Reseña: Steranko. Nick Furia Agente de S.H.I.E.L.D.

La colaboración editorial que lo está petando en nuestro país en cuanto a tema cómic es la que la que junta a Panini Cómic con SD Distribuciones. Los benditos, maravillosos y casi en un cien por cien indispensables cómics de al menos leer una vez en la vida. Los geniales Marvel Limited Edition; ediciones, tiradas limitadas de cómics muchos perdidos en el tiempo, muchos, imposibles de encontrar hoy en día en nuestro idioma. Los rescates de obras que se están haciendo en este formato son puro mithril, my friends. Un ejemplo de ello es el tomazo que se acaban de marcar este mes con Steranko: Nick Furia Agente de S.H.I.E.L.D. Un titulo que como muchos supondréis, recoge el breve paso pero potente del maestro de Pensilvania, nacido en 1938 y que aún tiene pelazo. El dibujante de cómic estadounidense James Steranko. Que aunque breve, insisto, de todos es conocido que su trabajo más célebre es éste que realizó con Nick Furia.

Innovador de la Edad de Plata del cómic de superhéroes, el maestro Steranko introdujo el surrealismo en una forma distinta a la que venía siendo introducida en la serie del Doctor Extraño. Su técnica narrativa, a pesar de ser algo común hoy en día, fue una gran novedad entonces, donde acostumbraba a narrar prácticamente todo lo que sucedía en las viñetas y se permitía hacer algo diferente en la época como introducir tres páginas de “movimiento” sin un solo diálogo o efecto de sonido. Y es que a mediados de los años 60 del siglo pasado, Jim Steranko irrumpió en la Era Marvel de los cómics a lo grande. Se extrajeron de sus diseños innovadoras técnicas cinematográficas y muchas se mantienen a día de hoy dentro de la narración gráfica. Como os decía, más que con cualquier otra serie, Steranko siempre se asocia a la figura de Nick Furia. De hecho, si nunca leíste nada del personaje, este volumen y no otro, debería ser tu primera opción.

Steranko: Nick Furia Agente de S.H.I.E.L.D. es lo que se llama una Artist Edition de una serie que recopila las historias de la carrera de Steranko con el personaje. Historias que originalmente fueron publicadas en los Strange Tales del #151 al #162. Así como todas sus portadas y un selecto número de extras presentados. Una obra que sale del arte original, de los archivos privados del propio Steranko. Impresionante y asombroso trabajo presentado en su tamaño original, donde los lectores no solo podemos ver cómo se desarrolla el estilo de Steranko en una docena de números, sino encontrar también los tres primeros diseños de características de Jack Kirby para así comparar. Donde curiosamente el dios Jack Kirby es sobrepasado en la autovía del gráfico a doscientos por hora por un Lamborgini, un estilo de Steranko que esplende en cuanto encuentras la primera página en la que todo el papel es para este señor. ¿Y qué vas a encontrar aparte de un lujo para los ojos? La dupla que se marcaron en estos números el Doctor Extraño y Nick Furia. Donde Umar, La Innombrable, Hermana del terrible Dormammu, vuelve a estar en libertad. Viajar a la Dimensión de la Muerte y encontrarse a toda velocidad a través de los páramos interminables de la nada, en un fatídico viaje a la dimensión oscura más allá del alcance más lejano de la comprensión mortal. Liberar a la inocente Clea del cautiverio, pero obligados a enfrentarse a todo un ejército asesinos descerebrados. O el innombrable Umar lanzando un hechizo de muerte a través del vacío infinito hasta donde está encarcelada Clea. Y Nick Furia entrando en acción para ayudar a Strange.

Y el malvado Barón Mordo adquiriendo nuevos poderes.

Un producto de primera calidad. Un volumen bien producido. Con algunas primicias en cuanto a contenido. El propio Steranko diseñando incluso los créditos, el índice y los separadores de capítulos y la portada. Steranko recordándose a sí mismo en el apogeo de su talento.

Reseña: Kull El Destructor, de Roy Thomas, Gerry Conway, Englehart, Moench y VVAA

Kull fue concebido por el escritor pulp que nos ha dado tanto y que se fue demasiado joven, el maestro Robert E. Howard, quién también creó Conan y toda una serie de personajes icónicos de la fantasía medieval aunque los dos más famosos son estos dos comentados. De hecho, para muchos, Kull the Conqueror no es otra cosa que otro hilo de acción rutinario de espada, taparrabos, sandalias y brujería con un tipo que no alcanzó la fama de Conan ni de lejos. ¿Y por qué? Pues por la misma razón que yo he jugado al fútbol en mis inicios con colegas que le daban mil vueltas a Cristiano Ronaldo o Messi y nunca llegaron a ser profesionales; bien porque no quisieron, porque no estaban en el sitio exacto a la hora adecuada, resumiendo, porque la vida no sólo va de tener virtudes sino también de tener (mucha) suerte cuando toca. Conan El Cimmerio la tuvo y Kull El Conquistador casi que no. No se le hizo una peli en condiciones para darlo a conocer ante el mundo, esa gente que no lee, y mucho menos cómics. Aunque sí que hubo traslación literaria a buenos cómics Marvel y eso friends es lo que Panini Cómics y SD trae con estos maravillosos Marvel Limited Edition que no son oro, sino puro mithril del noveno arte.

Tras dos tomazos geniales de Kull El Salvaje (https://www.cronicasliterarias.es/?p=7841), súper agotados ya en todos sitios, llega este maravilloso tercer tomo denominado Kull El Destructor, que comprende toda una serie cómics joyitas en si mismo (Kull the Conqueror #1-#10, Kull the Destroyer #11-#29, Creatures on the Loose #10, Monsters on the Prowl #16 y material de Kull and the Barbarians #1-#3, The Savage Sword of Conan #9, Conan the Barbarian #10, Conan the Barbarian Annual #3 y FOOM #14 Conan), incluyendo la primera aparición del personaje, dibujada por mi amado Bernie Wrightson. Es decir, todo y cada uno de los cómics de la época donde aparecía este curioso personaje del que os adelanto ya, que al que no conozca, le va a flipar. Y al contrario de lo que piensan muchos, muy diferente en personalidad en comparación con el famoso cimmerio.

