Reseña: Batman. Gotham Underground, de Frank Tieri y Jim Calafiore

Batman: Gotham Underground es otro de esos geniales tomos de franja amarilla que recoge uno de los nuevos arcos de la última larga lista de títulos para explorar la deportación de Checkmate de los supervillanos de la DCU a un planeta lejano (¿Se puede decir prisión de la Zona Negativa?). Otro vínculo superfluo con la bestia gigantesca y fea conocida como Máscara Negra. Y por eso precisamente quería leer este tomo. Me encanta este villano y todo lo que se está contando sobre él antes, durante y después de su muerte. Sí, muerto, porque Máscara Negra ha muerto, y el trono de los bajos fondos de Gotham City ha quedado vacante. Sin embargo, los diferentes malhechores locales no tardarán en disputarse el control de las calles, de las mafias y, en general, de todo aquello a lo que se pueda hincar el diente. Y como siempre, corresponderá a los justicieros de la ciudad hacerles frente mientras Cerillas Malone se infiltra en los dominios de El Pingüino a fin de destapar que Oswald Cobblepot no es un empresario tan respetable como pretende aparentar…

Ahora, antes de ir y hacer algo loco como asumir que la gran historia de Countdown, en realidad, volvía a crecer en ramales diferentes (no es así), me siento obligado a señalar que Gotham Underground funciona a pesar de su conexión con Countdown y su continuación real en la Salvation Run; donde Grant Morrison abordaba unos conceptos locos y exagerados para las páginas de Detective Comics. Bueno, a ver, me paro y para que nadie que no esté muy puesto se líe, Gotham Underground se cuela o deberíais colarla en vuestro orden de lectura entre el Batman: Detective Comics vol. 01 – Archivos Secretos y el Batman vol. 4: El Guante Negro. Y si no mirad, os paso el orden de lectura que propuso ECC Ediciones, el mismo que yo, por ejemplo, tengo impreso en el tablón de mi despacho y al que recurro más de una vez: https://www.ecccomics.com/contenidos/guia-de-lectura-batman-saga-11705.aspx

Escrita por Frank Tieri y dibujada por Jim Calafiore, Gotham Underground recopila la miniserie homónima en la que tienen cabida los peores elementos de la ciudad de Batman, incluidos El Espantapájaros, Hugo Strange y El Acertijo. Y Catwoman se centra directamente en las luchas emocionales recientes de Selina y Nightwing en Nueva York (realmente no ha habido muchas historias recientes que presenten a Gotham City de forma tan realista). Como cualquier gran escenario ficticio, Gotham es prácticamente un personaje secundario por derecho propio, y el escritor Frank Tieri aprovecha al máximo ese hecho, arrojándonos directamente a la mezcla de otra noche mortal en Gotham. Por lo que Tieri nos lleva de un lado a otro entre la última guerra de pandillas de Gotham y nos da un paseo por el Penguin’s Iceberg Lounge, una reunión entre dos de las familias criminales más poderosas de la ciudad en un club nocturno, donde los clientes pueden apostar en peleas de superhéroes (la Guerra de los Sinestro Corps se reproduce en la pantalla central). Y como adicto a Batman cuando se presentan estos detalles, uno no pude evitar sonreír en cada parada.

Tieri también se toma tiempo para divertirse con algunos elementos básicos icónicos de las historias clásicas de Batman, y una reunión en la azotea entre el comisario Gordon y Robin, depara en un diálogo excelente, al igual que la interacción entre Dos Caras, El Pingüino y El Acertijo.

El artista Jim Calafiore captura muy bien la atmósfera de Gotham City, y dado que está libre de la estructura rígida de Countdown, puede estirar un poco las piernas con algunos diseños de viñetas más creativas. Aunque no tiene nada nuevo que decir sobre Gotham o el Caballero Oscuro. ¿Y quién lo tiene?

Los fans del orejas picudas disfrutarán de este tomo porque sí y ya está.

Para el que no esté siguiendo la colección será un “agradable” recorrido por la ciudad más oscura, más peligrosa y con más mafiosos por metro cuadrado que uno se puede encontrar en el mundo de los cómics.

