sea, que aprovechando que Panini Cómics está publicando en tomos recopilatorios todas sus aventuras, decidí ponerme con un personaje del que no sabía nada y curiosamente nunca me atrajo. Pero ahora sí sé que me encanta leer todo en lo que se inmiscuye. Van unos cuantos títulos ya a mis espaldas. Y eso que algún que otro amigo me dice siempre que ciertos dibujantes no lo han hecho nada bien con el personaje. Sin embargo, nadie o casi nadie me comenta alguna pega para con sus guiones. Y pregunto yo: ¿Es un villano del que apenas se quiere saber y solo te fijas en cómo lo han ilustrado? En realidad, no hay ninguna razón para no disfrutar de las buenas historias que se están publicando ya que, insisto, se están editando todas y, en principio, las mejores, en tapa dura, colección que queda de maravilla en la cómicteca. Dos cosas: primero, Veneno no es un villano es un antihéroe. Y segunda, si queréis ver una somanta de palos de las buenas con una idea original solo tenéis que leer este Veneno vs Matanza que os reseño hoy.

Un 100% Marvel HC que contiene la miniserie Venom vs. Carnage 1-4. Una historia que se centra en la premisa o preguntas retóricas: ¿Qué es peor que un simbionte alienígena malévolo? ¿Dos? Y que es peor que eso… ¿Tres? Así es: el asesino y descendiente de Veneno llamado Matanza (Carnage) está a punto de dar a luz a una criatura simbiótica de indescriptible poder y apetito. La pregunta es, ¿quién va a criar al BEBÉ? Pues el asesino en serie Cletus Kasady dice que ni loco (jajaj), el psicópata asesino quiere terminar con la vida de su «hijo» antes de que comience a ser incontrolable. Y mientras Veneno y Matanza chocan en los cielos entre patadas, mordiscos, arañazos y puñetazos, la terrible progenie, el simbionte recién nacido, reclama un anfitrión. Y ha puesto sus primeros ojos en un oficial de policía de la ciudad de Nueva York al cual lleva a un mundo de locura y caos. Mientras tanto, Spiderman y la Gata Negra se unen a la refriega pues los simbiontes rojo y negro están demasiado enfrascados en su lucha a muerte como para percatarse que un hombre de vida sencilla y normal, está luchando por su alma.

No me gusta el dibujo de Clayton Crain. Llamadme antiguo o rancio pero un dibujo en un cómic debe ser “un dibujo en un cómic”. No me gustan los renderizados a lo videojuego o a lo film animado. No sé, me sacan de la historia. Y una historia con bastante potencial como la que se marca aquí el maestro Peter Milligan, no lo merece. Milligan es uno de los grandes guionistas británicos de los 80 que comenzaron a trabajar para el mainstream estadounidense junto a grandes como Alan Moore o Neil Gaiman. Un guionista que me gusta porque aporta frescura y atrevimiento a un mercado yanqui que en ciertas épocas se encasilla. Su trabajo con la serie de X-Force supuso una revolución para el propio género superheróico, y me pareció brillante. Y eso es, en mi opinión, lo que hace que el barco no se hunda. La historia. Lo que hace que Veneno vs Matanza pueda ser leída de una buena sentada, uno de estos días de tanto calor donde solo apetece cerveza bien fría o té helado, lugares con sombra y olor a césped, mar o piscina, cerca.

Es posible que hayáis oído que este titulo trata sobre los orígenes de Toxin. EL BEBÉ con más colmillos que una fiesta de cocodrilos. Mira, los simbiontes alienígenas se reproducen de manera poco inusual, y aparentemente, tocaba que Matanza diera a luz algún día. Sin embargo, esta nueva descendencia podría ser la número mil de la línea de simbiontes y nadie nunca dijo nada al respecto. Es Peter Milligan quien desvía un poco la idea y surge la originalidad. Con el añadido de, decir que Veneno quiere entrenarlo y Matanza solo quiere matarlo. Ahí es donde entra la parte «versus» del título. Pero el bebé de Carnage termina uniéndose a un policía de Nueva York para convertirse en Toxin. Si este no es el cómic de origen del bIChO, al menos, es el primer titulo donde lo he encontrado yo.

