Reseña: Todo lo que NO Debí Hacer, de Víctor Sáenz Barrón

Ante todo, comentar que la historia está protagonizada por adolescentes y nuestra protagonista Julia cumplirá en la historia dieciocho años. Eso hará que nos encontremos con diálogos simples típicos de la juventud. Ediciones Dimensionales es una editorial que suele tocar temas extraños que se escapan a toda comprensión. Es complicado ponerse en la piel de nadie, dudo que alguno de nosotros tomará estas decisiones tan surrealistas. Drásticas. Aunque claro, luego ves un día las noticias y todo lo que nos parece imposible se hace realidad.

El autor nos lleva a una ciudad costera española de la cual no dice el nombre, pero se nota que la conoce porque mueve muy bien a sus personajes por diferentes calas y ambientes. Empieza de manera muy tranquila, una pandilla de jóvenes que año tras año veranean en el mismo sitio pasando el tiempo juntos. Sin embargo, a medida que la historia avanza, la tensión comienza a retorcerse sutilmente. Víctor Sáenz no buscará la oscuridad de la noche, la sangre se verá con la luz del sol, tampoco usa lugares escondidos, el cuchillo toma vida en viviendas particulares. Será esa atmósfera lo que dará más realidad a esos escalofriantes momentos. Por que el terror no cumple reglas. No sabemos dónde esperarlo. Traiciones, engaños, infidelidad, la armonía que existía irá eclipsándose… La sospechosa desaparición de uno de ellos será el detonante de que Julia nos esté contando lo que ocurrió aquel verano en primera persona. Pasaremos de leer a personalidades sanas, a otras con celos y envidias y pensamientos mucho más oscuros.

Escenarios macabros y sangrientos, en los que cualquiera perdería la cordura. Me asombró el comportamiento de la protagonista. Me tenía preocupada: matanzas salvajes, cuchillos, destripamientos, torturas, fuego, quemaduras con soplete…, no me encajaba su manera de asimilarlo, sentí que le faltaba más sufrimiento, más odio. Estaba convencida que el autor debía tener alguna pieza que uniera todo este rompecabezas que no terminaba yo de darle forma. Hasta que aparecieron los niños.

Terror, matanzas, cuerpos destrozados, pero le faltó un punto de realismo. Ese que te deja clavado en el sillón de lectura. Aun así, cumple con la función de entretener. Un libro extraño que parece una cosa, pero poco a poco, sin darte cuenta, te va sacando del ambiente veraniego para meterte en un mundo de psicópatas. Una ficción moderna que comienza en un buen suspense para luego ir creciendo hasta un horror inconcebible. Eso sí, libro que se lee de una sentada, engancha por lo raro y los cambios bruscos junto a un final que nada tiene que ver con un verano, unos amigos y pasarlo bien.

Reseña: Los Muertos la Tumba Dejan, de Armando Boix y VVAA

Entre enero de 1835 y abril de 1836 aparece en Madrid la revista El Artista. Allí se publicaban cuentos trágicos ambientados en atmósferas sombrías. Algunos de ellos toman vida en lugares comunes donde la noche, el viento, la niebla o los cementerios acompañan a los protagonistas. Una selección de esos relatos entonces publicados se encuentra ahora dentro de esta maravillosa antología. También hay de otros folletines como son el Semanario Pintoresco Español (1836-56), El Museo Universal (1857-67), y lo cierra otros cuentos románticos de revistas varias (1832-56). Qué deleite es volver a leer comienzos: Érase que se era…

Estamos ante una joya de antología de cuentos fantásticos y terroríficos españoles del siglo XIX. No son cuentos que den escalofríos o debamos mirar por encima del hombro. Por entonces, se escribía para entretener. Era una época en que la gente creía en las leyendas, el Diablo no sólo se usaba para las misas, pensaban que podían encontrárselo en cualquier lugar. Los autores utilizaban lo que entonces asustaba para que sus lectores temblasen tanto, que ni el fuego del hogar les devolvía el calor del cuerpo. Leyendas antiguas, relatos de viejas, venganzas, tesoros, maldiciones, brujas, todo tenía cabida dentro de ese género fantástico y gótico. Diecinueve historias, cada una de ellas catalogada en la revista en la que apareció.

