Reseña: Voltar, de Alfredo Alcalá

Voltar es una explosión de barbarie, hechicería y mitología con un arte que deja boquiabierto. El bárbaro Vóltar, creado en 1963 por Alfredo Alcalá, el legendario artista filipino que tuvo un papel fundamental en la famosa revista La Espada Salvaje de Conan, es celebrado en esta recopilación que presenta algunas de las obras de arte más exquisitas jamás creadas en el universo del cómic. Donde gracias al hijo de Alfredo Alcalá, Alfredo L. Alcalá Jr. (del que Aleta Ediciones ha tenido el gusto de incluir un poema dedicado a su padre), se recogen también los mejores escaneos posibles de las historias incluidas en este volumen que para más inri incluye la famosa página 16 de la historia de Voltar de 1977 que históricamente quedó inédita por un error al utilizar esa misma página como “presentación” de la misma historia. Y además, una última ilustración que sirve de cierre de este espectacular volumen.

Un tomo joyita en toda regla. Un volumen que está hecho, sobre todo, para disfrutar del enorme arte que fue capaz de crear Alfredo Alcalá. Un artista, un genio, uno de los puntales filipinos que entraron en el cómic USA para desarrollar y mostrar al mundo su talento, porque sus bárbaros musculosos y semidesnudos y sus enemigos demoníacos en paisajes inverosímiles eran terriblemente evocadores. Y aunque lo que se cuenta en Voltar es una historia fantástica muy genérica (alguien necesita encontrar al salvador del reino y Voltar quiere retirarse pero necesita luchar nuevamente, hasta una revelación sobre quién es el enemigo final, y parece que hay siete señales apocalípticas, pero solo dicen dos porque Voltar ha vuelto para patear traseros demoníacos…); aquí friends, hemos venido a disfrutar del arte.

Una de las cosas que más me han gustado de este volumen especial que acaba de entrar en librerías es que las edición en papel es exquisita, mucho más detallada que la edición digital, y con papel satinado como debe de ser. Lo mejor en la mejor calidad. Pero lo que os decía, la historia es una historia de fantasía medieval, un modulito o aventura de rol de AD&D con orcos si queréis, humanos fornidos y otros chusqueros, y un héroe al estilo Conan o Kull. Pero son los dibujos de Alcalá los que merecen la pena “leer” y por qué no enmarcar para un buen salón de friki que se precie. El filipino, sin duda, supo hacerlo y su línea de precisión, rebosante de sombreados y detalles en las viñetas dobles que abren episodios individuales, son un placer a la vista. Esto es un volumen de cinco estrellas así como un tremendo aplauso para Aleta Ediciones por la posibilidad de que dispongamos de esto (a estas alturas) en nuestro idioma.

Además, se incluye la introducción de Manuel Barrero y la inclusión de una entrevista que el mismo Barrero realizó al otro hijo del maestro, Christian Alcalá.
En esta edición inédita por estos lares, podremos disfrutar por primera vez de la primera portada original utilizada en la revista Magic Carpet donde Alcalá resucitó a su personaje, además de la primera e inédita historia publicada en 1963 en Filipinas, siete años antes del primer cómic de Conan en USA. Y ahora la pregunta es: ¿Vas a perdértelo?

Reseña: La Espada Salvaje de Conan. La Espada de Skelos, de VVAA

La adaptación completa de la novela La espada de Skelos es quizás una de las mejores lecturas en formato cómic de Conan que se pueden recomendar. Por eso lo hago, ahora que Panini Cómics la acaba de publicar en su colección Biblioteca Conan, en uno de esos maravillosos tomos que traen las mejores historias de La Espada Salvaje de Conan.

Leí por primera vez esta historia cuando era adolescente en formato literario. Era el número #3 de una serie de novelas pastiche de Bantam Conan. Pero hasta muchos años después no la pude disfrutar en formato cómic. La espada de Skelos presenta a un Conan de diecisiete años, un tiempo después de los acontecimientos de La torre del elefante, sin embargo, tiene una historia de fondo inmediata algo complicada, evidentemente un producto saliente de dos historias anteriores de una trilogía de Conan, de Andrew J. Offutt (El loto negro y la muerte amarilla, La espada de Skelos y El ojo de Erlik) escritas en la década de los 70, y ahora en una edición en formato cómic, una de las mejores tramas unidas que se pueden encontrar del cimmerio fuera de las de su autor original. Y por primera vez ordenadas cronológicamente para dar una sensación de continuidad, de estar ante una gran epopeya con principio y fin, porque Biblioteca Conan no es otra cosa que una cuidada selección de todas las historias que convirtieron a Conan en uno de los grandes personajes del cómic de todos los tiempos. Desde sus primeras apariciones cuando aún no había cumplido los quince años de edad, hasta su desaparición más allá del Océano Occidental cuando contaba con casi siete décadas de vida.

