Reseña: Enero Sangriento, de Alan Parks

Siempre que leo el nombre de Escocia me viene a la mente: prados verdes, castillos, lugares de leyenda pero… olvidaros de eso. Si tuviera que puntuar libros, sin ninguna duda le pondría un diez a Enero Sangriento.

Enero del año 1973. Está siendo un duro invierno, nieva y hace mucho frío. Eso no evitará que un hombre mate en plena calle de Glasgow. Luego, imitando una gran sonrisa en su cara, colocará su arma hacia sí mismo y se suicida. El detective Harry McCoy vio esa escena en primera fila. Él debió impedir ese asesinato. Convencido de que no fue un acto violento casual, junto a su compañero Wattie, investigará el caso. Todavía no lo sabe pero todo empeorará tanto, que años más tarde será recordado todo como El Enero Sangriento. En pocas semanas los cadáveres irán amontonándose, buscando culpables llegará hasta un clan poderoso e intocable, la familia Dunlop. Le advertirán a nuestro detective una y otra vez que los deje en paz. Que se mantenga lejos de ellos. Ni de coña…

Una historia oscura de hombres malos, mafiosos, policías corruptos, no faltarán escenas de gran brutalidad y es que el autor recrea la época de la entrada de la heroína y el coste que eso llevó en delincuencia y crímenes; para contarnos una historia con el antihéroe detective McCoy. Un hombre que arrastra demasiados problemas, no muy amante de la limpieza, bebedor, jugador, frecuentador de prostitutas y que siente debilidad por la gente sin hogar, por los desechados. Tiene una relación muy personal con un jefe criminal del inframundo. Sabremos de dónde llegó esa amistad. Un pasado que todavía recuerda…

Una novela escocesa cruda, muy gráfica, con un fondo sombríamente real en la que se recreará la pobreza, la cultura o las rivalidades criminales. Usó para contarla una atmósfera opresiva dentro de un clima invernal donde no hay suficientes capas de nieve para borrar toda la sangre. Narrativa maravillosa que nos coloca en el lugar que corresponde con unos personajes vivos y unos diálogos sobresalientes. Usando un lenguaje lleno de palabras malsonantes de la gente de la calle, pero con una narrativa nítida que te hace pasar las páginas volando. Una trama que se ajusta a la historia, no es que haya mucha violencia o abuso sexual, es que era así, el autor solo trajo de vuelta la realidad.

Muchos crímenes, pero aquí el protagonista es Harry McCoy. Tiene sus secretos pero sabe que la ciudad también. Con todos esos defectos, siempre acaba en el lado donde toca estar. Le advierten, pero su objetivo es destapar el mal y no hay nadie que pueda impedírselo. Como llegue, que métodos use, no nos importará, estaremos rendidos a sus pies. Por que una vez lo conozcáis, nunca lo podréis olvidar. A su lado sentiréis la miseria que emanan las calles en un tiempo de corrupción, drogas perversión y mucha, demasiada violencia. Un McCoy que no se rinde aunque eso pueda costarle la vida contra una familia que cree que puede y debe comprar la ley.

Una historia de ficción criminal que rompe con lo que hemos leído en otras novelas de género negro. No vais a encontrar la típica historia en la cual el policía bueno acaba atrapando a los malos. No. Aquí todo es más trágico. Más brutal. Pocas risas y mucho sufrir. Así que nada más que desvelar, salvo que la aplaudo y la aplaudo. Esperando que sea una serie de muchas más con este detective que me rompió el corazón.

Magnífica novela negra, magnífica.

Reseña: Cuentos de Hadas, de Marina Warner

Durante siglos nos han fascinado las historias de princesas, duendes, gigantes, reinas malvadas, espejos, llaves que te llevaban a otros mundos, zapatillas de cristal, elfos y frutas envenenadas. Daba igual la edad que tuvieran los oyentes, estos quedaban hechizados ante esos cuentos. Marina Warner escribió este ensayo para que nosotros sepamos el verdadero significado del término Cuento de hadas, y sobre todo conocer su origen, como trascienden y evolucionan con nosotros. Este libro está repleto de detalles reveladores y desconocidos. Para llegar a ellos, la autora echó mano de mucha documentación ya que cada una de esas historias han atravesado fronteras culturales. Nos recuerda un proyecto que llevó a cabo uno de los hermanos Grimm cuando quiso reunir la herencia folclórica alemana. Al poco se dio cuenta que esas historias no pertenecían sólo al pueblo alemán, se contaban en otros países, siempre con algún cambio pero el fondo del cuento era el mismo. Pero, ¿cómo era eso posible? Está claro que en algún momento se transmitieron más allá de generación a generación hasta traspasar el propio tiempo. Historias que viajaban modificándose en cada nueva narración.

