Reseña: Daredevil Amarillo, de Jeph Loeb y Tim Sale

Daredevil es uno de los grandes superhéroes callejeros del mundo del cómic. Uno de los más famosos héroes de Marvel. Y uno de los personajes a los que hay que recurrir cada poco. En especial, el Daredevil, de Frank Miller y Klaus Janson, la joyita que publica este mes Panini Cómics en formato Colección Frank Miller (tomaco de los buenos: https://www.panini.es/shp_esp_es/colecci-n-frank-miller-daredevil-de-frank-miller-y-klaus-janson-sfrmi003y-es01.html). Aunque también existen otras chuladas como es el Daredevil Amarillo, del tandem de maestros Jeph Loeb y Tim Sale. Pues desde 1964, Matt Murdock ha defendido las calles de Hell’s Kitchen de gente como Kingpin y otras amenazas. La mayoría de los lectores de historietas reconocerán al héroe ciego por su traje rojo, el mismo que ha usado a lo largo de su historial de publicaciones. Pero no muchos saben que, sin embargo, comenzó su carrera vistiendo un traje amarillo. Un traje recuperado y que se ve de manera más prominente en la miniserie de Jeph Loeb y Tim Sale que hoy os reseño y que acaba de rescatar Panini Cómics para este mes que ya casi se nos va. Un dueto de autores famoso por su trabajo en Batman: El Largo Halloween (obraza), Spiderman Blue (obraza), Capitán América Blanco (entretenido), Hulk Gris (curioso), entre otras muchas.

Un cómic el Daredevil Amarillo donde se aborda el origen de El Hombre Sin Miedo o como muchos otros llaman el Diablo de Hell’s Kitchen. Pues el dispositivo de inicio es Matt Murdock escribiendo una carta a su difunta amada Karen Page, como una forma de superar su fallecimiento. Decide escribir la historia de cómo su origen de Daredevil lo lleva a ella. Un tiempo en la Facultad de Derecho donde con su amigo Foggy Nelson andan cerca de graduarse. Pero el padre de Matt, Battlin’ Jack Murdock, decide inspirarle una noche llevándolo a un gran combate de boxeo. Y él, sabiendo que su padre se dedica a las peleas “arregladas”, accede e incluso le insta a nunca caer. Y después de ganar el combate, Jack le da a su hijo su túnica de boxeo de color amarillo brillante. Y poco después de eso, Jack es asesinado por gánsteres por no ceder en el combate que estaba pactado perder… Pero Matt y Foggy intentan acabar con esos mafiosos en las juzgados, pero debido a las coartadas dadas y el dinero bajo cuerda, salen impunes. Matt esa noche crea su primer atuendo de Daredevil con la túnica alimonada que va a empezar a dar miedo a muchos, muchos…

Lo más importante a tener en cuenta aquí es que, a diferencia de otras narraciones de su origen, esta versión del origen de Daredevil está bien fundamentada. No nos enfocamos en Daredevil. Nos enfocamos en Matt Murdock. La mayor parte de la historia sigue la vida de Matt sin necesidad de secuencias de acción. Si bien las peleas están chulas, una simple escena en la que Matt, Foggy y Karen van a un bar…, los autores consiguen mostrarla interesante. Es esta quema lenta y más centrada en los personajes lo que hace que Daredevil Amarillo brille. Otro aspecto fantástico es ver la dinámica entre el trío de amigos en estos primeros tiempos. El lector sentirá la tensión a su alrededor mientras los chicos intentan ganarse el corazón de Karen. Es una dinámica que es poco común en los cómics hoy en día, ya que la niña elige al héroe. Sin embargo, dado que nos enfocamos más en el lado humano de las cosas, ves que ambos chicos tienen oportunidad de ganarse el corazón de ella y llevan una pelea limpia por ello. Encontraréis momentos en los que estaréis de parte de Matt y otros en los que preferiréis a Foggy Nelson como ganador.

Tim Sale ilustra la historia. Su estilo es único, se remonta a historias clásicas en lugar del estilo más suave de hoy. Pero la conclusión es que Daredevil Amarillo es una excelente historia de Matt Murdock, ideal para empezar con el personaje. Da un poco más de luz a un superhéroe que parece más oscuro que la mayoría. Un origen tan clásico como maravilloso.

Reseña: Los Guardianes de la Galaxia. Jinetes en el Cielo, de Gerry Duggan y Aaron Kuder

El domingo pasado por la noche pusieron en la tele Guardianes de la Galaxia Vol. 2 y la volví a disfrutar un montón. Las dos primeras partes me encantan. Está muy bien trasladado el concepto Guardianes de la Galaxia así como personajes alternos como EGO, trasladados al UCM para comprensión de los no lectores de cómics e hijos. Pero también vale como actualización de lo clásico. Y eso, si está bien hecho como en este caso, mola bastante. Por lo que dejé lo que tenía entre manos para ver la peli. Y eso que curiosamente estaba deleitándome con más o menos lo mismo pues estaba disfrutando en formato papel de este grupo dentro del tomo Jinetes en el Cielo que Panini Cómics publicó hace poco. Cambié una cosa por otra solo para pillar detalles y para ver lo bien que están trasladados -esta vez si- los personajes. No es que sea la misma historia pero los Guardianes de la Galaxia que Gerry Dugan propone en Jinetes en el Cielo, sí que son los mismos a encontrar en el UCM. Lo que aporta este genial Marvel Now! Deluxe serían los doce numeritos que comprendieron el All-New Guardians of the Galaxy asi como el Free Cómic Book Day (2017) que serviría como precuela para la aventura que pronto meterá a este nuestro querido grupo en una extraña guerra que se ha desatado entre El Coleccionista y el Amo del Juego.

