Reseña: El Oro del Tiempo, de Rodolphe y Oriol

Nos trasladamos a la mansión privada de Hugo Reuhman, reconocido historiador y egiptólogo. Durante esta velada que reúne a gente guapa, pija y bien acaudalada, su amigo Théo Lemoine presencia un robo en el que se roban copias de cartas de un tal Drovetti. El ex-soldado de los Bonaparte que se convirtió en embajador de Francia en El Cairo y que revendió parte de su colección (proveniente del saqueo) al Louvre en 1850. Sin embargo, según la lista de objetos, el sarcófago que contiene los restos del sumo sacerdote Moloch no aparecen, y tampoco su poseedor. Y se rumorea que quizás se descubrió por fin el secreto de la inmortalidad. Pero, ¿cuál es el vínculo entre estos dos casos?

El guionista Rodolphe junto a Oriol crean un relato magnífico que tiene de todo; persecuciones, misterios, pasadizos secretos, personajes fascinantes y criaturas fantásticas. El oro del tiempo puede ser ahora mismo una de las novedades de cómic europeo más satisfactorias que el fan puede adquirir. Menuda sorpresa. Un dúo de amigos que se embarcará en peligrosas investigaciones y rápidamente comprenderá que hay otras personas persiguiendo el tan famoso objeto (artefacto). Y donde Oriol regresa con un maravilloso folletín a modo de aventura pulpera ambientado en la París de la Belle Époque.

Rodolphe sitúa su nueva historia en la capital francesa porque corresponde, según él, a “la edad de oro del ocultismo y del esoterismo”. Es también un escenario propicio a “costumbres ancestrales, enigmas y seducciones” (en los campos de la moda, la arquitectura, la decoración, etc.). Enriquecida con toda una sección de literatura popular gracias a una multitud de referencias literarias y cinematográficas (Belphégor, Rouletabille, Tintin, Adèle Blanc Sec, etc.), la trama resulta rica, intrigante y realmente agradable de leer. Desde los barrios de Montmartre hasta el resplandeciente Moulin Rouge -sí, el famoso cabaret al que acudían los ricos para divertirse-, desde los círculos espiritistas de moda hasta las lúgubres galerías del museo por la noche, personajes históricos y de ficción se codean en este thriller que coquetea tanto con lo místico.

Oriol (La piel del oso, Naturalezas muertas) restaura notablemente el París de los locos años 20. Dibuja pocas líneas, apoyándose en gran medida en su color particular en tonos nítidos y poderosos para dar formas y contornos. El reconocimiento de los personajes resulta un poco confuso al principio, hay que admitirlo, porque las expresiones faciales a menudo carecen de rasgos, pero esta persecución parisina que el diseñador supo plasmar en imágenes y en atmósferas a la vez elegantes no carecen de un encanto innegable: la atmósfera está cargada de misterio.

Ante la deliciosa narración que propone El oro del tiempo, su ritmo vivo y los gráficos explosivos que ofrece, en este generoso volumen que recién publica Norma Editorial, el lector no puede más que impacientarse por leer página tras página. Por lo que sólo diré algo más. Terminan saliendo autómatas y sonámbulos…

Reseña: X de Espadas. Creación, de Hickman, Howard y VVAA

X de Espadas es uno de los más nuevos eventos Marvel que se pueden leer en nuestro país. De esos en los que Marvel puso tanta confianza que pensó/sabría que a poco que leyéramos el primer número querríamos leerlo todo-todito-todo de él. Y conmigo no se equivocó. Me enganchó de todas-todas a las pocas páginas. Y en Creación se deja bastante claro que a poco que os guste la Patrulla-X de toda la vida estamos ante un evento de lectura obligada. Ya el primer ejemplar de este TPB que publica Panini Cómics tiene varias tramas principales, tramas secundarias y sorpresas. Tengo muy claro que X of Swords es el regreso a lo bueno que muchos fans de Marvel estábamos esperando. Las semillas se plantan pronto. El cómic salta de una realidad a otra, y luego pasamos a personajes en una ubicación completamente diferente que se ocupan de otro aspecto de las amenazas en cuestión. Hay un acto de malabarismo en este guion que me sorprendió y que hace que sea emocionante ver lo que viene después, sabiendo muy bien que todo se unirá en algún momento. Los creadores dijeron en el X-Men Monday #75 que este era un buen punto de partida, y no estaban bromeando; hay flashbacks oportunos, resúmenes de personajes, ubicaciones clave y términos claros sobre quién es más importante para el evento en sí. Hay muchas sorpresas y preguntas por responder, pero además un buen nivel de comprensión para todo aquel que llegue de nuevas.