Este libro invita a reflexionar por qué motivo se escribieron los cuentos de hadas, cuál era su fin, y por qué obviamente hay algo más aparte del fin de entretener. Cada relato corto, aparte de trasladarte al mundo de la fantasía, acarrea una advertencia o nos enseña hacia dónde lleva la envidia, la avaricia o la sexualidad, por ejemplo. En esta breve introducción la autora recurrirá a cuentos clásicos conocidos como Cenicienta, Caperucita Roja, Blancanieves, La Bella Durmiente, Hansel y Gretel… para profundizar en ellos evaluando o haciendo un análisis psicológico de los protagonistas de los cuentos tradicionales que están siendo revisados actualmente según las doctrinas sexuales en boga. Sin duda, una maravillosa narración junto a una documentación muy completa. Un libro muy sencillo de seguir, pese a su escritura en algunas partes con un poco de vocabulario más complejo. Marina nos arrastrará hacia los primeros autores que se atrevieron con este género inspirándose en la naturaleza, el mundo sobrenatural, el feminismo…

Entendemos que varios de los autores que nombra en cierto modo alteraron el concepto original de alguno de ellos. El enfoque de la autora es básicamente el europeo, aunque deja alguna referencia muy breve a cuentos populares griegos antiguos, chinos y de Medio Oriente. El nombre que más veces veremos escrito es el de los hermanos Grimm y Ángela Carter; autora por la que siente una gran debilidad.

Recomendaciones de lectura, autores de diferentes siglos, nos maravillaremos ante lo mucho que desconocemos, en este género que acabó enredándose entre el folclore y el mito, todo acompañado por hermosas ilustraciones en blanco y negro. Una breve introducción al cuento de hadas es lo que vais a leer donde no faltarán comentarios hacia adaptaciones cinematográficas entre otras cosas que engrandecen este estudio. Por que siempre nos prometieron un final feliz en los cuentos de hadas… Y eso esperamos.

Un buen trabajo que deberíais conocer.

Reseña: Sleeper (Integral), de Ed Brubaker y Sean Phillips

Ed Brubaker es el guionista de cómics favorito de muchos ahora mismo, y puede parecer normal. Es casi imposible creer que todos los guiones de este hombre sean tan buenos. De verdad, todos, o al menos todos y cada de uno de los que he leído hasta ahora lo son. Y he leído muchos. Como comenté por redes sociales en su día cuando terminé de leer el primer TPB de Sleeper hace ya casi cinco años… ¿Hollywood no se da cuenta de qué este hombre hace las mejores historias de género negro, acción e intriga del momento? La publicación de Sleeper por parte de ECC Ediciones fue todo un acierto. Si no el que más, es uno de los títulos más punteros del guionista. Una obra indispensable que no puede faltar en cómictecas que se precien. Lo bueno-bueno siempre a nuestro lado. Mi alabado Ed Brubaker es siempre una garantía de buena trama de género negro, acción e ideas originales. Por ello, que Sleeper vuelva a aparecer y lo haga en formato integro, es sin duda, otro acierto editorial.

Uno de los puntos fuertes de Sleeper son sus personajes. Genuinos, carismáticos, con potentes historias en sus orígenes; representan esa ambigüedad moral de la que Brubaker hace gala en sus obras. Los principales personajes protagonistas son El Conductor, T.A.O., Jack Lynch, pero sobre todo mis amados Miss Misery y Genocidio. Fue leer la primera historia y creer estar viviendo uno de esos momentos en los que te dices ¡Vaya ideaca! ¿Por qué no se me ocurrió a mí? Todo comienza cuando el agente Carver descubre que alguien está intentando en ponerse en contacto con él usando unos métodos bastantes extraños como son poner un cubo de basura junto a una farola y como fondo una letrero de neón. Un método que sólo utilizaba Lynch, un compañero suyo cuando trabajaba para el gobierno. Pero entonces: o Lynch sigue vivo (que sería imposible), o alguien le ha descubierto y sabe que es un agente doble. Así que se pone las pilas. Tiene saber qué ocurre. Vuelve a estar en peligro. Un poquito más.

Hechos como la historia de origen de Genocidio contada por él mismo, enfrentamientos que sólo buscaría un loco, sacar de un lugar súper vigilado el último Bastón de Cleopatra, o el enfrentamiento directo contra el jefe de la organización, el conocido por todos T.A.O. que aprovecha para narrar la historia de origen de Sleeper… Son guiones que hacen súper indispensable este integral. Y más. Mucho más. Misiones súper chulas, y también una tremenda encrucijada entre las dos mafias más poderosas del mundo que actúan en la sombra con dos interesantes personajes como líderes. Lynch intenta recuperar la confianza de Holden por lo que lleva a enfrentarlo a su exmujer, la cual a día de hoy se sigue preguntando porque los traicionó en su día. Por otro lado, la «femme fatale» que lo trae loco, Miss Misery, que lo lleva a la cama a cada momento y que es capaz de buscar sexo con un hombre lobo con tal de satisfacer sus instintos naturales… Pero, ¿qué tiene todo esto que ver con un asesinato en El Cairo? My friends, Sleeper es una serie en la que percibes poco a poco una tremenda profundidad. Una obra de arte en su conjunto.