Es difícil comentar los mejores. Todo el conjunto es un verdadero deleite. Pero os dejo un pequeño resumen para que entendáis la maravilla que vais a leer. La Pata de Palo, de José de Espronceda, más que un relato de miedo leeréis. Una fábula con su correspondiente enseñanza. Todo empezó en Londres con un rico comerciante que tras un accidente deben amputarle una pierna… La Mujer Negra, de José Zorrilla, es una novela corta gótica de género fantástico narrada en tercera persona. Trascurre en Torquemada, una leyenda donde un alma se vende al diablo. Un relato sobrenatural.

El Hidalgo de Arjonilla, de Pedro de Madrazo, transcurre en la noche de San Juan. Un hidalgo seductor de Arjonilla engaña a una joven prometiéndole que la hará su esposa. Cuando él no cumple su promesa la mujer lo denuncia ante la justicia. Pero sin testigos el Juez no lo declara culpable. Entonces ella implorará ante el mismísimo San Juan, palabras que no caerán ahora en vano… El Perro Negro, de Antonio de Trueba, es un relato con narrador omnisciente que nos advierte que estamos ante un hecho real que a él le contaron. Una cruz que recuerda el asesinato de una mujer que llevaba un perro negro. Las Aventuras de un Muerto, es un cuento fantástico cuyo protagonista es un poeta bohemio que dialoga en una taberna con el mismísimo Diablo.

Qué puedo deciros si podemos encontrar en Los Muertos la Tumba Dejan, los nombres de autores que han pasado al estatus de leyenda. Ahora podéis reuniros para escuchar historias en las que el Diablo, las leyendas o la venganza, cobran vida de nuevo. El genial autor Armando Boix se alía con la recomendable Editorial Isla de Nabumbu, para traernos de vuelta las creencias de la vieja escuela del miedo. Cuentos que se resisten a ser olvidados por el paso del tiempo.

Reseña: Vampirella. Volumen 3, de Pepe González

Llegó por fin la tercera y última entrega del famoso recopilatorio de las historias ideadas por el autor español Pepe González para la inmortal Vampirella. Una edición conmemorativa de los mejores números publicados del personaje, después de dos tomos indispensables para los amantes del verdadero cómic pulp. Un integral que contiene veintitrés números que resumen quince tramas y que vieron la luz en aquella oscuridad de los benditos años comiqueros habidos entre 1978 y 1983. Historias que hasta el momento eran casi imposibles de encontrar.

El calor, la sangre en ebullición y terror insondable. Hablamos de la joya de la corona de la Vampirella Magazine. Una obra, un personaje, que llevaba encerrada más de treinta y cinco años en una bóveda lúgubre y aromatizada, y que gracias a estos integrales de Planeta Cómic vuelve a estar disponibles en librerías. Una dulce y atractiva a los ojos morenaza llamada Vampirella que resurge de donde nunca debió irse. Publicadas y desenterradas al otro lado del charco por Dynamite Entertainment, ahora la tenemos aquí y se cierra así la recuperación de esta maravillosa trilogía de buen cómic de Terror.

En este nuevo tomo se recogen  historias escalofriantes de la femme fatale por excelencia del cómic de horror. Aderezada con dioses míticos, seres espectrales, pueblos abandonados, tierras baldías y demonios malévolos, donde Vampirella brilla a base de gracia y sensualidad. Por supuesto, gracias a los lápices de todo un grande con fue Pepe González. Un tomo que en su primer ejemplar y segundo se abría con una introducción magistral hacia el personaje de Antoni Guiral, explicando la de problemas que tuvo el personaje para salir adelante con Pepe González, ya que el tío era un fiestero de los buenos y no cumplía plazos de entrega. Un Pepe González, sin embargo, en todo su esplendor, considerado el dibujante que mejor ilustraba chicas de todo el mundo. Así de simple, así de fuerte. De hecho, se decía que todos los dibujantes de la editorial española Toutain y muchos de la Warren, literalmente copiaban los dibujos de este señor que se nos fue en 2009. Un maestro patrio que nunca debemos olvidar, que desarrolló junto a grandes guionistas a la mejor Vampirella de todos los tiempos.

Guiones recopilados en este tomo de cierre, una indispensable edición para el amante del mejor cómic de Terror, que cierra con historias tan inolvidables como La Babosa Bestia de la Balsa del Bellaco, Un Amor Bendecido por el Infierno, Ser una Esposa en la Muerte o Un Festín de Pavor. Entre otras muchas, por supuesto. Y una que no se me va de la cabeza como Los Horrores de Ciudad Amargura, donde el dibujo alcanza cotas insuperables. Grandes guiones ilustrados a cual más brillante en dibujo y trama, aunque siendo sinceros las que se centran en la trama de continuidad basados en la familia Pendragón nunca me molaron mucho. Soy más de ver a este pibón en aventuras independientes, en luchas contra monstruos aberrantes, pueblos perdidos surgidos del averno o en cavernas húmedas enfrentándose a sectas adoradoras de seres abominables que predican con sangre humana.

