Crónicas Literarias

Reseña: Spiderman Noir (Colección Completa), de Hine, Sapolsky, Di Giandomenico y VVAA


Una de las aventuras independientes de Spiderman mas curiosas y a la vez más recomendadas, todos esos requisitos los cumple Spiderman Noir. No es la historia que esperas. Aquella araña que pica a Peter Paker y… No. En este universo, todo toma un rumbo diferente. Guiones que navegan entre el pulp y el género negro, un trama que atraerá a más de uno. Bien. Pues Panini Cómics, en esta gloriosa época de los integrales, acaba de sacar al mercado la edición completa con todo lo referente a Spiderman Noir. Es decir, las dos miniseries que lo trataron y los tres one-shots que se hicieron después con un buen lapso de tiempo entre ellos. Todas las aventuras de Spiderman Noir en solitario, en un único volumen. Oh yeah!

La miniserie original fueron cuatro números publicados en 2009 que recuerdo haber guardado en grapa con cariño durante algún tiempo. Era diferente, una rarunada con nuestro querido vecino Spiderman de protagonista, y yo soy mucho de coleccionar rarunadas. Pero en una de mis mudanzas se debió perder y eso me entristeció. La obra de David Hine y Sapolsky nos traslada a la conflictiva fecha de 1939. Con el espectro de la guerra asomando en el horizonte, un oscuro Spidey se dedica a detener las injusticias de sus vecinos más próximos. Aunque después de descubrir un asesinato en el club nocturno The Black Cat, encuentra pistas que conducen a gente extranjera. Spidey no tiene más remedio que abordar el próximo vuelo a Europa y comenzar una aventura en un paisaje oscuro, lleno de nubarrones, espías y armamento militar saliendo a la calle en las principales potencias del viejo continente. Un potente guión con un Spiderman muy batmaníaco, que a la peña de entonces nos dejó alucinados. Solo por esta miniserie, merece la pena tener este integral.

Pero stop-stop, se me olvida algo, antes de poneros con este Spiderman Noir de Tierra-90214, quizás necesitéis un poco de historia de fondo, ¿no? O quizás os guste ir descubriéndolo por vosotros mismos. Venga ok. Pero tened en cuenta una cosa, no es el Spidey de siempre el que vais a encontrar aquí, lo que realmente necesitáis saber es que Spiderman Noir habla de un detective privado que no teme usar un arma y mucho menos quitarse de enmedio (para siempre) a los indeseables. Todo muy negro, muy impactante, muy real.

Spiderman Noir: Los Ojos sin Rostro (Eyes Without A Face) fue el siguiente arco argumental de cuatro números que se publicó con el personaje. Debido al éxito anterior, tan solo un año después llegó. Sin embargo, la trama nos lleva a cinco años antes de lo ocurrido. Aquí Peter Parker se siente a gusto, el Hombre Araña es el querido héroe de la ciudad, el presidente Roosevelt está en la Casa Blanca, una economía en declive está en sus primeros pasos hacia la recuperación y Norman Osborn fuera de escena. Por lo que el crimen organizado de Nueva York ha perdido a su referente principal. Pero no todo está bien en la USA de 1934…, fuerzas oscuras siguen tejiendo malas conductas desde el Este, se huele el miedo y un definitivo juego para el mundo parece estar elaborándose. Además, ese vacío de poder en el crimen de Nueva York empieza a ir de boca en boca. La violencia en las calles empieza a ascender y nuestro Spiderman de gabardina y borsalino, debe lidiar con una nueva generación de asesinos, criminales y traficantes de personas. Reinventados a partir de algunos de los enemigos más grandes y letales del más clásico trepamuros.

Buena historia que mantiene la ambientación. Entretenida.

Un factor de Spiderman Noir que sobresale y está muy conseguido es el patrón del habla. De todos es sabido que las historias de género negro se caracterizan por detectives/mafiosos/gente de a pie que suele tener una jerga específica que el lector reconoce como chulesco y vulgar, en ocasiones. Pero que mola. Que acerca al lector a la historia. Los autores de Spiderman Noir tienen esto muy presente pues esa virtud bien llevada, da ritmo al diálogo. Un flujo y reflujo parecido a la música entre personajes que se percibe en ciertas películas clásicas, por supuesto, de género negro.

Spiderman Noir recordará a viejas películas de detectives, por todas las mejores razones. Ritmo y diálogos divertidos, manteniendo la tendencia noir también en el dibujo con negros y blancos intensos en comparación con otros colores. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Siempre, donde quiera que estés. Una buena directa para políticos corruptos, policías que no hacen nada por proteger a inocentes y empresarios sin escrúpulos. Todos ellos y, por supuesto, la gente de bien, deberían leerse este glorioso Spiderman Noir.

¿Por qué?

Nacida del amor a la lectura constante, en Crónicas Literarias – Desde New York, trataremos de dar a conocer al público libros y cómics interesantes que pasan por nuestras manos.