Reseña: Marvel Omnibus. Ojo de Halcón, de Jim McCaan y David López

Ojo de Halcón es un personaje del que últimamente han salido grandes cómics y se han recopilado a base de bien. Es un personaje que fue secundario durante bastante tiempo aunque ya en los 80, en Los Vengadores de la Costa Oeste (Los Nuevos Vengadores, en nuestro país) comenzó a despuntar gracias a sus dotes de mando y potente personalidad. Y entonces del inseparable compañero y amigo del Capitán América nos enamoramos muchos. Curiosamente, poco después de eso, los 90, dos miles… no hubo una adaptación potente del personaje en viñeta.

Pero se alzó de pronto gracias a la primera peli de Los Vengadores, donde se fue haciendo nuevamente con el cariño de muchos. A lo que sumó bastante más el Ojo de Halcón, de Matt Fraction y nuestro compatriota David Aja (https://www.panini.es/shp_esp_es/marvel-integral-ojo-de-halc-n-de-matt-fraction-y-david-aja-smain020y-es01.html) que lo petó en los Premios Eisner de ese año en que se publicó la serie. Y que Panini Cómics trajo aquí en un maravilloso tomo no hace mucho. Por no hablar del que hizo Jeff Lemire (https://www.cronicasliterarias.es/?p=5639) que también me encantó aunque en menor medida. Y uno que parece ya estar curtido en la revisitación a un personaje que amé por encima de muchos de otros de Marvel en mi niñez (sí, yo era el raruno del grupo que coleccionaba Los Nuevos Vengadores); de cabeza fui a por el integral que salió hace nada, esta vez tratado el personaje por Jim McCann y David López, que Panini tiene los santos cojones de publicar en la misma edición Marvel Omnibus de los anteriores; tapa dura con granulado, formato grande…, delicioso, delicioso, para poner junto a los otros sin desentonar un ápice. Y donde si antes nos habíamos topado con el personaje viviendo la vida del solterón en un barrio de alquileres chungos, llevado por mafiosetes de la Europa del Este, o las aventuras y desventuras junto a su hija; ahora toca un impresionante volumen con todas sus aventuras desde el retorno de Pájaro Burlón, como consecuencia de los acontecimientos de Invasión Secreta; una señorita de armas topar, una pareja a la que se le apodó en USA por su forma a acometer a los malos-malutos, el señor y la señora Smith del Universo Marvel.

Partiendo de las consecuencias masivas de Invasión Secreta comenzamos aquí con un arco de cuatro numeritos (New Avengers: Reunion) que es sorprendentemente introspectivo, particularmente cuando se compara con algunos de los otros cómics que vuelan bajo el estandarte de Reinado Oscuro. Y aunque la trama en sí misma sirve como medio para llegar a un fin, el escritor Jim McCann hace un buen trabajo al explorar la complicada relación Clint Barton/Pajaro Burlón. McCann pasa la mayor parte de su tiempo explorando las complicadas conexiones de Ronin, escribiendo un intercambio muy atrasado con Bucky, antes de cambiar el enfoque a Pájaro Burlón y específicamente el cómo sus experiencias con los Skrulls afectarán su relación con su actual ex-marido. Aquí es donde McCann hace un excelente trabajo al vender la extraña desconexión entre Clint y Bobbi a medida que los personajes se reencuentran tras años de separación. La trama, que involucra a una organización misteriosa escondida en un ala de hospital oculta, toma algunos giros impredecibles y aquí ya estás enganchado del todo a un tomo que propone y da bastante.

Mientras tanto, los lápices de David López se adaptan perfectamente al flujo atractivo de las historias. El artista hace un gran trabajo al enmarcar sus viñetas de manera concisa. También vale la pena señalar que durante las escenas más expositivas, el artista hace un trabajo fantástico al usar expresiones faciales y gestos para capturar el tono argumentativo que busca McCann. Por lo que estamos ante un indispensable para fans de Hawkeye y súper indispensable para amantes de parejas de superhéroes a los que les gusta la acción por encima de todo. La tensión sexual siempre, pero cuando no, la ayuda inestimable de una amiga o un amigo que te tiende la mano.

Se podría proponer como cómic ejemplar de estudio de personajes.

Reseña: La Guerra de la Evolución, de VVAA

Volver al cómic clásico de superhéroes es una de las cosas importantes por las que sigo aquí, escribiendo casi una reseña diaria, reseñas de novedades de libros y cómics que pienso que nadie se debería perder. Que estéis al tanto de todas y cada una de las joyitas que salen, y decidáis si este vuestro hobby lector friki, algo sin lo que no podéis vivir como es mi caso. ¿Cómic clásico? En especial, aquella gran época ochentera que nunca me cansaré de reinvidicar que dio para mucho y que cambió el hábito lector de muchos niños y niñas, hoy en día viejóvenes cuarentones o cincuentones que luchan por no dejar ese divertimento detrás. ¿Cómic clásico? En especial (otra vez), aquellas grandes marcrosagas, eventos intergalácticos, que para los que ya empezábamos a interesarnos por la Ciencia Ficción literaria, nos venía com anillo al dedo. Crossovers con el tema cósmico de fondo, todo aquello que tanto añorábamos tener (volver a tener), ay, de aquellas madres que tuvieron afán por tirarnos tantas cosas a la basura… Obritas muchas que como la carne friki es débil y Panini Cómics nos sigue trayendo joyitas cada mes en tapa dura, tomos con precio muy competitivos e integrales imprescindibles; decidme quién demonios se iba a resistir a todo un eventazo como fue La Guerra de la Evolución. Decidme friends, quién se resiste a que vuelva a estar disponible el buen «cósmicqueo».  Una de las mejores sagas intergalácticas Marvel y en un formato glorioso como son los Marvel Limited Edition o Marvel Omnibus, que están completando los deseos de muchos fans de pro de este país.

