Reseña: Aliens. La Etapa Original 2, de VVAA

Si ayer os hablaba de una de las grandes publicaciones literarias del año, hoy os traigo lo que es, sin duda, una de las grandes publicaciones comiqueras de este 2024. Y no son otra cosa que los geniales ómnibus de los cómics clásicos de Aliens (https://www.cronicasliterarias.es/?p=12169), pues este mes que se nos fue Panini Cómics sacó el volumen 2 de este maravilloso clásico, ahora recuperado, que ningún buen lector de cómics debería perderse. Porque aunque se anuncia como un segundo volumen de La Etapa Original, contiene cantidad de series independientes, unas de otras, es decir, que se puede pillar y disfrutar independientemente del anterior. Aunque dudo que no queráis tenerlo todo-todito-todo de esta maravillosa recuperación, vuelta a la vida, de la mejores historias clásicas de dicha franquicia, las mismas que disfruté (algunas) en mi juventud en la edición en grapa de Norma y que ahora por fin puedo ver en mi cómicteca en un dos portentosos volúmenes.

Aliens: Rogue 1-4, Aliens: Colonial Marines 1-4, Aliens: Labyrinth 1-4, Aliens: Salva-tion, Aliens: Music of The Spears 1-4 y Aliens: Stronghold 1-4 con material de Dark Horse Comics 3-5, 11-13 y 15-19; Previews 1993 1-12; Previews 1994 1 y Aliens Magazine 9-20; es todo el contenido de este tochal. A mitad de febrero de 2023 salió el tomo anterior que ya me hizo disfrutar de Aliens, Aliens: Earth War, Insider, Aliens: Genocide, Aliens: Hive, Aliens: tribes, Newt´s Tale, Space Marines; pero obviamente yo, fan de la saga de toda la vida, persona que se ve mínimo una vez al año los dos primeros grandes films de Ridley Scott; quería más. Y más aporta este volumen. Volumen de aventuras a raudales con xenomorfos de por medio donde se exploran nuevas colonias que han sucumbido al terror de un ser que los acosa; experimentos genéticos de un científico rebelde creando un nuevo y terrible rey alienígena; una unidad de marines coloniales luchando contra una plaga de xenomorfos en una estación espacial y los supervivientes enfrentándose a un grupo de extraños híbridos y un investigador intentando resolver un asesinato en una estación espacial ubicada en uno de los mundos fuera del límite… ¿Qué música aterradora hará un compositor trastornado con los gritos de un extraterrestre? ¿Puede un xenomorfo sintético rebelarse contra su sádico creador? Las breves sinopsis de la publicación creo que cuentan demasiado bien lo que se puede encontrar en este tochal.

Joyitas en formato cómic, en formato miniserie, oro puro para el amante del terror y la ciencia ficción bien entrelazada. Otro tochal-integralazo-ómnibus que llevaba años esperando, historias creadas después de Alien/Aliens e intercaladas algunas en el tiempo en los films que llegaron después. Además, en esta edición se puede descubrir un ataque alienígena ubicado en la década de 1950, donde seremos testigos del destino de Inglaterra cuando los extraterrestres invaden la Tierra. Una utopía que no esperaba y que me ha encantado. Así que bastante bien en general, aunque me dolió un poco, por ejemplo, que la historia de Genocidio no fuera más extensa. Jodida maravilla de guion. El tema de especies rojas haciendo referencia a las hormigas, me parece un brindis a la saga tremendo. Mi mente ya se iba a: ¿una batalla entre una reina roja y una reina negra? Uff… John Arcudi y Damon Willis se hubiesen salido con eso.

Me gustó mucho también la historia del científico y su novia intentando robar jalea real a una reina xenomorfa lo que lleva a ver que hay algunos conceptos realmente interesantes por explotar en esta saga. Estos dos construyen un xenomorfo sintético para entrar a la colmena y tomar esa gelatina pero a partir de ahí, sobresale el terror y ¿qué es más aterrador que extraterrestres contra los que no hay nada qué hacer, solo correr, y a veces, ni eso?

Otro volumen de la saga que para mí roza la perfección.

Reseña: Marvel Omnibus. Tierra X. Omega, de VVAA

Tierra X: Omega concluye la oscura visión de Alex Ross sobre el futuro del Universo Marvel. La Capitana Marvel encabezó una carga contra La Muerte y la mató. Y ahora nadie puede morir. Pueden retorcerse de dolor, sus cuerpos están destrozados sin posibilidad de reparación… pueden clamar para que termine su sufrimiento… pero no perecerán. La muerte está verdaderamente muerta. ¡¿Qué?! ¿Qué ha hecho Mar-Vell? Los héroes restantes de Tierra X deben unirse para poner fin al tormento del paraíso que ayudaron a crear. Y entonces, ¿tendrán éxito en su desesperada búsqueda para revivir a La Muerte?

Recopilando el clímax épico completo de Tierra X: Alpha (https://www.cronicasliterarias.es/?p=13084), además de la historia detrás de las visiones demoníacas de Nighthawk, protagonizada por Daredevil y Mephisto (Paradise X 0-12, Heralds 1-3, X, Xen, Devils, A, Ragnarok 1 y 2 y Marvels X 1-6), tenemos en librerías un nuevo Marvel Omnibus con el que deleitarnos y cerrar una buena saga en conjunto. El segundo y último volumen de la obra maestra de Alex Ross, dos enormes tomos y dos maravillas publicadas en esta gloriosa época de los integrales que estamos viviendo. Un final que a muchos puede dejar con el culo torcido porque la trama continúa en su proceso arduo donde entremezcla divesas temáticas. Múltiples ideas abiertas que no se terminan de cerrar al estilo Perdidos (Lost). Un tema que a muchos cabrea, descoloca o incluso gustar como es mi caso. El mundo siempre estará dividido entre los que disfrutaron Lost y los que no. Además de que tenemos una saga que queda abierta para secuelas.