Reseña: Batman Inc. El Regreso, de Grant Morrison, Yanick Paquette, Chris Burnham y David Finch

Batman. Colección de franja amarilla (Batman Saga), ya sabéis, lugar donde encontrar las mejores historias, los mejores arcos argumentales del Caballero Oscuro. Me faltaba por reseñar este chulo Batman Inc., otra de las joyitas del personaje que el más puro fan del oreja picudas no me cabe ninguna duda que disfrutará. Y es que siempre es mejor esperar un poco a que las cosas se asienten para poder verlas con objetividad. O criticarlas con razón si se han leído con la atención que se merece. Esta reflexión se me viene a la cabeza o gira en torno a Los New 52, evento al que muchos han criticado pero del que sin duda, sí que salieron o quedaron cositas bastantes buenas después. Y ahora cuando pasa el tiempo se valora.

Batman Incorporated (el denominado Batman Inc.) es una miniserie escrita por el siempre recomendable autor Grant Morrison. El regreso de Batman a una serie después de los acontecimientos de Batman RIP, Crisis Final, Batman y Robin, y El Regreso de Bruce Wayne. Donde después de estar desaparecido en un pasado distante y creído muerto, Batman regresa a la actualidad del Universo DC preparado para retomar su guerra contra el crimen y ahora a un nivel superior. Creando un nuevo centro de reclutamiento con derecho a formación donde él mismo estará al mando de un equipo global de superhéroes que responderán bajo el sello o empresa de Batman Incorporated. ¿Mola la idea? Yo diría que mucho. Aunque a mí personalmente no me gustaría tener de jefe a este señorito… Por lo que Batman libra una batalla decisiva en la guerra contra el Terror, sabiendo que la organización criminal liderada por Talia Al Ghul, ofrece una cuantiosa recompensa por la cabeza de su hijo, Damian Wayne. Pero ocurre que, tras regresar de su exilio temporal, Bruce Wayne sorprende a propios y extraños admitiendo que durante los últimos años ha subvencionado la cruzada contra el crimen. Una confesión que lleva un paso más allá al comentar también que su intención es crear una «empresa» con un logo corporativo donde todo el mundo pueda ver que se dedican a enfrentarse a cualquier contienda a nivel internacional. Un proceso que implicará el reclutamiento de nuevos héroes, dignos de portar el emblema del murciélago y capaces de afrontar la amenaza que representa, a priori, la organización terrorista llamada Leviatán, que encabeza la criminal e hija de criminales antes mencionada.

Batman Inc.: El Regreso es la continuación directa de trabajos previos de Morrison con Batman. Aquí se hace referencia a títulos como Batman e Hijo, La Resurrección de Ra´s Al Ghul, Batman y el Guante Negro, Batman RIP, Batman y Robin y El Regreso de Bruce Wayne. ECC Ediciones edita este tomito en cartoné con la calidad a la que nos tiene acostumbrados. Un trabajo genial de colección que ningún fan del Caballero Oscuro debería obviar. Este tomo que os traigo hoy recopila los ocho números (además de los especiales Batman: The Return y Batman Inc.: Leviathan Strikes!, a modo de prólogo y epílogo respectivamente), de la serie Batman Inc. original. Lo que podría ser también una precuela muy digna de El Regreso de Bruce Wayne (https://www.ecccomics.com/comic/batman-el-regreso-de-bruce-wayne-batman-saga-8011.aspx), donde se representa también la primera incursión de Wayne en el actual Universo DC, después de que fuera atrapado por la versión omega de Darkseid.

Un debut, se podría decir, y un nuevo traje diseñado por el maestro del dibujo David Finch cuya aportación a la obra junto a Yanick Paquette (con quien ha colaborado en las elogiadas novelas gráficas de Wonder Woman: Tierra Uno) y Chris Burnham (Batman y Robin); crean en su conjunto una obra formidable.

Disfrutable como pocas.