Pese a leer y amar relatos, libros y cómics de Terror desde que tengo uso de razón, Vampirella fue un reencuentro tardío para mí. Si contempláis de todas-todas la apariencia de la chica natal del planeta Drakulon y la imagináis en una revista en las manos de un niño…, bueno, supongo que entendéis a lo que me refiero. Tenía que luchar contra viento y marea para obtenerlos. Me podía la curiosidad siempre eterna por el mundo de los vampiros. Y más cuando me enteré que Vampirella tuvo su primera aparición en una de esas antologías del dios de las antologías fantásticas como fue Forrest J. Ackerman. Derechos que fueron comprados para los cómics y ahí es donde el personaje despuntó con notoriedad.  Los más grandes siempre quisieron dibujar a Vampirella.

Este tercer y último volumen incorpora además toda una selección de portadas que son lienzos en sí mismos, con los que poder decorar los mejores hogares que se precien. El tuyo, el mío, como dice la canción Si nos dejan… Para los que tenemos buen gusto.

Reseña: The October Faction, de Steve Niles y Damien Worm

Para aquellos que reivindicamos tanto a editoriales, más cómic de Terror, consuela ver que en Norma Editorial se van editando cositas interesantes. De Norma siempre haré mención a aquella genial serie llamada Rachel Rising, tres tomitos maravillosos, con una trama original y diferente del ya considerado maestro Terry Moore. Pero en definitiva es eso, que uno cada mes echa ojo a novedades y es en Norma Editorial donde encuentra mithril. Es obvio. Tan fácil como ir a lo seguro y publicar autores de renombre del mejor género de todos. También nuevas promesas. Pero sobre todo, consagrados, de los cuales muchos títulos aún no han llegado aquí.

En este caso, un autor de renombre como Steve Niles. Gran guionista -eterno por su maravillosa saga vampírica 30 Días de Noche-, uno de los maestros actuales del horror sobrenatural, como se alega en varios sitios. En The October Faction, una vez más, Niles y Damien Worm demuestran ser el equipo ideal para una historia tenebrosa donde casi cada página es puro arte gótico. Reliquias, marcos como imágenes perdidas en el tiempo, empapados en sangre, desgastados tapices y un clima agobiante son sus principales virtudes. Detalles tan monstruosos como la historia que se cuenta. Donde Niles va directo al grano con diálogos que se sienten cercanos y oportunos; para nada clichés. Horror del bueno. Pero, ¿qué cuenta The October Faction?

Frederick es el jefe de una familia de cazadores de monstruos. Hace mucho tiempo que se retiró y ahora enseña sobre esos terribles seres en la universidad. Un día es visitado por un ex-compañero, quien le dice que su esposa se reunió con un enemigo común y tuvo lugar el intercambio de una llave. Mientras tanto, los hijos de Frederick y Doloris están comenzando a desear que ese tan famoso “negocio familiar” resurja. Vivian acaba de terminar la escuela y se siente encantada al descubrir que su hermano Geoff (que ve personas muertas) ha descubierto una forma de capturar monstruos. ¿Quizás papá les permita unirse al negocio familiar ahora?

Pero hay más. Mucho más. Esto se cuenta tan sólo en el número #1 de este TPB que recién publica Norma Editorial y que recopila los seis primeros números de la serie. Unos cómics que veían la luz en USA allá por 2016 y que llegaron hasta el #17. Y que pese al tiempo, es de agradecer que sean recuperados para el mercado español. Números donde podremos descubrir un poco más sobre el por qué, Frederick Allan de Gristlewood, dejó la caza de monstruos después de aquel incidente en Harlow; por qué Frederick intenta prohibir a sus hijos que sigan sus pasos; por qué el pasado lo está alcanzando tan rápidamente; todo hasta que la pequeña Deloris es atacada dejando tras de sí una pista en forma de anillo de plata…

Steve Niles es para mí el mejor guionista de cómics de Terror actualmente. Con Damien Worm colaboró recientemente en la excelente Monster and Madman (que no me explico como aún no se ha publicado aquí) y de ahí surgió un buen matrimonio que elabora grandes sensaciones y atmósferas. Una unión de la que deseo ver más. Pero por el momento me contento con saber que Norma Editorial nos continuará esta genial serie con escenas salpicadas de sangre, donde la belleza reside en la trama y en lo gótico actual y que nos presenta una historia con diversos ramales donde se vuelve curioso el contraste o la contraposición de lo que quiero decir. Pero The October Faction brilla especialmente por eso. Me encanta.