¿Queréis saber de qué es capaz este hijo de mala madre? Esta es vuestra lectura.

Reseña: Biblioteca Conan. What if…?, de Roy Thomas, John Buscema y VVAA

Unos días atrás os reseñaba un fantástico MLE de los grandes What if…? que tanto nos molaron a los niños de los 80 y que por fin se están recopilando en tomo. Pero, ¿ninguno de ustedes ha pensado en la posibilidad de que se pudieran recoger en un solo volumen solo los que participa Conan? Si eres ese fan de Conan El Bárbaro de toda la vida, ese mismo que está flotando ahora en el delirio con todos los formidables integrales de La Espada Salvaje de Conan y Conan El Bárbaro que se está marcando Panini Cómics; si eres ese, sí que lo has pensado algúna vez. ¿Cómo lo sé? Por que somos mente colmena, somos soldados virtuosos fanboys de un personaje que mola leer y del que queremos tener todo-todito-todo. Y no tenemos remedio. Nos gusta disfrutar de lo molón como a otros les gusta beber cerveza. Que también…

Biblioteca Conan: What if…?, es eso, en definitiva, TODOS los números de esta colección de historias que pudieran suceder pero no sucedieron y sus ramales en el espacio-tiempo de dichos futuros-pasados. Todos los de Conan en un único volumen. Como dice la sinopsis editorial: desde aquel ¿Y si… Conan caminara sobre la Tierra en la actualidad?, su secuela, además de la atronadora batalla contra el poderoso Thor y el histórico primer encuentro de hachas y garras, frente a Lobezno.

Los cinco números de dicha colección donde tuvo aparición estelar el famoso cimmerio.

¿Y si… Conan El Bárbaro viajara hasta el mundo actual?, fue el número #13 del primer Volumen de la colección. Una colección que batiría récords de ventas con el musculoso e imbatible de por medio. Y gracias a que Marvel volvió a adquirir recientemente la licencia para todo lo relacionado con Conan, se publican joyitas como esta. Una trama que seguía a Conan siendo arrojado a la Nueva York de los 70s a través del Pozo en el Centro del Tiempo de Shamash Shum-Ukin. Para quien no lo conozca, un rey de la X dinastía de Babilonia que reinó en el período 668 a.C. – 648 a.C y que en su aparición en el Universo Marvel, deja el reino a su hermano, cuando desaparece en un viaje que le lleva hasta la Era Hiboria, concretamente a una ciudad llamada Akbitana, donde vive en un zigurat que es una ciudadela donde hace rituales de magia. Allí, este tipo intercambia humanos por seres de otras épocas a través del Pozo en el Centro del Tiempo, lugar que Conan creía haber destruido en su visita anterior, pero no. Y cuando menos lo espera está en Nueva York, en el Greenwich Village, donde los transeúntes lo confunden con Arnold Schwarzenegger… jajaj. Y hasta aquí puedo leer. Cómic muy chulo de los consagrados Roy Thomas y John Buscema que todo el mundo debería tener/leer.

¿Y si… Thor de Asgard se hubiera encontrado con Conan El Bárbaro?, no es más que un cómic a lo anuncio de lucha estelar del estilo Pressing Catch, que no sé porque me recuerda al enorme enfrentamiento mediático que tuvo en su día Hulk Hogan contra el Último Guerrero. ¿Quién saldrá victorioso, el orgullo de Asgard o el hijo favorito de Crom? Deberás averiguarlo por ti mismo. Mola ver aquí los inicios de Mike Mignola como dibujante.

El chulo portadón de este cómic se lo debemos a ¿Y si… Conan El Bárbaro hubiera quedado atrapado en el Siglo XX?, una especie de secuela del primer número. Donde vemos lo que sucedería si Conan viniera al mundo moderno y cómo probaría su temple contra los enemigos más peligrosos de nuestro tiempo. Tras los sucesos en el Museo Guggenhein es encarcelado, se escapa y luego se esconde en los callejones de Nueva York. Aprende inglés y comienza a robar para comer. Fácilmente se da a conocer en el inframundo ilegal y comienza su propia mafia a la que llaman Los Bárbaros… Pelea épica contra el Capitán América. No digo más.

