Reseña: Sergio Aragonés Destruye DC

Para aquellos que no conocen aún (dioses, irían muy tarde) a Sergio Aragonés. Es ese señor famoso y dibujante conocido por su trabajo en la clásica revista satírica y norteamericana Mad Magazine en sus inicios, aquel que llegaba a dibujar y hacer viñetas hasta en los márgenes, pero posteriormente conocido por sus homenajes y cameos a cómics clásicos siempre rodeado de sarcasmo y buen humor. Pero también famoso por su popular obra Groo que no es otra cosa que un homenaje humorístico de Conan El Bárbaro y todo lo que rodeaba a esta obra marvelita. Por el amor de dios, ¡¡qué alguien saque un INTEGRAL de esta obra YA!!

Sergio Aragonés destruye DC, sin embargo, es la introducción de Sergio al mundo de los superhéroes DC, y permitidme que diga: una excelente introducción. Sergio Aragonés destruye DC se puede encontrar ya en el catálogo de ECC Ediciones. Como siempre un volumen dibujado con el estilo característico del señor Aragonés asi como un tomo repleto de excelente sentido del humor. Uno por uno, Aragonés se burla de todos los héroes clásicos de la alineación DC empezando por el más grande como es Superman y llegando al menos conocido por estos lares como es Detective Marciano. Al mismo tiempo, crea un gran riff con las historias más famosas consideradas crossover, aquellas tan famosas aún de moda en estos días entre los verdaderos fans, ya sabéis, la referente DC como es y fue Crisis en Tierras Infinitas. Benditos los años 80 siempre.

Con estilo clásico, Aragonés también se incluye a sí mismo en la historia, como si estuviera creando la historia al mismo tiempo que nosotros, los lectores, la leemos. Todo es muy divertido, y Aragonés incluso interviene activamente para enfrentarse al último villano extraído de la clásica hisoria DCíta.

Hay que tener en cuenta que este título fue escrito y dibujado originalmente a mediados de los 90. Y aunque la mayor parte del humor es atemporal e incluso las bromas sobre los cómics de los 90 siguen siendo pertinentes para los cómics de hoy en día; insisto en que hay que tener en cuenta el tema de que es un cómic que se disfrutará, sobre todo, por aquel que vivió aquellos años de gloria comiquera.

Un cómic muy ligero que saca como mínimo una sonrisa. Primero, Superman. historia de origen, y Superman salvando a un niño destruyendo su capa en el proceso. Y luego Hawkman llora porque un terrible villano viene a destruirlos. Luego, la historia de Batman: Origen (¡otra vez!) y Batman castigando a un criminal al azar para obtener información sobre un justiciero disfrazado de… que castiga a los criminales. El caso es que Gordon lo envía contra el Joker, y Superman y Hawkman vienen a solicitar su ayuda también. ¿Wonder Woman luchando contra algo peor que una invasión de bárbaros o dioses? Sí, contra una sentencia del Tribunal Supremo que dictamina que no es constitucional prohibir la entrada a la isla por motivos de sexo…

Y cosas así.

Aragonés tiene un don y en obras como ésta esplende.

Sergio Aragonés destruye DC ganó el Premio Eisner a la mejor obra humorística y es una muestra imprescindible del talento y del don para la sátira de este popular dibujante.

Hay que leerla por lo menos una vez en la vida.

Reseña: Los Confines de los Sueños, de Yumi Sudo

Historia potente y tierna es la que presenta este manga llamado Los Confines de los Sueños. Una historia de amor que bien se pudiera escuchar con la canción de Mecano de fondo para poner más aún los vellos de punta o a flor de piel.

Una historia que nos lleva a pensar en quién somos, en el tiempo perdido y en el porqué de darle importancia a cosas que apenas la tienen para dos días que estamos por aquí en este jardín de sufrimientos que es la vida. Y todo conociendo a Kiyoko, una señora que está en el ocaso de su vida la cual el destino le va a dar de nuevo un soplo de aire fresco lleno de nostalgia y amor, un activación de los recuerdos cuando aparece en su puerta Mitsu, la mujer con la que Kiyoko tuvo una historia de amor cuando eran adolescentres justo después de la guerra.

Una historia que obviamente por los años que corrían cuando esto sucedió, tuvieron que hacer lo irredimible por pasión. No obstante, a pesar de algunos encuentros “conseguidos”, los vaivenes de la vida las separaron… Pero el destino ha vuelto a juntarlas. Y ahora, a través de ellas, nos retrotraemos a la época en la que ambas no podían imaginar la vida de una sin la otra. Y es que Kiyoko, que sufre problemas de memoria, vive bajo el mismo techo que su hija, su nieta y su bisnieta. Sin embargo, la tranquilidad del cuarteto femenino se hace añicos tras la aparición de su amiga de antaño que ha venido a visitarla tras años de ausencia y de pronto…, la vida cambia, los sentimientos se vuelven contradictorios, tu familia, la que tenías hasta ahora, puedes (o no) ya mirarla de la misma forma.