Por tanto, un buen lote de cómics Marvel extraídos de la bóveda. Y como ejemplo el Kull The Destroyer #11, portada con fecha de noviembre de 1973, un cómic de Kull que existía desde 1971 cuando salió el primer número pero que tras un par de números de prueba dejó de publicarse. Pero luego, en la portada de abril de 1972, Kull apareció en el Monsters On The Prowl #16 y la cabecera Kull The Conqueror volvió con el número #3, con la portada fechada en julio de 1972 y por haz del destino a la gente le empezó a gustar. ¿La portada quizás? Un número con una gran portada del artista Mike Ploog, quien proporciona tanto los lápices como las tintas. Lo cierto es que quizás fuera por eso porque tuvo la serie cambio de nombre y de dibujante y se empezó a vender bien. Los artistas, el equipo hermano-hermana de John y Marie Severin, hicieron un gran trabajo. Y la curiosa anécdota de que en la portada se colocó el título ¡Por este hacha gobierno! y cuando empiezas la historia te encuentras con el potente título ¡El rey Kull debe morir! ¿Y esto por qué? No tengo la respuesta. Marvel Comics dice que la historia está libremente adaptada del cuento de Robert E. Howard (Por esta hacha yo gobierno) pero sólo Roy Thomas debe saber el porqué de este cambio interno. Curiosidades aparte, una historia que comienza con Kull hablando con su amigo, Brule, diciendo que ahora que es Rey, el hecho de que haya nacido en el extranjero está causando que el Reino cuestione su liderazgo. La escena cambia rápidamente a una reunión secreta donde la gente trama la muerte y el derrocamiento de Kull, con la intención de colocar a otro en el trono…

La escena vuelve a cambiar a Kull, en su salón del trono, donde piensa en sus años de juventud y Roy Thomas nos da una mirada retrospectiva de tres años y medio atrás en los comienzos del personaje como luchador intrépido. Más tarde, en sus aposentos privados, mientras Kull reflexiona, los conspiradores, con la ayuda de varios soldados, irrumpen en los aposentos de Kull y atacan. Se enfrenta con valentía a las horribles adversidades con una espada y su fiel hacha e incluso después de recibir una herida grave, continúa luchando e incluso parece estar ganando. Un hombre contra veinte, pero Kull sigue luchando y se mantiene firme hasta que uno de los conspiradores se revela como el archienemigo de Kull, el Hechicero, ¡Thulsa Doom! y usando su hechicería, Doom hace que el hacha de Kull sea demasiado pesada para levantarla, y ahora sin armas, Kull es vencido. ¿Muerto? Por suerte no. Es arrastrado a las mazmorras del castillo. Y ahí termina la historia.

Y ya estás súper enganchado. A un personaje que apenas conocías y del que quieres saber qué pasará con su futuro y…, cualquiera que leyera este número en 1973 (o 1986 cuando aproximadamente pude leerlo yo por primera vez) provocó que todos buscáramos el siguiente número con un ansia inusitada. Me contaron que fueron tres meses muuuy laaaargos en USA hasta que salió el siguiente, y bien por estrategia editorial, bien porque no sabían como seguir, el empujón a la serie y al personaje fue ENORME con dicha espera. Finalmente apareció y se pudo ver qué sucedió después. Y lo dicho. Ya estás o estabas enganchado. Así que la recomendación está clara. Necesitas regalarte o que te regalen este volumen que, por supuesto, es independiente de los dos difíciles de encontrar anteriores, aunque eso no quita que tras leerlo te ansíes por conseguirlos los demás.

Lo siento, por vosotros.

Reseña: MLE. Capitán Britania. El Nacimiento de una Leyenda, de VVAA

Un Best of Marvel Essentials es el nuevo tomo a recomendar de Capitán Britania que ha publicado Panini Cómics hace nada junto a SD. Ya sabéis los aquí llamados Marvel Limited Edition que están haciendo estragos (de los buenos) para con nuestras cómictecas. Y es obvio, ¿no? Es esencial para muchos de nosotros leer el origen, el inicio de ciertos superhéroes de los que sabíamos nada o muy poco. Y aunque Capitán Britania es un héroe que irrumpió en USA como aquellos guionistas e ilustradores que brotaron de tierras anglosajonas para dar «el salto a la luz», también es un personaje que tuvo grandes momentos en el Viejo Continente. Porque friends, ¿de dónde parte todo si no es de aquí? Menos el primer homo sapiens considerado como tal, todo parte de nuestro lado del mundo. Eso que quede claro. Y así de egocéntricos pero es la verdad.

Panini Cómics y SD ponen en librerías este maravilloso tomo. Como os decía, el considerado y presentado como  ¡El Mejor Superhéroe de Todos! (sus cojones ahí), irrumpió en los quioscos con su propio cómic semanal allá por 1976 de la mano del legendario guionista y ser súper prolífico Chris Claremont (La Imposible Patrulla-X), con Herb Trimpe (El Increíble Hulk), al dibujo. Un personaje que apareció por primera vez en la Captain Britain Weekly #1 (octubre de 1976), el comienzo de una serie que impactó en lectores de la época, una serie tantas veces recordada por Chris Claremont, Alan Davis o alguien que también a llegarle a darle su toque mágico años después con fue Alan Moore (https://www.panini.es/shp_esp_es/marvel-h-roes-capit-n-britania-sclmh092-es01.html).

Aquí tenemos nada más y nada menos que el primer cómic del Capitán Britania, sus treinta nueve primeros números recopilados, más algún añadido que ayudará a enamorarse del personaje clásico. ¿Darle una oportunidad dicen por ahí? Eso si no supieras a ciencia cierta que estas aventuras no te van a encantar. Y mira que soy medio americano pero de ingleses… pufff, para nada. Pero conocía al Capitán Britania, su traje, su carácter y cómo se comportaba con los enemigos. Pero de su leiv motiv o de cómo consigue su traje (algo que los niños de los 80 nos preguntábamos siempre), nada de nada. Pero ahora sí. Un tomo con el que retroceder a la vida de Brian Braddock antes de que… ¡MUERA! 😱 ¿Spoiler? No, no se me escapó. Lo siento pero hay cosas que se saben y SE SABEN. Eso si, no hablaré del cómo, eso tenedlo claro. Y es que la historia de origen del Capitán Britania parece un cuento al azar. Y ahí su grandeza. Porque, ¿cuántas cosas no ocurren día tras día en las que pensamos si no son pura casualidad?

Ya en el segundo número, Brian Braddock toma una decisión que cambiará su vida. Tras convertirse en el héroe conocido como el Capitán Britania de una forma que no os voy a contar para que lo descubráis vosotros mismos; antes de que pueda apenas probar sus poderes ya es desafiado por un villano que… ¡Ha obtenido los mismos poderes (pero opuestos) a los suyos! ¿Cómo? También tendréis que averiguarlo. ¿Y por qué empiezo comentando el segundo número? Porque leer esta grapa sin grapa, te lleva hasta las primeras páginas del primer número y continúa la historia con un modo de retro-guión nunca antes visto (a finales de los 70). Una muy buena historia. Un tomo así, por supuesto, contiene bastantes cosas chulas más. Algunas muy locas pero interesantes como fue la primera aparición de Betsy Braddock (Captain Britain Weekly #1), un número que llegó a estar súper cotizado en el mercando de segunda mano en su día; donde aparece Betsy, la hermana gemela de Brian Braddock, quien (unos años más tarde) se convertirá en la poderosa Psylocke de los X-Men. Aquí tiene un arco argumental completo, ella solita, contra el Dr. Synne.