Le sigue ¿Y si… Lobezno hubiera vivido en la Era de Conan El Bárbaro? ¿Y si… se conocieran? Este cómic pertenece al Volumen 2 USA. Y bueno, el titulo ya os advierte del lío que se monta, ¿no? No soy muy de Lobezno, lo siento, pero es cierto que aquí se juntan casi que dos títulos donde a parte de los mamporros se brinda por el humor entre estos dos zoquetes, duros de mollera. Así que es fácil. Si eres de Conan sí o sí, indispensable para ti este Biblioteca Conan: What if…?, y lo sabes.

Reseña: MLE. What If…? Más Allá de los Límites, de Roy Thomas, John Buscema, Marv Wolfman, Carmine Infantino, Gene Colan y VVAA

Tras un primer Marvel Limited Edition glorioso que comenzó a recopilar los maravillosos What if…?, que tan buenos momentos nos dieron en este país allá por los 80, llega el segundo, denominado Más Allá de los Límites, con más gloriosas y locas aventuras, ideas originales (o no, porque algunas ya se nos ocurrieron a ti o a mi) siempre presentadas por ese águila peregrina del tiempo que lo sabe todo, que lo ve todo, como es Uatu, El Vigilante. Pero si todavía hubiera un lector amante de los buenos cómics de superhéroes que no supiera lo que es un What if…?, no me importa (a estas alturas) dedicar unas lineas a explicarlo.

What if…? (¿Y si…?), fue una serie antológica de cómics publicada por Marvel cuyas historias exploraban cómo el Universo Marvel podría haberse desarrollado si los momentos clave de su historia no hubieran ocurrido tal como lo hicieron. El primer número en ver la luz, para nada es una cosa reciente, como he oído decir por ahí. El primero de los What if…? vio la luz, nada más y nada menos, que en 1977 (Bonito año). Otra cosa es que en nuestro país se empezaran a ver en kioscos a mediados de los 80 y principios de los 90. Fue una recuperación de la serie por la que apostó la extinta editorial Forum. Pero nuevos no. Aunque sí que es cierto que se han seguido sacando números hasta hace apenas unos años. Creo que el Volumen 13 es de 2018. Pero lo fascinante es eso. Historias tan locas como chulas, que ponen ciertas mesas argumentales enfrente del lector y cuando menos lo esperas, dan una patada al tablón. Siempre tirando por ese lado, ese paralelo espacio-temporal donde hay tramas que a más de uno le pueden hacer soltar una carcajada, y otras que pueden provocar que asientas y susurres en voz baja: «¡Ostras, qué chulo! Debió ser así».

Las historias de la serie inaugural las presenta como narrador el ser extraterrestre Uatu, El Vigilante. Desde su base lunar, Uatu observa tanto la Tierra como realidades alternativas y tiene el poder de mostrarnos sus sueños o sucesos ocurridos en planos paralelos. La mayoría de las historias de What if…? comienzan con Uatu describiendo un evento en la corriente principal del Universo Marvel, luego introduciendo un punto de divergencia, y luego describiendo las consecuencias. Uatu también fue el “presentador” que de manera similar nos enseñaba la segunda serie que se publicó entre 1989 y 1998 (con la que empezó yo de pequeño) hasta un punto en el que, en un cómic de Los 4 Fantásticos, Uatu fue castigado por destruir a otro Vigilante y se le retira de la serie. Un Uatu que se vuelve “improbable”, por lo que el personaje se eliminó gradualmente hasta que regresó para el número #76.

Pero aquí lo importante siempre fueron las historias. En series posteriores, algunos escritores optaron por introducir narradores alternativos. Pero esa es otra historia… Aunque espero poder reseñaros algo así algún día. Quiero decir, todo mi apoyo como fan, a que Panini Cómics y SD sigan con este tan entrañable y recomendable proyecto en tomos recopilatorios así. Números que juraría que nunca vieron la luz en nuestro país y contenían tramas muy atractivas: ¿Y si Karen Page hubiera vivido?, ¿Y si Jessica Jones se hubiera unido a los Vengadores? Chuladas así.