Reseña: Batman. Calles de Gotham. El Corte Final, de Paul Dini, Dustin Nguyen y VVAA

Ganas de Batman. Pero no algo inacabable a corto plazo ni tampoco muy prolongado en el tiempo en cuanto a trama. Una buena propuesta vi en Calles de Gotham ahora que ECC Ediciones lo ha recogido en tomo de tapa dura dentro de la famosa colección de la franja amarilla (como yo la llamo), la denominada Batman Saga. Los once primeros numeritos de una serie que creo que albergará poco más de veinte. ¿Pero cómo llegar? ¿Hay que tener “algo en cuenta” antes de ponerse con esta nueva trama del orejas picudas? Os pongo en situación: Gotham continúa cayendo en su propio infierno mientras las casi inexistentes fuerzas de la justicia hacen todo lo posible para evitarlo. Es entonces cuando un nuevo Batman se levanta en las calles de Gotham City. Los héroes, villanos y ciudadanos lo perciben y los cuerpos de seguridad ya se preguntan como deben tratar al nuevo Caballero Oscuro. Y, sobre todo, si podrá controlar el crimen en Gotham como lo hacía el anterior.

Hace ya bastante (para mi velocidad lectora) que no leía un argumento largo de Batman. Y casi que no me importaba la forma en la que se estructurara el nuevo cómic, las historias o las ilustraciones, mientras me entretuviera. Pero leído bastante de un tiempo a esta parte, sigo siempre con interés las noticias y dónde va a parar todo lo que concierne al murciélago de pro. Especialmente, porque tengo en mente ciertos arcos de los que disfruté bastante y no lo esperaba como el cómic independiente de Robin u otra cositas que monta Paul Dini con la Bat-Familia. Y no me digáis que no mola ver como Dick ha asumido el papel de un Batman más severo y Damian ahora es su Robin. Sin embargo, lo que Dini hace aquí es alejarnos un poco de esos personajes, un cambio de ángulo, con buenos resultados. Por que Calles de Gotham es la tercera nueva serie y el sexto título, en general, tras la chulada que fue La Batalla por la Capucha (https://www.cronicasliterarias.es/?p=1322). Una serie donde afortunadamente, algunos de los mejores autores del negocio se juntaron para con Batman. Y aquí, una vez más, gente cañera para un excelente trabajo que no decepciona al mando de Paul Dini. Por que Calles de Gotham no es otra cosa que el regreso de Dini y Dustin Nguyen al mundo de los murciélagos.

La mejor parte es que Dini recoge una serie de hilos que dejó colgando antes de que comenzara todo el lío de la capucha -como el encarcelamiento de Thomas Elliott y Harley Quinn detenida en plena calle-, y ahora los conjunta con un nuevo Batman y Robin patrullando distritos, un nuevo villano llamado «Abuse» (Colin Wilkes, un huérfano secuestrado por El Espantapájaros y rescatado por Batman en su día, y el mejor amigo de Damian Wayne) y las consecuencias de La Batalla por la Capucha desde la perspectiva del villano Luciérnaga (Firefly), todo lo cual se convierte en un inmenso infierno.

Ayuda que Dini haga malabares con todas estas tramas y nunca se quede corto en ninguna de ellas. Se nos da una muestra de las cosas por venir tanto como sea necesario y luego Dini pasa a la siguiente historia (dentro de la principal) a ritmo vertiginoso lo que provoca que tengas la sensación, casi en cada capítulo, de una última página de infarto acercándose sigilosamente. Pero también se deben entregar menciones al arte de Dustin Nguyen. Un ilustrador que cada día mola más y que sigo pensando que habría encajado mejor para “manejar” Batman: R.I.P. que Tony Daniel, sinceramente. Hay algo en el estilo de Nguyen que se adapta muy bien al universo de Batman, cada viñeta que dibuja involucra capas y diferentes formas de ver ese manto con diferentes tonos de oscuro, que me deja boquiabierto.

El último cómic que disfruté tanto relacionado con Batman fue la maravillosa Gotham Central (https://www.cronicasliterarias.es/?p=2260), serie que archirecomiendo desde aquí y a la que tiene un ligero toque similar. La intención es mirar el mundo de Gotham City a nivel de la calle y ver cómo se ven Batman y Robin, entre otros, desde el lado policial, los criminales y los transeúntes. ¿Me ha molado? De notable alto esta lectura. Mi mente ya se ansia por saber cómo se cerrará dicho arco.

Reseña: Batman. Yo Soy Bane, de Tom King y David Finch

Batman: Yo Soy Bane está ilustrado por David Finch. El trabajo de Finch es fascinante. Su obra de arte es fascinante, especialmente las escenas de lucha entre Batman y Bane. Y la historia nunca abarata la batalla. La lucha es larga pero nunca se prolonga, las ilustraciones de Finch son tan poderosas que los lectores pueden sentir cada golpe y cada mueca de sangre. En resumen, tras una historia con un clímax fantástico, ya merece la pena muy mucho comprarse este tomo.