Y cuando acabes este primer volumen te darás cuenta de que todo lo que va a pasar en Krakoa es más importante de lo que parece. Algunos de tus personajes favoritos no podrán escapar del conflicto y tendrás suficiente información para comenzar a imaginar lo que sucederá a continuación. En pocas palabras, estamos ante uno de los mejores eventos Marvel que he leído en años. Porque Creación es el arranque del primer crossover de Amanecer de X, donde Jonathan Hickman y Tini Howard (Excalibur), en colaboración con toda la Oficina-X, han trazado la saga donde una torre, una misión, una llamada a las armas y un ser traslucido lo pondrán todo patas arriba. ¡Y con el regreso de Pepe Larraz a los mutantes!

El acercamiento y alejamiento de grandes batallas y ritmos de personajes en primer plano tiene un gran éxito gracias al artista Pepe Larraz. Su capacidad para captar el momento de un personaje es excepcional, lo que te hace sentir por un personaje que puede sentir dudas o miedo solo para alejarse con alegría para mostrar una pelea que tiene lugar entre muchos personajes. Las amplias alas de Arcángel y el ataque táctico de Cíclope lucen geniales e informan a los lectores que estamos tratando con algunos de los héroes más grandes de los cómics. Y si no lo habéis pillado aún esta gran trama gira en torno a Apocalipsis, y si lees o has leído el Excalibur #12 sabrás por qué. Aunque en el Preludio incluido también se cuenta muy bien. Su compleja historia de fondo lo convierte en un buen recipiente para construir la historia, sin mencionar su pasado como súper villano. Sus vínculos con el pasado conectan bien con la naturaleza moderna de Krakoa y al final, Tini Howard y Jonathan Hickman, establecen intereses que importan en múltiples niveles. La familia, la hermandad y los reyes en lugares altos que buscan aumentar su poder hacen que todo funcione MUY BIEN.

Visualmente impresionante y con mucha acción y épica. No se puede pedir más a un cómic de superhéroes.

 

Reseña: Wonder Woman. Tierra Muerta, de Warren Johnson y VVAA

Tierra Muerta es otro portentoso tomo en tapa dura de la tan destacada colección Ediciones Deluxe que ECC Ediciones está publicando en nuestro país. Portentoso no por tamaño, mas bien por lo de su maravilloso contenido donde el guionista e ilustrador Daniel Warren Johnson junto a Mike Spicer y Rus Wooton, hacen un cómic tan diferente como extraño. La premisa es sencilla: la princesa Diana de Themyscira se despierta en un páramo post-apocalíptico y tiene que descubrir el misterio de lo que salió mal e intentar proteger a los pocos humanos vivos que quedan. Así por encima, el gancho no es muy diferente a El Último Caballero de la Tierra, de Scott Snyder y Greg Capullo, que publicó ECC hace unos años, pero lo que realmente distingue de todo lo demás a Wonder Woman: Tierra Muerta es el trabajazo de Daniel Warren Johnson. Y empiezo por lo obvio.

Tierra Muerta es un cómic visualmente impresionante y encaja perfectamente con el don que tiene Johnson como artista. La historia y trama es algo más complicada de analizar. En esencia, es una historia en torno a la noción de segundas oportunidades contada de manera realmente efectiva. Pero sus problemas surgen cuando la historia se coloca dentro del contexto de la fascinación para siempre introducir otros elementos de DC Comics. No solo personajes que tienen que hacer su cameo sí o sí, como si eso estuviera en alguna cláusula de contrato, también por los escenarios demasiado sombríos y la mitología más amplia de Wonder Woman que siempre-siempre parece que se debe mencionar. La mujer, sus temas y el contexto sexual de la que es icono. Una cosa que, en mi opinión, ya cansa. Fuera de esto, insisto, el arte de este volumen es impresionante. Más de un crítico lo ha mencionado y es cierto: el manga japonés (Shonen) es una clara influencia para Daniel Warren Johnson y es increíblemente evidente esto en el modo en cómo aborda cualquier tipo de escena de acción. Hay una forma específica en la que transmite movimiento al difuminar el contorno de una parte del cuerpo de alguien en líneas de movimiento, lo que constantemente hace que todo lo que Johnson está dibujando sea un poco más genial de lo que ya era. Además, hace uso de proporciones sesgadas y perspectivas diferentes, para acentuar realmente una serie de acciones y hacerlas aún más dinámicas. Gran parte de la acción se siente como un solo fotograma. Muy anime de acción todo.