La historia de Kiyoko se contará dando pasos atrás y adelante, flashbacks, recuerdos, poco a poco a su adolescencia y los inicios de un amor prohibido regresan para increparla. Un manga que deja muy buen sabor de boca en cuanto a historia dramática y seguramente real, un volumen que Ponent Mon recién publica en un genial tomo que recopila los dos números de los que se compuso esta serie. De un tirón puedes devorar una historia de nostalgia que deja el corazón en un puño, un primer volumen que deja al aire bastantes preguntas y un segundo que lo explica todo. De ahí que sea genial poder obtenerlo de forma integral.

Es poesía pura, pura poesía. Yume no Hashibashi (Los Confines de los Sueños) fue publicada en la revista Feel Young entre 2018 y 2020. Ahora está disponible en librerías este tomo que recopila toda la obra, una historia sólo para gente que quiere leer una historia inolvidable de amor y dolor, esos dos temas que rara vez no están relacionados.

Reseña: Babar. Todas las Historias, de Jean de Brunhoff

En ocasiones, puedo resultar un pesado en el sentido que me gusta saber de todo. No ser un sabelotodo pero sí que intento estar puesto en temas comiqueros y literarios, al menos, que no me cojan desprevenido cuando estos temas salgan a la palestra. Por estos motivos si se publica una obra con todo-todito-todo de un personaje que ha tenido su éxito a nivel mundial, que es característico de una época o para un tipo específico lector, yo lo que estoy viendo en la librería es puro mithril brillante en forma de tomo. Una oportunidad. Y friends, eso es exactamente Babar: Todas las historias, la oportunidad de hacerse con una joyita recién publicada por Blackie Books. Un atracón de la obra puntera de la literatura infantil creada por Jean de Brunhoff y su familia.

Jean de Brunhoff fue un escritor e ilustrador francés conocido por co-crear Babar, ya que el personaje nació de la voz de su esposa Cecile de Brunhoff cuando se las narraba a su segundo hijo, Mathieu, cuando estaba enfermo. Esta nueva edición de 2022 de Babar: Todas las historias reúne todos los cuentos que Jean de Brunhoff escribió y fueron publicados originalmente en Francia por Èditions du Jardin des Modes y Hachette entre 1931 y 1941. Además, como cuenta la editorial, para la traducción se han utilizado las ediciones originales por lo que aquí contamos con páginas inéditas en español (las primeras fueron retocadas y sufrieron ciertos recortes). Esto, más las seis historias que son joyitas y como guinda el Prólogo de mi amado Maurice Sensak para la ocasión. Así queda un tomo en tapa dura que no me cansaré de recomendar a padres y niños durante mucho tiempo.

Historia de Babar, el pequeño elefante (1931) fue el primero de los cuentos protagonizados por el elefante más famoso del mundo literario. En este clásico que ha deleitado a tres generaciones de lectores, Babar escapa del cazador que mató a su madre y llega al pueblo. Aquí, con la ayuda de un viejo amigo, aprenderá muchas cosas nuevas y un día, una vez que regrese al gran bosque, ¡será aclamado Rey de los Elefantes!

En la segunda historia, El viaje de Babar (1932), Babar y Celeste parten en globo y comienzan una emocionante serie de aventuras; al escapar de los caníbales salvajes, solo para ser atrapados por el dueño de un circo. Por otra parte, Babar no sabe nada de la escalada de la guerra de su país de origen contra los rinocerontes, pero con la ayuda de la Anciana, Babar regresará a tiempo para salvar el día. O eso cree.

En El Rey Babar (1933), nuestro nuevo rey funda Ciudad Celeste, la hermosa y feliz ciudad sobre la que él y su reina reinarán. Pero en un reino de animales siempre surgen problemas, lo sabemos bien. Veremos un montón de maravillosas ilustraciones y páginas llenas de acción que nos muestran problemas como una casa que se incendia, un mono que confunde una serpiente venenosa con un palo y un ser terrorífico que se les aparece en sueños a la nuevos habitantes de Ciudad Celeste.

Las vacaciones de Zefir (1936) es una aventura del mono Zephir durante sus vacaciones de verano. Babar le ha enviado un bote de remos que utiliza para pescar. Él «atrapa» a una hermosa sirena que promete acudir en su ayuda si la suelta. Una princesa desaparecida y una promesa cumplida componen una aventura de verano para Zephir.

¡Qué alegría en Ciudad Celeste! ¡Babar y Celeste han tenido trillizos! Babar en familia (1938) cuenta como el más pequeño, Alexander, tiene una habilidad especial para meterse en problemas. La quinta historia de Babar es un maravilloso y conmovedor saludo a la paternidad que todos los papás y mamás apreciarán.