Y es que aquellos que eligen ver el declive del cómic de superhéroes como un hecho relativamente reciente pueden preferir mantener sus ideas preconcebidas alejadas de La Guerra de la Evolución (The Evolutionary War). Estamos antes una secuencia de historias a menudo incómodamente vinculadas que originalmente se encadenaron en once de los anuales en el glorioso año 1988. Recopilado ahora en una edición de renombre, tenéis todo-todita-toda la leña, una buena fuente de macedonia (fresquita) para devorar donde se brinda por el mejor pijameo. Un dulce cúmulo de nostalgia y satisfacción contemporánea que corrompe la memoria. Las típicas historias de superhéroes de hace casi cuarenta años con un puntito de trama interesante a lo culebrón. Historias que muchos creían moribundas pero que al leerlas, ves que aún tiene mucho que decir incluso en el UCM (Universo Cinematográfico Marvel). A poco que cogieran este guión los hermanos Russo o porqué no el propio James Gunn… sale una peli to´guapa.

O dos. ¿Cómo puede no aterrar el plan del Alto Evolucionador en el que quiere hace avanzar genéticamente a la humanidad hasta sus límites más insospechados? En este arco de arcos se revela que el Alto Evolucionador sobrevivió a su intento de suicidio y ha ideado un plan para guiar y mejorar la evolución de la humanidad para que el resultado de la nueva raza algún día sea suprema. Seres por encima de todo y de todos. Con este fin, inicia varios esfuerzos simultáneos para acelerar la evolución humana y eliminar las amenazas percibidas a la pureza genética de la humanidad. Envía sus tropas Purificadoras a Subterránea para esterilizar a las razas nobles que habitan allí. Sin embargo, el descubrimiento de un ser mutante atrae la intervención de X-Factor y Apocalipsis. Y aquí ya tenemos la primera batalla épica del tomo. Una potente batalla en el espacio exterior. El Alto Evolucionador finalmente está convencido de que los Subterráneos tienen potencial genético pero por el moneto cesa sus operaciones allí. Lo reserva como Plan B.

Por otro lado, envía sus esbirros a Bogotá para exterminar un cartel de la droga y así obtener recursos. The Punisher descubre la batalla y se despacha con ambos bandos. El Alto Evolucionador visita a los Eternos y los convence de que ayuden a su causa mapeando el código genético de Silver Surfer. Surfer se niega a cooperar y convence a los Eternos de que lo dejen en paz; los Purificadores necesitan a alguien con poderes mutantes para analizarlo y capturan a Magma aunque Los Nuevos Mutantes asaltan la base de Wyoming para rescatarla. Sin embargo, durante la lucha, ésta se da cuenta que ha mejorado sus poderes tras “la intervención” y queda con esto totalmente alucinada. Y lo goza…

La Guerra de la Evolución es una sucesión de tramas con ataques constantes inutilizados pero en los que, en realidad, el malo-maluto va avanzando cada vez un poco más. Los 4 Fantásticos, el Escuadrón de Recolectores y Eliminadores al Área Azul Lunar, Los Inhumanos liderados por Quicksilver (Mercurio, hermano de la Bruja Escarlata), el Alto Evolucionador viajando a la Tierra Salvaje, los X-Men ayudando a liberar a Garokk, el Hombre Petrificado, de la servoarmadura de Terminus, los Exterminadores intentan sellar el nexo de todas las realidades, Spiderman y La Cosa enfrentándose a ellos… La Guerra de la Evolución fue la primera saga multiannual de la historia. Con grandes guionistas como Gerry Conway, Steve Englehart, Louise Simonson, Chris Claremont y Steve Gerber…, dándolo todo.

Una de las joyitas comiqueras en las que te puedes enfrascar este verano.

Reseña: Hulka, de Charles Soule, Javier Pulido y VVAA

El último volumen publicado de She-Hulk (Hulka) fue el volumen 6 que se publicó entre 2014 y 2015. Se le encargó a uno de los guionistas de moda por entonces como era (y es) Charles Soule; guionista de cómics, novelista, músico y abogado residente en Nueva York. Conocido por su Daredevil, La Muerte de Lobezno y varios libros y series de cómics de Star Wars. Y puedo añadir que su novela Star Wars: Light of the Jedi publicada en enero de 2021 en USA debutó llegando al puesto número 1 en la lista de libros más vendidos del New York Times. Por lo que actualmente es consultor creativo de Lucasfilm. Ahí es nada. Pero su Hulka, a día de hoy sigue siendo de renombre. Y ahora Panini Cómics publica en formato Marvel Omnibus dicha serie. Una obra donde se nota a leguas lo bien que Soule maneja el tema de la abogacía que es lo que maneja realmente en su vida particular.

Valiosa vengadora, miembro de la Fundación Futuro, salvadora del mundo en más de una ocasión… Jennifer Walters es también una de las mejores abogadas de Nueva York. Un montón de éxitos le avalan. Más de dos metros de encantadora mujer, divertida a la vez que capaz de noquear a Galactus de un puñetazo (¡Quizás!); pero ahora está teniendo problemas para conjugar sus casos judiciales con sus aventuras de superhéore. Esto dice la sinopsis editorial y esto exactamente es lo que vamos a encontrar en este tomo. Muy a lo Daredevil, cada grapa o número presenta una mezcla de su vida privada con la de superhéroe. Y es que Jennifer Walters es abogada durante el día y superheroína cuando no está en los tribunales. En este sexto volumen, vamos a ver como deja su trabajo en una de las grandes firmas de abogados y comienza su propia práctica privada de letrada. ¿Su primer cliente? El hijo del Doctor Doom al que tiene que ayudarle a conseguir asilo en el estado de Nueva York. Y a medida que el caso termina, se desarrolla un caso mucho más grande que tiene conspiración y hechos casi sobrenaturales casi a partes iguales. Pero hay más…

Para los que gustan del Doctor Doom, van a flipar. Lo encontré aquí más interesante que en cualquiera de las películas que se han hecho de Los 4 Fantásticos hasta el momento. Pero bueno, eso no era tampoco muy difícil de superar. Aquí se cuenta que Hulka viajó a Latveria para luchar contra algunos de los Doombots del Doctor Doom, y allí después de un duro enfrentamiento, razonó con él sobre el comportamiento de su hijo. Charles Soule demuestra aquí que estaba perfectamente preparado para escribir sobre el personaje. Tenía la base, ya lo he dicho, pero además hace que sea interesante cualquier minucia que a Jen le va ocurriendo. Y eso que por aquellos años se cuenta que llevaba siete series de cómics regulares adelante. ¡¡SIETE!! ¿Demasiado Red Bull? ¡Por Crom! Además con guiones de otras cabeceras también bastante buenos.