Y más. El Capitán Britania descubre el secreto de Mastermind mientras que Nick Furia envía al Capitán América a localizar un presunto complejo informático creado por los comunistas en la acosada y medio derruida Gran Bretaña. Mastermind es uno de los villanos clásicos que más me gustan de toda la vida…, por si no lo dije alguna vez. ¿Y dije cositas locas? Sí friends, porque tenemos un número donde aparece Merlín, que le explica al Capitán Britania la razón por la que se le otorgaron sus poderes… (ups, se me escapó). O no. O sí a a medias. En fin, aprendemos más sobre el gran Merlín además de que Britania descubre que todas sus peleas anteriores han sido pruebas para prepararlo para una confrontación contra un Mal mayor. La historia en Camelot es otra joyita ochentera de las que uno tiene que tener en la colección.

Y así todo.

Reseña: Marvel Limited Edition. Atlantis Ataca, de VVAA

Hoy reseña de uno de los grandes eventos o crossovers Marvel que no tiene mucho nombre entre la gente de a pie pero súper importante para los amantes de los cómics Marvel ochenteros entre los que nos encontramos. Uno además con los que tenemos que rendirnos a Marvel y rezar porque esto se reproduzca algún día en el UCM (posterior, por supuesto, a una buena peli Marvel de Namor). Y agradecer por qué no que Panini Cómics y SD estén sacando estos maravillosos tomos MLE donde poder obtener obras así de un tirón. Este poderoso volumen comprende el Silver Surfer Annual 2, Iron Man Annual 10, Avengers West Coast Annual 4, The Uncanny X-Men Annual 13, The Amazing Spider-Man Annual 23, The Punisher Annual 2, The Spectacular Spider-Man Annual 9, Daredevil Annual 5, The Avengers Annual 18, The New Mutants Annual 5, X-Factor Annual 4, Web of Spider-Man Annual 5, Thor Annual 14 y Fantastic Four Annual 22 y con material de Avengers West Coast 56, Marvel Comics Presents 26 y The New Mutants 76, asi como el mini-crossover de los Annuals Marvel de 1989. Todo reunido por primera vez en la historia en un único volumen. Donde los monarcas submarinos Ghaur y Llyra planean convocar al dios ancestral Set y liarla parda para arrasar a esos tontolabas de tierra firme. ¿Qué ocurre? Pues que los superhéroes más poderosos del mundo se enteran de lo que se viene encima y cada uno a su modo interviene aunque es obvio que formando grupos de retención la oleada de asesinatos menguará. Pero totalmente a evitar que dicha criatura demoníaca se levante para que no se desate el infierno.

Un tomo que vale su peso en oro. Y aún siendo una potente trama en su conjunto de 1989, es ligera, intrincada y extraña a más no poder, porque da la sensación de ser un brainstorming en la cabeza de autores pero ideas diferentes que empezaron a unificarse en conjunto con el paso de las aventuras. Esas cosas extrañas que a veces hacen nuestros cerebros, con una idea que sostiene su sentido narrativo bastante bien, especialmente, cuando se compara con otros arcos de la época. Entonces veamos qué tan sucintamente puedo resumir la trama a parte de lo ya mencionado: Attuma y los atlantes es esa fuerza invasora a neutralizar que quiere conquistar el mundo de la superficie de buenas a primeras rememorando a esos países que un día se les cruza un cable y se creen ultrapoderosos porque…, sí, lo digo, porque tienen un as bajo la manga a modo de arma nuclear. Aunque aquí lo nuclear es algo mágico, poderoso, celestial…, como queráis llamarlo, pero un as bajo la manga con el que ganar una guerra. Esa fuerza fuerza invasora para conquistar el mundo de la superficie en nombre de Ghar y Llyra de Lemuria, todo con la intención de traer de vuelta a Set, el dios cabeza de serpiente.

Y habrá muchos modos de intentarlo, no solo una, porque cuando la invasión falla, Ghaur se pone a secuestrar a superheroínas para ofrecérselas a Set. Y este es justo el giro pulp dentro del Universo Marvel que gusta y hace grandew a este crossover. No es una guerra porque sí. Y está claro que son finales de los 80, época dorada del cómic moderno, varias y potentes obras en cartel que han dejado al aficionado con la boca abierta… Está claro que toda la historia es solo una excusa para que los diversos superhéroes de Marvel se reúnan y participen en batallas masivas contra enemigos potentes. Enemigos submarinos. El Mal en casa. Y con una ejecución formidable en unas grapas más que otras. Pero Atlantis Ataca se queda en conjunto como una trama indispensable que todo fan del pijameo debería leer, al menos, una vez en la vida.

Llegó por fin una publicación que realizan en conjunto la línea editorial creada por Panini y SD, otro genial tomo Marvel Limited Edition. Yo lo recibí antes de ayer y esta misma mañana en la que escribo esto lo terminé. Con el hype por las nubes, con el ansia desencadenada, no me queda otra que recomendarlo. Los villanos atlantes despachando rápido a un Namor que la gente considera indestructible; Hulka, Tormenta y La Bruja Escarlata…, siendo usadas como comida para el Mal; toda una gama de autores de renombre: Steve Englehart, Ron Lim, David Michelinie, Paul Smith, John Byrne, Peter David, Louise Simonson, Rob Liefeld, Gerry Conway, Mark Bagley y muchos más…, dando lo mejor de sí. Tiene números como el Avengers Annual #18, escrito por Michael Higgins y dibujado a lápiz por Ron Wilson, que se siente como un remanente de la Edad de Bronce en su trama y diseño visual.

Comparad esto con el Amazing Spider-Man Annual #23 y New Mutants Annual #5, que presentan los lápices de Rob Liefeld en todo su esplendor desenfrenado. Agregad a esto el guión claramente sobrescrito, donde los editores guía intentan febrilmente que la trama tuviera sentido en general y no hubiera errores de interconexión en las diferentes series. Una transición fundacional conseguida.

Fue emocionante ver que se podía hacer todo esto sin descalabro, una conexión entre personajes tan dispares. Atlantis Ataca es una jodida maravilla y la mejor definición de crossover bien compilado que existe ahora mismo en librerías.

