Reseña: Batman. Los Reyes del Miedo, de Scott Peterson y Kelley Jones

En Los Reyes del Miedo, Scott Peterson y Kelley Jones, quisieron profundizar en la más profunda psique del Caballero Oscuro. Permítanme hacerles saber que como fan de las historias introspectivas y psicodélicas en base a lo que uno estudió, y dado que esta miniserie de seis números no está ligada a la continuidad, tenía muchísima curiosidad por leer esta miniserie que ECC Ediciones saca al mercado en un buen tomito (como siempre) de esos ligeros para devorar en cualquier parte. Además, os confieso que hacía tiempo que no me ocurría: tras acabarlo, no busqué nada más. Me dispuse a leerlo de nuevo pues esta trama tiene mucho destilado y en diferentes capas. Tenía mis expectativas, la sensación de a dónde podría estar yendo el equipo creativo cuando empecé a leer la trama, en qué lugar siniestro de la mente de Bruce Wayne querían soltarme, pero me equivoqué. Y equivocarse en las suposiciones de una historia, mola.

Una serie que el tiempo (y vosotros) diréis si en su conjunto se convierte en un clásico.

Para empezar, en Los Reyes del Miedo, estamos ante una historia donde El Espantapájaros se convierte en personaje principal. Vuelve a andar suelto y lo peor es, que tiene un rehén y lo ha rociado con una temible toxina. Un villano que en realidad no recibe mucho protagonismo en el tema que se propone al principio, pero que parece estar tras cada jugada, y eso, nuevamente, mola. No sólo permite al equipo creativo poder preparar una buena entrada para El Espantapájaros, sino que también se tiene tiempo para establecer un guión base y aportar contexto e introducir los principales problemas con los que se va a encontrar el orejas picudas.

Que se pueden resumir básicamente a: ¿Qué asusta realmente a Batman? Con una cuestión secundaria que el propio héroe dice: ¿En qué medida es responsable de las acciones de sus villanos? Estas son, por supuesto, preguntas ancestrales que han sido examinadas y respondidas por varios equipos creativos a lo largo de los años. Y aunque personalmente creo que sigue siendo un tema potencialmente interesante para explorar en un cómic de Batman, también creo que aquí se desarrolla de otro modo, con una buenísima teoría, que no desvelaré aquí. Pero os doy una pista: la encontraréis en una breve conversación que tienen Joker y Batman, donde usan metáforas sobre la mansión y la cueva del Caballero Oscuro para proponerlos como sus lugares «más oscuros»…

Sinceramente, soy incapaz de comparar Los Reyes del Miedo con otras obras de Batman. Insisto en que trata un tema que no es nuevo ni original, pero al leer la historia…, no sé, deja un buen sabor de boca. Aunque está claro que las alusiones al Arkham Asylum, de Grant Morrison y Dave McKean, son inevitables.

Batman: Los Reyes del Miedo comienza con Batman evitando que Joker mate a un inocente y diezmando absolutamente a sus matones en el proceso. Pura acción como gusta a muchos para enganchar, pero con la diferencia que Batman, en este cómic, tiene una mente táctica. Es capaz de evaluar situaciones, sabe cuándo saltar a la refriega para salvar una vida, o usa estrategias y artes marciales expertas para dominar a cualquier enemigo que se tercie en combate físico. Precisamente por esta precisión, esta delicadeza, y el suspense que mantiene el tema Espantapájaros, me gusta.

Todo esto sazonado con los dibujacos que es capaz de aportar Kelley Jones. En un tomo que se debate entre lápices y tintas, siniestramente oscuro, con una buena dosis de horror ilustrada. Por supuesto, también con sus -en ocasiones-, ciertas partes del cuerpo de algunos personajes extrañamente desproporcionadas.

Recomendado si gustas de la estética única de Kelley Jones, si te van las tramas con trasfondo y esencialmente filosóficas, y te encanta, sobre todo, las conclusiones moralmente satisfactorias.

Reseña: Las Crisálidas, de John Wyndham

Hay historias que te cambian la vida. Más o menos. Y es que a estas alturas uno se siente un poco extraño al sentarse a escribir una reseña de Las Crisálidas. Obra de un autor tan reconocido en la literatura fantástica, tan súper recomendado entre los que amamos los tres grandes géneros, como es John Wyndham. Un libro que leí por primera vez cuando tenía once o doce años y que tenía muchísimas ganas de retomar pues cuando uno anda escaso de ideas, las mejores fuentes son pura inspiración. Pero hasta no ponerme con esta genial edición que ahora recupera Alianza Editorial, no recordé que lo que disfruté mucho entonces era que el protagonista era un niño de misma edad. David Strorm me cayó bien desde el principio. Leer Las Crisálidas, es esa sensación de volver a pasar tiempo con un viejo amigo.