Este nuevo volumen abre con Jen usando sus contactos con Los Vengadores para ayudar a una camarera cuyo diseño de cañones repulsores de su difunto esposo pudo haber sido robado por Tony Stark. Y lo que sigue, es un viaje bizarro pero brillante que utiliza sus dos conjuntos de habilidades a la perfección cuando se enfrenta al inexpresivo abogado principal de Tony llamado simplemente Legal. Y también contra los robots del Iron Man de Tony que se interponen en su camino. Momento en el que estoy totalmente impulsado a comentar el fantástico arte de Javier Pulido que aquí tiene esplendor. Pulido sí, el fantástico ilustrador que trabajó en el famoso Ojo de Halcón, de Matt Fraction. Un Marvel Omnibus contenedor de los doce primeros números del volumen, el Wolverines #13 y el Gwenpool Special #1. Aportar también lo molón que es el arco de tres números llamados Los Viejos Tiempos donde Jen adquiere un nuevo cliente, un señor mayor llamado Capitán América.

Después de varios meses de espera, Disney+ y Marvel Studios publicaron el trailer oficial de la serie She-Hulk: Abogada Hulka. Una de las mayores apuestas del estudio cinematográfico para este verano. ¿Queréis llegar al estreno bien instruidos con el personaje?

Ya sabéis.

Reseña: Loki. Agente de Asgard, de Al Ewing, Lee Garbett y VVAA

Temía que Loki: Agente de Asgard estuviera inspirado y dirigido a una audiencia de fangirls/boys del MCU-Hiddleston-Loki. Y obviamente esto es así. Sin embargo, me ha sorprendido la profundidad de los arcos que se marca Al Ewing para con el personaje en este volumen, en este genial The Complete Collection que Panini Cómics publica este mes. Un tomo en el que uno puede disfrutar de todo-todito-todo el contenido de principio a fin.

La parte de su adolescencia y principios años hasta la veintena aproximadamente, me ha parecido formidable el nivel de enganche-lector que produce. Es un artefacto interesante de la cultura pop para un lector viejoven como yo, ese que prefiere los cómics con mucho para analizar. Pues hay dimensiones del Agente de Asgard aquí, que van mucho más allá del fan-service. Y eso pedía. Incluyendo, la sátira amistosa hacia el fandom que nunca se deja de lado. Es decir, un creador de canon que retome y/o critique sutilmente las ideas de los fans, de algo ya madurado y que pretende el análisis académico, nunca dejará de ser una oposición a la tendencia de la cultura. El pensamiento en blanco y negro debe ser ya olvidado. En definitiva, durante la lectura de Loki: Agente de Asgard me encontré pensando en más de una ocasión que es un cómic ideal para que mis hijos lo lean cuando ellos quieran. (La mayor no es mucho de superhéroes pero en el peque tengo esperanzas cuando sepa leer).

También me complacieron mucho las referencias detalladas a la mitología y cómo van más allá de los nombres, bocetos aproximados de personajes y conceptos famosos del Ragnarok. Simplemente, por que está mucho mejor explicado que en las pelis. Ewing opta por la interpretación cíclica del mito. Leí los primeros números de este cómic teniendo muy presente La Saga de los Volsungos (una obra que me encanta, un texto islandés escrito en prosa a finales del siglo XIII, que relata las aventuras del héroe germánico Sigurd que mata al dragón Fafnir en el Brezal de Gnita, y así se apodera de un tesoro mágico que termina por convertirse en el Oro del Rin). Y parte de esta historia, se adapta aquí, con Sigurd el cazador de dragones, su espada mágica Gram y el tesoro de Andvari y el enano, y todos jugando papeles importantes en un momento u otro. Eso me encantó. Pues el Sigurd de Marvel es llamado «el primer héroe de Asgard» de una manera que recuerda la costumbre griega de tener héroes como semidioses. Y no estoy seguro de cuánto, o si figura esto en otros cómics Marvel. Pero aquí parece diseñado para responder a algunas ideas modernas sobre dicha mitología. No obstante, a pesar de estos comienzos prometedores, tenemos un integral que no funciona totalmente como tomo o serie de historias independientes para un lector que no ha leído ningún otro cómic que hable de Asgard dentro del Universo Marvel. Contiene demasiadas referencias a otros cómics, y no sólo al troncal de trama que es un evento cruzado con otros superhéroes.

Pero está muy bien conseguido que estamos ante una colección que es un guiño a la alta probabilidad de que el Agente de Asgard pueda caer bien a muchos pero también mal a unos pocos. Se basa en la idea atractiva en la que el malo de la clase, gusta. Con premisas chulas como esa fuerza mágica desatada por el Dr. Doom y la Bruja Escarlata (que está trabajando con él, no con Los Vengadores a diferencia de las pelis) y hace que los héroes y los villanos cambien de bando con una facilidad pasmosa y embaucadora con su habla. Los villanos se vuelven buenos y los héroes malos. El joven Loki y Amora La Encantadora trabajando juntos a dúo es todo un espectáculo. Los dos son descritos como engreídos y santurrones, y Loki ya no quiere tener nada que ver con sus antiguos amigos, a quienes les gustaba por su moral un poco ambigua. Y los amigos a cambio concluyen con su «dejémoslos con su fría nobleza».

Entre 2014 y 2015 se publicó esta serie que podría haber parecido un mensaje moral típico y bastante sencillo del tipo que se encuentra en las historias de superhéroes. Recordad que este chico es quién venció a Ultrón. Aparte de eso, estamos ante una serie de humor bien llevada. Agente de Asgard es un ejemplo estelar de cómo renovar a un personaje con un cómic que reboza buen rollo y aventuras que dejan muy buenas sensaciones. Con un personaje que no a todos cae bien. Y eso es muy difícil de hacer.