Es curioso cómo los personajes de los cómics pueden ser «malvados» o tomar «malas decisiones» o vivir una vida de estupidez o vender su alma al diablo y, sin embargo, un acto de altruismo de alguna manera los redime. ¿Esto es real? Cada uno tendrá su opinión. La realidad que yo veo día a día, diría que es así. Perdonamos cada vez con más facilidad. Los actos más desoladores siempre, de algún modo, la justicia los perdona. Hasta que a uno o una le toca lo suyo. La madre del Doctor Doom vendió su alma a Mephisto para que Victor von Doom pudiera ser «un hombre importante». Ella nunca le pidió que fuera un «buen hombre». Sin embargo, aparentemente cuando el Doctor Extraño se une a Doom para salvar a su madre del tormento de Mephisto, su madre realiza un acto de altruismo que la «redime». Lo mismo ocurre con Silver Surfer y algunos personajes más en esta saga. Los autores mostrándonos la idea de que no existe el Bien sin el Mal, y no al revés. Y una conciencia cósmica, una «perspectiva cósmica», de que siempre hay algo por encima de nosotros.

Sinceramente, Omega no es un tomo tan bueno como Alpha. Aunque degustable su contenido algo más complejo, especial para fans de Marvel de toda la vida. Recoge las consecuencias del primer volumen y las desarrolla a limites insospechados que casi nadie esperará. Diría que incluso merece una relectura para entenderlo mejor. Pero esto no nos quita tener a Jim Krueger, Alex Ross y Doug Braithwaite con Steve Sadowski, Tom Yeates, Steve Yeowell y Well-Be nuevamente dándolo todo, en una saga digna de ser llevada con coherencia al UCM (Universo Cinematográfico Marvel). Siempre que se ponga al nivel de entendimiento del público general, claro. Una macro-saga que provoca una sonrisa eterna al fan de Marvel.

Reseña Kill or Be Killed Omnibus, de Ed Brubaker, Sean Phillips y Elizabeth Breitweiser

El estilo de Ed Brubaker en las historias de crímenes es inmediatamente reconocible: personajes fuertes, situaciones de vida difíciles, brutalidad, sexualidad y una atmósfera de género negro en entornos urbanos. Es, sin duda, el maestro del cómic de género negro actual, cosa que he dicho más de una vez por estos lares. Todo esto puede variar de una época a otra, de un cómic… Mejor dicho, de un título a otro. Gotham Noir, Criminal, Fatale, The Fade Out y, por supuesto, Kill or be killed. Su alto nivel en obras de este tipo es tremendo. Pero los componentes son los mismos. Los que gustan. Y encima cuando se alinea con el dibujo realista de Sean Phillips, raro es el título que no se convierte en indispensable.

Kill or be killed también encaja en el algoritmo antes mencionado. Esta vez Brubaker dirigió el rumbo más hacia el infierno existencial interior de los protagonistas. Aunque lo externo (en forma de corrupción, desviaciones morales, psicosis) es también atractivo. Mucho más que en otros casos, diría yo. No puedo profundizar mucho en la historia, porque hay muchos giros en la trama y no quiero estropearlos. Pero en este ómnibus que nos trae Panini Cómics tenemos todo-todito-todo para darnos un buen atracón con una serie de cómics sobre crímenes escrita por Ed Brubaker, dibujada por Sean Phillips y a los colores Elizabeth Breitweiser. ¿Y qué se puede contar sin estropear demasiado? Dylan es un chico de casi treinta años años que todavía está en la universidad y ya intentó suicidarse una vez. La novia de su compañero de cuarto (Kira) es su mejor amiga y también la persona que le gusta. Suelen besarse juntos pero no llegan más allá de eso. Una noche, Dylan decide volver a intentar suicidarse y salta del tejado. Mientras va cayendo se da cuenta de que quiere vivir. Y cuando cae, sigue vivo. Feliz por eso, sonríe, pero aparece un demonio y le dice que le salvó la vida y a cambio, quiere que mate a un tipo malvado cada mes (¡¡Pum!! Vaya girito, ¿no? Ya estás enganchado/a). El prota quiere creer que el demonio no es real, pero pasan los días y cuando el mes llega a su fin, Dylan empieza a enfermar mucho. Tanto que cree que va a morir. Entonces recuerda al demonio y empieza a pensar que quizás se deba a que no ha cumplido su parte del “trato”. Por lo que encuentra a un tipo malo y lo mata, y el mes que viene otro y así sucesivamente. Y todo cambia. Los periódicos empiezan a llamarlo Justiciero y la policía forma un grupo de trabajo para detenerlo…

Y hasta aquí voy a contar de esta obraza maravillosa que me ha dado grandes momentos de lectura en este mes que se marcha. Nadie me puede negar que la premisa es interesante. Interesante y original. Además, lo que decía: tiene muchos giros inesperados y está muy bien escrita, al nivel alto en el que Brubaker se suele mover. Toda la historia está narrada por Dylan (el protagonista). Un cómic que te hace pensar en el Bien y el Mal, en la justicia y en lo jodido que está el mundo y el sistema… Cualquier sistema o gobierno actual. La historia fluye perfectamente y todos los personajes están maravillosamente bien labrados. Son identificables y no son ni buenos ni malos, es decir, la vida misma, la gente misma que te vas a cruzar en la calle, en el trabajo… Ese punto intermedio y gris que hay en la mayoría de nosotros. El protagonista toma algunas decisiones cuestionables y se cree el bueno, pero no siempre estarás de acuerdo con él. Y eso mola.

El dibujo es realmente bueno y el color es aún mejor.