Las Crisálidas se desarrolla en algún momento en el futuro. Realmente no se sabe cuando, pero se puede asumir que han pasado al menos mil años desde hoy. La civilización cayó hace bastante y ahora solo quedan reductos que intentan salir adelante en una era agrícola en gran parte muy poco tecnológica. El no saber en esta novela te intriga, te atrapa de forma brillante, no se sabe con certeza qué fue de la humanidad, pero los indicios apuntan a que una guerra nuclear a gran escala, tuvo bastante culpa de la extinción de la prosperidad.

David vive con su familia en una granja en Waknuk, parte de lo que ahora conocemos como Labrador. La vida no es fácil allí. Se teme que las «desviaciones» (cultivos y animales mutados) sean obra del Diablo y deben protegerse, desarraigarse y destruirse para garantizar la pureza genética. Las «abominaciones» (personas mutadas) son esterilizadas y expulsadas a Las Franjas, una tierra donde la realidad es un tormento y la esperanza de vida es corta. Una frase muy optimista. Esas famosas desviaciones físicas son fáciles de detectar: un dedo extra, brazos largos, etc…Pero la desviación de David no se capta a simple vista. Su mutación le permite comunicarse mentalmente a largas distancias. ¿Y eso es una maldición o un don? A medida que crece, la situación se vuelve cada vez más difícil para el grupo social donde vive. Ocultar su desviación se vuelve un problema, y lo peor es que si le descubren, la cosa sólo pude terminar de una forma. Pues en una tierra impulsada por la religión (la Biblia es solo uno de los dos libros que sobrevivieron a la Tribulación, el fallecimiento de los ancianos), el propio padre de David es uno de los fanáticos más fervientes que no dudaría en entregar a uno de los suyos a las autoridades.

Cautivadora historia, fabulosa trama como solo Wyndham (uno de mis tres autores favoritos) sabía crear. Una obra que para el lector asiduo e incauto que aún no la haya leído, casi todo le parecerá un argumento bastante trillado. Pero recordad que estamos recurriendo a las fuentes. Las Crisálidas vio la luz, nada más y nada menos, que en 1955. Una de las primeras historias con tema apocalíptico que se pudieron leer en el pasado siglo XX. Aunque sí que se podría decir que es una escritura de su tiempo. Un poco formal para los ojos de hoy, cuando sólo se buscan lecturas mega-rápidas y sin apenas profundidad. «De su tiempo…», pero sólo a modo de estructura. Por que a nivel global, estamos hablando de una novelita de apenas doscientas páginas que un lector constante devorará en nada; pues absorbente, es quizás su mayor virtud. Con un gran discurso pronunciado como colofón final.

Mil gracias a Alianza Editorial por no olvidarnos, por seguir rescatando en su sello Runas estas joyitas que nunca deben faltar en cualquier biblioteca o librería que se precie. John Wyndham Parker Lucas Benyon Harris (1903-1969) fue un autor clásico británico de Ciencia Ficción que probó distintas profesiones como agricultor o marchante de arte antes de dedicarse a escribir relatos detectivescos y de CF. Maravillosas sus obras, El Día de los Trífidos, El Kraken Despierta (también en Runas) e indispensable, por supuesto, Las Crisálidas. Pero tiene más. ¡Así qué vamos a ello!

Reseña: Cuentos de un Pasado Lejano

Estamos ante una de las obras más valiosas de la literatura clásica japonesa publicada por primera vez en español. Konjaku Monogatarishū, traducido como Cuentos de un Pasado Lejano, es una colección japonesa de más de mil cuentos escritos hacia finales del Período Heian (794-1185). Satori Ediciones publicó esta selección de relatos traída de lo que fue originalmente una colección completa en treinta y un volúmenes. Aquí en este ejemplar maravilloso podemos leer setenta cuentos procedentes de dicha obra clásica. Contiene historias de India, China y Japón. Cada uno de ellos tienen el mismo principio: Hace ya mucho tiempo… (como nuestro Erase una vez…); nunca me cansaré de decirlo, estas palabras son y serán un pacto con el lector. Sólo podemos esperar algo maravilloso tras ese comienzo.

Todo lo humano se puede encontrar en estos cuentos, desde lo bello y noble hasta lo horrible y abyecto. Fue compilado en el Japón del siglo XII y es uno de los libros fundacionales de la literatura nipona donde aparecen las primeras obras de autores como Akutagawa y Tanizaki. No son obras atadas a un determinado momento de la historia sino atemporales porque son un cuadro de la naturaleza humana. Los relatos tratan temas japoneses desde las enseñanzas budistas a las oscuridades del alma. Entre los dos extremos toda una paleta de sentimientos sostenida por una magnífica prosa.