Reseña: Marvel Omnibus. Iron Man. Director de S.H.I.E.L.D., de Daniel y Charles Knauf, Roberto de la Torre y VVAA

A revolución sonaba la carrera de los Knauf en Iron Man. Lograron hacer tramas, aventuras y thrillers con un personaje de capa caída, al menos, en el mundo de los cómics y había pasado mucho tiempo desde que la cabecera Iron Man fuera algo interesante para leer. Por eso, no tenía ninguna duda de querer leer y reseñar Iron Man: Director de S.H.I.E.L.D., ahora que Panini Cómics acaba de publicar el ómnibus de este titulo. Una tremendísima oportunidad. Es más, no parecía que iba a ser una obra centrada con el problema a tratar sobre la muerte del Capitán América. Sabía que los Knauf surcarían otros senderos y conociéndolos, deberíamos obtener una idea de cómo Tony se iba a aclimatar como nuevo Director de esta siempre curiosa empresa de inteligencia y actuación. Mas, si alguna vez os preguntasteis (después de quedar alucinado en los films), por donde seguir mediante los cómics, tras los acontecimientos de Civil War, la colección que hoy os reseño es lo que toca.

Tras aquellos sucesos que no vinieron bien a nadie, Tony Stark termina por aceptar el trabajo más duro del Universo Marvel: ser Director de S.H.I.E.L.D. El hombre tecnológicamente más inteligente del Universo Marvel se dispone así a actualizar el modo de trabajo de dicha agencia, y eso llevará a Iron Man a tener que resolver más de un problema por sí mismo. Comenzando con Dum Dum Dugan que se pregunta dónde está Tony, para así trasladarnos al laboratorio a bordo del Helicarrier donde Maya y Tony están ocupados realizando una autopsia al cuerpo de un terrorista muerto. Pero… ¿tecnozombis? ¿Héroes renegados o traidores a La Iniciativa y un cambio de régimen en Madripur? ¿Qué demonios es todo esto?

Iron Man: Director de S.H.I.E.L.D. #15 da inicio a este gran evento de 2007-2008. Serie que llegó a ser conocida dentro del Universo Marvel como La Iniciativa. Una potente obra guionizada por Daniel y Charles Knauf y con unos tremendos dibujos de Roberto de la Torre con Jonathon Sibal como entintador. Lo cierto es que hacer un resumen de todo lo que ocurre en tan tremendo tomo se hace algo difícil. Estamos hablando de un volumen que comprende más de treinta números (Iron Man: Director de S.H.I.E.L.D. #15-#32) más un primer Annual en los que desde la primera página ya estás «in media res». Es decir, acción y sucesos por los cuatro costados.

A destacar bastantes números, como por ejemplo, el #25, joya absoluta, me refiero al giro que da aquí toda la historia central. Donde después de arrastrar los pies por el barro y batallar con casi todos, Iron Man nunca llega a ver la luz al final del camino. Me encanta la nueva dirección que toman los guionistas, por ejemplo, con el Mandarín. Al igual que Ed Brubaker hiciera con Cráneo Rojo en su día, vais a ver en Director de S.H.I.E.L.D. que los Knauf convierten al Mandarín en un villano más calculador con la previsión de desafiar a cualquiera en su camino, y a mí que nunca me hizo gracia este malo-maluto, ahora me encanta. En lugar de ser simplemente malvado, es más una persona loca que ve el mundo desde una perspectiva distorsionada. Y hará que el lector también lo vea todo bastante sustancioso. Eso significa que estarás leyendo mucho y no todo diálogos sin sentido, pero flipas cuando finalmente lo que hace el susodicho encaja cuando Tony Stark conecta ciertos puntos.

Y el #19 y el #20 no pueden resultar más épicos, cuando algo viene a la Tierra desde el espacio profundo… y parece demasiado irritado… y es un tal Hulk que quiere venganza… y Iron Man está en su lista. Pero, ¿pueden las defensas espaciales de Tony Stark ralentizar al gigante verde? ¿Qué armadura especial se pondrá Iron Man contra el oponente definitivo? Una cosa es segura: cuando estos titanes chocan, las ondas de choque sacudirán el planeta y parte del universo. Además el director interino Dum Dum Dugan va a tener que decidir si la prioridad es encontrar a Tony…, o si tomar el control y hacer las cosas a su manera resultará factible.

Magnifico todo y cómo está llevado. Definitivamente, os animo a que le deis un tiento a esta aventura con decenas de aventuras detrás. Este es sin duda uno de los cómics mejor escrito del mercado y vale la pena el precio y, por supuesto, llevártelo a casa de una atacada.

Nuevamente, hypeado con el personaje.

Reseña: Marvel Héroes. Secret Wars II. ¿Quién es el Todopoderoso?, de Jim Shooter, Al Migrom y VVAA

Un día como hoy me voy a atrever a reseñar una obra magna de Marvel como son las Secret Wars II; la repercusión de un evento grandioso, una saga, un cúmulo de historias independientes dentro de una misma, donde casi cada granito de arena creaba un mundo nuevo para cada superhéroe o grupo de ellos. Y aunque unos sucesos, encuentros o consecuencias tuvieron más repercusión que otros con el paso de los años, diría que a ninguno de los principales superhéroes que intervinieron, ya nunca les fue igual.

Ninguno fue el mismo.

Apuntando directamente a los corazoncitos nostálgicos de los fans que tienen ahora treinta y muchos o cuarenta y pocos años, Panini Cómics pone este mes en librerías un Marvel Héroes de renombre como es Secret Wars II: ¿Quién es el Todopoderoso?, el primer tomo de dos que recopilará la trama completa del mítico crossover de los años 80. Sí, Secret Wars II, la segunda pero, en mi opinión, la parte buena aunque a muchos apenas les guste. Ya fuera por calidad, creatividad y éxito respecto a las primeras que se hicieron unos años antes, o por ser las primeras que leí y descubrí con apenas ocho añitos. Para mí, es la que centra todo, la que tiene la trama más atractiva aunque en partes y leida ahora con canas en las barbas, tiene las situaciones más rocambolescas que uno pueda encontrar. Es como si Al Migrom y, sobre todo, Jim Shooter, hubiesen dicho: esperad, esperad, esperad, vamos a pensar un momento y hacer este evento bien hecho y con consecuencias gordas para casi todos los participantes arrastrados a ese viajar al Espacio Exterior, a un mundo distante, donde muy pocos saben qué demonios hacen allí. Y se les hubiese ido de las manos…

Un Marvel Héroes que aparte de recoger los siete números que la comprendieron, edita la continuación o repercusiones de la trama en The New Mutants #30 y #36, Captain America #308, The Uncanny X-Men #196 y #202, The Invincible Iron Man #197, Web of Spider-Man #6, The Amazing Spider-Man #268 y #273, Daredevil #223, The Incredible Hulk #312, The Avengers #260, Dazzler #40 y algunos más, en tapa dura, con tipo de papel mejorado, ya sabéis, joyitas que les seguirán. La última vez que los héroes se encontraron con El Todopoderoso y lucharon por sus vidas. Pero ahora lo harán para salvaguardar el Universo, desde casa. Pues tan solo un año después de que los superheroes de la Tierra fueran secuestrados y conducidos a un mundo lejano, El Todopoderoso viaja ahora a nuestro planeta para continuar el estudio de la humanidad y cruzarse en el camino de todos los héroes del Universo Marvel.