También hay mucha libertad en los diseños de página y el ritmo. Johnson dedica casi las cincuenta páginas de cada número a construir épicos momentos: Diana emergiendo de la cápsula, los Haedra atacando el asentamiento y, oh, hermosas splash-pages que nos meten en primera línea de batalla y el impacto de sus eventos. Cómics así, son una bendición para los ojos. Y también os digo que si elimináis todos los temas y el contexto y solo quieres leer a «una Wonder Woman apocalíptica luchando contra kaijus», este es tu cómic. Porque aunque mis palabras puedan dar a entender que no, también hay un poco de profundidad decente en la historia.

Dejadme deciros que en el guion hay algunos giros chulos. La premisa de que Diana se despierta en un mundo post-apocalíptico y trata de ayudar a la humanidad sobreviviente conlleva la mayor parte de los problemas, sí, pero todo se complica con la revelación al final del segundo número con esas criaturas mutadas que atacan humanos con la intención de comérselos. Pero aún más complicado se vuelve todo con la revelación del capítulo siguiente donde sucede el misterioso Gran Incendio…

El Universo DC está repleto de universos alternativos oscuros y arenosos (oh Dios, hay tantos) y, sin embargo, Wonder Woman: Tierra Muerta se siente diferente, se siente joyita. Johnson crea un cómic lleno de imágenes emocionantes y funciona completamente a ese nivel. Tras Murder Falcon y Extremity, este reputado creador lleva al personaje a una trama de Ciencia Ficción que no se parece en nada a lo que yo haya visto jamás con la Chica Maravilla como protagonista.

Reseña: El Misterio del Paso Diátlov, de Cédric Mayen y Jandro González

Tal como leí por ahí en su día El misterio del paso Diátlov es un «Expediente X» con nueve cadáveres perdidos para siempre en el corazón de los Urales. Aunque como todos, más misterioso cuanto más indagas. Además de una apasionante aventura y lectura si lo entiendes como tal. Hoy os traigo un cómic donde se reconstruye este suceso que aún a día de hoy da para debate, uno de lo fenómenos inexplicados más impactantes del pasado siglo XX. Pues la noche del 1 de febrero de 1959, los nueve miembros de una expedición de alpinismo desaparecieron en extrañas circunstancias en el paso Diátlov, en el corazón de los montes Urales. Los hallaron un mes después, todos muertos y en diversos estadios de descomposición. La investigación, seriamente obstaculizada por la KGB, jamás arrojó resultados concluyentes y el misterio aún continúa. Pero, ¿qué ocurrió aquella noche? Un álbum del que me preguntaba qué ángulo de enfoque iba a utilizar el guionista para evocar el que sigue siendo uno de los mayores enigmas actuales, sujeto a las hipótesis más diversas y curiosas).

Cédric Mayen optó por un enfoque realista. La historia se divide así en dos épocas con un incesante ida y vuelta de una a otra. El primer período evoca la propia expedición hasta el momento fatídico. El segundo período evoca la investigación realizada sobre el terreno por el fiscal a cargo del caso. La transcripción rigurosa es frustrante ya que no se pudo sacar ninguna conclusión indiscutible, como ocurrió en realidad para muchos investigadores que se pusieron con el caso de forma particular. No obstante, en el cómic está bien representado, las tensiones y dificultades que encontraron los montañeros, entendemos la dificultad del fiscal para encontrar lógica en las múltiples pistas recogidas…, y al final no sabemos nada más de lo que ya sabíamos (es decir, aproximadamente , que no podemos excluir ni una sola de las múltiples hipótesis que se han ido desarrollando a lo largo de los años, ni siquiera las más fantásticas: yetis con hambre, extraterrestres, portales temporales, etc.).

Esperaba más de esta lectura aunque el cómic es muy disfrutable. Este es un caso que investigué, estudié y para el que me documenté bastante en su día. Fue uno de los que más me atrajo en mi juventud y esperaba una teoría nueva aunque fuera una súper inventada de la muerte. Pero no. No hay más de lo que uno puede ver en un dossier de Iker Jiménez. Y no sé si eso es bueno o malo para el que quiere entretenerse “pensando”. Pero soy consciente de que se trata de un tema delicado en el que se puede caer rápidamente en el sensacionalismo (que aquí los autores evitan). Y en este caso parece que El misterio del paso Diátlov es más un álbum dedicado a contar ese suceso a alguien que no tenía ni idea de este acontecimiento, que otra cosa. Eso si, el dibujo de Jandro González (La vampira de Barcelona, La sombra roja) es agradable a primera vista y le va totalmente a cada una de las partes narradas.

Cédric Mayen y Jandro González reconstruyen los sucesos de este auténtico «Expediente X» soviético a partir de la instrucción que llevó a cabo el fiscal Lev Nikititch Ivanov. A poco que te interese el tema, este es tu cómic.