What if…? Más Allá de los Límites sigue con la publicación de los iniciales números. Exactamente, los What if…? del #13-#15 y del #17-#23 USA. Donde Uatu nos pone sobre la mesa: ¿Y si… Conan el Bárbaro visitase la Tierra hoy?, número famoso donde los haya; ¿Y si… el Sargento Furia y sus Comandos Aulladores hubiesen librado la II Guerra Mundial en el espacio exterior?, que no había leido y ahora quiero saber qué ocurrió, en realidad; ¿Y si… otra persona se hubiera convertido en Nova? Bueno, vale, de acuerdo; ¿Y si… el Motorista Fantasma, Spiderwoman y el Capitán Marvel hubieran seguido siendo villanos?, por lo que se cuenta aquí, hubieran molado más; ¿Y si… el Doctor Extraño hubiese sido discípulo de Dormammu?, con esto se hace una buena peli si o si; ¿Y si… Spiderman hubiera detenido al ladrón que mató a su tío?, o lo que siempre nos hemos preguntado ahora visto en cómic; ¿Y si… Los Vengadores hubiesen librado la Guerra Kree-Skrull sin Rick Jones?, no tenía ni idea de esto; ¿Y si… Namor se hubiese casado con la Chica Invisible?, ¡una pareja ideal, por fin!; ¿Y si… el Doctor Muerte hubiese sido un héroe?, mira, pues no; ¿Y si… Jarella, la novia de Hulk, no hubiese muerto? Historia muy chula; y como colofón, la más locurona de las historias: ¿Y si… la araña radiactiva hubiese picado a Tía May en lugar de a Peter? Sobran los comentarios.

Roy Thomas, John Buscema, Gary Friedrich, Don Glut, Herb Trimpe, Marv Wolfman, Steven Grant, Carmine Infantino, Peter Gillis, Tom Sutton, Pat Broderick, Tom DeFalco, Alan Kupperberg, Bill Mantlo, Gene Colan, Fred Kida y otros muchos más, dándolo todo.

Otro MLE súper indispensable.

Reseña: Marvel Omnibus. La Bruja Escarlata. La Senda de las Brujas, de James Robinson y VVAA

Saber más de un personaje que mola, que está de moda y que sigue muy potente en la red (hoy mismo es trending-topic en Twitter), a eso están dando la oportunidad algunas editoriales. Wanda ya nos robó el corazón en La Era de Ultrón, y nos lo terminó de partir con su gloriosa y reciente serie WandaVision. Y hablo del universo cinematográfico porque en los cómics gracias a Panini Cómics también nos van llegando cositas. En su recopilar/recuperar constante de aventuras de personajes que jamás creímos poder tener en nuestras manos que duda cabe que está llegando lo mejor de lo mejor.

El que llega muy calentito a tiendas es el Marvel Omnibus: La Bruja Escarlata. La Senda de las Brujas. Serie, cabecera o comienzo de un nuevo volumen que se recopila aquí con una muy atractiva trama principal: Wanda Maximoff decide recorrer el mundo entero para “sanar” la brujería. Su regreso a nuestros días, los tres primeros arcos argumentales (de cinco números cada uno) que nos descubrió la cabecera en grapa y que se presenta en un portentoso tomo.

Me encanta lo que hace James Robinson en esta nueva imagen. Cada número revela algo más sobre Wanda como personaje y expone la magia como un todo, mientras explora el mundo de la brujería (de ahí el título) y resuelve crímenes mágicos mientras intenta acercarse al secreto de la identidad de su madre y quién es ella realmente. La Bruja Escarlata se enfrenta a una nueva amenaza en cada uno de estos problemas independientes mientras se va dando cuenta (con el paso de las páginas), que debería estar investigando a la que ciertamente la trajo al mundo. Otra cosa es que me encantó El Wu, personaje que de algún modo forma un genial equipo creativo femenino junto a Wanda.