Secret Wars II es una de esas historias raras que todo lector debe experimentar. Es tan diferente que según cuando la leas (momento y lugar), según como te entre, puede resultar incluso una trama malota dependiendo de tu criterio o tu edad. Pero de un modo raruno, es tan diferente y brillante al mismo tiempo que cambiará la forma en que juzgas a todos los demás cómics. Los vínculos a la trama principal es lo que la engrandecen. Esa es mi opinión. Es como ver una peli en la que ni fu, ni fa, pero que al enterarte de detallitos y tramas que se suceden después se eleva y cambia de nivel. Que digo se engrandece, se empodera de una forma colosal. Comprende algunos de los mejores trabajos de superhéroes de la década y de todos los tiempos. Y este ¿Quién es el Todopoderoso? junto al siguiente Marvel Héroes que se espera, comprendería el Secret Wars Omnibus tan maravilloso que se publicó en USA y que como os decía, no fue otra cosa que un disparo al corazón de los nostálgicos.

Para mí, una de las mejores historias o evento clásico que se puede recomendar en su conjunto. Una oda a la mejor Ciencia Ficción, en un gigantesco crossover que sirve como foto fija de toda una época de grandes cómics provenientes de La Casa de las Ideas, de esa época en la que cuando había un proyecto grande nuevo, se juntaba prácticamente toda la Redacción de autores en nómina para sacar adelante la historia; como si de una enorme reunión real de superhéroes se tratara. Y yo alego que la esencia de esta historia, algún día tendrá reflejo en el UCM (Universo Cinematográfico Marvel).

Estoy seguro.

Secret Wars II fue publicada entre 1985 y 1986. Escrita por el entonces editor jefe de Marvel, Jim Shooter, con bastantes aportes de Al Milgrom. Fue una secuela de la serie original Secret Wars, publicada en 1984 y 1985. La serie estaba relacionada con ediciones de otros títulos Marvel, con “enlaces” que se indicaban con un logo en la esquina superior derecha de las distintas series para indicar que eran parte de la historia general. Fue la primera vez que Marvel hacía algo así. Publicó una aventura en la que el lector que quería leer la historia completa debería comprar varios títulos para enterarse. No tengo dudas de que esto le hizo mucho daño a su popularidad. Secret Wars II fue el cómic más vendido de 1985 y, sin embargo, también uno de los más despreciados a los ojos de prensa y fans de la época, recibiendo malas críticas y apareciendo en listas Los Peores Cómics del Año.

¿Mi consejo? Juzguen ustedes mismos.

Reseña: Marvel Omnibus. La Bruja Escarlata. La Senda de las Brujas, de James Robinson y VVAA

Saber más de un personaje que mola, que está de moda y que sigue muy potente en la red (hoy mismo es trending-topic en Twitter), a eso están dando la oportunidad algunas editoriales. Wanda ya nos robó el corazón en La Era de Ultrón, y nos lo terminó de partir con su gloriosa y reciente serie WandaVision. Y hablo del universo cinematográfico porque en los cómics gracias a Panini Cómics también nos van llegando cositas. En su recopilar/recuperar constante de aventuras de personajes que jamás creímos poder tener en nuestras manos que duda cabe que está llegando lo mejor de lo mejor.

El que llega muy calentito a tiendas es el Marvel Omnibus: La Bruja Escarlata. La Senda de las Brujas. Serie, cabecera o comienzo de un nuevo volumen que se recopila aquí con una muy atractiva trama principal: Wanda Maximoff decide recorrer el mundo entero para “sanar” la brujería. Su regreso a nuestros días, los tres primeros arcos argumentales (de cinco números cada uno) que nos descubrió la cabecera en grapa y que se presenta en un portentoso tomo.

Me encanta lo que hace James Robinson en esta nueva imagen. Cada número revela algo más sobre Wanda como personaje y expone la magia como un todo, mientras explora el mundo de la brujería (de ahí el título) y resuelve crímenes mágicos mientras intenta acercarse al secreto de la identidad de su madre y quién es ella realmente. La Bruja Escarlata se enfrenta a una nueva amenaza en cada uno de estos problemas independientes mientras se va dando cuenta (con el paso de las páginas), que debería estar investigando a la que ciertamente la trajo al mundo. Otra cosa es que me encantó El Wu, personaje que de algún modo forma un genial equipo creativo femenino junto a Wanda.

Como os decía, historias donde Wanda nos lleva de la mano en su ruta por el mundo, una investigación para saber de donde procede tan mal rollo… Brujería y magia no usada de buena fe. Conozco a gente que para ellos esta nueva serie, este re-inicio del personaje (se podría llamar), fue durante mucho tiempo el mejor cómic que se pudo leer en 2016 en toda USA. Y puedo estar de acuerdo. Sigue un enfoque diferente, cada número es su propia historia, casi una serie de one-shots, uno detrás de otro. Con una máxima que se crea en tu mente: ¿Viste e hiciste algo contra esa criatura? Si no es así, ¿qué estás haciendo con tu vida? Tramas absolutamente bien escritas y originales. En el noventa por ciento de ellas, no imaginas qué pasará al final . Son impredecibles, tanto que algunos se preguntarán, ¿seguro qué es un título Marvel? Por que tiene «indie» escrito en la frente. En el mejor de los sentidos.