Lo que me sorprende muchísimo de este titulo es el ritmo vertiginoso que prenden sus páginas. Añadan a eso giros argumentales que te dejan con el culo torcido, el ver empeorar o mejorar a Carver con cada paso, y de pronto, dar todo un giro y cambiar. Sleeper sabe a obra maestra cuando la degustas. La serie fue publicada por la compañía de cómics Wildstorm entre 2003 y 2005. Concebida originalmente como una serie limitada de doce números, su enorme éxito de público y crítica junto con un final abierto propiciaron la renovación para un segundo volumen, siendo éste finalmente de veinticuatro números en total. Y ahora todo-todito-todo en un sólo volumen, totalmente imprescindible de tener/leer/poseer.

Me parece genial que diversas editoriales sigan reparando-acaparando el objetivo de publicar cualquier título que firme el señor Brubaker. En serio, todavía no he leído nada malo, ni siquiera “normalito” de él. Un guionista cuya crítica vende bastante bien y del que se aprovechan bastante las editoriales por su poca obsesión por la pasta y sí por el deseo de crear una obra tras otra, por encima de todo. Aunque Sleeper no deja de ser una idea dentro de Universo Wildstorm, con el que Brubaker hace un homenaje a una de las obras más importantes que tuvo Image (aquella editorial independiente creada por el descontento en relación a la gestión de los derechos de autor y royalties por parte de siete autores de primer nivel). A lo que me refiero (y que no todo el mundo sabe) es que Alan Moore participó en esos primeros guiones, y tiene mucha culpa del reclutamiento de un nuevo equipo donde ya aparecía el misterioso T.A.O. (Tactical Augmented Organism: Organismo Tácticamente Aumentado). El villano más inteligente del mundo. Sabed entonces que T.A.O. fue creado por Alan Moore y ahora es aprovechado por Brubaker para Sleeper. Sólo de algo tan bueno, puede emerger algo tan espléndido.

Reseña: Km 123, de Andrea Camilleri

Voy a reseñar el último thriller del llorado maestro de la novela negra, creador del inolvidable comisario Montalbano. No hace falta decir que esto es de por sí es una joya. Km 123, narrado en primera persona por varios personajes, empieza con un teléfono apagado. Quien llama a ese móvil es Ester, pero Giulio no responde. Ella no sabe que él se encuentra en el hospital. La que responderá será la mujer de Giulio que, por supuesto, no sabe de la existencia de Ester ni de por qué llama a su marido. En un principio nos parecerá gracioso, una historia matrimonial con un secreto, pero esto dará un giro cuando un testigo afirme que ese atropello en el Km 123 de una vía de Roma no fue ningún accidente. Más bien, alguien quiso matarlo. Ante esta novedad, la investigación será asignada al inspector de policía criminal Attilio Bongioanni. Mal las tendrá, porque el caso no es para nada lo que parece…

Vais a leer una novela con tanto humor como misterio. Pero si algo destaca en ella es su estructura. No tenemos descripciones, el autor no nos introduce en ningún ambiente especial para que lo vivamos o sintamos. Casi toda la trama se lee mediante diálogos, correos electrónicos, mensajes de texto, informes policiales y artículos de prensa. La cuestión es que yo, que soy muy de que me relaten hasta los pequeños detalles, me ha encantado leerlo así. Directamente, estás en la historia. No hay nada que te distraiga o te saque de ella. Sin ninguna duda, ha logrado construir una novela extraña pero comprensible. Personajes que están conectados entre ellos y te dejan con la rara sensación de que cada uno esconde algo. En las primeras páginas nos sentiremos confundidos, no sabes qué pretende el autor. Pero despacio y con tranquilidad, vas intuyendo cosas. Entiendes que aquí hay una conspiración. Y es que tenemos una lectura más que agradable que se lee de forma muy fluida, en la que podríamos destacar sus toques de ironía y cinismo. Sus diálogos son buenísimos y creíbles. Una novela corta que se lee de una sentada, ideal para lectores que no deseen meterse en ningún tochazo y quieran leer algo bueno.

Andrea Camilleri sabe jugar con el lector, no os quepa duda, y va dejando pequeñas pistas aquí y allá moviendo a los personajes, confundiéndote con ello. Vais a ser parte de esta novela negra. Siempre estaréis pensando. Pero da igual, pues no hay manera de llegar a ninguna conclusión. Lo ata perfecto.

Comentaros que el libro se cierra con un añadido del autor titulado Defensa de un color. Se trata de una intervención que hizo en el congreso (escritores y críticos en debate). Donde se explica el motivo de que en Italia a la novela negra, de intriga y misterio se le llame «Giallo» (Amarillo). También sabremos de escritores italianos que movieron ese género después del final de la guerra.