Este libro de fábulas japonesas describe encuentros entre humanos y hechos sobrenaturales. Los personajes representan monjes, campesinos, mercaderes, mendigos, guerreros, la nobleza… Las historias siguen un patrón satisfactorio, pero cada una tiene un sabor y un tono únicos. Algunas son advertencias severas contra las consecuencias de la crueldad. Los cuentos hacen buen uso de fantasía, magia y humor. A menudo, los animales y las personas son personajes intercambiables con el mensaje de que compartimos un destino con estas criaturas y, por lo tanto, debemos tratarlos con respeto y amor. El tesoro no es un atributo físico. Es una mentalidad. Un gran ejemplo son los cuentos de este libro cuya temática proviene del budismo y el folclore regional.

En las historias occidentales, una persona común se topa con la magia y termina al final con todos sus sueños hechos realidad. Por el contrario, el equivalente asiático de un cuento será una persona común en una situación normal cuando su vida es tocada por lo inusual. Este planteamiento de las cosas, atribuida al budismo, hace que todo para los sujetos de la acción cambie. Se vuelven más sabios, pacientes y amables. Muchos acaban entendiendo que los castillos colapsan, la riqueza se pierde o se roba y la ropa fina se desgasta. Lo que atesoramos interiormente es todo lo que realmente dura. El amor no se empaña. La amabilidad no se oxida. La sabiduría no puede ser robada, sólo compartida. La princesa pobre, La estatua de sándalo rojo, La hija del cazador, Un matrimonio de trece días, De monje a mendigo, El bonzo demoníaco del monte Kongo, Lo que ha de ser, será, La leyenda del mundo oculto tras una cascada en la provincia de Hida…

Dejad que estas historias iluminen vuestra vida. Porque no sólo os traerá luz a vosotros, sino que, como una vela, iluminará todo lo que lo rodea. Simplemente extraordinario.

Reseña: 100% Marvel HC. Veneno. Matanza Desencadenado/Redención, de Hama, Wildman y Luzniak

A la vez que el mundo de los cómics ha ayudado al cine a salir adelante por su falta de ideas, en modo recíproco, el cine ha dado un buen empujón económico también al noveno arte. A partir de un título, se han vuelto a reeditar obras que solo existían en el olvido, la nostalgia o esas enormemente valoradas bibliotecas de coleccionistas. Y lo curioso es que en ocasiones, un estreno en cine es sólo el principio. Pues si hay demanda o la editorial es generosa con el aficionado, no todo que da en uno, sino que siguen cayendo más historias de ese personaje. Lo que el verdadero friki disfruta y desea.

Lo mío con Veneno (Venom) es un interés tardío. Como todo villano de los duros, siempre me fueron atractivas las historias Marvel donde participaba, se le puede ver la maldad a leguas. Pero sin duda, mi débil excusa para continuar leyendo sus mejores historias, sus mejores arcos argumentales es que Panini Cómics sigue sacando lo mejor de lo mejor del personaje. Lo vuelve a poner en el candelero en unos geniales tomacos comprendedores de sus mejores arcos argumentales.

Veneno: Matanza Desencadenado/Redención es el 100% Marvel HC que os traigo hoy. Se inicia con Matanza Desencandenado (Carnage Unleashed), un título un poco engañoso, ya que no ves mucho de ESE OTRO monstruo psicopático, más allá de la miniserie de cuatro números que le da nombre al volumen. Sin embargo, es una buena opción, porque Matanza Desencandenado es simplemente la mejor historia, la que más he disfrutado en todo lo recuerdo de este ser abominable. Obviamente, un título homenaje a Maximum Carnage, pero no la historia, sino el videojuego. Larry Hama abre esta trama de cuatro números con Veneno arrasando en lo que podría ser uno de los mejores póster de engendros simbióticos que podrás ver nunca. Y es que cuando el videojuego Carnage Unleashed se convierte en éxito, esto le brinda al psicópata Cletus Kasady la oportunidad de obtener su libertad y renovar su sádico reino de terror en las calles. ¿La única forma de detener a este demoníaco ser? Otro simbionte que le supere en odio, dolor y arrebato. La sangre fluirá cuando Veneno y Matanza se encuentren. Por que además, la ex-esposa de Eddie Brock quedará atrapada en ese fuego cruzado. Y todo apunta a que para sobrevivir, deberá convertirse en esa maravillosa Veneno femenina. Con Spiderman al lado de Eddie cuando una invasión alienígena amenace con convertir la Tierra en un horripilante planeta de simbiontes.