En La Senda de las Brujas empezamos viendo como Wanda se ha aislado de todos y trata de tomar el control de su vida de alguna manera. La historia comienza cuando Wanda se despierta de un mal sueño y se enfrenta al fantasma de su mentora, Agatha Harkness. Wanda siente una perturbación en la brujería existente en cada punto del laneta y se compromete a solucionarlo. Sin embargo, cada vez que usa un hechizo, pierde fuerzas y diria que años de vida. Esto demuestra cuán heroica y desinteresada es Wanda cuando se propone seguir adelante. Y después de vencer un maleficio escocés en Nueva York, la búsqueda le lleva a recorrer mundo. Su primera parada es la isla griega de Santorini, donde el Minotauro ha vuelto a la vida y está aterrorizando a los lugareño…

Mundo de Brujería sigue la aventura de Wanda mientras intenta arreglar la magia quebrada. En el camino, Wanda intenta aceptar sus propios problemas de salud mental, lo que agrega otra capa. La historia comienza con Wanda aventurándose en París para ayudar al héroe más famoso de Francia, Le Peregrine, que, habiendo perdido a su esposa Adele, no puede volar y se siente impotente. Convocando su fuerza, Wanda evoca al espíritu de Adele y al ver a su esposa el superhéroe gabacho intenta suicidarse pero Wanda y Adele se lo recriminan. La aventura parisina de Wanda es una historia conmovedora que muestra cuan cobardes somos a veces al enfrentarnos a nuestros fantasmas. Próxima parada: Hong Kong.

Como colofón, el arco argumental denominado El Último Maleficio. Después de dos potentes mini-novelas gráficas quizás es la más floja de este Marvel Omnibus. Aunque es cierto que era difícil mantener el nivel tan alto. Aun así, a muchos de ustedes os interesará lo que aquí se cuenta: el viaje a Serbia, la profunda introducción en sus raíces romaníes, quiénes eran sus padres, de donde venían… Y Wanda al descubrir las respuestas… ¡Buscará venganza!

Hay varios artistas en el tomo, incluidos Jordie Bellaire, Marco Rudy, Frank Marlin y Chris Visions. Por lo general, prefiero que el arte sea consistente, de lo contrario, suelen sacarme de las historias. El hecho de que haya un artista nuevo con cada número hace que el volumen se sienta un poco desarticulado. Pero también es verdad que algunas ilustraciones e historias están soberbias, así que no voy a quejarme demasiado. ¡Y las portadazas de nuestro paisano David Ajá! Un tomo con tres arcos que desearía que más personas lo estuvieran leyendo para poder hablar con ellos sin sentirme demasiado entusiasmado. Mas, tened en cuenta, que hablaré efusivamente, por si alguien tiene curiosidad.

Reseña: Morbius. El Vampiro Viviente, de Richard Elson, Joseph Keatinge y VVAA

Leí que Morbius no tenía exactamente un número de seguidores dentro del mundo del cómic. Sobre todo, en solitario. No es el tipo de personaje que esperarías como para ser protagonista de una cabecera. Pero de un tiempo a esta parte se podría haber dicho lo mismo sobre Ojo de Halcón, por ejemplo, y mirad lo que resultó. Pero ni Morbius es tan buen personaje como Ojo de Halcón, ni es tan conocido. Está claro. Pero creedme que en cuanto a características chulas tampoco se queda atrás. Si analizas al vampiro cuenta con una serie de guiones cuanto menos curiosos, una estructura divertida y una caracterización interesante. No es compra obligada, pero si estás buscando una nueva serie donde profundizar, o mejor dicho, un personaje del que conoces poco y quieres saber a dónde lleva; una muy buena opción es Morbius: El Vampiro Viviente, este Marvel Omnibus que Panini Cómics acaba de publicar, uno, de varias aventuras famosas y en ediciones geniales, que la editorial va sacando cada poco ahora que la peli se viene.

Joe Keatinge escribe estos nueve números que comprenden la miniserie El hombre llamado Morbius. Serie que vio la luz en USA en 2012, un argumento que se podría describir con una sola frase: «Un tipo con una horrible enfermedad que intenta encontrar su lugar en el mundo». No es un cuento de vampiros quejumbroso y emotivo. No. Es DOLOR, bien representado en un ser que quién sabe si un día pudieras ser tú o yo. Con un diálogo lleno de fragmentos evocadores, agudo y una narración (¡En un cómic!) aún mejor. Con una escena en particular que me impactó: una escena en la que un hombre le da consejos a Morbius sobre dónde alojarse en Nueva York y… No obstante, en algún lugar dentro del doctor Michael Morbius hay un buen hombre que solo necesita una segunda oportunidad. Mas, ahora, después de escapar de todo, pasa desesperadamente los días, huyendo y desesperado por sofocar sus tendencias vampíricas. Pero, ¿será capaz de resistir el canto de sirena de la dulce y roja sangre o Spider-Man lo meterá directamente a la cárcel? ¿Su redención resultará peor que su pecado? Mientras Morbius intenta mantenerse fuera del radar, surge una nueva amenaza y quieren a Morbius muerto. La cuestión es, si después de incitar a una guerra de pandillas, Morbius podrá proteger a sus nuevos colegas de sus antiguos amigos.

Un tema que me llamó mucho la atención -y perdonadme, de Morbius soy algo más que un novato lector-, fue el primer número que abre la serie, donde Morbius, en sus propias palabras, dice que murió dos veces aunque solo se le ve herido. Hasta el punto que una persona normal estaría muerta, sí, pero herido. Y entonces menciona otra vez que es un hombre muerto y un vampiro muerto a la vez, así que seguramente no existe o… O algo así. No lo entendí muy bien. Por si alguien quiere aclararmelo. En fin, quizás os estoy estropeando el buen concepto del personaje que se deja el leer bastante bien en este tomo. La clave es que tenemos a Michael Morbius, que sufre de una rara enfermedad en la sangre y, ¿qué hace un ser vivo constantemente? Sobrevive. Y mientras intenta curarse a sí mismo, este pobre más vampiro es. Tiene algunas de las desventajas además de la sensibilidad a la luz solar (aunque no se quema) pero la sed de sangre es infernal en su interior.