En definitiva, os va a encantar. No tengo ninguna duda. Si no habéis leído nunca a este autor, tiene la habilidad de hacerte creer que estás viviendo dentro de su historia. Un pedazo de final sorprendente. Otro maestro que se nos marchó, aunque antes dejó esta maravillosa novela.

Reseña: Blade Runner 2019 – Los Ángeles, de Michael Green, Mike Johnson y Andres Guinaldo

Caminando en la estela de querer más de la bueno, uno se da cuenta que con paciencia, termina por encontrar más de lo que quiere. Añoranza, memoria y recuerdos. Esas virtudes que perdemos con el paso de los años, y es que no sé ustedes, pero en mi infancia viví muy intensamente todo lo que nos iba llegando. ¿Ejemplo? El film de Blade Runner. Lo tenía todo. Era un pasito más en el futuro (o dos, o tres) a la moda que prosperaba en las calles USA en esos momentos. Años posteriores a grandes films de CF como La Guerra de las Galaxias o la siempre maravillosa Alien; la CF estaba en lo más alto. Prosperaba hacia lo audiovisual. Las nuevas ideas eran muchas. Sorprender costaba poco. Y Blade Runner fue otra película que lo demostró. Nos trasladaba a una historia neo-noir de Ciencia Ficción (muy Cyberpunk si sois roleros), donde aparece una versión distópica de Los Ángeles. Futuro, bioingeniería, punkis, ropa aterciopelada, armas ocultas en el cuerpo… Y por supuesto, ese reflejo de nuestro Mal ansiado como es la creación de robots o androides. O Replicantes, como se llaman en esta obra. El lado oculto del espejo, o quizás otra idea más de ahondar en lo que supuso un desengaño que nadie esperó en la anterior película del mismo director. O tal vez mejor, una evolución muy bien hecha de Ridley Scott, de la premisa contada en la novela corta ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, del gran Philip K. Dick. Bien. El caso es que no conocí a nadie en mi entorno en aquellos años que no hubiera alucinado con Blade Runner. Lo tenía todo: contaba con el héroe del momento, un Harrison Ford protagonista al que todo el mundo caía bien, y un malo-malón en estado de gracia e indispensable en cualquier peli de género como fue Rutger Hauer, que nos dejó tristemente el año pasado.

Lo tenía todo. Como lo tenía todo para intentar gustarnos a los nostálgicos el film de 2017, Blade Runner 2049, dirigida por el tan de moda Denis Villeneuve, y que de algún modo es continuación de la anterior pese a estar ubicada treinta años después. Este film sí recibió aclamación de la crítica. Su dirección, fotografía, música, diseño de producción y efectos visuales obtuvieron notables elogios, siendo considerada por algunos como una de las mejores secuelas jamás hecha. Blade Runner 2049 recibió cinco nominaciones en los Óscars, ganando el premio a Mejores Efectos Visuales y Mejor Fotografía. Y a mí me gustó. Aunque entiendo que llegó en un tiempo donde quizás el fan ya tiene demasiado donde elegir y está casi todo inventado.

Así que inevitablemente por ser fan de esta minisaga, uno se interesa por cositas como Blade Runner 2019 – Los Ángeles, un tomo que publica Norma Editorial y que recoge los cuatro primeros números de esta miniserie que recupera de todas-todas el clímax del mundo de Blade Runner. La primera serie en cómic de dicha franquicia, donde conoceremos a la detective Ash intentando descubrir lo que se oculta tras su misterioso cliente, su familia secuestrada y cierta conspiración de Replicantes que se esconden en la vieja ciudad. La misteriosa desaparición de Isobel y Cleo Selwyn, mujer e hija del magnate Alexander Selwyn, un amigo personal de Eldon Tyrell. Rememoro: Doctor Eldon Tyrell, fundador y jefe corporativo de Tyrell Corporation, y responsable del diseño, fabricación y venta de esclavos humanoides llamados Replicantes. Ahí lo llevas.

Una buena trama muy de novela negra con una curiosa investigación que nos llevará a los rincones más oscuros de una decadente ciudad, así como el sendero más desdeñable de un ser humano que intenta sobrevivir a la sombra de esos seres que empiezan a caminar independientemente y se prevee pasarán factura pronto a sus creadores.

Del guionista nominado al Óscar, Michael Green (Blade Runner 2049, Logan, American Gods, Supergirl), el co-guionista Mike Johnson (Batman/Superman, Star Trek) e ilustrado por Andres Guinaldo (Justice League Dark, Capitán América), repito, el primer cómic que cuenta historias originales canónicas ambientadas en el universo Blade Runner.

Todo bien, ¿no?

Reseña: La Disonancia de las Esferas, de Sergio Mars

Estamos ante una antología de relatos y novelas cortas algunos de ellos premiados en diferentes eventos y otros en el Premio Ignotus. Quieras que no, eso siempre impresiona a la hora de buscar lectura. Seis Ignotus no los gana cualquiera. Nos encontramos ante una calidad narrativa que no necesita ningún tipo de elogio, ya demostró su buen hacer. Por si fuera poco, La Disonancia de las Estrellas se acompaña de un Prólogo escrito ni más ni menos que por el gran Juan Miguel Aguilera.