Si alguna vez hubo un momento para lanzar una nueva serie de Guardianes de la Galaxia, ese momento es ahora. Por el momento, la atención de casi todo el mundo sigue con Star-Lord y su tripulación como nunca antes ya que se viene peli para el año que viene pero ya hay cantidad de datos en internet. Y es que después del exitazo de la primera peli de 2014, Brian Bendis modificó el concepto de Guardianes para alinearlo con las películas. Y ahora Gerry Duggan ha ido aún más lejos. Quiero decir, seamos realistas, tienes Baby Groot, la música de Star-Lord y una página de introducción psicodélica. Claro, en un giro extraño, el artista Aaron Kuder le ha puesto barba a Star-Lord, pero esa es la única diferencia. Ahora, no me malinterpreten; eso no es algo malo. Lo cierto es que, hasta 2014, Guardianes de la Galaxia eran una nota a pie de página en la historia de Marvel y ahora siempre son noticia y eso se debe en gran parte al genio James Gunn. No culpo a Marvel por querer aprovechar esto, pero los fans del cómic sabemos de donde viene todo, ¿o no?

Dicho esto, debo admitir que Gerry Duggan le ha dado a esta aventura un atractivo toque tradicional. En particular, me encanta la página de introducción que proclama audazmente que estos compis son el ‘Equipo A’ en el espacio: “Si estás en problemas (o crees que conoces a alguien que pudiera estarlo) en la Vía Láctea, ¡puedes llamar a Los Guardianes de la Galaxia!”. Asi nos encontramos con un cómic divertido. Una serie de doce números que tiene de todo. Comienza con el equipo intentando realizar un atraco «imposible». Lo hacen de una manera que solo encontrarías en los cómics, y funciona muy bien. Francamente, a primera vista estás tan confundido como las víctimas de los Guardianes. Duggan se toma el tiempo para establecer el nuevo status-quo de sus personajes, aunque solo da pistas mínimas sobre las razones de estos cambios. ¿Por qué Drax es pacifista? ¿Qué le pasó a Groot? Y luego grandes momentos con un Star-Lord imponente y no tan dicharachero como el de las pelis. Luego, la historia nos lleva al cliente de los Guardianes, y desde allí Duggan pone al equipo justo en medio de un conflicto entre dos de los Primigenios del Universo como son El Coleccionista y el Amo del Juego.

Artísticamente, Jinetes en el Cielo (All-New Guardians of the Galaxy) es satisfactorio pero no extraordinario. Aaron Kuder tiene una actuación bastante sólida, pero en realidad no hay momentos destacados. Aun asi mola, es un cómic que entretiene y eso es lo mínimo siempre a conseguir en el noveno arte.

Si eres fan de las películas (¿y quién no lo es?), seguramente encontrarás este cómic gustoso muy gustoso de leer. No es la historia más-mejor que vas a leer, pero tiene el estilo y el tono que convirtió a esta banda heterogénea en súper estrellas cinematográficas.

Reseña: Marvel 1602. Edición Grimorio, de Neil Gaiman, Andy Kubert y Richard Isanove

Edición joyita que ya se puede adquirir en el Salón del Cómic, tomo maravilloso que en breve ve la luz en librerías en formato cómic integral, edición de lujo maravillosa allá por donde la mires y edición en formato grimorio de lujo y (para colmo) limitada. Esa es la edición de Marvel 1602 que hoy domingo os reseño. Serie tremenda de arco completo, novela gráfica fantástica, en general, casi doscientas cincuenta páginas para perderte en ellas cual serie de televisión.

Marvel 1602 es uno de esos cómics que aparece con bastante frecuencia en las listas de «Lo Mejor De…». Y está claro que sí; escrita por Neil Gaiman (el maestro escritor inglés colmado de premios y una buena cantidad de elogios por parte de la crítica), en mi caso, una historia que disfruté en su día en inglés pero siempre quise volver a ella alguna vez y de forma cautelosa, optimista, porque sabía a lo que iba. Sobre todo, a poder ser, en una buena edición. Y oye, sueño cumplido, nunca imaginé disfrutarlo de un modo así. Marvel 1602 tiene una premisa tan interesante que absorbe desde la primera página.

Una obra de Neil Gaiman (guionista-autor), Andy Kubert (Ilustrador), Richard Isanove (ilustrador digital) que combina la acción y las aventuras clásicas de Marvel con el escenario históricamente preciso del reinado de Isabel para crear una serie única como ninguna otra publicada antes en la Casa de las Ideas. Gaiman eligió una alineación interesante para determinar una lista aparentemente interminable de héroes y villanos de Marvel, para seleccionar un elenco de personajes que gustará ver en este plano temporal. Caras familiares aparecen en casi todas las viñetas. Sus rasgos distintivos se modifican para adaptarse al período de tiempo y al entorno, mezclándose con el trasfondo histórico casi a la perfección en la mayoría de los casos. Si bien jugar a «detectar al personaje» puede ser divertido para el fan de Marvel bastante versado (y, sin duda, es uno de los encantos de este cómic), algunos personajes son inmediatamente reconocibles debido al diseño que traen. Pero otros, os lo aseguro, os costará identificarlos, en especial, por su papel poco característico en la trama. Y, en algunos casos, sus nombres cambiados.