Bane es un villano muy singular en la galería de malos-malutos del Caballero Oscuro. No solo le destrozó la espalda a Batman en La Caída del Caballero Oscuro a principios de los 90, también es uno de los raros villanos que lograron prominencia fuera de la Edad de Oro de los cómics donde el Joker, el Pingüino, el Acertijo, Catwoman y El Espantapájaros eran toda una serie de villanos que surgieron sobre 1940 y desde entonces han seguido atormentando al orejas picudas hasta el día de hoy. Pero es raro que aparezca un enemigo y se coloque en la categoría de dicha lista clásica (Ra’s al Ghul llegó en los 70s) y se quede, como Bane se quedó, para volver a grandes arcos donde se brinda por la venganza en sus más altas cotas.

Escrito nada más y nada menos que por el tan de moda Tom King, Batman: Yo Soy Bane (números de Batman #16-#20) es para muchos de nosotros el clímax al King’s Rebirth of the Batman. Eventos anteriores como Yo Soy Gotham y Yo Soy Suicida forman junto a Yo Soy Bane una trilogía con un clímax que muy pocas historias consiguen en conjunto. La espera ha valido la pena.

Batman: Yo Soy Bane comienza con el Cruzado de la Capa capturando al que capturó a su vez al Psico-Pirata y lo colocó en los cálidos confines del Arkham Asylum. No obstante, Batman necesita al Psico-Pirata. Es el único que puede salvar a Gotham Girl, aunque necesitará cinco días para hacerlo. Bane quiere recuperar su premio. Y no se detendrá ante nada para recuperar a su colega. Su primer ataque demoledor es contra los confidentes más cercanos a Batman; Nightwing, Capucha Roja y Catwoman, por nombrar algunos. Un terrible ataque que sacará a Batman de las sombras… Aunque también a un Caballero Oscuro que ya viene con su propio plan. Lo malo es, que ese plan propone enfrentarse cara a cara con Bane, una vez más. Y en su territorio. Dentro de la fría pesadilla conocida como Arkham Asylum…

Una excelente miniserie. Claro, que se complementa con los dos arcos de la historia anterior, pero Batman: Yo Soy Bane se entrega en cada página, dentro de cada viñeta y se puede disfrutar de forma independiente sin ningún problema. Tom King hace un gran trabajo elevando la tensión entre los dos combatientes antes de que ninguno de ellos haya lanzado un golpe. Y cuando los golpes comienzan a volar, es pura armonía ilustrada para cualquier fan del género de superhéroes. Además, en uno de los números se trata un tema muy interesante. En él, los pasados individuales de Batman y Bane se desarrollan a la vez pero a distintos lados de cada viñeta. Aquí, los lectores obtienen una visión comprensiva de ambos personajes cuando eran niños, después de haber perdido a sus madres, sin embargo, la vida de uno es nadando en la riqueza y la comodidad, mientras que el del otro rasga todos los aspectos de la pobreza. Quizás, Tom King sea capaz de conseguir que tengas cierto feeling por Bane durante este tramo.

Pero ambos les une el impulso del odio. A ambos, los alimenta. Solo sus entornos los distinguen y conducen a elecciones inevitables. Uno busca detener el crimen. El otro busca gobernar sobre aquellos que los cometen. Son dos caras de una moneda similar. Pero solo una cara de la moneda puede quedar sobre la mesa.

Muy disfrutable Batman: Yo Soy Bane, uno de los últimos tomos publicados dentro de Batman Saga. La colección de tomos de franja frontal amarilla de ECC Ediciones; que centran una idea, un todo, una colección de buen ver con la que El Caballero Oscuro celebraba el pasado 2019 sus ochenta años de existencia. Tomos hechos para coleccionar y recopilar sus mejores arcos argumentales.