En La Disonancia de las Estrellas, Sergio Mars analiza cómo evoluciona la sociedad bajo el estímulo del avance tecnológico y las tensiones que genera en las relaciones sociales. Por que él busca las conexiones entre el hombre y la tecnología. El autor juega con la doble naturaleza de la especie humana. Es conocedor de cada uno de nosotros. Escondemos tanta luz como oscuridad. La conexión de la tecnología mejora nuestras vidas, pero en un mundo en el que comunicamos nuestros pensamientos a todo el planeta en cuestión de segundos… Bien, explora con eso la posibilidad de que nuestros nuevos poderes también podrían ser nuestra ruina. Sé lo que estaréis pensando: ¿Hay mucha ciencia? ¿Entenderé lo que cuenta? Ciencia hay, si no la hubiera no estaríamos ante obras de autentica Ciencia Ficción premiadas. Pero tranquilos, se entiende. Mars usa la ciencia para darle credibilidad a la trama, y forma parte de la ambientación de sus relatos.

El primer relato es Horror Vacui. ¿Qué sentido tiene toda la lucha de la humanidad si acaba desapareciendo sin dejar rastro de su existencia? Parece una cuestión muy importante. Aunque para nuestros dos protagonistas hay un asunto más valioso que tratar. Seguiremos con Museion (Finalista del Premio L’Iber 2019). Entraremos en un museo de dioramas en el que su cuidador, debido al cansancio, tendrá un extraño sueño. Tercer relato La Bestia Humana de Birkenau (Premio Ignotus 2016). Nos vamos a la Segunda Guerra Mundial, en la cual los nazis desean hacer un horrible experimento entre seres humanos y animales.

Cuarto, 161,62 (Premio Pascual Enguídanos 2018). Fundamentada en la Teoría del Universo Holográfico, una historia de exploración estremecedora con un escenario extraño. Quinta. La Teoría de la Metaconspiración (Relato Inédito), donde Hellen Davenport una estudiante nos habla sobre una tesis cuya idea es valorar el impacto de las redes sociales de la divulgación de contenido científico. ¿ Cómo acabará esta aventura? Le seguirá Gancho en el Cielo (Novela Corta); ciencia y humor irán de la mano. Debo destacar los diálogos entre el científico y el religioso. Joder, lo que me reí.

Ahora, mi favorito. Mytolítico (Premio Ignotus 2012). Este relato es más de género fantástico, al menos la Fantasía inunda su historia. Sergio nos lleva bajo tierra a los túneles de un metro. El revisor es un minotauro y los pasajeros son enanos, dinosaurios… Ellos no saben que el conductor tiene un plan que les arrastrará hacia su peor pesadilla… Y el libro cierra con Ruedas Dentadas de un Reloj Imaginario (Premio Domingo Santos 2017), relato en el cual un astrólogo, indagando en la carta astral de una importante cliente, acabará descubriendo algo increíble; y con La Disonancia de las Esferas (Novela Corta Inédita), donde sabremos de una estación transmarciana donde llegará una extraña viajera pidiendo combustible.

Creo que no hace falta decir nada más. Me los leí de una sentada. Me maravillé y entendí que Juan Miguel Aguilera dijera una gran verdad sobre Sergio Mars: «Es uno de los mejores autores de CF que tenemos».

Reseña: La Doble Esposa, de Alafair Burke

Antes de nada, deciros, qué no os engañe la portada, ni el título, aquí hay una novela increíble. Angela y Jason Powell son un matrimonio que gracias al trabajo de él viven de forma acomodada. Hasta que un día una joven becaria lo denuncia por acoso y otra llamada Kerry Lynch aprovecha esa denuncia para poner otra de violación sobre su persona. La vida de ese matrimonio se tambalea cuando Kerry desaparece de forma sospechosa y Ángela debe testificar a favor de Janson, dándole una coartada. ¿Hasta dónde llega la lealtad de una mujer por salvar la reputación de su marido?

Alafair Burke se las arregla para armar un thriller legal junto a un drama doméstico. Al ser graduada en Derecho y Fiscal retirada conoce de sobra los entresijos judiciales y nos mueve dentro de esta historia con maestría. Nos adentra en un tema tan actual como es el acoso sexual en el trabajo, la intromisión de los medios de comunicación y el sistema judicial manejando la situación. Por que dentro de un enfoque de múltiples facetas, Burke nos muestra las sorprendentes verdades detrás de nuestras suposiciones, y hace que te cuestiones tus propios prejuicios.