Reseña: Blackwater III. La Casa, de Michael McDowell

La casa corresponde a la tercera parte de la saga Blackwater, uno de las sagas literarias más intensas que se pueden leer ahora mismo como novedad en librerías. Y… ¡Nos adentramos cada vez más en la madriguera del conejo! Los hilos argumentales anteriores se están alineando, las tensiones nunca han sido tan altas y hay escalofríos y sucesos extraños en todas partes. La intrigante preparación de La riada (https://www.cronicasliterarias.es/?p=15734) y El dique (https://www.cronicasliterarias.es/?p=15776), los dos libros anteriores, demuestran que vale la pena seguir en este thriller el cual difícilmente podrás parar de leer una vez que empiezas. Pues llegas a La casa en un momento en el que McDowell aprovecha al máximo el enconado del drama familiar y el inquietante entorno para atraparte y situarte como un espectador más dentro de la trama.

Seguimos en el pueblo de Perdido, Alabama, corre el año 1928-1929 en plena depresión económica pero esto será algo secundario comparado con los hechos que se van a relatar, y es que los problemas familiares de los Caskey cobrarán más relevancia que la propia crisis monetaria. Las distintas familias crecen a la par que los resentimientos…

He sentido esta tercera entrega algo más oscura y turbia, donde sigue prevaleciendo ese horror gótico que rodea a la verdadera cuestión de los hechos. La intriga de quién es quién realmente y qué se proponen. Esa lucha de poder entre las mujeres de cada clan que a cada capítulo va ganando en intensidad, dejándote con la boca abierta con unos cuantos giros imprevistos y momentos de mucha acción. Aunque reconozco que me sigue desesperando que las escenas de terror sean tan escasas y que se deje lo mejor para el final, tampoco me extraña que McDowell lo ideara así porque hablamos de una serie narrada en nada más y nada menos que seis entregas. Y no pueden ser escenas terroríficas todas las escenas, una tras otra, o cansaría. Pero teniendo en cuenta que aún me/nos quedan tres entregas más…, esto es pura adicción, un no parar, hay que disfrutarlo a tope. McDowell supo darle el final perfecto a cada novela para que quisieras ir a por el siguiente.

Me parece una lectura perfecta para los que no tenemos mucho tiempo para dedicarle a esta gran pasión que nos une como es leer. Pero para la cual hay que buscar/encontrar momentos donde casi no los hay. Leer y escribir son una pasión conjunta que nunca dejaré hasta que me vaya para los pinos, como dicen por aquí. Porque disfrutar de obras como la saga Blackwater hace que ames esto aún más. Son historias fluidas, cargadas de secretos y dramas familiares junto con elementos sobrenaturales que McDowell supo dosificar a la perfección, pasando de relatar momentos cotidianos del lugar, llegando a describir escenas escabrosas que son capaces de hacerte estremecer y dejarte con una sensación de desasosiego e intranquilidad tremendas. Y saber cuando te dará la siguiente bofetada.

La categoricé en su día de folk-horror y algunos me dijeron que no era completamente eso. Ahora la voy a describir como novela costumbrista de terror, a ver qué me dice la people… jajaj A lo que vamos es que si quieres conocer a esta poderosa familia en una historia llena de secretos, manipulaciones, mentiras, venganzas y todas las incógnitas que rodean a Elinor, McDowell es tu escritor y Blackwater es seguramente una lectura que no olvidarás jamás. Blackwater es mucho más que un drama gótico sureño, tenemos todos los ingredientes de una buena novela de terror: asesinatos, desapariciones, un gran caserón de la época en el que extraños sucesos ocurren al caer la noche, y por supuesto el río Perdido, cuyos efluvios siguen enturbiando al pueblo y a nosotros mismos. Además, no conozco lector aún, que no haya caído rendido ante las bonitas ediciones que Blackie Books ha editado en nuestro país. En librerías, en tus manos, son una gozada; llevaderos, económicos, de lectura fácil y la historia es tremendamente buena. Creo que poco más se puede pedir a un libro.

Y una de las mejores ambientaciones que he visto en años.

Reseña: Superman. La Era Espacial, de Mark Russell y Mike y Laura Allred

Argumentos originales. Eso le hace falta al personaje de Superman para que la gente se enganche. En países como el nuestro claro porque en USA siempre tiene una buena cola de seguidores detrás, seguidores muy acérrimos, y yo, que ando entre dos mares, siempre le echo un ojo a lo que ECC Ediciones nos pueda traer. Sobre todo, lo nuevo, porque uno siempre está abierto a que le sorprendan. Y las sorpresas llegan. La Era Espacial, es el ejemplo, un cómic donde conocer a un Clark Kent, un joven reportero que acaba de enterarse de que el mundo pronto llegará a su fin y no hay nada que pueda hacer para salvarlo.