Brubaker comienza frenéticamente su historia, mezclando elementos de crimen, thriller psicológico, misticismo y melodrama juvenil, todo en uno. Incluso se puede decir que los deconstruye, porque cuenta la historia desde el rostro del asesino, con quien, en las mejores tradiciones del posmodernismo, empezamos a simpatizar. Brubaker ha elaborado una historia contundente, provocativa y moderna. Algo muy difícil de conseguir en estos tiempos.

Un pasito más allá de cómic indispensable.

Reseña: Kick-Ass Omnibus, de Mark Millar, John Romita Jr. y VVAA

Ese regalazo comiquero que estáis buscando para estas fechas puede ser el genial Kick-Ass Omnibus que se acaba de marcar Panini Cómics. ¿Alguien os pide un buen cómic de superhéroes diferente y original, ese pelotazo de título que le dio el nombre que tiene hoy en día Mark Millar dentro del noveno arte? Podéis darle en la frente con este maravilloso tomo. O quizás solo dárselo en papel de regalo y en mano, despacito, para que no acabe en el hospital. O para vuestra propia cómicteca si no conseguisteis tener todo-todito-todo lo que se publicó y os mola poseer este genial tochal en tapa dura. Regalazo, es un nominativo que le viene al pelo. La saga completa del primer superhéroe real de Nueva York: Kick-Ass. Sin súper poderes, por supuesto, y sin ni siquiera entrenamiento, Kick-Ass se enfrentará a los delincuentes y acabará con los huesos rotos. Hasta que otros sigan su ejemplo…

… porque Kick-Ass es un magnífico tour de fuerza y violencia donde la realidad superheróica está muy presente. Y para colmo, en nuestra amada ciudad de Nueva York. Un adolescente que aún va a la escuela decide convertirse en un superhéroe disfrazado y descubre que es mucho más peligroso y difícil de lo que piensa. Pero también más adictivo de lo que jamás imaginó. Kick-Ass es para mí la versión más realista del género de superhéroes que se puede encontrar en un cómic. De hecho, es eso, alguien que se pone un traje y decide enfrentarse a los malos sin poderes ni na de na. ¿Cómo acabará? Pues destrozado como se puede pensar; a unos les podrá, pero otros les darán de ostias hasta en el cielo de la boca, como se suele decir.

Decían cuando Kick-Ass salió a la luz y su éxito fue inmediato que sólo un individuo retorcido podría encontrar un gran entretenimiento al ver a una niña preadolescente masacrar a gánsteres mientras usaba un disfraz y maldecía como un marinero borracho. Sin duda, es un cómic que no puede/debe leer un pequeñajo de seis años pero que una persona mayor sí que disfrutará por la realidad de las cosas que ha vivido. Además yo fui de esos que disfrutó de la versión cinematográfica a tope pese a la visual de serie B que presentaba. La historia de un nerdlinger que se pone un disfraz y es golpeado regularmente como una mula alquilada parecía una acusación de intentar vivir en una fantasía de cómic, pero cuando Hit Girl y Big Daddy se volvían locos de remate repartiendo palos, todo era fiesta en mi mente que vivió las mejores pelis de Bruce Lee. Woo-Hoo! Y cuando comprobé que en el cómic esto se representaba aún mejor… Guau.

Después de leer el cómic, este maravilloso omnibus que recopila no solo la miniserie de ocho numeritos iniciales, sino también el spin-off de cinco números de Hit Girl, los siete números de la segunda parte y los ocho de la tercera; se puede deducir que Millar pretendía darle un toque a esos fans que se toman sus cómics y colecciones de pijameo demasiado en serio. Recibir una fría dosis de realidad. E insisto, el cómic tiene una vibra más consistente y deliberada que el film pues elimina toda la genialidad de Hollywood y se centra, con la ayuda del siempre genial Romita Jr., en viñetas de golpetazos y sangre que quebraran algo dentro de ti.

Dave es simplemente ese niño nerd (o friki en nuestro país) que lee cómics y sale con sus amigos cuando no fantasea con su profesora de Biología. Su mamá falleció recientemente y su papá trabaja muchas horas por la noche. Dave se da cuenta de que no hace falta un trauma para convertirte en un superhéroe: sólo soledad y desesperación. Así que se viste. Le dan una buena paliza. Una buena. Pobre chavalito que intenta colgar el sombrero de lucha contra el crimen, pero luego aparece un tipo vestido como un superhéroe llamado Red Mist (Niebla Roja), eso enoja un poco a nuestro héroe Kick-Ass, por lo que se pone el traje nuevamente y forman equipo. A partir de ahí… las súper estrellas de los cómics estadounidenses Mark Millar y John Romita Jr. crearon un verdadero clásico moderno de los cómics de pijameo. Un éxito de ventas en todo el mundo que ha inspirado dos películas. Ahora puedes leerlo completo, recopilado en este volumen monumental. Entonces, si eres como yo y no tienes problemas para ver o leer sobre una joven que actúa como una máquina de matar malhablada, entre otros muchos delirios, entonces disfruta del cómic que inicio la saga y todo lo que viene detrás. Si consigues este regalazo, tendrás todo un bufete de acción de un solo vistazo. No es portable… pero pocas cosas quedan tan bien en la estantería. Y… ¿podéis dejar de mirarme con desprecio?

Reseña: Marvel Omnibus. X-Statix, de Peter Milligan y Mike Allred

Uno de los nuevos cómics que se me hizo indispensable de tener en formato integral u omnibus a pocas grapas de leerlo fue X-Statix. Peter Milligan haciendo lo que mejor sabe hacer. Una serie donde los superhéroes son lo que de verdad serían si fuesen reales. Influencers, buscadores de fama, dinero, sexo, lucrarse con cada aparición que hacen. La puta realidad de los superhéroes hecho cómic. Un tochal que recoge los primeros números donde apareció o formó este grupo (X-Force #116-#129) más su miniserie o cabecera inicial (X-Statix #1-#5) de la que cientos y cientos de fans esperamos una continuación. Los mutantes subversivos amantes de los medios de Peter Milligan y Mike Allred, el mundialmente famoso grupo ya denominado X-Statix, protagonizan una serie de aventuras extrañas, hilarantes con un portentoso final. De ahí que no se nos queda la miel en los labios a los que disfrutamos tanto de esta serie.