Redención es lo que sigue a lo que propone Hama en Matanza Desencadenado. Con una atención al detalle impresionante, pues no cualquier guionista se documentaría tanto con todos esos versículos bíblicos que lanza por su boca el Comepecados. Un ser dispuesto a cambiar la vida de Eddie Brock, que asesina al CEO de una compañía de videojuegos y a su abogado. Y como os decía antes, Anne Weying (ex-mujer de Eddie Brock) como su próximo objetivo. Pero Eddie cree haber encontrado una cura milagrosa para salvarla de esa locura simbiótica. O quizás lo empeore.

La gran pieza final, el objetivo, el trasfondo que se acerca como un nuevo amanecer es el genial arco El Planeta de los Simbiontes. Una historia que se esperaba como una de las más grandes creadas para el personaje de Veneno, pero que por lo que oí tiene tantos fans como detractores. Como siempre digo: estamos en esta vida para probar cosas nuevas por nosotros mismos. Cuantas más mejor. Así que espero ese título como agua de mayo, de enero, febrero o lo que llegue antes. Que Panini lo traiga en una buena edición es lo que importa.

Tenemos en Veneno: Matanza Desencadenado/Redención una magnífica edición palomitera, entretenida a tope de power, diversión y acción a cascoporro. Con miniseries de las buenas recopiladas para llevar bajo el brazo. Un personaje con el que cada vez que me encuentro, siento que se le puede sacar un provecho enorme.

Nuevamente prendado y satisfecho con una lectura Marvel que no conocía. Ni que decir tiene que si has leído hasta aquí, estás calentando el sitio en pillarlo.

Reseña: Ciudad de Jade, de Fonda Lee

Ciudad de Jade es la primera entrega de la Saga de los Huesos Verdes. Ganó el Worl Fantasy Award a mejor novela en 2018 y fue finalista a los premios Nebula y Locus. Si debo ser sincera dudo que esta reseña sirva para comentar lo que he terminado de leer, pues no me extraña que haya llegado hasta el jurado de los premios importantes.

La historia es un auténtico drama donde se funde el mundo del Kung Fu con el de los gánsters. La isla de Kekon, después de haber sufrido una guerra contra un invasor, ha desarrollado su propia estructura económica en torno al jade que solo ellos poseen. Unos clanes gobiernan desde la sombra del propio estado de la isla de Kekon. Desde hace siglos los kekoneses han extraído esa piedra preciosa de sus minas. Tenemos así una sociedad donde el jade mágico concede habilidades especiales a los honorables guerreros verdes. Todo parece tranquilo, la familia Kaul controla la producción de tan ansiado producto, la nueva paz terminara pronto; pero en las calles aparece una poderosa droga que quien la toma es capaz de portar el jade. Dos familias se enfrentarán entonces. El clan ganador será quien decidirá el destino de los hombres verdes y de la propia isla.

Mafia moderna, brillantemente construida con guerreros de gran fuerza y poderes. Lo primero de que debo comentaros es que tengáis un poco de paciencia al principio. Estamos en un lugar especial y la autora se toma su tiempo para que nosotros entremos en él. Para luego disfrutar. El enfrentamiento épico entre los clanes es para quitarse el sombrero, casi seiscientas páginas, pero la autora no se anda con tonterías y va directa a: acción mágica, corrupción, traiciones, venganzas, honor, valor, drogas, escenas sexuales muy explicitas, agresiones, suicidios, autolesiones, coches veloces, peleas de Kung Fu. Aun así quedan latidos para la esperanza y el amor.

Puedo deciros que Ciudad de Jade contiene más vida dentro que muchas sagas completas ya editadas. Un libro brutal que te tiene el corazón en un puño, repleto de giros inesperados, moviendo a una familia criminal cargada de tragedia que ahora debe tomar decisiones muy duras en una ciudad que ya no controlan. Con ambientación cuidada hasta el mínimo detalle, espectaculares escenas de acción, pero sobre todo, grandes personajes. Sus caracterizaciones fueron soberbias, el nivel de conexión es tremendo, se hace difícil creer que sean personajes imaginarios. Los cuatro personajes son: Lan, Hilo, Shae y Anden, que han brillado más que el propio jade. A través de ellos sabremos de su hermandad y la fidelidad a su clan entendiendo el concepto de familia. Es verdad que hay momentos en que se vuelve la trama algo compleja, pero debemos comprender que estamos en un mundo fusionado entre la realidad que conocemos y la magia ancestral, debiendo ser nosotros los que nos adaptemos a la maravilla creada por Fonda Lee.

¿Le faltó algo? Sí, más violencia. Para ser familias criminales le faltó algo más de dura violencia. Fantasía urbana de inspiración asiática y lo mejor de todo es que continúa.