Se dijo en su dia y lo recuerdo ahora, que el ritmo de este cómic fue un problema para algunos lectores de cómics de superhéroes. Diré lo mismo que en aquella web en la que escribía entonces: «…creo que Gaiman lo hace intencionadamente en homenaje al ritmo típico y habitual de una novela histórica». Y el que sea lector de ellas, lo sabrá. La prosa de Gaiman emite esa naturalidad lenta y con no mucha acción (fuera de las batallas) que rememoran la tramas históricas donde brilla más el contexto y la evasión del entorno al pasado tácito, por encima de escenas trepidantes e intensas (fuera de las conversaciones verbales). Los primeros capítulos de 1602 te arrastran a través de la construcción del mundo y las introducciones de personajes, jugando más como un «quién es quién» que con una historia real. Es de esas historias que leídas como números individuales, pudo tender a la sosez y al desvarío argumental que provoca que mucha gente piense mal de lo que tiene entre manos. Por eso la importancia de ser -porque lo es- una novela gráfica/histórica en su complejidad. Y es que Marvel 1602 cobra fuerza a partir del tercer número…, encuentra un ritmo importante después de la introducción y aparición (adecuadamente dramática) de Doom. Principalmente por que (como siempre) Doom hace lo que Doom quiere hacer. Un primer momentazo bien elaborado y teatral de mi megalómano favorito.

Por otro lado, a destacar un personaje creado por Gaiman que brilla entre tanta celebridad. Recuerdo que cuando lo vi por primera vez pensé: «Será mejor que alguien empiece a explicarme por qué hay un nativo norteamericano blanco en esta historia, y rápido». Ese personaje es Rojhaz, guardaespaldas de Virginia Dare, que ha venido a Inglaterra como embajadora del Nuevo Mundo, y en busca de audiencia con la reina. Rojhaz es un personaje que por lo que sé, no gustó a cierta parte del público en su día. Pero a mi me encanta durante la mayor parte de la historia. Y cuando finalmente llega la gran revelación sobre quién es… Uff, momentazo. Quise abofetearme por no darme cuenta antes. Y por llegar tarde a un giro de trama que dejará en evidencia a la inteligencia de más de uno/a.

Por si no lo habéis pillado aún, para con el tema histórico, en Marvel 1602 acudiremos al glorioso tema de los viajes en el tiempo y quizás por ser un fan eterno de este tipo de historias, sumando superhéroes Marvel y un fiel seguidor (y aprendiz) de la prosa de Gaiman; decir que Marvel 1602 me ha maravillado una vez más. De hecho, es la que siempre recomiendo cuando alguien me pregunta por una buena historia de viajes en el tiempo dentro del Universo Marvel. Entonces: ¿Qué hubiera ocurrido si las grandes criaturas que pueblan el Universo Marvel, desde Los 4 Fantásticos a La Patrulla-X, desde el Doctor Extraño a Hulk, desde Spiderman a Nick Furia, hubieran irrumpido en el siglo XVII, en lugar de hacerlo en el siglo XX?

Neil Gaiman, el genial creador de The Sandman, tiene la respuesta, en un imprescindible cómic dibujado por el equipo artístico de Lobezno: Origen, Andy Kubert y Richard Isanove. Un volumen de lujo que además contiene todas las secuelas de la miniserie original, protagonizadas por los pioneros del Nuevo Mundo, Spiderman y Los 4 Fantásticos.

Creo que es el único tomo de cómic de la historia, que únicamente con letras en la portada, se recomienda solo.

Reseña: Proctor Valley Road, de Grant Morrison, Alex Child y Naomi Franquiz

Evolution Comics es ese sello con el que Panini Cómics nos publica cada mes, cómics situados fuera de la todopoderosa Marvel. Un lugar donde encontrar cómics de otras editoriales, entre las que se encuentra BOOM! Studios, una editorial estadounidense de cómics y novelas gráficas, que publica de vez en cuando títulos la mar de chulos. Y con grandes autores en su haber. Como por ejemplo esta Proctor Valley Road que viene de la mano del maestro Grant Morrison. Un cómic al que entré de cabeza al saber que contenía una escalofriante miniserie de Terror. Porque sí friends, el cómic encajaría dentro de mi muy amado género pues sigue a cuatro adolescentes en la USA de los 70s, que por una cosa o por otra, terminan teniendo que buscar a gente desaparecida. Esta es de esas historias que hay que tratar de mantener los spoilers al mínimo, pues se pierde mucho, a poco que cuentes. Y ahí voy:

August, Rylee, Cora y Jennie han organizado un «Spook Tour» con sus compañeros de clase en el tramo de carretera más embrujado e infestado de espectros de todo el país. La idea es conseguir pasta, financiar la asistencia al concierto de sus sueños, pero dicha empresa se verá truncada, de hecho, se volverá mortal. Estos cuatro amigos terminarán corriendo, intentando rescatar a estudiantes desaparecidos… temiendo por sus vidas. Deberán acabar o salir indemnes de los males que deambulan por la Proctor Valley Road…; habitat de monstruosidades que acechan en el corazón de la América profunda.