Reseña: Kull El Salvaje. La Etapa Marvel Original, de Roy Thomas, Doug Moench, Howard Chaykin, Sal Buscema y VVAA

Quizás algunos de los “jóvenes” de por aquí no sepan que sí que existió un Conan antes que el Conan que todos conocemos. Lo que se llama un precedente. Un personaje que en la mente del escritor Robert E. Woward tuvo que evolucionar de alguna forma para que fuese publicado en formato literario, pero en personaje al que se volvió para su rescate por su enorme e impactante esencia. Sí friends, les hablo de Kull, El Conquistador, el mismo que en aquella etapa original Marvel en el que Stan Lee dio rienda suelta a publicaciones de literatura fantástica tras el éxito de Conan, quería más. Con lo que el personaje llegó en formato indispensable y empezó a verse en Kull and the Barbarians, Kull the Destroyer y en algunos números de la revista norteamericana Bizarre Adventures. Bien. Pues en esta época dorada de los integrales que estamos viviendo, donde destaca, sin duda, la labor que Panini Cómics está haciendo junto a SD de editar en estos magníficos compendios de lomo blanco, los especiales Marvel Limited Edition; viene a ser el mismo sitio donde este mes podemos encontrar Kull El Salvaje – La Etapa Marvel Original. Dentro de toda una serie de colecciones chulas de Conan (La Espada Salvaje – La Etapa Marvel Original, Conan El Bárbaro – La Etapa Marvel Original…), así como algunos tomos joyitas que han incluido en la colección, volúmenes muy esperados y creo que agotadísimos ya, como fue el Marvel Ómnibus de ami amado Solomon Kane (https://www.cronicasliterarias.es/?p=3785). Una sorpresa tras otra, tantas alegrías juntas que pueden llevar, sin duda, a que un fan de toda la vida amante del fantástico en todos sus formatos, se le pare el corazoncito cada mes con el anuncio de cada novedad y publicación de estas.

Se cuenta que miles de años antes de los albores de Conan, las tribus bárbaras se levantaron en todo el continente de Thurian, amenazando a civilizaciones cuyos muros de ciudades se derrumbaban fácilmente cuando ellos llegaban. En esta era despiadada de dolor y sangre derramada por doquier, surgió un hombre. Un exiliado, que llegaría a gobernar la poderosa Atlántida en años oscuros en los que el Sol se hundía con frecuencia bajo las olas del tremebundo gran azul. Este hombre era llamado Kull, un personaje mítico, un bárbaro puro de verdad, por el cual una gran cantidad de grandes autores Marvel estuvieron más que dispuestos a narrar su saga, su exilio y su salvaje juventud. Pero también sus hazañas en alta mar, su ascenso a través de los pozos de gladiadores, sus afilias militares en diversos etnias, su etapa como rey y sus épicas batallas contra el hechicero con rostro de calavera Thulsa Doom.

Como os decía, los fans de Conan y Robert E. Howard tienen aquí un precedente al que prestarle atención si no lo conoce. Algunos que sí, llevábamos mucho tiempo emocionados de saber que Panini Cómics y SD podrían traer algún día este Marvel Limited Edition (en USA: Kull the Savage Original Marvel Years – Omnibus HC). Incluso Marvel ha llegado a publicar nuevas historias – «más modernas” – con las aventuras de este primer bárbaro. Así como recopilar muchos de los originales en nuevas colecciones de formato de prestigio. Está claro que Marvel vuelve a poner cada no mucho el ojo en estas joyitas que tantos padres e hijos disfrutaron en los 70 y 80 del siglo pasado. Desde la adquisición de la licencia (la más reciente en manos de Dark Horse Comics), en USA se han lanzado varias colecciones de Conan, pero repito, lo que está haciendo actualmente Panini Cómics y SD con la publicación, regreso y recuperación de estas series en nuestro país, es digno de aplauso. Kull El Salvaje – La Etapa Marvel Original recopila todas las aventuras de atlante más interesante del mundo del noveno arte, historias recopiladas en su día en cómics y revistas punteras de las décadas antes mencionadas. Aventuras incluidas en la Savage Sword of Conan, Savage Tales, Bizarre Adventures, Marvel Preview, Conan Saga y en el efímero título independiente Kull y los Bárbaros (Kull and the Barbarians). El Ómnibus contiene obras de los escritores Roy Thomas, Chuck Dixon, Doug Moench, John Arcudi, Gerry Conway y Steve Englehart y bellas obras de arte de Val Semeiks, John Bolton, Marie Severin, Sal Buscema, Howard Chaykin, Mike Ploog y muchos más. En conclusión, maestros de maestros aportando su don. Además, el volumen abre con una introducción al personaje del señor Roy Thomas y un genial mapa de los reinos para situar aventuras.

Historias inolvidables como El Cráneo del Silencio (traslado al cómic del relato de Robert E. Howard), Pantano Prohibido, Jinetes Más Allá del Amanecer, El Totem, Mago y Guerrero (también guión sacado de un relato de Howard junto a Lin Carter), así como artículos publicados en su día sobre el personaje, reseñas sobre el uso de espadas, portafolios de Kull El Conquistador, Rey y todos estos cargos que va ganando y perdiendo el personaje con cada trama. Yyyyy… también un glosario de términos usados en estos relatos de Fantasía, todo diseñado de forma muy rolera, para que algunos disfruten aún más si cabe. Con la guinda, por supuesto, que es la portada estándar ilustrada por Mark Brooks y la que estuvo en edición de mercado directo, la portada clásica del siempre genial Michael Whelan.

La oportunidad de experimentar, vivir, disfrutar con la obra completa de Kull a un paso. Sus grandes historias de aquellas revistas en blanco y negro donde el dibujo se empoderaba cosa mala. Un volumen, un Ómnibus cuidadosamente restaurado a partir de materiales de alta calidad de los clásicos archivos Marvel. Obviamente, otra joyita a regalar este mes que tantas cuentas pendientes tenemos algunos. En especial, detallazo para un lector de cómics de toda la vida.

Solo queda decir gracias a Panini Cómics y SD por hacernos tan felices. Gracias por seguir “enmarcando” en formato íntegro estos diamantes en bruto, sueños de toda vida dedicada al mundo del cómic.

Reseña: MLE. Los Defensores. Los Hombres Cabeza, de Steve Gerber, Sal Buscema y VVAA

Ya que obviamente es imposible recuperar series completas clásicas, que duda cabe que es una buenísima idea recopilar por arcos argumentales las mejores historias de grupos de renombre como Los Defensores.

Recuerdo que en mi niñez ochentera Los Defensores no dejaban de ser un grupo menor aunque todo el mundo los coleccionaba como oro en paño o se volvían locos por leerlos y tenerlos. En mi caso, los conocí gracias a un par de números de Ediciones Zinco que mi abuelo me había conseguido a saber dónde. Por que esa era otra. En aquellos tiempos, pensar en conseguir una colección en este país número a número, eso era imposible. Tenías suerte de conseguir algunos y rezar porque su contenido en guión se cerrara. Si no, te quedabas a medias. Por eso nunca dejaré de alabar el gran momento comiquero que estabas viviendo gracias a los integrales y recuperaciones de cómic ochentero que las editoriales están haciendo en nuestro país. Casi cada mes, se publican cositas que uno había dado por perdidas en el fin de los tiempos.