La historia comienza con un asesinato y algunas peleas. Lo que mola. Después conocemos a la heroína de la historia, se lucha contra algunos malos-malutos más y nos encontramos vinculados con un grupo de nómadas del desierto con una niña que muere porque… uff, aquí empieza lo duro. Hay que decir las tradiciones y costumbres nómadas, sus formas e historia, todo está aquí súper bien mostrado, cosa que le da bastante ambientación a la historia. Para luego llegar a la ciudad y tener a un Conan que es capturado, torturado y los días pasan así hasta que se cuenta el porqué de tanta obcecación.

Isparana la encontramos como una verdadera heroína de Conan. Robert E. Howard a menudo delegaba a las mujeres el papel del dulce abrazo y fusión en cama, el empujón tras el toqueteo de músculos bien formados. Pero también sacaba adelante algunas como heroínas, potentes personajes femeninos dignos de spin-offs. Y con Isparana se consigue eso; se muestra una personaje astuta y capaz de cuidar de sí misma sin adelantar a Conan, y aunque tiene momentos agresivos, son mucho menos exagerados que otros títulos de autores homenajeadores.

La espada de Skelos es quizás también una buena historia para descubrir a Conan por primera vez. Si es que esto es posible a día de hoy. Pero lo que está claro es, que La Espada Salvaje de Conan, la legendaria revista protagonizada por Conan en la que Roy Thomas y John Buscema dejaron algunas de las mejores historias del cimmerio, son tramas que nos marcaron a muchos a la hora de escribir o dirigir en formato rolero. Revistas con viñetas casi clasificadas como cómics para adultos a los que muchos queríamos acceder sí o sí. Siendo claros, para disfrutar de muchos pechotes, músculos y épicas luchas a ostias y espadazos que siempre eran un disfrute. Aquí tenéis todo eso y más.

Yo no me lo pensaría.

Reseña: Kull El Conquistador, de John Buscema, John Bolton, Charles Vess, Tony De Zúñiga y VVAA

El regalazo que muchos de ustedes pueden esperar para mañana podría ser este nuevo Marvel Limited Edition de Kull El Conquistador que trae Panini Cómics y SD. Todo lo que correspondería al volumen dos más diez números del volumen 3 más la Marvel Graphic Novels #47 Kull: The Vale of Shadow. Ahí es nada. Para más inri: el último de los tres volúmenes que recopilan los cómics originales completos de Kull en Marvel. El cierre. Aventuras fantásticas y épicas de este gran personaje creado por Robert E. Howard que aunque no tuvo tanto éxito como Conan, para mí, en ciertos aspectos, es mucho mejor y más creíble de aquí a Lima. Tomazo de casi seiscientas páginas de sangre, muerte y destrucción a espadazos entre la racionalidad y la irracionalidad propuesta antaño por seres oscuros manejantes de la brujería. Porque fue antes de crear a Conan, que Howard ideó a un rey bárbaro con muchas cosas en común con su personaje más popular. Y cuando fue trasladado al noveno arte, también os digo que protagonizó algunos de los mejores cómics del género, como los incluidos en los magazines en blanco y negro de Marvel, que han sido recogidos en estos volúmenes por las magníficas editoriales antes mencionadas. Tomos imprescindibles a día de hoy a poco que puedas económicamente: cómics eternos.

En el primer volumen de la colección se repasa la llegada de Kull al trono y a partir de ahí asistíamos a los numerosos complots que intentaban destronarlo. Cantidad de números que entre aventuras y desventuras tienen ese trasfondo. En este tomo que sale este mes que se va, se ofrece las últimas series en color del personaje, los últimos momentos en todos los sentidos, con algunos de los mejores artistas de la década, como John Buscema, John Bolton, Charles Vess, Butch Guice y Bill Sienkiewicz, y finalmente culminamos los años ochenta con una impresionante novela gráfica de Alan Zelenetz y Tony De Zúñiga. Aunque nunca olvidemos que fue el mítico guionista y editor de Marvel, Roy Thomas, el encargado de llevar a Kull a las viñetas, al igual que antes había hecho, con gran éxito, con Conan El Bárbaro.

¿Y cuál es la guinda, el regalito del roscón de reyes, el verdadero tesoro que contiene este tomo? Se llama Kull: The Vale of Shadow. Una buena novela gráfica, elegante, brillante, una historia espeluznante, lírica y poética en la que el anciano Rey lucha contra su mayor enemigo de una manera característicamente bárbara e inquebrantable. Donde Kull está muriendo, sudando y esforzándose en su lecho de muerte mientras las heridas infectadas parecen llevarlo al Más Allá. Y reunidos para la guardia de la muerte están sus asesores más confiables que mientras, recuerdan individualmente al gladiador salpicado de sangre que se convirtió en el mayor monarca de Valusia, ese ser que se muere frente a ellos. Inconsciente, el cuerpo de Kull se agita y se retuerce. Sigue luchando, su alma atrapada en un reino etéreo, bailando un dúo erótico con el oscuro y seductor ángel de la muerte que ha venido para llevarlo ante los dioses…