Ah perdón, por supuesto, Netflix ya tiene los derechos para una serie. Faltaría más.

Reseña: Sucedió en España (Crónica Negra y Hechos Históricos en el Cine Español), de Luis Martínez Vallés

Nos encanta leer sobre asesinos en tierras lejanas y ficticias. Pero cuando ocurren en lugares con los que estamos familiarizados, todo se vuelve más aterrador. Se convierten en posibilidades cercanas, peligro para nosotros y aquellos que nos importan. Este autor indaga en atroces crímenes y violencia de España, retirando capas para exponer las verdades que ocultan. ¿Qué crea un asesino o delincuente? Luis Martínez Vallés explorará está pregunta desde todos los ángulos incluso buscando en la verdadera naturaleza de los protagonistas.

Comienza con una muy buena presentación escrita por Jesús Callejo, que nos trasladará a la primera década del siglo XX. Niños de familias pobres secuestrados para destriparlos y sacarles la sangre u órganos que según la ignorancia de muchos servían para curar enfermos de familias adineradas. A partir de ahí, comienza el espectáculo narrativo…, ya que no sé cómo catalogar el gran trabajo que nos dejó escrito Pero el título del libro ya nos advierte que vamos a leer. Crónica negra de España junto a hechos históricos que marcaron una época siendo llevados al cine. Dos ancianos maltratados, secuestrados en su propia casa por su nieta y el novio de ella. La tragedia de Federico García Lorca en Bodas de Sangre. Una granja donde decían “reeducar” a jóvenes de familias bien, que habían cometido excesos con alcohol y drogas. Corrupción, robos, personas que deberían testificar y misteriosamente van muriendo… Asalto al Banco Central, el caso Almería, el crimen de Cuenca, los suicidas de Terrassa, el Vaquilla, los últimos maquis urbanos, la tragedia del cámping de los Alfaques, el caso del aceite de colza, el lute, la matanza de Puerto Hurraco, Yoyes y más. Mucho más.

La estructura que usa es, un cartel de la película que abrirá cada capítulo. En A destacar de la película: se resaltan las nominaciones, los premios, los problemas a los que se enfrentaron algunas producciones, declaraciones de directores, productores, anécdotas. En Opinión sobre la película: el punto de vista del autor. Y en La historia real: nombres, fechas, titulares. Todo dentro de una presentación tan perfecta que da la sensación de que todo eso le pertenece. Lo sientes como si fuera la primera vez que supieras de esos hechos. Y los remata con imágenes de los auténticos protagonistas y titulares de prensa de entonces.

Creo que en ese momento, viendo esos rostros, es cuando comprendes de verdad lo narrado y no se te quita de encima un extraño frío que cala los huesos.

Un ensayo que nos trae de vuelta el cine basado en lo más oscuro de este país. Una España franquista o intentando adaptarse a una libertad demasiado tiempo deseada. Un trabajo digno de ser aplaudido, que muchos de ustedes debieran conocer, por que el mal nunca duerme y siempre es bueno conocer las marcas que dejan sus huellas.

Reseña: Dune. Edición Especial, de Frank Herbert

Raro es el lector que no sienta afinidad por siempre por Dune tras vivirla. Tras sentirla de verdad: introducirte en su mundo, dejarte llevar por su mitología, sus detalles, sus ideas… El Wow! brotará de tus labios en cuanto la devores. O quizás mienta. Quizás te surjan esas exclamaciones en el “durante”. ¿Por qué? Por que esta clásica novela puntera de Ciencia Ficción te lleva al futuro más lejano y para mal del demonio, te trae de vuelta a casa. Es una obra de arte. En mi caso, volver a ella tras los años, y en esta magnifica edición en tapa dura (de coleccionista, diría) que trae Nova CF, ha sido toda una experiencia. La considerada mayor epopeya del género de todos los tiempos (como dice la sinopsis editorial), con doce ilustraciones a color muy afines del artista Sam Weber para esta edición conmemorativa del cincuenta aniversario de Dune, de The Folio Society. En resumen, volver a sentir amor por la CF. Vista con ojos más adultos, me pareció tremendamente maravillosa y llena de cientos detalles. Por supuesto, devorada en cero como dos.