Y ver que se publica un nuevo Marvel Limited Edition con Los Defensores, me lleva a ese paraíso casi lupanar de grandes cómics de mi memoria. Los Defensores: Los Hombres Cabeza recopila los números de The Defenders #26-#41, el primer Annual, Giant-Size Defenders #5 y el gracioso Marvel Treasury Edition #12. Estamos hablando de la conclusión de la etapa de Steve Gerber con dicho grupo. Gerber fue un guionista de cómics estadounidense al que siempre le perseguirá la fama de ser co-creador del personaje satírico Howard El Pato. Ese que tanta nostalgia nos dio cuando lo vimos en los post-créditos del film de Los Guardianes de la Galaxia. Pero Gerber hizo otras muchas cosas. Llegó a redefinir la época temprana del Hombre-Cosa, y entre sus grandes trabajos se le reconoce haber creado buenísimas aventuras con Omega the Unknown, Marvel Spotlight: Hijo de Satan, Los Defensores, Marvel Presents: Los Guardianes de la Galaxia, Daredevil e incluso con Foolkiller (ese raruno nombre de cuatro personajes diferentes que aparecen en algunos cómics USA. Un autor que era conocido por incluir extensas páginas de texto en mitad de algunas historias y rarunadas varias. Un guionista que fue incluido póstumamente en el Salón de la Fama del Cómic Will Eisner en 2010. Pero, sin duda, un guionista al que le gustaba romper constantemente las reglas del género superheróico. Y eso se percibe bastante en Los Defensores: Los Hombres Cabeza, donde se ofrece una de sus sagas más celebradas con la llegada de Los Guardianes de la Galaxia a nuestro tiempo.

Siempre he sido un fanático de las historias futuristas y creo que es desde que muy pequeño leí La Última y Primera Humanidad, de Olaf Stapledon. Lo encontré en la biblioteca del colegio, creo que cuando cursaba 5º de E.G.B. (¡Qué ya no existe!). Con los años me di cuenta que era rarísimo que un libro así estuviera en dicho lugar. Y es curioso como tiempo después me llegué a enterar que el culpable era mi profesor de Lengua, el cual tenía tantos libros en casa que iba trayendo y aportando a la biblioteca del recinto. Pero este no es el caso. El tema es que es una historia que mola por cómo se proporcionan antecedentes antes y después de que ocurran los eventos más importantes del libro. Y los detalles no son estrictamente necesarios. Se enviaban héroes de nuestro tiempo al futuro casi únicamente para que disfrutaran aventuras futuristas. Fue esta novela la que se me vino a la mente al leer Los Defensores: Los Hombres Cabeza.

El futuro de Los Guardianes de la Galaxia les ha llevado a Tierra-691. Parece ser la misma línea de tiempo donde se ubica en estos momentos Killraven y la Guerra de los Mundos. Pero la historia empieza en Palisades, donde Jack Norriss todavía no acepta el hecho de que Valkiria no es su esposa Bárbara, sino una nueva persona que habita su cuerpo. Incluso la obliga a besarla, lo que a ella le molesta mucho. Pero de repente, hay un terremoto y Jack cae por un acantilado y Valkiria monta a Aragorn y lo lleva a un lugar seguro… Pero no hay fallas sísmicas en Nueva Jersey. ¿¡Qué está pasando!? De vuelta al Sanctum Sanctorum, Los Defensores están recibiendo informes de un clima loco en todo el mundo y Doctor Strange lo atribuye al desplazamiento temporal causado por unos visitantes del futuro llamados Los Guardianes de la Galaxia (los clásicos, los buenos: Vance Astro, Charlie-27, Yondu y Martinex). Pero aquí hay un problema. Seguramente todo se esté torciendo porque Vance Astro también existe en esta línea de tiempo. Aquí es un niño, eso si. Y si habéis leído a Los Guardianes clásicos sabréis quién es. Que por cierto siempre me ha flipado saber quién es, hecho que no todo el mundo sabe.

A partir de aquí toda una serie historias y argumentos que teletransportan a una aventura que se convierte en macro-saga cuando todos los eventos hacen “bizcocho” en tu cabeza.

Los Defensores: Dr. Extraño, Hulk, Valkiria, Halcón Oscuro, la vuelta de Nebulón, un cruce alucinante con Howard el Pato y… ¡Los Hombres Cabeza!

Steve Gerber y Sal Buscema dándolo todo.

Reseña: Ka-Zar El Salvaje. Un Nuevo Amanecer, Un Nuevo Mundo, de Bruce Jones, Brent Anderson y VVAA

Siempre es una buena noticia la publicación de un nuevo Marvel Limited Edition. Son esencialmente joyitas del mundo del cómic, en especial, clásico, pero, sin duda, el mejor al que hemos podido tener acceso en nuestra vida comiquera. La recuperación de las mejoras obras siempre es una buena noticia para la cultura. En todos los sentidos. Que nos lleguen nuevas ediciones de Conan, por ejemplo, mejores que las anteriores, obras en color que “jamás” se publicaron así; todo eso y más siempre son buenas noticias. Por eso, poder encontrar en esta maravillosa colaboración que tiene Panini Cómics con SD, títulos como Ka-Zar El Salvaje o lo que es más, los doce primeros numeritos de su cabecera de 1981-1982 inconseguibles hasta la fecha en español; todo-todito-todo es una delicia. Puedo contar como anécdota, que en esos principios de los ochenta, Ka-Zar apareció en la serie animada de Spiderman -la chula, la de éxito de entonces-, exactamente en el episodio El Cazador y el Cazado. Donde recuerdo ver por primera vez a este personaje y saber no mucho después que incluso tenía serie de cómic.

Un personaje que a poco que conozcas, te cautivará. Aunque yo también sea de los que ha llamado a Ka-Zar, el Tarzán que pudo ser y no fue. Pero eso no quita que tras él estuviera un magnífico guionista como es Bruce Jones y un Brent Anderson que fue de menos a más, un ilustrador de los que molan, que incluso llegó a hacer sus pinitos como guionista de la serie. Y aquí llego yo para decirle al transeúnte comiquero e interesado de grandes obras de los 80, que nunca me cansaré de decir que fue la década de explosión creativa y no solo en el noveno arte; llego para decir, que este Ka-Zar no es el clásico que creara Stan Lee y Jack Kirby en 1965. Este que aquí se recoge es un nuevo Ka-Zar El Salvaje. Dicen que los lectores que tuvieron la suerte de empezar esta serie en 1981 se sorprendieron (como ustedes harán con este MLE) al ver que sí, que se seguía manteniendo a Lord Kevin Plunder como personaje principal, acompañado de Zabú, la bestia de dientes de sable y con la Tierra Salvaje como fondo… Esa jungla que yace bajo los hielos del Círculo Polar. Pero este Ka-Zar se puede ver que ha evolucionado. Es un héroe para “nuestros días”. Y se puede comprobar viendo la buena digestión que tienen sus historias aún a día de hoy.