La autora va creando una combinación de suspense con un poco de investigación policial. Tendremos a un hombre denunciado por acoso y violación y entonces, ¿cuánto vale la palabra de una mujer? Aquí lo podremos comprobar. Es ahora cuando os estaréis preguntando, ¿pero sólo de esto va la novela? Pues no, conté la sinopsis del libro, pero bajo ella se esconde una historia más intrincada, mucho más oscura. Con un comienzo un poco lento aunque de construcción inteligente usando una escritura sencilla pero poderosa, nos va metiendo en un viaje psicológico que nos cautiva seduciéndonos con un misterio y un juego que pondrá a prueba nuestra inteligencia. Y había tantos indicios apuntando a un mismo lugar que no vi el verdadero Terror. En realidad hay dos historias, ambas van juntas y a la vez separadas. No os toméis la molestia de buscar la verdad. La trama se encuentra en manos de su narradora. Pocas veces he visto un control tan absoluto de la propia obra…

Un thriller retorcido contado desde la perspectiva de Ángela que esconde demasiados secretos, dueña de la otra historia que no desea que veamos. También de la detective Corinne Duncan, que investigará el caso. Podría decir que es una novela feminista donde las mujeres llevan todo el peso. Esta es una gran historia que muestra lo poco que sabemos sobre nuestros cónyuges a la vez que un estudio fascinante sobre cómo funcionan la ley y el sistema legal. ¿Es en verdad su marido un violador?, ¿Hizo desaparecer a una de las mujeres que lo denunciaban?  ¿Quién es en realidad Ángela? Mejor todavía: ¿Está ayudando como parece a su marido? O acaso…

Qué manera de terminar una novela. Por favor, qué final. Sólo decir que debéis leerla sí o sí.

Reseña: Marsupilami, de André Franquin y Varios Autores

Nuevo Nueve Editores es una editorial de cómic a la que seguir desde ya. Vienen pisando fuerte. Consideran que han llegado para revolucionar el mundo editorial del cómic, la novela gráfica, la literatura infantil y juvenil y el libro ilustrado en nuestro país. Y los veo cumpliendo. Creo que mucha culpa de ello lo tiene el hecho que cuentan con gente con bastante experiencia en el sector, y por supuesto, que saben elegir títulos nacionales y de cómic europeo con calidad para aparece en librerías. Así que casi con cualquier titulo vais a ver las energías que desbordan y las buenísimas ediciones a precios muy interesantes que presentan. Ya en 2019 editaron cositas chulas y para este 2020 empiezan fuerte. Uno de los títulos que más he disfrutado de ellos es este rescate de las historias cortas de Marsupilami. Uno de los más chulos personajes creados por el maestro André Franquin (1924-1997), un autor belga de los más importantes de todos los tiempos, iniciador y miembro de la llamada Escuela de Marcinelle, pero conocido, sobre todo, por sus maravillosos Spirou y Fantasio.

Marsupilami fue un animal creado en 1952 para las páginas de Spirou y Fantasio, con tan buena acogida que sus aventuras se convirtieron más tarde en series de dibujos animados e incluso en un videojuego para la extinta Sega Mega Drive. El nombre «marsupilami» proviene de la yuxtaposición de palabras marsupial y –ami (amigo en francés). Las aventuras de Marsupilami, originalmente en francés, han sido traducidas a varios idiomas, y gracias a Nuevo Nueve volvemos a tener entre nosotros un álbum de un personaje un tanto especial, un homenaje de dieciocho autores (Baba, Bertolucci, Bocquet, Brémaud, Camboni, Collin, Cossu, Filippi, Goulet, Hamon, Lapuss, Munuera, Pog, Priou, Ramon, Reynès, Sti y Tako); los cuales aportan su visión, a través de diez historias de estilos diferentes.

Un cómic que leerlo ha sido todo un placer. Diez tramas que rinden homenaje al legendario Marsupilami, guiones para redescubrir al personaje. Me gustan las colaboraciones de este tipo por que con ciertos títulos a uno siempre le queda la sensación de pensar en cómo serían manejados por otros creativos del sector. Y cuando nos llega la noticia del triste fallecimiento de un maestro sin igual, uno sólo le pide al mundo encontrar gente que sea capaz de acercarse mucho a las sensaciones que aportaba aquel dios del cómic que se fue. Y si no lo mismo, algo muy parecido. Entonces, ¿qué puede ser más mágico y divertido que leer unas cuantas historias del Marsu?

Operación M es una trama molona donde el Marsupilami es tratado como un alienígena y… Uy sí, no, bueno, no sé, por que tiene una sorpresita al final. ¿Los autores de este cuento querían irritan un poco a Franquin? Jajaj… Una Cacería Hinchada recupera ese humor juvenil con el que siempre contaba el originario personaje. Unos cazadores furtivos siendo castigados por la inteligencia de nuestro animal selvático favorito. Hará reír a los más pequeños. Fin de Semana en la Selva es una linda historia. Los peligros de la jungla bien mostrados, historia fiel al canon. Mi favorita del tomo. Turista me resultó un poco raruna. Aunque con una trama sencilla de ida y venida de turistas al hogar del Marsu.