Reseña: Wonder Woman. Las Mentiras, de Greg Rucka y Liam Sharp

Siguiendo con lo épico, uno va leyendo por temporadas lo que el cuerpo le pide. Puedo saltar (sin saltar en realidad) de una novela pulp a cómics de Conan, de un clásico superheróico a una biografía histórica, o de una historia de Terror a relatos costumbristas de Virginia Woolf. Topándome entre tantas letras y viñetas con algunas historias similares aunque cada una en su ramal. Y ahora vuelvo a la Wonder Woman de mis amores para poder leer una nueva aventura aprovechando que ECC Ediciones recopila ahora en tomitos sus mejores arcos argumentales. En especial, este Wonder Woman: Las Mentiras sacado del evento DC Renacimiento. Y es que he disfrutado mucho pues todo empezaba bien. En uno de los muchos viajes en metro que hago, me topé una tarde con un chico que leía y disfrutaba de la lectura. Le pregunté si tan buena era la historia y me dijo algo que me alucinó: «Este tomo tiene dos cosas nuevas para mí: es mi primera lectura de Wonder Woman y el primer cómic donde veo una mujer como la protagonista». Aluciné. Como si de un hecho sucedido en los años 50 del pasado siglo se tratara, pensé: ¿A estas alturas? Por todos los dioses, me valía que el joven nunca hubiera leido nunca un cómic de WW pero, ¿el primero dónde una mujer era protagonista? Soy consciente que para cierta gente desconocedora del personaje podrá pensar que las historias de la Chica Maravilla son siempre del mismo tipo: aburridas por exageradas, feministas, con un personaje escrito específicamente para que DC pueda mostrar al mundo que los géneros de sus personajes están equilibrados. Pero los insensatos se equivocan. Wonder Woman: Las Mentiras es un tomo ideal para demostrarlo. 

Diana es un personaje fantástico, interesante, imperfecto e intrigante. La historia comienza con la prota pateando traseros antes de irse a casa. Pero Diana anda confundida y comienza a cuestionarse la verdad de todo. Y no está segura de por qué tanta confusión. Pero sucede. Y está claro que ella no es… Así comienza un guión de Greg Rucka que demuestra una vez más, que es uno de los grandes maestros guionistas del noveno arte, vivo. Un personaje icónico expuesto a una perspectiva diferente. Y como fondo un paisaje inusual, la selva tropical de Banakane, muy lejos de lo urbano, de la siempre oscura Gotham City. La Chica Maravilla en un mar de ricas imágenes de bosque verde, entre tonos rojos y marrones, con unos personajes que tienen un pasado claramente ligado a Wonder Woman como son Steve y su equipo o Barbara Ann como Cheetah, uno de los principales adversarios de la superheroína. La conocida como chica-guepardo. Es entonces que a mitad de camino, quizás uno se pueda encontrarse confundido con lo que está sucediendo y se pregunte por qué demonios Diana no puede regresar a casa. Y vi que Greg Rucka ganaba, ese era seguramente el efecto deseado. Lector y prota desubicados…, en resumen, Diana se encuentra incapaz de regresar al Olimpo de Themyscira, y empieza a darse cuenta que tal vez su única esperanza sea esa odiosa chica-guepardo. A cambio de su ayuda, la villana quiere que la princesa amazona mate a Urzkartaga, para quedar libre de la maldición que la hace alimentarse de mortales. Una pata lava a la otra. «Quid pro quo». Y como el destino es así de cachondo, Diana y Steve trabajan en el mismo caso pero desde extremos opuestos. Aun así, el encuentro en la jungla ilustrará aún más ese pensar de que ambos están eternamente unidos. Algo así como Clark Kent y Lois Lane.

Se suele decir que un héroe es tan bueno como sus villanos. Greg Rucka se encarga en Las Mentiras de que la teoría se asiente. Un buen primer arco que vio la luz en la serie Renacimiento y que ahora se puede disfrutar de una sentada. A medida que disfrutaba el tomo me fui dando cuenta de un detalle, con ciertos matices, la historia daba la suficiente información para completar espacios en blanco a todo aquel desconocedor del personaje; como le sucedía al chico del metro. Se disfruta. Y es que seleccionando cualquiera de los títulos que ECC Ediciones está publicando en esta colección, siendo sincero, cada vez que leo uno de ellos me aficiono aún más a un personaje que siempre había visto con otros ojos.

Reseña: 100% Marvel HC. El Castigador: Zona de Guerra, de Chuck Dixon, John Romita Jr. y Mike Harris

Interminables alabanzas para definir esto de tener en un sólo tomo una serie al completo. En un solo volumen portable donde quiera que vaya, una maravilla que poder llevar bajo el brazo para degustar y abstraerse en cualquier lugar posible. La Maravillosa Época de los Integrales que estamos viviendo y que en el futuro recordaremos, o se recordará, como años dorados de publicaciones en papel. Como si no hubiera un mañana.

