Reseña: La Espada Salvaje de Conan. La Espada de Skelos, de VVAA

La adaptación completa de la novela La espada de Skelos es quizás una de las mejores lecturas en formato cómic de Conan que se pueden recomendar. Por eso lo hago, ahora que Panini Cómics la acaba de publicar en su colección Biblioteca Conan, en uno de esos maravillosos tomos que traen las mejores historias de La Espada Salvaje de Conan.

Leí por primera vez esta historia cuando era adolescente en formato literario. Era el número #3 de una serie de novelas pastiche de Bantam Conan. Pero hasta muchos años después no la pude disfrutar en formato cómic. La espada de Skelos presenta a un Conan de diecisiete años, un tiempo después de los acontecimientos de La torre del elefante, sin embargo, tiene una historia de fondo inmediata algo complicada, evidentemente un producto saliente de dos historias anteriores de una trilogía de Conan, de Andrew J. Offutt (El loto negro y la muerte amarilla, La espada de Skelos y El ojo de Erlik) escritas en la década de los 70, y ahora en una edición en formato cómic, una de las mejores tramas unidas que se pueden encontrar del cimmerio fuera de las de su autor original. Y por primera vez ordenadas cronológicamente para dar una sensación de continuidad, de estar ante una gran epopeya con principio y fin, porque Biblioteca Conan no es otra cosa que una cuidada selección de todas las historias que convirtieron a Conan en uno de los grandes personajes del cómic de todos los tiempos. Desde sus primeras apariciones cuando aún no había cumplido los quince años de edad, hasta su desaparición más allá del Océano Occidental cuando contaba con casi siete décadas de vida.

La historia comienza con un asesinato y algunas peleas. Lo que mola. Después conocemos a la heroína de la historia, se lucha contra algunos malos-malutos más y nos encontramos vinculados con un grupo de nómadas del desierto con una niña que muere porque… uff, aquí empieza lo duro. Hay que decir las tradiciones y costumbres nómadas, sus formas e historia, todo está aquí súper bien mostrado, cosa que le da bastante ambientación a la historia. Para luego llegar a la ciudad y tener a un Conan que es capturado, torturado y los días pasan así hasta que se cuenta el porqué de tanta obcecación.

Isparana la encontramos como una verdadera heroína de Conan. Robert E. Howard a menudo delegaba a las mujeres el papel del dulce abrazo y fusión en cama, el empujón tras el toqueteo de músculos bien formados. Pero también sacaba adelante algunas como heroínas, potentes personajes femeninos dignos de spin-offs. Y con Isparana se consigue eso; se muestra una personaje astuta y capaz de cuidar de sí misma sin adelantar a Conan, y aunque tiene momentos agresivos, son mucho menos exagerados que otros títulos de autores homenajeadores.

La espada de Skelos es quizás también una buena historia para descubrir a Conan por primera vez. Si es que esto es posible a día de hoy. Pero lo que está claro es, que La Espada Salvaje de Conan, la legendaria revista protagonizada por Conan en la que Roy Thomas y John Buscema dejaron algunas de las mejores historias del cimmerio, son tramas que nos marcaron a muchos a la hora de escribir o dirigir en formato rolero. Revistas con viñetas casi clasificadas como cómics para adultos a los que muchos queríamos acceder sí o sí. Siendo claros, para disfrutar de muchos pechotes, músculos y épicas luchas a ostias y espadazos que siempre eran un disfrute. Aquí tenéis todo eso y más.

Yo no me lo pensaría.

Reseña: Superman. La Orden de la Lámpara Negra, de Cantwell y Rodríguez

Me gusta cuando se intenta sacar originalidad o algo nuevo de personajes que normalmente son redundantes en sus tramas. Y para eso siempre es efectivo recurrir al antes o después. Contar algo de su infancia, de su juventud… o su senectud. Algo que nunca se contó. Por eso me gusta la idea que propone Superman: La Orden de la Lámpara Negra; una colaboración entre Javier Rodríguez y Christopher Cantwell que homenajea a la Edad de Oro del personaje así como a muchas novelas de época. Porque cuentan que antes de estar en La Liga de la Justicia, el joven Clark Kent fue miembro de un club muy especial: la Orden de la Lámpara Negra, el club de fans de Hop Harrigan, su héroe de la infancia. Y le acaba de llegar una nota en la que alguien de la Orden indica: “Sálvame”.

Hop Harrigan fue un personaje clásico de DC (All American Comics, 1939) creado por John Blummer. Un aviador con el que vivíamos trepidantes aventuras en parajes exóticos. Todo muy al estilo Indiana Jones. Pero Harrigan alcanzó una cuota de popularidad importante durante la Segunda Guerra Mundial llegando a protagonizar seriales de radio, películas y serie de televisión. Y La Orden de la Lámpara Negra trata sobre él, sobre el olvido y la memoria. Y aunque Superman y Harrigan son personajes que tienen prácticamente la misma edad, uno permanece en la memoria de todos y el otro no.