Babar y Papá Noel (1941) es la última historia aportada en este tomo, donde Babar protagoniza una conmovedora historia navideña de la mano de Jean de Brunhoff. Los hijos de Babar se han enterado de que existe un señor de rojo que trae alegría y juguetes a los niños pequeños. “Ojalá pudiera venir a nuestro país”, desean. Es entonces cuando deciden escribirle una carta navideña a ver qué sucede…

Seis libros de Babar escritos e ilustrados por Jean de Brunhoff en un solo volumen. Con textos inéditos en castellano, nunca traducidos hasta ahora, recuperados de las ediciones originales. Edición definitiva y de lujo con todas las ilustraciones originales restauradas para recuperar su color y vivacidad. Los primeros álbumes de Babar que vendieron millones de copias en todo el mundo ahora disponibles para llevártelos a casa de una sola vez. Regalárselos a tus peques, regalártelo a ti, es casi una obligación.

Reseña: 52 Vol.1, de Geoff Johns, Grant Morrison, Greg Rucka y Mark Waid

Sentarse a leer de una atacada todo lo que se pueda de 52 en uno o solo dos días (al final fueron cuatro o cinco), tratar casi toda la serie como un todo, no os equivoquéis al respecto: solo desde el punto de vista de la producción, 52 es una de las series DC más audaces y ambiciosas jamás intentadas. Y casi me resultaría imposible analizar o incluso apreciar este trabajo sin tener en cuenta los procesos creativos y de producción tras ella. Porque lo primero es lo primero, DC logró publicar los 52 números semanales sin demora, y solo por eso merecen una gigantesca ronda de aplausos. Cada semana durante el último año, nosotros, los fans, podíamos contar con el hecho de que la última entrega nos estaría esperando en nuestras tiendas de cómics locales todos los miércoles, y es difícil minimizar el papel que jugó la rapidez de esta serie para ser convertida en una de las más esperadas de DC.

¿Título más vendido? Al menos, en USA, uno de ellos. Con otra serie semanal, creo que es seguro decir que DC inventó una nueva forma de contar historias en cómics en formato serie. Una que los fans, los verdaderos, a los que nos gusta esto de verdad, nos comemos como pipas. Llámenlo reinventar la rueda, innovación ingeniosa o lo que quieran: la disposición de DC para abordar una nueva forma tan atrevida y desafiante fue una bocanada de aire fresco en una industria que ha demostrado una y otra vez que se hunde en la auto-complacencia y se conforma con la seguridad de fórmulas ya probadas.

52 logró un éxito tan increíble, en especial, en una serie donde no hacen ninguna aparición significativa ni Superman, ni Batman, ni Wonder Woman; los personajes más icónicos y reconocibles de la compañía. Y eso es un tremendo logro. Y antes de sumergirme en mi análisis de estos 52 problemas, permítanme decir que seguir este proyecto durante los últimos días así, de forma integral, como lo acaba de traer por estos lares ECC Ediciones, ha sido un viaje increíble. Y claro que hubo algunos parches irregulares donde la historia parecía estancada y los números individuales no se satisfacían por sí solos, pero con cada avance, llegas a una parte donde se alcanza la misma sensación de emoción y anticipación a la que uno sentía en sus años mozos cuando se enfrentaba a una potente saga semi-cósmica.

Lo que comenzó como un intento de llenar el vacío creado por el salto, y después de todos los argumentos “intentados” en las cabeceras principales de DC, explicar algunos de esos cambios masivos en el status-quo rápidamente se convirtió en algo completamente diferente, incluso si el equipo de redacción de 52 no pudo encontrarse a si mismo y tuvieron que abandonar por completo esa declaración de misión cuando les quedó claro que la historia se había transformado en una bestia completamente diferente. Por lo tanto, pequeños detalles como la campaña de Oliver Queen/Green Arrow para con el alcalde y la búsqueda de Bruce Wayne para «encontrarse a sí mismo» casi que no le vinieron muy bien a la serie, ralentizando considerablemente el ritmo de la historia o eje principal. Pero lo admita DC o no, la transformación de Aquaman en un ermitaño submarino barbudo tuvo algo que ver con el alboroto de Black Adam contra los héroes del mundo.

Como escritor que me considero desde casi que tengo uso de razón, sé que una trama de las gordas debe contener una historia principal, un arco narrativo de gran alcance que vincule todo el trabajo, y 52 ciertamente no empezó teniéndola a ojos del público raso. Pero algunos nos dimos cuenta que había algo (siempre algo más) detrás. Lo más parecido a esto fue la historia de Black Adam, que logró unir varias tramas secundarias, pero concluyó en el número #50 y no tuvo absolutamente nada que ver con la conclusión general de la serie. Entonces todo empieza a cambiar. Y teniendo en mano un volumen como el que os reseño hoy, lo veréis rápidamente sin tener que cambiar de serie o esperar más tiempo. El caso es que está disponible este innovador cómic semanal de DC que cuenta la historia de un año entero faltante en el Universo DC. Y lo hace en tiempo real. Los catastróficos acontecimientos de Crisis Infinita que han privado al mundo de Superman, Batman y Wonder Woman, sus principales iconos, y ahora la pregunta es: ¿Quién nos protegerá en sus ausencias?