Cuarenta años después.

Y es que Kevin Plunder sí que es ese héroe de la selva de la revistas pulp que muchos conocemos. Una mezcla de Tarzán y de Tor, el personaje cavernícola del maestro Joe Kubert que también merece estar ya en uno de estos maravillosos MLE. Con Ka-Zar El Salvaje, obviamente, vamos a viajar a una Tierra Salvaje poblada de dinosaurios y de seres abominables, pero esta vez encontraréis un Ka-Zar El Salvaje más dialogante y civilizado, que curiosamente viene con lo puesto, es decir, con cierto grado de desconfianza y rencor hacia la civilización y los extraños que vienen de fuera de la Tierra Salvaje. Y me parece bien. Eso me encantó. Este que os escribe es muy de Thanos… Bueno, ya sabéis. Pero un genial tomo donde vamos a encontrar grandes aventuras, algunas muy dignas tramas de novelas de aventuras pulp que dejan con ganas de más. Y es que quiero dejar claro que ciertos guiones gozan de una tremenda profundidad. Un Nuevo Amanecer – Un Nuevo Mundo es toda una recopilación que sirve para empezar o continuar, con las aventuras de Ka-Zar El Salvaje que siempre se ve acompañado por Shanna, la Diablesa y su inseparable compañero Zabu. Pero, ¿quién es quién?

Kevin Plunder se refiere a sí mismo como el «Señor de la Tierra Salvaje», una frase que otros han adoptado, pero que no es un título formal. Ka-Zar es Kevin Reginald, Lord Plunder, nacido en Castle Plunder, en Kentish Town, en Londres (Inglaterra). Es el hijo mayor de Lord Robert Plunder, el noble inglés que descubrió la Tierra Salvaje, una jungla prehistórica escondida en el corazón de la Antártida. Después de que su madre muriera y su padre fuera asesinado por los bárbaros nativos denominados Hombres-Mono, de la Tierra Salvaje, Plunder fue encontrado y criado por Zabu, un dientes de sable, que posee inteligencia casi humana gracias a una mutación causada por neblinas radiactivas. Si Tarzán era el Hijo de los Monos, Ka-Zar (como su nombre indica) es el Hijo del Tigre. Gracias a esta nueva vida, Ka-Zar se desarrolla y se convierte en experto cazador, trampero y pescador dentro de la Tierra Salvaje.

Como habéis podido deducir la Tierra Salvaje es un mundo en sí mismo. No está vacía. Hay territorios poblados por varias tribus humanas pero también humanoides. Y aunque la mayoría de ellos tienen tregua amistosa con Ka-Zar, algunos lo consideran un extraterrestre y un enemigo. Pero Ka-Zar está aquí para hacer el bien. Es un protector de los débiles y los maltratados en dicho entorno. Donde intentará evitar la explotación comercial, la caza furtiva y la minería, así como imponer o aconsejar la paz entre las tribus que la conforman. Sirve también como embajador de buena voluntad pero esto, obviamente, no siempre funciona. Y las batallas se hacen inevitables. Los X-Men originales descubrieron la Tierra Salvaje. Y se toparon con Ka-Zar. A partir de ahí…

Llega una nueva visión, una obra disfrutable, como pocas. La mítica etapa de Bruce Jones y Brent Anderson por fin recuperada en una edición integral, en tapa dura, lo que vienen a ser estos maravillosos Marvel Limited Edition que nunca me cansaré de alabar.

Reseña: Marvel Limited Edition. El Vampiro Viviente, de Roy Thomas, Gil Kane, Steve Gerber y VVAA

Vamos con una de las publicaciones joyita de este verano. Si no, una de las mejores del año. Edición portentosa del personaje Morbius, donde se incluyen los considerados mejores cómics donde aparece. No todo lo que existe del personaje pero si los mejores cómics, los mejores años, las mejores historias de El Vampiro Viviente. Ese hombre llamado Morbius con una sed de sangre súper-mega-insaciable. Una Edición Limitada de este personaje, un impresionante tochal donde toparse con historias para el recuerdo y quizás un enganche definitivo para todo aquel que no lo conoce. Este medio villano que debería haber dado que hablar bastante en cines y cómics, pero otra víctima de esta odiosa pandemia que parece irse muy poco a poco. No obstante, este tomo recopila las historias clásicas en solitario de Morbius (¡Las Mejores!). Desde sus apariciones en Vampire Tales hasta sus aventuras en Adventure IntoFear, Giant-Size Super-Heroes, Marvel Premiere, Marvel Two-In-One, Marvel Preview, The Spectacular Spider-Man y The Savage She-Hulk. Numeritos donde hizo estragos con todo lo que se topó. Uno de los personajes junto al Drácula de Marvel que marcaron a fuego el buen género de Terror en los cómics y que definieron a toda una generación.

Morbius es El Vampiro Viviente. Un vampiro que está vivo. Michael Morbius, un villano convertido en anti-héroe. No sé vosotros pero a mí me parece siempre fascinante ver la evolución de un personaje. Especialmente, cuando cambia de manos, de autores y muy especial, en sus inicios. Y es que como no podía ser otra, aparece en aquella maravillosa década de creatividad, un Morbius guionizado por una lista rotativa de grandes del cómic donde se incluyen Roy Thomas, Gil Kane o Steve Gerber. Con cada guionista poniendo su propio sello en el personaje, su «trato» varía enormemente. Pero manteniendo lo mejor, en este caso. Y así se desarrolla una especie de Frankenstein, hecho con trocitos de lo mejor de cada autor, un personaje en el que se nota mucho y para bien su evolución.

Como tal, parece que algunas de las primeras historias de Morbius (aquí se incluyen) también cambian la forma en que se retratan sus habilidades. Y esto puede, tanto sorprenderte, como hacer que asientas y susurres: ¡Pero qué chulo! Tramas muy guapas donde incluso llegan a ser creados otros vampiros como él… aunque pueden morir como seres humanos. Mientras que ciertos autores representaron que tenía poderes hipnóticos de diversos grados. Insisto, este proceso de ponerse con un personaje que cambia de un guión a otro puede terminar siendo un poco molesto para algunos lectores. Sobre todo, los que lleguen de nuevas. Pero personalmente, y quizás por amar el proceso de creación literaria, a mí me encantó. Me divirtió bastante ver como evoluciona Morbius.