Dune mezcla aventura, misticismo y política. Nos lleva a un universo donde los planetas están controlados por Casas de familias nobles bajo el mandato imperial de un gobernante de una de las Casas. Cuenta principalmente la historia de Paul Atreides, hijo del duque Leto, heredero de la Casa Atreides. La madre de Paul es una especie de bruja con poderes únicos de persuasión que ha conseguido transmitir a Paul. La novela comienza con la familia Atreides preparándose para abandonar su amado planeta verde y tomar el control de otro; el llamado planeta Arrakis, que es básicamente un gran desierto. Pero también es el único lugar en la galaxia donde se extrae una valiosa sustancia llamada melange. Parece insignificante, pero este traslado real, desencadena una cadena de eventos que impulsarán a Paul a un mundo completamente nuevo de batallas por la famosa especia, monstruos de las arenas y como trasfondo los Fremen, raza de las arenas que vive entre las dunas. Todo esto más un joven Paul Atreides enfrentándose por un lado al emperador, y por otro, a sus antiguos enemigos de la Casa de los Harkonnen.

Dune es una obra épica la mires por donde la mires. Lo dicho, podría ser un resumen rápido, sin ir mucho al grano. Lo que podría comentar a un incauto amigo que no la haya leído aún mientras nos tomamos un té en un cafetería. Pero Dune abarca mucho más. De esos mundos que como consigas entrar (no cuesta mucho aún siendo un muggle total en CF), te cautivará. Repito: es mucho más. Dune establece un mundo intrincado y fascinante con la cantidad justa de tecnología. Me encantaron las descripciones de los «trajes de baño» que usan en el desierto para recuperar el agua del cuerpo (por lo que básicamente bebes tu propio sudor) y también las fábricas de cosecha (muy de insectos) para minería que vuelan dentro y fuera del desierto por los gigantescos “dispositivos alados» llamados carryalls, pilotados por una tripulación de mineros. Pero habla también de profecías y habilidades psíquicas (me encantó la madre de Paul, Jessica y sus misteriosos poderes), de disputas políticas (el personaje del barón Harkonnen es brillante, intrigante y despreciable), así como la acción, giros e intrigas que se van sucediendo. Disfruté y he vuelto a disfrutar especialmente de los pequeños extractos de la princesa Irulan al comienzo de cada capítulo, que por cierto, parecen no tener sentido la primera vez que los lees. Aunque a medida que avanza el libro, cobran lógica. Cuando finalmente “entiendes”, el disfrute alcanza cotas muy altas. Asientes y asientes. Y si lo tuyo es escribir, te maravillas y te mueres de envidia por que quieres escribir algún día algo así. Una novela inmortal.

Dune será siempre considerada el gran triunfo de la imaginación que convirtió a Frank Herbert en uno de los grandes visionarios de la literatura universal. Hoy este gran clásico vuelve a estar de actualidad por su aniversario y por que pronto inspirará película y serie de televisión dirigidas por Denis Villeneuve (guionista y director francés de moda en USA tras La Llegada y Blade Runner 2049). Una obra impertérrita, seductora, que ganó el primer Premio Nebula (1965), el Premio Hugo (1966) y cimentó una de las sagas más grandiosas de la Ciencia Ficción.

El no haberla leído aún, entre amantes de la literatura fantástica, es una verdadera blasfemia.

Reseña: Grandes Tesoros Marvel. Parábola, de Stan Lee y Moebius

No ocurre muy a menudo y menos hoy en día, pero en los años dorados, cuando dos titanes de cualquier medio artístico colaboraban en un proyecto, seguramente atraían la atención de multitud de seguidores. Una cómic, una novela gráfica producida por los ya ángeles del noveno arte Stan Lee y Jean Giraud (más conocido como Moebius); dos colosos frente a frente, un mano a mano entre cómic americano y la famosa “bande dessinée” (BD) de cómic europeo. Y ahora en un maravilloso y enmarcable tomo, Panini Cómics reedita este genial Parábola, un título que jamás debió dejar de estar disponible en librerías.