Como os decía, historias donde Wanda nos lleva de la mano en su ruta por el mundo, una investigación para saber de donde procede tan mal rollo… Brujería y magia no usada de buena fe. Conozco a gente que para ellos esta nueva serie, este re-inicio del personaje (se podría llamar), fue durante mucho tiempo el mejor cómic que se pudo leer en 2016 en toda USA. Y puedo estar de acuerdo. Sigue un enfoque diferente, cada número es su propia historia, casi una serie de one-shots, uno detrás de otro. Con una máxima que se crea en tu mente: ¿Viste e hiciste algo contra esa criatura? Si no es así, ¿qué estás haciendo con tu vida? Tramas absolutamente bien escritas y originales. En el noventa por ciento de ellas, no imaginas qué pasará al final . Son impredecibles, tanto que algunos se preguntarán, ¿seguro qué es un título Marvel? Por que tiene «indie» escrito en la frente. En el mejor de los sentidos.

En La Senda de las Brujas empezamos viendo como Wanda se ha aislado de todos y trata de tomar el control de su vida de alguna manera. La historia comienza cuando Wanda se despierta de un mal sueño y se enfrenta al fantasma de su mentora, Agatha Harkness. Wanda siente una perturbación en la brujería existente en cada punto del laneta y se compromete a solucionarlo. Sin embargo, cada vez que usa un hechizo, pierde fuerzas y diria que años de vida. Esto demuestra cuán heroica y desinteresada es Wanda cuando se propone seguir adelante. Y después de vencer un maleficio escocés en Nueva York, la búsqueda le lleva a recorrer mundo. Su primera parada es la isla griega de Santorini, donde el Minotauro ha vuelto a la vida y está aterrorizando a los lugareño…

Mundo de Brujería sigue la aventura de Wanda mientras intenta arreglar la magia quebrada. En el camino, Wanda intenta aceptar sus propios problemas de salud mental, lo que agrega otra capa. La historia comienza con Wanda aventurándose en París para ayudar al héroe más famoso de Francia, Le Peregrine, que, habiendo perdido a su esposa Adele, no puede volar y se siente impotente. Convocando su fuerza, Wanda evoca al espíritu de Adele y al ver a su esposa el superhéroe gabacho intenta suicidarse pero Wanda y Adele se lo recriminan. La aventura parisina de Wanda es una historia conmovedora que muestra cuan cobardes somos a veces al enfrentarnos a nuestros fantasmas. Próxima parada: Hong Kong.

Como colofón, el arco argumental denominado El Último Maleficio. Después de dos potentes mini-novelas gráficas quizás es la más floja de este Marvel Omnibus. Aunque es cierto que era difícil mantener el nivel tan alto. Aun así, a muchos de ustedes os interesará lo que aquí se cuenta: el viaje a Serbia, la profunda introducción en sus raíces romaníes, quiénes eran sus padres, de donde venían… Y Wanda al descubrir las respuestas… ¡Buscará venganza!

Hay varios artistas en el tomo, incluidos Jordie Bellaire, Marco Rudy, Frank Marlin y Chris Visions. Por lo general, prefiero que el arte sea consistente, de lo contrario, suelen sacarme de las historias. El hecho de que haya un artista nuevo con cada número hace que el volumen se sienta un poco desarticulado. Pero también es verdad que algunas ilustraciones e historias están soberbias, así que no voy a quejarme demasiado. ¡Y las portadazas de nuestro paisano David Ajá! Un tomo con tres arcos que desearía que más personas lo estuvieran leyendo para poder hablar con ellos sin sentirme demasiado entusiasmado. Mas, tened en cuenta, que hablaré efusivamente, por si alguien tiene curiosidad.

Reseña: El Asombroso Spiderman. El Nacimiento de Matanza, de David Michelinie, Mark Bagley y VVAA