Geoff Johns, Grant Morrison, Greg Rucka y Mark Waid dándolo todo. Un primer volumen que reúne los primeros veintiséis números de la serie original. Un tomo que incita a más. A querer mucho más.

Reseña: Irresistible, de Mark Wheatley y Marc Hempel

Los estrenos televisivos o cinematográficos siempre traen cosas buenas para el comiquero de pro. Un ejemplo claro es el estreno y éxito que ha tenido la primera temporada de Sandman en Netflix. No conozco a nadie que no haya quedado encantado y conozco gente que se ha hypeado muchísimo y (ahora) quiere saber más. ¿Qué ocurre? Pues que aparte de todas las reediciones y en diferentes formatos que están llegando a librerías para el interesado, para los que ya hemos leído todo y más de Sandman, encima ven la luz (algunas por primera vez) cositas relacionadas de algún modo con todo lo creado por el maestro Neil Gaiman. Irresistible es la prueba de ello. Una obra que como bien indica Dolmen Editorial fue publicada en el pre-inicio del sello Vértigo de DC Comics, y que fue una obra auto-conclusiva con la que muchos quedaron encantados por su originalidad (me consta), y que ni decir tiene que muchos (también) la estábamos esperando tener así en formato integral, tapa dura, como está de moda ahora tenerlo todo-todito-todo.

Mark Wheatley y Marc Hempel, pioneros creativos que lanzaron Blood of the Innocent, Mars y muchas otras creaciones, exploraran un tema súper atractivo en Irresistible. A pesar de sus vibrantes e increíblemente variadas carreras en solitario, Mark Wheatley y Marc Hempel han sido colaboradores frecuentes y con éxito. Su trabajo conjunto ha incluido a Tarzán, Jonny Quest, Titanic Tales y Doctor Cyborg, entre otros proyectos. ¿Lo último? Esta reedición completamente restaurada y lujosamente producida de su aclamada novela gráfica Breathtaker (Irresisitible) que hicieron para Titan Comics y que Dolmen Editorial ha tenido a bien publicar en nuestro país para deleite del aficionado. Una obra agotada hace tiempo, originalmente serializada y luego recopilada en tomo que fue uno de los títulos más vendidos por el sello Vertigo en sus más de veinte años de historia.

Sirena, tentadora, sensual, come-hombres; podéis llamar a Chase Darrow como queráis pero tened cuidado. Sea cual sea la etiqueta que se elija, nada quita que ella sea hermosa, atractiva y una potencia sexual. Una chica agradable que posee el poder de amar a un hombre hasta la muerte. Chase Darrow es una súcubo y si no conoces ese término…, o por el contrario sí que lo conoces, estaremos de acuerdo en que suena a peligroso. Cosa que es cierta y si eres hombre o mujer, si caes de bruces ante la hermosura de un ser que te sube la libido con tan solo mirarte… o rozarte; estás perdido.

Perdido en la naturaleza del placer.

¿Pero qué es Irresistible? Por un lado es una historia de Terror. Una mujer con el poder de drenar a los hombres su fuerza vital… pero con mucho de romance por medio porque esos hombres son víctimas voluntarias. Pero también estamos ante una historia de género negro porque Chase ha sido designada por el gobierno, criminal en busca y captura. Por otro lado, también tenemos una historia de superhéroes pues The Man -una figura popular de la televisión y el merchandising que también tiene poderes y habilidades más allá de los del hombre promedio-, usará sus dones para intentar cazar a Chase. Necesita darle un empujón a sus índices de audiencia.

En 1990, Mark Wheatley y Marc Hempel se unieron y crearon un cómic como nunca antes se había visto. Breathtaker: Love Death Sex Power era una novela gráfica en Vertigo antes de que existiera una impronta de Vertigo. Ahora, más de veinte años después, el dúo regresa y remasteriza su serie original e incluso me consta que se preparan para hacer la tan esperada secuela. Y aquí está. Ha llegado. Una edición conmemorativa del 30º aniversario de su publicación con más de sesenta páginas nuevas y material exclusivo, incluyendo un nuevo enfoque de la historia del Puto Amo.

Perdérsela no es una opción.

Reseña: DC Icons. Batman. El Hombre Murciélago, de José Luis García López y VVAA

Los amantes del buen cómic ochentero, el mejor, el mejor de lo mejor, sabrán que están de enhorabuena si se hacen con joyitas recopilatorias de la obra José Luis García López, en este caso, con el orejas picudas en la época dorada de DC. Qué no la Edad de Oro, ¿eh? Con nombre y apellidos muy comunes, pero con un don para el noveno arte nada habitual, el señor García López es y fue un maestro español que triunfó al otro lado del charco en la potente DC de los 70-80. Aun nacido en Pontevedra, pronto emigró a Argentina junto a su familia y a mediados de la década de los setenta se trasladó a nuestra amada Nueva York, donde todavía vive y sigue dibujando cómics y realiza arte promocional, principalmente para DC. Como bien indica ECC Ediciones, por sus talentosas manos han pasado los grandes iconos de la editorial, como Batman, Wonder Woman y el Hombre de Acero. Destacando las historias recopiladas en Grandes Autores de Superman: José Luis García-López- Superman contra el Mundo o Superman y los mejores superhéroes del mundo; dos tomos súper indispensables y de buena calidad como este que os reseño hoy.