Y ahora voy a ser claro. Desde el primer momento, Morbius fue un personaje casi ridículo que se podía considerar atrapado en algún lugar entre una copia de Drácula y un clásico villano fanfarrón de Spiderman. No lo he dicho aún, pero Morbius apareció por primera vez en The Amazing Spiderman #101 como antagonista de una de las aventuras urbanas del trepamuros. Es un personaje inquietante y trágico, y ocasionalmente salvaje, pero también grita su propio nombre y hace proclamas rarunas en tercera persona como si de Frankenstein (otra vez) se tratara. Cantidad de veces, dice cosas como: Eso dice el hombre llamado Morbius… O habla en una prosa digna del medievo, sobreexcitada, muy digna de la tragicomedia. Mas, hay algo increíblemente agradable en ello. Está tan lleno de contradicciones -tanto su comportamiento como en su conjunto de poder-, lo cual es una maravilla verlo chocar contra Spidey u otros superhéroes de renombre. Creo que en esta mezcla se encuentra su enorme atractivo.

También cabe destacar las selecciones de Vampire Tales que se han reproducido como en su original en blanco y negro. Estas historias claramente brindaban por un ambiente más vanguardista que los cómics de Marvel. Aquí vamos al mejor cómic de Terror tanto ilustración como en ambientación. Es particularmente interesante ver los ritmos de cada historia, ya que la sensibilidad que se podía encontrar en los Vampire Tales es claramente mucho más espeluznante y “underground” en comparación al tono con el que se trató a Morbius en Marvel, que fue muy del estilo de Man-Wolf o los inicios de la Antorcha Humana. Incluso estos relatos recuerdan bastante a la mejor Vampirella. Pero la mayoría del contenido de este Marvel Limited Edition aboga por las peleas beat-em-up. Y bueno, tiene cierto sentido con un villano “de segunda” que parte de una aventura que se publica en Spiderman. Después de todo, nuestro querido vecino el trepamuros tiene para la ocasión cuatro brazos para enfrentarse a este vampiro… Es una larga historia.

Este volumen es una maravilla. Así de simple. Actúa no solo como una chula introducción al vampiro de los cómics clásicos Marvel, sino que también actúa como guía para enseñar/mostrar cuán buenos fueron esos cómics de finales de los 70 y principios de los 80. Así como todas y cada una de las maravillas que se pueden encontrar en el Vampire Tales, que por cierto, también publicó Panini Cómics y SD en un volumen integral magnífico (http://www.sddistribuciones.com/VAMPIRE-TALES-MARVEL-LIMITED-EDITION-Isbn-978-84-15830-98-6-Codigo-MLE,SMALI028) y que se agotó rápidamente como probablemente suceda con este MLE de El Vampiro Viviente. Unos vampiros que en los cómics convencionales eran prácticamente desconocidos (gracias al Comics Code Authority), pero qué demonios, aquí podéis ver en la página de introducción del Vampire Tales #1, una reproducción extraña del Conde Orlok y todo eso, y literalmente se toman la molestia de explicarnos a los posibles lectores no iniciados, qué es un vampiro. Madre mía, madre mía. Ni en aquellos años se debía explicar algo tan evidente y tan ancestral.

Este Marvel Limited Edition pese a ser un recopilatorio, se puede decir que trata una colección al completo. Todos aquellos números donde aparece este ser mitad humano-mitad “strigoi” que necesita alimentarse constantemente de sangre para no sufrir. Toda una serie de aventuras donde ver sus virtudes y sus defectos y lo que es más, sus posibilidades de seguir vivo en un mundo como el nuestro. Y, sin embargo, he terminado por ver que Morbius tiene los días contados en nuestra era. A ver si tenéis la misma sensación que yo cuando leáis este genial tomo que no me cabe duda que es uno de los mejores cómics que se han editado este año.

Reseña: MLE. What If…? Más Allá de los Límites, de Roy Thomas, John Buscema, Marv Wolfman, Carmine Infantino, Gene Colan y VVAA

Tras un primer Marvel Limited Edition glorioso que comenzó a recopilar los maravillosos What if…?, que tan buenos momentos nos dieron en este país allá por los 80, llega el segundo, denominado Más Allá de los Límites, con más gloriosas y locas aventuras, ideas originales (o no, porque algunas ya se nos ocurrieron a ti o a mi) siempre presentadas por ese águila peregrina del tiempo que lo sabe todo, que lo ve todo, como es Uatu, El Vigilante. Pero si todavía hubiera un lector amante de los buenos cómics de superhéroes que no supiera lo que es un What if…?, no me importa (a estas alturas) dedicar unas lineas a explicarlo.

What if…? (¿Y si…?), fue una serie antológica de cómics publicada por Marvel cuyas historias exploraban cómo el Universo Marvel podría haberse desarrollado si los momentos clave de su historia no hubieran ocurrido tal como lo hicieron. El primer número en ver la luz, para nada es una cosa reciente, como he oído decir por ahí. El primero de los What if…? vio la luz, nada más y nada menos, que en 1977 (Bonito año). Otra cosa es que en nuestro país se empezaran a ver en kioscos a mediados de los 80 y principios de los 90. Fue una recuperación de la serie por la que apostó la extinta editorial Forum. Pero nuevos no. Aunque sí que es cierto que se han seguido sacando números hasta hace apenas unos años. Creo que el Volumen 13 es de 2018. Pero lo fascinante es eso. Historias tan locas como chulas, que ponen ciertas mesas argumentales enfrente del lector y cuando menos lo esperas, dan una patada al tablón. Siempre tirando por ese lado, ese paralelo espacio-temporal donde hay tramas que a más de uno le pueden hacer soltar una carcajada, y otras que pueden provocar que asientas y susurres en voz baja: «¡Ostras, qué chulo! Debió ser así».

Las historias de la serie inaugural las presenta como narrador el ser extraterrestre Uatu, El Vigilante. Desde su base lunar, Uatu observa tanto la Tierra como realidades alternativas y tiene el poder de mostrarnos sus sueños o sucesos ocurridos en planos paralelos. La mayoría de las historias de What if…? comienzan con Uatu describiendo un evento en la corriente principal del Universo Marvel, luego introduciendo un punto de divergencia, y luego describiendo las consecuencias. Uatu también fue el “presentador” que de manera similar nos enseñaba la segunda serie que se publicó entre 1989 y 1998 (con la que empezó yo de pequeño) hasta un punto en el que, en un cómic de Los 4 Fantásticos, Uatu fue castigado por destruir a otro Vigilante y se le retira de la serie. Un Uatu que se vuelve “improbable”, por lo que el personaje se eliminó gradualmente hasta que regresó para el número #76.

Pero aquí lo importante siempre fueron las historias. En series posteriores, algunos escritores optaron por introducir narradores alternativos. Pero esa es otra historia… Aunque espero poder reseñaros algo así algún día. Quiero decir, todo mi apoyo como fan, a que Panini Cómics y SD sigan con este tan entrañable y recomendable proyecto en tomos recopilatorios así. Números que juraría que nunca vieron la luz en nuestro país y contenían tramas muy atractivas: ¿Y si Karen Page hubiera vivido?, ¿Y si Jessica Jones se hubiera unido a los Vengadores? Chuladas así.