Reseña: Batman. La Batalla por la Capucha, Tony S. Daniel, Fabián Nicieza, Guillem March, Joe Harris y Tom Mandrake

Uno de los grandes arcos argumentales de DC en los últimos tiempos, fue La Batalla por la Capucha. Un historia publicada en 2009 que consta de una miniserie homónima de tres números escrita por Tony S. Daniel, así como una serie de tramas vinculadas. En definitiva, todo lo que ECC Ediciones nos va a recoger en dos geniales tomitos de Batman Saga, los del frontal amarillo, los mismos que no paro de recomendar para iniciados o grandes coleccionistas de los mejores arcos en lo que se refiere al orejas picudas y quieran tenerlo todo-todito-todo bien recopilado. La historia central de La Batalla por la Capucha detalla el caos en Gotham City después del Batman R.I.P. y los arcos paralelos como Crisis Final. A groso modo, todo se debe a la percepción de ausencia y abandono de Batman del podio destacado donde siempre debió estar. Pero su desaparición en realidad es causada por la aparente muerte del personaje a manos de Darkseid en Crisis Final, lo que provoca disensión en las filas de sus aliados y enemigos que luchan por el derecho a convertirse en el nuevo Batman. En general, La Batalla por la Capucha es como un sauce gigante con cantidad de ramales que cada uno parece llegar al tronco primordial. ¿Pero lo hace? Tendréis que descubrirlo-leerlo-vivirlo por vosotros mismos. Y en tan solo dos tomos.

Hay mucho que cubrir con este tema, y estoy seguro de que cualquiera que lea esto lo espera; Batman se fue, las calles de Gotham City están en un constante estado de agitación debido al hecho de que el Cruzado de la Capa ya no existe y el caos mola. Pero os gustará saber que Nightwing (Dick Grayson) ha organizado a todos los vigilantes y protectores de Gotham City en un grupo llamado la Red (Dick, Robin (Tim Drake), Batgirl (Cassandra Cain), Oráculo, Batwoman, Jim Gordon, Damian Wayne, Catwoman, los Outsiders, las Aves de Presa e incluso los británicos Caballero y Escudera), y todos para reprender en principio a impotentes amenazas como Hugo Strange, el Dr. Fósforo, Mr. Frío, Máscara Negra o un nuevo aspirante a Batman que no duda en ejecutar a sus enemigos. Y es que Dick está totalmente en contra de la idea de que “cualquiera” se vista con el traje o imite a Batman. Y sin embargo, Tim y Alfred sienten que Gotham “necesita” a un Caballero Oscuro más que nunca. Hay que sacar a la ciudad del abismo.

Una batalla en ciernes. Y de las grandes. Yo la hubiera llamado GUERRA. Así, en mayúsculas. Por la cantidad de almas (en pena o no) que participan, y la cantidad de sucesos que se dan y que en su conjunto escriben una trama que te absorbe por completo. Pero recordad que este volumen recopila los dos primeros números y varios especiales relacionados, entre cuyos autores figuran Fabián Nicieza (Extremaunción), Guillem March (Musas de Gotham), Joe Harris (Terrores Nocturnos) y Tom Mandrake (Grotesk), por mencionar solo algunos… Es decir, tengo que devorar el siguiente tomo ya. La historia es tan grande que no concluirá hasta el siguiente tomo de Batman Saga y eso quema. La de encuentros, escaramuzas y giros argumentales vividos. Wow!

A grandes rasgos concretar que La Batalla por la Capucha fue MUCHO mejor de lo que esperaba. Valió la pena adquirirlo pese al miedo de ser una trama demasiado moderna, de las que suelo huir despavorido. Tony S. Daniel sabe lo que hace y se percibe en como maneja magistralmente las relaciones entre los diversos miembros de la familia Bat. Y es que, ¿cómo reemplazas a Batman? Tenemos aquí un tipo de arco completamente diferente a la carrera histórica de Morrison. Morrison siempre andaba más intrigado por los fundamentos psicológicos de un hombre que elige vestirse como un murciélago gigante. Usar su enorme riqueza y atributos para luchar contra locos disfrazados. Tony S. Daniel, por otro lado, está interesado en contar una historia de acción caótica y fascinante. Se llama La Batalla por la Capucha.