Comenzaré diciendo que ya sólo por tener un one-shot como fue El Corazón del Vampiro, número que estuve años buscando para mi colección como amante del género de Terror en todas sus formas… Ya sólo por eso, este tomo era indispensable para mí. Una historia donde Alfred y Bruce están a millas de distancia de la civilización cuando su automóvil se calienta misteriosamente y acuden a pedir ayuda a casa cercana abandonada que tiene todas las ventanas tapiadas. Buscando agua para el radiador (¡Años 80!), en el interior descubren un ataúd y un candil muy antiguo que Bruce rompe accidentalmente. Al separarse para continuar con la búsqueda, son atacados por un vampiro. Gustav Decobra sale del ataúd y ataca a Bruce, quien se pone en modo Batman rápidamente y…

Tenéis que haceros con esta joyita.

Y más, obviamente, bastantes números más en un volumen de casi quinientas páginas que vale su peso en oro. Encontraréis aventuras donde Superman y Batman investigan la muerte de tres mafiosos y cuando se dan cuenta se topan con un complot para asesinar a todos los criminales de la Tierra. Pero no es una trama muy loca, todo lo contrario, molona a mil cuando te enteras que el cerebro criminal de este plan es un viajero del tiempo llamado Robespierre Two, que quiere evitar un futuro catastrófico destruyendo a las peores lacras de la humanidad. Y más. Bruce Wayne y/o Superman siendo testigos de horribles tramas como la de que muchos de los superhéroes de la Tierra están siendo sustituidos por clones. Y… ¿todo indica a qué los culpables es una oculta tribu africana? Giro tras giro. Wonder Woman destruye un misil guiado a Londres. El Dr. Psycho usa su poder mental sobre el sargento Rock, ¡y Rock apunta su arma a la Mujer Maravilla! Un jefe pandillero amante del wrestling entrena a dos luchadores profesionales y los instruye en movimientos capaces de evitar todos los golpes que Batman es capaz de dar después de haberlo estudiado a fondo. Y cómo no, one-shots que eran un disparo al corazón, de fuerza poderosa para el atractivo en kioscos como ¡El verdadero Batman será el siguiente en morir!, donde en una recaudación de fondos de una fiesta de disfraces, un hombre vestido como Batman muere en los brazos de Bruce Wayne; se le quita la capucha y se le identifica como el teniente Bucky Dunlop. Las palabras EL VERDADERO BATMAN SERÁ EL SIGUIENTE EN MORIR ha sido tatuado en su frente. Gordon está allí y ordena a todos los asistentes, incluido Bruce, que se aparten pues sabe algo que nadie sabe y…

Con una grandiosa carrera detrás, José Luis García López es todo un referente en el mundo de los superhéroes. No conocerlo, a poco que ames el pijameo, se puede considerar delito. Se encargó del apartado gráfico de grandes títulos como Jonah Hex, Hercules Unbound y Deadman, entre otras muchas. Desarrolló la serie limitada de ciencia ficción Twilight junto a Howard Chaykin, una maravilla que espero que se recupere pronto en nuestra querida tierra de conejos.

También colaboró en las cabeceras Batman Confidential, Universo DC: Legados, y participó en las antologías Wednesday Comics y Batman: Black and White. Pero más. Bastantes más. Un autor del que te enamoras fácilmente y que marcó el estilo de la Casa DC a finales de los 70 principios de los 80. Y eso no es moco de pavo.

Reseña: Tarzán 1979-1981, de Archie Goodwin y Gil Kane

Pelotazo en gordo que esto llegue así a nuestros días, en este formato, en una edición genial en tapa dura y a todo color como debería estar siempre el mejor Tarzán en formato cómic publicado. Gil Kane y Archie Goodwin dándolo todo en su mejor época comiquera. El que llegó después de otro potente como fue el de Joe Kubert pero que realzó más si cabe la figura del hombre-mono más popular de todos los tiempos. Publicadas en USA entre 1979 y 1981 esta tiras de cómics son las aventuras de Tarzán más fáciles de recomendar por su potente atracción y enganche lector a poco que te pongas con su lectura. Gozan de ese no-sé-qué que tenían los cómics ochenteros en los que con casi cualquier aventura en las exóticas junglas africanas de gente que llega, que viene con malos propósitos, con buenos o les son indiferentes porque ya viven allí; todas y cada una son aventuras atractivas que querrás terminar de leer.