Lo bueno de esta miniserie es que, a pesar del universo de superhéroes, Morbius no es un héroe y cuando intenta hacer el bien, tiende a empeorar las cosas. Ya os digo que cada vez me gusta más el personaje y que una parte de mí le tenía ganas después de devorar sus aventuras en Vampire Tales, el magnífico Marvel Limited Edition que publicó Panini junto a SD; donde Morbius se enfrentó a un culto demoníaco y había un elemento y ambiente sobrenatural que molaba tela. Sin embargo, al trasladar la historia a lo mundano, a lo actual, esta historia que se marca Keatinge (¿con la ayuda de Dan Slott?) nos lleva a una trama de “fin del mundo” pero centrada en una ciudad pequeña y más entrañable, si cabe. Este enfoque me encantó.

Spiderman, más de una vez, al igual que algunos de los supervillanos más famosos del trepamuros, aparecen dando por saco al prota junto con su sufrimiento. Incluso hay una especie de cameo con el clásico grupo Legión de Monstruos al final. El grupo que le vimos unirse por primera vez para investigar la aparición de un extraño ser llamado Semilla Estelar.

Un cómic que se completa con un arte de mi gusto.

Reseña: Marvel Omnibus. Solomon Kane. La Etapa Marvel Original, de Roy Thomas, Ralph Maccio y VVAA

Siempre pienso que Solomon Kane pudiera ser el personaje de la literatura fantástica más denostado por el público en general de la historia. Y uno a la vez de los que goza con más potencial para ser desarrollado en cine o series de TV a día de hoy… y no se hace… bien. Tampoco se ha insistido. De hecho, siempre vi a Kane como el personaje con más puntos profundos chulos de los personajes icónicos que crearía Robert E. Howard en su corta existencia; escritorazo que dio vio a Conan, por supuesto, pero a otros grandes como Kull de Atlantis o Pictos. A lo que voy es, que bien llevado, Solomon Kane da mucho juego. Hablamos de un personaje con muchas aristas que se mueve en un siglo lleno de sombras. Ambientación de las poderosa, del que si podéis haceros/leer con la antología de relatos que publicó Valdemar, vais a gozar de lo lindo. No obstante, por culpa de varios editores de revistas pulp e incluso por la enorme apuesta que hizo Marvel por el personaje de Conan entonces, Solomon Kane pasó a ser un personaje aún más secundario y conocido por tan solo unos pocos que indagábamos y queríamos más.

El empujón que Marvel dio al personaje literario de Conan en los 70s fue maravilloso para que se conociera mundialmente. Sin embargo, Roy Thomas y otros autores que son fans de la literatura fantástica clásica como tú y como yo, también vieron el potencial y dieron una oportunidad a Solomon Kane para con el noveno arte. Y muchos lectores de entonces lo disfrutaron. Aunque a este semi-detective de lo maldito le persigue el Mal, tiene otro, que es el de contar con muy pocas historias en proporción al cimmerio más famoso de todos los tiempos. Pero… ¿por qué cuento todo esto? Para los nuevos, esos mismos que seguramente se habrán asustado al ver que tanto viejuno ha flipado y mensajeado en redes sociales, alucinando muy mucho tras la reciente y magnífica edición en formato ómnibus que acaba de publicar Panini Cómics sobre el personaje; deciros, que muchos pensábamos que jamás podríamos tener todo esto reunido en un solo volumen y remasterizado. Muchos pensábamos que los sueños así no se cumplen. Se podría decir que ahora tenemos a Solomon Kane y sus aventuras remasterizadas, en un formato glorioso, nuevamente disponible. Sensación equiparable a volver a ver al Titanic a flote…

Marvel Omnibus. Solomon Kane: La Etapa Marvel Original contiene lo más grande, mejor y diría que todo lo publicado sobre el personaje. Concretamente: los números de Marvel Premiere #33-#34, Solomon Kane 1-6, material de Conan Saga 50, Dracula Lives! 3, Kull and The Barbarians 2-3, Marvel Preview 19, Monsters Unleashed! 1 y The Savage Sword of Conan 13-14, 18-20, 22, 25, 26, 33-34, 37, 39, 41, 53-54, 62, 83, 162, 169, 171, 219 y 220. Ahí es nada. Donde las primeras páginas del tochal marcan ya el tono muy rápidamente. Encontraréis violencia en cada uno de los números, del tipo que solo se puede tener cuando se trata de espadas y pistolas, sí, mas, la naturaleza gráfica que se muestra debería ser suficiente para que decidas si este tipo de historias y personaje es para ti.

Un tomaco que empieza con la primera aparición del personaje en formato cómic en el Kull and The Barbarians #3 USA, donde Solomon Kane protagoniza La Senda de Solomon Kane, una historia que adapta el relato de Hills of the Dead, de Robert E. Howard, uno de mis favoritos del personaje. Eso me hace estar aúa más orgulloso de tener esta edición entre mis manos. Por que ya es un no parar: cuentos de hombres lobos, vampiros, no-muertos, casos de desaparecidos, brujas que no merecen vivir y otros monstruos que no esperas. En esa linea, es a lo que se enfrenta el malevaje de Solomon Kane. Toda una serie de seres que adoran el Mal y que se enfrentan a Kane sin remilgos. O le hablan. Historias que maravillaran a los desconocedores de tales tramas, las mismas que son dignas de rememorar para los amantes del personaje desde el principio de los tiempos. Historias como La diestra de la muerte, Espadas de la Hermandad o el genial arco Luna de Calaveras, que se publicó en las Savage Sword of Conan #34, #37#39 de los bonitos años 1978 y 1979. Pero con bastantes más adaptaciones de los relatos de Howard y nuevos capítulos de autores como Roy Thomas y Ralph Macchio, dos maestros ya consagrados del noveno arte.

Una maravilla de edición que se recomienda sola. Historias y artículos que componen la emocionante saga del severo y mortal puritano Solomon Kane. Una epopeya de obras dignas de expansión, extrañas aventuras que no debieran pasar inadvertidas para el degustador de la mejor literatura fantástica o aficionado al rol, pero también una idea, un hito que no se debiera comercializar demasiado porque parece un personaje hecho para el disfrute de unos pocos. Guiones de historias clásicas del cómic de Terror, que inspiran y evaden a personas como yo. Desde la Inglaterra del siglo XVI hasta las remotas selvas africanas donde ningún hombre blanco ha puesto un pie. Aquí hay historias que provocan escalofríos, fantasmas vengativos, demonios sedientos de sangre, hechizos de goecia ejercidos por hombres y mujeres sin alma, todos opuestos a una especie de vengador armado de fe y pistolas y con el corazón salvaje de un guerrero. Casi desde la primera página, cautiva. Un personaje interesante con una estricta visión del mundo. Incluso los personajes secundarios de cada historia están bien desarrollados.