Después del delirio alienígena del principio, en Orígenes pasamos a la Fantasía con un dibujazo de manga de calidad. Donde los autores establecen una pseudo-historia con el único propósito de que veamos como sería una batalla entre marsus y humanos. Mmmm…, no sé yo. En La Copa del Mundo de Cazadores Furtivos sí que volvemos a la diversión que uno siempre busca con el Marsupilami. Una mini historia bastante divertida pues, ¿un torneo de cazadores furtivos saldrá mal por culpa de quién? Las Hierbas Mágicas está bellamente ilustrada y es muy poética. Mis felicitaciones a los autores. El Ronquido del Marsupilami cuenta con unas viñetas tan hermosas, dignas de lienzo que.., bueno, la historia, no deja de ser una anécdota curiosa sobre lo que indica el título. Y por último, El Señuelo y Por sus Bonitos Ojos, son otros dos gags divertidos con la selva como fondo.

Realmente me ha gustado este álbum. Es agradable encontrar guiones diferentes y contiene ilustraciones que son una maravilla. La diversidad es esencial. Hoy en día los autores de la nueva generación hacen un homenaje al famoso marsupial en un díptico de historias cortas del que por el momento solo se puede degustar este primer volumen. ¿Queremos más? Sí, por favor, editores de Nuevo Nueve. Muchas ganas.

Reseña: Infinity 8. El Día del Apocalípsis, de Lewis Trondheim, Davy Mourier y Lorenzo De Felici

Si algo me quedaba por ver en la magnífica serie Infinity 8, era una ambientación a lo The Walking Dead dentro de esa inmensa nave cargada de tantas diferentes especies. De hecho, lo pensé cuando leí el primer o segundo álbum (En un lugar tan concurrido, una horda de zombies se pone hasta el culo…). Y así es. Un nuevo tomo de esta recomendable serie de la BD que está publicando Dibbuks en nuestro país, una obra que como amante del género zombie, he leído con entusiasmo particular. ¿Y la Ciencia Ficción? Ah…, cuantas aventuras espaciales nos hemos comido algunos ya. Y cuantas de ellas casi que vienen a ser lo mismo una y otra vez. Pero ah…, cómo nos entretienen a los que amamos un viaje por las estrellas. El hombre y el espacio. La mujer y las estrellas. Esa lejana frontera. El Más Allá. Cuantos deseos de estar ahí fuera. No me canso. ¿Tú te cansas? Por que yo no. Y cosas por las que brindo con el brazo muy alto es cuando dentro de la CF se toca el humor. Y si dentro de este mejunje se aliña con un poquito de Terror, pues no sé ya qué estamos hablando por que los ojos mis ojos empiezan a hacer chiribitas. My friends, todo esto vais a encontrar en el nuevo álbum de Infinity 8: El Día del Apocalípsis.

La atmósfera sangrienta y desenfadada de esta serie, me caló desde el principio. Aunque tengo que decir que la preciosa edición en tapa dura, brillante, con interiores súper chulos al más puro estilo radar-escáner de la nave; tiene mucha culpa. Te meten en vereda desde el principio. La edición es preciosa en mano y con un papel interior de gran calidad. Pero a lo que vamos. Para situarnos de nuevo, en las profundidades de una galaxia distante navega la nave de Clase A, Infinity-8. ¿Su destino? La galaxia de Andrómeda. ¿Su carga? No menos de 900.000 pasajeros de todas las razas conocidas hasta ahora, todas y cada una de ellos se divierten tomando el Sol con los pies en alto. ¿A bordo? De todo lo que puedas imaginar: políticos, sectas, terroristas, familias numerosas, viejales con muy mala leche… Todo controlado por una serie de oficiales de policía que llevan con orgullo la lycra como segunda piel y cuya misión es hacer que se cumpla el orden con puño de hierro. Suelen ser chicas, como habréis adivinado, y con cada una de ellas viviremos una aventura.

Por lo tanto, viva muy mucho la continuación de esta serie en nuestro país. Donde además vuelve el creador Lewis Trondheim al guión, y agrega los servicios de Davy Mourier mientras Lorenzo de Felici dibuja. Cambiamos, por supuesto, de heroína y es esta vez Ann Ninurta, madre soltera, quien luchará por mantener a su hija a la vez que los casos importantes surjan en su recorrido de la nave. Pues, ¿qué puede ser más duro que ser madre soltera y trabajar de oficial de seguridad? Un dilema al que enfrentarse cuando la situación se va al límite cuando llegan los zombies… Uff, un momento, la heroína se enfrenta a zombies pero esperad, esperad, es que aquí los zombies son alienígenas, son geniales, o mejor dicho, mucho más peligrosos. Y luego está Ann, que también es genial. Y no dice que no a un momento de coqueteo con un chico guapo, incluso si esos come-cerebros intergalácticos molestan un poco con su revoloteo. Aunque cierto es que el coqueteo con un chico guapo, rodeada de muertos vivientes, queda un poco extraño a la vez que sensual…

Un atmósfera ligera y tensa con cantidad de situaciones que te sacarán una sonrisa. Un excelente episodio de una serie que sigue un patrón, pero que protagonistas y argumentos son independientes dentro del mismo contexto. También está chulo ver que se hace referencia a ciertos personajes y hechos ocurridos en otros álbumes. Así que, humor negro por un tubo (como a mi me gusta), pero casi que cualquier tipo de humor viene perfectamente acorde con estas aventuras en el espacio. ¿Liberar tensiones? ¿Una vía de escape para que el lector no piense demasiado en los detalles?