El Castigador: Zona de Guerra es una serie publicada por Marvel Comics donde vais a ver a The Punisher dándolo todo. Tramas que fueron escritas y dibujadas por varios artistas en un total de cuarenta y un números, pero donde esplende por encima de todo el inicio llevado a cabo en 1992; guionizada por Chuck Dixon, y con un John Romita Jr. pletórico a los lápices. El Castigador: Zona de Guerra está considerada la tercera serie más popular entre los aficionados, pero ya sabéis como es esto, para gustos los colores. En mi caso, leerla de un tirón así, ahora, y con la madurez que uno tiene en estos momentos, os juro que ha hecho tambalear mis dos altas posiciones que ostentaban Punisher Max y Diario de Guerra. Y no es para asustarse, se dice que con Zona de Guerra, el personaje llega a marcar en los 90s su máximo pico de explotación y popularidad.

Los seis primeros números comprenden un arco argumental. Con el trasfondo común de lo obvio: la guerra contra el crimen de Frank Castle como El Castigador convierte el Universo Marvel en una zona de guerra. Donde al abrir el tomo nos damos de bruces con un enfrentamiento: un oficial de policía recibió un disparo y un pintilla utiliza a otra poli como escudo humano. The Punisher le dispara y ella puede correr a auxiliar al otro agente. Mientras tanto El Castigador ejecuta al pintilla. Pero ella trata de arrestarlo y él, tranquilamente, le dice que haga lo que crea correcto. Y al no hacer ningún esfuerzo por detenerlo, se va. Comienzan a desatarse entonces toda una serie de crimenes violentos por la ciudad. Un colombiano herido se encuentra con sus superiores y les explica una reciente masacre. Frank Castle empieza a sospechar que su compañero Micro tiene un problema con la mafia. Noches después, desaparece. En una de sus salidas, Frank intercepta un robo de uno de los lavaderos de dinero que usan las Tríadas y los mata a todos, excepto a uno, que se niega a dar información. El Castigador lo tortura con una paleta, un trozo de carne y un soplete (hay que verlo). Pero todos los caminos parecen llevar al denominado Shotgun, que ha empezado a gobernar la gran ciudad de la noche a la mañana. Y cuando los jefes de reclutamiento policial empiezan a requerir gente, Mickey dice que tiene a un primo de Kansas ideal para el trabajo: Johnny Tower (El Castigador, encubierto) que va de todas-todas a por ese Shotgun…

Lo siguiente es que Rosalie se molesta porque las familias de la mafia se están reuniendo sin ella. Uno de los cabecillas le dice que debería irse a casa y llorar la muerte de su padre, tío y prometido. Ella argumenta que nació en La Familia y ha estado al lado de su padre desde que era pequeña. La mayoría alegan que no van a trabajar para una mujer. Ella ordena a sus chicos que lo maten. Después del altercado, se elige a sí misma como nuevo jefe y les da a todos su primer mandamiento: ¡Quiere a El Castigador muerto! Para asegurarse, Rosalie se reúne con Los 7 Asesinos y les explica los términos. Todos tienen puesto el ojo en The Punisher después de esa famosa recompensa de cinco millones de dólares.

Caña de la buena.

Ciertos desconocidos creen que cuando recomiendo algo con ansia, con tanto ímpetu, es por que soy así de entusiasmista, de forofo, de influencer… Es en esos momentos cuando les recuerdo (mi madre decía: «Tienes tan buena memoria, de lo rencoroso que eres».), les recuerdo a esa gente sin fe, que El Castigador: Zona de Guerra es una jodida maravilla.

Reseña: El Jardín de los Enigmas, de Antonio Garrido

Simplemente una historia maravillosa. Un thriller que nos transporta al Londres de 1850. Una historia cautivadora en la que se fusiona de manera extraordinaria la ficción con personajes inolvidables e increíbles hechos reales. Antonio Garrido nos deleita con una ciudad absorbente repleta de tonalidades y detalles que nos llevan desde los bajos fondos en los que la gente está condenada a malvivir junto a las ratas, a las lujosas fiestas de la alta sociedad. Un autor que homenajea a los clásicos anglosajones con misterio, pasión, peligros, espionaje y exotismo colonial.