Aunque esta historia se presentó como una precuela de la clásica Crisis en Tierras Infinitas (que ECC publicó en una genial Edición Deluxe: https://eccediciones.com/comic/crisis-en-tierras-infinitas-deluxe), en realidad, es más que eso. Incluso más que otro origen de Superman de los muchos que hay por ahí. Pues mediante el uso de una línea de tiempo del mundo real y eventos, Russell y Allred logran brindarnos la historia de Superman más sólida que he leído en años; con las enseñanzas de Pa Kent y Jor-El vistas a lo largo de un primer número maravilloso (esta edición en formato Grandes Novelas Gráficas DC recopila los tres números que comprendieron la miniserie). Aquí se presenta muy bien la idea de como un joven de Kansas se convierte en un héroe que une dos mundos, pero también es una historia que crea una realidad alternativa a cualquier otra vista antes. Sirviendo como origen para una joven Liga de la Justicia, con la perfidia de Lex Luthor convirtiendo a Bruce Wayne en un héroe, convenciendo a las Amazonas de enviar a una elegida al Mundo del Hombre y poniendo a un joven piloto llamado Hal Jordan en un lugar para derribar a Clark Kent y eventualmente convertirse en un Green Lantern diferente, pero chulo. Un cómic donde Allred y Laura se combinan para crear un arte increíble y colores vívidos, ya sea en la Fortaleza futurista, la granja de la familia Kent o dentro de un búnker subterráneo. Perfectamente coloreado. El estilo de Mike Allred es sutilmente diferente aquí, a lo que se puede encontrar en otras obras. Alejándose de sus estilos homenajes a Kirby, donde parece que tira más a un estilo Gil Kane, tan apropiado para el Universo DC.

Nuestra historia comienza en 1985, cuando la Crisis de las Tierras Infinitas envuelve al planeta. Superman vuela a la Fortaleza de la Soledad para pasar sus últimos momentos con su esposa Lois y su hijo Jonathan. Veintiún años antes, el joven Clark Kent y su padre están trabajando en el campo, teniendo sus conversaciones habituales entre padre e hijo, mientras el aspirante a Superman se pregunta por qué no puede hacer todo el trabajo a gran velocidad. Jonathan Kent procede a contarle a su hijo sobre un incidente durante la Segunda Guerra Mundial, cuando el anciano Kent descubrió la diferencia entre hacer las cosas rápidamente y hacerlas bien. Es una historia inquietante, que se vuelve aún más inquietante por las noticias que se transmiten inmediatamente después: el presidente ha muerto en Dallas. Con el mundo al borde de la destrucción nuclear, Clark intenta entrar en acción por primera vez, solo para ser derribado por un piloto de la Fuerza Aérea antes de que pueda ingresar al espacio aéreo ruso. Al estrellarse contra el océano, encuentra un regalo dejado por su OTRO padre, Jor-El… Y pasan los meses y el joven Clark se muda a Metrópolis para convertirse en periodista, mientras que en Washington DC se licita un importante contrato con el gobierno, y la decisión final es elegir entre Bruce Wayne… y Lex Luthor.

Puro entretenimiento. Muy buen cómic de Superman.

Reseña: Saltonautas, de Hao Jingfang

Cuando llega a nuestro país la publicación de una historia original dentro de los tres grandes géneros…, ahí estoy yo. Me constaba que Saltonautas, de Hao Hinjfang, era eso y mucho más. Además de ser el nuevo libro de la autora ganadora del prestigioso Premio Hugo con su anterior novela Folding Beijing. Por lo que imagino que ya sabéis que NOVA es el sello editorial donde tenéis que poner el ojo mes a mes para comprobar que llegan obras curiosas y de calidad como la que os reseño hoy. Un apasionante thriller de ciencia ficción en el que tres improbables aliados intentan una misión desesperada de primer contacto con una misteriosa raza alienígena antes de que mentes más militaristas puedan tomar el asunto en sus propias manos.

La narrativa del primer contacto de Hao Jingfang está elaborada a partir de una combinación experta de ciencia, historia china, mitología y filosofía. En esencia, hay una exploración, una inventiva de cuestiones que han surgido a lo largo de sus escritos: desde la desigualdad social hasta la naturaleza misma y el propósito de la existencia humana. La ambiciosa historia de Jingfang se desarrolla en un futuro no muy lejano, en el que la Tierra está dominada por dos potencias, la Liga del Pacífico y la Alianza Atlántica. Los centros urbanos están supervisados por la IA, la tecnología accesible y cotidiana de los viajes espaciales ha avanzado a pasos agigantados, pero la pobreza abunda y las dos facciones controladoras han estado en un estado de guerra casi continua durante más de veinte años. Una sucesión de eventos aparentemente aleatorios, quizás predestinados, que termina por reunir a la arqueóloga Yun Fan, al astrónomo Jiang Liu y al investigador militar Qi Fei, quienes se unen para rastrear la fuente de señales que pueden indicar una nave extraterrestre cercana… Así que tras una serie de desventuras, el trío abandona su base en China y se aventura en el espacio junto con el relajado piloto convertido en jefe, Chiang Tian.