En este noviembre que se nos fue, hemos tenido el primer tomo de la nueva línea Grandes Tesoros Marvel que trae una recopilación del cómic Parábola editada a un tamaño gigantesco. Aquellos dos números que compusieron en su día una historia en el volumen 4 de la magnífica serie regular de Silver Surfer. Panini Cómic vuelve a reimprimirla después de los años. Dónde una estrella cae a la tierra, el pánico se apodera del planeta mientras la humanidad se prepara para su inevitable fin y resulta que la estrella es una nave y dentro vive un dios.

Todo lo que pide es adoración. Superado en todos sus intentos de salir ileso, el ser humano se apresura a obedecer. Solo hay una voz de disidencia que no será silenciada. Se llama Estela Plateada, que reconoce a ese dios como su antiguo maestro aunque se pregunta por qué Galactus alenta a la humanidad a vivir de acuerdo con su naturaleza más oscura… Para colmo, todos los superhéroes de la Tierra han caído ante el inesperado poder de Mrrungo-Mu, el líder alienígena de los esclavizadores. Todos, excepto Silver Surfer. Que se pregunta: ¿qué posibilidades tiene él contra tal poder?

La historia de Parábola es de esos grandes guiones que parecen relativamente simples (Galactus, un ser alienígena de poder insondable que se alimenta de planetas enteros, regresa a la Tierra habiendo hecho un juramento para no atacarlo y exige a la humanidad seguimiento); sin duda una idea que queda para siempre en el lector. Indispensable para amantes de Estela Plateada, por supuesto. Una trama fascinante sobre la locura y nobleza del hombre.

Originalmente publicado en 1988 llega en este 2019 que se nos va, una grandísima edición digna de coleccionismo. Con una genial introducción de Stan Lee se explica la idea y en un fascinante epílogo de Moebius se explica el proceso artístico tras la novela gráfica. El guión de Stan Lee se siente quizás demasiado elaborado (¿adulto?) para un cómic de la época. No obstante, las magníficas ilustraciones de Moebius liberan un poco y muestran la suficiente moderación para permitir que el arte hable por sí mismo. Ayudado de diálogos que son extrañamente apropiados para imágenes tan grandiosas. Muy conseguido el tono bíblico en esta/este Parábola.

Al igual que otras grandes historias del noveno arte como Watchmen, La Última Cacería de Kraven o El Regreso del Caballero Oscuro, Parábola es un indispensable de cualquier cómicteca que se precie. Dos estilos diferentes que se mezclan para crear una salsa diferente. Sabrosa. ¿Crees que llevar mucho tiempo agotado ayuda a valorarlo más? Pues sí. Pero que es una maravilla, eso no me lo quita nadie. La fusión de los estilos artísticos francés y estadounidense, deja de piedra.

Indispensable.

Reseña: Ocho Fantasmas Ingleses, de VVAA

No creo que exista en la tierra un lugar con más apariciones y lugares encantados que Inglaterra. Ocho novelistas británicos contemporáneos permanecieron dentro de lugares históricos conocidos por sus leyendas. La idea era sumergirse en el espíritu de estos tesoros nacionales y dejar que el pasado se filtrara en sus escritos. Pasar tiempo a solas en esas atmósferas oscuras les permitió canalizar estas apariencias en su trabajo.

Las historias son frescas e imaginativas, aunque las raíces están impregnadas de antigüedad. Historias de ahora, modernas, que en sí no llegan a causar pesadillas, pero llevan la esencia fantasmal en sus palabras. No vamos a leer nada que nos impacte, ni siquiera hay violencia, son relatos que evocan sentimientos, recuerdos o fe. Más que asustar a los protagonistas, desean comunicarse con ellos, castigarlos o incluso amarlos. Ocho relatos ubicados en la mansión jacobea de Audley, el fuerte romano de Housesteads, los castillos de Dover, Kenilworth, Pendennis y Carlisle, el palacio de Eltham y un búnker de la guerra fría situado en York.

Elizabeth era una de las contratadas para restaurar un tétrico retablo en la mansión jacobea. Decían que estaba maldito. El panel genera una extraña sensación siniestra que se irá apoderando de la protagonista. El segundo relato nos traslada al siglo XVIII, al castillo de Carlisle. Lanyard es un fiscal al que todos temen y éste debe ajusticiar a unos prisioneros por rebelión. Una historia espeluznante con un mono que le da un toque macabro. Por otro lado, una mujer viajando a una realidad alternativa dentro de un búnker, un vigilante de seguridad que trabaja de noche en un castillo empieza a sentir una extraña presencia, una actriz de teatro norteamericana viajará hasta el castillo de Dover para meterse en el papel de Ofelia en la obra de Hamlet que interpretará. No fue una buena idea… El fuerte romano de Housesteads y su legendario muro será lo que visitará una familia esperando que la fuerza mística que impregna ese sitio les ayude en sus problemas. Y más. Dos mujeres han elegido el castillo de Pendennis para casarse. No saben que en dicho lugar habitan unos fantasmas a los que les une el amor y la tragedia. Y el último, La señora Charbury en Eltham, mi favorito. La Sra. Charbury regresa al palacio de Eltham para revivir la noche en que desapareció su hermana pequeña. La niña contaba que veía un hombre con una capa marrón a los pies de su cama.