Una lectura que pese a su tamaño (tristemente) vais a leer en nada. Entretenida, pulposa, pulpera a más no poder. Guiones bien trasladados, guiones maravillosamente ilustrados, de un protagonista interesante que en formato cómic cambia (más acción); cosa que le vino de perlas. Un cambio leve, el justo para que guste y no te cargues la idea primaria que proponía Robert E. Howard. Así que no busquéis más. Ya se ha publicado el Integral del Año. El deseo de muchos hecho realidad. Los sueños se cumplen. La posibilidad de comprarlo, ahora, existe. Qué feliz estoy…

¡Por la gloria de Cotón!

Reseña: Marvel Omnibus. Hulk. Holocausto en la Tierra de Dios, de John Byrne, Ron Garney y VVAA

Si eres de Byrne, eres de Byrne, y casi que no hay más que hablar. Eso me dijo un colega de internet una vez que debatíamos sobre el por qué de tanto haterismo a un autor por su forma de ser. Byrne es ya un maestro consagrado que incluso llegó a ser puntal de lanza del cómic de superhéroes, número 1 mundial, durante un tiempo donde nadie quería perderse todo lo que publicaba. Un maestro que a nuestros días, dejó grandes obras para la posterioridad. No hablamos de un buen autor y ya. John Byrne haga lo que haga, sea quien sea, es una de las grandes estrellas del paseo de la fama del noveno arte y eso ya no podrá quitárselo nadie. De hecho, está entre los grandes autores que categorizamos más por su nombre que por la obra que en sí. Véase: el Daredevil, de Frank Miller, El Castigador, de Garth Ennis, el Thor, de Walter Simonson, o el Hulk, Los 4 Fantásticos, los X-Men o la Alpha Flight, de John Byrne. Un tío legendario, conocido por sus desavenencias (en plata: por no casarse con nadie), el cual se unió a Ron Garney y otros autores para lanzar al mercado en 1999 este Volumen 2 que iniciaba la cabecera de Hulk.

Un Marvel Omnibus denominado Holocausto en la Tierra de Dios, que recién edita Panini Cómics, donde se recogen los famosos once números donde comenzó el maestro con dicha serie. Numeritos súper chulos -como no puede ser de otra forma- casi ideados para los que amamos al personaje desde sus principios. Y os tengo que confesar que siendo mi personaje favorito Marvel, para mí, La Masa, siempre funcionó mejor en las historias donde tiene presencia en pequeñas dosis… ¡¡Hulk Aplasta!!, y poco más. Ostias como panes, pero sin llegar a saturar…

Y aquí comenzamos con una buena historia donde Bruce Banner está teniendo bajonas mentales, hasta que un día despierta y descubre que Hulk se ha vuelto loco. ¿Banner ha perdido el poco control que tenía sobre la criatura? Una ejecución que empieza a desarrollarse y que es bastante entretenida, en general. Salseada de una tonelada de estrellas invitadas, donde el arte de Ron Garney es excelente, además de una historia contada a modo clásico/de la vieja escuela. Por lo que Holocausto en la Tierra de Dios es un buen consejo-comiquero para los que quieren entrar por primera vez con Hulk o retomar el personaje después de tiempo sin leerlo. Aquí vais a encontrar a Los Vengadores protagonizando una trama y eso que son los invitados. Siguen la pista del goliat verde engendrado por rayos gamma, hasta que de pronto se ven atrapados en una poderosa batalla donde Hulk y La Cosa se desatan como fuerzas de la naturaleza enloquecidas que son.

Un volumen que también contiene un homenaje (que solo el golfo de Byrne es capaz de hacerse a sí mismo) de hace 25 años, cuando La Masa se encuentra por primera vez con un bicho canadiense del tamaño de un hobbit y con garras de adamantium irrompibles. En vísperas de ese aniversario, Lobezno vuelve a enfrentarse al Gigante Verde, como puede… Porque esa es otra: Byrne parece ser de los únicos que comprenden la inconmensurable e incontrolable fuerza de Hulk. Y no lo trata como un ser activo-pasivo como se puede ver la mayoría de las pelis de la MCU, al cual tumba un simple Thor a medio gas… Ufff. Aquí, enmarcado por Tyrannus por la muerte de cientos de inocentes, el gigante de jade se ha convertido en la figura más odiada y perseguida del Universo Marvel. Ni Los Vengadores, ni Wolverine pueden con él. Y ahora solo los intentos de Bruce Banner de limpiar su nombre lo llevan a un particular destino. Uno que ya tendréis que descubrir ustedes…

Como colección y volumen calidad-precio, Hulk: Holocausto en la Tierra de Dios está genial. Se incluyen portadas originales y alternativas, un boceto también, y obtienes once números completos más un contenido anual que te aporta buenos momentos lectores de acción. No es una historia que cambie las reglas del juego, pero la obra de arte es buena y las historias entretenidas y tiene esa épica que Byrne siempre aporta a los protagonistas. Disfruté de cada historia y la sensación que me queda es, que quiero más Hulk.

El legendario creador John Byrne colabora con una gran cantidad de talentos de primer nivel para ofrecer una mini-saga recomendable. ¿Es la típica obra que hubiera tenido un alto nivel casi eterno si el equipo creativo de inicio se hubiera quedado para siempre? Por supuesto. Es fácil encontrar otras obras donde John Byrne se larga a mitad y después de un inicio trepidante. ¿Se enfada, se cansa y es incapaz de acabar nada? No. Quizás y tal vez, lo primero, pero lo bueno de este hombre es que después de darse el piro, cierra la puerta. Dejando la sensación de crear más una novela gráfica con un icono Marvel, que otra cosa.

La principal razón por que siempre voy a intentar leer todo lo que se publique con su nombre.