Panini Cómics ha colocado toda esta trama dentro de un Marvel Héroes, uno de los de El Asombroso Spiderman, por todo lo que engloba y por la cantidad de números que une con un mismo fin. Todo, a la vez que son números que fueron publicados dentro de las series Web of Spider-Man, The Amazing Spider-Man e incluso algunos anuales de The Spectacular Spider-Man. Una trama central de la que surgen varios ramales argumentativos, pero El Nacimiento de Matanza no deja de ser otro compendio-tomo para la colección de todo-todito-todo sobre Veneno. Un personaje que como sabéis llevo ya un tiempo descubriendo a la vez que alucinando con las buenas historias en las que participa. Un personaje del que no paro de descubrir cositas chulas, un anti-héroe que me tiene encandilado. Bien, este portentoso Marvel Héroes abre con el mini-arco en tres partes llamado La Vendetta del Vibranium, publicado originalmente en tres Anuales que vieron la luz en 1991. Se podría decir que hace de introducción a El Nacimiento de Matanza. Spiderman acaba de atrapar a dos tíos que intentan robar equipos en la Universidad Empire State. Después de noquear a los ladrones, comienza a mirar a través de los paquetes de material robado y todo lo que encuentra es un montón de metal derretido que parece no tener valor. Antes de que el trepamuros pueda saber algo más, los vigilantes de seguridad del Campus lo interrumpen. Mientras trata de explicar que no estaba hurgando en nada, Arthur Dearborn, un empleado de Roxxon Energy Corporation, le explica que no hay problema y que estos materiales son solo experimentos de la Universidad a cargo de la beca Roxxon. Así que Spidey se marcha. Pero esto es solo es principio donde el Mal prospera con ayuda del poderoso vibranium de por medio… Y donde Ultrón tiene mucho que decir.

Los números de The Amazing Spider-Man, desde el #351 hasta el #360 son números que van calentando motores para meternos en situación. Nos preparan para la llegada del Mal encarnado como es ese ser aberrado llamado Carnage (Matanza). A veces traducido como Masacre, Matanza es un supervillano de Marvel Cómics (de los más duros), que resulta de la fusión de Cletus Kasady, un asesino en serie y de un simbionte descendiente de Veneno. La primera aparición del personaje la tenéis aquí en el The Amazing Spider-Man #361, creado por David Michelinie y Mark Bagley, el arco denominado MATANZA, de tres partes. Cletus Kasady era un famoso asesino en serie. Su primera victima fue su padre, y también afirma haber matado a su madre. Cletus se crió como huérfano en un orfanato de Brooklyn, donde los niños mayores que él, a menudo, lo aterrorizaban. Cletus era un niño pequeño y tímido. Lo trasladaron a otro centro cuando un incendio redujo el orfanato a cenizas. En el incidente murieron muchos “compañeros” de Cletus. A medida que Cletus crecía, un número alarmante de sus conocidos moría en circunstancias misteriosas. Una chica que se rió de el cuando le pidió una cita, fue arroyada por un autobús cuando alguien la empujó, y uno de sus padres adoptivos, que era alcohólico, apareció muerto a golpes en un callejón cercano. Con poco más de veinte años, Cletus Kasady fue condenado por once muertes aunque alardeaba de muchas más…

Así que ya sabéis como se las gasta el sujeto. O se las gastaba antes de convertirse en el peor bicho de todos. Pues Cletus fue sentenciado a cadena perpetua en Ravencroft, un centro de máxima seguridad para criminales sobrehumanos. Allí compartió celda con Eddie Brock, que poco antes se había separado de su simbionte. Fue una noche cuando el simbionte se presentó para liberar a Eddie, mientras Cletus observaba sorprendido. La fuga de la prisión de Eddie Brock dejó a Cletus alucinado. No mucho después, una pequeña parte del simbionte que se había quedado atrás rápidamente se fusionó con Kasady, al ver el sujeto tan apetecible que era. Y así es como la combinación del simbionte con la terrible mente del asesino en serie fueron solo una. Dio lugar al peor psicópata-asesino de todos llamado Matanza.

El Nacimiento de Matanza es un genial volumen donde descubrir varias aventuras con superhéroes que tienen como unión evitar que Matanza asesine. Pero se añaden al tomo otros ramales o sub-argumentos que terminan por ofrecer un volumen ejemplar de maravillosa lectura pijamera. Un lugar donde descubrir como nace este demonio, sus puntos débiles (que los tiene) y lo mal que lo pasan todos y cada uno de sus adversarios cada vez que lo tienen delante.

Espectacular.