Una miniserie que ECC Ediciones ha recopilado en un genial TPB para el disfrute comiquero de todos. Tres números en uno que curiosamente fueron publicados originalmente en la serie Batman: The Brave and The Bold, en la parte «trasera», muy al estilo de lo que se hacía en los cómics que nos encontrábamos en kioscos los niños de los 80. Una trama donde Cantwell (cocreador de Halt and Catch Fire, Briar, Iron Man) y el artista asturiano Javier Rodríguez (Daredevil, Defenders), nos muestran como Superman encuentra un anillo decodificador con un mensaje secreto. Un mensaje oculto que le lleva a saber de un misterio relacionado con el pasado del Hombre de Acero, con el que descubre una curiosa ubicación y entonces se topa con una pregunta: ¿Terminará uniéndose a una persona que nunca pensó que volvería a ver mientras transita los misterios de un lugar secreto que jamás esperaba encontrar? Tenemos a Lois como jefa interina del Planet junto a Clark en este misterio. Ambos interesados en el mensaje recibido, ambos creyendo que la crónica del rescate del antiguo héroe sería mucho más interesante si la escribe Superman como colaborador especial del Daily Planet. Porque Clark de niño era fan de Harrigan y pertenecía a su club. Y todos los miembros recibían un anillo. Y ahora, en el paquete de auxilio, acaba de recibir un anillo “auténtico” que se abre y le permite seguir la pista del héroe desaparecido…

Y ya estás inmerso en la aventura.

Un cómic de Superman que, más que clásico, funciona muy bien al estilo pulp de las novelas de aventuras de los años 50. Homenajea a los personajes que llenaron nuestros sueños, los de una dinastía anterior y algunas posteriores a los niños de los 80 que andamos por aquí. Los diálogos entre Superman y Harrigan están repletos de contenido y de significado metalingüístico que si los pillas, vas a sonreír cada poco. En el apartado gráfico tenemos a nuestro paisano Javier Rodríguez que además es el entintador y colorista. Y nada mejor que sus ilustraciones para una historia así. Le da un aroma clásico a la obra que pocos podrían conseguir.

Una historia breve pero apasionante del superhéroe más poderoso de todos los tiempos.

Reseña: La Espada Salvaje de Conan. Conan y el Brujo, de VVAA

Este nuevo volumen de cómic aporta una historia (El brujo y el alma) que está basada en una de las mejores novelas de Conan para mí, historia que para muchos es desconocida, relato que no es del gran Robert E. Howard, pero que se llevó al mundo del cómic de forma maravillosa. Hablo de Conan y el hechicero, de Andrew J. Offutt, donde Conan disfruta de una velada provechosa en Arenjun, robando varios artículos de valor de ciudadanos desprevenidos. Pero esa noche, mientras disfruta de la compañía de una muchacha llamada Kiliya, es interrumpido por el novio de la mujer, un capitán de la guardia de la ciudad y bueno, ya sabéis, se lía parda en la taberna…

Conan cuenta con la ayuda de un anciano que invoca el nombre del dios de los ladrones, pero el bárbaro no tiene oportunidad de agradecerle nada y salta por una ventana, trepa a los tejados de la ciudad y logra escapar de sus atacantes. Se topa con dos ladrones, Karamek e Isparana, que hablan de robar un valioso amuleto en dos días. Conan decide participar. A partir de aquí…, ya os digo, una de las mejores aventuras de Conan para mí, una historia que merecía ser convertida en cómic, muy bien resumida en formato viñeta al final. Puro pulp.

En el siguiente número nos vamos al desierto de Zamboula, el cual Conan está cruzando para perseguir a Isparana y el Ojo de Erlik. Pero cuando se detiene en un oasis, es atacado por ladrones. Conan rápidamente los derrota y reclama su botín. Resulta que los ladrones estaban siendo perseguidos a su vez por soldados de Samara y como no quería montar una escena, Conan entrega el botín a los soldados a cambio de información sobre un atajo para agarrar a tiempo a Isparana. Los soldados, liderados por el Capitán Arsil, le hablan de un desfiladero embrujado en las Colinas del Dragón que Conan podría tomar, y luego se despiden, advirtiendo al bárbaro del malvado liches de las arenas que acecha por allí. Acecha entre las arenas, otra aventuraca que se disfruta de todas-todas.