Mis primeras impresiones sobre Proctor Valley Road fueron buenas. No es mi cómic favorito y quizás para algunos sea demasiado sangriento, pero no para un lector asiduo de Terror. La trama es interesante de principio a fin con estos cuatro adolescentes intentando estafar a otros niños que luego escapan y desaparecen. El primer grupo de niños tiene que salir y averiguar qué le pasó al segundo grupo antes de que se metan en serios problemas. Y entonces la historia rompe de todas-todas hacia el terror puro y mezcla criaturas sobrenaturales de forma brillante. Lo bueno de este tomo es que recopila los cinco números que tuvo esta miniserie, por lo que vais a poder disfrutar de la historia al completo, al más puro estilo serie de Netflix. Cuento esto porque sé de gente que anduvo loca un tiempo esperando la siguiente grapa tras la publicación de la anterior.

Proctor Valley Road no es diferente. Es una historia de Terror con temas ya tratados en otros medios; pelis, novelas, cómics… Pero entretiene, gusta leerla y nunca te hace verla prototípica. Es el don de Grant Morrison. Con el escocés, yo por lo menos, nunca me aburro. Pero sí que tiene eso que duele a muchos que justo cuando la trama está mejor, termina. Y no solo jode que no puedas saber más, deja la sensación de que quizás sí que hubo más pero se decidió cortar en el quinto número porque quizás estaba pactado así.

Franquiz proporciona el arte y los colores para la serie, y tengo que decir que me gusta el modo cómic europeo/amerimanga/pixar que propone. Eso si, la portada del tomo no es nada destacable. La del número #2 le da mil vueltas, por dios. Pero tiene un estilo que, aunque en mi opinión no se adecua al cien por cien para una historia de Terror, mola la pequeña sensación de yuxtaposición de dibujos animados y colores brillantes que aporta. Un arte curioso.

Para vuestra información (FYI) esta carretera de la que se habla en el cómic existe de verdad. Ha sido el foco de muchos documentales de fantasmas y leyendas urbanas que afirman que las entidades oscuras realmente deambulan por dicha área que circunda a California. Y también se cuenta que uno de los seres que se aparece es la viva imagen de un Minotauro; una enorme bestia con cuernos que deambula por la noche en busca de personas para alimentarse. Un lugar al que llaman realmente Proctor Valley Monster.

Tenemos así, una historia al estilo Stephen King en como centra una historia potente en los alrededores de un pequeño pueblo de Estados Unidos para retratarlo como fuente única del Mal. A lo Salem’s Lot o IT.

Cómic de terror en toda regla. Hay que publicitarlos sin miedo. ¡El Terror vende!

Reseña: RedFork, de Alex Paknadel, Nil Vendrell y Giulia Brusco

En mi búsqueda constante de buenas historias de Terror, ya hace tiempo que me di cuenta que por lo menos en nuestro país, se van encontrando cositas pero en formato cómic. Historias de terror escritas recientemente que nos llegan en formato cómic a través de las grandes editoriales como Panini Cómics, la cual, sí que trae obritas muy interesantes de vez en cuando. Y el ejemplo está en RedFork que publicaron este mes de abril que se nos acaba de ir. Un cómic que para el amante del mejor género de todos, recomiendo desde ya, sí, sí, desde ya y sin apenas haberos contado nada. Porque los pueblos pequeños son un escenario común y casi ideal para las historias de terror. Hay una, si no muchas, buenas razones para ello. El escenario más pequeño permite un acercamiento más íntimo a los personajes y en las manos adecuadas, se ofrecen historias que tratan menos sobre sustos y más sobre las personas a las que impactan esos horrores. Lo que conduce a un examen más amplio y escalofriante de los problemas sociales y las cuestiones más allá de la humanidad de los presentes.

RedFork, escrita por Alex Paknadel y a los dibujos Nil Vendrell, es una historia de terror de ese tipo que utiliza su entorno -una comunidad minera pequeña y empobrecida-, no solo para contar una historia genuinamente aterradora, sino también para llevarnos a una trama de horrores del mundo real. Sumando explotación y opresión de clases sociales venidas a menos, por ejemplo. En RedFork, el ex-convicto Noah McGlade regresa a su pueblo, aquel lugar perdido entre las montañas, famoso por su mina de carbón. Pero al regresar no encuentra el mismo lugar que recordaba. Su lugar natal se ha visto arruinado como tantos otros pueblos pequeños de la América profunda por el declive económico y la crisis de los opiáceos. Además, en su caso concreto, hay una amenaza sobrenatural que parece estar drenando la poca vida que queda en el lugar. Un horror latente al que Noah se tendrá que enfrentar para salvar su vida asi como la del pueblo que le vio nacer.

La historia de RedFork es otra de esas historias de horror en lugares apartados que me gustan. Mantiene un terror genuino proponiendo esos temas que, de tan lejos que están, si pasa algo no se entera nadie. Algo cada vez más dificil de conseguir creerse en este nuestro querido mundo actual de sobre-información e internet. Aun asi, Paknadel lleva adelante este guión maravillosamente. Lo que funciona mejor en RedFork es lo bien que se desarrollan los personajes. No hay caricaturas de gente de pueblo pequeño, solo representaciones genuinas de la gente tal como es. Cada personaje en RedFork es tratado como si fuera solo eso: humano. Hay simpatía, incluso por Noah, quien en la vida real muchos descartarían como amigo. Lo que me lleva a pensar que esta historia viene totalmente inspirada por personas que tal vez existan. Paknadel nunca se desvía hacia la «pornografía de la pobreza». Las dificultades en RedFork no se exhiben como forraje de historias viscerales. En cambio, hay una honestidad en ello, tanto en la humanidad de las personas que sufren como en la brutal indiferencia del rico dueño de la mina que aparece en la historia. La escritura de Paknadel convierte una historia de terror en algo inquietante por lo real, algo que siempre hizo muy bien Stephen King.