Reseña: Batman. ¿Qué le Sucedió al Cruzado de la Capa?, de Neil Gaiman, Andy Kubert, Simon Bisley y Mark Buckingham

Todos dicen que es un homenaje, y en cierto modo lo es, pero Neil Gaiman consiguió una vez más poner a muchos en su sitio con su enorme calidad en cuanto obtení libertad para ponerse con un titulo o un personaje de renombre. Neil Gaiman es ese gran autor, uno de los autores actuales más vendidos, autor de joyas del noveno arte como The Sandman. Unido a a otra súper estrella como Andy Kubert (BATMAN, Marvel 1602), para un minievento que ya sólo por el titulo ya cautiva; quedó una trama misteriosa como es ¿Qué le Sucedió al Cruzado de la Capa?, donde el orejas picudas y su entorno se enfrentarán a un desafío nunca experimentado antes, al profundizar en los misterios de la vida, o mejor dicho, los misterios de la vida después de la muerte.

Y es que Gaiman no deja piedra sobre piedra al explorar todas las facetas y épocas de la vida de Bruce Wayne en este guión. ¿Qué le Sucedió al Cruzado de la Capa?, es una de esas joyitas de las que siempre digo que todo el mundo debería leer…, al menos, una vez en la vida. Una chulada de cómic de mano de grandes autores, tomito pequeño, formato ideal que ahora se presenta dentro de la indispensable colección para el nuevo fan como es Batman Saga. Donde ECC Ediciones está sacando todo-todito-todo del Caballero Oscuro.

¿Qué le Sucedió al Cruzado de la Capa?, vio la luz en 2009 en los cómics USA Batman #686 y Detective Comics #853. Pretendía ser la última historia de Batman contada en el funeral de éste por aquellos que le conocieron. Una idea que sí, que viene precedida de la obra de arte que fue ¿Qué fue del Hombre del Mañana?, el cómic de Alan Moore y Curt Swan de 1986 que homenajeaba a Superman del mismo modo. Pero Gaiman hace aquí una retrospectiva un tanto diferente pues Superman ni siquiera es de nuestro planeta y si durante muchos años sobrevivimos sin él, ¿quién dice que una ciudad corrupta y enmarañada como es Gotham puede sobrevivir sin el Hombre Murciélago?

Todo comienza con el funeral de Batman donde el ataúd, con el cadáver de cuerpo presente, la primera en hablar y recordar momentos del fallecido es Selina Kyle, más conocida como Catwoman. Neil Gaiman y Andy Kubert realizan un maravilloso trabajo como solo puede salir de estos dos maestros. Creando una historia curiosa y original que casi deja en mal lugar a las demás que complementan el tomo; tres numeracos más como son Un Mundo en Blanco y Negro, Pavana y Pecados Originales, todos guiones de Gaiman e ilustrados por otros grandes como Simon Bisley, Marck Buckingham o Mike Hoffman. Pero en la joyita principal del tomo encontramos una trama llena de homenajes, alusiones y humor a la trayectoria de Batman. Incluso a su obra. Con referencias más o menos explícitas a autores que se ocuparon del personaje en tiempos pretéritos, Gaiman recoge todos estos conceptos, los pone en bandeja para que los personajes principales de sus historias colaboren en un guion bastante emotivo con rememoramientos incluso a problemas de continuidad.

Desde que ECC se hiciera con los derechos de DC, de Superman y Batman, es obvio que nos lo estén trayendo todo. Incluso joyas de Vértigo y gracias a Dios, clásicos que muchos deseábamos recuperar como El Cuarto MundoJLA – La Nueva Frontera o toda una serie de titulos de antaño sobre Wonder Woman… Es normal, y así debe ser, que se hagan reediciones de estos grandes titulos una y otra vez. Nunca deben faltar, siempre han de estar disponibles. Y si lo hacen dentro de un buen formato o dentro de esa colección que te estás haciendo con todo del Caballero Oscuro, pues mejor que mejor. Una de las cosas que más admiro de una editorial es la atención al fan en lo que respecta al rescate de titulos para ser llevados a buenas cómictecas.

Las chuladas que siempre deseábamos tener o volver a leer, están llegando. En un formato genial, cartoné, de nuestros personajes favoritos en su mejor época, van llegando. Y algunas siempre vuelven, porque nunca debieron faltar. ¿Qué le Sucedió al Cruzado de la Capa?, es otro volumen chulo indispensable por guión, dibujo y colección. Que además cuenta con un buen aporte de bocetos y diseños de página de Andy Kubert maravillosos.