Las cosas como son. A esta serie se le criticó bastante al principio un nivel de dibujo muy bajo para proceder de la siempre alabada BD. Una virtud ilustrada de la que suele ser ejemplo el conocido Cómic Europeo. Creo que por eso la serie ha ido cambiando de ilustrador casi con cada numero, quizás buscando una opinión mejor del lector, y bueno, yo ya dije que para mí, desde algunos números atrás, lo tenían más que conseguido. Entonces, ¿estamos ante la típica situación de dibujo poco atractivo pero argumento muy recomendable? Para mí, ya no. Estamos ante una serie de tomos súper recomendables que harán disfrutar al más pintado.

Reseña: El Último Verano de Silvia Blanch, de Lorena Franco

En una novela de ficción, Lorena Franco nos lleva a un lugar de misterio y engaño con El Último Verano de Silvia Blanch. En el bosque profundo encontramos una red de secretos y mentiras esperando atrapar no sólo a los personajes del libro, sino también al lector. Silvia desapareció un verano sin dejar rastro. Una vecina vio su coche cerca del pueblo. Tenía el motor apagado. Su novio se encontraba en ese momento jugando un partido de fútbol. A partir de ahí se le pierde la pista, nunca más regresaría a casa. Un año más tarde, por el aniversario de su desaparición, la periodista Alex viajará hasta el pueblo de Montseny, donde vivía la chica para entrevistarse con su familia y escribir un artículo. Su presencia en el pueblo no es bien recibida. En el hotel encuentra una nota que dice: «Todos Mienten». El lector pronto entenderá que saben más cosas de las que dicen pero nadie parece dispuesto a contar la verdad.

Una historia que por su ambiente de montañas, bosques y pueblo tranquilo me trajo a la mente a Laura Palmer, la eterna víctima de la famosa serie Twin Peaks. Me recordó que también en los sitios pequeños rodeados de belleza, la tragedia hace presencia. Un lugar en el que todos se conocen, donde es muy difícil guardar un secreto y una Silvia que la exponen como buena persona, siempre haciendo favores, con el mismo novio siempre desde su adolescencia. Pero, ¿era así en realidad? ¿Por qué motivo dejó de sonreír cuando cumplió diez años? Dentro de una escritura limpia, fresca, a veces, acompañada de descripciones que ayudan a sumergirte en el lugar donde nada es lo que parece; tendremos varios narradores. Eso va hacer que sigamos el misterio desde diferentes versiones. Una de ellas será la propia Silvia dejándonos sus últimos secretos y momentos antes de desvanecerse. Tenemos a la periodista, al novio de la joven y a algún familiar directo que desvela detalles. Pero lo más importante será Silvia. Por que leyéndola iremos nosotros por delante de la propia periodista, seremos los que más datos tendremos para saber la verdad.

Una desaparición que llenó momentos televisivos para acabar luego en el olvido. Una más de tantas. Sin violencia en su coche, ni pruebas, los voluntarios que se sumaron en su búsqueda no dieron con nada ni siquiera con su móvil. El hecho es, que solo una testigo dijo verla con un hombre dentro de un coche haría, por lo que se plantearon una fuga voluntaria. Pero, ¿fue eso lo que pasó? ¿Vamos a estar mirando cada detalle, cada palabra narrada, para que luego ella esté en un sitio tan feliz?

Me gustó, El Último Verano de Silvia Blanch engancha desde la primera página. La autora sabe distraer, sin que te des cuenta, te lleva hacia otro lugar esperando que mires ahí. Pero hay trozos que no les encontré mucho sentido o al menos quedaron poco trabajados para mí. Siendo una buena historia podría haber quedado perfecta. Salirse del escenario para regresar a él no quedó muy convincente. Hubiera sido mejor llegar al desenlace sin abandonar nunca el pueblo y.., bueno, puedo deciros que cuando terminé tuve la sensación de haber leído una trama misteriosa en la que buscar la verdad fue todo un reto. Ánimo a leerlo porque Lorena Franco supo dejarnos un tremendo drama familiar en un entorno en el que cualquiera puede ser aquel que buscamos. ¿Qué le pasó a Silvia Blanch? Un amor prohibido necesita muchas mentiras para seguir oculto. Y una desaparición siempre deja huellas a las que seguirles el rastro.