¿Qué ocurre? Pues que a pesar de la competencia inicial entre Jiang Liu y Qi Fei por la atención de Yun Fan, la autora no prepara realmente el escenario para el tema de los romances aquí. Está mucho más concentrada en las posibilidades de un encuentro de mentes entre personas cuyas creencias parecen totalmente incompatibles. Hao Jingfang explota hábilmente la rivalidad entre Qi Fei y Jiang Liu para abrir un diálogo con aspectos de la filosofía china a la vez que se mencionan escritores de CF. Y al igual que Yun Fan, Jiang Liu está intrigado por las oportunidades que podría brindarle un encuentro con una especie alienígena. Pero los sentimientos de Qi Fei hacen eco de la hipótesis del bosque oscuro del autor Cixin Liu en su serie de El problema de los tres cuerpos… Para Qi Fei, las formas de vida alienígenas son inevitablemente hostiles, enemigos que acechan en las sombras esperando para atacar. Para Qi Fei, el único alienígena bueno es el alienígena muerto, pensamiento que se guía en parte por su entrenamiento militar y en parte por su visión personal de los sistemas de creencias chinos, incluido el confucianismo. En muchos sentidos, Jiang Liu parece lo opuesto a Qi Fei: está fascinado por el mohismo, enseñanzas morales que enfatizan el altruismo y el respeto mutuo. Esto se conecta con una experiencia pasada traumática que Jiang Liu presenta a través del famoso libro Los que abandonan Omelas, de Ursula K. Le Guin.

Es difícil hablar mucho más de la historia de Hao Jingfang sin revelar demasiado. Me encantó la idea de Yun Fan de que los extraterrestres que vienen están conectados con el desarrollo de la civilización china y la forma en que se desarrolló a medida que se desarrolla la trama. Disfruté las referencias a la CF de Cixin Liu con un toque de la Solaris, de Stanislaw Lem. Saltonautas peca de un final un poco apresurado, o no sé si es que me lo estaba pasando muy bien mientras lo terminaba… Me gustó su optimismo general; en términos de ciencia ficción, tiene un espíritu más cercano al utopismo de las primeras historia de Star Trek que a otra cosa.

Creo que esto sigue.

Reseña: La Esperanza Pese a Todo. Tercera Parte, de Émile Bravo

Una buena serie de la BD que espero con ganas, que está compuesta de cuatro álbumes y acaba de salir el muy esperado tercer álbum es La esperanza pese a todo, de Émile Bravo. Desde 2020 no teníamos en nuestro país noticias de su continuación. ¡En 2020 se publicó la segunda parte! Cuidado. No es bueno jugar con el corazoncito de los lectores así. Pero bueno, lo que cuenta es que ha llegado y la intención de Dibbuks es volver a ponernos contentos porque (ya lo dije en su día) esta aventura de Spirou es más que indispensable.

Después de Diario de un ingenuo y la primera parte y segunda de La esperanza pese a todo, Dibbuks continúa trayéndonos esta genial recuperación de las tramas de Spirou. La variedad. La confianza de ceder un enorme y clásico personaje a nuevos autores para nuevas aventuras; ahí reside el éxito muchas veces. La colección Una Aventura de Spirou por… (Le Spirou de…) lanzada en 2006 al otro lado de los Pirineos por Ediciones Dupuis, que validó la opción de poder tener en nuestras manos, nuevas aventuras del botones más intrépido que el mundo del cómic ha conocido. Fue en 2008 cuando Émile Bravo presentó sus intenciones con el personaje en Diario de un ingenuo, un álbum muy reconocido entre lectores clásicos del personaje, que ganó además bastantes premios y eso provocó que de un one-shot, pasara a programarse una miniserie de cuatro álbumes como es la que os reseño hoy. La esperanza pese a todo trata una trama intrigante que engancha. Es un cómic, un formato, representante distinguido de la línea clara donde Émile Bravo domina perfectamente el arte propuesto anteriormente por Hergé con su Tintín, Tillieux con su Gil Jourdan o Edgard P. Jacobs en su Black & Mortimer.