Reseña: Sergio Aragonés Masacra El Universo Marvel, de Sergio Aragonés y Mark Evanier

Sergio Aragonés Masacra El Universo Marvel es una de la parodias más hilarantes sobre superhéroes que existen. Dentro del cómic de pijameo, en el Top-3 de los tebeos con los que más te puedes reír sobre el tema. Parodia a los personajes Marvel y hace chistes con los clichés continuos de cada superhéroe así como de otros cómics superheróicos y sagas. Un cómic que Panini Cómics vuelve a editar en un solo volumen, la mar de ligero y genial para pasar un buen rato doquiera que estés. Donde Sergio Aragonés y Mark Evanier visitan la sede de Marvel Comics. No hay nadie en casa, ni Stan (Lee), ni Jack (Kirby) están a la vista, y el cabra loca de Sergio aprovecha para echar un vistazo al trabajo de los artistas actuales y de repente encuentra una nota sobre ellos. ¡Todos los cómics van con retraso! Y… ¡Deben estar terminados a tiempo, o algunas cabezas rodarán! ¡Oh no! ¿Pero qué ha pasado con Wally Wood o Don Heck? Sergio Aragonés decide convertirse en el héroe del día y realiza todos los cómics él mismo, a mano. Así que comienza con El Vigilante; que ha visto huracanes, tornados; Michael Jackson que quiere divorciarse; un misterioso «Seagoing Soarer» secuestrando a Namor y luego… Los Cuatro Fantásticos, equipo en el que siempre hay alguien constantemente amenazando con marcharse del grupo. La Antorcha Humana, la Mujer Invisible, Mr. Fantástico, un abogado al azar que intenta demandarlo, Daredevil, Iron Man, Thor, Dr. Muerte… Todos estos y muchos más inmersos en una saga con guiones de quiero-y-no-puedo que provoca risas. Y Seagoing Soarer (lo recuerdas?) secuestrando al famoso grupo.

No obstante, Spiderman está apenado (como siempre, ¿no?), por eso recuerda su historia de origen. Pelea con el Dr. Octopus, que tiene varios clones de él y el Seagoing Soarer también lo secuestra. Una trama que continua con otros héroes pero hasta aquí puedo leer. Solo aseguraros que vais a reír, sonreír y pasar buenos momentos en el que elucubrar con la idea de lo bueno que es Sergio Aragonés y por qué un guionista tan estupendo pasa tan desapercibido en nuestro país. No lo entiendo. En esencia, seguramente por que no has leído más cosas de este hombre. Y es cierto que poco publica ya. Pero tiene comedias comiqueras muy potentes en su haber. Aquí un súper fan de su personaje Groo The Wanderer del que me pregunto (casi cada día de mi existencia), por que no existe ya en nuestro país un/os integral/es de su genial serie que homenajea, por supuesto, pero en plan comedia al cimmerio más famoso de todos los tiempos.

Así que en Sergio Aragonés Masacra El Universo Marvel, todos los superhéroes pidiendo ayuda al propio Sergio Aragonés. ¡El tipo que dibuja lo que le echen! El que coge su pluma y lleva a escena cualquier guión. El Seagoing Soarer revela su identidad secreta y… ¡Eeeeeeeeehh! Ah perdonad, me callo, me callo… Pero si contaré que en Sergio Aragonés Masacra El Universo Marvel vais a encontrar referencias a guiones del tipo: ¿Peinados de los 90? ¿La vida es un sueño? ¿Qué pasa con con los mayordomos de los superhéroes? ¡Menos mal que no nos pusieron otro final de gemelos malvados! ¿Los clichés tanmanidos suceden en otras editoriales? ¿Existe la licencia artística-física o solo es una nueva asignatura de instituto? ¿Doctor Muerte es el único que se da cuenta que hay objetos científicamente imposible de sostenerlos?

La Cosa: – ¿Quién lo dice?

Doctor Doom: – ¡Todas las leyes de la física!

La Cosa: -¿Estás seguro de eso?

Doctor Doom: – Por supuesto.

La Cosa: Chico, lamento estar en desacuerdo… (Pasa a coger un enorme peñasco y se hunde con él en el suelo).

Y cosas así.

Risas aseguradas.