Aquí podréis encontrar a un equipo de mutantes del Universo Marvel, cuyo nombre deciden cambiarlo. La serie iba a ser un «restyling» de X-Force, pero la cabecera no alcanzó los picos de venta esperados en los 90. Y se decidió que era por no tener «punch» en la denominación. Joe Quesada, entonces Editor en Jefe de Marvel, queriendo un cambio decisivo, encomendó la operación de renovación a Peter Milligan, uno de los grandes guionistas de éxito en las últimas publicaciones de Vértigo. Y a Mike Allred, célebre ilustrador muy amado por los fans. Al cambiar de nombre, X-Statix se presentó casi como una sátira del mundo del espectáculo. Por lo que se desmarcó definitivamente de la clásica X-Force. Aquí podréis encontrar a mutantes como Anarquista, cuyo poder consiste en emitir un sudor ácido que le permite crear energía prácticamente de la nada. Junto a él, U-Go Girl, sobrevive a la masacre del equipo original y se convierte en parte del segundo equipo. También Bloke, es un enorme mutante de San Francisco con la capacidad de cambiar el color de su piel como un camaleón y obtener súper fuerza. Su color original era rosa, homosexual declarado, y estaba comprometido con otro chico mutante. Pues nada, en la época, a cortar con tijera.

Tenemos también a Chica Muerta (Rayo de Luna). Doop, un extraño ser verde con forma esférica que se expresa en un lenguaje misterioso que todos los miembros del equipo conocen y que hace de camarógrafo para las misiones. Un bicharraco cuyos orígenes son misteriosos pero que el Capitán América llega a contar que, en realidad, es una súper arma biológica creada por el ejército de los Estados Unidos durante la Guerra Fría, y que hay que tener ojo porque tiene poder como para destruir nuestro planeta. Y El Guapo (Robbie Rodriguez), un tío sin poderes pero con una relación simbiótica con su patinete, el cual, sí que tiene súper poderes.

Y más. Fan Boy (Arnie Lundberg), un mutante con enormes poderes de manipulación molecular. Y Henrietta Hunter, una mujer que inexplicablemente regresó de entre los muertos con habilidades físicas avanzadas, empatía y la capacidad de comunicarse con fantasmas. Huérfano/Sr. Sensible (Guy Smith) es el líder del equipo y a pesar de su inexperiencia, todos sus sentidos parecen estar extremadamente desarrollados. Me recordó a los jefecillos jovenzuelos que suelen colocar algunas empresa, recién salidos de la Facultad, con cero experiencia laboral y que por tener un título superior, viene cobrando lo mismo o más que tú. Y eso que suelen estar empanados y que para colmo tienes que enseñarles como se hace casi todo el trabajo…

Pero bastantes más. Porque X-Statix es un cómic, sobre todo, de superhéroes, de cantidad de ellos, de muchos personajes para disfrutar de la variedad y la originalidad de los autores. La oportunidad, con este tomo que publica Panini Cómics, de llevarse un volumen de pijameo uro -y lo digo sinceramente- único en su estilo de compendio rolero de monstruos/superhéroes. La obra mutante completamente loca de Peter Milligan y Mike Allred. Porque los mutantes son los supervivientes de los cómics. Claro, hay trampas para ser un mutante: los robots asesinos quieren destruirte y, en ocasiones, te ves horrible o lastimas a los que amas por culpa de tus complejos. Sin embargo, al igual que las estrellas de los «reality shows», los mutantes tienen un poder que no se merecen en absoluto. Son chiripas fantásticas, dotadas de asombrosas capacidades más allá del conocimiento de los mortales solo porque eso es lo que su ADN decidió cambiar un día. Y es que siempre queda el poderoso que no quiere serlo porque siempre se anhela lo que no se tiene. Y esa máxima en X-Statix se explica bastante bien. Un desagradable grupo de mega-estrellas mutantes, cuya gloria superheróica se forma «in media res».

¿Veredicto final? Cómic de sobresaliente. El mejor pijameo moderno a recomendar. Probad sino este pastelito.

Reseña: Marvel Zomnibus, de Robert Kirkman, Sean Phillips, Mark Millar, Arthur Suydam y VVAA

Para un día como hoy donde se debe brindar por el Terror, ver pelis, disfrazarse, juegos de mesa, fiestas y para los temáticos y culturetas: leer puede ser lo mejor que puedes hacer. Y para eso, el mejor cómic de superhéroes que se puede recomendar en un día como hoy. Creo que una de la mejores recomendaciones que puedo hacer, el que puede ser considerado unos de los mejores omnibus publicados este año. La saga completa de los muertos vivientes que trastornó a La Casa de las Ideas, a Marvel, un monstruoso volumen del que no puedes quitar ojo al verlo en librerías. Es todo-todido-todo a lo que afectó a los grandes superhéroes de Marvel cuando el mundo de los no-muertos no dejó rastro de vida en el planeta y casi nadie pudo hacer nada. Este volumen incluye todas las miniseries y el contenido relacionado con los Muertos Vivientes de Marvel, publicado a lo largo de los años, sumando las míticas portadas de Arthur Suydam, en muchos casos, homenajes zombificados a los grandes momentos de la historia de Marvel. Un completo recorrido por la saga más atrevida y rompedora jamás concebida por Mark Millar, el que sin duda, donde va, innova. Aunque tuvo mano aquí también el que está considerado como gran recuperador del mundo zombie para los cómics y televisión como es Robert Kirkman, autor de la mítica The Walking Dead. Y Sean Phillips al dibujo, que se dice pronto.