Reseña: Batman. Ciudad Oscura, de Scott Snyder, James Tynion IV, Greg Capullo y Andy Clarke

Mucho hemos esperado para tener todo esto bien recopilado. Las mejores historias de Batman de tal forma, que poder llegar a nuestra cómic seleccionar un arco argumental-tomo e irnos junto a nuestro café/té directos a nuestro sillón de lectura favorito. Volúmenes en tapa dura con cartoné, como nos gusta tenerlos, de lo último, lo mejor publicado. La obra de Snyder, Capullo y Tynion IV que tanto dio que hablar unos veranos atrás, ahora en ECC Ediciones en diferentes formatos, de los que yo me quedo con esta introducción en la colección Batman Saga que pone encima de la mesa el mejor cúmulo de historias del orejas picudas del mercado. Y en este caso en especial llamado Ciudad Oscura, una de las miniseries cumbre de esta revuelta creada por DC entre 2012 y 2014 con el Batman de Scott Snyder y Greg Capullo. El reboot tan famoso y que tanta repercusión tuvo.

DC Cómics lo pensó bien y para su héroe de cabecera (asumámoslo: hace décadas que no es El Hijo de Krypton), puso a estos dos autores de renombre para encargarse del proyecto del nuevo Caballero Oscuro. Encomiando la misión a dos maestros para sacar nuevamente al Murciélago a pasear. El guión para Scott Snyder (American Vampire, La Cosa del Pantano) y el dibujo de la mano del multipremiado Greg Capullo (Spawn, The Creech). La serie Batman no tardó (pero nada) en llevarse el galardón de rey de la pista. Quizás porque muchos deseábamos un gran regreso de uno de los mejores superhéroes de la historia, o tal vez, porque eran tiempos de hambre, incertidumbre… No, no, hambre de buenas historias. Y entonces lo petaron con el arco argumental de inicio. El Tribunal de los Búhos nos dejó a muchos con el culo torcido. Para mí, la última gran saga escrita del mejor detective del mundo. La más desafiante, la que ha devuelto el nivel al personaje para con quién no es acérrimo a él. Es decir, la que debes leer sí o sí como fan del género superheróico. Un cuento con muchos matices del oreja picudas, meticulosamente tramado, que tiene como objetivo estrechar la propia raíz de la mitología del personaje, destruyendo su antiguo núcleo. Le siguieron más historias geniales como La Muerte de la Familia y Ciudad Secreta. Pero en Ciudad Oscura, que continúa el trabajo esencial de las aventuras del álter ego de Bruce Wayne, queda un imprescindible tomo, repleto de material extra, además.

Ciudad Oscura nos lleva al enfrentamiento contra otro de los grandes villanos. A una Gotham tiranizada por Edward Nigma (El Acertijo) y al duelo con otro temible villano que espera en la oscuridad, el Dr. Muerte. Por si esto no fuera poco, una súper tormenta amenaza con devastar la ciudad que el Caballero Oscuro defiende por encima de todo. Una trama (Zero Year) donde Batman y Jim Gordon deberán aprender más que nunca a trabajar juntos pues ambos se ven en la encrucijada de “devolver la luz” a una Gotham City cada vez más oscura. Aunque eso suponga tener que revelar ciertos secretos del Caballero Oscuro con tremendas consecuencias finales.

Snyder coloca a Nigma como uno de los más grandes villanos a los que Batman se va a tener que enfrentar en su carrera. Un enemigo a la altura del Joker, ahora. Un cambio total que nos lleva a Origen: Ciudad Salvaje donde vamos descubriendo con el paso de las páginas una Gotham completamente nueva. Desentrañando los misterios establecidos por El Acertijo, en un año de locura en una ciudad que ya no volverá a ser la misma por el caos salvaje desatado. Un nuevo mal que ha conseguido poner a la ciudad a sus pies. Todos los habitantes son sus rehenes, y Batman no es más que uno de ellos. Aunque no sólo está Gordon para ayudar, también Lucius Fox, un gerente de Empresas Wayne, que aparentemente no sabe que la empresa provee a Batman del equipo y financiamiento que necesita.