Trabajando a la perfección con todo esto, están la obra de arte de Vendrell y los colores de Giulia Brusco. Las imágenes de RedFork se sienten crudas y ofrecen una mirada honesta a la pequeña ciudad estadounidense en decadencia mientras inyectan suficiente «maldad» para hacerlo todo aún más incómodo. RedFork es un cómic demoledor, que me ha sorprendido. ¡Guau, cuándo uno se topa con algo así que no espera!

Uno más para la cómicteca.

Reseña: Thor, de Kieron Gillen y VVAA

Una de las muchas cosas que se hacen dentro del mundo del cómic de superhéroes es recomendar a un personaje en base al autor que lo trabajó en ciertos momentos, números o incluso volúmenes completos. Y no está mal porque como cada uno somos de nuestro padre y de nuestra madre… y el don no siempre actúa de la misma forma ni tiene el nivel adecuado. Aunque esto es como todo y obviamente sólo nos vamos a quedar con lo bueno de cada uno. Por lo que se suele escuchar: ¡Oye, léete el Hulk de Peter David! o ¡Hazte ya con Los 4 Fantásticos de Byrne! y también ¡No entiendo como no has leído ya el Spiderman de Straczynski! Bien. Pues cuenta mi prima Lidia Castillo en la avanzadilla de este Thor, de Kieron Gillen, que fue el mismo J. Michael Straczynski quién comenzó a plantar las semillas de las futuras guerras asgardianas durante su paso por la cabecera de la Primera Familia de Marvel. Y en base a eso, se gestaron diez gloriosos números del rubiales más famoso de Marvel (Thor #604-#614) que se han dado en llamar «el Thor de Kieron Gillen». Y que Panini Cómics acaba de publicar en un portentoso Marvel Integral. La etapa completa de Kieron Gillen al frente de las aventuras de Thor, donde se cierran los argumentos pendientes de la época escrita por Joe Michael Straczynski. Un volumen que tiene muchas cosas buenas a su favor. El buen arte y una historia apasionante son los cimientos principales en una especie de arco argumental en dos partes.

La primera tiene que ver con la Caída de Asgard. Dr. Doom está haciendo sus tejemanejes habituales y está corrompiendo a los asgardianos y Loki trabaja con él. Thor, que está en el exilio por matar a Bors, debe salir en defensa de Asgard y el Rey Balder. Además, el presidente Osborn envía a Hammer para asaltar Asgard. Una trama realmente apasionante de leer donde mi única queja sería que al estar incluida en su día en una colección tan larga, mucha gente se la perdió. Pero bueno, problema solucionado, ¿no?

La segunda parte, todo tiene que ver con Desir, la versión de Bor de las valquirias y una trama de Loki y Mephisto. Esencialmente, los Desir buscan alimentarse de las almas de los dioses pero debido a una antigua maldición no pueden alimentarse de esas almas que van a Asgard o a Hel. Entonces, cuando Hela pierde a Hel y obtiene una parte del reino de Mephisto como suya, se abre la posibilidad de que Desir ataque. Mientras tanto, Thor va al propio Infierno y lucha contra demonios para obtener un arma antigua con el que poder destruirlos.

Disfruté viendo a Mephisto, del quien se hace aquí un gran personaje. Sin embargo, una vez más, me quedé con la sensación de que me perdía algo. ¿Cómo murió Loki y cuando murió? Si esta es una colección integral…, no hombre no, a lo que me refiero es que estamos ante uno de esos arcos que disfrutas al cien por cien solo si sigues la cabecera del personaje. Y es por esa falta de información que a este tomo solo le daría cuatro estrellas de cinco. Pero por lo demás, un magnífico cómic con el que disfrutar de un personaje bien llevado y con un arte espectacular.

Un fanático de Thor disfrutará de esto. No me cabe la menor duda. Y ver al Doctor Muerte experimentando con asgardianos, una abominación dificil de derrotar dando mamporros y cantidad de héroes defendiendo Asgard, Loki, Thor y compañía teniendo que ayudar a Hela a luchar contra el Disar… Más criaturas que se alimentan de las almas de los asgardianos muertos y la revelación al final del tomo con Kelda y Loki dando una explicación… Dos arcos que forman un todo (Asedio: Ragnarok y La Letra Pequeña), a eso sumadle bocetos, arte gráfico y el one-shot de Loki con arte de Jamie McKelvie (uno de los mejores one-shots leídos en mucho tiempo). Lo que me lleva a decir que vale mucho la pena leer esto.

Reseña: Marjorie Finnegan: Criminal Temporal, de Garth Ennis, Goran Sudzuka y Miroslav Mrva

Hacía muucho, muuuucho tiempo, que no leía nada de Gath Ennis. Ese guionista al que debes recurrir sí o sí cuando quieras disfrutar de una historia macarra y desenfadada, por decirlo de un modo suave. Autorazo de maravillas del cómic como la saga del Punisher con Steve Dillon, Hellblazer, Crossed o sus obras-cumbre como Predicador o The Boys entre otras muchas… Garth Ennis es un guionista irlandés que siempre-siempre has de seguir si te mola ver cómics donde se brinda por la extrema violencia, el humor negro, el abuso de las palabras malsonantes y por «ahondar» en temas como la amistad entre hombres, las grandes religiones y alusiones despectivas hacia los superhéroes.