A groso modo, qué se cuenta. Pues el suceso viene cuando un superhéroe no identificado llega a nuestro mundo, y trae consigo una plaga que infecta a los demás seres humanos. Así comienza el brote zombie. Una realidad que, en verdad, apareció por primera vez en Ultimate Fantastic Four #22, donde un Reed Richards zombie engaña a su contraparte (de los Ultimates) para que abra un portal a un universo de terror. Una dimensión donde todo se devora. Una aventura donde los superhéroes zombificados terminan por enfrentarse al Devorador de Mundos, Galactus. Una historia apoteósica que da inicio a todo lo que vino después y que, por supuesto, también se incluye en este tomo.

Pero Marvel Zombies comienza oficialmente como una serie limitada de cinco números que sale a novedades en diciembre de 2005 hasta abril de 2006. Kirkman, Phillips y portadas de Arthur Suydam. ¡Casi na! La historia se desarrolla en un universo alternativo donde la mayor parte de la población de superhéroes y supervillanos del mundo, ha sido infectada con un virus. Y comienza justo después de lo ocurrido en el Ultimate Fantastic Four que os comentaba antes. Magneto logra destruir el teletransportador y en ese momento una horda de superhéroes zombies comienza a perseguirlo por toda la ciudad. Logra hacerles frente, mutilando a varios de ellos, entre los cuales está el mismísimo Capitán América. Luego va a por Thor y Ojo de Halcón. Las muertes son macabras a más no poder cual peli gore de calidad. Debido a las heridas y al cansancio, Magneto baja la guardia y Avispa acaba mordiéndole el cuello… Y NO VOY A CONTAR MÁS. Pero es fácil deducir que aquí todo superhéroe Marvel tiene su papel. En un bando u otro pero aquí todo personaje que tengáis en mente aparecerá y su acto será relevante. Y si muere, morirá de un modo horrendo. Y lo más importante, como buena historia de zombies, tendremos finales abiertos, futuros inciertos y finales sin esperanza. Secuelas que vamos a encontrar en este genial Zomnibus.

La historia llamada Dead Days, que narra los primeros días de la infección zombi. Army of the Darkness en la que el Ash, llega al universo Marvel zombie para darle palizote a Lobezno. Marvel Zombies 2, donde se cuentan los hechos ocurridos cuarenta años después del inicio de todo. Marvel Zombies 3 cuenta los eventos del lapso anterior y como los zombies viajan a otro planetas para acabar con toda vida. Marvel Zombies 4 habla de un grupo de súper monstruos Los Hijos de la Medianoche (sí, los mata-vampiros ochenteros que todos tenemos en mente) los cuales intentan acabar con la plaga zombie esparcida por Tierra 616. Marvel Zombies: Return, donde un Spiderman zombie que ha perdido los poderes obtenidos de Galactus busca redimir sus actos evitando que la plaga se extienda a otras dimensiones. Y por último Marvel Zombies 5 que es una curiosa aventura donde Machine Man y Howard, el Pato, viajan entre dimensiones buscando muestras de diferentes clases de zombies para encontrar una cura definitiva.

Maravilloso todo, ¿no? Las portadas de esta serie llegaron a hacer súper famosas a principios de los dos miles. Llamaban bastante la atención. Portadas famosas de Marvel Comics que fueron una de sus más importantes estrategias de promoción. Para frikis del Terror como nosotros, la de Marvel Zombies 3 que es un homenaje a El Ejército de las Tinieblas (Army of the Darkness, tercera parte de la saga Posesión Infernal), es digna de póster para nuestros despachos-habitaciones. La revista Time certificó a Marvel Zombies en el Top 10 de las mejores obras a leer de zombies en 2007. En pleno auge zombie. Pero el tema es que los muertos caminan por alguna extraña razón. Y esta misma noche, según donde os encontréis, lo podréis comprobar. Leer el Zomnibus también es una opción.

Reseña: Predator. La Etapa Original, de VVAA

Espero que ni por un momento hayáis pensado que por estos lares íbamos a dejar pasar la reseña de un tomo tan maravilloso como el que Panini Cómics publicó el mes pasado. Correct! Hablo del Marvel Omnibus de Predator, la Etapa Original. Unos cómics que como muchos otros que (benditos los dioses) por fin están volviendo a salir a la palestra. Cómics que muchos de nosotros jamás pensamos que algún día tendríamos la posibilidad de volver a tener recopilados, en formato nuevo y quizás lo más importante, todos-toditos-todos, reunidos uno detrás de otro como mandan los canones. No copias sueltas con los que los niños de los 80s nos teníamos que conformar si encontrábamos con suerte uno en algún kiosco.

Muy fuerte.

Predator 1-4, Predator 2 1 y 2, Predator: Big Game 1-4, Predator: Cold War 1-4, Predator: The Bloody Sands of Time 1 y 2, Predator: Bad Blood 1-4, Predator: Invaders from the Fourth Dimension, Predator: Dark River 1-4, Predator: Strange Roux, Predator: Kindred 1-4 y material de Dark Horse Presents 46, 67-69 y 119, Dark Horse Comics 1 y 2, 4-7, 16-18 y 20 y 21 y A Decade of Dark Horse; todo esto, my friends, trae este integralaco que se marcó Panini el mes pasado. Y al igual que el de Alien (https://www.cronicasliterarias.es/?p=12169), no nos lo íbamos a perder por aquí. Son maravillas del mundo del cómic que hay que tener. Maravillas del cómic de los 80 y 90, de las que me atrevo a decir que jamás las volveréis a ver en papel cuando se agoten.