What if…? Más Allá de los Límites sigue con la publicación de los iniciales números. Exactamente, los What if…? del #13-#15 y del #17-#23 USA. Donde Uatu nos pone sobre la mesa: ¿Y si… Conan el Bárbaro visitase la Tierra hoy?, número famoso donde los haya; ¿Y si… el Sargento Furia y sus Comandos Aulladores hubiesen librado la II Guerra Mundial en el espacio exterior?, que no había leido y ahora quiero saber qué ocurrió, en realidad; ¿Y si… otra persona se hubiera convertido en Nova? Bueno, vale, de acuerdo; ¿Y si… el Motorista Fantasma, Spiderwoman y el Capitán Marvel hubieran seguido siendo villanos?, por lo que se cuenta aquí, hubieran molado más; ¿Y si… el Doctor Extraño hubiese sido discípulo de Dormammu?, con esto se hace una buena peli si o si; ¿Y si… Spiderman hubiera detenido al ladrón que mató a su tío?, o lo que siempre nos hemos preguntado ahora visto en cómic; ¿Y si… Los Vengadores hubiesen librado la Guerra Kree-Skrull sin Rick Jones?, no tenía ni idea de esto; ¿Y si… Namor se hubiese casado con la Chica Invisible?, ¡una pareja ideal, por fin!; ¿Y si… el Doctor Muerte hubiese sido un héroe?, mira, pues no; ¿Y si… Jarella, la novia de Hulk, no hubiese muerto? Historia muy chula; y como colofón, la más locurona de las historias: ¿Y si… la araña radiactiva hubiese picado a Tía May en lugar de a Peter? Sobran los comentarios.

Roy Thomas, John Buscema, Gary Friedrich, Don Glut, Herb Trimpe, Marv Wolfman, Steven Grant, Carmine Infantino, Peter Gillis, Tom Sutton, Pat Broderick, Tom DeFalco, Alan Kupperberg, Bill Mantlo, Gene Colan, Fred Kida y otros muchos más, dándolo todo.

Otro MLE súper indispensable.

Reseña: Marvel Limited Edition. Marvel Two-in-One. Mi Amada… ¡Mi Asesina!, de VVAA

Otro puntal de lanza de Panini Cómics es la asociación con SD Distribuciones para publicar cada mes un Marvel Edition Limited, a cual más interesante. Lugar donde obviamente se recuperan grandes joyitas de cómic clásico, tomos que algunos se agotan casi antes de salir. En ellos, de vez en cuando, aparecen los Marvel Two-in-One que tan buenos momentos de lectura nos dieron a algunos en nuestra infancia y aún dan. Una serie regular de cómics que fue publicada por Marvel Cómics entre enero de 1974 y junio de 1983, historias no solo protagonizadas por Ben Grimm/The Thing/La Cosa, sino el lugar donde correr las mejores aventuras que se pueden leer del personaje con diferencia. Mismo lugar donde encontrarlo al rudo pedregoso haciendo equipo con héroes y villanos (a veces, al mismo tiempo) para detener a un enemigo mayor y común.

Mola que se tenga en cuenta el contenido y que se abra este MLE denominado Mi Amada… ¡Mi Asesina! con el Fantastic Four Annual #11, una aventura de las chulas donde Reed Richards, Susan Storm y Namor, así como Johnny Storm, el Capitán América y Bucky batallando con un montón de soldados nazis, laboratorios secretos y enfrentándose al villano (que muy pronto se pondrá de moda, ya veréis) el temible Barón Zemo. Así como los dos primeros Marvel Two-in-One de la historia donde digamos que nace esta idea de poner aventuras aparte de este poderoso superhéroe que dice frases míticas como, ¡He sido el único e inigualable The Thing demasiado tiempo para ahora dejar que un montón de estiércol me robe la gloria! O su maravillosa: ¡Es la hora de las tortas! Como dice un colega marvelita que tengo de toda la vida: «De un huerto donde están Bill Mantlo, Ron Wilson, Roy Thomas, John y Sal Buscema, Marv Wolfman, Jim Starlin y Jim Shooter; no puede salir nada malo».

Marvel Two-In-One: Mi Amada… ¡Mi Asesina!, es un volumen que se disfruta de peh-a-pah, añado, porque además hay que indicar que continua la serie que abre en el MLE que se publicó en agosto, el Marvel Two-in-One: Grita Monstruo. Aquí se continúa desde el original Marvel Two-in-One #20 llegándose hasta el #36 y añadiéndose alguno más de otra serie para completar tramas. Detalles que se agradecen. Un inicio que nos traslada a 1942 cuando una gigantesca nave nazi con forma de esvástica ataca edificios en la ciudad de Nueva York y La Cosa saca pecho para evitar daños a la ciudad más bonita del mundo… Apoteósico número. De los pocos y curiosos números donde disfrutar de The Thing en forma humana y con un curioso traje creado por Reed Richards como exoesqueleto, pese a que Galactus…

Acción y acción. Aventuras que nos ponían el vello de punta cuando las leíamos por primera vez, y creo que esa es la verdadera fuerza y atractivo para comprar/pillar estos Marvel Limited Edition que acaban de ver la luz; ediciones limitadas algunas inencontrables al poco de publicarse. Con Ben Grimm recorriendo mundo; Londres, Cabo Cañaveral, el Triángulo de las Bermudas… e incluso enfrentándose a cosas muy locas como un Tyranosaurus-Rex en un pantano lleno de inmensos brontosaurus. Pero también hacen aparición grandes personajes como Los Invasores, La Legión de la Libertad, Thor, Puño de Hierro, Nick Furia, Spiderwoman, Deathlok o la famosa aventura (muy buscada) en la que Ben Grimm se encontró por primera y única vez con Doc Savage. Una joyita. Además, de aparecer una de las legendarias batallas finales de todos los superhéroes contra el tan de moda, Thanos.

Vais a quedar con ganas de más. Sorprendidos, y melancólicos muchos, como me sentí yo al recordar algunas de estas tramas que el insulso de mi cerebro creía haber olvidado. Mi esperanza es que en que en algún momento en el futuro cercano aparezca otro nuevo MLE que aporte más. Otro nuevo tomo que complete la colección. No es difícil. Insisto, verdaderas joyitas del pijameo que nos encandilaron entonces donde algunos números mantienen muy bien el paso de los años. Y los que no, si te los tomas como el visionado de una peli resultona de serie Z (a lo Sharknado, por ejemplo), los disfrutarás de lo lindo. En definitiva, un Marvel Limited Edition que vale su peso en oro por el contenido clásico incluido que rebosa nostalgia por los cuatro costados.