Lo dice la sinopsis; bien sea tras el rescate de un niño malcriado, la persecución de un feroz león herido, la lucha contra un grupo de mercenarios con armas modernas por salvar a una joven de un multimillonario despechado…, los autores se permiten el lujo de convertir de nuevo a Tarzán en Lord Greystoke y mudarlo a Nueva York por cuestiones de negocios. Y allí juegan a enfrentarlo con King Kong, o a todo lo que puede parecerse a King Kong en la forma de uno de los amigos simios del pasado remoto de nuestro héroe, ahora convertido en atracción de feria y asesino. Mejor contado -sin mucho spoiler-, imposible.

Aventuras de Tarzán que en un principio y a nivel europeo sólo se ofrecieron a lectores de habla francesa en folletos distribuidos en kioscos y que poco después comenzaron a aparecer en el resto de países del viejo continente en formato álbum europeo. Creo recordar que comprendieron dos volúmenes. Tarzán 1979-1981 es una vez más, una celebración, un integral, un tomo, un volumen, de esos que muchos jamás pensábamos volver a ver publicado como novedad. Y es que pocos artistas son capaces de representar escenas de acción con tanto dinamismo e intensidad como las que forman en su conjunto (guión-dibujo) los señores Archie Goodwin (1937-1998, maestro de maestros que nos dejó de forma inesperada) y Gil Kane (grandioso el artículo de Abrahan García que contiene el tomo donde nos habla de la calidad de los trabajos del señor Kane nacido en Estonia y que nos dejó ya en el lejano año 2000). Como dice Rafael Marín (coordinador de esta genial colección de grandes recuperaciones del cómic que está elaborando Dolmen Editorial en su Colección Sin Fronteras), Gil Kane nos entregó un Tarzán joven, ágil y moderno. Hoy en día lo denominarían fibroso y a-tope-de-power, y esto último lo digo yo. Y también alego que (insisto) se nota bastante que los dos maestros estaban aquí en el apogeo de su arte. Firmaron en estas aventuras las adaptaciones consideradas entre las más fieles de la obra de Edgar Rice Burroughs, confirmando un Tarzán entre las leyendas que habían pasado del formato literario al noveno arte con gracia y salero. Al igual que Conan.

Historias clásicas de la jungla, entretenidas, luchas contra monstruosos animales, nativos, hombres blancos malvados y codiciosos con tramas no muy profundas pero que te hacen pasar un buen rato de lectura orientado a la acción. Son viejos cómics de aventuras con esos códigos, esa magia que no pasan desapercibidos para nadie. El dibujo de Kane es uno de los que tienen sitio en mi panteón personal. Historias que ganan obviamente por el color.

Reseña: Robin y Batman, de Jeff Lemire y Dustin Nguyen

Soy de esos que nunca le gustó el Robin clásico. Pero también el mismo que cada vez que ve una obrita que me puede reconciliar con él, lo intenta. Siempre dije que tiene que haber un autor, un guionista, a las malas únicamente un dibujante, que me satisfaga con las aventuras de lo que se supone un Robin clásico como tal. Las evoluciones del personaje sí que me gustaron la mayoría y hay por ahí aventuras maravillosas sobre ellos que he leído. Y os tengo qué decir que el día ha llegado. El primer cómic que he disfrutado a tope con un Robin clásico como referencia es este que hoy os reseño: Robin y Batman, de Jeff Lemire y Dustin Nguyen. Con sólo cambiar una cosita de la historia primordial, lo que me ha gustado esta mini novela gráfica.

El guionista Jeff Lemire y el dibujante Dustin Nguyen nos traen este conmovedor relato sobre los inicios del primer Chico Maravilla en un volumen que recopila íntegra la miniserie original Robin & Batman. El cómic que recomendaría leer como origen del personaje. A groso modo, Dick Grayson ha venido recientemente a vivir con Bruce Wayne y está entrenando con él. Bruce siente que ese chico tiene demasiado rencor por el asesinato de sus padres (le recuerda a alguien) y no está listo para estar en el campo de batalla luchando contra el crimen con tanto odio dentro. Dick Grayson tiene una vida nueva. Ha presenciado el asesinato de sus padres y, ahora, está a cargo de Bruce Wayne. Pero el millonario no es un hombre normal. Es Batman, el héroe de Gotham City, y Dick está llamado a convertirse en su ayudante en la lucha contra el crimen. El joven Robin va a empezar un viaje repleto de personajes siniestros como Killer Croc, de prodigios como la Liga de la Justicia y de amigos como Alfred Pennyworth o los futuros Jóvenes Titanes. Pese a todo, esencialmente, la historia trata de los sentimientos de Dick y de cómo tiene que adaptarse a su nueva vida con el señor Wayne.