En estos cómics es donde se amplía el conocimiento sobre estos seres. Formas de actuar que solo se insinuaban en el primer film, o mitología y sociedad, que se empezó a mostrar en la segunda peli cuando uno de estos cazadores es visto en Nueva York. Pero aquí cómics donde se amplía conocimiento sobre su biología, presas, planeta, cultura, leyes, religión, rituales, orden social, tecnología, naves, equipos, armas y miembros destacados. Y todo en formato cómic molón contado a través de historias. Información subliminal. Y es que Dark Horse Comics sorprendió a la industria del cómic con la expansión del mito de Predator, una serie de cómics tan fiel al espíritu del éxito de taquilla original de 20th Century Fox que los conceptos de la primera serie de cómics de Predator terminaron por incorporarse al universo cinematográfico. En este tomaco se incluye además las que está consideradas sus tres mejores arcos: Jungla de Asfalto, Guerra Fría y Río Oscuro (a mí Dark River me flipó cuando la leí por primera vez), además de varias otras escalofriantes historias de Predator, algunas nunca antes reimpresas, recopiladas juntas por primera vez, en un formato de calidad y a buen precio, en mi opinión. El contenido lo vale aunque sé que para muchos la única opción es meterlo en la próxima carta a Papa Noel o Reyes Magos. Los comiqueros siempre hemos sido unos tiesos, lo sé.

Pero tenemos aquí tramas escritas por el guionista de cine y televisión Mark Verheiden (La Máscara, Battlestar Galactica) y la leyenda del cómic Dan Barry, además de las ilustraciones de Chris Warner, Ron Randall, Dan Barry y otros. My friends, Predator. La Etapa Original es una pieza esencial en vuestra cómicteca… Y LO SABÉIS. Al igual que Alien, la franquicia Predator (Depredador) fueron pelis que se convirtieron en exitazos en el mismo momento de su estreno. Igual que con La Guerra de las Galaxias (que después explotaría demasiado fuerte), pelis que las veías por primera vez y sabías que eran grandes historias porque había mucho detrás. Y hubo. Se rascó, con autores puestos e inspirados y… todo un universo por descubrir. Además de ser las dos franquicias que mejor representan la unión entre Ciencia Ficción y Terror. Y con Alien y Predator pasó que las quisieron encasillar como “de culto”. Pero escaparon del encasillamiento. De culto no es algo que tenga tanta repercusión, tanto éxito, algo que vende tanto y que su merchandising se venda como el pan. Si preguntas a cualquiera por la calle, sabe, o al menos tiene una ligera idea, de lo que le estás hablando. Eso no es «de culto».

Además de las películas y estos geniales cómics, los Predators se han enfrentado a famosos personajes del noveno arte como Batman, Superman, Liga de la Justicia, Tarzán o Terminator. El crossover más famoso fue con Alien. Existe un cómic llamado Aliens vs Predator vs The Terminator que actúa como secuela de la película Alien: Resurrección. Amigos de Panini Cómics, por favor, todo esto se tiene que publicar aquí. ¡Por favor!

Reseña: Spiderman 2099. La Colección Completa, de Peter David, Leonardi y VVAA

Un gran fan de Spidey tiene que tratar de ser objetivo si escribe artículos o reseñas sobre el personaje-superhéroe-moderno más famoso de todos los tiempos. Pero es que la emoción de volver a leer Spiderman 2099 después de tantos años, de regresar a ella sabiendo que me moló en mis años mozos, el regustillo de saber que se puede adquirir en formato Omnibus ahora que Panini Cómics la ha traído de vuelta… La emoción de leer esta serie completa no es nada exagerada para mí. Y empezaré por los contras de esta serie que aunque poquitos, tiene. Cierto es que hay hilos que quedan sin resolver. También creo que el crossover Fall of the Hammer fue una idea interesante pero con demasiado bombo. Pero está muy bien labrada: puedes leer solo dos números de ese arco argumental y te sigues enterando de todo. Entonces, ¿por qué cinco estrellas por mi parte a esta aventura futurista con el trepamuros? ¿Por qué cinco estrellas en tantas y tantas reseñas? Lo puedo resumir en una frase:

El trabajo del personaje y la construcción del mundo es brillante.

Peter David no solo hizo una copia de Peter Parker y lo puso en el cada vez más cercano (ahora) 2099. También creó un derivado con su propia personalidad, peculiaridades, ego (¡sí, ego!) y problemas, y el origen de convertirse en Spiderman es extremadamente inquietante. Lo que le lleva a ser honesto y no repetir mil veces lo mismo como hacen otros. Pero es que luego David pasa a los arcos argumentales desarrollando relaciones y construyendo vínculos emocionales mientras ese regustillo a Hombre Araña clásico sigue oliendo como horno de pan haciendo masa de la buena cerquita de tu casa.

Aquí conoceremos a Miguel O’Hara y su mundo. Antes de esta lectura, seré honesto, mis recuerdos eran muy vagos sobre Miguel. Uno ya ha leído demasiado en una época que estamos conociendo tantos Hombres-Araña diferentes. Pero mira, Miguel O’Hara no es el típico héroe. Es un protagonista atormentado, pero inteligente. Imbécil para algunas decisiones, pero también un genio. Y cuando es envenenado por su jefe que finge que le dio una droga a la que se enganchará para siempre, decide hacer algo drástico como inyectarse algo que lo arreglará… o eso cree. Y cuando todo parece irse a pique, hay más. Un compañero de trabajo celoso quiere vengarse y va y le inyecta a Miguel el proyecto en el que han estado trabajando hace tiempo para darle poderes similares a los de Spiderman. ¿Eso es bueno? Mmmm… este proyecto ha matado a varios hombres antes. Miguel seguramente será el próximo en morir. Pero no muere. En cambio, se transforma en un ser con uñas y dientes afilados como navajas, casi como un vampiro. Mucho más aterrador que la mayoría de los Spiderman que conocéis. Sin embargo, Miguel no tiene ningún interés en ser un héroe, y gracias a la empresa para la que trabaja, parece que tendrá que serlo. No va a dejar que hagan toda esa mierda turbia que hacen.