La colección Batman Saga (la de franja amarilla), es una de las propuestas más interesantes que están saliendo para que todos los fans estemos volviendo a vivir una época dorada del cómic. Algo así como una vuelta a «aquellos maravillosos años» de aventuras en formato viñeta. Esta vez vistas con los ojos de grandes guionistas actuales, una etapa, donde brillan muchas cosas. Por encima de todo, los guiones de un neoyorquino (¡De mi edad!) llamado Scott Snyder y una genial etapa de esplendor ilustrativo de Greg Capullo. También toda una serie de autores que pusieron lo mejor de sí mismos para apoyar la serie. Historias del pasado además (alternadas con algunas del presente) que hacen disfrutar como siempre de un personaje, del que siempre queremos leer algo nuevo, cada muy poco.

Reseña: Batman. El Gran Salto, de Peter J. Tomasi, Frank Tieri, Don Kramer y Ryan Benjamin

El Gran Salto comprendería el quinto volumen dentro de Batman R.I.P. Tras un fuerte inicio de trama sacado adelante nada más y nada menos que por Grant Morrison, el eje central de estos sucesos que está publicando ECC Ediciones dentro de su colección Batman Saga (nuevos tomos de franja frontal amarilla que centran una idea, un todo, una colección de buen ver con la que El Caballero Oscuro celebraba el pasado 2019 sus ochenta años de existencia); no dejan de ser recopilaciones en tapa dura de sus mejores arcos argumentales con las que ECC da la oportunidad a nuevos lectores de descubrir o redescubrir los mejores momentos, las mejores aventuras del superhéroe más molón y sus respectivos ayudantes.

¿Respectivos, dices? Sí, pues tras la desaparición del Cruzado de la Capa, todas las intrigas y luchas también afectan a sus aliados y al Universo DC en pleno. Buena muestra de ello son las historias de este volumen en el que Nightwing, los Outsiders y héroes tan célebres como Green Arrow, Relámpago Negro y Superman cobran importancia. Pero en especial Nightwing, pues cuando Dos Caras decide golpear la ciudad de Nueva York, se da cuenta que la Gran Manzana, en realidad, está tan podrida o más que él. Así que aquí todo dios va a pagar sus crímenes, a menos que Nightwing pueda salvar al decrépito Harvey Dent de la bala de un asesino.

Tras la lucha y a punto de desangrarse, Nightwing encontrará refugio en la Baticueva y allí descubrirá que la reciente desaparición del Caballero Oscuro quizás le conduzca a un misterio aún mayor. Ese mismo que le lleva a enfrentarse a los enemigos más peligrosos del orejas picudas como son Killer Croc, Pingüino, Capitán Frio, Hiedra Venenosa, Dos Caras y obviamente el Joker. Todo para salvar la vida de una mujer marcada por la muerte.

Batman – El Gran Salto recoge además otro arco argumental relacionado con el maremágnum Batman R.I.P., el mismo que fuera publicado en su día entre los números de Batman and the Outsiders #11-#14. Un equipo enfrentado a la mayor crisis de su historia pues, ¿podría la ausencia del Caballero Oscuro significar el fin de los Outsiders? Engaño, disensión y muerte. El fin para uno de los miembros del equipo. Con una entidad dispuesta a destruir todo lo que Batman siempre cuidó. Y siguiendo las órdenes de un falso Caballero Oscuro, el ingreso en el grupo de Remac que lleva a unos Outsiders afligidos, a uno en coma y otro muerto tras una explosión. Pero los muertos serán vengados.

Se cree que Nightwing es responsable de la muerte de una vieja llama. Dos Caras ha jurado venganza sobre el primer Robin y la ciudad de Nueva York. El ácido es su sangre, su arma, su vida; le corresponde a Nightwing detener al villano más traicionero y peligroso que se conoce en Gotham. Entre los responsable de contarlo figuran integrantes de algunos de los grandes equipos creativos recientes de DC como Peter J. Tomasi (Green Lantern Corps), Frank Tieri (Harley Quinn), Don Kramer (Batman: Cara a Cara) y Ryan Benjamin (Escuadrón Suicida). Equipo que tengo que decir que crean en general un nivel bastante bueno en cuanto a dibujo y guión.

Con otros ojos, Batman R.I.P. es exactamente lo que uno esperaría de un cómic moderno. Dicho esto, que no tiene porqué ser malo, uno se centra particularmente en la trama que es lo que aquí brilla especialmente. Rencillas, secretos y giros que no esperas de ciertos personajes, vais a encontrar en El Gran Salto. Un tomo con una dramática historia que continúa manteniendo el interés por saber en qué deparará la saga.