Y hasta ahí puedo contar. Una magnífica novela gráfica que sirve para conocer al personaje por primera vez, para degustar en cualquier momento en el que uno/a quiere tener una buena sentada de lectura de literatura fantástica. Por supuesto, bellamente ilustrado en la manera grandiosa y ostentosamente humana de los artistas filipinos que se convirtieron en un pilar de DC y Marvel durante los años 70 y principios de los 80. Exempli gratia: Tony de Zúñiga, el primer artista de cómics filipino que trabajó con una editorial estadounidense y permitió que muchos otros artistas de su país entraran en la industria internacional, además de ser creador de Jonah Hex y Orquídea Negra con John Albano.

En agosto de 1929, tres años antes de que Conan naciera en las páginas de la revista pulp Weird Tales, Robert E. Howard (1906-1936) ya había creado a otro bárbaro con muchas cosas en común. Lo llamó Kull, el rey de Valusia, que vivió miles de años antes. Desgraciadamente, Kull no tuvo la misma popularidad que Conan, por lo que su autor lo dejó después de publicar tan solo dos relatos, para centrarse en nuestro bárbaro favorito. Esos relatos de Kull fueron The Shadow Kingdom (agosto de 1929) y The Mirrors of Tuzun Thune (septiembre de 1929) y fueron adaptados al cómic, así como decenas de historias, que fueron recuperadas y publicadas en el noveno arte.

Lo que os reseño hoy es otra edición que viene acompañada de numerosos extras, como una larga introducción del guionista Roy Thomas, en el que analiza los números de la colección, además de otros interesantes artículos, bocetos, portadas, anuncios de la época… Perdérselo es delito.

¡Felices Fiestas!

Reseña: Mi Amigo Pierrot, de Jim Bishop

La Cúpula se ha marcado un cómic que muchos no esperábamos. Si me lo permiten, un cómic europeo que no casa mucho con lo que los amigos del cómic nacional suelen publicar. Pero eso no quita que tengan buen gusto para publicar cositas chulas como Mi amigo Pierrot, y eso es muy de agradecer. Una verdadera sorpresa. Agradable. Un cómic a descubrir con urgencia por muchos de vosotros. Os lo digo muy en serio. Porque Jim Bishop tiene mucho talento.

Mi amigo Pierrot tiene grandes cualidades. Sus coloridos gráficos y decoración son lo primero. Ambos están fuertemente inspirados en Miyazaki, es lo primero que se os va a venir a la cabeza, está claro. En particular, El castillo ambulante, tanto por la ambientación como por la historia. De hecho, encontramos muchos elementos similares a la historia de Sophie y el hechicero Hauru en Mi amigo Pierrot; en la trama, pero también en muchas escenas, lugares y protagonistas. No es desagradable porque, como muchos de ustedes, soy un terrible admirador de Miyazaki, y porque… más de un buen jamón… como que uno no se cansa nunca, ¿no?

Afortunadamente, Jim Bishop aporta a su historia algunos elementos más personales, y una reflexión más centrada en el sentimiento de amor y en la libertad. La libertad de elegir el amor y el camino que quiere tomar uno/a en su vida. De todos modos, el autor hace algo también para contrariar al lector: elogia el romance rebelde aunque esto signifique abandonarlo todo para vivir su amor en completa libertad. Pero también vuelve a sentimientos más celosos y elogia el regreso a una relación más sabia y sincera, para finalmente regresar a la idea inicial de abandono. Incluyendo las responsabilidades parentales. Una trama que con la decisión final de la prota, os va a dejar un poco perplejos. Amor mágico, amor tóxico. A Cléa, una joven de la nobleza, se le promete un futuro brillante junto al hijo del Conde del Agua, Berthier. Pero mientras se prepara para casarse con él, tiene un encuentro de lo más inesperado con un mago callejero llamado Pierrot. Un acróbata que hace que su corazón vuelque. Encantador, galante y un poco intrigante, le ofrece el viento de libertad que le falta en la vida. Y siguiéndolo hasta su guarida escondida en el corazón del bosque, le abre un mundo maravilloso. Pero el vértigo del amor durará poco y ya las primeras lágrimas corren por las mejillas de Cléa pues tanta pasión da pronto, da paso a la confusión. ¿Quién es realmente Pierrot? Por otro lado, Berthier, angustiado, sale en busca de su prometida sin sospechar ni por un momento que esta búsqueda podría llevarlo al umbral de la locura.