Peter David es inteligente al darle a Miguel su primer arco de lidiar básicamente con una persecución contra él para finalmente encontrarse con una versión futura de The Vulture que Miguel descubre que se come a la gente. Entonces Spidey y él se enfrentan mientras la ciudad se vuelve loca, dejando solo un vencedor y un muerto. Esto establece el tono y la sensación general de Spiderman 2099. Miguel es un tipo de héroe letal, y si te portas mal y tienes que morir, pues mueres; cosa que amo absolutamente en un cómic. ¿Por qué? Porque es real. Pero hay más. Escenas, tramas con Thor, los X-Men, el Dr. Doom… Además de eso, el elenco lateral es realmente maravilloso. Desde la futura esposa de Miguel, Dana, hasta Xena y su hermano, todos brillan en cada arco. Probablemente uno de mis actores secundarios favoritos es la madre de Miguel, que es a la vez loca y súper divertida. Además, no sé por qué, todo en esta serie tiene algo que me recuerda a The Question. Un mundo dominado por la oscuridad y la demencia donde gobierna el negro.

Fue en el bendito año de 1992, cuando Marvel se atrevió a imaginar cómo sería el futuro dentro de más de cien años. ¡Había nacido el mundo 2099! Y que duda cabe que de entre aquellas series la que lo petó fue Spiderman 2099. Por su enorme calidad, llevó a Peter David y Rick Leonardi, un extraordinario equipo creativo, a ser colocados en el candelero. Este primer tomo de la recopilación completa de sus aventuras recoge todo el primer año de existencia del personaje. Más de tres décadas. Sí que es una de las grandes joyas de La Casa de las Ideas.

Reseña: Los Nuevos Vengadores, de Brian Michael Bendis, Deodato, Chaykin y VVAA

Durante bastantes años, Brian Michael Bendis consiguió que Los Nuevos Vengadores fuera la serie de Marvel más seguida. Y eso no es moco de pavo. Ahora, tras un primer tomo que recopilaba el inicio de la renovación radical de Avengers, de Brian Michael Bendis en un volumen masivo, llega el segundo. Otro tochal que ningún aficionado al pijameo de pro se debería perder. ¿Qué pasó entonces? Los Vengadores fueron desmantelados por una Bruja Escarlata demente y un equipo nuevo y decididamente diferente se levantó para tomar su lugar. Incluidos Spiderman, Lobezno y Luke Cage. Fue como ver un potente equipo de futbol reforzarse con unos potentes fichajes personajes dignos de las mejores cabeceras. Estos Nuevos Vengadores se enfrentaron a una fuga de prisión, los secretos de Sentry, la amenaza del Colectivo de múltiples poderes y muchas más aventuras en el Omnibus anterior. Incluso hubo tiempo para celebrar el matrimonio de uno de los componentes; cosa que no voy a contar para dejaros alguna secreta diversión para el que decida venir a esta casa por el camino principal. Pero sí diré que todo lleva a una terrible tragedia que desencadena una Guerra Civil sobrehumana.

El nuevo Marvel Omnibus publicado por Panini Cómics recopila más leña de la buena (The New Avengers #16-#39, Annual 1 y 2, Illuminati y Civil War: The Confession). Un tomo que vais a disfrutar sí o sí porque continua un periodo crucial y apasionante en la historia de Los Héroes Más Poderosos de la Tierra que Bendis consiguió hacer con los denominados aquí Los Nuevos Vengadores. De todos los misterios del Universo Marvel, ninguno es más impactante que el que se revelará aquí. Antes de S.H.I.E.L.D., antes del nacimiento del superhéroe, ¿qué profundo y oscuro secreto ha guardado Nick Furia durante todas estas décadas y cómo ha regresado para aterrorizar a todos? Todo se revelará gracias al momento en que Brian Michael Bendis decidió asociarse para continuar con esta cabecera con el dibujante Mike Deodato por primera vez desde su exitosa carrera en Dark Avengers. Además de la leyenda de los cómics Howard Chaykin para los flashbacks de Furia que deleitarán y sorprenderán al más pintado. Y carcajadas. Carcajadas en los dos primeros números. ¿Dicen que nadie hace bromas en este grupo? Os puedo decir que tenemos aquí bastantes escenas al estilo Friends, vais a encontrar a Bendis haciendo lo que mejor sabe hacer, sacándonos una sonrisa cuando nadie lo espera. Especialmente las escenas de Cage y Spidey son muchas a lo Joey y Chandler. Y sumad la sombra de un largo misterio que se abre en estos números cuya intriga también se refleja en los Anuales.

Bendis también muestra su poder de narración. Una historia de misterio de varios hilos y de formato largo que te mantendrá enganchado y querrás a volver a casa rápido a leer porque ya me diréis quien se lleva este ladrillo a la piscina o a la playa… Guiño-guiño-codazo-codazo. En cuanto al arte, hay muchos artistas representados aquí, y todos ellos talentos de primera clase que hacen justicia a los guiones de Bendis. Incluso Chaykin, cuyo estilo no me ha gustado nunca, se adapta bien a las escenas retrospectivas de los años 50, y me moló este detalle-homenaje. Por otro lado, lo chulo es ver como Deodato va evolucionando, no solo confiando completamente en las sombras negras para el efecto, sino que también trabaja un trazo más fino. Bravo. Y me fascina de este tomo el cómo los guiones de Bendis se leen de forma diferente dependiendo del arte a la hora de representar las escenas. Deodato lo hace parecer más serio; Chaykin un poco todo más tontaco.