Y es que Garth Ennis y yo tenemos una larga historia, desde sus primeros días no siendo tan buenos en su participación con Juez Dredd, hasta verlo encontrar su verdadero estilo en Predicador y The Boys (serie de TV que también recomiendo aunque ni de lejos toca todo lo que se disfruta en el cómic). Siempre es un placer leerlo. Es por eso que al ver que Panini Cómics rescataba para este mes Marjorie Finnegan: Criminal Temporal, obra de la que por cierto no sabía nada de nada; los vellitos de punta, friends, de saber que tenía nuevo cómic de Ennis por disfrutar.

Marjorie Finnegan: Criminal Temporal nos presenta a la titular Marjorie, una chica atrevida y sexy que «corre de un lado a otro, robando cualquier cosa que merezca la pena». Básicamente, ella es feliz, rebota de suceso a otro trapicheando y riéndose de la vida a la vez que maldice a todos como un soldado con impagos. Disparando a la gente con «armas a su medida» día a tras día. De ninguna manera es una buena persona, eso tenedlo claro pero es tan divertida y te lleva fácilmente de su lado cuando su hermana, agente de policía que trabaja para el Departamento de Policía Temporal, intenta arrestarla por diecisiete mil ciento ochenta y dos violaciones temporales. Y es que en el fondo hay dos personas muy malvadas en esta historia, esas mismas que proponen a Marj un robo en la famosa Biblioteca de Alexandria. Hablamos de su ex y su socio que, sin duda, no tienen muy buenas intenciones al intentar cambiar la historia en su propio beneficio. ¿El único aliado de Marj? Un tipo llamado Tim. Bueno, su cabeza. ¿Y para qué sirve una cabeza?

Un cómic que dejará fijado vuestro culo al lugar de lectura que normalmente usáis. Marjorie Finnegan es una criminal temporal y la protagonista de un cómic, aventura de aventuras, maravilloso a más no poder. El mismo Ennis le da toda su gloria al guión, otro más que para nada es recomendable para niños. Creo que cualquiera que haya disfrutado de la genial trama de Jimmy’s Bastards, se sentirá aquí como en casa. Y obviamente el que venga con el objetivo de leer un cómic serio pues ya puede darse media vuelta e irse por donde ha venido.

El artista Goran Sudzuka vuelve a ser un gran socio para Ennis, después de su exitosa colaboración en A Walk Through Hell. Su estilo claro y ligeramente cómico brilla durante las secuencias de acción con diseños de personajes muy bien realizados. Friends, Ennis siempre es garantía de pasar un buen rato haciendo lo que más nos gusta.

Reseña: Yo Soy Doctor Extraño, de VVAA

El tomo ideal para empezar desde cero con el personaje es, sin duda, el nuevo volumen que acaba de publicar Panini Cómics titulado Yo Soy Doctor Extraño. ¿Qué mejor presentación qué ese título? Bien pues el contenido es, lo que debería ser siempre un buen tomo de presentación de un superhéroe. Lo aporta claramente la sinopsis editorial: un completo y documentado recorrido por toda la historia del Hechicero Supremo, desde su mítico debut hasta la actualidad donde sigue dando guerra en ciernes con su próxima película Doctor Strange en el Multiverso de la Locura. Y los comienzos, por supuesto, de la mano de Stan Lee y Steve Ditko con alucinantes cruces con nuestro querido vecino Spidey, la interpretación de su origen a cargo de Barry Smith, la reinvención del personaje a cargo de Steve Englehart y Frank Brunner a mediados de los 70 y obviamente aquel portentoso cruce con Drácula (con Gene Colan rascando el infinito en cuanto a dibujo). Y más. Mucho más. En un tomo que no entiendo como para muchos de vosotros está pasando desapercibido pues me consta que son muy pocos los que han seguido al personaje a través de los años. Y en cómic es donde esplende, os lo aseguro.

Respecto a Extraño sabrás, o te haré saber, que su primer trabajo fue el de cirujano, muy bueno por cierto, de esos que te dejan como nuevo pero a cambio de un precio alto. Sus manos, sus más preciados tesoros… o valían la pena hasta que tiene un accidente en un vehículo de gran cilindrada y más caballos que la Feria de Jerez. El percance lo deja minusválido de tacto y tiene que buscar soluciones que lo llevan a la bancarrota. Pero ya sabemos que todo aquello termina por llevarlo a ser Hechicero Supremo. No voy a enrollarme demasiado con algo que sé que sabéis seguro. Pero esto no es lo único de este volumen de gran formato. Sí, tenemos su primera aparición en el Strange Tales #110 o el primer relato de su origen en el número #115 de la misma colección (con sus creadores, Stan Lee y Steve Ditko), lo que ya nos lleva a hacernos una idea delo que vamos a encontrar. Pero saber realmente quién es Stephen Extraño, siempre tenemos que ir un paso más allá, sobre todo, si queremos saber donde está el regusto de este superhéroe. Y lo vais a encontrar y ver como se las gasta, sobre todo, en el The Amazing Spider-Man Annual #2, obviamente, el número en el que se topa con el héroe favorito de varias generaciones y el que le sigue dando pasta a día de hoy a La Casa de las Ideas. Sus mejores aventuras, ésta y las que encontraréis donde se enfrenta a Nightmare, Baron Mordo o Mephisto.