Mi amigo Pierrot es un verdadero cuento para adultos. Bishop utiliza los códigos necesarios para hacernos reflexionar sobre la relación entre hombres y mujeres, sobre la libertad, la autonomía, el libre pensamiento, etc. Prisionera de una vida trazada por su madre, Cléa tiene un encuentro que cambiará su vida. Pierrot, un mago, la tomará bajo su protección, la seducirá y la hará descubrir la vida, a su manera y en todos los sentidos. La maravillosa relación del principio se irá transformando poco a poco en una relación tóxica, como si, una vez finalizada su obra de liberación, Pierrot perdiera el interés por su amada.

Edición, dibujos e historia, todo es maravilloso en este título. Realmente disfruté leyendo esta joyita que no esperaba. Un cómic realmente hermoso. Pero más allá del cuento, la transición de la niñez a la edad adulta está bien resaltada y, en última instancia, plantea la única pregunta real: ¿Cuándo abandonaste tus sueños para establecerte en la realidad?

Reseña: El Físico Prodigioso, de Jorge de Sena

Hay relatos, historias, que aunque no se pueden considerar totalmente navideños, para mí, sí que tienen ese toque que me recuerda e incita a ser leídos en esta época que se acerca. Pura fantasía oscura. Una de las historias que más puedo recomendar en este sentido es El físico prodigioso, de Jorde de Sena ahora que Editorial Cuatro Lunas la tiene en su catálogo. A poco que os guste el tan de moda folk-horror, vais a alucinar con esta historia.

Jorge de Sena es uno de los poetas portugueses más importantes de la segunda mitad del siglo XX. Aunque también fue un destacado ensayista, un narrador de indudable talento, un importante dramaturgo y un incansable traductor de la poesía y la prosa de escritores de variedad de lenguas y épocas. Sus obras publicadas se extienden a más de cien títulos. Es difícil entender cómo una sola persona pudo lograr tanto en una vida, y no tan larga, especialmente si consideramos que trabajó bajo las exigencias de una vida profesional y crió a nueve hijos. En 1959, temiendo ser perseguido por su participación en un fallido intento de golpe de Estado contra la dictadura de Salazar, Sena se exilió a Brasil donde posteriormente adoptó la nacionalidad. Allí añadió un doctorado en Humanidades a su título de Ingeniero Civil y en 1965 abandonó el país con su numerosa familia rumbo a USA, donde permaneció hasta su muerte. Pero a lo que vamos, Sena aportó en sus escritos un carácter innovador y la excelencia escrita. Escribió una novela corta, decenas de cuentos y una poderosa novela (Señales de fuego), que presenta al mismo tiempo un fresco de la sociedad portuguesa durante el período de la Guerra Civil Española y un retrato detallado de la educación de un poeta. Un libro que ardo en deseos por leer.

En El físico prodigioso tenemos un relato para los amantes de los cuentos de hadas sangrientos y por qué no, satánicos. El autor parte de dos narraciones de Orto do Esposo, del siglo XV, para escribir, con arte e ingenio, un cuento (o novela corta) fascinante, donde nos adentramos en un mundo fantástico, erótico y religioso al mismo tiempo. Una historia bien ubicada en esa época medieval y atractiva como fue la denominada Edad Oscura y donde Jorge de Sena escribe una novela sobre un joven casto, con poderes sobrenaturales, que devasta los corazones de este mundo y del próximo. Una representación humana de la manzana de la discordia que será disputada por los dos bandos de la fuerza que, después de tanta lucha desastrosa, interfieren, como el aceite y el agua, causando confusión en las mentes de quienes leen…, un apuesto príncipe que es “aconsejado” por el Diablo y su bella princesa que, en realidad, es una bruja sedienta de sexo y sangre. Todo se mezcla; el diablo salva vidas y luego retrocede en el tiempo, el Diablo a veces es un niño inocente, a veces, un hombre obsesionado con sus poderes; el Diablo conoce a una princesa maquiavélica y vive entre orgías y aguas dulces en su castillo. El Diablo es arrestado y condenado a muerte por los católicos también. Pero aún así, el Diablo nos toca; siempre parece querer hacer el bien cometiendo los peores horrores. ¿Y es esto ser malvado?

Hay que seguir el ritmo del libro. Pero para su época y el género mostrado, tiene una escritura muy accesible. Además, da la impresión al leerlo que Jorge de Sena debió divertirse mucho escribiéndolo. Bajo esta máscara temporal, el autor señala cuestiones perennes, difíciles de enmendar, hay una crítica social, nacida de la fantasía y hay una carga sexual importante que haría sonrojar a Sade en sus momentos de onanismo. De este sombrero mágico que es El físico prodigioso salen muchas sorpresas y una abstracción de la realidad tremenda. Pierdes la noción con la lectura pues como ser humano, llega un momento en que nos distingues las cosas buenas de las malas.

Deléitense como hice yo.