La esperanza pese a todo nos lleva a la Bélgica de 1940, cuando este pequeño país está a punto de ser invadido por el ejército alemán y nuestro valiente Spirou actúa como botones en el Hotel Moustic, mientras Fantasio dedica cuerpo y alma al ejército belga… En el segundo volumen entrábamos de lleno en la guerra, en la privación, la humillación, donde a pesar de sus condiciones de héroes, Spirou y Fantasio no escapaban a las consecuencias de la ocupación alemana y desempleados, deben encontrar trabajo para no dar de bruces en la calle. Así que echándole imaginación, montan un pequeño espectáculo de marionetas para distraer a los niños. Y afortunadamente, un «patrón», les da la oportunidad de ofrecer sus servicios en las escuelas públicas de toda Bélgica. Salir de Bruselas, airearse, volver a contactar a amigos que durante algún tiempo se perdieron durante el Ocupamiento; son quizás virtudes de la vida que uno no recordaba. Y con ello, todo cambia. En esta tercera parte, mientras Fantasio hace todo lo posible por encontrarle sentido a su vida, a este destino aciago que en la vieja Europa se puede vivir (y conquistar a la mujer de su vida), Spirou intenta hacer lo correcto a riesgo de verse llevado a actos heroicos que le pueden llevar a una muerte directa.

Un tomo, un volumen, una serie que ningún amante del buen cómic europeo se debería perder. Donde Émile Bravo continúa su gran trabajo y consigue intrigarnos e interesarnos cada vez más con lo que está por venir. El cuarto álbum huele a final inolvidable. Y es que cuando alguien me pregunta, concretamente, de qué va esta serie, suelo contestar que es un magnífico cómic que cuenta la historia de la Segunda Guerra Mundial desde el punto de vista de un hombre o, más bien, de un niño con muchas miras. Donde Spirou se desespera por encontrar a Kassandra y donde el autor muestra muy bien la situación de los judíos, mientras que la represión nazi aumenta cada día. Destacando a su paso las ambigüedades del clero y presentándonos la supuesta Resistencia. Y cierto es que las aventuras que vamos leyendo no son tan impresionantes como de costumbre. Algunos pueden criticar la falta de cuerpo del legendario personaje y su compañero. Sin embargo, aquí todo adopta un tono más oscuro, necesario y se vuelve un cómic más serio, más adulto pero lleno de humanidad y realismo. Con una cuestión al final por parte del autor, que pone los pelos de punta:

¿Qué habríamos hecho nosotros en lugar de los protagonistas?

Reseña: Star Wars. Vector, de John Jackson Miller y VVAA

Uno que empieza a hypearse ya tras el teaser de El Acólito…, empieza a buscar nuevas aventuras de Star Wars en el Universo Expandido. Quitarse el mono. Y una buena idea ha sido ponerme con este volumen denominado Vector, recién publicado por Panini Cómics en nuestro país; volumen contenedor de casi trescientas páginas dentro de la saga Leyendas al que este que anda por aquí jamás ha defraudado. Los astros se habían alineado. Porque Star Wars: Vector fue una publicación de Dark Horse Comics que vio la luz en 2009 cuya intención era hacer lo que Marvel y DC estaban haciendo en ese momento con historias cruzadas en sus múltiples títulos. Básicamente fue un plan de marketing destinado a lograr que los compradores de cómics compraran más cómics. Pero por extraño que parezca con este tipo de historias forzadas, funciona. Vector puede ser una de las pocas pruebas donde lo que impulsa el consumismo termina por salir bien… para todo el mundo. Empresarios y lectores de cómics.

La historia comienza en la Era de la Antigua República, que es un período de aproximadamente 1.000 años antes de los acontecimientos de Una nueva esperanza. La Jedi Celeste Morne se encuentra en medio de una guerra en el planeta Taris, donde los mandalorianos luchan contra soldados republicanos. Para empeorar las cosas, ha estallado una plaga que convierte a los afectados en criaturas sin sentido y sedientas de sangre (¡¡Zombies en Star Wars!!). Pero de alguna manera, un padawan Jedi inepto llamado Zayne y su amigo, un ladrón llamado Gryph, son parte integral de lo que está sucediendo, y Celeste no sabe por qué. Todo el mundo busca un artefacto sith llamado Muur Talisman, que probablemente es la principal fuente culpable de la plaga. Y por un golpe de suerte, Celeste consigue encontrarlo.