La forma en que el tomo comienza con ¡Vengadores Desuníos! (¡Avengers Disassembly!) me hizo pensar, hombre, me espera un regalo aquí. Lo voy a pasar bien nuevamente y así fue. Otro tomo que es todo un regalo. Este volumen abarca desde el día después de Dinastía de M, cuando el planeta cambió de manera radical, hasta los prolegómenos de Invasión Secreta, en que los Skrull aprovechan el momento de debilidad de la Tierra para atacar nuestro planeta. Entre lo uno y lo otro, la Guerra Civil Superheroica causa un gigantesco cisma entre Los Nuevos Vengadores, obligando a cada uno de ellos a tomar partido, mientras que su cierre alumbra una revolución dentro de sus filas.

Os va a flipar, muy especialmente, si estáis al tanto de lo acontecido en la serie de TV en ciernes, Invasión Secreta.

Reseña: Marvel Omnibus. Dinastía de M, de Brian Michael Bendis y Olivier Coipel

Todo-todito-todo de una obra apoteósica, un evento como pocos que juntaba a Los Vengadores y a todo mutante existente dentro del Universo Marvel. Se dice que Dinastía de M es el acontecimiento que cambió para siempre el destino de los mutantes, pero yo diría que incluso también a todas las series posteriores que fueron brotando en La Casa de las Ideas. Los Vengadores y La Patrulla-X haciendo frente a un enemigo común, un enemigo que desatado, podría acabar con nuestro mundo pero también un ser, una persona que todos conocemos como es Wanda Maximoff. Sí friends, a nuestra querida Bruja Escarlata se le está yendo la pinza. Una de las sagas de Marvel que más he recomendado por originalidad en los últimos tiempos (y tras releerla lo corroboro). Creo que ninguno de los que andáis por aquí queréis perderse esta joya y menos en un formato Marvel Omnibus como la acaba de sacar al mercado Panini Cómics. Una edición digna de las mejores cómictecas.

Y eso que como sabéis no soy muy de mutantes. Pero eso no quita que tenga que rendirme a la evidencia cuando un macro-evento está bien hecho, con argumentos entrelazados muy bien entretejidos, una historia que impacta. Y aunque no fuera de mutantes tenía que leerlo todo y todo de un tirón tal como este tochal propone. Porque soy de pijameo desde que tengo uso de razón y el jamón de cinco jotas le gusta a todo el mundo. Dinastía de M, se puede decir que es una de las aventuras más chulas para todos los que tenemos reciente en nuestras cabezas todo el buen UCM (Universo Cinematográfico Marvel) creado y al que volvemos cada poco revisitando pelis y series. Es una trama de las más interesantes y de las que curiosamente se ha “picado” poco a la hora de los brainstormings hechos para los films. Obviamente, esto era así hasta que enero de 2021 se estrenó en Disney + la serie de WandaVision. Donde vimos un argumento parecido aunque no exactamente igual. Pero la idea central de Dinastía de M, sí. Los cómics que conforman Dinastía de M, todos los cuales se reúnen en este Marvel Omnibus (House of M 1-8, Spider-Man House of M 1-5, Fantastic Four House of M 1-3, Black Panther 7, Wolverine 33-35, Iron Man House of M 1-3, Captain America 10, The Pulse 10, The Pulse: House of M Special y House of M Sketchbook). Juntos forman un todo. Y todo -valga la redundancia- parten de los ocho primeros numeritos que fueron, en realidad, la potente miniserie. Un arco que todo el mundo debería leer, al menos, una vez en la vida y no solo leer, a poco que seas marvelita, TENER. De ahí que sea obvio que Panini Cómics la incluyera en su colección Must-Have.

Dinastía de M es Brian Michael Bendis en todo su esplendor, aportando un argumento que tiene una potencia enorme. La historia en la que se le va la pinza a Bruja Escarlata una cosa mala. ¿Cómo? Os pongo en situación: Wanda Maximoff, también conocida como la Bruja Escarlata, vive en la devastada isla de Genosha bajo el cuidado del Profesor Charles Xavier y su padre Magneto (sí, su padre). El Profesor X le informa a Magneto que sus poderes telepáticos ya no son suficientes para frenar las habilidades de deformación de la realidad que Wanda no para de crear una y otra vez. Y se debe encontrar una solución. Magneto se limita a culparse a sí mismo por retorcer la mente de sus hijos con sus propias ambiciones. Xavier lo que hace es organizar una reunión con Los Vengadores, La Patrulla X y varios héroes que transitan constantemente la Torre de los Vengadores. ¿La idea? Debatir el destino de Wanda Maximoff. Y es la radical Emma Frost (una ex-villana y ahora heroína, telépata capaz de transformar su cuerpo en diamante orgánico) la que concluye que matar a Wanda es la única forma de acabar con su magia destructiva. El Capitán América argumenta que el grupo debería buscar métodos alternativos para lidiar con Wanda, incluida la supresión de sus poderes y su locura. Los X-Men argumentan que si se corre la voz de que un mutante con la capacidad de cambiar la realidad se vuelve loco, las relaciones entre humanos y mutantes se convertirán en una guerra. A medida que avanza la conversación, el Profesor X revela que le pidió ayuda al Doctor Extraño. Pero aunque lo intentaron, ninguno fue lo suficientemente fuerte para combatir su magia. Sorprendentemente, Lobezno dice que no hay otra: Wanda debe ser asesinada.

Si no sabías del argumento, quedas impactado. Y no me extraña. Es súper potente. La idea de Bendis rápidamente derivó en una serie de sucesos que aún a día de hoy continúan afectando a tramas y cabeceras de Marvel. Quizás algún día veamos esta idea completamente llevada a la gran pantalla.

O no.

¡Feliz Día de la Independencia a mis paisanos!