Historias de aparecidos que se han adaptado al paso del tiempo y continúan tocando nuestras vidas. Sutiles fantasmas que se alojan en nuestra imaginación y echan raíces. Se aferran tenazmente, como un árbol al borde del acantilado. Se niegan a caerse. Permanecen, encaramados susurrando al viento. Porque saben que nunca dejaremos de buscarlos en los relatos. El libro cierra con un magnifico ensayo de los lugares encantados que han dado vida a estas historias.

Me ha encantado, lo recomiendo mucho.

Reseña: Las Sombras de Constantinopla, de Jean-Pierre Pécau, Fred Duval, Yana e Igor Kordey

Uno más de este serial indispensable de cómic europeo para todo amante del género histórico. Jour-J (Día D) son una serie de álbumes de la BD donde cada titulo es una ucronía. Tratan un tema, argumento o hecho histórico, enfocado desde el punto de vista de otra alternativa a lo que realmente ocurrió. La ucronía especula sobre realidades alternativas ficticias en las cuales los hechos se han desarrollado de diferente forma de cómo los conocemos. Esa línea histórica se desarrolla a partir de un evento histórico extensamente conocido, significativo o relevante, en el ámbito universal o regional. Para que nos entendamos, ¿sabéis de esos famosos What If… de cómic americano? Pues con temas históricos reales.

De treinta y nueve álbumes cuenta esta colección, más algunos integrales que unen títulos. Un serie que emprendió tan atractivas ideas allá por el 2010 y que llega casi a nuestros días. Como siempre, ando recomendando una indispensable editorial de cómic europeo como es Ponent Mon. Simplemente, por que tiene el detalle de traernos del otro lado de los Pirineos, obras muy guapas y traducirlas al idioma de Cervantes, el tuyo, el mío… Títulos que de otra forma difícilmente leeríamos. En especial, la serie Jour-J, cómics que se pueden leer de forma independiente pese a estar enmarcados en su país de origen dentro de una colección. Y que Ponent Mon tiene el detalle de juntar aquí en un mismo volumen, componiendo tramas por temática, por así decirlo.

La Sombras de Constantinopla viene así en formato díptico. Dos cómics que Jour-J fueron editadas en los álbumes #27 y #36. Donde nos trasladamos a 1453, a esos últimos momentos del Imperio Bizantino, en el que los turcos asedian Constantinopla, la ciudad nunca conquistada. Una batalla final que esta vez quizás solo se salve con la intervención de los ejércitos cristianos de la Vieja Europa. Una lectura que se disfruta bastante al encontrar al personaje histórico, loco y terriblemente inteligente como fue Vlad The Dracul III (inspiración de Drácula). Una trama tan beligerante como absorbente donde descubrir la maldad humana en sus más altas cotas con Bizancio y los ejércitos otomanos como protagonistas. Así como la rivalidad fratricida entre la religión ortodoxa querida por Basileo y el catolicismo de las comunas italianas subordinadas al Papa de Roma. Una batalla despiadada por defender una ciudad. Un inmenso bastión. Con una terrible máxima en el aire como bien cuenta la sinopsis editorial: «A fuerza de luchar contra el tigre, ¿no se convierte uno en tigre?».

Todo el Oro de Constantinopla es el segundo titulo incluido. Se continúa de algún modo la trama sobre las ruinas del campamento turco devastado (friends, lo siento, el tema histórico es cultura, nunca spoiler), con Iskander y Vlad Tepes avanzando a pie entre ruinas y cadáveres destrozados para el deleite de aves carroñeras. De pronto, se topan con una terrible situación, en unas tiendas turcas, tres soldados mantienen a una niña en vilo para proteger sus miserables vidas y salvar su gracia. Pero Vlad Drakul no es muy dado a otorgar gracia a nadie…

En la ucronía propuesta por Jean-Pierre Pécau y Fred Duval, una vez más se mantiene un ritmo trepidante. Aunque en esta ocasión los cambios en el marco temporal son mínimos con un desarrollo espectacular. Ofreciéndonos una historia totalmente amoral, sangrienta y violenta como bien pudo ser realmente este periodo. La asistencia al dibujo de Yana, de Igor Kordey, no me pareció tan bueno como se preveía. Esperaba algo más impactante para un segundo álbum, después del listón tan alto de Las Sombras de Constantinopla. Pese a estos detalles, tenemos una buena variante del mito de Drácula, con un Vlad Tepes atractivo, fílmico e imponente, comandando sus tropas frente a una muchedumbre de anti-cristos para la fe católica.