El siguiente cómic o aventura de Conan que trae este último tomito recién publicado por Panini Cómics es curioso porque parece cerrar la trilogía de este arco que, sin duda, se extrajo de la novela de Andrew J. Offutt. Sin embargo, esta tercera historia tiene más reminiscencias al The Savage Sword of Conan #53, más quizás que la segunda historia. Pese a ser una historia casi diferente. Es otra escena sacada de la novela Conan y el hechicero. Muy bien esos ojos que vieron que se podían contar como relatos casi diferentes. En El loto negro y la muerte amarilla nos vamos a los desiertos de Arenjun. Conan se sienta en un oasis desconocido y reflexiona sobre sus opciones cuando se acercan tres viajeros. El anciano y sus dos hijos son muy amables y le dan a Conan la información que tanto necesita. Los viajeros también advierten a Conan sobre la aproximación de posibles esclavistas de Khawarizm y le muestran a Conan el cuidado adecuado de los camellos y luego se despiden. Conan se esconde entre las palmeras, esperando a Isparana, y no queda decepcionado. Decide no confrontarla, principalmente porque ella se desnuda y se baña en las aguas. Cuando Isparana se queda dormida, Conan se escabulle e intercambia su Ojo de Erlik con la copia que le dio Hisarr Zul, luego toma sus camellos y se va. En ese momento Isparana despierta y…

La Espada Salvaje de Conan vuelve a la vida para todos en una edición maravillosa en tapa dura. Eso es concretamente Biblioteca Conan. La oportunidad de tener lo mejor de lo mejor, aquello que vivimos muchos en formato cómic en nuestros amados años 80. La legendaria revista protagonizada por Conan en la que Roy Thomas y John Buscema dejaron las mejores historias del cimmerio.

Reseña: Rocketeer Aventuras, de Dave Stevens y VVAA

Rocketeer es un personaje que con poco, aporta mucho. Es la esencia del superhéroe, del que quiere serlo y que se vale de un mínimo de tecnología para conseguirlo. Para mí, siempre hubo algo diferente en The Rocketeer. Cuando vi la película, me quedó claro al instante que se trataba de una historia épica con personajes irresistibles y con escenario perfecto. Lo mismo podría decirse de El Imperio Contraataca, El Templo Maldito o La Odisea, obras a las que llegue tarde. Sin embargo, esas obras tenían una linealidad en sus direcciones: un pasado y un futuro distintos. En The Rocketeer, la posibilidad (en realidad el mandato) de otras aventuras que involucraban a Cliff, Betty y Peevy eran tan claras para mí como los lentos créditos finales. Lo bueno del mundo que rodea al personaje es que cada una de las historias que se han inspirado en él ocurren en un diferente orden en particular. Aun estando en la misma linea de tiempo, misma época y demás. Siempre y cuando los guiones te lleven a después de la muerte de Neville Sinclair. Y ese es el sentimiento que impulsa el atractivo de esta miniserie de cuatro números recogida en un sólo volumen denominada Rocketeer Aventuras. Publicada por Moztros en nuestros país, una editorial a la que ningún comiquero debe quitarle ojo mes a mes.

Rocketeer Aventuras tiene tantas cosas maravillosas a su favor… The Rocketeer es un personaje que ya tiene una edad y la representa en sus historias sin miedo a nada. En este tomo (al igual que Dave Stevens en sus historias originales), los creadores que se han unido para el proyecto logran producir historias pulp icónicas y atemporales que todo fan de la buena ciencia ficción puede disfrutar. ¡El cohetero vuelve a volar! Tenemos aquí historias donde viviréis como el héroe salva al mundo en más de una ocasión de conspiraciones alemanas, rusas e incluso extraterrestres. ¿Historias de celos? También. Queridos camaradas, Betty, su novia, es un bombón de mucho cuidado, eh. Pero incluso como Rocketeer salva la vida a los reyes de Inglaterra o una trama donde el personaje es teletransportado por una tormenta a un mundo alienígena. Un volumen que representa una entretenida profundización de la mitología del personaje vista desde las perspectiva de grandes autores del momento como Mark Waid, Kurt Busiek, John Cassady, Dave Gibbon o mi amado Bruce Timm. Y muchos más.

El creador del personaje Dave Stevens solo pudo realizar dos novelas gráficas de Rocketeer (recopiladas en el álbum integral también publicado por Moztros) pues debido a una enfermedad quedaría interrumpida su vida. Pero ahora, gracias a la cooperación de los herederos de Stevens con IDW, llega esta antología con nuevas interpretaciones del personaje realizadas por los mayores talentos artísticos de la actualidad. El mayor atractivo aquí es lógicamente el dibujo, y tiene un número de apertura que va directo a mi corazón con el trabajo de uno de mis ilustradores favoritos. El estilo y encanto de Cassady se adaptan perfectamente a los orígenes pulp del personaje.

La parte de Mike Allred contiene el mismo humor peculiar y la misma sensibilidad de su trabajo anterior y una fantástica presentación del Rocketeer volando sobre nuestra amada Nueva York. Y Michael Kaluta sigue con su estilo tan detallado que impresiona. La historia Querida Betty que él y el escritor Kurt Busiek produjeron terminó siendo mi favorita porque es un pack perfecto de historia y dibujo de alta calidad. así que acerca una silla, o tírate al sillón con este tomo, para disfrutar un buen rato de un buen cómic bien hecho. Rocketeer Aventuras es eso concretamente.