En El Jardín de los Enigmas estamos en un momento histórico, concretamente en los meses previos a la celebración de la 1ª Exposición Universal. Narrada en tercera persona y enfocada en lo que será nuestro protagonista principal Rick Hunter, un cazarrecompensas con grandes dotes de observación tras sobrevivir a una emboscada, el susodicho sigue una pista que le llevará hasta una floristería llamada Pasión de Oriente. Recordad que estamos en la época victoriana donde la moralidad impedía exteriorizar las pasiones. Pero aquí, entre plantas, se envian mensajes ocultos. Lo que parecía ser un simple entretenimiento amoroso de historias de lujuria y sexo, era en realidad un sistema criptográfico entre personas con poder que se dejaban ver en las fiestas de Kensington Palace. Nuestro protagonista se verá arrastrado hacia una trama de asesinatos.

Historia increíble de aventuras que vais a leer aquí. Un Londres tan fascinante como peligroso. Personajes enfrentándose a amenazas y conflictos políticos, mezclando documentación con una atmósfera fastuosa. Nos iremos adentrando en subtramas, una de ellas nos llevará hasta la India a maldiciones de los antiguos cultos hindúes; fumaderos de opio, servicios secretos, el Crystal Palace y los oscuros muelles del Támesis con el increíble lenguaje de las flores. Además, sabremos de oscuros secretos, enigmáticos ojos azules que se iluminan, caracteres violentos y obsesivos, negocios que acarrearan terribles consecuencias, hombres poderosos, miserables, amor, venganza, ambición y crímenes. Encontraremos personajes reales que ayudarán a la resolución de enigmáticos hechos. John Rusell, el que fuera primer ministro, o Lord Henry Palmerston, secretario de exteriores. También tendremos una protagonista inspirada en la que fuera la hija de Lord Byron. Pero yo quedé enamorada de Memento, inventando artilugios mecánicos mientras esconde un rostro desfigurado. Aunque si debo ser justa lo mejor de todo es ese dialogo entre Rick y Daphne en la floristería.

Los jardines de Cremorne, las mansiones aristocráticas, llevan el sabor y la delicadeza recordándonos a novelistas de la talla de Jane Austen. La prosa y la trama se tejen ambas con gracia y un hábil dominio del lenguaje. El flujo de sus palabras es elegante e intrincado. Descripciones detalladas se juntan con diálogos que se sienten reales dentro de una lectura inolvidable. Dicen que todo crimen oculta un secreto pero, ¿podría un simple ramo de flores provocar la caída del imperio más poderoso del mundo?

Adentraros entre sus páginas y descubridlo.

Reseña: Rómpete Corazón, de Cristina López Barrio

Y decía ese verso del Hamlet de Shakespeare: «¡Esto no es bueno ni puede acabar bien! ¡Pero rómpete, corazón, pues debo refrenar la lengua!».

Comentaros que he leído algo muy hermoso. No podía tener un principio más entrañable: Érase una vez… Ese comienzo es ya una promesa de que se contará una historia y no cualquier tipo de historia. Palabras que forman un pacto con el lector, evocan un poder donde todo es posible. La autora, dentro de una narrativa que trasmite sentimientos y emociones, nos introducirá en la inquietante desaparición de una niña. Novela de misterio con apariencia de cuento de hadas y con ese poso de miedo que dejan las leyendas, la trama nos lleva al monte de Abantos, en la sierra de Guadarrama, un lugar repleto de mitos. Al caserón familiar regresa Blanca Oliveira. Allí hace ya doce años desapareció su hija Alba. Ahora vivirá de nuevo la tragedia con la desaparición de otra de las dos hijas que le quedan. La historia se repite con la misma única pista de la anterior desaparición, una cinta roja hallada en su jardín. Un jardín del cual dicen que contiene una de las siete puertas del infierno…

Un guionista que se instala de huésped buscando inspiración para un guion, y un policía que no logró cerrar el anterior caso, ambos se verán involucrados en una saga familiar en la que las mujeres sufren una enfermedad hereditaria que produce locura. Por si esto fuera poco, hay un cuento macabro en esta familia sobre La Bella Durmiente, un cuento maldito. Relaciones tóxicas y triángulos amorosos, tiempos perdidos, decisiones equivocadas buscando otras oportunidades; una trama contada por cada uno de los personajes en primera persona en capítulos cortos que se van alternando en un antes y después. Nos negaremos a ver culpables dentro de la casa, así que miraremos hacia ese extraño pueblo donde la médium narra sobre unas apariciones en las noches de luna llena en agosto.

Cristina López Barrio usa un ambiente gótico de susurros en la oscuridad, brumas, golpes de viento y arias cantadas desde el interior de habitaciones vacías. Sentiremos unos personajes llenos de secretos que no nos cuentan nada por miedo o culpa. ¿Hay límites en el amor? El respeto, la confianza y la lealtad se pondrán a prueba hasta lo inimaginable.