Reseña: Corto Maltés. El Día de Tarowean, de Juan Díaz Canales y Rubén Pellejero

Dije en una ocasión que Hugo Pratt estaría bastante orgulloso de ver cómo le ha ido a su personaje icónico tras su muerte. Y no me arrepiento. Dignos sucesores han sido Juan Díaz Canales y Rubén Pellejero con un proyecto que algunos creíamos irrecuperable. Canales con sus magníficos trazos y Pellejero con un guión que absorbe, me volvieron a dejar estupefacto de lo bien que recrean, que te trasladan al mundo-época de Corto Maltés en esta novedad como es El Día de Tarowean.

Corto Maltés. Nadie ha negado nunca su importancia, nadie ha negado nunca su grandeza y, sin embargo, me parece maravilloso que una obra así aguante tan bien el paso del tiempo. Tanto que, yo que llegué no hace mucho a ella, disfruto con cada titulo como ese niño que abre un regalo por primera vez. Pero sé lo que me hago. No estoy leyendo todos los títulos de un tirón. Me deleito cada poco. Y como en el mundo del cómic (reediciones, novedades y demás) todo son buenas noticias últimamente, para colmo, Corto Maltés vuelve a la “vida moderna” de la mano de dos autores patrios con los que ya disfruté en su primer intento con el personaje como fue Bajo el Sol de Medianoche. Un álbum que ya tardáis en leer si no lo hicisteis.

Tal como se alega en la sinopsis editorial, Corto Maltés: El Día de Tarowean, es una precuela a una aventura ya vivida. A groso modo, nos desvela los acontecimientos que hicieron que Corto Maltés acabará amarrado a una balsa y abandonado a su suerte en pleno Océano Pacífico. Los autores Juan Díaz Canales y Rubén Pellejero nos proponen una aventura interesante, coherente y atractiva y quizás demasiado sometida a la leyenda del personaje. De acuerdo en todo. Pero he encontrado mucho más trasfondo en este álbum de apenas noventa páginas que en muchos otros. Con grandes momentos para los amantes del personaje, tenemos una historia amena que se vuelve intrigante a cada paso. Con cierto tono pasivo al principio, por que así lo pide la situación. Quizás algunos la tachen de historia comedida, pero en mi opinión, creo que aporta bastante ver a este personaje de leyenda en otro tipo de situaciones. Amigos críticos, no todos los títulos tenemos que compararlos con la obra cumbre La Balada del Mar Salado.

A lo nuestro: aquí nos encontramos a Corto deambulando sin rumbo, sin que sepamos a ciencia cierta que pretende y cuál es su plan de actuación. Poco se sabía sobre lo que le sucedió a Corto Maltés antes de La Balada… Teníamos algunas pistas, rumores, y aquí es donde vamos a empezar a atar cabos. Ciertos datos que nos contaron hablaban de su asociación con Rasputín, de un turbio asunto entre piratas y se decía que estos incautos estaban al servicio de un personaje misterioso llamado El Monje. Aquí viviremos esa historia…, de la que sabemos el resultado. Las cosas se torcieron y nuestro protagonista acabó náufrago y atado a unos troncos. Iremos atrás en el tiempo.

Un pasado de este icónico personaje que no sabíamos. La precuela a una historia que sedujo a miles de lectores en su día y aún hoy lo consigue. Un nuevo álbum con grandes momentos de puteo al señor Rasputín dignos de renombre. Grandes escenarios acreedores de este clásico como paseos al atardecer por hermosas playas, salidas nocturnas a siniestras cantinas o encuentros en lugares tétricos como camposantos aneblinados. Una trama, una aventura, una puntualización que llega unos años más tarde para explicar. Así como para completar la colección de un personaje al que uno siempre desea volver. La hermosa leyenda creada en 1967 por Hugo Pratt.