Reseña: Veneno. Planeta de Simbiontes, de David Michelinie, Hoover, St. Pierre, Hotz, Robertson y Lightle

Hasta el momento no había leído estos grandes arcos que son pura acción y que está publicando Panini Cómics casi cada mes. Planeta de Simbiontes, en especial, se publicó en los 90, la década de mi bajona con el cómic por centrarme en los inicios de una vida adulta sin tiempo. Pero como el Universo es esa cosa que se expande y se contrae, cual elástico lleno de secretos que viven los tiempos, resulta que todo vuelve y gracias a los cielos vuelve a estar disponible y en novedades este Planeta de Simbiontes de forma recopilada (porque la historia se tuvo que seguir en su día en varias colecciones), uno de los grandes arcos argumentales donde Veneno y algunos arácnidos más, lo pasan mal, pero mal de verdad. Contra invasores-aliens-usurpadores de cuerpos que atacan la Tierra y adoptan a humanos como anfitriones. Una horda llegando a nuestro planeta a mansalva… Cierto y verdad es, que nunca conocí a nadie en mi infancia que siguiera todas las historias de Veneno. Tampoco os puedo decir a ciencia cierta si a nuestro país de kioscos comiqueros en los 80 y 90 llegaba todo lo que uno podía desear de este antihéore. Diría que no. Veneno como mucho, lo podíamos ver dentro de otras cabeceras donde actuaba como villano. Como mucho. Fue una época donde solo los superhéroes más conocidos, los más famosos mundialmente, tenían cabida en esos resquicios que quedaban libres entre revistas y periódicos. Nada de especializarse en poner en mostrador series independientes de antihéroes. Impensable innovar así en este país de pandereta. Pero el tiempo nos pone en el candelero la posibilidad de recuperar esto. Panini Cómics en su labor de seguir trayéndonos las mejores historias de este ser con tantos puntos grises; en mi opinión, acaba de publicar, la mejor de todas las tramas en las que participa. Planeta de Simbiontes vuelve a estar en librerías.

Todo comenzó en el The Amazing Spider-Man Super Special #1 donde Spiderman está tratando de evitar que un grupo terrorista destruya un nuevo modulador de ondas Clystron. No muy lejos, Eddie Brock está en comunión con su simbionte. Ha comenzado a cuestionar su unión por primera vez, y habiéndose finalmente dado cuenta de lo violento que lo ha vuelto; duda. Pero sus pensamientos se interrumpen cuando un trozo de muro es lanzado hacia él desde una batalla que tiene a Spiderman enfracado contra los Neo-Luditas. Al convertirse en Venom, Eddie va a investigar y se topa con el trepamuros. A Spidey no le gusta nada que Veneno se una a la pelea, y ahí se percata que algo anda mal pues su antiguo enemigo está discutiendo con su simbionte sobre qué hacer con uno de los terroristas que tiene entre manos… Cuando todo acaba, Peter Parker anda dándole vueltas a la situación vivida y percibe que quizás acaba de ver en primer plano un medio para derrotar a Veneno de una vez por todas.

Pero no os voy a contar número a número todo. Sí os diré que el planeta azul (el nuestro) comienza a ser invadido por un ejército de simbiontes invasores del espacio exterior. Un presentador de noticias informa a la audiencia que mientras el ejército lucha por contener a estas criaturas, héroes como la Antorcha Humana y Rayo Negro pueden hacer retroceder algunos de los invasores pero otros como el Capitán América han caído y han sido poseídos por dichos parásitos alienígenas. La transmisión se interrumpe repentinamente cuando el presentador de noticias es poseído por uno de estos simbiontes. Mientras tanto, Mary Jane se ha instalado en la casa que comparte con su esposo Peter Parker y desea que su nuevo maridito regrese ya. Muy preocupada por lo que le pueda pasar a ella y a su hijo por nacer. Pero en el norte del estado de Nueva York, Spiderman huye de una horda de personas poseídas por simbiontes. Los atrae a través de una tubería de drenaje donde Veneno y Scarlet Spider le esperan. Pero todo se torna en desgracia: cada vez más ataques, más muertes, un mundo apocalíptico a un paso. Hasta que Spidey cae en la cuenta y dice a sus nuevos aliados que necesitan obtener todos los dispositivos de fuego y sónicos que puedan encontrar. Hay una posibilidad de que todas esas mentes corruptas estén comunicándose a raíz de una mente maestra, o quizás, lo hacen como mente colmena. Tiene ese presentimiento.

Un evento donde a Veneno y Spiderman no les queda otra que unirse para derrotar a Matanza (Carnage) y sus simbiontes. Toda una raza atacando nuestro mundo.

Flipante.