Reseña: La Espada Salvaje de Conan. Conan y el Brujo, de VVAA

Este nuevo volumen de cómic aporta una historia (El brujo y el alma) que está basada en una de las mejores novelas de Conan para mí, historia que para muchos es desconocida, relato que no es del gran Robert E. Howard, pero que se llevó al mundo del cómic de forma maravillosa. Hablo de Conan y el hechicero, de Andrew J. Offutt, donde Conan disfruta de una velada provechosa en Arenjun, robando varios artículos de valor de ciudadanos desprevenidos. Pero esa noche, mientras disfruta de la compañía de una muchacha llamada Kiliya, es interrumpido por el novio de la mujer, un capitán de la guardia de la ciudad y bueno, ya sabéis, se lía parda en la taberna…

Conan cuenta con la ayuda de un anciano que invoca el nombre del dios de los ladrones, pero el bárbaro no tiene oportunidad de agradecerle nada y salta por una ventana, trepa a los tejados de la ciudad y logra escapar de sus atacantes. Se topa con dos ladrones, Karamek e Isparana, que hablan de robar un valioso amuleto en dos días. Conan decide participar. A partir de aquí…, ya os digo, una de las mejores aventuras de Conan para mí, una historia que merecía ser convertida en cómic, muy bien resumida en formato viñeta al final. Puro pulp.

En el siguiente número nos vamos al desierto de Zamboula, el cual Conan está cruzando para perseguir a Isparana y el Ojo de Erlik. Pero cuando se detiene en un oasis, es atacado por ladrones. Conan rápidamente los derrota y reclama su botín. Resulta que los ladrones estaban siendo perseguidos a su vez por soldados de Samara y como no quería montar una escena, Conan entrega el botín a los soldados a cambio de información sobre un atajo para agarrar a tiempo a Isparana. Los soldados, liderados por el Capitán Arsil, le hablan de un desfiladero embrujado en las Colinas del Dragón que Conan podría tomar, y luego se despiden, advirtiendo al bárbaro del malvado liches de las arenas que acecha por allí. Acecha entre las arenas, otra aventuraca que se disfruta de todas-todas.

El siguiente cómic o aventura de Conan que trae este último tomito recién publicado por Panini Cómics es curioso porque parece cerrar la trilogía de este arco que, sin duda, se extrajo de la novela de Andrew J. Offutt. Sin embargo, esta tercera historia tiene más reminiscencias al The Savage Sword of Conan #53, más quizás que la segunda historia. Pese a ser una historia casi diferente. Es otra escena sacada de la novela Conan y el hechicero. Muy bien esos ojos que vieron que se podían contar como relatos casi diferentes. En El loto negro y la muerte amarilla nos vamos a los desiertos de Arenjun. Conan se sienta en un oasis desconocido y reflexiona sobre sus opciones cuando se acercan tres viajeros. El anciano y sus dos hijos son muy amables y le dan a Conan la información que tanto necesita. Los viajeros también advierten a Conan sobre la aproximación de posibles esclavistas de Khawarizm y le muestran a Conan el cuidado adecuado de los camellos y luego se despiden. Conan se esconde entre las palmeras, esperando a Isparana, y no queda decepcionado. Decide no confrontarla, principalmente porque ella se desnuda y se baña en las aguas. Cuando Isparana se queda dormida, Conan se escabulle e intercambia su Ojo de Erlik con la copia que le dio Hisarr Zul, luego toma sus camellos y se va. En ese momento Isparana despierta y…

La Espada Salvaje de Conan vuelve a la vida para todos en una edición maravillosa en tapa dura. Eso es concretamente Biblioteca Conan. La oportunidad de tener lo mejor de lo mejor, aquello que vivimos muchos en formato cómic en nuestros amados años 80. La legendaria revista protagonizada por Conan en la que Roy Thomas y John Buscema dejaron las mejores historias del cimmerio.

Reseña: El Señor de la Noche, de Tanith Lee

Me pasó algo curioso con este libro. Cierto y verdad es que se ha publicado poco en nuestro país de la obra de Tanith Lee. Pero menos todavía son las novelas que he podido leer de la maestra inglesa del fantástico. Relatos, como amante de las antologías, bastantes. Eso sí me ha llegado y por eso, soy consciente de su talento. Pero lo curioso es, que escuché hablar de El Señor de la Noche en un podcast literario (uno que recomiendo mucho) como es Todo tranquilo en Dunwich; donde el amigo José Luis Forte y la autora Érica Couto (https://www.cronicasliterarias.es/?p=6309) dan lo mejor de sí comentado libros, muchos, clásicos de nuestro amado género de Terror. Bien. Pues uno de ellos hablaron de El Señor de la Noche y me encantó lo que contaron y decidí buscarlo en el mercado de segunda mano. No lo encontré en la edición que quería, o sí, pero a precios desorbitados, así que decidí pensarlo un tiempo. Cuando no hace mucho, leyendo entre tantas newsletter que me llegan, para mi alegría, veo que Duermevela Ediciones ha decidido traer esta obraza en una genial edición que además contiene ilustraciones de Sebastian Giacobino, un chico argentino que tiene el don de evocar la pintura del siglo XIX, así como los lienzos prerrafaelitas de manera maravillosa. No obstante, si os soy aún más sincero, también venía yo hace tiempo con ganas de leer El Señor de la Noche porque tras la lectura del juego de rol Exalted me di cuenta que una de las influencias para el autor había sido este libro de Tanith Lee. De hecho, hace acto de presencia también en dicho juego el príncipe demonio Azharn, el conocido en inglés como Night’s Master. Y dejadme deciros que me enamoré del personaje…