Pero despierta miles de años después, en un ataúd, durante lo que se llama los “Tiempos Oscuros”. La despierta nada menos que el propio Darth Vader, que busca el legendario Muur Talisman y Celeste, por supuesto, no tiene idea de quién es este tío con voz de asmático. Pero como descubre que es un Lord Sith, se defiende. La historia de Celeste continúa en medio de la guerra de las Alianzas Rebeldes contra el Imperio y luego, cientos de años después, en los años de Star Wars: Legacy. Teniendo en cuenta el hecho de que habría que leer docenas de números de varios títulos de la línea Dark Horse Star Wars para comprender completamente el contexto, sin embargo, este volumen está configurado de tal manera que la historia o el arco se disfruta bastante bien. Es el verdadero mérito de la trama. Desde la antigua Era de los Caballeros de la Antigua República hasta el sombrío futuro de Legado, uno de los grandes eventos que se pueden disfrutar de una atacada.

En mi opinión, estamos ante una de esas historias donde el guion es brillante y los dibujos no tienen la suficiente calidad para el universo que representa. ¿¡Santo cielo, cómo alguien dio vio libre a estos trazos!? ¿Cómo se pasa del magnífico trabajo de Brian Ching o Dustin Weaver a algunos de los peores dibujos de Star Wars que he visto? Ni siquiera el trabajo de colorear de Michael Atiyeh pudo salvar las desastrosas imágenes que lanza Scott Hepburn. Lo siento. Y tengo mucha mano izquierada con estas cosa… Pero dios de mi vida. No obstante, la trama, el arco, la historia es bastante sólida. Comenzando con los personajes, donde la propia Celeste Morn es un personaje interesante, muy digna de dar el salto a la gran pantalla. Hay un equilibrio perfecto entre una historia completa y un arco de personajes hecho directamente para ella. Todo ello aquí.

Vector es un testimonio de la fuerza perdurable de la escritura de John Jackon Miller. Los personajes son tan buenos como siempre y la trama avanza con cada página de forma emocionante. Si no te importa mucho el dibujo, tienes que disfrutarla.

Reseña: La Imposible Patrulla-X. Ascensión y Caída del Imperio Shi´ar, de Ed Brubaker y VVAA

Como bien pudiera decir una sinopsis: ¡Aquí comienza una nueva era para La Imposible Patrulla-X! Y empieza con un potente arco de más de diez números con acción, temas controvertidos y una batalla final de las buenas, es decir, de las épicas, épicas en gordo, como dice mi hijo. Aquí, recién salido de X-Men: Deadly Genesis, Ed Brubaker toma el mando de los poderosos mutantes de Marvel y se junta con los dibujantes Billy Tan y Clayton Henry para una potente historia que no sólo afectará a la Tierra, sino que sacudirá los cimientos de toda la galaxia.

Vulcano buscando venganza, tiene puesta la vista en el famoso Imperio Shi’Ar, el mismo que tanto ama el profesor Charles Xavier. Y es que si pillas este volumen que Panini Cómics ha metido dentro de la genial colección Must-Have, prepárate para uno de los mejores viajes de tu vida. Ascensión y Caída del Imperio Shi´ar, comienza con una persecución. Polaris y Havok van tras Vulcano doquiera que se haya dirigido. El Profesor X, Rondador Nocturno, Rachel y otros se unen a ellos también en la lucha interestelar desde la nave pero cuando escapa, deciden dirigirse a diferentes planetas para ganar aliados. Aunque antes de eso está Korvus (Espada del Fénix) con quien tienen que luchar, sobrevivir a los warskrulls y rescatar a un Profesor X cautivo porque parece que algo ha salido mal. Como os decía, Vulcano, el hermano renegado de Cíclope y Kaos, busca venganza, y ha fijado su mirada en el Imperio Shi’ar. Mientras tanto, el Profesor Xavier ha perdido sus poderes y ha sido repudiado por sus propios alumnos. Y ahora todos, están algo desprotegidos en la última frontera. Donde por otro lado vemos el camino que lleva Vulcano para su plan; su encuentro con Deathbird, su enamoramiento, el ascenso de D’ken e, ¿incluso Lilandra?

Un destino que cambiará la galaxia para siempre.

De esas batallas que hablan solo los supervivientes en recuerdos futuros.

Disculpad si he repetido en demasía la palabra «épica». Pero el contenido de Ascensión y Caída del Imperio Shi´ar, es la mejor definición de este término, que he encontrado en mucho tiempo en un cómic de Marvel. Toma todas las grandes historias y las combina en una saga épica al final y les da un momento para el recuerdo a todos los protagonistas y agrega muchos mitos y expande la idea que teníamos de Vulcano. Además de mostrarlo como la verdadera amenaza que es. Pero además de además, creo que es una trama donde vais a terminar amando a Havok y Polaris viéndolos juntos. Y el final es simplemente… Wow! Una historia que debes leer sin duda. Como siempre, otro Must-Have bueno, bonito y muy barato para lo que su contenido aporta.

Contiene todos los Uncanny X-Men desde el #475 hasta el #486.