Repleta de trozos sublimes, Rómpete Corazón tiene suspense e intriga policíaca entremezclándose con el poder del destino y lazos familiares. Caballos enterrados en cementerios particulares, túneles bajo tierra, guardián de cuentos, cartas de tarot sacando a la muerte; dicen que los vínculos de sangre a veces no son suficientes pero no debemos olvidar que por esa sangre siempre se han hecho los mayores sacrificios. También es verdad que hay durmientes que no se despiertan por un simple beso.

¡Qué! Una historia entre novela negra y cuento de hadas, ¿no? Solo puedo aplaudir y aplaudir.

Reseña: El Cielo en Guerra (Integral), de Pinard y Dauger

Creo que El Cielo en Guerra no se puede definir mejor que con la frase con la que abre su introducción: «Una gran saga en cuatro partes que sigue la historia de la aviación francesa durante la Segunda Guerra Mundial». Y ahora recopilado en un portentoso integral de cómic europeo como sólo Norma Editorial sabe hacer; podemos adentrarnos, sumergirnos en historias, desdenes y batallas espectaculares en el aire, gracias a Philippe Pinard y Olivier Dauger que saben narrar con rigor histórico la historia de la potente aviación francesa de entonces.

Los Diablos Rojos es el primer álbum que comprende la tetralogía. La batalla de Francia vista a través de los ojos de un joven piloto en el famoso escuadrón de combate que marcó una época. Un viaje desde el comienzo del conflicto hasta el armisticio del 22 de junio de 1940. Con la impresionante muestra de la táctica Blitzkrieg en tierra gala. Etienne de Tournemire es un joven teniente recién licenciado que acaba de unirse al escuadrón de los Diablos Rojos; contra toda expectativa, los vehículos blindados alemanes han logrado cruzar las Ardenas, los panzers, apoyados por la aviación, continúan su infernal ataque y amenazan con cruzar el Mosa en el Sedán francés. Estamos ante una de las batallas decisivas de la guerra, pues si los alemanes se hacían con este punto clave, los panzers evitarían la parte mejor fortificada de toda Francia… Etienne de Tournemire y sus camaradas en el centro de la lucha, superados en número, intentarán revertir el curso del destino.

Una curiosa historia se cuenta en Escarapelas en Llamas. Junio de 1940, un verano desastroso para Francia. El escuadrón de los Diablos Rojos sufre una debacle general y se retira al norte de África. El armisticio redistribuye las tropas y se rompen algunos juramentos de lealtad. A partir de ahora, se tendrá que elegir entre volar bajo los colores de Vichy o participar con las Fuerzas Francesas Libres. Todo se precipita y Francia camina a marcha forzada hacia la derrota. Las retiradas y las deserciones se suceden a un ritmo infernal. Llegan a orillas del Loira, donde Etienne y su compañero André Marceau mantienen su última batalla antes de unirse al norte de África. Pero un nuevo evento cambiará sus destinos: el drama de ver a la flota francesa siendo bombardeada por los propios ingleses. El compromiso de los pilotos franceses contra sus aliados de ayer es solo la premisa de una confrontación aún más cruel.

¿Era indispensable en una serie así el álbum Alerta en Siria? Sí, si deseamos tener en cuenta todo lo que sucedió durante las últimas horas de combate aéreo en junio del ´40. Completar en nuestra cabeza lo ocurrido, hasta el bendito aterrizaje aliado dos años después. Tensión, locura, desazón, una letanía de quejas constantes ante un miedo creciente: ¡Y los refuerzos! ¡Cuándo llegarán más aviones, armas más poderosas! Decenas de clichés que reconoceréis aquellos fans del buen cine bélico, asiduos a documentales o hayáis leído libros relacionados con la ocupación final de París. Brillante en este cómic la filosófica conversación sobre Kant entre un personaje y un oficial alemán.

Con Operación Tourch llegamos al final de esta entretenida tetralogía. Noviembre de 1942. Por fin, los escuadrones angloamericanos llegan como apoyo al norte de África defendido aún por el ejército de Vichy. Los escuadrones franceses contra los aviones aliados apoyan el combate hasta el alto el fuego… Épica y más épica.

Apreciando y poniéndonos del bando de los perdedores, los autores nos introducen en un bando francés que intenta preservar los intereses de un invasor que se vuelve más temible cada día. El dibujo es magnífico (como ocurre siempre con Dauger), y los colores permanecen a buen nivel de un álbum a otro (me gustaron mucho los verde-marrón-blanco de Europa y los beige-ocre para África-Siria-Iraq). Un guión instructivo, patrullas y escaramuzas en el cielo, épica durante cuatro días de intenso combate. Álbumes que se dejan leer con verdadero placer. Y aunque no encontraréis personajes entrañables, algunas de sus conversaciones se os quedarán grabadas por siempre. Un espectacular integral que hará las delicias de los aficionados al cómic bélico.