El Señor de la noche toma prestada algo de la ambientación de Las mil y una noches, pero agrega sus propios giros grotescos (o eso le parece a alguien que solo está familiarizado con el material de origen). La figura central, Azharn, es un príncipe del Inframundo, un ser inconstante y amoral que aparentemente no tiene restricciones ni leyes para su poder, excepto su propio ego. Se entromete en los asuntos de la humanidad con arrogancia casual, aunque el mayor daño a menudo parece provenir de los intentos de sus sirvientes por complacerlo. A su alrededor y sus travesuras gira un mundo de poetas virtuosos y señores de la guerra despiadados, jóvenes enamorados y demonios astutos, todos llenos de gloria y pasión.

El Señor de la Noche es un tipo de libro relativamente inusual para el estándar del género fantástico. Hoy en día sería fácil ubicarlo dentro de lo que se conoce como fantasía oscura. Pero estamos hablando de un libro que tiene mi edad. Se puede decir, y está considerado, como una colección de novelas cortas interrelacionadas en un sola historia (una hechicera en busca de venganza, un poeta ciego enamorado de una flor, un aprendiz de mago codicioso, un demonio ladrón…); un modo de narrar que me encanta y que miles de autores en el mundo han copiado alguna vez. Ramas independientes de un árbol que van al mismo tronco. Un árbol frondoso en continente y contenido, con narración y estilo de las viejas leyendas medievales europeas en lugar de narrativas que suenan a inventado.

Las historias están llenas de magia, pero hay poca explicación aparte de que las personas con pasiones extraordinarias pueden manejar cosas sobrenaturalmente poderosas. También me encantó el estilo en que se cuenta esto. Hace que la historia base central se sienta como un mito redescubierto, lleno de personajes más grandes que la vida misma de cualquier humano. También me recordó a The Unspoken Name de A.K. Larkwood, y aunque a cualquiera que no haya leído mucha Fantasy le puede oler a la obra de Tracy Hickman y Margaret Weis en Dragonlance, a los más instruidos decirle que tiene más ese toque a Lord Dunsany y su Dioses de Pegana. ¿Una mezcla desagradable? Nunca mezclar Fantasía con Terror lo fue. Sin embargo, ahora, puedo ver fácilmente cómo mis palabras podrían haber persuadido a algunos de que este no es su tipo de entretenimiento. Pero creo que es inevitable leer El Señor de la Noche sin quedar encantado/a y querer saber más de las obras de Tanith Lee.

La señora Lee escribió un genial libro sobre ese subgénero de la Fantasía que muchos amamos. Tras más de noventa novelas y trescientos cuentos y varios premios literarios, la londinense nos dejó a Azharn como el “Maestro de la Noche”. Pero Lee es su reflejo omnipresente entre nosotros, al menos, hasta 2015 que fue cuando nos dejó la maestra .

Reseña: Vencer al Dragón, de Barbara Hambly

Es importantísimo que obras como Vencer al Dragón estén siempre disponibles en librerías. Lo mejor de cada género siempre disponible en catálogo, por favor. Esto ayuda a acabar con la especulación que, por ejemplo, sufrió esta joyita de Barbara Hambly en nuestro país. A doscientos euros estaba en el mercado de segunda mano durante aquellos años que yo la busqué en español. Libro de Fantasy que en su idioma original costaba na y menos y que gozaba de una de las portadas más chulas que he visto del género. Atractiva, porque claro, en nuestro país, el tema de las portadas da para otro debate. No se emplea la pasta suficiente en este tipo de promoción de una obra. Pero a lo que importa realmente, estamos ante uno de los libros que más se recomienda leer para empezar con el género de Fantasía. En USA, al menos. Porque es un título apenas conocido aquí (fuera de los lectores más acérrimos).

Dragonsbane fue mi primer libro de Barbara Hambly. Un descubrimiento en su día que tras terminarlo, sabía que volvería a releer. Y más de una vez. Yo que de los tres géneros, la Fantasía es a lo que menos me acerco aunque si lo hago, intento ir a lo mejor de lo mejor. Al jamón de pata negra. Y en Vencer al Dragón se encuentra fantasía épica sin grandes ejércitos enfrentados, sin la amenaza del fin del mundo tal como lo conocemos, sin descripciones infladas de traslación a la época del medievo histórico más fiel. Y en cambio, tiene un par de héroes maduros y reacios, con una relación amorosa convincente, un enfoque de introspección personal y elecciones de vida dolorosas y lo más importante de todo: un dragón bien hecho, cosa nada fácil, un ser de otro mundo en cuerpo y mentalidad bien logrado.