Aunque hay muchas versiones de la historia en las que Dick vive con Bruce Wayne y se entrena para convertirse en Robin, esta es una de las versiones menos convencionales de esa historia. Bruce no es tan amable con Dick como lo han retratado otros autores, los dibujos animados o los tebeos antiguos. Y luego están All-Star Batman y Robin, de Frank Miller que ufff… He leido reseña norteamericanas que se centran especialmente en comparar la versión de Frank Miller con la de Lemire y sacarle bastantes más pros que contras a esta última. Y también entiendo porqué a algunos fans no les gusta esta versión de Bruce Wayne. Pero en mi caso no me importó porque se nos está hablando, sobre todo, del personaje-persona Dick Grayson.

También me gustó que el villano de la historia fuese Killer Croc y que desarrollara un poco su origen en este cómic. Es un ser que está conectado con el pasado de Dick Grayson antes de que se convirtiera en Robin, ya que Killer Croc tiene vínculos con Haly’s Circus (en esta historia, por supuesto). Mola esa relación creada por Lemire. Tiene una motivación interesante.

¿Las ilustraciones? Pues qué os voy a decir del crack Dustin Nguyen. Agradables, excelentes, recrean la acción de forma maravillosa cuando toca y captura muy bien las emociones de Dick Grayson. Me encanta la estética y la paleta de colores usada para la ocasión.

Buena historia, personajes y construcción del mundo. ¿Bruce es demasiado malvado y se siente fuera de lugar? Quizás es que a algunos no les gusta ver la realidad. Imaginen a una persona que ha sufrido en la vida todo lo que ha sufrido Bruce. A ver si va de sonriente y bonachón por la vida.

Reseña: Centaurus, de Leo, Rodolphe y Janjetov

Lo digo ahora y lo diré siempre. Nada como tener recopilada una obrita en un genial tomo en tapa dura, llevadero y magnífico para disfrutar en cualquier parte. Además, de un cómic europeo de buenos autores y con tema apocalíptico de por medio como es este volumen de Centaurus, de Leo, Rodolphe y Janjetov que publicó ECC Ediciones el pasado mes de agosto y que por lo que sé para muchos ha pasado desapercibido.

Como bien se cuenta, Leo es todo un referente de la ciencia ficción contemporánea en el cómic europeo gracias a Los mundos de Aldebarán (https://www.cronicasliterarias.es/?p=6223); pero ahora se reencuentra con su compañero de equipo creativo en Kenia, Namibia y Amazonia (https://www.cronicasliterarias.es/?p=8187): el guionista Rodolphe. Junto al dibujante Zoran Janjetov, dan forma a Centaurus, una fascinante saga recopilada íntegramente en este volumen que os comento y del que paso a desglosar alguna de sus virtudes pues…

…entre la esperanza de haber llegado finalmente al final de un largo viaje de cuatrocientos años y la responsabilidad de garantizar la seguridad de los sobrevivientes de la Humanidad, la presión que descansa sobre los hombros de los líderes de Mundo-Nave se hace insoportable. Y eso sin contar con misteriosos elementos ajenos que van surgiendo en la comunidad de sobrevivientes que aún queda mientras recorren ese vacío interestelar que ha logrado engullir la mente de cantidad de valerosos exploradores. Y es que para el equipo destacado en el potencial planeta anfitrión que acaban de encontrar, la situación es al menos igual de crítica, incluso sangrienta… y ha llegado el momento de las elecciones. A pesar de sus tics, su guión en principio facilón y sus estereotipos, Centaurus es una obra cuya lectura engancha y despierta rápidamente la curiosidad con lo que propone. La fuerza de la serie radica en la continua mezcla de géneros: space-opera, aventura clásica pulp, thriller y politiqueo del bueno.

Leo y Rodolphe logran conducir varias intrigas en paralelo y unirlas en una conclusión explosiva. Evidentemente, algunas situaciones y protagonistas son más que caricaturescos que otros. En este punto, puedes tener la sensación de estar viendo una de esas pelis de acción que se saca de la manga Amazon o Netflix con un protagonista de moda y no deja ser una aventura más de CF, palomiteo del bueno y con intrigas de palacio de las que quieres enterarte de todo mientras echas un par de horas en el sofá de tu casa. La psicología de los personajes en Centaurus puede sacarte una sonrisa ya que resultan simples y monolíticas, sí. Tenemos a cabezas de turco para casi cada uno de los puestos de trabajo fuertes del nuevo gobierno. Pero es que por mucho que quieras innovar, esto es así. ¿O no somos los humanos y nuestros sistemas, trocitos cortados de un mismo patrón? Pero con el paso de las páginas la mermelada se asienta, el suspense está ahí y los objetivos más que conseguidos. Y gustan. Por eso ya se ha anunciado un segundo ciclo (Europe) para esta obra de CF que a muchos nos ha encantado.

Gráficamente, el clan Janjetov (Zoran en los dibujos, Jr. en los colores) se ha aclimatado a la perfección a las exigencias de la saga. Si la huella de Leo permanece visible aquí y allá en el recodo de un bosque o de una discusión llena de lágrimas, el estilo planteado, al límite de lo estático, de las ilustraciones, aporta cierta gravedad a la narración y refuerza el lado desesperado de esta emigración forzada. Un buen ejemplo de cómo hacer buen cómic. A lo que debéis sumar la narrativa épica más clásica, un atractivo para cualquier lector que se precie.