Si habéis leído otros volúmenes o arcos donde apenas se arañe la superficie del personaje, Yo Soy Doctor Extraño debería ser vuestra próxima lectura-adquisición. Referencia de lectura ante de poneros con otra aventura. La información es poder… pero a veces también es la orilla de un mar de placer cuando intentamos que nos guste un personaje del que apenas sabemos nada. Lo que, en definitva, digo es que cuando llevéis leido el primer cuarto del tomo Yo Soy Doctor Extraño os viene su aventura cruzada en la serie de La Tumba de Drácula, y ya ahí estaréis perdidos. Lo querréis todo-todito-todo de este personaje. También ejemplos chulos de enganche al personaje son los que aporta Roger Stern que estuvo encargado del personaje un tiempo, así como en los diferentes Anuales que se publicaron después. Y toda una serie de gloriosos equipos creativos que quisieron “pasar por él” como el dios Roy Thomas, Frank Barbiere o Kathryn Immonen, aunque también se aporta en el tomo la primera entrega de El Juramento, de Brian K. Vaughan o el primero de Dammnation, con Nick Spencer y Donny Cates como coguionistas. Y está claro que es dificil acertar en todo con un recopilatorio como este, tenemos material incluido en otros cómics como Triunfo y Tormenta (genial arco) asi como otras aventuras largas indispensables. Pero sí friends, aprovechando que El Multiverso de la Locura está cerca de su estreno, ¿qué mejor que ir sabiendo y ser el coñazo de vuestros acompañantes?

Como os decía al principio, Doctor Extraño se magnifica en formato cómic. Soy uno de esos que en la gran pantalla… vale, venga, de acuerdo (al igual que con Hulk en Los Vengadores que me pongo malo cuando veo como se infravalora su poder); pero friends, mis queridos friends, probad todo lo que podáis dentro del noveno arte con Doctor Extraño y veréis que es mucho más glorioso de lo que está mostrando Benedict Cumberbatch en pantalla. Al menos, por el momento.

Reseña: Doctor Extraño. Los Versos Vampíricos, de Roy Thomas, Ron Lim, Tom Sutton, Gene Colan y VVAA

Si Doctor Extraño: Relatos Extraños recogía una maravillosa época-aventura larga del personaje, Los Versos Vampíricos no es para menos. Finales de los 80 y principios de los 90 fueron los años donde cierta clase de vampiros -más modernos y no tan clásicos como esos con batas de cola- empezaron a aparecer en cómics, libros, pelis… Todo muy en la línea de Jóvenes Ocultos (Lost Boys); cosa que mola mogollón. Si Relatos Extraños recopilaba la totalidad de la carrera de Doctor Strange en la revivida Strange Tales y daba pie a una serie de encuentros y desencuentros que terminaban en una tremenda batalla con un Sanctum Sanctorum golpeado y muchas de sus armas y artefactos destruidos por culpa de un hechicero rival; aquí Extraño se resarce de todo y vuelve más poderoso desde sus cenizas a unos años con un boom musical imperante, pelos a lo punki y Madonna, Tina Turner y Jacko dándolo todo. Y monstruos por doquier incluso en videoclips. Empiezan a aparecer esos seres de la noche que tanto molan pero esta vez con chaquetas de cuero, motos y radiocassetes en el hombro. Un Mal regenerado cuando menos alarmante.

Eah, pues vamos a decirlo ya. Uno de los Marvel Héroes súper recomendado que se preveía para este año ha llegado ya. Sí friends, Los Versos Vampíricos… trata una época maravillosa ahora recogida en un integral que recopila Doctor Strange, Sorcerer Supreme del #5 al #30 (con el añadido de la aventura en el Ghost Rider #12), que no es otra cosa que el regreso al personaje del maestro-dios Roy Thomas. Una nueva época de esplendor para el Hechicero Supremo con su legendario guionista que condujo al mago de vuelta al interior del Ojo de Agamotto y con el arco El Libro de Vishanti creó una monumental saga que restauró la maldición de los vampiros en el Universo Marvel. Además de narrar Las Guerras Oscuras y poner en negro sobre color y viñetas una de las mejores historias que se pueden recomendar del Universo Marvel en toda su historia.

Este poderoso Marvel Héroes recoge más arcos-joyita. El Gambito de Fausto que casi abre el tomo, El Libro de Vishanti (y todas sus partes), Las Guerras Oscuras y, por supuesto, Los Versos Vampíricos que aparte de dar nombre al volumen sería el eje central de estas historias con trasfondo de sangre, noches de luna llena y enemigos imperceptibles incluso para el Hechicero Supremo, defensor de nuestro plano terrenal. Pero además con one-shots que para mí son una delicia como ¡El vampiro contraataca!, Una noche encantadora o Siempre Otoño; que para vuestra información, leido hace años, inspiró mi relato El Rey del Otoño que publiqué en Las Mil Caras de Nyarlathotep, una antología de relatos que los miembros de NOCTE (Asociación Española de Escritores de Terror) hicimos para Edge Entertainment. Echadle un ojo si podéis.