Un libro que funciona bien como independiente, considerado por muchos un clásico, aunque forma parte ya de la denominada saga Winterlands. Cuenta de cuando el Dragón Negro se apoderó de las profundidades de Ylferdun y el joven Gareth se enfrentó a las lejanas Tierras Invernales para encontrar a John Aversin, el Vencedor de Dragones (Dragonsbane), la única persona viva que logró enfrentarse a un dragón y sobrevivir para contarlo. Y ahora, a cambio de la promesa del rey de enviar ayuda a las Winterlands, Aversin accede a intentar de nuevo esa hazaña por la que es famoso, pero de la que confiesa que es hazaña casi imposible de repetir.

Con ellos, para protegerlos en ese viaje quizás solo de ida, irá Jenny Waynest, una hechicera medio educada y madre de los hijos de Aversin. Porque en la Corte las cosas tampoco andan bien. La Rebelión amenaza el reino y Zyerne, una hechicera de poder aparentemente ilimitado, mantiene al rey bajo un hechizo maligno. Mientras tanto, el Dragón sigue alimentándose de los Caballeros que lo desafían y parece estar conectado de una forma extraña con todo lo que está pasando en palacio. Pero ahora, Aversin, Jenny y Gareth se escabullen en la noche para desafiar a Morkeleb, el dragón más grande y sabio jamás visto…

Brandon Sanderson ha declarado en varias ocasiones que Vencer al Dragón es el libro que le convirtió en el prolífico escritor de Fantasía que es hoy. Y estoy de acuerdo que debido a su sencillez y poder de enganche, estamos ante un libro que inspira e incita a escribir. Hambly consigue ese don que Stephen King alcanzaba en sus primeros libros. En el mundo de la Espada y Brujería, a la mayoría de los autores les resulta conveniente seguir la ruta de «cortar y tajar» con la hermosa doncella para hacer que el héroe sea «extra-heroico». Pocos están dispuestos a invertir lo que hizo Tolkien en la creación de un mundo completo que tenga humanos y otras criaturas inteligentes. Hambly demostró con este libro que era más que capaz en este sentido, brindándonos un estudio profundo de las relaciones y una amenaza que viene a cambiar el orden del mundo. Todo con una visión de la magia compleja y matizada, y criaturas multidimensionales, cosa que es lo que realmente amo de esta obra.

Merece ser considerado un clásico.

Reseña: Conan de Cimmeria III (1935-1936), de Robert E. Howard

¿De verdad queréis leer una reseña sobre Conan El Cimmerio III 1935-1936? Imagino que sí porque sería la tercera reseña de un tercer volumen que cierra una colección que es un joya en sí y cuyos dos volúmenes anteriores ya hemos comentado por aquí (https://www.cronicasliterarias.es/?p=11431https://www.cronicasliterarias.es/?p=12356). E insisto, ¿hablar, alabar una obra que recopila los relatos de este magnífico personaje y autor, una obra tantas veces bendecida y reeditada en diferentes formatos pero siempre uno nuevo mejor que el anterior? Es eso, en definitiva.

Este tomo con su caja y sus geniales ilustraciones como sus hermanos anteriores, abre con Los sirvientes de Bit-Yakin que fue una novelette (novela corta) que Robert E. Howard publicó por primera vez en la Weird Tales de marzo de 1935 con el título original Jewels of Gwahlur. Y posteriormente, con el nombre de Teeth de Gwahlur. Resumiendo mucho, una trama donde el bárbaro visita el oráculo de Alkmeenon con la intención de encontrar el legendario Diente de Gwahlur y descubre intrigas, monstruos y simios. Y como dijo alguien, para el amante del pulp, una historia donde haya puñetazos, espadazos y simios… es gloria bendita. A eso sumad en una cueva, un cadáver momificado, atado con una cuerda podrida que agarra un pergamino… un pedazo de aventura que da comienzo aquí.

El siguiente es Más allá del Río Negro, un relato que también vio la luz en la maravillosa Weird Tales pero en esta ocasión, en los números de mayo y junio de 1935. Está ambientado en la era pseudo-histórica de Hyboria y trata la batalla de Conan contra una tribu salvaje de pictos en las tierras inestables más allá del infame Río Negro. Aunque la historia tiene lugar en Conajohara, una provincia aquilonia recién establecida y recientemente anexada por el rey Numédides de los pictos. Sitúa a Conan en una serie de intrigas políticas para hacerse con el poder, como en pocas historias del bárbaro se representa. Y con un cita memorable al final, en un taberna, que parte de los labios del bárbaro: La barbarie es el estado natural de la humanidad. La civilización no lo es. Es un capricho de las circunstancias… ¡Y la barbarie siempre debe triunfar!