Reseña: Planetary. La Saga Completa, de Warren Ellis y John Cassaday

Todos aquellos que aún desconocen de qué va realmente Planetary y están pensando en hacerse con esta maravilla de cómic de una vez por todas…, harán bien en aprovechar la oportunidad que brinda ECC Ediciones de hacerse con toda la obra en un sólo tomo. Recién publicado este integralazo, los que sepan y puedan, terminarán sabiendo que nunca se arrepentirán. Y diría que por varios motivos. Por que el desconocimiento es dañino, pero también bueno en el sentido de que insta a estar constantemente intentando encontrar joyitas que le marquen. Y por mor del destino es cierto que podemos pasar por alto algunas. No obstante, diría que raro es el lector acérrimo comiquero que no ha oído hablar alguna vez, y bien, de Planetary. Pues estamos ante una de las obras punteras de uno de los mejores guionistas en activo como es el señor Warren Ellis.

Planetary, quizás considerada una obra de culto, o mejor dicho, una las obras de culto de Warren Ellis, es una serie limitada de cómics ideada por el guionista británico e ilustrada por John Cassaday, que fuera publicada en su día por la editorial norteamericana Wildstorm y a la postre en diferentes formatos en nuestro país de la mano de ECC Ediciones. Y ya os aseguro que el formato ideal es el que hoy os reseño por llevadero, por completo y porque presenta toda la obra bien recopilada en un formato que se disfruta. Y es que la huella de Wildstorm en DC aún queda pese a que ya no existe. Wildstorm fue una editorial que en su apogeo, albergó una serie de proyectos estupendos, muchos de los cuales fueron cortesía de Warren Ellis. Una serie de títulos donde descubrir el amor de este guionista por la Ciencia Ficción y la sátira mordaz de la que goza este señor. Universos perfectos orientados a un público adulto, al que ya entramos muchos hace tiempo. Y mientras Stormwatch y The Authority podrían ser las contribuciones más duraderas de Ellis a la casa DC, Planetary es, sin duda, su logro más importante en Wildstorm y del que oirás grandes palabras de todo aquel que la haya devorado por ser “fácil” de asimilar, original, diferente, atractiva, tocando a su vez temas que en muy pocos (poquísimos) cómics se tratan.

Pongámonos en situación: Planetary narra las aventuras de un trío de misteriosos personajes que se denominan a sí mismos Arqueólogos de lo Imposible y que trabajan bajo la consigna de Es un mundo extraño…, mantengámoslo así. Tres personajes que recorren el mundo en busca de rarezas y prodigios y que van descubriendo hechos, sucesos, pruebas… que ciertos departamentos y gobiernos mundiales nunca quisieron que fueran desvelados. Son arqueólogos del misterio, exploradores de la historia secreta del planeta, los que trazan las fronteras invisibles de un mundo fantástico que nos rodea aunque normalmente muy pocos pueden verlo. Con personas a las que preguntarles sobre la veracidad de cualquier leyenda o conspiración de cualquier lugar del planeta, seres que rara vez no tienen información sobre ello. Una serie que destaca por lo actual y puesta al día de sus argumentos, personajes y lugares comunes de la ficción del siglo XX. Tratando desde cultos secretos, grietas en el tiempo, pasando por monstruos clásicos o historias chinas de fantasmas. Tramas plagadas de referencias a otras historias, si bien se cambian nombres y situaciones tanto para crear un universo propio como para dejar de pagar derechos de autor, seamos sinceros. Un cómic hecho cien por cien para los que nos gusta lo paranormal.

Más allá de la narración y la ambición de alto concepto, lo que hace que Planetary sea una de las mejores obras de Ellis y del cómic, en general, es que trata lo sobrenatural en el sentido inusitado del optimismo sobre todas esas leyendas que circundan nuestro planeta, muchas de las cuales aún a día de hoy no podemos explicar. La escritura de Ellis tiende a ser oscura y cínica. Aquí encontraréis protagonistas sarcásticos y amargados, los mundos que habitan están llenos de corrupción…, pero no hay que olvidar que Cassaday a los lápices, fue una de las principales razones del éxito creativo de Planetary. Desde los primeros números el arte de Cassaday fue algo tosco pero es de esos cómics donde se nota una enorme evolución en el proceso de creación en una  trama o serie de tramas muy de estilo cinematográfico, sinceramente no sé como Netflix o HBO no se han fijado ya en este cómic ahora que buscan argumentos para satisfacer a los aficionados al fantástico.

Planetary: La Saga Completa recopila los veintisiete números de la colección original, así como los especiales Planetary Preview, Planetary/Authority: Gobernar el mundo, Planetary/JLA: Terra Occulta y Planetary/Batman: Night on Earth, que cuentan con la colaboración de autores como Phil Jiménez, Andy Lanning o Jerry Ordway.

Una joya.