Doctor Strange es la única línea de defensa entre la Tierra y la amenaza interdimensional que nos puede surgir del Inframundo. Eso os tiene que quedar clarito-clarinete. En uno de estos arcos argumentales, los seres extradimensionales conocidos como los Poseídos han capturado al Dr. Strange, Rintrah, Jack Russell y Topaz. El Lord Líder de los Poseídos explica que después de su derrota anterior a manos de Strange, mucho antes en su carrera, abandonó su humillación y se convirtió en el líder supremo de esta raza. Luego planeó una vez más invadir la Tierra con seres de la noche: abrieron un portal en Colorado donde realizaron mutilaciones rituales de ganado como sacrificios para unir los dos mundos… Los Poseídos consiguen habitar los cuerpos de Strange, Rintrah y Russell, quien se transforma en hombre lobo. Topaz, ya poseída por un espíritu de otro plano, repele a su posible poseedor y es mantenida prisionera. El hombre lobo se ve obligado a matar a un ranchero que despierta cuyo cuerpo fue el anfitrión de un poseído y luego se dirigen hacia un pueblo cercano, aterrorizando y poseyendo a los ciudadanos…

Es un ejemplo de que este tomo contiene puras historias de Terror. Por lo que no solo es recomendable para el fan de Marvel y de Doctor Extraño. De aquí saldría más de una trama que daría para buenas pelis mantita y palomitas en una de estas tardes de frío y lluvia que estamos teniendo pese a estar en primavera. Eso si, pelis ochenteras a más de no poder. Pero por todos los dioses buenos o malos… ¿qué hay mejor que eso?

Reseña: Destinos Infinitos, de VVAA

Destinos Infinitos fue el evento Marvel que nos tuvo entretenidos el pasado verano. Un verano de pandemia donde por zonas donde se confinaba a la gente obviamente aumentó bastante la lectura. Cada uno de los héroes más conocidos tuvo su Annual sobre este evento. Así en 2021 en USA, sobre todo (aunque Panini Cómics no tardó mucho en publicarlo aquí), tuvimos por decirlo de alguna manera eventito para Spiderman, Iron Man, Capitán América, Thor y hasta Miles Morales o La Gata Negra, pasando por Los Guardianes de la Galaxia. Todos y cada uno de ellos tienen su “momento” en una miniserie conjunta donde el punto central es que las Gemas del Infinito han regresado al Universo Marvel para liarla de nuevo. Vuelven a estar disponibles, como diría una tienda especializada y tras el conocimiento se encienden todas las alarmas pues, ¿quién conseguirá esta vez su increíble poder cósmico? Y que sepaís que también Nick Furia emprende su propia búsqueda de respuestas.

Fue exactamente el 18 de marzo de 2020 con el inicio pandémico a nivel global cuando Marvel Comics lanzó Infinite Destinies, una historia donde los héroes conocen a nuevos héroes y villanos que adquieren las Gemas del Infinito estas que han venido a nuestra realidad para sacudir la existencia de cualquier raza que se precie. Sin embargo, debido a la pandemia (las ventas son las ventas) el evento se postergó un año completo. ¿La trama? Se inicia con Iron Man llegando a Brooklyn donde ve a Miles Morales luchando contra un ejército de clones que siguen al villano conocido como La Mole. Iron Man ayuda a calmar la situación y se entera de que un villano llamado Assessor torturó a Miles Morales en demasía. Iron Man gira su sendero hasta enfrentarse al Tasador donde le da para el pelo y esto le lleva a otro villano llamado Quantum. Pero este consigue escapar no sin antes revelar que tiene la Gema del Espacio alojada en su pecho…

Tenemos que recordar que durante las Infinity Wars, un hombre llamado Héctor Bautista (quien fue injustamente acusado de asesinato) adquirió la Gema del Tiempo; la que permite congelar y reiniciar la realidad. Pues Héctor luego se llama a sí mismo Overtime y se esconde en Texas y no veáis la que lía. Y el Capi y la Viuda Negra se enfrentan a Overwatch, aunque éste escapa no sin dejar daños colaterales. En definitiva, nos vamos a topar con toda una serie de sucesos, encuentros y desencuentros, que desembocarán en un desenlace inesperado que pocos esperán. Las Gemas del Infinito vienen para liarla de nuevo, insisto. Cada uno de los superhéroes mencionados tendrán en su Annual un villano al que perseguir. Y esto les llevará de algún modo a encontrar o dar con información respectiva a alguna gema. Spiderman, por ejemplo, conoce a una persona llamada Star que tiene acceso a la Gema de la Realidad; Thor está de fiesta en Asgard con Ojo de Halcón cuando es capturado por un enemigo llamado Valg que quiere destruir el universo y tiene un poder que no le corresponde; Miles Morales se encuentra con un superhéroe llamado Amulet cuyo acto de presencia le marcará de por vida; Iron Man y el Capitán América lidiarán con un robot que logró ser poseído por la Gema del Alma…

Un evento de los buenos es Destinos Infinitos. De los que te mantienen entretenido como poco. Y es que bueno, si me conocéis, sabréis que todo lo que tenga que ver con las Gemas del Infinito son argumentos por los que tengo afinidad. En mi opinión, y creo estar al tanto de todos o casi todos, no hay una trama mala donde aparezcan las dichosas piedras de colores. Por lo que mola que Panini Cómics reúne todo lo que concierne a Destinos Infinitos en un solo volumen, TPB en este caso, donde poder devorar todo lo concerniente a este regreso del Mal o del Bien (según se mire) inesperado.

¿Thanos tenía razón? Soy de los que piensa que Thanos tenía razón. Al menos, con esta nuestra raza que manda y desmanda en el planeta Tierra. Sólo tenéis que encender la TV a las dos o tres de la tarde y ver las noticias de cada día.