Maravilloso. En su libro sobre el trabajo de Howard, Marc Cerasini y Charles E. Hoffman, describieron Más allá del Río Negro como un «western trasplantado».

Un relato corto también incluido es El negro desconocido, una historia que curiosamente no quisieron publicar hasta que se reescribió como una historia denominada Echoes of Valour. La versión original de la historia fue posteriormente reescrita por L. Sprague de Camp en una trama diferente de Conan y publicada en el Fantasy Magazine de febrero de 1953 . La misma que fue retitulada después como El tesoro de Tranicos, una traslación al cómic que precisamente reseñamos hace poco por aquí: https://www.cronicasliterarias.es/?p=12885.

Los antropófagos de Zamboula fue publicado por primera vez en noviembre de 1935 por la revista Weird Tales con el nombre de Shadows in Zamboula. Cuenta como en uno de sus viajes, Conan el Cimmerio se encuentra de paso por una ciudad fronteriza llamada Zamboula, situada entre el extremo más oriental de los reinos hyborios y el extremo más occidental del Imperio Turanio. Zamboula es una ciudad en la que se cruzan todas las culturas y razas del continente hyborio. Paseándose Conan por sus calles, un viejo nómada de barba desaliñada y piel tostada por el sol, le advierte que debe guardarse de la casa de Aram Baksh, un albergue barato para viajeros. Sin embargo Conan, seguro de sí mismo, decide hospedarse en una habitación de esa posada. Al caer la noche, un caníbal darfario le ataca con la idea de comérselo…

Como última historia se añade Clavos Rojos (Red Nails), la que es para mí una de las mejores historias que se pueden leer de Conan, la leas cuando la leas, la leas en el formato que la leas. Mil veces la he recomendado. Por lo que no digo más.

Tenemos así un nuevo y último tomo publicado por Minotauro, una bella colección, que además contiene partes de los relatos originalmente corregidos, chulas ilustraciones así como la Carta a P. Schuyler Miller y uno de los mejores mapas de Hyboria que he visto.

En vosotros está tener el caviar del pulp en casa.

Reseña: Biblioteca Conan. El Tesoro de Tranicos, de VVAA

El Tesoro de Tranicos es otra adaptación al cómic elaborada por Roy Thomas, Gil Kane, John Buscema, Joe Rubenstein y compañía. Una de las historias que fue revisada por L. Sprague de Camp a partir de la versión original de Robert E. Howard y que se publicó por primera vez como The Black Stranger en el Fantasy Magazine de febrero de 1953 e imagino que ya suponéis porqué le cambiaron el nombre.

Panini Cómics continua trayéndonos joyitas de Conan casi cada mes. Mola ver que continúan tanto con la colección Biblioteca Conan como con la recuperación de La Espada Salvaje de Conan en esos geniales tomos que son los Marvel Limited Edition. Pero de forma más económica, en Biblioteca Conan se recuperan joyitas argumentales de la legendaria revista protagonizada por Conan en la que Roy Thomas y John Buscema dejaron algunas de las mejores historias del cimmerio trasladadas al noveno arte como es el caso de este volumen que contiene íntegramente los cómics que comprendieron El Tesoro de Tranicos.

La historia comienza con Conan en un salvaje bosque de tierras ignotas huyendo de los guerreros pictos que lo persiguen por algo que no sabemos aún. Para escapar de sus perseguidores, Conan sube una colina cercana. De repente, ve que los pictos abandonan inexplicablemente su persecución y se dan la vuelta. Pronto, Conan percibe que se debe encontrar en un lugar prohibido para esos insensatos que quieren cortarle el pescuezo. Sin embargo, la colina donde está resulta que esconde una cueva con un tesoro junto con los cuerpos preservados de un capitán pirata llamado Tranicos y su tripulación. ¿Y qué atraen los tesoros? Seres deleznables de todo tipo que quieren hacerse con él. La pesadilla de Tranicos está lista para tomar nuevas víctimas. Y Conan se encuentra entre ellas.

Una historia original que confieso que me encantó cuando la leí por primera vez. Pero nunca tuve la oportunidad de ver su traslación al formato cómic. En el formato literario fue una de las retocadas y acabadas por Sprague de Camp y cuentan que aunque la historia original de Howard apuntaba a una nueva carrera náutica con Conan como protagonista, su continuador la recondujo hacia la revolución que llevaría más tarde el cimmerio hacia el trono de Aquilonia.

Este genial volumen de la colección Biblioteca Conan que hacemos muchos, contiene los dos cómics (The Savage Sword of Conan #47-#48) que comprendieron dicho relato: The Treasure of Tranicos y A Wind Blows From Stygia. Donde Conan lucha contra piratas, si, pero el demonio invocado por el malvado Thoth-Amon, puede ser uno de los enemigos más maravillosos ilustrado que he podido ver en esta franquicia.

Indispensable como siempre.